¿Cuatro son mejor que dos?

Desgraciadamente este amigo (después colega) en el apellido llevaba la penitencia Lunar y como buen freudiano, todo estaba relacionado con el .

Lo conocí por alguien, que no recuerdo bien, un día como cualquier otro en mi ajetreada vida laborar, quién podría imaginarse que un día compartiríamos secretos de alcoba…

Resulta que una pareja me pidió un servicio especial, una ¡aja!, si ya era para mí bastante extraño compartir la habitación con el Sr. Fulano de tal delante de su esposa la Sra. de tal, ahora seríamos cuatro.

Un día la señora despertó con las ganas de ser ella también la que participara en una especie de sexo colectivo o una pequeña bacanal.

No voy por la vida con pretensiones de ser de nadie y menos de mi querido amigo, sólo buscaba expandir sus horizontes y ampliar sus expectativas laborales y económicas además de darle un plus a este putesco mundo.

El origen de la prostitución sagrada está ligado a ritos de la fertilidad muy frecuentes en el antiguo Oriente. Originalmente la prostitución sagrada se encuentra en Babilonia, cercana en el tercer milenio como una de las formas de culto a Ishtar. En el gran templo de Ishtar en Babilonia, cercano al Gran Esagifa, moraban las sacerdotisas que se dedican al servicio de la diosa, es decir a efectuar actos de fornicación con los que pagan el precio del rito con que se ingresa en la caja del Templo

Hay placas de terracota cocida, que datan de principios del segundo milenio, que representan escenas de actividades y otras que representan órganos genitales femeninos y masculinos, usados probablemente como amuletos.

El primer escritor que describe el sexo ritual o la prostitución ritual es Heródoto en el siglo V A.C., cuando describe el centro religioso de la gran ciudad de Babilonia, y anota las costumbres poco usuales para un griego. Luciano de Samosata en el siglo II, A.C., también describe el mismo rito, pero esta vez en la ciudad de Biblos en el Líbano, en un templo de Astarté.

Quería por eso contar mi propia historia, de este hombre que después del sexo y de la culpa, me vio sólo como su tutora en los submundos del comercio de la carne.
La prostitución es un servicio que puede ser ofrecido por hombres y mujeres a solicitud de ambos, pero lo más común en todas las sociedades es la prostitución de mujeres o de hombres a solicitud de hombres. (Aquellos que salen a dar caminatas nocturnas por la Alameda).

La prostitución es un servicio que aunque no ha evolucionado en la forma, y solo cambia en los motivos que llevan a la prostitución, hoy en nuestros días, las formas de prostitución son muy variadas. Empezando por ellas hay que distinguir entre prostitución femenina y masculina, ya que aunque automáticamente cuando se habla de prostitución se piensa en el sexo femenino, también en la actualidad se está produciendo un constante aumento de la prostitución masculina.

Dicen que me burlo de todo, me río de todo, porque me burlo de ellos y me río de ellos, y ellos creen ser todo. Pero la realidad es que para mi en este negocio: “la palabra imposible no debe estar en mi vocabulario”. Clientes complacidos, clientes satisfechos.

http://www.vanguardia.com.mx/diario/noticia/semanario/coahuila/%C2%BFcuatro_son_mejor_que_dos?/437396

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario