Casi un tercio de los españoles practica sexo menos de una vez al mes

La apariencia siempre engaña, y aunque las mujeres los han calificado como los mejores amantes del mundo, la vida de los españoles no es tan buena como parece. De hecho, uno de cada cuatro varones de entre 18 y 95 años ha confesado estar insatisfecho con su vida . Según el Estudio Epidemiológico para la detección de Disfunciones , la culpa de este malestar la tiene algún tipo de disfunción o no practicar con la frecuencia que desearían. 3.600 varones han contado abiertamente qué les falta en la cama para conseguir una plenitud

 

El coordinador del estudio, Luis García-Giralda, ha explicado a El Confidencial que una vida sexual no plena y la relación con la pareja levantan los mayores dolores de cabeza para los varones. “El estudio se ha hecho eco de que los españoles sí son felices con su vida sexual, pero aquellos que presentan algún tipo de problema sexual se quejan de su vida en general”, explica García-Giralda. Más de la mitad de ellos coincidieron en que lo mejor de todo es estar con los amigos y con la familia.

 

El 27% de los entrevistados afirmó que el aspecto de la vida con el que más insatisfechos se sentían era la vida sexual, seguido de la relación en pareja (con un 15%) y la situación laboral (en un 10%). Atención, chicas: los círculos personales con los que los hombres se sienten más satisfechos son los amigos (en el 67% de los casos) y la familia (61%).

 

Otro de los aspectos estudiados fue los hábitos sexuales, donde otra vez los varones dejaron ver «que la cantidad sí que importa». Las cifras avalan que los varones no practican sexo tanto como les gustaría: sólo un 25% de los encuestados puede presumir de que mantiene relaciones varias veces por semana. Un 41% manifestó una frecuencia de dos a tres veces por mes y el 31% confesó que practica sexo menos de una vez al mes. Pese a que prácticamente el 100% muestra interés en mantener , la frecuencia sexual les parece insuficiente.

 

La disfunción eréctil, el trastorno más frecuente 

 

En pleno siglo XXI, resulta extraño que todavía haya gente que tenga problemas sexuales y no consulte a su médico. De los trastornos analizados, cuatro de cada diez confesaron que sufren disfunción eréctil, seguidos por los que les cuesta alcanzar un orgasmo (un 25%) y los que no les apetece (21%). “Los problemas sexuales repercuten mucho en la autoestima del afectado y más en su día a día”, añade García-Giralda. Hace diez años, apenas un 16% de los pacientes que sufría alguna disfunción sexual buscaba ayuda en su médico. Poco a poco, los problemas sexuales se han ido naturalizando. Hoy, el 35% de la población ya confiesa que se ha puesto en manos de un médico para tratar un problema . Según este estudio, un 16% de la población masculina sufre eyaculación precoz. Lo último para combatir esta disfunción llegó este verano, cuando el laboratorio Jansenn-Cilang presentó Priligy, el primer fármaco fabricado para combatirla

 

Comprobado está que hasta el 80% de los casos puede existir una enfermedad de base que justifique el problema o una interacción de algún medicamento. Acudir al médico para pedir ayuda ante un trastorno sexual puede servir como síntoma para descubrir otras enfermedades como la diabetes, hipertensión, patologías del corazón o desarreglos hormonales. Algo tan simple como cambiar de anticonceptivo o de tratamiento puede poner fin a años de sufrimiento de hombres y mujeres que no consiguen llevar una vida sexual saludable y que, por pudor, no se habían sentado a hablar con un urólogo.

http://www.elconfidencial.com/salud/espanoles-sexo-satisfaccion-20091027.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario