Glory Holes ¿los conoces?

Por zudonna

Seguro que muchos de vosotros habéis escuchado hablar alguna vez de los Glory Holes (agujero glorioso) . también conocidos como pasillo francés.
Para los que no estéis familiarizados con este término, deciros que se trata de un agujero situado de manera estrátegica en la pared, normalmente de baños públicos o cabinas de shops, el cual se utiliza para mantener de manera anónima con la persona que esté al otro lado.

Glory hole también da nombre a los agujeros que existen en algunos juguetes sexuales o bien en las muñecas hinchables.

El funcionamiento es muy simple, un hombre introduce el pene en el agujero para que la persona que está al otro lado pueda practicarle sexo oral (es lo más habitual), sexo anal o vaginal si participa una mujer. Es una práctica muy excitante por el hecho de no ver que ocurre al otro lado mientras se recibe placer, pero también puede resultar un tanto peligrosa.
Originariamente era un práctica exclusiva de homosexuales pero con el tiempo se ha extendido mucho y tanto lo practican en ambientes hetereosexuales como homosexuales.
También es muy común encontrarnos glory holes en locales de intercambio de parejas o bien de temática . En estos lugares se les suele conocer más como pasillo francés, ya que como su nombre indica, es un pasillo repleto de agujeros situados a la altura de la pelvis.
Es una manera sencilla y diferente de tener con desconocidos y que cada vez gana más seguidores o curiosos que quieres probarlo.
Otra alternativa de los glory holes puede ser utilizarlos como voyeur, para poder observar o espiar que ocurre al otro lado.
Lo que si que es cierto es que hay que ir con cuidado de donde metes el pene o con quien juegas, ya que no sabes que te puedes encontrar al otro lado y tal vez pueda convertirse en una experiencia desagradable ya sea por transmisión de alguna enfermedad venérea o bien porque la otra persona no tenga delicadeza y pueda llegar a hacer daño.
También ocurre que muchos hombres heterosexuales que quieren experimentar en un pasillo francés no se atreven por miedo a encontrarse con un hombre al otro lado del muro, pero para ello hay algunos trucos. Por ejemplo puedes mirar por el agujero antes de introducir nada para ver quien hay, o bien pactar con una mujer para que se coloque al otro lado.

Cuando un hombre acude a un pasillo francés o glory hole tiene dos alternativas, introducir el pene en un agujero y esperar a que alguien se anime, o bien introducir primero la mano haciendo un gesto de llamada, para saber si hay alguien al otro lado responde con una caricia.
Si no lo has probado nunca y tienes curiosidad, te recomiendo que la primera vez acudas con un conocid@ con el que puedas ponerlo en práctica, así te aseguras una tranquilidad. O bien ir a un lugar donde tengan glory holes y sea de confianza.
Si quieres saber lo que se siente en un glory hole, tienes varios lugares donde probarlo. Por ejemplo para el colectivo gay existen un par de sex shops donde ofrecen esta posibilidad: Boyberry y Nostromo (c/Diputación, 208) en Barcelona y el sex shop de la plaza Cubo en Madrid.
Por otro lado hay locales de intercambio, como comentaba antes, que tienen pasillo francés como Rainbow, Libert ,6y9 o patty club en Barcelona y Sala Trivial, Pub Triángulo o Encuentros de Madrid.
Como ves si tienes curiosidad por saber que se siente no tienes excusa.
¿que te parece la idea? ¿has probado alguna vez un glory hole? ¿te gustaría?
Anímate y cuéntame tu experiencia.

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario