Sexo en la peluquería

Redada policial en locales chinos del eixample | Operación conjunta contra los centros de belleza que ofrecen servicios

Cien agentes entre Urbana, Policía Nacional y Mossos irrumpieron a las 18.00 de ayer en seis peluquerías chinas de l’Eixample derecho. Buscaban si se ofrecía en las cabinas de masajes. Tuvieron pruebas en un local. La operación acabó con cuatro imputados por un delito contra los derechos de los trabajadores y 17 trasladados a comisaría para comprobar su situación.

En el número 84 de Roger de Flor se encuentra uno de los locales intervenidos. Apenas 50 metros cuadrados. Cinco pequeños habitáculos sin ventilación alguna. En uno de ellos, una joven china le hace la manicura de color rojo a una clienta que está sentada en una butaca azulada, medio rota y manchada de aceite. De golpe, la policía irrumpe en la peluquería, que ofrece masajes a 20 euros, y traslada por Ley de Extranjería a cinco trabajadores chinos del establecimiento.

Todo va muy de prisa. La joven que hacía la manicura le pide perdón a la cliente y le reclama el dinero. Se la llevan a una habitación junto a otras dos muchachas que se encontraban en dos cabinas. Ahí hay dos hombres trajeados, con caras de espanto. Sostienen que se estaban haciendo un masaje. «Sólo eso», dice uno. Preguntan si guardarán su anonimato y les recomiendan que se tapen con la chaqueta porque afuera les esperan decenas de flashes. De otra de las salas salen dos chinos que dicen ser clientes. No tienen papeles. Una intérprete ayuda a un agente de los Mossos. Los dos hombres sólo chapurrean cuatro palabras de español.

De pronto, en los pasillos sólo se ven agentes de la Urbana con papeles en la mano para apuntar posibles incidencias administrativas. Policías uniformados de los Mossos controlan la situación y tranquiliza a la joven clienta de la manicura: «Usted no se preocupe… Pero ¿le han ofrecido sexo?». policías Nacionales identifican al personal para verificar si tienen los papeles en regla. El sexo, de momento, brilla por su ausencia. No han podido acreditar que en los pequeños habitáculos con camillas cubiertas de toallas sin recambios se practiquen felaciones. Pero las sospechas persisten.

Al local le caerá una buena sanción si se confirma que emplea a chicas sin regularizar.

Hora de salir. Primero, los hombres trajeados, tapados con la americana; y la clienta de las uñas. Tras ellos, las chinas arrestadas sin saber por qué.

EL APUNTE

Dos operaciones anteriores

El pasado mes de marzo ya se produjo una operación contra la prostitución en peluquerías chinas. La Policía Nacional, junto con la Urbana, registró cinco peluquerías del Eixample y detuvo a tres de sus dueños por un delito contra los derechos de los trabajadores y a cinco mujeres por Ley de Extranjería. En el mes de febrero, los agentes policiales registraron 17 establecimientos, donde se hallaron infracciones administrativas, y arrestaron a 30 personas por inmigración irregular y a 18 por delitos contra los derechos de los trabajadores. Las mujeres explicaron que habían llegado a nuestro país pagando 18.000 euros a sus compatriotas.

http://www.adn.es/local/barcelona/20091029/NWS-0255-Sexo-peluqueria.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario