Sevilla: El oficio más viejo del mundo, el problema más antiguo de Nervión


Preservativos, drogas, peleas, ademanes indecentes, relaciones ,en el zagüan de las casas, en los parques, en los coches aparcados en plena calle, dentro, fuera, de día, de noche, en verano, en invierno, papeleras quemadas, restos de orina y excrementos, botellas rotas… La prostitución campa a sus anchas en Santo Domingo de la Calzada, en pleno barrio de Nervión.
«¡Yo ya ni me asomo al balcón! ¡Por la calle Fernando Tirado es horrorosa la cantidad de preservativos que se ven! ¡El otro día en la tienda de ahí al lado una mujer estaba contando… vamos a mí es que me da hasta cosa de decírselo!, ¡No los echa para atrás ni el frío, hasta con las bufandas puestas fornican!..».
En el barrio a cualquiera que se le pregunte tiene algo que decir porque van ya para veinte años.
Los vecinos de la calle Santo Domingo de la Calzada y aledañas ven todo esto y más desde sus ventanas, cuando llevan a sus hijos al colegio por la mañana, al recogerlos, paseando con sus nietos por las zonas verdes, al llegar a casa, al salir y, aunque el problema parece que se hace ya endémico desde hace unos cinco o seis años se está recrudeciendo y de unos tres meses a esta parte, aún más.
Cada día peor
Cada día va a peor a pesar de las manifestaciones, reuniones, protestas y escritos de los vecinos, representados en la asociación Huerta del Pilar, ante el Ayuntamiento, el Distrito, el propio alcalde y la Policía.
El director del Colegio Buen Pastor, Joaquín Egea, también ha protestado y hasta ha tenido que cerrar las puertas del centro que dan a Santo Domingo de la Calzada los fines de semana.
«Está claro -afirma Egea- que políticamente al Gobierno actual no le interesa este barrio».
Nadie recibe respuesta sólo promesas que nunca se cumplen mientras pasan los días, las noches y persiste el temor del vecindario incluso a que los niños contraigan una enfermedad «porque esos aparatos que dejan en la calle al día siguiente pueden que estén infectados y que un crío lo coja y entonces a ver quién va a tener la culpa».
Ayer tarde, a las cinco, aprovechando la salida de los niños del colegio Buen Pastor, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, se acercó a la zona para charlar con los vecinos, madres, padres y abuelos, y todos coincidían en que nadie arreglaba el caos del barrio.
Con una cazadora roja, y como si fuera un afectado más de la zona, el popular departió amistosamente con los vecinos, en el colegio, calles y parques y se «llevó las manos a la cabeza» cuando oyó que hasta con el frío que estamos soportando se ejerza la prostitución en la calle.
Los vecinos le transmitietron que delante del instituto Luca del Tena también se ponen y por los alrededores de una guardería cercana.
«Están por todas partes -decían- hasta en los portales, los encontramos y nosotros no les podemos decir nada porque a ver quién se enfrenta a ellos».
La situación está llegando a tal extremo que los vecinos y el director del Buen Pastor están pendientes de tener una reunión conjunta para decidir acciones de protestas ante la escalada de prostitución en esta zona céntrica, comercial y transitada de Sevilla en cuyas inmediciaciones se dan cita además de los centros reseñados, hoteles de prestigio y centros comerciales muy concurridos.
Al término de su encuentro con los afectados y antes de reunirse con Joaquín Egea, Zoido dijo a los periodistas que una vez más tiende al alcalde la mano y los 15 concejales del PP para acabar con esta lacra impropia de una ciudad como Sevilla.
Dijo que Monteseirín pare ce «estar rehén de no sabemos quién y por qué causas», en clara referencia a los concejales de IU que forman coalicción con el PSOE y recalcó que el alcalde no ejerce como tal pues, ante un problema de esta magnitd, se limita a hacer campañas divulgativas diciendo que no se debe ejercer la prostitución.
Ordenanza
El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla insistió en que hay que coger el toro por los cuernos, multando a los clientes, persiguiendo a los , resocializando y ayudando a las personas que se prostituyen y garantizando a los vecinos una convivencia pacífica, el simple derecho de pasar por la calle sin tener que ver lo que ven. Reclamó una ordenanza municipal para erradicar la prostitución de la ciudad, una ordenanza moderna como tienen Madrid y Barcelona y que a Sevilla le hace falta como el comer.

Fuente: http://www.abcdesevilla.es/20090113/sevilla-sevilla/oficio-viejo-mundo-problema-20090113.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario