Sexo sí, pero sin dañar el planeta


Entre otros mandamientos, hay que reemplazar los lubricantes por aceite de oliva o manteca, evitar los juguetes eróticos de plástico, porque pueden contener PVC, y usar lencería de bambú o algodón orgánico. Aquí, la guía del buen «ecosexual».

En los últimos tiempos mucho se ha hablado de la contaminación ambiental y de los efectos que producen en la Tierra el calentamiento global, la lluvia ácida, el derretimiento de los glaciares, etc. Estos fenómenos, en gran parte son consecuencia de la irresponsabilidad del ser humano que ha ido destruyendo el planeta que habita. Por suerte, la conciencia ecológica hace esfuerzos sobrenaturales por imponerse. Incansables guerreros, los ecologistas creen que siempre hay que pensar: ¿Cómo puedo hacer mi vida aún más ecológica? Así, hay formas de preservar el medio ambiente desde la alimentación, la vestimenta, el transporte, ¿pero cómo hacer para no provocar daños ambientales a la hora de tener sexo?

«El sexo es una de esas cosas que no se estila a hablar públicamente, pero es una gran parte de nuestras vidas, y al igual que la comida, que la ropa que usamos, que los autos que manejamos, tiene un impacto sobre la Tierra», explica Jacob Gordon, el especialista en «sexo ecológico» del portal TreeHugger.com, una página que propone nuevas tendencias ambientalistas, desde un concepto moderno, en el que incluye al diseño, la moda y nuevas propuestas para preservar el medio ambiente.

«Tener una vida sexual ecológica incluye varios aspectos. La reproducción es uno de los factores que más influencia tienen sobre el impacto del sexo en nuestro planeta. Es importante que las personas sean prudentes a la hora de tener hijos. Los seres humanos han triplicado la población mundial hacia fines del siglo pasado y seguramente superaremos los nueve billones de habitantes a mediados del siglo XXI», opina Gordon.

En Europa, Greenpeace hizo pública una lista de prácticas que se pueden hacer «para ser una bomba en la cama sin dañar al planeta». Las propuestas son variadas, desde apagar las luces para no gastar energía o mantener relaciones sexuales durante el día, hasta reemplazar los lubricantes, que contienen productos contaminantes, por otros naturales, como el aceite de oliva o la manteca. Ahorrar agua es otra máxima del ecosex, ya que se trata de un recurso natural que está castigado por la contaminación y, en muchos casos, por la escasez. Y, convengamos, no hay nada mejor y más excitante que una ducha en pareja. Si bien los preservativos de látex no son biodegradables, son el único método de protección contra las enfermedades de transmisión sexual (entre ellas, el HIV), por lo que su uso sigue siendo considerado muy importante.

A la hora de aumentar el placer, los juguetes sexuales son una alternativa. Pero en la mayoría de los casos, sus componentes son de alto riesgo para el planeta y para la salud de las personas ya que contienen químicos dañinos, como el PVC, que es una sustancia tóxica cancerígena. Pero para todo hay soluciones. La industria de los juguetes sexuales ecológicos sacó una variada gama realizada en vidrio y acero, para que todos puedan divertirse sin poner en riesgo su vida. También se recomienda probar con las frutas como una banana o un melón (basta hacer un orificio del tamaño que cada uno necesite), o algún vegetal, entre los que la zanahoria y el pepino son los más populares, por asemejarse a la forma del pene.

La sexóloga Celia Laniado asegura que «no está mal que alguna pareja para salir de la rutina utilice verduras, pero deben estar perfectamente higienizadas y hay que usarlas con preservativo y lubricante, porque algunas se deshacen. Siempre van a ser preferibles los vegetales sobre los juguetes a pilas, como los vibradores, que sacuden mucho y la persona llega fácilmente al orgasmo, pero después se acostumbra tanto a la vibración que le cuesta llegar al orgasmo manteniendo relaciones con otra persona».

En cuanto a la lencería y la ropa interior, hay toda clase de opciones sexy hechas en bambú o algodón orgánico. Otro mandamiento ecológico obliga a evitar el consumo de ostras como afrodisíaco, para colaborar en la preservación del ecosistema marino. Pero sí está permitido el chocolate, el apio, la nuez, las frutas (en especial las rojas), los higos -que al partirse al medio obtienen una forma similar a la de la vagina de la mujer- y el vino orgánico. Otra advertencia que la organización ecologista le hace a los más osados, que disfrutan de tener sexo en sus jardines, es que no usen pesticidas o fertilizantes ya que al reposar los cuerpos desnudos sobre las plantas puede ocasionarle ronchas y picazón.

«Las personas que deciden implementar el sexo ecológico, se dan cuenta, en la mayoría de los casos, que una vida ecológica es una vida mejor», resume Gordon y adhiere al último de los consejos que hay en la lista de Greenpeace: «Haz el amor, no la guerra».

Fuente: http://www.clarin.com/diario/2007/04/25/conexiones/t-01406283.htm

Share

CONSEJOS PARA NUEVAS CALLGIRLS

Este texto sólo pretende, dar unos cuantos consejos prácticos para aquellas chicas, que se estén planteando la posibilidad de empezar a trabajar como escort.

A buen seguro, deben faltar muchos y buenos consejos en él. Si se te ocurre alguno, no dudes en incluírlo en tu comentario. Cuando empiezas, toda ayuda es poca.

Si eres neófita en estos lares,toma buena nota de cuanto leas. Úsalo según te dicte tu sentido común. Adáptalo a tí. Y…

 

No uses nunca tu nombre verdadero:
Encuentra un nombre que te guste. Será tu «nombre de guerra», por el cual serás conocida por tus clientes y en general, en este mundillo.

Usa un móvil sólo para este trabajo:
Cómprate un móvil de tarjeta, que sólo usarás para tus clientes.
Bajo ningún concepto se lo harás llegar a amigos, familiares, compañeros de trabajo o estudios, y en general, a nadie fuera de este ámbito. Recuerda que tu móvil es el vehículo por el que tus clientes pueden contactar contigo, no permitas que lo monopolicen.
Tus respuestas han de ser claras, sencillas y sinceras. No seas ambigua. Dí claramente qué servicios realizas y cuáles no.
Si hay servicios que los realizas, pero con suplemento, hazlo saber si te preguntan por ellos. De este modo, no darás pie a malentendidos. No aceptes llamadas de números ocultos, evitarás disgustos. Marca un horario de trabajo y llamadas, no atiendas fuera de él. Nunca llames a un cliente. Como mucho hazle una perdida. Puede estar en casa, reunido, con sus hijos.
Sé discreta.
Intenta no usar el mesenger, no sirve para captar clientes. Sólo para distraerles. Evítalo.

Higiene y presencia:
Sé escrupulosa con tu higiene y la de tus clientes. No debe valerte el «vengo duchado de mi casa». Una ducha compartida asegura una mejor higiene y es muy placentera para ambos.
Asegúrate de que das lo mismo que exiges.
Hazte controles sanitarios cada 3 ó 6 meses.
Lleva listerine o similar para ti y para ellos.
Puedes añadir un spray bucal de farmacia que lleva clorexidina, más desinfectante aún.
Los aceites para masaje con base acuosa, pueden llegar a romper los preservativos.
No uses perfumes penetrantes.
No uses maquillajes que puedan dejar rastro.
No uses purpurina, queda impregnada en la ropa y cabello de tu cliente.
Depílate con frecuencia.
Cuida tus pies y manos, a la mayoría de hombres les gusta fijarse en ellos.
Ve a la peluquería y a la esteticista regularmente.
Usa una bonita ropa interior y renuévala con frecuencia.
Tu ropa de calle debe ser insinuante, pero no debe llamar la atención más allá de lo necesario. Debes estar sexy, pero elegante, huye de la vulgaridad y busca tu propio estilo.
Siempre que el cliente te pida algo de vestuario en particular, intenta complacerle en la medida que te sea posible.

Si se trata de acompañarle a una cena, u otro evento pregunta dónde será, para ir vestida acorde a la situación.

Si dispones de apartamento propio:
Así mismo, se escrupulosa con la limpieza de tu apartamento, si lo tienes, y en especial de la habitación donde vas a «jugar».
La ropa de cama, así como las toallas, albornoces, zapatillas, etc…deben estar recién salidas del armario para cada uno de tus clientes.

Tú puedes estar espléndida, pero si tu entorno no, la cosa decae.
Prescinde de animales domésticos y si los tienes, mantenles encerrados durante el contacto.

Recuerda que: Es preferible no trabajar durante el período. Darte unos días de descanso al mes te será útil para hacer esas gestiones para las que nunca tienes tiempo. Además evitarás infecciones, que te apartarían más tiempo de tu trabajo que el propio período.

Normas básicas de comportamiento:
No hables de tu vida privada, más allá de lo necesario.
No hables mal de tus compañeras. Ellas pueden ayudarte en muchas ocasiones y algunos clientes saben sacar provecho de ciertas rivalidades y enemistades. No te prestes a ese juego. Sé lista.

No hagas preguntas personales. Si te cuentan, escucha.
Si preguntas, das pie a que te pregunten. Evítalo.

No mantengas relaciones de tipo sentimental con tus clientes. Más pronto que tarde te traerá problemas.
Usa un volumen bajo para hablar. Resulta más agradable.
Sé elegante en tus maneras.
Usa siempre el preservativo. Es básico para tu salud. Evita riesgos innecesarios.

Ten claras cuales son tus normas y hazlas cumplir:
No aceptes llamadas de números ocultos.
Túdas tu número, exige lo mismo.
Si un cliente no te da buen rollo, fíate de tu intución. Es muchas ocasiones es preferible un No a tiempo, que repara los daños.
Por tu seguridad nunca apagues tu móvil cuando estés realizando un contacto, déjalo en silencio y jamás atiendas una llamada mientras estés con un cliente.
El está pagando por ese tiempo y merece toda tu atención.
Busca una persona de confianza a la que poder decir siempre dónde estás, de qué hora a qué hora y con quién.
Sé puntual. Pide que lo sean.
Confecciona un listado de precios y pacta el precio y el tiempo que vas a estar con cada contacto. Cúmplelo.
Cobra por adelantado. Evitarás trabajar en balde, siempre hay «graciosillos».
Asegúrate que es dinero de curso legal. Se han dado casos de pago con fotocopias.
Cobra lo mismo a cada cliente por iguales servicios y tiempo. Eso te proporciona seriedad y constancia.
Procura llevar tus objetos más preciados en el neceser, dinero, móvil, etc.
Cuando vayas al baño, llévatelos contigo.
No lleves papeles identificativos o personales en el bolso. Ni D.N.I. ni carné de conducir, hay mucho curioso. -Procura tener tus contactos en el mismo sitio, (apartamentos, hotel etc..) así te conocerán y te sentirás más protegida.
Intenta no quedar en domicilios privados.
Si vas a trabajar con fotos, usa las tuyas, nunca falsas. Que sean recientes.
Usa en la medida de lo posible ropa y lencería que sean tuyas.
En ocasiones te pedirán que acudas a la cita con ellas.

Recuerda que en esta profesión el factor suerte no existe. Tu suerte será tu buen hacer y tu sentido común. Echa mano de ellos.

Paula

Share