Comenzando

Paula Vip Escort Barcelona

Si tu curiosidad te ha traído hasta aquí, déjame decirte que no me llamo Paula, aunque tú podrás llamarme así.

Soy escort desde hace cuatro años. Me considero una profesional del sexo de pago.

¡Disfruta de este rincón!

Este espacio no pretende otra cosa que, ser el descanso a través de la palabra escrita de quién suscribe.
Paula.
PaulaVip.
De profesión…escort. Yo misma.

La nuestra es una profesión, u oficio, (como a una amiga mía le gusta llamarlo), que por motivos obvios nos obliga a mentir a las personas que más cerca están de nosotros.
Así pues, son las que más amamos, queremos y respetamos. Obvio que les mintamos. ¿Paradójico verdad?

Pocas personas o ninguna, en nuestro entorno, tales como padres, herman@s, hij@s, amig@s, entenderían cómo y por qué, somos profesionales del sexo de pago.
Y el mentir, nos lleva a una soledad establecida, a tener que quedarse para una misma, las sensaciones, los días tristes, los tragos amargos.
Hay que enjugarse las lágrimas, hacer de tripas corazón, empujar garganta abajo ese gemido lastimero que precede a un llanto quedo y hondo. Profundo y lastimero por lo verdadero del dolor que lo ocasiona.
Y seguimos.
Seguimos porque tomamos decisiones en nuestras vidas que de un modo u otro te marcan el camino.
Seguimos porque somos luchadoras.
Seguimos porque somos independientes, y (casi) siempre sabemos lo que queremos.
Seguimos porque debemos.

Porque no todo es malo en esta profesión.
La suerte, la bendita o maldita suerte, ésa que puede echarte a perder la vida o darte un empujón, según le dé.
Porque ella es caprichosa y cruel. Maldita y generosa.
La suerte, la buena suerte, que en gran parte deberá ser trabajada por la escort cada día, te hace encontrar grandes personas en el entorno.

Me considero afortunada de contar con buenos amig@s, amig@s de verdad, que si te ven mal, lloran contigo. Y siempre, siempre, te echan una mano.
Y no hago diferencias entre sexos, porque ahí han estado algunos de mis compañeros de juego, y algunas de mis compañeras más queridas.

Y siempre hay alguna persona especial, ésa que hace que todo se sobrelleve mejor.
Ésa, a la cual quieres proteger no contándole que tuviste un mal día, y que sin embargo…lo sabe. Y te mira. Con ojos grandes, expresivos, tiernos, dulces.
Te mira. Y lo sabe. Gracias por estar ahí. Mil gracias por seguir aquí.
Ni millones de palabras surgidas del corazón, podrán nunca agradecerte tus atenciones, tus consejos, tu paciencia infinita.
Lo sé…Yo también te quiero!!!

Y a esa persona, sea pareja ó un amig@, no debemos dejar de cuidarla y atenderla, porque en muchas ocasiones, será nuestro puntal, nuestro guía. Nuestro norte.

Paula

PD: Si deseas colaborar en el Blog te lo agradezco de antemano. Para ello puedes escribirme a: paulavipbcn@hotmail.com

147 Comentarios

Cuando esta virgen era prostituta
soñaba con casarse y zurcir calcetines
pero desde que quiso
ser simplemente virgen
y consiguió rutinas y marido
añora aquellas noches
lluviosas y sin clientes
en que tendida en el colchón de todos
soñaba con casarse y zurcir calcetines.

Mario Benedetti

Share