Nuevo golpe al mercadeo de sexo en el centro

Agentes de la Comisaría y la Policía Local detienen a 8 extranjeros en la calle, casas y locales
Cercan Las Beatas y San Vicente por la prostitución
Con el fin del verano, volvieron en masa las y sus chulos al centro de Cartagena, y con el inicio del otoño vuelven las redadas policiales para cortar de raíz las actitudes delictivas y devolver la tranquilidad a los vecinos. Casi un año después de arrestar a quince personas relacionadas con tramas de la prostitución en la zona de Las Beatas, la Policía Nacional irrumpió ayer de nuevo en esa zona y detuvo al mediodía a otros once presuntos miembros de redes de mercadeo de , todos ellos extranjeros: dos prostitutas y seis presuntos .
La intervención, en la que agentes de la Policía Local dieron apoyo a los efectivos de la Comisaría, tuvo lugar al mediodía en casas y bajos comerciales (como un locutorio). Para evitar incidentes o la huida de los sospechosos, los dos cuerpos policiales emplearon coches-patrulla y furgones para establecer un perímetro de seguridad en las calles Arco de la Caridad, San Vicente, Las Beatas, San Cristóbal Larga y Plaza del Sevillano.
Los agentes del 091 se llevaron a la Comisaría a once personas, pero al final sólo pondrá a ocho disposición judicial (previsiblemente mañana, puesto que hoy es la festividad de los Ángeles Custodios, patrones de la Policía).
Actividad sin regular
Según fuentes policiales, los detenidos son de nacionalidades marroquí, colombina y dominicana, entre otras. Como la prostitución no está regulada en España, la Policía persigue delitos que ocurren alrededor de esta actividad, como residir de forma ilegal en el país o coaccionar a otras personas para que realice contra su voluntad servicios de cara a quedarse con parte de los beneficios económicos que aquéllas logran.
Como los proxenetas vigilan de forma casi permanente a las , se estudia si se les puede denunciar por vulnerar la libertad de movimiento de las personas.
En todo caso, la Policía lo tiene muy difícil para conseguir que los jueces dicten sentencias en contra de los detenidos en estas redadas.
La intervención policial de ayer llegó varios días después de que la Asociación de Vecinos del Casco Histórico Isaac Peral denunció públicamente en La Verdad una nueva oleada de prostitución en calles, portones de edificios y pisos clandestinos.
Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario