‘La Vanguardia’ convoca a 26 entidades culturales para reflexionar sobre La Rambla

26 entidades convocadas por ‘La Vanguardia’ aportan ideas para mejorar el paseo  |  Teatros, museos, librerías y facultades se debaten entre actuar en defensa de la zona o aceptar la globalización

El debate y el reportaje que sustentan esta iniciativa de La Vanguardia surgió de una constatación: la Rambla es la arteria barcelonesa a cuyo alrededor se agrupa un mayor número de entidades culturales. Teatros, museos, salas de exposiciones, librerías y galerías de arte, centros universitarios y hasta restaurantes de probada reputación literaria. También las sedes de cultura del Ayuntamiento y de la Generalitat. En palabras de Oriol Bohigas, la Rambla es el gran eje cultural de Barcelona. Históricamente, de Hans Christian Andersen a Maria Aurèlia Capmany, y desde Pla y Sagarra hasta Vázquez Montalbán o Genet, son muchos los autores que han plasmado su carácter emblemático.

Y otra constatación fue que, en la polémica de los últimos meses sobre la Rambla, la cultura como tal apenas había hecho oír su voz. Se ha hablado de deterioro, de turismo masivo, de suciedad, de prostitución. Se ha especulado con la desnaturalización y la desbarcelonización del paseo. ¿Hasta qué punto es todo cierto? ¿Qué pueden decir, en tanto que vecinas, las entidades culturales? ¿Cómo pasar de ver la Rambla como paisaje y objeto de la cultura a percibirla como creadora y agente cultural?

Estos son algunos interrogantes que marcaron el debate organizado el jueves por La Vanguardia en el Arts Santa Mònica, aceptando la invitación de su director, Vicenç Altaió. Se trataba de aportar nuevas ideas a la labor de revitalización que ya llevan a cabo entidades como Amics de la Rambla y Tot Raval. Y se marcaron posiciones contrastadas: desde quienes postulan que la situación actual, con sus tensiones y conflictos, responde a la realidad de la era de la globalización y no debe regularse, hasta quienes, sobre todo entre los que viven y tienen negocios propios en la zona, reclaman una acción más directa para mejorar la Rambla. Y un cierto consenso se perfila en torno a la idea de promover más acciones conjuntas y publicitar la marca Rambla.

El encuentro celebrado en el Arts Santa Mònica contó con la participación de 26 representantes de las instituciones y centros del entorno de la Rambla. A continuación ofrecemos un extracto de las intervenciones, siguiendo el orden de estas.

Carme Cruañas (Directora Espai Cultural Caja Madrid): «Podría ser un referente mundial de la cultura»
«Este encuentro me ha abierto los ojos sobre el espectacular potencial cultural que hay en esta zona, que concentra el mayor porcentaje por metro cuadrado de Barcelona. La degradación de la Rambla es un hecho debido a la masificación del turismo barato, lo cual hace que el público local y el turismo de más calidad sean cada vez más reticentes a pasear por la zona. Como centros culturales, podemos convertir la Rambla en un referente mundial de la cultura. ¿Cómo? Uniendo esfuerzos y realizando proyectos conjuntos: itinerarios, editando un plano anual de esta zona que identifique todos los equipamientos culturales y sus ofertas…».

Jaume Doncos (Casa Beethoven): «Han expulsado a la gente de siempre»
«Trabajo aquí desde hace treinta años y he ido viendo el deterioro de la Rambla. Tenemos que trabajar todos juntos para salir adelante, pero lo veo difícil. La gente del barrio de siempre nos hemos tenido que marchar o nos han expulsado poco a poco. No tenemos ese orden necesario para poder vivir con respeto y naturalidad. Pero los medios están reflejando una Rambla mucho más peligrosa, que aleja al barcelonés».

Antonio Ramírez (Librería La Central del Raval): «Estamos en un punto de no retorno»
«La apertura de La Central encajaba perfectamente con el proyecto que había de convertir el Raval en un eje de interés cultural. Los primeros años la experiencia fue realmente positiva, tanto que unos años después abrimos otra librería en el Macba. Hoy nos planteamos la posibilidad de cerrar alguna. No porque el modelo comercial haya fracasado, sino por los robos que tenemos dentro de las tiendas. Robos de libros para vender en el mercado de segunda mano y robos a clientes. Ya no es cómodo estar aquí. Estamos en un punto de no retorno en el cual la degradación del barrio ya parece irrecuperable. Hay algo que se nos ha escapado de las manos y esto convierte al barrio en un espacio inhabitable, invivible para quienes hemos apostado por él. ¿Cuáles serían las causas de fondo? Básicamente un modelo de ciudad fundamentado en la atracción de turistas a toda costa y la ceguera del Ayuntamiento, que se niega a hacer autocrítica. Tenemos el barrio antiguo que nos merecemos como ciudad burguesa».

Carles Carreras (Vicerrector de la UB): «Intervenir es matar la calle»
La primera reflexión que desde la Universitat de Barcelona quiso transmitir Carles Carreras es que «la Rambla no es nuestra, es de mucha gente» y está sometida al mismo proceso de crecimiento que el conjunto de Barcelona. «Los cambios que se detectan en la Rambla son cambios de la sociedad y es importante recordarlo. Quiero traer aquí el espíritu de la periodista norteamericana Jane Jacobs, una de las más influyentes del pensamiento urbano del siglo XX, en cuyo libro La muerte y la vida de las grandes ciudades norteamericanas (1961) defendió la tesis de que la muerte de la ciudad norteamericana era el asesinato de la calle. Nosotros no estamos a favor del intervencionismo en la Rambla. La calle, para que se pueda mantener, ha de ser un lugar de encuentro social. A veces es el encuentro de un pobre ciudadano con un ladrón, un violador o un asesino, pero hay muchos otros encuentros. En el momento en que regulamos y suprimimos determinado tipo de actividad, corremos el peligro de matar la calle, el espacio público, el lugar de encuentro. Nada de lo que pasa aquí es ajeno a lo que pasa en el mundo, por lo que para encontrar soluciones es preciso comprender los problemas», concluyó, y ofreció los locales de la universidad, un espacio de conocimiento y reflexión, para proseguir el debate.

Bartomeu Marí (Director del Macba): «No hay industria limpia»
Desde su observatorio de la plaza dels Àngels, el director del Macba constató que la degradación de esa zona del Raval se ha acelerado en el último año. «Pero no nos pilla por sorpresa», admitió, y señaló el fenómeno turístico como el principal causante de esta nueva realidad. «No hay industria limpia, que no produzca polución, por lo que no deberíamos sorprendernos de una manera tan ingenua». Marí cuestionó la tendencia a dejar en manos de las instituciones culturales y en la intervención de los espacios públicos la regeneración de un barrio. «No es suficiente, y eso se ve muy bien en el Raval, donde el efecto contaminador ha tocado en una serie de sitios pero no en otros. Mejor que no se determine y que se deje a la ciudad misma generar y ocupar».

Rafael Vilasanjuan (Subdirector del CCCB) «La Barcelona cosmopolita es la de la Rambla»:
«La Rambla, la Boqueria, el Raval no pueden convertirse en banderas políticas. Estamos ante una situación en la que no niego que hay cierta inseguridad. Ahora bien, ¿degradación? Fue en los años ochenta cuando esta zona estaba degradada, hoy el nivel de inseguridad en el Raval es exactamente igual que en el centro de Praga. ¿Por qué lo que ocurre en la Rambla no pasa en Madrid, en Londres ni en París? Porque en ninguna de las tres ciudades hay un lugar donde pasan 85 millones de personas al año, lo que significa que hay días que circula medio millón de personas. Si pensamos y defendemos una Barcelona cosmopolita no es la de Gràcia, no es la de Sarrià ni es la de Les Corts, es la de la Rambla. Eso comporta riesgos y retos nuevos que hay que afrontar. El CCCB tiene vocación urbana, no está en el Raval por casualidad sino por una decisión que se tomó para renovar el centro de Barcelona. Nosotros entendemos que no hay ciudad sin espacio público, que produce tensión porque es donde encontramos las diferencias. ¿Qué podemos hacer desde el CCCB? Crear redes a través de las redes que ya existen. Estimular la cooperación y proporcionar a los actores locales instrumentos de diálogo junto con nuestra reflexión sobre lo que está pasando».

Joan-Francesc Marco (Director del Liceu): «¿Queremos la paz del cementerio?»
«Nos tenemos que preguntar qué queremos, si la paz de los cementerios o el conflicto de la convivencia. Lo tengo claro. Prefiero el riesgo, una cierta inseguridad. Estoy a favor de la intervención de los poderes públicos, pero a veces esa intervención comporta la muerte de la ciudad y la muerte del espacio público. Hay que huir de las soluciones fáciles y abordar el tema a través del diálogo. Desde el Liceu vemos que la Rambla no es ni inhabitable ni invivible. Si lo fuera no tendríamos 20.000 abonados ni habríamos vendido 380.000 localidades».

Carles Sants (Teatro Poliorama): «No es la calle del pecado»
El integrante de Tricicle, cogestor del teatro junto a Dagoll Dagom y Anexa, admitió que en torno a la Rambla se ha extendido «un pesimismo alarmista que hace que se hable más de sus defectos que de sus virtudes, que son más numerosas e importantes. Pero es un auténtico privilegio ser vecino de la Rambla, cuya oferta cultural no es comparable a la de cualquier otra zona de la ciudad. Hay que destacar este aspecto para mitigar el exageradísimo eco mediático de las fotos de las prostitutas. No podemos conformarnos con el sello de calle del pecado».

Gabriela Mpragas (Codirectora de Àngels Barcelona): «Dejemos de estigmatizar el Raval»
«La galería Àngels Barcelona está a dos manzanas de la Rambla. Y si estamos donde estamos, es por convicción y vocación. Creemos que el Raval se acerca mucho a lo que es el mundo. La alta densidad de comunidades y culturas dispares y poco asentadas en Barcelona puede acarrear problemas, pero también es un gran estímulo. De ahí que el barrio sea un generador cultural. La apertura del Macba en 1995 atrajo al barrio muchas galerías. La mayoría, sin embargo, han cerrado o se han trasladado a otras zonas. Si nosotros seguimos es gracias a un sentimiento de resistencia, que sería imposible de mantener si el Raval no tuviera este carácter vivo, regenerador, en constante evolución. El barrio ha mejorado en los últimos años. Aun así, a la gente de Barcelona sigue costándole acercarse. Es necesario un cambio de actitud. Es necesario dejar de estigmatizar el Raval».

Jordi Martí (Deleg. de Cultura del Ayuntamiento): «Necesita acciones de acupuntura»
«La primera vez que pisé la Rambla fue con un abuelo al que le gustaba pasear por la rambla Catalunya. Un día me debió de ver suficientemente mayor y al llegar a plaza Catalunya, que era el límite, me cogió de la mano y me dijo: «Hoy vas a conocer el mundo». Retomando una encuesta realizada el pasado junio, me di cuenta de que lo que les gusta a los barceloneses de la Rambla se parece bastante a aquella primera impresión mía: el cosmopolitismo, la mezcla de actividades, la diversidad, la sorpresa… Más sorprendente es saber que también les gustan mucho las estatuas (un 80%), los músicos de la calle (80%), y sólo un 3% por ciento se queja del exceso de turistas. Obviamente el problema número uno es la inseguridad y lo que menos gusta son las celebraciones de Barça. ¿Qué hay que hacer? Se necesitan acciones de acupuntura urbana, pequeños pinchazos que permitan mejorar algunas cosas: iluminación, seguridad, aunque sin desplegar al ejército de salvación nacional… Por otra parte, la Rambla comienza muy bien. En Canaletes sientes que estás en la calle más importante de la ciudad, y a medida que vas bajando esa sensación se va diluyendo. La apuesta por el sur es necesaria: dentro de unos meses se inaugurará la biblioteca del Gòtic y confío también en que podamos recuperar el teatro Principal para la ciudad».

Josep Moran (Institut d’Estudis Catalans): «La inseguridad la provoca la suciedad»
«Nuestra institución está en un edificio emblemático al que van muchos turistas. Ahora bien, todo aquel espacio del hospital de la Santa Creu es mejorable. El cosmopolitismo no está reñido con la dignidad. En Nueva York, una ciudad más cosmopolita que la nuestra, al lado de la Public Library tienen el Bryant Park y está en muy buenas condiciones. Más que la inseguridad, lo que nos abruma es la suciedad, o mejor dicho, la inseguridad que provoca la suciedad. Cuando era pequeño había servicios públicos, ahora no, con lo cual la gente orina donde puede. Ver gente orinando por todas partes será muy cosmopolita, pero no confundamos la suciedad con el progresismo».

Rafael Foguet (Reial Acadèmia de Ciències i Arts): «La zona norte es poco problemática»
Ubicada desde 1764 en el edificio modernista que alberga el teatro Poliorama, esta institución «ha contribuido al crecimiento de la Rambla y del país con cosas como el alumbrado de gas», según glosó Foguet, quien destacó que sus muchos visitantes, entre ellos premios Nobel, siempre elogian el atractivo de la Rambla. Claro que, dijo, en el norte la situación es poco problemática.

Ramon Llamazares (Presidente de Amics de la Rambla): «No hay que salvar la Rambla, hay que vivirla»
«Esta reunión es de lo mejor de lo que ha pasado este verano. La Rambla es un espacio público de 1,5 kilómetros por el que pasan cada año 78 millones de personas. La mitad son turistas, otro veinte por ciento son gente de fuera y el otro veinte por ciento son barceloneses. No podemos renunciar al turismo, no nos lo podemos permitir, pero sí hemos de corregir algunas cosas. Y en eso trabajamos nosotros y trabaja la administración. Por primera vez tenemos una concejal de distrito que necesita escolta. Esa circunstancia nos indica que sí se están haciendo cosas. Hemos de velar para que el dispositivo policial que se desplegó en la Rambla a partir de septiembre no desaparezca. La prensa debería hacerse eco de todo lo que se está haciendo. No hay que salvar la Rambla, hay que vivirla». (Ramon Lamazares hizo entrega de un documento suscrito por las entidades que integran la junta de la asociación, que puede leerse íntegramente en Lavanguardia.es)

Joan Manuel Tresserras (Conseller de Cultura): «Creemos una marca»
«En realidad yo soy un vecino temporal de la Rambla.Tengo la impresión que uno de los problemas que se plantean aquí tiene que ver con el desplazamiento de determinados sectores sociales por otros vinculados al turismo. La Rambla sorprende por lo que es, pero también por la gente. Esta característica, que en algunos momentos había sido un motivo de atracción para la población de la propia Barcelona, ahora es un motivo de desafección. De modo que me parece muy bien la reivindicación del eje cultural. En mi opinión, creo que conviene crear una denominación de origen, una marca, que identifique toda esta oferta y oriente al turismo a algo más que a la venta de souvenirs y de camisetas».

Louise McNally (Universitat Pompeu Fabra): «Unir universidad y barrio»
La intervención de la representante de la UPF se centró en la evolución de la presencia de la universidad en la Rambla. En este sentido, puso de relieve, como una de las últimas intervenciones, la instalación de la escuela Elisava de diseño en la sede de la universidad en la Rambla y la reutilización de la biblioteca como futura biblioteca del barrio.

Oriol Bohigas (Presidente del Ateneu Barcelonès): «El problema es el comercio»
«La Rambla ya es un eje cultural. Y eso no ha evitado que sea un desastre. Los barceloneses no van a la Rambla. Sólo un 17% de la gente que pasa por ella son ciudadanos de Barcelona. Hoy es un paisaje invivible, tal vez porque, más que cultura, lo que le falta es que sea más confortable. El problema es el comercio: un desastre, el peor de Catalunya. Sólo hay cuatro tiendas normales. Lo demás son agencias de cambio de moneda, fast foods y tiendas se souvenirs. Y eso sólo lo puede arreglar el Ayuntamiento con una actuación decidida y sin miedo. ¿Si en el 22@ las actividades están reguladas por la administración, por qué no podemos hacer lo mismo en la Rambla? Hace unos días tuvimos una reunión de las principales instituciones culturales de la ciudad con el alcalde y pude comprobar que la mayor parte de sus representantes no habían pisado la Rambla desde hacía diez años.

Dolors Lamarca (Dir. de la Biblioteca de Catalunya): «La Rambla siempre se ha rehecho»
«Estoy de acuerdo con lo que ha dicho Oriol Bohigas, el principal problema de la Rambla ahora es el comercio, con honrosísimas excepciones. Tal vez este es el turismo que queremos, pero es el que hace que la Rambla no sea un lugar para que los barceloneses paseen. Hemos de reivindicar el carácter cultural de la Rambla. Pero nos sentimos incapaces de dar visibilidad a nuestras instituciones. La Biblioteca de Catalunya no se ve. No se ve el antiguo hospital, el hospital público más antiguo de Europa. Yo lo imagino rehabilitado, totalmente ocupado por servicios culturales. Con un jardín que realmente esté a disposición de todo el mundo. Ahora no lo está: ahora está ocupado por el consumo de droga, la prostitución ocasional y por unas personas que se instalan allí y hacen sus necesidades. ¿Qué podemos aportar? Nuestro propósito es ponernos al servicio de la sociedad: no sólo los libros, sino nuestro propio edificio».

Miquel Espinet (Presidente del FAD): «El conflicto es social»
«Hay pocos lugares en el mundo como este. Y sin embargo, se degrada. ¿Por qué hay esa desafección hacia la Rambla? ¿Porque antes veníamos a pasear y ahora no? Podemos opinar poco sobre esto porque tiene poco que ver con el diseño y mucho con la sociología. Pero como usuarios sí que hemos hecho alguna pequeña reflexión. Creemos que el entorno es importante: aquí se vierte la composición social de los barrios del entorno, la gente que vive y que convive. Esto, combinado con el extraordinario efecto del turismo, hace una combinación explosiva. Hemos de volver a vivir la Rambla».

Joan-Anton Maragall (Director de la Sala Parés): «Celebremos un año Rambla»
«Robert Hugues dice que la Rambla es para Barcelona lo que la plaza San Marcos es para Venecia o Regent Street para Londres. Con una diferencia: ni Londres ni Venecia permitirían que se degradara así. A la Rambla se la ha dejado hacer, no ha tenido una protección especial. Mejorará si la cuidamos, pero quien primero ha de cuidarla es el Ayuntamiento. La Rambla lo que necesita es que la utilicemos los ciudadanos de Barcelona y la única manera de hacerlo es que haya cosas que nos interesen. No hay otro eje con más equipamientos culturales en la ciudad. Son más de cuarenta, y nunca se ha hecho un plan integral que permita al ciudadano percibir ese lugar. Repasemos la señalización de estos equipamientos: es precaria. Sería magnífico que se hiciera una gran exposición sobre la Rambla. ¿Y por qué no un año Rambla? Que esta vía sea un espacio multicultural no es un problema, todo lo contrario, pero la utilización masiva no puede estar reñida con el civismo y el civismo lo ha de cuidar el Ayuntamiento».

Rosa Gil (Casa Leopoldo): «Nos han robado nuestra calle»
«Nos han robado la Rambla. Nos la han robado porque los propietarios de algunos lugares emblemáticos vieron una maleta llena de dinero y la aceptaron. A mí también me la ofrecieron, pero no la acepté, como tampoco Jaume Doncos, de Casa Beethoven. Cuando estos grupos de presión, estas mafias, se han incrustado de una manera tan contundente…, no es fácil sacarlos. Hemos de conseguir que la Rambla vuelva a estar en manos de gente de aquí porque nadie ama más su calle que el autóctono. O esto, o que se marquen unas pautas y se obligue a cumplirlas a todo el mundo a rajatabla».

Pere Comas (Museu Marítim): «También tenemos una responsabilidad social»
«Yo creo que esta no es la peor época de la Rambla. Hemos olvidado que hubo un tiempo en que el paseo acababa en la calle Ferran. Esto no quiere decir que ahora no sufra por el uso masivo del turismo y la emergencia de nuevas formas de pobreza. No soy partidario de una intervención pública. La verdad es que me da miedo. Después de la ordenanza de civismo…, ¿qué podemos hacer las instituciones culturales? Hacer bien las cosas; continuar ocupando el espacio y asumir nuestra responsabilidad. No debemos olvidar dónde estamos, cuál es nuestro entorno y asumir nuestras obligaciones con él».

Núria Paricio (Gerente de Tot Raval): «La solución es el trabajo colectivo»
«Los equipamientos culturales tienen una gran responsabilidad. Les animo a secundar el modelo que nosotros hemos puesto en práctica en el Raval: la colaboración entre todos. Sin él, este barrio estaría mucho peor. Lo que hoy estamos discutiendo aquí debería ser el primer paso para empezar esa labor en la Rambla. Una labor en positivo en la que deben implicarse los medios de comunicación. En el Raval, cada 11 de noviembre celebramos un gran festival de cultura en el que participan cien entidades y colaboran 2.000 voluntarios. Nunca sale en la prensa».

Josep Cots (Librería Documenta): «En la Rambla ya no hay vecinos»
«El secreto de la Rambla son sus vecinos. Y este es el problema, porque estos barrios están vacíos. ¿Quién vive en el Gòtic? ¿Quién lo soporta? Los turistas que hacen fotos y se van. La ciudad se banaliza, y cuando se banaliza queda indefensa. La red social, la convivencia, ha ido desapareciendo. La prueba la tenéis en la Boqueria: ¿qué se vende en la entrada de la Boqueria? ¡¡¡¡ Zumos para turistas y bandejas de fruta!!! Por esa razón sólo quedan cuatro comercios tradicionales en la Boqueria, porque no hay vecinos, porque no hay red social. Es verdad, en la Rambla hay muchas instituciones culturales, pero una exposición sobre Ocaña no salvará la Rambla, la salvarán los Ocañas de cada día».

Pep Tossar (Director del Círcol Maldà): «La condena del «fast food»»
«El actor mallorquín evocó el efecto devastador que ha tenido el turismo en su tierra de origen, Mallorca, para concluir que Barcelona se halla inmersa en un proceso similar. Tossar vaticinó que dentro de cincuenta años la librería Documenta o la Casa Beethoven serán fast foods».

Vicenç Altaió (Director del Arts Santa Mònica «Evitemos el debate entre libertad y seguridad»
«Soy vecino de la Rambla. Hay unos microproblemas de tipo higiénico y de seguridad que parecen enormes. Me sorprende esta incapacidad para encararnos con ellos. Tal vez se debe a que en este paseo hay muchas mentiras instaladas, muchas confusiones entre cultura, turismo, arte y negocio. Es necesario salir de la banalización del turismo, de los museos hechos para llenarlos de turistas. Y hay que salir del clásico dilema entre seguridad y libertad y hemos de sumar la cultura porque la cultura es urbanismo y es urbanidad».

Octavi Botana (Responsable de la programación cultural de la Fnac): «Apertura nocturna»
«La apertura nocturna de ciertos museos e instituciones ayudaría también a paliar el impacto turístico y la masificación generalizada que ahora padece la Rambla. También pensamos que hay espacios por descubrir desde la altura: deberíamos reivindicar los tejados como espacio.

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20091025/53811262986.html

Share

La prostitución se mantiene en Sevilla Este tras primeras medidas, según vecinos, que dan hasta finales de año

La presentación del plan integral contra este fenómeno tendrá lugar en los próximos días, tras su aprobación en Junta de Gobierno

El sector de vecinos de la barriada de Sevilla Este más cercano a las avenidas del Deporte y Emilio Lemos, uno de los núcleos de prostitución que existen en la capital hispalense, no han constatado mejoras tras la aplicación de las medidas iniciales de trabajo con estas mujeres por parte del Ayuntamiento de Sevilla, toda vez que la situación se mantiene «tal y como estaba antiguamente».

 

El secretario de la asociación de vecinos ‘Las Ciencias’, Víctor Ogalla, explicó a Europa Press que, en este sentido, los residentes se han marcado un ‘in-pass’ para ver si dichas medidas, que fueron hechas públicas a los propios moradores del entorno por el Consistorio el pasado mes de septiembre, surten efecto, dando un plazo que caduca a finales del presente año 2009.

 

El único lapso de tiempo en el que se observó una reducción del fenómeno fue cuando, a finales de 2008, la Policía Local comenzó una labor de presencia disuasoria en los alrededores de la tradicional zona de actividad de estas personas en el barrio –Emilio Lemos y la parte más cercana al mercadillo–. «Luego, cuando se retiraron, la situación volvió a quedar exactamente igual», lamentó.

 

Ello trae consigo los mismos «problemas» que los vecinos han denunciado históricamente, y que Ogalla centró en «menudeo de drogas, broncas y peleas». Por el momento, la corporación local, según anunció a los propios vecinos, se encuentra en labores de «concienciación y sensibilización», sin que, por el momento, ello haya repercutido en la disminución o cese de la prostitución en el entorno, finalizó el líder vecinal.

 

Según Ogalla, la prostitución en Sevilla Este es una actividad «histórica», dándose el «agravante» de que el colegio ‘El Manantial’ está en el entorno, «y no es algo muy agradable para los niños los restos de preservativos y jeringuillas que quedan en el lugar».

 

De otro lado, fuentes municipales precisaron a Europa Press que es inminente la presentación de los términos del plan integral contra la prostitución, que se llevará a cabo en los próximos días, una vez el documento sea aprobado en la Junta de Gobierno Local.

http://www.que.es/madrid/200910261226-prostitucion-mantiene-sevilla-primeras-medidas.html

Share

Francesc Betriu califica como retrato del barrio chino y de su gente ‘Mònica del Raval’

El debate sobre la prostitución está en la calle. Especialmente desde que en julio un diario publicara las fotografías de meretrices ejerciendo en plena calle y a la luz del día en la zona de la Boquería.

La casualidad ha hecho –porque el estreno estaba pactado desde mucho antes– que Francesc Betriu estrenara en este contexto Mònica del Raval, un documental que parte de la historia de una prostituta que se presenta como “un retrato del barrio chino y de su gente”.
A medio camino entre la realidad y la ficción, Mònica del Raval se estructura a través de una persona de 42 años que ejerce la prostitución “de forma libre” en la calle Rovador del Raval y que además es una persona “culta, que cursó estudios de informática sin acabarlos y que un día decidió ejercer este oficio” en el barrio chino de Barcelona. “Combino personajes reales y de ficción, pero no hay ningún autor profesional. Todos son gente que viven en el Raval”, explica el realizador de Organyà. “Sin manipulación ni cámaras escondidas”, Mònica del Raval es un documental en el que predomina “el humor” en consonancia con las primeras películas de Francesc Betriu, como Furia española, La vida andaluza o Sinatra. Y es que el autor de l’Alt Urgell argumenta que su obra tiene mucho del “esperpento valleinclanesco”. “Es un cine que practicaba mucho Berlanga”, recuerda el autor, que afirma que su cine, a diferencia de películas como La plaça del Diamant o Réquiem por un campesino español, ha tenido muy en cuenta.
Estructura dramática
Mònica del Raval es un filme con una “estructura dramática medida” y es, a la vez, un documental en el que conviven “diversas historias”.
Francesc Betriu comenta que el documental no sólo explica la vida de Mònica, sino que también se adentra en su entorno, habla con sus amigos, narra cómo son sus clientes y sus vecinos de escalera. En definitiva, un “retrato de un barrio y de su gente”. Un barrio chino, además, que como recuerda Betriu, está siempre en “transformación” y es la zona que siempre ha recibido a la inmigración llegada desde otros puntos de España o desde otras partes del planeta, lo que convierten al barrio chino en un “barrio peculiar”.
Sobre Mònica, el realizador explica que trabajó durante más de 15 años en la puerta del Liceu y que es una gran lectora y aficionada del Barça. “Asistió a la final de la Copa de Europa de Wembley”, afirma el autor, que dice que en la película también habla el director del instituto en el que estudió la protagonista del documental.
Francesc Betriu también habla de la coincidencia del estreno de su película –que en Lleida se pudo ver en el Funatic– con el debate sobre la prostitución en Barcelona. “El estreno se pactó mucho antes de que El País publicara aquellas fotografías”, explica el realizador de Organyà, que asegura que el documental ni quiere ni debe participar de este debate.
Un recuerdo para su población natal
Francesc Betriu muestra su voluntad de continuar trabajando en la misma línea de Mònica del Raval. “Haré más cine de este tipo”, dice el autor, que ahora se centra en la preparación de Les varietés y Naltros, els ganxos, un retrato sobre sus convecinos de Organyà.
“Será un filme subjetivo sobre mis recuerdos en Organyà”, afirma Betriu, que relata que hasta los ocho años vivió en su población natal y que después ha mantenido una estrecha relación con la villa de l’Alt Urgell.
“Ya he comenzado a rodar alguna cosa, pero espero que el trabajo dure años”, dice Francesc Betriu, que recuerda que para el rodaje del documental Mònica del Raval ha invertido cuatro años de trabajo y nada menos que 198 horas.

http://www.lamanyana.es/web/html/lanoticia.html?id=94465&seccio=cultura&fecha=2009-10-26&sortida=03:00:00

Share

Paula y el arte de Cuchares. Por Gerundio

PaulaVip.com

Paula y el arte de Cúchares

por Gerundio el Jue Abr 17, 2008 7:17 pm

FECHA DE LA EXPERIENCIA: Abril 2008. Esta semana.
NOMBRE DE LA CHICA: Paula
NOMBRE DE LA AGENCIA: Independiente
WEB: www.paulavip.com
DIRECCIÓN: Plaza de Toros Monumental de Breda
TELÉFONO DE CONTACTO: Ver Web
TARIFAS APLICADAS: Ver Web
DETALLES DE LA CHICA: Española (catalana), edad sobre los 40., altura (metro setenta) cabello (rubio) constitución (Alta y delgada) tatoos & piercings (no) fumadora (la invité a fumar y aceptó) sexo (encantador) carácter (ideal, alegre, divertida, dulce)
PUNTUACIONES DE LA CHICA: cara B, físico en general MB, pechos como me gustan pequeños, culito delicioso, trato perfecto, francés E, trajineo E, implicación EE y valoración global EEE. Repetirías. Por supuesto. Ya relaté anterior ventura en http://www.forosx.com/phpbb2/viewtopic.php?t=7296
Ya os conté hace tiempo mis aventuras con Paula. Y si recordáis el desenlace, ¡vaya pretensión la mía!, estuvo torera, torera y torera. La plaza pidió como premio cortar las dos orejas y el rabo y ella, magnánima, perdonó, cortó orejas y dejo el rabo al cabestro, muá y muuu, para otros tientos.
Y pensé: ha pasado un cierto tiempo, toreado estoy, y como dicen los de la peña, cabestro toreado, cabestro resabiado. ¡Vamos a intentarlo de nuevo! Esta vez, cuando vea un quiebro, como ya la conozco, le lanzo un tiento, que se por donde derrota, conozco sus engaños, que dicen que por raza los de mi ganadería tienen casta.
Y aquí estoy, nuevamente en el ruedo. Lustroso, que en el descanso quien me alimenta me ha cuidado, los cuernos bien afilados, estampa fina no obstante mi peso, con ganas de envite, a dar faena, a mostrar mi peligro a quien me torea.
Y se abre el chiquero. Entro resoplando en el ruedo. Y allí, en un tercio, aplomada y quieta, está Paula esperándome. Y corriendo, levantando arena, fui a por ella, al primer quite, que no se diga que me alejo del envite.
Error. Uno puede ser cornudo, cosas de la naturaleza, que a unos nos da cuernos y a otros se los ponen, pero no tonto. Por cómo me esperaba me di cuenta que estaría mejor pastando en la dehesa, luciendo entre las vacas, que lidiando con la torera.
Ha cambiado. A mejor. Un nuevo traje de luces, cuerpo trabajado, un corte de pelo favorecedor, esa sonrisa permanente de que el peligro no va con ella. No la vi asustada, me esperaba, firme y templada.
Seré breve, que en materia de derrotas, no cabe extenderse. Os juro que probé todas las artes, y cuando digo todas son TODAS. Si, pesado, esa también. A buen aficionado, faltan finos y sobran aguas. Porqué iba resabiado, ya me había toreado. Lo intenté por delante, por detrás, por un lado, por el otro, por arriba y por abajo. En este tercio, en aquel otro, ahora me levanto, ahora tiro de lado. Lo probé todo, TODO, esperando en algún momento pillarla. Vanos intentos. Agotado, lo he de reconocer, como siempre, terminé arrollado.
Y ella, tranquila, disfrutando, ahora dos naturales, ahora un pase de pecho, mira por donde dos verónicas, aquí te clavo la puya, acá te coloco cuatro banderillas, ninguna caída, dos desplantes y cuatro giros, todo ello con el trapo, arrimando, ¿Cómo no pude cornearla si notaba pegado a mi todo su cuerpo?. ¡Si os contara como lo maneja y se ayuda del capote!.
Llegado el momento de matar, solo hizo el ademán. Casi me muero de miedo, me veía muerto y ella entera. Porque la plaza rugía, ¡será cabrón el respetable!, pedía que cortase el rabo y a falta de orejas, los huevos. Y para acallarla, gracias Paula, gritó: vamos a perdonar al animal, que merece otra oportunidad. Y, en ese momento, yo quieto, asfixiado, intentando tomar viento, se acercó para el último desplante: no acostumbro a torear becerros, la próxima vez quiero más aliento, que me hagas disfrutar, el placer del peligro y del miedo o no te volveré a perdonar.
Y mientras volvía por el chiquero, renqueante y cojo, de reojo, vi como daba la vuelta al ruedo, elegante, compuesta y sonriendo, como si nada tras mi esfuerzo. No soy rencoroso, la muy maldita estaba guapa, lo reconozco, y yo hecho un adefesio.
Esto no acaba así. Hablaré con Miura, el ganadero, que del humorista con H no necesito consejo. Tarde o temprano, manda la casta, la torera se va a enterar. ¡Lo juro por mis cuernos!

 http://foro.forosx.com/paula-y-el-arte-de-cuchares-t10472.html

http://www.paulavip.com/content/view/28/34/

Share

El Coito Profundo, Una Caricia Interior

No se trata de un cariño para el alma, no. Es completamente físico, sutil, leve, pero mira de frente al deseo. Se trata del acoplamiento sexual, pero sin el clásico movimiento de penetración.

Los dos sexos se acarician el uno al otro, sin que los cuerpos tengan que moverse, como ocurre en la relación sexual clásica en donde predomina el movimiento de va-y-ven del pene en la vagina.

Como realizarlo

Basta con que el pene penetre en la vagina sin moverse. Para ello, es necesario desearse mutuamente, para obtener al mismo tiempo una erección y lubrificación vaginal.

La caricia se realiza mediante un movimiento interior de los sexos: el pene se mueve cuando el hombre contrae los músculos de su perineo, por lo que se levanta y acaricia el interior de la vagina. La mujer aprieta su vagina alrededor del sexo de su pareja. Y los dos movimientos se responden el uno al otro.

Este movimiento requiere práctica y la mejor posición para lograrla depende de las preferencias de la pareja, sin embargo, por comodidad y cercanía, la posición más propicia para la caricia interior es la siguiente: acostados los dos de lado, tu espalda contra su vientre. Podéis permanecer bastante tiempo así, sin cansaros.

Si deseáis practicar juntos, es indispensable comentarlo antes. Si no, tu pareja te preguntará por qué, de repente, no quieres moverte.

Consejos Prácticos

Tómate todo el tiempo, ya que es necesario para experimentar y descubrir los movimientos adecuados.

Las sensaciones obtenidas son extremadamente agradables y para apreciarlas completamente, hay que aprender a percibir el placer de unas caricias mucho más suaves que los movimientos de va-y-ven.

Es algo que se consigue con la práctica. Piensa que si tus sensaciones son poco interesantes es, sin duda, porque vuestros perineos carecen de musculatura suficiente, signo de que no trabajan demasiado. El movimiento del pene es entonces muy pequeño y la contracción de la vagina muy débil, de ahí la poca intensidad de las sensaciones. En este caso, un poco de musculación ayudaría a trabajar a estos músculos y, por consiguiente, a aumentar vuestro placer.

Ventajas

Son muchas. A demás de variar los placeres, algo que siempre resulta agradable, la práctica de la caricia interior puede ayudar a los hombres que tienen tendencia a eyacular demasiado rápido, a conseguir que el placer dure. Su estimulación física, al ser más ligera, consigue contener más la excitación.

El placer femenino, al ser sensible a la lentitud y a la presión, se encuentra rápidamente muy a gusto. Por ello, suele ser un agradable y sensual descubrimiento para la mujer.

Además, cada movimiento conduce a una emoción: si el va-y-ven rápido se corresponde con la excitación, la presión lenta de la caricia interior se corresponde más bien con la sensación de amor tierno. Es por tanto, una manera de abrirse a los sentimientos asociados al acto sexual.

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=160

Fuente: mewnew.com

Share

Kamasutra: postura de la monta

Para los hombres que les excita que ella esté encima, dominándolos, pues ésta es una postura que deben añadir a su repertorio sexual.

Lo único que el hombre tiene que hacer es echarse boca arriba, dejarse hacer y concentrarse en el placer…

 

mujer arriba

Ella se monta sobre él arrodillada y con los muslos pegados contra los de él. Ella controla los movimientos, horizontales y verticales, y la profundidad de la penetración para agilizar su llegada al orgasmo.

Con la postura de la monta ella consigue una buena estimulación para su clítoris y paredes vaginales. Mientras ella monta cual amazona, su pareja sometida, le acaricia la espalda y los senos.

OK, no es una postura muy original que digamos pero está bueno, ¿o no?

http://www.sexologia.net/26-10-2009/posiciones-sexuales/kamasutra-postura-de-la-monta

Share

Adiccion al Sexo.

Adiccion al Sexo.

En un estudio reciente sobre la adicción sexual, Patricia Matey comenzaba diciendo: “La adicción al sexo es una de las dependencias menos confesadas y visibles de todas las que existen. No obstante, ha aumentado el número de pacientes que pide ayuda debido a las consecuencias de su trastorno: ruina económica, matrimonios rotos, problemas laborales, ansiedad y depresión”.

Los expertos señalan que este trastorno no es nuevo, aunque solo recientemente ha sido reconocido como un serio problema social, con consecuencias semejantes a las de otras adicciones más conocidas, como el alcohol, las drogas o la ludopatía.

Los adictos al sexo son hábiles en el disimulo, porque su problema les avergüenza. Pero, con frecuencia, su dependencia se acaba sabiendo. “Algunos acuden a la consulta  cuando las facturas del teléfono de líneas eróticas o los contactos con prostitutas les han arruinado económicamente o su cónyuge les ha descubierto. Otros deciden pedir ayuda porque quieren poner fin a una adicción que está haciendo naufragar su matrimonio, les ha causado problemas legales o les está empujando al suicidio. O porque su dependencia les lleva a hacer cosas que nunca hubieran imaginado, y eso les causa un sufrimiento insoportable.”

La incontinencia sexual suele traer, después de los primeros momentos de goce, una pesada impresión de insatisfacción, de error, de disgusto. Sabes que has hecho algo indebido. Es fácil que te sientas descontento, culpable, degradado. Después, con el tiempo, quizá llegues a racionalizarlo de alguna manera y consigas olvidarlo, o considerarlo normal, o incluso positivo, pues cuando el pecado se convierte en hábito, su dependencia dificulta cada vez más discernir lo bueno y lo malo. Cuando se antepone el placer a la responsabilidad, siempre hay un precio que pagar. Los que creen poder conseguir lo uno y lo otro se dejan engañar con demasiada facilidad.

http://www.sexologosvalencia.es/990/

Share

Los mitos del erotismo

El erotismo ha inspirado a todo artista digno de figurar en la historia del arte. De todos los movimientos y de todos los tiempos. Caravaggio, Ingres, Picasso, Cezanne, Dalí, Antonio Saura, Rodin, Courbet, Edvard Munch, Moreau, Man Ray, Louise Bourgeois, Warhol, Maplethorpe, Bill Viola, Cindy Sherman y Sam Taylor-Wood son algunos de los autores de las 119 obras que forman parte de la exposición Lágrimas de Eros que hasta el 31 de enero se puede ver en la Fundación Thyssen (paseo del Prado, 8) y en Caja Madrid (plaza de San Martín, 1). El título ha sido tomado del último libro publicado en vida por Georges Bataille, una obra en la que se plantea la íntima relación entre Eros y Tánatos, el sexo y la muerte. Está llamada a ser la gran exposición del otoño madrileño.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/mitos/erotismo/elpepuespmad/20091025elpmad_18/Tes

Share

Granada avisa a las prostitutas de que deben salir de la calle

A partir del 10 de noviembre entrará en vigor en la capital granadina la Ordenanza de Convivencia que regula numerosos aspectos de la vida cotidiana. La mayor novedad, no exenta de polémica, es prohibir el sexo en la calle, remunerado o no, aunque sin duda la prostitución callejera será la gran damnificada. Las quejas de los vecinos de la zona norte de la capital, donde ejercen una mayoría de mujeres rumanas, están en el origen de esta ordenanza que convierte a Granada en la primera capital andaluza que prohíbe la prostitución en la vía pública.

Guste o no ya se acabó el tiempo del debate. Han sido casi 18 meses de reuniones entre colectivos, políticos, fuerzas de seguridad y asociaciones tras el encargo que recibió del Ayuntamiento la Oficina del Defensor del Ciudadano de Granada. El respaldo ha sido mayoritario. Los 16 concejales del PP y los nueve del PSOE votaron a favor de la norma, que sólo tuvo la oposición de los dos ediles de Izquierda Unida.

Ahora llega el turno de su aplicación. Y para ello el Ayuntamiento planea contar con más agentes en la calle. La Policía Local de Granada tiene en plantilla a unos 550. Para aumentar la presencia policial en la calle, los agentes que custodian edificios serán reemplazados por vigilantes de seguridad privada.

De este modo, y según explica el concejal de Participación y Protección Ciudadana, Eduardo Moral, «podremos pasar de los 40 o 45 agentes que cómo máximo podemos tener ahora en la calle a 55 o 60». En cualquier caso, aclara, «no es que vaya a haber un dispositivo especial para la ordenanza, sino que se aumentarán las patrullas de barrio especialmente y tráfico». Los turnos de noche y fines de semana se reforzarán, pero hay numerosos aspectos de la normativa que sólo se atenderán «bajo denuncia».

Es el caso de los ruidos «innecesarios» en las viviendas. Hay horario para cambiar de sitio los muebles, por ejemplo, y deber de respetar la siesta, así que los portazos, golpes, gritos o saltos en casa no están permitidos a cualquier hora, aunque no habrá agentes dedicados a controlarlo. «Tiene que existir una denuncia previa», asegura Moral. Los botellones en pisos, sobre todo ahora que llega el frío, sólo se interrumpirán si hay vecinos que denuncian el ruido.

Desde el pasado viernes los agentes reciben formación sobre el texto, que imparte el mismo policía local que participó en la elaboración de la norma. Imponer las sanciones, que pueden llegar según la gravedad, hasta los 3.000 euros, corresponde al personal administrativo del Ayuntamiento. «La Policía se encarga del primer trámite», aclara el concejal. El sindicato mayoritario del cuerpo (SIPLG) advierte de la «dificultad» que tendrán los policías para acreditar quién está ejerciendo la prostitución en la calle.

La mendicidad o cualquier forma de pedir dinero -limpia cristales, gorrillas, venta de pañuelos- también será sancionado. Y los mimos o artistas callejeros tendrán que comunicar al Ayuntamiento que van a ocupar la vía pública con sus espectáculos. Sólo en el caso de la prostitución están avisando a las meretrices antes de que entre en vigor la norma. Y es la segunda vez, en verano se identificó a más de 300 y la advertencia provocó su traslado a otras zonas más alejadas, pero como la ordenanza no ha entrado en vigor, han vuelto. A partir del día 10 la historia se repetirá porque antes de sancionar, los agentes tienen que avisar.

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Granada/avisa/prostitutas/deben/salir/calle/elpepuespand/20091026elpand_8/Tes

Share

Dos tenistas, detenidos en Estocolmo por contratar el servicio de prostitutas

  • Los dos fueron arrestrados el lunes al entrar en su hotel en la madrugada del domingo acompañados de las prostitutas · Aunque se había señalado a Juan Mónaco, el argentino explicó a una agencia argentina que había sido un problema de traducción del blog de Johansson.
  • UNO ES EL LETÓN ERNESTS GULBIS Y EL OTRO AÚN ES DESCONOCIDO

    La policía sueca detuvo a dos tenistas en Estocolmo, donde se está disputando esta semana un torneo ‘ATP 250’, acusados de solicitar el servicio de prostitutas. Aunque las fuentes policiales sólo han admitido que los dos jugadores son de nacionalidad extranjera, todo indica a que uno de ellos es el letón Ernests Gulbis; del otro aún desconocemos su identidad.

    Los dos tenistas fueron detenidos el pasado lunes al entrar en su hotel en la madrugada del domingo acompañados de las prostitutas. Los organizadores del torneo emitieron un breve comunicado en el que tan sólo comentan que no pueden declarar nada al tratarse de una investigación en curso. Se añadía además, que pase lo que pase, no se prohibirá a ninguno de los tenistas seguir en competición en el torneo. La ley sueca sobre la prostitución es muy inusual porque se castiga a los que pagan por tener sexo, pero no a las prostitutas.

    El nombre de Ernests Gulbis salió a la palestra cuando el sueco Joachim Johansson un post en su blog en el que reconocía al letón como uno de los implicados, post que borró poco después. El segundo nombre aún es una incógnita. Aunque en un primer momento desde algunos blogs se apuntó a Juan Mónaco como segundo tenista implicado, el argentino no tiene nada que ver con lo ocurrido. «Nunca tuve un problema en mi carrera y no quiero tenerlo ahora. Se tradujo mal el blog de Joachim Johansson, por eso he querido aclararlo», señaló el propio Mónaco en declaraciones a Infobae.com La traducción correcta del blog de Johansson es: «Mónaco descubrió anoche que había sido acusado en la prensa argentina de que él era el jugador culpable de comprar sexo durante el fin de semana, mientras que Gulbis ya lo ha reconocido. Probablemente tendrá días duros antes del partido el miércoles. Voy a tratar de aprovecharme de ello en el comienzo del partido».

    La investigación sigue su curso y de momento todo son especulaciones.

    http://www.marca.com/2009/10/21/tenis/1256121642.html

    Share