Lleida: Ros no retirará la norma que permite multar a las prostitutas y sus clientes

Ni las de las feministas, ni las de la oposición, ni las de las organizaciones de . Ninguna de las protestas formuladas desde estos colectivos basta para frenar la aplicación de una norma que se votó en el pleno de octubre y permite a la guardia urbana imponer a las callejeras y a sus clientes sanciones que no bajarán de los 300 euros. Lo dejó claro ayer el alcalde Ros, después de que durante lo que va de semana diferentes organizaciones hayan exigido al Ayuntamiento que retire la norma.

El cambio normativo afecta a la ordenanza municipal de civismo y calca lo ya hecho en Barcelona, donde se persigue desde hace varios años la prostitución callejera mediante sanciones. La modificación de la ordenanza está pendiente de su aprobación definitiva, algo que se producirá en el pleno de enero según dijo Ros ayer, pero fue ya validada con los únicos votos favorables del PSC en octubre. Antes de ser discutido en el pleno, el cambio normativo fue cuestionado por asociaciones de prostitutas como el Colectivo , que pusieron en duda su correción: “No frena la prostitución callejera, sólo la criminaliza y hace aún más precaria la situación de quien la practica”, señaló Cristina Garaizábal, portavoz del colectivo.
El jueves, la agrupación feminista Dones de Lleida y Candidatura d’Unitat Popular, una formación independentista que se presentó a las últimas municipales sin lograr ningún edil, presentaron sendos escritos de alegaciones en los que atacaban la nueva norma con parecidos argumentos a los que utilizó en noviembre el Colectivo Hetaira. A ellos se les añadió ayer ICV-EUiA, y lo hizo para reclamar que, antes de aprobar el cambio normativo de manera defintiva, se presente un plan de inserción para las prostitutas que ejercen en la calle. La portavoz de ERC en el pleno Montse Bergés se posicionó de modo similar y exigió además a la concejal de Servicios Personales Rosa Ball que opine sobre el asunto: “ De momento sólo han hablado el alcalde y la concejal de seguridad. Creo que ya es hora de que hable Rosa Ball”. Bergés señaló además que, desde el Ayuntamiento, se aseguró a ERC que durante la próxima semana se podrá conocer algún dato sobre el plan de inserción que Ros y su equipo preparan para las prostitutas que ejercen en la calle.
El alcalde cifró ayer en 30 las mujeres que ejercen las prostitución en las calles de Lleida. Las zonas en las que se concentran son La N-II y el casco antiguo. Ros descartó también la posibilidad de retirar el cambio normativo que prohíbe el comercio en las calles de la ciudad y se refirió en concreto a las alegaciones presentadas por el grupo feminista Dones de Lleida, en el que milita, entre otras mujeres próximas al PSC, la primera secretaria de las Joventuts Socialistes Jordina Freixanet. Según el primer edil, el hecho muestra que el PSC de Lleida es plural, pero no implicará cambios en las posiciones de él mismo y su equipo.

Fuente: http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=88352&seccio=Lleida&fecha=2009-01-10&sortida=03:00:00

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario