‘Llueve en Barcelona’ de Pau Miró, llega al Centro Dramático Nacional


‘Llueve en Barcelona’ de Pau Miró, se estrenará el próximo jueves en la Sala Francisco Nieva del Teatro Valle-Inclán del Centro Dramático Nacional dirigida por el italiano Francesco Saponaro, quien confesó hoy que esta obra le ha «tocado el alma».

Protagonizada por Toni Cantó, María Valverde y Víctor Clavijo la función narra la historia de Lali, una prostituta que hace la calle y busca salir de la medianía de su vida junto a Carlos, su chulo y pareja.

David, el melancólico librero cliente de Lali, busca superar con ella su soledad y la inminente muerte de su esposa.

Este singular triángulo tiene como trasfondo el barrio barcelonés del Raval, en donde el autor la concibió en 2003 con el único objetivo de crear un texto «sencillo» que sirviese «a los personajes y a la situación», dijo hoy Miró.

Conciente de que esta historia puede extrapolarse a cualquier otro lugar del mundo, el autor confesó su fascinación por este barrio en el que se mezclan «trabajadores, inmigrantes, museos, facultades…» y en donde la convivencia entre toda esta ‘fauna’ le fascina, «pues se atrae y se ignora a la vez», dijo añadiendo lo «interesante» que resulta «escribir en los abismos, los límites y las fronteras».

Pau Miró habló de los tres personajes: «El cliente se libera de muchas cosas con la prostituta. El chulo es un hombre simple, brutal, goloso, sin demasiadas inquietudes, pero que siente gran amor y respeto por su compañera. Y Lali es una bomba emocional con gran sensibilidad artística. La obra se basa en su esfuerzo para avanzar», explicó añadiendo que sus textos, también este, «transpiran un poco de ingenuidad» y que fue en Nápoles donde Saponaro estrenó otra versión de la misma, donde tuvo la sensación de «haberla entendido bien».

TOCA EL CORAZÓN

Para el director de escena Francesco Saponaro, es «muy raro» dirigir la misma obra por segunda vez, pero ha querido que, en esta ocasión sea completamente diferente. «Es un texto que me ha tocado el corazón y que te permite buscar la emoción pues tiene la calidad del teatro», confesó.

«Este barrio del Raval me recordó mucho el de mi propia ciudad. La función habla del deseo de Lali de buscar la normalidad, que es justamente lo que mucha gente que vive en el sur de Europa desea. Este personaje es todo optimismo, tiene la vitalidad de una niña y esto es muy interesante», señaló. «He buscado el alma de esta obra en la que los actores son el centro de todo y en donde existe un punto de duda», agregó.

Por su parte, Toni Cantó elogió este texto «que tiene el valor de la aparente sencillez, pero que es rotundo, profundo y salvaje en el fondo». El actor, que encarna el papel del cliente, destacó los «momentos divertidos y a la vez devastadores» que presenta la obra y resaltó «el punto cómico y tremebundo a la vez» de su personaje. Asimismo defendió la actual dramaturgia española, que está muy «viva» y a la que es preciso «dar más oportunidades».

La joven María Valverde (Lali) reconoció lo «duro» que ha resultado este trabajo que, al mismo tiempo, no hace sino aportar «más fuerza» a su incipiente carrera teatral.

Para Víctor Clavijo (el chulo) este papel le ha permitido reencontrarse con el «actor más profundo» que lleva dentro. Recordó que se trata de un «texto lleno de secretos que recuerda a Chéjov y ensalzó la «humanidad» de los tres protagonistas.

Junto a Barcelona y Nápoles, la obra de Miró también se ha visto en Chile y se han hecho numerosas lecturas de ella en otros países. Además se ha traducido a seis idiomas y se ha creado una versión radiofónica.

Fuente: http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/maria-valverde-llueve-barcelona-cdn-3016608.htm

Fuente: http://www.europapress.es/cultura/exposiciones-00131/noticia-llueve-barcelona-pau-miro-llega-centro-dramatico-nacional-dirigida-francesco-saponaro-20090120163703.html

Share

El amor es química… y algo de amistad

Las hormonas definen el calendario amatorio: la testosterona dispara el deseo y la oxitoscina mantiene la fidelidad

El amor se suele considerar indefinible, porque unos lo ven con Freud como una sublimación del sexo, otros con Fromm como una de las bellas artes, y otros le aplican la palabra al gato. Pero ¿y si los tres tienen razón?

La antropóloga Helen Fisher, de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, se basa en sus experimentos de imagen cerebral (por resonancia magnética funcional) y en el resto de la evidencia disponible para defender una definición tripartita del amor. Primero el impulso sexual indiscriminado, una fuerza autónoma que desata la búsqueda de pareja en cualquier acepción del término; luego la atracción sexual selectiva; y por último el cariño, el lazo afectivo de larga duración que sostiene a las parejas más allá de la pasión.

Son tres procesos cerebrales distintos, pero interconectados. Y tienen una profunda raíz evolutiva común, porque su balance controla la biología reproductiva de las especies. El impulso sexual, la primera fase del amor, está regulado por la testosterona (masculina) y los estrógenos (femeninos) en el común de los mamíferos, más bien por la testosterona en los primates, y casi exclusivamente por la testosterona en el Homo sapiens.

Los hombres con más testosterona en la sangre tienden a practicar más sexo, pero también las mujeres suelen sentir más deseo sexual alrededor del periodo de ovulación, cuando suben los niveles de testosterona. El declinar de esta hormona con la edad va asociado a la reducción de todos los tipos de libido, incluidas las fantasías sexuales.

La testosterona no se relaciona con los gustos preferenciales, sino más bien con los genéricos. Los psicólogos del Face Research Laboratory de la Universidad de Aberdeen, Reino Unido, acaban de demostrar, por ejemplo, que los altos niveles de testosterona -incluso en el mismo hombre, cuando varían en distintos momentos- se correlacionan con su gusto por los rasgos de la cara asociados a la feminidad, en genérico, como ojos grandes, labios llenos, etcétera. De modo similar, muchos estudios han mostrado que los juicios de las mujeres sobre el atractivo masculino están afectados por los niveles de las hormonas sexuales.

Varios experimentos han cartografiado las zonas del cerebro que se activan al enseñar a los voluntarios una serie de fotos de contenido erótico explícito. Aunque los resultados son complicados, una de las activaciones más reproducibles y proporcionales al grado de excitación sexual declarado por el sujeto es el llamado córtex cingulado anterior. En un experimento independiente, esta misma zona resultó activarse cuando el equipo del voluntario metía un gol, una coincidencia que admite varios tipos de interpretación. O tal vez ninguna.

La segunda fase es el amor romántico, el amor en sentido clásico de la palabra enamorarse. Es un rasgo humano universal, y su característica definitoria es la atracción sexual selectiva. Por esta razón, los etólogos creen probable que el amor humano haya evolucionado a partir del ritual de elección de pareja, o cortejo de atracción típico de los mamíferos. Parece confirmarlo el hecho de que, en casi todos los mamíferos, ese cortejo se caracteriza por un notable despliegue de energía, persecución obsesiva, protección posesiva de la pretendida pareja y belicosidad hacia los posibles rivales.

Pero hay una diferencia. «En la mayoría de las especies», dice Fisher, «el ritual de elección de pareja dura minutos u horas, como mucho días o semanas; en los humanos, esa fase temprana de intenso amor romántico puede durar de 12 a 18 meses». Un año y medio para elegir pareja, ya está bien con el ritual de cortejo.

Según han documentado los antropólogos en 147 sociedades humanas, el amor romántico empieza «cuando un individuo empieza a mirar a otro como algo especial y único». Luego el amante sufre una deformación perceptiva por la que agiganta las virtudes e ignora las sombras del otro. Las adversidades estimulan la pasión, las separaciones disparan la ansiedad.

Son los signos de un alto nivel de dopamina en los circuitos del placer del cerebro, y así lo han confirmado los experimentos de imagen. Por ejemplo, enseñar a un voluntario una foto de su amada activa las rutas de la dopamina en los circuitos del placer. Estos circuitos guían gran parte de nuestro comportamiento -ni comer nos gustaría si no fuera por ellos-, y son los mismos que se activan en el ritual de cortejo, o de elección de pareja, de la mayoría de los mamíferos.

La hipótesis de Darwin era que las hembras elegían a sus parejas basándose en su «sentido innato de la belleza», pero la situación, al menos en la especie humana, parece haber sufrido todo tipo de complicaciones. El equipo de Steve Buss, de la Universidad Estatal de California en Fullerton, ha demostrado que el mismo hombre les parece más deseable a las mujeres si aparece rodeado de mujeres que cuando aparece solo, o rodeado de otros hombres. Por el contrario, una mujer pierde puntos ante los hombres si aparece rodeada de otros hombres. La interpretación no está muy clara, pero aquí hay algo que parece escapar del mero romanticismo. Hay otra componente más en en la elección de pareja. Cuando los investigadores preguntan a grupos de estudiantes heterosexuales cuáles son los atributos que más valoran para formar una pareja, cada estudiante parece buscar los mismos rasgos que se atribuye a sí mismo en un test independiente.

Pero el amor romántico, con ser larguísimo en el ser humano, no suele durar más allá de un año o año y medio, y los cachorros de nuestra especie están completamente inválidos a esa edad. Hace falta otro mecanismo que prorrogue los lazos afectivos, y lo hay. La pista vino de dos especies de topillos.

El topillo de la pradera (Microtus ochrogaster) tiene un comportamiento familiar intachable. Las parejas son fieles hasta que las muerte las separa, e incluso el 80% de los topillos no vuelven a contraer matrimonio tras enviudar. Los dos cónyuges colaboran sin rechistar en el cuidado de la prole, y suelen vivir con los suegros en paz . Todo lo contrario que su especie hermana, el topillo de la montaña, Microtus montanus: hoscos, enclaustrados en sus madrigueras individuales, traidores con sus parejas; los machos no cuidan de la prole en absoluto, y las hembras abandonan a las crías a las dos semanas de parirlas.

Larry Young, de la Universidad de Emory, descubrió que la buena fama de Microtus ochrogaster sólo es cierta como promedio: muchos topillos de la pradera son fieles y empalagosos, en efecto, pero otros son tan traicioneros y correosos como sus primos de la montaña. Ello le permitió hallar que la causa de esas diferencias entre individuos es un solo gen que evoluciona muy deprisa. El gen fabrica el receptor de la vasopresina.

La vasopresina es una hormona capaz de alterar el comportamiento, pero necesita acoplarse a un receptor situado en las neuronas para ejercer sus efectos. Los topillos que llevan una versión muy activa del gen tienen mucho receptor de la vasopresina en el cerebro, y por tanto son fieles y empalagosos. Los que llevan una versión poco activa tienen poco receptor y por tanto son traidores y malencarados.La versión de alta actividad predomina entre los topillos de la pradera -de ahí la buena fama de la especie-, y la de baja actividad es la norma entre los primos de la montaña, pero cada topillo es un mundo.

Los científicos empezaron a analizar ese gen en las personas y a comparar sus variantes con sus perfiles psicológicos. También añadieron a sus investigaciones otro gen similar que tiene también la capacidad para evolucionar muy rápido, el del receptor de la oxitocina.

Los dos genes están relacionados con la oxitocina y la vasopresina, dos hormonas que afectan al circuito del placer (o de la recompensa) cerebral. Estas hormonas actúan a través de unos receptores situados en las neuronas de esos circuitos. Los dos genes clave fabrican el receptor de la oxitocina y el receptor de la vasopresina.

Hasse Walum y sus colegas del Instituto Karolinska, en Estocolmo, han estudiado recientemente a 552 pares de gemelos o mellizos, y a sus parejas. Han analizado su gen avpr1a (el receptor de la vasopresina) y los han sometido a pruebas para evaluar sus «índices de calidad en la relación marital» y de «vinculación con la pareja». El 32% de los hombres con el gen variante permanecen solteros (frente al 17% con el gen estándar), y todos sus índices de «calidad marital» y vinculación afectiva son significativamente menores.

Cuando una topilla de la pradera recibe una dosis cerebral de oxitocina, se siente vinculada de inmediato al macho que esté más cerca en ese momento, y de forma perdurable. En humanos se ha hecho una prueba similar, pero con dinero. Un equipo de economistas y psicólogos suizos demostró que una simple inhalación de un aerosol de oxitocina hace que la gente confíe más en los extraños y, por ejemplo, les preste mucho más dinero en una situación ficticia (pero con dinero real puesto por el voluntario).

Ambos genes evolucionan muy deprisa y producen variantes (alelos) de mayor o menor actividad, con efectos similares a aumentar o disminuir la cantidad de las hormonas. Ya se ofrecen por Internet productos como Enhanced Liquid Trust basados en la oxitocina, «diseñado para mejorar el área de citas y relaciones en tu vida».

Pero el amor se parece mucho al amor propio. Lisa DeBruine, de la Universidad McMaster de Ontario, reclutó hace unos años a un grupo de voluntarios para jugar por Internet a una especie de dilema del prisionero. Cada voluntario podía ver en el ordenador la cara del otro jugador, y sólo con eso tenía que decidir si compartía con él su dinero o intentaba hacerle una pifia. La pifia, en realidad, se la había hecho DeBruine a todos los voluntarios, porque al otro lado del ordenador no había nadie. El supuesto jugador no era más que un programa, y las caras habían sido generadas por métodos informáticos. El resultado fue que la mayoría de los voluntarios había decidido compartir su dinero candorosamente cuando la cara del otro jugador era… ¡la suya propia!

Si hay una cuarta fase del amor, lo más probable es que esté al otro lado del espejo.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/amor/quimica/algo/amistad/elpepisoc/20090118elpepisoc_2/Tes

Share

Trabajadora Sexual

Pocas palabras tienen tantos sinónimos en castellano como “prostituta”. Algunos son tan curiosos como “ramera”, pues las pobres putas tenían que poner en el dintel de su puerta una rama para indicar su vituperado oficio. Pero estamos en una sociedad organizada y quién sabe si las firurifas no empezarán a pagar el IVA correspondiente en sus facturas. El último añadido a la lista de sinónimos es la de “trabajadora sexual”. Así lo acabo de ver en una esquela con la que distinguen a su compañera fallecida las pertenecientes a una asociación, llamada Hetaira. Está bien el nombre, pues las hetairas eran en la Grecia clásica las putillas con el equivalente de bachillerato. En el Japón imperial eran las geishas. Si se dice “trabajadora sexual”, habrá que suponer su carácter de actividad por cuenta ajena. Ese “cuenta ajena” solía ser un pájaro de cuenta, con nombres infamantes. Supongo que ahora se distinguirán los tradicionales chulos de los auténticos “empresarios sexuales”, con su impuesto de sociedades y su pertenencia a las asociaciones empresariales. ¿En qué sector de actividad se afiliarán? Como verán, me falta mucho conocimiento en algunos aspectos de la vida social.

Fuente: http://www.libertaddigital.com/opinion/amando-de-miguel/trabajadora-sexual-15563/

Share

Prostitución de Lujo


Para nadie es un secreto que el negocio de la prostitución mueve grandes sumas de dinero y España es un país que destaca en cuanto a cifras. De éstas, tan sólo un porcentaje pequeño procede de la prostitución de lujo. Es un tema del que se habla mucho, pero del que pocos datos se tienen. Esto contribuye a que se mitifique.

Puede ser fácil confundir a las prostitutas de lujos con las chicas de compañía. De hecho, la frontera entre un oficio y el otro a veces no está del todo clara y hay mujeres que la traspasan constantemente. Se dice que toda chica de compañía tiene un precio, y cuando a las cifras se le añaden ceros, eso se vuelve más probable. En cualquier caso, una chica de compañía es ‘alquilada’ por hombres de un excelente nivel económico, en algunos casos ejecutivos, pero no necesariamente. La chica sirve de compañía en cenas, reuniones, eventos, actos o presentaciones públicas. Son mujeres educadas, atractivas y ataviadas adecuadamente para cada ocasión.

Por otro lado, una prostituta de lujo puede ser requerida estrictamente para mantener relaciones sexuales, pero muchas veces también forma parte de una cara fantasía. En casos más excepcionales, una chica de compañía es solicitada para realizar alguna fantasía fetichista que no implica sexo. Tanto las chicas de compañía, como las prostitutas de lujo, suelen trabajar para alguna agencia, que se lleva una importante tajada del pastel. Generalmente, las agencias reclutan a chicas atractivas, sin antecedentes penales, sanas, y que son poco aficionadas al consumo de drogas. Les dan categoría de chicas de cinco estrellas, cuatro, tres… y las cantidades que se llegan a pagar por algunas son realmente desorbitadas.

En estos niveles, la prostitución es bastante exclusiva y los clientes han de cumplir una serie de condiciones económicas y de seguridad para la agencia. A ellos se les garantiza la máxima discreción y ésta una de las razones por las que un hombre opta por una de estas chicas. Sin embargo, ha habido casos en los que la situación se le ha ido a la agencia de las manos y se ha filtrado a la prensa información confidencial. Esto ha causado escandalosas dimisiones en el terreno de la política en varios países y en épocas distintas. A veces han sido los más puritanos quienes han sido delatados por alguna persona indignada por su hipocresía.

Desde hace unos años, los hombres se han atrevido más y se ha incrementado el número de prostitutos de lujo. Esto se debe a que existe una cierta demanda de sus servicios por parte de mujeres de clase económica alta, cuyos ocupados maridos las tienen desatendidas. O por mujeres maduras solteras que no se resignan a una vida sin sexo. También existe una demanda de prostitución de lujo para hombres homosexuales.

Originalmente, las agencias de chicas de compañía y prostitutas de lujo usaban el teléfono como principal medio de contacto. Hoy día está siendo sustituido por Internet, el cual se emplea cada vez más para contactar con la agencia, seleccionar a la chica y realizar la transacción. De hecho, sus portales cuentan con fotos muy atractivas de chicas muchas veces anunciadas como modelos.

Existen, asimismo, páginas web de aficionados a la prostitución de lujo donde evalúan a algunas de las chicas más cotizadas del mercado y ofrecen comentarios con respecto a su comportamiento social y sexual, su belleza, simpatía…

¿Crees que la prostitución de lujo está mitificada? ¿Has tenido algún tipo de relación con ese mundo? ¿Cuál es tu experiencia al respecto? ¿Y tu opinión?

Fuente:FHM

Fuente: http://laveraddominicana.wordpress.com/2008/12/21/prostitucion-de-lujo/

Share

Sevillanos que valen poco

LA campaña informativa que el Ayuntamiento de Sevilla realizó para que no se acuda a los burdeles ni a los descampados del reclamo sexual estaba cargada de buenas intenciones, pero no surte efecto. Por desgracia sucede lo contrario: más mujeres buscan en la prostitución callejera los ingresos que no logran en una coyuntura socioeconómica adversa. Y a mayor competencia, cobran menos por dejarse explotar sexualmente y ello facilita el desahogo de quienes no tienen escrúpulos y combaten durante un rato sus crisis públicas y privadas.

Para emprender con todas sus consecuencias tan loable empeño, la Delegación de la Mujer debe plantar cara a las cadenas de televisión que lo introducen en los hogares como entretenimiento. Telecinco comenzó con Sin tetas no hay paraíso y le endosó a Aída una prostituta. Antena 3 ha emitido Diario de una call girl. Cuatro eligió Matrioshki, extorsión sexual a jóvenes del Este.

Para hacer verdad el lema Sevilla libre de explotación sexual, los concejales y los agentes sociales deben hacer autocrítica para reflexionar qué está fallando en el sistema educativo y en las relaciones familiares. No se han cumplido los pronósticos que imaginaban mayor madurez sexual en las generaciones jóvenes de una época sin la represión moral de antaño. Los estudios sobre la población escolarizada indican que siguen utilizando en un porcentaje excesivo la prostitución como vía a la iniciación sexual y no les repudia pagar por ello. Aún no se han dado por enterados de la frase emblemática de la campaña municipal: ¿Tan poco vales que tienes que pagar? El elevado número de abortos por embarazos no deseados en adolescentes muestra que la subida de renta no ha ido pareja a la subida de educación.

Dudo que el Ayuntamiento materialice su ambicioso plan para erradicar el proxenetismo gracias a disuadir a los que poco valen y pueden pagar. Pero me apunto al objetivo de una Sevilla sin esclavitud.

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/315785/sevillanos/valen/poco.html

Share

Un hombre agrede a una mujer en un hotel de Centro

La policía detuvo ayer por la noche a un hombre de unos 20 años de edad que agredió, presuntamente, a una mujer nigeriana en una habitación del hotel Senator, en la Gran Vía madrileña, muy cerca de la Plaza de España. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía informaron que sobre las 23.48, el Samur recibió un aviso alertando de que había una mujer herida en la puerta del hotel. Los servicios sanitarios del Ayuntamiento trasladaron el aviso a la policía.

Según las mismas fuentes, la víctima tenía heridas incisopuntantes en las dos manos que habrían sido causadas con algún arma u objeto cortante. Tras recibir la presunta agresión en una de las habitaciones del hotel, de cuatro estrellas, la mujer salió corriendo a la calle pidiendo auxilio y visiblemente alterada. La agredida fue trasladada al hospital, pero no se temía por su vida.

La policía detuvo al presunto agresor y lo llevó la Comisaría de Centro. La policía científica, por su parte, trabajaba al cierre de esta edición en el lugar del suceso. Ayer por la noche se contemplaba la hipótesis de que el agresor hubiera contratado los servicios de una prostituta y en algún momento se hubiera producido una discusión.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/madrid/hombre/agrede/mujer/hotel/Centro/elpepuespmad/20090121elpmad_6/Tes

Share

Sevilla: El Ayuntamiento gasta 40.000 euros en una revista contra la prostitución


AMALIA F. LÉRIDA
SEVILLA. Mientras que la prostitución continúa presente en Santo Domingo de la Calzada y aledaños, incluidos colegios y guarderías; Trastamara, Sevilla-Este y clubes de alterne, con el consiguiente malestar de los vecinos de los barrios que piden medidas desde hace años, la única actuación visible y efectiva que el Ayuntamiento ha hecho hasta ahora -además de repartir preservativos en Nervión- es la edición de una revista que cuesta al año 40.000 euros, con periodicidad trimestral, una tirada de 3.000 ejemplares por edición y una distribución gratuita que tiene como ejes temáticos la explotación sexual y la violencia de género. «Maginaria», que es el nombre de la publicación fue presentada ayer por la directora de área de la Delegación de la Mujer, Victoria Olías, en una rueda de prensa a la que acudió la delegada, María Dolores Rodríguez, pero de la que se tuvo que ausentar por cuestiones de agenda.
En dicho acto, Olías anunció que la mesa técnica conformada en el seno del Ayuntamiento de Sevilla para la articulación del plan integral contra la prostitución comenzó el lunes la redacción de la ordenanza específica que velará para impedir la práctica de esta actividad en la capital hispalense, con la idea de que tanto la nueva normativa como el plan en que se encuadra sean aprobadas en Pleno municipal antes de abril.
Indicó que junto a la orden para comenzar a redactar la ordenanza, el órgano técnico llevó a cabo otros pasos iniciales, tales como la creación del nuevo protocolo del 112 para demandas concretas de casos de prostitución.
Sobre la ordenanza, que es «uno de los pilares» del referido plan incluirá sanciones a los clientes de las prostitutas; aunque la cuantía aún no está clara y una serie de medidas encaminadas a la reinserción social de las mujeres que son contempladas como víctimas de una situación dramática.
A la pregunta de si el Ayuntamiento tiene recursos suficientes para darle a esas mujeres techo,comida,escuela y trabajo, no respondió ni que sí ni que no sino que «es una labor integral en la que tienen que estar implicadas todas las delegaciones».
Por último, respecto a las demandas de vecinos de Nervión reclamando limpieza y vigilancia policial en las zonas donde se ejerce la prostitución, Olías subrayó que ya se activado el Cecop social y que, por lo tanto, esas medidas ya se han empezado a poner en marcha.

Fuente: http://www.abcdesevilla.es/20090121/sevilla-sevilla/ayuntamiento-gasta-euros-revista-20090121.html

Share

Berlín podría destinar parte de Tempelhof a la prostitución

Las autoridades de la capitsal alemana contemplan la alternativa de destinar las 105 hectáreas del inmenso e histórico aeropuerto a este oficio y así explotarlo como lugar turístico

Los responsables de urbanismo de Berlín contemplan la posibilidad de destinar parte del histórico aeropuerto de Tempelhof, que cerró sus puertas el pasado 30 de octubre, a la prostitución a imagen y semejanza de Amsterdam o Hamburgo.
El aeropuerto berlinés que ya ha pasado a la historia por el heroico puente aéreo que salvó a Berlín del bloqueo soviético durante 462 días -del 26 de junio de 1948 al 12 de mayo de 1949- no duerme tranquilo, ante más de 60 proyectos, de los que la responsable de urbanismo Regula Lüscher valora una docena.

Según publican este martes los diarios Berliner Zeitung y Bild, el proyecto 1281, que no ha sido descartado por las autoridades berlinesas, contempla la alternativa de destinar las 105 hectáreas del inmenso aeropuerto en la zona norte del aeropuerto que se encuentra en el casco urbano berlinés, a la prostitución.

El Columbiadamm, una avenida que limita con el aeropuerto, se convertiría -según el Bild- en Columbia-Strip, con autorización para que trabajen allí las prostitutas, además de una escuela de la tradición «tantra» del este indio sobre técnicas de meditación, un museo sobre el sexo, y otros sobre la homosexualidad.

El aeropuerto de Tempelhof, que cerró sus puertas tras 85 años de servicio después de que recibiera luz verde la construcción de un mega-aeropuerto en las afueras de Berlín, se convertiría en «lugar de atracción para turistas y artistas», resaltan los artífices de este proyecto.

Añaden que hay otros ejemplos en Europa que demuestran como «muchos barrios de prostitución que lo siguen siendo hoy o lo fueron en el pasado, son un imán para un amplio espectro de personas» y ponen como ejemplo el Soho londinense, el Moulin Rouge de París o el barrio de St. Pauli en Hamburgo (norte de Alemania).

El caso es que la competición de ideas para el edificio más grande del mundo después del Pentágono es uno de los temas favoritos de la prensa berlinesa y no es de extrañar pues que el alcalde de la ciudad-estado de Berlín inaugurara este lunes una exposición en el viejo aeropuerto bautizada Tempelhof-Historia del futuro.

Según el Berliner Zeitung, de los 61 proyectos presentados, 56 son alemanes, pero el resto vienen de Italia, Austria, Inglaterra, Irlanda y Brasil, la mayoría interesados sobre todo en el uso de los hangares y de las pistas de aterrizaje.

Y el gobierno regional de Berlín ya tiene claro que parte del recinto exterior del aeropuerto, de clara arquitectura fascista, tendrá que destinarse a superficies verdes, a viviendas y oficinas, con la consiguiente creación de 10.000 empleos.

Según explican los responsables de urbanismo al Berliner Zeitung, las probabilidades de que el Columbia-Strip se haga realidad son bastante escasas.

De los 80 proyectos presentados para el barrio Columbia -un descampado y la avenida que ocupan un espacio similar a 15 estadios de fútbol- el jurado valora seriamente una docena.

Es más probable que se acaben construyendo viviendas que enlacen con el animado barrio en torno a la Bergmannstrasse, una de las calles más animadas del multicultural Kreuzberg. No obstante habla en contra de este proyecto el exceso de oferta inmobiliaria.

Y, ¿qué pasará con los hangares? Los concursantes que prefieren mantener el anonimato, se plantean darle distintos usos: desde oficinas, instituciones culturales, museos, un hotel, gastronomía y recientemente los estudios cinematográficos de Babelsberg, en las afueras de Berlín (Potsdam), mostraron su interés por mudarse al mítico aeropuerto para convertirlo en un «Cinepuerto».

Fuente: http://www.el-nacional.com/www/site/p_contenido.php?q=nodo/64447/Sociedad/Berl%C3%ADn-podr%C3%ADa-destinar-parte-de-Tempelhof-a-la-prostituci%C3%B3n.-

Fuente: http://www.abc.es/20090121/catalunya-catalunya/tempelhof-entre-moda-prostitucion-20090121.html

Share

Sevilla.- Comienza la redacción de la ordenanza contra la prostitución, que se aprobará junto con el plan antes de abril

La mesa técnica conformada en el seno del Ayuntamiento de Sevilla para la articulación del plan integral contra la prostitución comenzó en el día de ayer la redacción de la ordenanza específica que velará para impedir la práctica de esta actividad en la capital hispalense, con la idea de que tanto la nueva normativa como el plan en que se encuadra sean aprobadas en Pleno municipal en el primer trimestre de 2009.

En rueda de prensa para presentar el primer número de la revista ‘Maginaria’, la directora de área de la Delegación de la Mujer, Victoria Olías, indicó que los técnicos y responsables de las distintas delegaciones municipales implicadas constituyeron ayer la unidad técnica necesaria, tras la creación del organismo de coordinación el pasado mes de diciembre.

Junto a la orden para comenzar a redactar la ordenanza, el órgano técnico llevó a cabo otros pasos iniciales, tales como la creación del nuevo protocolo del 112 para demandas concretas de casos de prostitución.

Sobre la ordenanza, que es «uno de los pilares» de un plan integral que pretende alcanzar aquellos aspectos donde «no llega» la ley –fundamentalmente centrada en la persecución del proxenetismo–, Olías confirmó que el texto incluirá sanciones a los clientes de las prostitutas; aunque la cuantía aún no está clara, sí aclaró que las puniciones no estarán relacionadas con las contempladas en la ordenanza ‘antivandálica’, ya que «precisamente lo sacamos de esa normativa porque no queríamos que se viera como algo vandálico, sino como una situación dramática».

La directora de área de la Delegación de la Mujer también especificó que, con motivo de las 17 medidas iniciales aprobadas en Junta de Gobierno respecto al plan, que no serán las únicas, se mantuvieron reuniones con entidades vecinales de las zonas más afectadas por la prostitución «de calle» –Nervión, Sevilla Este y el entorno de Plaza de Armas–. Sobre la presencia de ‘microclubes’, concretó que aún no se ha podido actuar en ninguno ante la falta de denuncias al respecto.

Ante la problemática de algunos vecinos de Nervión, que exigían la puesta en marcha de medidas de carácter «inmediato» como limpieza o presencia policial, Olías subrayó que ya se ha activado el Cecop social y, por lo tanto, dichas medidas se han empezado a poner en marcha. De hecho, recalcó, ha existido una experiencia piloto en Nervión, donde incluso se procedió al reparto de preservativos.

Todo ello fue expuesto en el marco de la presentación del primer número de ‘Maginaria’, que, con una tirada inicial de 3.000 ejemplares, una periodicidad trimestral y un presupuesto anual de 40.000 euros, se repartirá gratuitamente para que las mujeres «puedan contar con un foro que, lejos de circunscribirse al ámbito local, pueda ser una ventana a la globalidad y la interculturalidad», según expuso la concejal de la Mujer, Dolores Rodríguez (PSOE).

Fuente: http://www.europapress.es/andalucia/noticia-sevilla-comienza-redaccion-ordenanza-contra-prostitucion-aprobara-junto-plan-antes-abril-20090120135000.html

Share

La industria del sexo en Japón


La industria del sexo en Japón es una de las más activas y mueve muchísimo dinero, sin que haya visos de que esta situación vaya a cambiar, ya que cada año crece más y más. En el año 2001, por ejemplo, el negocio del sexo supuso unos ingresos de 2,37 billones de yenes, mientras que una década antes los ingresos estaban sólo en 1,7 billones. Una subida considerable si tenemos en cuenta la magnitud de las cifras que barajamos.

Estas cifras que hemos comentado no incluyen todos los ingresos relacionados con el “sexo virtual”, es decir, con la venta de revistas para adultos, la venta y alquiler de vídeos y DVD porno, o la pornografía por Internet. De hecho, las cifras tampoco recogen los ingresos de los más de 40.000 love hotels repartidos por todo Japón.

A primera vista casi parece que los problemas económicos de Japón no han afectado a esta industria, pero no nos engañemos, ni siquiera el negocio del sexo se ha librado ya que también aquí se han sufrido las consecuencias de la recesión japonesa, y no pocos dueños de clubes o de salas de baños han tenido que recortar precios como en cualquier otro tipo de negocios del sector servicios.

un 40 por ciento de los japoneses reconoce haber pagado para obtener sexo al menos una vez en su vida
Pero el sexo sigue siendo un gran negocio en Japón, y es que más de un 10 por ciento de los hombres japoneses utilizan servicios de índole sexual, cifra que crece hasta el 20 por ciento si hablamos de los jóvenes, según un estudio del propio gobierno japonés. En los Estados Unidos y en Europa estas cifras se sitúan en torno al 1 o 2 por ciento de la población. De hecho, según estudios hechos por grupos antiprostitución, un 40 por ciento de los japoneses reconoce haber pagado para obtener sexo al menos una vez en su vida. No en vano, en una zona especialmente dedicada al sexo en Tokio, de algo menos de medio kilómetro cuadrado, podemos encontrar unos 3500 locales dedicados al negocio del sexo, incluyendo locales de strip-tease, salas de vídeo, casas de baños, love hotels, sex-shops, clubes de teléfono, etc. Además, los japoneses no sólo disfrutan de esta industria en su propio país, sino que constituyen el mayor grupo de turistas sexuales en Asia.

Curiosamente, y según un estudio anual realizado por Durex, los japoneses hacen el amor una media de 45 veces al año (la media en Grecia es de 138 veces), siendo el país con un índice más bajo de todos los incluidos en la citada encuesta. ¿Pero no hemos dicho que la industria del sexo en Japón está mucho más extendida que en Occidente? Al parecer, los japoneses no le dan tanta importancia al coito, prefiriendo muchas veces otras actividades sexuales que no implican penetración.

Debido a la recesión y al declive de ciertos negocios sexuales “tradicionales”, los japoneses se han visto obligados a innovar. Algunas de estas innovaciones son los imekura (clubes de imagen) o los deliheru (contracción de delivery health, bienestar a domicilio), pero existen muchas más, de las que hablamos brevemente más adelante.

Takuro Morinaga, de UFJ Research, comentaba que “la vida media de los servicios más populares solía ser de 22 años, en los tiempos de gran crecimiento económico, pero hoy en día es de menos de 3 años”. Por lo tanto, las empresas no dejan de buscar innovaciones para añadir valor a los servicios que ofrecen, bordeando los límites de lo legalmente permitido, y aprovechándose de las nuevas tecnologías para poner en marcha sus servicios, como en el caso del deliheru. Además, utilizan una agresiva campaña de publicidad, llenando los buzones de todo Japón de panfletos que promocionan todo tipo de servicios sexuales, y que están al alcance de cualquiera.

Otro aspecto curioso salta a la luz cuando pensamos en la actitud aparentemente abierta de los japoneses con respecto al sexo, puesto que la industria sexual en Japón está pensada casi exclusivamente por y para hombres, habiendo una tremenda desigualdad. De hecho, el papel principal de la mujer en la industria sexual japonesa es el de empleada. Y generalmente con unas condiciones deplorables, pues bien sabido es que la mafia japonesa, la archiconocida yakuza, está detrás de la mayoría de negocios sexuales. Por ello, estos negocios se aprovechan de mujeres que se dedican a la prostitución porque no tienen ni un yen para sobrevivir, y que suelen ser extranjeras que han entrado de forma ilegal en el país (generalmente tailandesas o filipinas). También existen japonesas que se dedican a este negocio, por supuesto, pero éstas no suelen involucrarse en el comercio del sexo a tiempo completo, ya que no necesitan el dinero para cubrir sus necesidades básicas, sino más bien para poder gastárselo en ropa y complementos de firmas de alta costura.

¿Sexo en pareja?
En definitiva, los japoneses están más que dispuestos a pagar por obtener sexo (más que en Occidente, desde luego), del tipo que sea, pero siempre sin preocupaciones, sin ataduras externas ni lazos afectivos, porque en lo que respecta a las relaciones de pareja, el número de divorcios va en aumento y la natalidad está bajo mínimos.

Para hacernos una idea, podemos revisar una serie de estadísticas del año 2004 en las que se ve que el porcentaje de japonesas que llegando a los 30 años seguían solteras ascendía al 54 por ciento, mientras que en 1985 el porcentaje era únicamente del 30.6 por ciento. En cuanto a la natalidad, la media de niños por pareja en 2004 era de 1.32, muy por debajo de los 2.1 que serían necesarios para la regeneración de la población.

Básicamente lo que ocurre es que muchos hombres japoneses no quieren las complicaciones de una pareja, y las mujeres, en muchos casos, esperan y esperan hasta que aparezca el hombre perfecto, que ayuda en casa y que se preocupa por los hijos, que normalmente nunca aparece, y en muchos casos ambos prefieren seguir viviendo con sus padres con las menores responsabilidades posibles. Y en el caso de una pareja casada, si ya se han tenido hijos, la vida sexual de la pareja cae, como hemos visto antes, a mínimos increíbles.

La realidad es que, cada vez más, los japoneses separan el sexo marital (al que pocas veces se le considera como fuente de placer, sino simplemente como fuente de hijos) del sexo por el mero placer del sexo, y es por eso que la industria sexual en Japón es de las más variadas y creativas del mundo.

Servicios para todos los gustos
Como hemos comentado, Japón es uno de los países a la cabeza en “innovación sexual”, con una oferta de servicios de tipo sexual de lo más variado. No queremos acabar este artículo sin enumerar alguno de estos servicios o prácticas.

Burusera
Muchas chicas jóvenes que no se atreven a citarse con un cliente sí se atreven a vender su ropa interior. El dinero que obtienen no es tan grande, pero sí mucho más seguro.

Cuanto más usada esté la ropa interior más dinero recibirá la chica. Luego, esta ropa interior se guarda en cajas para preservar el estado original de la prenda. Hablaremos de esto con más profundidad próximamente.

Casas de baños
El negocio de las casas de baños, o soapland en japonés, es uno de los más conocidos de todos los negocios sexuales de Japón, y también el más antiguo, ya que comenzó su andadura allá por 1657. Son legales porque en teoría son simplemente casas de baños, y cualquier cosa que pase dentro es algo acordado entre adultos, que legalmente no entra dentro de la definición de prostitución. En este tipo de locales, los clientes pueden bañarse con las prostitutas, tras lo cual escogen a una con la que tienen sexo.

Este tipo de negocios fueron llamados originalmente «baños turcos” o torukoburo, pero el embajador turco en Japón protestó ante la asociación de ideas que esto podía implicar, pasando a denominarse soapland desde entonces.

Según un estudio de Takashi Kadokura, del Dai-ichi Life Research Institute, Inc., a principios de los años 80 había unas 1700 casas de baños, de las cuales en 2001 quedaban unas 1200 únicamente. Sigue siendo un número considerable, por supuesto, pero su declive es evidente y, por el momento, imparable, mientras que los “salones rosas” o pink salons los están sustituyendo a marchas forzadas, ya que ofrecen el mismo tipo de servicio pero mucho más barato, aunque con menos clase.

Está claro que este tipo de negocio ha sido el gran damnificado de la recesión económica, y es que los ingresos se han reducido a una tercera parte de lo que se ganaba en los años 80. Por eso, la única solución que algunos empresarios han visto como factible ha sido aumentar el número de servicios ofrecidos, y bajar los precios.

Clubes de citas
En estos lugares, según se dice, sólo ayudan a los clientes a conseguir una cita, no a obtener sexo. Muchas estudiantes japonesas se “asocian” con este tipo de clubes, porque así es más sencillo encontrar clientes que posibiliten el pago de caprichos tales como complementos de marcas de alta costura, entre otros.

Deriheru
Esta palabra viene del inglés delivery health, o, en una traducción libre pero ajustada a la realidad, “reparto a domicilio de bienestar”. Este tipo de negocio, que mueve unos 500.000 millones de yenes anuales, ha tenido un gran boom en los últimos años, debido a que los costes de inversión para iniciar un negocio de este tipo son bastante bajos si lo comparamos con el resto de negocios del mismo ramo: todo lo que se necesita es un pequeño apartamento con unos cuantos teléfonos. El propietario del negocio llama a sus empleadas sólo cuando las necesita, y así no tiene que tenerlas en la “oficina” ni que pagarlas mientras están en estas oficinas. Normalmente, de hecho, las trabajadoras no tienen ni siquiera contacto directo con sus jefes. Además, como en los anuncios que se ponen en postes eléctricos o en cabinas de teléfono sólo aparece un número de teléfono móvil, y lo que ocurra entre el cliente y la trabajadora es algo estrictamente privado, estos negocios están fuera del alcance de la ley.

La palabra inglesa health, que significa salud, en el inglés peculiar de los japoneses viene a significar placer erótico. Y lo que este servicio de entrega a domicilio entrega en la casa del cliente, o también en el hotel en el que está alojado dicho cliente, es una chica. Los servicios luego ofrecidos por esta chica son sexuales, pero no suelen incluir el sexo con penetración.

Según la Agencia Nacional de Policía, estos negocios han crecido enormemente, pasando de algo menos de 3000 en 1999 a casi 8500 en 2001 (como idea comparativa, baste decir que Japón es el segundo país en el mundo en número de McDonalds, y en 2001 sólo había unos 3900 locales).

Pero ya que se habla de que este servicio ha crecido mucho gracias a su bajo coste, ¿de cuánto dinero estamos hablando? Aproximadamente la media de coste se sitúa entre 10.000 y 15.000 yenes, mientras que una casa de baños puede llegar a costar unos 50.000 yenes. En estos servicios a domicilio, la chica se suele llevar la mitad de la tarifa, mientras que el resto lo transfiere a su empleador, con lo que no es necesario ni siquiera el contacto directo entre empleador y empleada.

Estudiosos del sector comentan que tal como está la economía, y con el actual nivel de desempleo que hay, cada vez hay más chicas que optan por este tipo de trabajos, ya que les permite ganar fácilmente más de 6 veces lo que ganarían si trabajaran en un McDonalds. Según otros, en 2001 se cifraba en unas 168.000 el número de empleadas de estos servicios de entrega a domicilio, aunque casi todas ellas suelen ser amas de casa que trabajan a media jornada. Pero también hay jovencitas, claro. De hecho, se estima que en Tokio, un 8 por ciento de las estudiantes de secundaria y de instituto han participado en este tipo de negocios en algún momento para poder costearse los típicos caprichos de marca.

Muchos de los “comercios” que se ven al pasar por la calle, empapelados de fotos de chicas, ofrecen este tipo de servicio. En ellos podemos ver fotos y más fotos, tanto de jovencitas como de chicas más maduras, con números de teléfono. Aunque en estas salas, siempre suele haber alguien que ayuda al cliente potencial a conseguir lo que quiere: el cliente le dice sus preferencias, y ellos se encargan de ver, entre todas las chicas de su base de datos, qué pueden ofrecerle que se adapte mejor a sus gustos.

Este tipo de negocios están perfectamente pensados para que las chicas que se dedican a esto de forma ocasional no sufran la vergüenza o el desprecio si sus familiares o amigos se enteran de su ocupación, porque existen empresas relacionadas que proporcionan certificados de empleo y nóminas falsas, que fabrican coartadas y excusas para que la chica puede ir de forma inesperada a cumplir con un cliente.

Enjo kōsai
Bajo este nombre encontramos las citas que se establecen entre hombres maduros y colegialas, a veces sólo para pasear cogidos de la mano, a veces para tener sexo, que permiten que estas jóvenes estudiantes consigan un dinero extra que les permite comprarse todo tipo de artículos de lujo que con su paga no se pueden permitir. También profundizaremos sobre este tema próximamente.

Imekura
Estos “clubes de imagen” son lugares en los que hay todo tipo de interpretación sexual, como la utilización de uniformes escolares o de enfermeras (de forma similar a los cosplay típicos en los salones del manga). El coste básico no incluye el sexo con penetración, pero se puede conseguir pagando un extra. Cada club se suele centrar en un tipo de imagen concreta, como uniformes de policías, o uniformes de enfermeras, etc.

Además, algunos de estos clubes están especializados en exhibicionismo. Esto quiere decir que el cliente puede contratar a una chica para que le acompañe en un viaje en metro, por ejemplo, y practicar sexo con ella en el andén, o incluso en el vagón.

Las empleadas de este tipo de clubes suelen ser chicas jóvenes, pero como estos clubes cubren todo tipo de fantasías masculinas, existen algunos que están especializados en mujeres mayores, llegando a tener empleadas de hasta 60 años.

Love hotels
Este tipo de hoteles suelen ser utilizados por horas, no por noches, porque están especialmente pensados para parejas de novios que no tienen donde encontrarse, o también para hombres que buscan un lugar apartado en el que tener sexo con alguna chica.

Casi todos estos hoteles son temáticos, con una decoración tanto de las habitaciones como del propio hotel que resultan muy poco discretos. Las habitaciones, sin embargo, están repletas de comodidades como jacuzzi, videojuegos, canales de películas porno, etc. Hablaremos más en profundidad de este tipo de hoteles próximamente.

Salas de vídeo
Son pequeños cubículos privados en los que el cliente puede ver una película por un coste situado entre los 1000 y 1500 yenes. El precio, además, suele incluir los pañuelos de papel.

Otras variaciones incluyen ver como una chica se quita la ropa mientras el cliente se masturba e, incluso, por un extra de unos 2000 yenes más puede venir otra empleada a masturbar al cliente. En cualquier caso, estas empleadas permiten ciertos toques íntimos, pero jamás se desprenden de la ropa.

También dentro de esta categoría se podrían encuadrar las pequeñas y sucias habitaciones que muchos clubes de strip-tease ponen a disposición de sus clientes, en las que se puede tener sexo con penetración con alguna de las bailarinas del club (casi siempre extranjeras). La entrada en estos clubes no cuesta más de 5000 yenes y el sexo con la bailarina, unos 10.000 yenes.

Salones rosas
Lo que los japoneses llaman pink salons son locales especializados en sexo oral y son los negocios que están barriendo a las casas de baños, ya que los costes son realmente ridículos. Por ejemplo, un bono de tres sesiones de sexo oral no cuesta más de 6000 yenes.

Estos “salones” son muy similares a cualquier bar normal, pero con la particularidad de ser especialmente oscuros. Cada cliente se sienta, y al cabo de un rato, una empleada se le acerca y le practica sexo oral. Al cabo de un tiempo, normalmente unos 10 minutos, se acerca otra empleada diferente para hacer exactamente lo mismo, y así sucesivamente hasta agotar el bono de sesiones que el cliente haya comprado.

En este tipo de locales, por un coste aproximado de 10.000 yenes, se puede conseguir la opción de sexo con penetración, que funciona de manera similar: una empleada se acerca al lugar donde está sentado el cliente y le hace el amor.

Sex-shops
Como en el resto del mundo, en Japón también existen este tipo de tiendas, que son muy similares a sus contrapartidas occidentales. Según el mismo estudio realizado por Kadokura, existen unos 1800 sex-shops en todo Japón, y la media de tiempo que un hombre pasa en un sex-shop viene a ser del orden de unos 8 minutos solamente. Los beneficios de este tipo de negocios han aumentado un 50 por ciento desde los años 80. De hecho, se estima que la media de visitas que tiene un sex-shop en un año es de unas 32.800.

Televisión y telefonía
El negocio del sexo también ha sido siempre muy rentable para las operadoras de cable o de satélite, y para las empresas de telecomunicaciones. Aunque esto no es nuevo, ya que es perfectamente conocido el gran negocio de los teléfonos eróticos, en los que la operadora al otro lado de la línea intenta que el cliente pase la mayor cantidad de tiempo posible al teléfono. También existen muchas páginas para teléfonos móviles que no son oficiales, pero que son fáciles de encontrar y que ofrecen números de teléfono para servicios sexuales (NTT DoCoMo, la operadora líder de telefonía móvil en Japón, reconoció en 2001 haber ganado 250 millones de yenes de “páginas no oficiales”, que eran casi todas de temática sexual).

Sin embargo, de las empresas de satélite y de cable no se tiene tanta información, ya que suelen ser reacias a divulgar qué cantidad de dinero ganan gracias al porno. Lo que está claro es que las ganancias son muy grandes. De hecho, uno de los proveedores de contenidos para cable reconocía tener 40.000 clientes abonados al porno, y también que la mitad del contenido que se compra en la modalidad pay-per-view era de temática sexual.

Terekura
Esta palabra japonesa es una contracción de los términos ingleses al estilo japones terefon kurabu, o clubes de teléfono. Estos clubes fomentan el primer contacto de muchas chicas jóvenes japonesas con este mundillo, y se estima que hacia el año 1998 había registrados casi 2000 clubes de este tipo. Según un estudio de la Agencia Nacional de Policía japonesa, publicado en el año 1997, una cuarta parte de las estudiantes de entre 12 y 15 años habían participado en este tipo de clubes en algún momento.

El funcionamiento es muy simple: los clientes, siempre hombres, van a estos clubes, se sientan en un cubículo que tiene un teléfono, a esperar la llamada de alguna de estas jovencitas. Para las chicas, el número de teléfono de los cubículos es gratuito, ya que es el cliente el que corre con el coste de la llamada. El objetivo final de esta llamada suele ser el concertar una cita entre ambos. Por supuesto, este tipo de prácticas es uno de los mayores caldos de cultivo para el enjo kōsai, del que hablaremos próximamente.

La influencia de Internet
Uno de los grandes afectados en la recesión de todo el país dentro de esta industria tan pujante han sido las revistas, y es que su venta ha caído en picado, a veces hasta un 15% anual, según la revista All Japan.

¿Quién tiene la culpa de esto? Además de la falta de dinero causada por la recesión, el mayor culpable de esta caída ha sido y es Internet, que contiene muchísimos contenidos gratuitos y sobre todo, en muchos casos, sin censura, ya que en Japón las leyes sobre obscenidad obligan a la utilización de un efecto llamado bokashi, que consiste en tapar los genitales haciendo que esa parte de la imagen salga borrosa. Sin embargo, según Mitsuhiro Shimamura, director de películas pornográficas, cada mes se producen en Japón 1000 películas pornográficas ilegales que no difuminan los genitales y que luego se pueden encontrar fácilmente en Internet.

Hiroyuki Tsunoda, uno de los presidentes de una de las empresas de entretenimiento para adultos más importantes de Japón, Media Station Co. Ltd., admite que Internet se he llevado gran parte de sus beneficios, ya que resulta muy sencillo descargar porno sin censurar de servidores extranjeros. Otras voces dicen que el problema también está dentro de la propia industria, que no se ha sabido adaptar a los tiempos que corren y que se ha encerrado en un tipo de temática que empieza a cansar. Esta temática “típica” que se sigue repitiendo hasta la saciedad es la de “joven guapa con hombre maduro experimentado”, mientras que en Internet es posible encontrar muchos más géneros.

Viendo que las cosas no van a mejorar, lo que han hecho todas estas empresas de vídeos para adultos es poner su página web en Internet, de lo que se obtienen importantes beneficios, porque como las películas ya han sido rodadas, y el dinero ya ha sido invertido, cualquier beneficio que se obtenga por Internet es un extra. Aunque todavía no están obteniendo tanto dinero como podrían llegar a obtener, porque de momento son pocos los que se plantean pagar por algo que se puede obtener gratis.

La prostitución más tradicional
Por supuesto, también hay prostitución “tradicional”, con mujeres que esperan en la calle a que pasen clientes potenciales, a los que decirles issho ni asobimasen ka, o traducido, “¿Jugamos juntos?”. La mayoría de estas mujeres suelen ser tailandesas, aunque también hay chinas y japonesas, y suelen utilizar los love hotels que tanto proliferan en Japón como lugares para dar el servicio. Generalmente es el cliente el que paga la habitación.

Como ya hemos dicho, la gran mayoría de estas mujeres son extranjeras, generalmente del sudeste asiático, que huyen de sus países en busca de oportunidades. Estas mujeres normalmente reciben un visado con la etiqueta “entretenimiento”, pero es bien conocido que muchas veces esta etiqueta es un eufemismo para referirse a “trabajadora sexual”. De hecho, alrededor del 80 por ciento de las mujeres asiáticas que entraron en Japón en la década de 1990 de forma legal tenían este tipo de visado. En 1998 el número de mujeres extranjeras dedicadas a la prostitución rondaba las 150.000, casi la mitad de ellas filipinas y un 40 por ciento tailandesas.

En la gran mayoría de los casos de negocios relacionados con el sexo, ya sea ilegal o de legalidad dudosa, es la mafia japonesa o yakuza la que está detrás.

Referencias
Coalition Against Trafficking in Women. Trafficking in Women and Prostitution in the Asia Pacific. Newsletter Volume 1.2, Winter 1998.
Internacional Labor Organization, Elif Kaban. UN labour body urges recognition of sex industry. Reuters, 18 de agosto de 1998.
1996 National Police Agency survey. Tokyo cracks down on teenage prostitution clubs. Reuters, 13 de agosto de 1997.
Coleman, Joseph. Pornography easy to find in Japan. Associated Press, octubre de 1997.
Supalak Ganjanakhundee. Migrant workers booming as Asian economy declines. Kyodo News, 23 de septiembre de 1998.

Fuente: http://japonismo.com/japonismo3/index.php/web/articulo/la-industria-del-sexo-en-japon/

Share