El sexo en lápices Alpino

  • La nueva obra de Gaspar Naranjo muestra escenas sexuales con humor
  • El dibujo, realizado con rotuladores y lápices de colores, es un contrapunto ‘naif’
  • Relaciones sexuales de todo tipo, genitales desproporcionados, humor y grandes dosis de cierto gamberrismo ‘amable’ se dan cita en el cómic ‘Sexo’, la segunda obra del joven autor Gaspar Naranjo (Valdepeñas, 1971).

    Con el formato de un cuaderno Moleskine -que reproduce fielmente el bloc en el que Naranjo creó las ilustraciones-, la obra muestra viñetas, normalmente de una página y sin texto, con los personajes dibujados de una manera muy esquemática pero manteniendo sexo totalmente explícito con cierto punto de sorna y surrealismo.

    «He querido sacar el punk que hay en mí y no quedarme con la etiqueta de suave de mi primera obra [‘De cómo te conocí, te amé y te odié]«, explica el autor -y también farmacéutico y pintor- manchego. «Quería meter en las casas algo bruto pero también busco que la gente considere el sexo como algo natural porque aún hoy sigue provocando mucho rubor», añade.

    El libro, publicado por la editorial ‘Edicions De Ponent’ y con prólogo de la conocida sexóloga Lorena Berdún, apenas modifica los dibujos originales de la libreta en la que Naranjo creó la obra. De hecho, en algunas viñetas no se han eliminado dibujos que están tachados. «Ese es mi estilo. Me gusta hacerlo lo más rápido posible, aunque eso siempre es relativo», explica Naranjo, que reconoce la influencia de las tiras de Cuttlas, el vaquero creado por Calpurnio.

    El dibujo, realizado con rotuladores y lápices Alpino, da un aire casi ‘infantil’ o ‘naif’ que sirve de contrapunto a las escenas subidas de tono, en las que hay relaciones entre homosexuales e, incluso, con animales.

    Sin embargo, el toque de humor en toda la obra, que ha sido presentada esta semana en el marco de Expocómic en Madrid, rebaja ese punto transgresor de las viñetas. «Me gusta dibujar para que la gente sonría. Es como la recompensa al trabajo», concluye Naranjo, que ha dedicado el cómic a «todos aquellos que piensan que hay más obscenidad en un pito que en una pistola».

     


    Expocómic, el XII Salón Internacional del Tebeo de Madrid se celebra en el Pabellón de Convenciones del Recinto Ferial de la Casa de Campo, del 10 al 13 de diciembre de 10.00 a 21.00 horas. Entrada: 5 €. 

    El libro, publicado por la editorial ‘Edicions De Ponent’ y con prólogo de la conocida sexóloga Lorena Berdún, apenas modifica los dibujos originales de la libreta en la que Naranjo creó la obra. De hecho, en algunas viñetas no se han eliminado dibujos que están tachados. «Ese es mi estilo. Me gusta hacerlo lo más rápido posible, aunque eso siempre es relativo», explica Naranjo, que reconoce la influencia de las tiras de Cuttlas, el vaquero creado por Calpurnio.

    El dibujo, realizado con rotuladores y lápices Alpino, da un aire casi ‘infantil’ o ‘naif’ que sirve de contrapunto a las escenas subidas de tono, en las que hay relaciones entre homosexuales e, incluso, con animales.

    Sin embargo, el toque de humor en toda la obra, que ha sido presentada esta semana en el marco de Expocómic en Madrid, rebaja ese punto transgresor de las viñetas. «Me gusta dibujar para que la gente sonría. Es como la recompensa al trabajo», concluye Naranjo, que ha dedicado el cómic a «todos aquellos que piensan que hay más obscenidad en un pito que en una pistola».

     


    Expocómic, el XII Salón Internacional del Tebeo de Madrid se celebra en el Pabellón de Convenciones del Recinto Ferial de la Casa de Campo, del 10 al 13 de diciembre de 10.00 a 21.00 horas. Entrada: 5 €.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/12/cultura/1260594664.html

    Share

    Detienen a 12 personas por obligar a 50 transexuales a prostituirse

    Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han desarticulado un grupo organizado que presuntamente obligaba a transexuales extranjeros a ejercer la prostitución en casas de citas de Valencia, Alicante, Barcelona, Bilbao, Madrid y Valladolid, con el arresto de 12 personas.

    Los doce detenidos trasladaron a los más de 50 perjudicados desde países de sudamérica, principalmente Brasil, hasta España donde eran explotados sexualmente para sufragar los costes del viaje. Según informó la Policía en un comunicado, las investigaciones se iniciaron a principios de septiembre a partir de una denuncia interpuesta en la comisaría de Valencia. En ese momento, se tuvo conocimiento de una organización dedicada al tráfico de hombres dirigida por dos ciudadanos brasileños y uno español. A través de conocidos afincados en diferentes países sudamericanos, principalmente Brasil, contactaban con hombres homosexuales o transexuales que ejercían la prostitución en Brasil. Aprovechándose de su situación de pobreza, les ofrecían trabajar prostituyéndose en España bajo la promesa de hacerlo en pisos de lujo y ganando grandes cantidades de dinero.

    En miras a mejorar su calidad de vida, las víctimas aceptaban. Para ello, pagaban una deuda que superaba los 3.000 euros y trabajaban exclusivamente para pisos y casas de citas controlados por el grupo en toda la geografía española. La organización gestionaba los trámites del viaje y, a su llegada a España, trasladaba a las víctimas a Valencia, donde radicaba el núcleo del grupo y desde donde viajaban a las diferentes casas de citas, donde permanecían un tiempo limitado. Los pisos contaban con uno o varios encargados que sometían a los hombres a un férreo control, llegando a anotar incluso el número de «pases» que realizaban con los clientes. Una vez saldada la deuda, sólo recibían la mitad de los beneficios obtenidos por sus servicios prestados y el resto se lo quedaban íntegramente los miembros de la organización.

    Tras realizar una serie de dispositivos de vigilancia, fueron detenidas doce personas, incluidos los máximos responsables de la organización, y efectuaron ocho registros en las diferentes casas, donde se intervinieron efectos de interés para la investigación y 10.000 euros en efectivo.

    http://www.lavanguardia.es/sucesos/noticias/20091214/53844587815/detienen-a-12-personas-por-obligar-a-50-transexuales-a-prostituirse.html

    Share

    Trío Harley Paula y yo, por Hipocrit

    Trío Harley Paula y yo

    Era una asignatura pendiente, hacia tiempo que queríamos realizar un encuentro los tres, pero los hilos del destino no permitían anudar este nudo. Finalmente lo conseguimos.

    Fui a buscar a Harley a su casa, me estaba esperando con ganitas cansada de estar sola. Y juntos nos fuimos “Cap el Bages”, En Barcelona parecía verano de entretiempo pero a esas horas de la mañana, adentrándonos en la Cataluña profunda los termómetros anunciaban la rasca que hacía.
    Sintiéndome un pingüino con los dientes castañeando, lleguemos al punto de encuentro. Harley al contrario que yo estaba muy calentita. Paula apareció a los pocos minutos.
    Las presente, ya vi. Que se gustaron, hasta temí que me excluyesen y se lo montasen entre ellas. Dejándome abandonado. Pero ambas fueron lo suficiente consideradas como para no dejarse llevar por su instinto.
    Por cierto me paso algo que no me había pasado nunca. Pinché un zapato, si igual que un coche. Eran unos fluchos impermeables y fantásticos, con una cámara de aire. Esta pincho y con el peso del pie se hundía. Me provocaba una cojera muy graciosa a cada paso la pierna se hundía son un silbidito del aire expulsado, y todo el tacón aplastado.
    Ante tales circunstancias Harley se ofreció para cargar con Paula y conmigo. El trayecto fue de puro placer, mientras Harley estimulaba mis partes como un consolador de fuertes vibraciones, sentía las manos de Paula acariciar y pasearse por distintas partes de mi cuerpo. Harley hacia ruidos fuertes y ostentosos de placer contagioso, La suaves manos de Paula circulaban por todos los bolsillos de mi cuerpo. Y yo…….quería cerrar lo ojos para gozar plenamente, pero si lo hacía, me comía ese camión y los 7 exeos que transportaba a la vez.
    Meciéndonos suavemente en cada curva llegamos a nuestro destino. Harley, buena chica comprendió que debía quedarse un ratito sola, Se quedo tomando el sol…
    Al rato regresamos y volvimos a establecer la relación. Los tres formábamos un conjunto de placer, ambas se preocupaban de tenerme siempre atontado y con la sonrisa en la boca.

    Sencillamente genial.

    Fichas: La de Paula la podéis copiar de cualquier Excpe anterior

    Ficha de Harley
    Nacionalidad Milwakie (USA)

    Longitud 2.355 mm
    Altura siento (Cargada) 655 mm
    Distancia libre al suelo 142 mm
    Lanzamiento/avance 29° / 119.4 mm
    Distancia entre ejes 1.630 mm

    Capacidad de gasolina 18,2 L
    Capacidad de aceite 2,8 L

    Peso en seco 290 Kg
    Trasero 305 Kg.

    Motor
    Motor Refrigerado por aire, Twin Cam 96™
    Cilindrada 1.584 c.c.

    Par Motor (norma EC95/1 de la UE) 123 Nm @ 3125 RPM
    Alimentación Sistema de inyección de combustible electrónico secuencial ESPFI (Electronic Sequential Port Fuel Injection)
    Relación de Compresión 9.2:1
    Liters per 100 KM – ESPFI 4.4 hwy / 6.7 city

    http://foro.forosx.com/trio-harley-paula-y-yo-t17131.html

    Share

    Condón y tamaño del pene

    El tamaño del pene no importa a la hora del sexo (todo está en la habilidad, chicos), pero sí a la hora de elegir condones. Para comprar el tamaño de condón adecuado no vas a medirte el pene, sino ver cuál es el que puede brindarte el placer máximo durante el coito.

    El tamaño estándar de condones es de 18 cm de largo, el grosor y la circunferencia son variables, por lo tanto prueba con diferentes tallas y marcas de condones para encontrar la adecuada.

     

    tamaños condones

    Cómo saber tu talla de condón

    Desenrolla el condón con cuidado desde el glande hasta la base del pene. Si el preservativo no llega hasta la base del pene es muy pequeño para ti. Pero si se resbala y se sale, es muy grande y será muy incómodo al momento de tener sexo.

    Te recomiendo probar los preservativos en modelo de espiral o con una protuberancia en la punta. Este tipo de condones se ajustan bien a la base del pene y te dan más sensibilidad en el glande.

    Si tu pareja y tú están libres de infecciones de transmisión sexual,  pueden probar los profilácticos de poliuretano o los de piel de oveja, que transmiten el calor de la piel y se sienten como si no tuvieras nada.

    http://www.sexologia.net/14-12-2009/hombre/condon-y-tamano-del-pene

    Share

    El dogging

    El dogging, o también conocido como cancaneo, es una práctica sexual que está ganando adeptos en nuestro país. En principio viene Inglaterra y su nombre es consecuencia directa de la vida sexual de los perros que, como sabéis, suelen hacerlo al aire libre.

    Se trata por lo tanto de practicar el sexo al aire libre, puede ser en un campo, en la playa o también en tu propio coche, pero eso si, siempre con público que podria participar en estas prácticas o, como mínimo, mirar cómo te lo montas con tu pareja.

     

    Como no estamos hablando de algo que se practique de manera ilegal, los aficionados a esta práctica sexual tienen una serie de foros en los que se hacen quedadas para llevar a cabo un dogging con más gente. El voyeurismo y el intercambio de parejas se combinan a la perfección en estos encuentros.

    Porque lo que empieza como hacerle el amor a tu pareja con varios voyeurs termina en gran orgía donde vale todo. Es quizás una manera bastante romana de vivir la sexualidad, de salir incluso de nuestras casas para hacerlo en público. Como concepto nos parece acertado, sobre todo teniendo en cuenta que siempre se practica sexo seguro y que se hacen en sitios completamente apartados donde no se moleste a nadie.

    Son ya más de 80.000 los mensajes recibidos por la web Dogging en España y esto significa que es una práctica que va en aumento cada día. En los foros, divididos en áreas geográficas, sólo se puede entrar si te registras con anterioridad ya que en ningún caso se trata de fomentar las visitas de mirones o indeseables.

    Volvemos a lanzar el guante a nuestros sabios lectores, ¿qué pensáis de esta práctica?, ¿os gustaría participar?, ¿lo habéis hecho ya y nos lo queréis contar?. Vuestros comentarios son bienvenidos.

    Vía I Dogging

    http://www.hablamox.com/2044/dogging-nueva-practica-sexual.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+hablamox+%28Erotismo+y+sexo.+Hablamox%29&utm_content=Google+Feedfetcher

    Share

    Protestan contra aumento de la prostitución para la Eurocopa

     

     

     

     

     

     

     

     

    Un grupo feminista ucraniano se manifestó para «evitar que el país se transforme en un Burdel» durante torneo a realizarse en 2012.

     Pese a que todavía restan casi tres años para su realización, en Ucrania ya comenzaron con los preparativos para la Eurocopa 2012, e incluso hoy tuvieron la primera protesta en contra de uno de los problemas satélites de la futura realización de este torneo: el aumento de la prostitución.

    Un grupo de activistas feministas de Kiev salió a manifestarse con pancartas que piden que Ucrania no se transforme en un «burdel», como se podía leer en sus pancartas.

    Pese al frío, las manifestantes del grupo FEMEN reclamaron contra esta realidad, y con ligeras vestimentas jugaron un improvisado partido de fútbol en plena calle.

    El problema del aumento de la prostitución es un tema que ya ha sido considerado por las autoridades políticas locales, quienes están conscientes que es una actividad que mueve más de un billón de dólares en el país y sobre la cual anunciaron deberán legislar.

    http://www.latercera.com/contenido/688_209072_9.shtml

    Share

    El tabú es el placer

    La educación sexual se centra en los riesgos y la reproducción – Hablar de sexo incomoda a muchos docentes – Faltan formación y apoyos

    La educación sexual es obligatoria sobre el papel. El de la ley orgánica vigente (LOE). Pero no acaba de llegar a los alumnos. Y mucho menos de forma amplia y organizada desde que tienen la edad adecuada para empezar a explicarles tanto lo que le va a pasar a su cuerpo (la menstruación, la eyaculación…) y los riesgos que pueden correr con el sexo sin una buena información (embarazos no deseados, enfermedades…) como las posibilidades de placer que puede darles solos o acompañados. El temario mínimo de la ESO contempla estas explicaciones pero los expertos que trabajan en estos temas (sexólogos, psicólogos, médicos…) coinciden en que, en la mayoría de los casos, esta educación se liquida en unas cuantas charlas, por lo general, a los 15 años, y que son pocos los profesores que hablan de ello en las materias en las que debería enseñarse.

    Pocas voces se oyen ya en contra de que se imparta educación sexual en los colegios -como se hace prácticamente en todos los países de nuestro entorno- pero sigue habiendo miedo de algunos padres a este tema. Miedo al adoctrinamiento. Algo de lo que los que sí enseñan estos temas en las aulas huyen. Dicen que se debe explicar a los estudiantes todo lo relacionado con su cuerpo y lo que pueden hacer con él, para que luego sean ellos los que escojan. También los padres en casa. La información es compatible con todos los valores. A partir de esas explicaciones, los padres pueden comentar a sus hijos sus propios valores, sean los que sean, para que los tengan en cuenta a la hora de tomar sus decisiones.

    La iniciativa de hacer hincapié en este tema en la nueva ley del aborto -a propuesta sobre todo de ERC e IU/ICV- es vista con buenos ojos por prácticamente todos los colectivos. Lo vislumbran como una oportunidad para concienciar más sobre la necesidad de impulsar la educación sexual y para revisar lo que no está funcionando.

    Sin embargo, los colectivos que trabajan este tema siguen considerando impreciso el texto, que aprobará el Pleno del Congreso la semana próxima para pasarlo al Senado. La mayoría pide que se especifiquen las materias y horarios en los que debe enseñarse, los contenidos concretos, la formación de los profesores en todos los centros (públicos, concertados y privados) y que incluya una partida presupuestaria para llevarlo a cabo.

    Lo que más se explica en los colegios e institutos es todo lo relacionado con los riesgos y la reproducción, lo cual, lógicamente, tiene su parte positiva, pero también negativa. El tabú se centra en la explicación de todo lo que tenga que ver con el placer (la masturbación, el coito, el erotismo, los juegos sexuales…). A muchos profesores les incomoda tener que hablar de estos temas, no se sienten preparados o les resulta violento hacerlo a alumnos a los que luego tienen que tratar todo el curso.

    La mayoría de los especialistas propone que estos contenidos se repartan entre diversas materias de forma más organizada y obligatoria, con un tiempo específico organizado para ello a lo largo de toda la educación y que se proporcione formación específica a los docentes de cada centro que se vayan a ocupar de estas enseñanzas.

    «Por debajo de los 12 años, el papel de los padres es muy importante, pero cuando los hijos entran en la adolescencia, los progenitores pasar a estar en otra posición y no son la fuente fundamental de información, según dicen los estudios, y también el sentido común», explica la presidenta de la Federación de Planificación Familiar, Isabel Serrano. «Por eso, la mayoría de los padres, que son muy sensatos y conscientes de que sus hijos reciben mucha información insegura, están encantados de que haya una interrelación en esta educación entre las escuelas y las familias».

    ¿En qué consiste la educación sexual? Éste es el primer interrogante que plantean muchas familias. No lo saben, porque no lo han preguntado o porque no se les ha explicado. Otros muchos sí lo saben, como explican los expertos que organizan encuentros informativos con padres. Responde Carlos de la Cruz, director de Máster de Sexología de la Universidad Camilo José Cela, que lleva además 20 años dando charlas de este tema. «Es enseñar a los alumnos a conocerse, lo que es la reproducción y el placer; a aceptarse a sí mismos como hombres y mujeres y también al otro. Pero aprender a tener una erótica satisfactoria no significa que se les diga lo que tienen que hacer. Una cosa es explicar lo que es la masturbación o el coito y otra decirles que lo tienen que hacer. A lo que se les enseña es a tomar sus propias decisiones».

    De la Cruz añade un interesante apunte: «La educación sexual buena es compatible con los centros públicos, privados católicos, privados laicos… con cualquier ideología, porque no aporta doctrina sino exclusivamente información. No es sólo explicar lo que se hace entre genitales, es educar para evitar el sexismo, a aprender a expresar las emociones, a relajar el cuerpo…».

    «Es obligación del Gobierno garantizar que todos los alumnos salgan de la educación obligatoria sabiendo estos mínimos», advierte este especialista. «Habría que ver cómo se puede complementar el trabajo de profesionales externos a los centros con el de los profesores y empezar a contar estos temas cuando sea el momento, es absurdo contarles a los 15 años lo que es la menstruación y la eyaculación».

    Este profesional da charlas en los colegios e institutos de Leganés (públicos, concertados y privados). Las organiza el Ayuntamiento de la localidad, son cuatro sesiones en 6º de primaria y 3º de ESO, también en numerosos centros católicos, de acuerdo con la dirección y las asociaciones de padres.

    Pero, cuando se aborda este tema, a menudo, se evitan algunas cuestiones. Por lo general, en muchas escuelas se dan charlas específicas generalmente en la ESO, pero no a lo largo de los diferentes cursos, cuando su momento de desarrollo físico y emocional lo requiera. Y, aún así, sigue habiendo un tema tabú: el placer. «La mera palabra chirría. Todo lo que tenga que ver con él se evita en muchos casos. Chirría a algunos sectores de la Iglesia católica, que considera que esta educación compete a la familia, y hablar de él sigue removiendo a una parte de la sociedad española», señala Carlos de la Cruz.

    Es más fácil para los profesores hablar de reproducción, embarazos y enfermedades. Lo que sitúa la visión del sexo a los ojos del alumno en un enfoque negativo, de prevención, de riesgos, de peligro. Y se olvida de contarles las posibilidades que tiene. Es más fácil hacer una educación sexual que intenta evitar riesgos, abusos, embarazos no deseados, comportamientos sexistas…, coinciden los expertos. Pero con esto se da a los chavales la sensación de que la sexualidad es un peligro, cuando se les debería contar también que pueden aprender las posibilidades de disfrutar de su sexualidad, se decida luego a hacerlo o no. Entre los temas tabú relacionados con el placer los expertos apuntan, por ejemplo, el orgasmo, la masturbación, la primera vez, los besos y caricias corporales, los gustos y las fantasías eróticas… Es más sencillo de aceptar para muchas personas un enfoque ético o biológico del tema. Pero, si se limita a eso la educación sexual se queda coja, y los chavales crecen con multitud de interrogantes sin responder, al menos fuera del variado universo de Internet, es decir, con rigor y desde la escuela.

    Otro aspecto en el que insisten los expertos es, como pasa en toda la educación, en la importancia de establecer una comunicación fluida con los hijos sobre este tema. De dejarles claro que cuentan con sus padres si quieren preguntar algo, lo que no quiere decir que tengan que contarles sus relaciones, como tampoco lo hacen éstos. No se trata de eso. «No hace falta decirles la palabra vagina o pene para hablar con ellos de sexo», ilustra De la Cruz, «si además en familia ya se comentan muchísimas cosas que tienen que ver con el deseo sin caer en la cuenta de ello». «Se hace al hablar del tipo de mujer u hombre que les gusta, al manifestar si les gusta una actriz o un modelo que están viendo en la televisión, al comentar sus gustos, por ejemplo, por determinado tipo de mujeres u hombres…».

    «Hay que enseñar al joven a valerse por sí mismo, a conocer su cuerpo y los riesgos. Y no hay que olvidar», advierte Isabel Serrano, «que hay chavales que van a sufrir en ese camino, por problemas con su orientación sexual y también que vivimos en una sociedad con comportamientos sexuales dispares, con inmigrantes procedentes de muchas culturas y con diferentes puntos de vista sobre este tema». También están los discapacitados. La nueva ley llama a atender la educación sexual a este colectivo, otro avance.

    «De los países de nuestro entorno, somos de los pocos en los que no hay un marco claro de educación sexual que la haga obligatoria para todos los niños», opina Isabel Serrano. Y menciona como referencia el informe La educación sexual en Europa, realizado por diversos organismos (entre ellos, la OMS) sobre 26 países. «Es necesario que se establezcan unos mínimos de educación sexual para todas las etapas educativas y para toda España, abrir un proceso de debate para que se pacten -los horarios, el reparto de contenidos por edades y la formación que necesitan los educadores- entre todas las comunidades y los sectores implicados», propone la presidenta de la Federación de Planificación Familiar.

    Lo cierto es que la educación sexual está contemplada ya como obligatoria en la LOE, como recuerda la portavoz de Educación del PSOE en el Congreso y responsable de Educación en la Ejecutiva socialista, Cándida Martínez. Sin embargo, esta portavoz dice que «otra cosa es que sea importante que con la nueva ley del aborto aparezca reforzada toda la educación sexual y afectiva. Es un acierto». «Además, que aparezca en el texto pactado con diversos grupos es un avance para que se reconozca la relevancia que debemos darle a estas cuestiones. Es evidente que no hay mejor prevención que la educación. Y quizás a partir de aquí se podría hacer un seguimiento serio de cómo se están impartiendo estos contenidos, cómo están llegando a los alumnos, respetando la libertad de las competencias educativas de todos».

    De acuerdo con la letra de la ley, se debería enseñar, por un lado, de forma transversal (es decir, metida en contenidos que tengan que ver con estos temas como los de Conocimiento del Medio, Biología o Educación Física) y, por otro, en forma de temas específicos en el real decreto que regula las enseñanzas mínimas de primaria y, de una forma más concreta en el de la ESO.

    Pero esto es sobre el papel de la ley. En la práctica, la mayoría de los profesionales que trabajan temas de educación sexual dicen que no acaba de funcionar este sistema.

    «La parte buena de la noticia de que se vaya a incluir en la nueva ley del aborto es que a través de la prevención de riesgos se puede lograr ya de una vez que se comprenda la importancia de la educación sexual. La parte mala es que esté focalizada en la prevención», señala uno de los principales expertos en este tipo de educación, el catedrático de Psicología de la Sexualidad en la Universidad de Salamanca, Félix López.

    «Es obligatorio impartirla pero no se hace. La ley obliga a hacerlo pero no garantiza que se haga. El problema básico es que hay que dar formación a los profesores de los centros, a algunos, no necesariamente a todos y liberarles algunas horas de clase para que se hagan cargo de estas enseñanzas en su centro o de coordinarlas». Este catedrático también opina que como asignatura transversal no ha funcionado. Y pone el ejemplo de Canadá. «Allí tienen un área de bienestar y calidad de vida, al que le dedican una hora semanal. Es sólo una muestra de lo que se puede hacer y de lo que hacen otros países. Y en España la ley debería incluir, aparte de un plan de formación para educadores, recursos económicos para llevar todo esto a cabo».

    Félix López dice que lo más viable hoy por hoy sería que se repartieran los contenidos entre un tiempo de tutoría (sobre el desarrollo de la persona y el afecto, por ejemplo), las asignaturas de Ética y Educación para la Ciudadanía (los valores, las relaciones…) y la de Biología (la anatomía y fisiología…).

    «Todo el mundo reconoce que el actual sistema ha sido un fracaso, la transversalidad no está funcionando. Y esta educación no se puede dejar sólo, como se hace en la práctica, en unas charlas sobre embarazo, métodos anticonceptivos, sida, el uso de los tampones o la higiene genital… esto es sólo una pequeñísima parte», insiste Isabel Serrano.

    «Hay que involucrar a toda la comunidad escolar (padres, profesores y jóvenes) en este tema para que sea una realidad». A la presidenta de la Federación de Planificación Familiar, que es ginecóloga y tiene mucha experiencia en el trabajo con jóvenes, le parece «estupendo» que la nueva ley del aborto haga hincapié en este tema. Y critica a los que se oponen a que se enseñe en los colegios: «Es absurdo pensar que la gente puede llegar a tener una sexualidad saludable y que se vaya a lograr reducir las tasas de aborto sin tomarnos en serio la educación sexual». «Hay sectores obsesionados con el sexo», señala, «que han hecho un baluarte ideológico de este puritanismo, que les lleva a oponerse a que se enseñe en los colegios. Aunque son colectivos pequeños, aún hay gente que cree que con esta educación se va a promover que sus hijos tengan relaciones sexuales sin querer. Hay mucha información, pero no educación. Y pensar que los padres se pueden manejar solos en esto es un error».

    Esta experta resume los tres objetivos básicos que habría que lograr: «Dar información segura (bien distinguida de la lluvia que les llega a los jóvenes por todas partes), ayudarles a desarrollar habilidades para incorporar la sexualidad como un elemento de su vida y fomentar actitudes positivas y valores relacionados con la sexualidad, basados en el respeto y en que la toma de decisiones corresponde a cada persona». También cree que es fundamental lograr un mayor apoyo al profesorado.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/tabu/placer/elpepisoc/20091213elpepisoc_1/Tes

    Share

    La inseguridad del sexo

    Las lágrimas de Eros (1961), el último libro publicado en vida por Georges Bataille (1897- 1962), escritor francés ligado circunstancialmente al surrealismo, fue un compendio ilustrado de su obsesión por el erotismo, que interpretó en esa clave romántica antirracionalista que engarzó el pensamiento de Schopenhauer, Nietzsche y Freud. De la etapa final de este último tomó el componente destructivo que tiene el amor de los humanos mortales, cuya extrema excitación sexual produce un éxtasis; esto es: un paroxismo, una «parada», un instante absoluto en el que todo se detiene como cuando adviene la muerte, pero «no tan callando», como apuntaba el muy cristiano vate español, sino en el puro grito del placer que estalla en un mundo sin Dios. Leyendo ahora la correspondencia que Bataille cruzó con J. M. Lo Duca con motivo de la preparación de Las lágrimas de Eros, que iba a editar Pauvert, en la que las ilustraciones del texto desempeñaban un papel crucial, se comprende la pertinencia de hacer una exposición con el tema del erotismo bajo esa bella advocación. También los peligros, que no sólo se ciñen a la siempre dificultosa tarea de trasladar el libertinaje de unas páginas impresas a una sala de exposición, sino a todo lo que ha ocurrido al respecto en arte durante el medio siglo que ha transcurrido entre la publicación del libro y la actualidad. Que yo sepa, aunque sobre erotismo se han multiplicado las convocatorias de muestras y libros durante el periodo temporal antedicho, nadie se había atrevido a afrontar el candente tema apelando al título de Bataille, como lo ha hecho Guillermo Solana, lo cual le hace merecedor del adjetivo de gallardo tanto por su personal arrojo como por subrayar la fuente de la que otros manan sin apenas citarla.

    De todas formas, el problema para afrontar el desafío no estriba sólo en las limitaciones funcionales de que muchas de las obras que, según Bataille, deberían servir de ejemplo de la humana pulsión sexual pertenezcan al mundo del arte rupestre paleolítico, sino a su naturaleza obscena o abyecta, que no es exactamente lo mismo que lo que se entiende hoy por pornográfico. Porque para Bataille la expresión misma del sexo era la violencia, un auténtico tabú para nuestra higienizada sociedad de lo políticamente correcto, donde hacer el amor es un ejercicio de gimnástico relax en la antípoda de un acto de desesperación visionario.

    Creo que ya lo he dicho todo, pero aún me puedo aventurar a ilustrarlo a costa de la selección realizada por Guillermo Solana, que salva como puede el atosigante engorro social. Lo hace, a mi juicio, con brillantez a través, principalmente, de la obra elegida de artistas actuales, pero no sólo por ser, cómo decirlo, hermosamente obscena, sino, sobre todo, porque, consciente o inconscientemente, retoma los viejos mitos, lo que, a la postre, demuestra que Bataille tenía razón acerca de la naturaleza regresiva del ser humano por más que progrese. En este contexto, sin embargo, las obras de arte históricas se nos muestran como antiguallas. Significativamente, hay sólo un momento que salva este abismo de separación: el del arte perverso del fin del siglo XIX, muy justamente explotado en la presente exposición.

    Lágrimas de Eros, que se exhibe simultáneamente en el Museo Thyssen-Bornemisza y Caja de Madrid, comienza con el icono de una célebre fotografía de Man Ray de 1932, en la que unos bellos ojos femeninos maquillados están circundados por unas gotas de cristal, foto perfectamente acompañada por cinco lágrimas de cristal diseñadas en 1994 por Kiki Smith. Si las lágrimas se vitrifican es porque la pasión -amor y muerte- ha sido higienizada, todo lo cual se resume en el eslogan político, completamente deprimente, del «sexo seguro». Con lo que ¿qué seguridad vamos a tener de que, en un museo, se nos adentre en las fascinantes y aborrecibles profundidades del sexo mediante una exposición pública, asediada por mil ojos vigilantes? A la postre, esta experiencia sirve como espejo de la vergonzosa y vergonzante mirada perversa del espectador, sin que pueda verbalizar nada de lo que allí haya podido atrapar en las entretelas, o lo haga para sus adentros.

    http://www.elpais.com/articulo/portada/inseguridad/sexo/elpepuculbab/20091212elpbabpor_8/Tes

    Share

    Un filme polaco de prostitución gana el Almería en Corto

    Luksus (Lujo), del director polaco Jarek Sztandera, ganó ayer el primer premio del certamen internacional de cortometrajes del festival Almería en Corto. La cinta de 39 minutos, producida por la Escuela Nacional de Cine de Lódz, segunda ciudad de Polonia, aborda la prostitución infantil adentrándose en la vida de dos chicos que convergen en la estación de trenes de Varsovia. En ella, un día antes de Navidad, el mayor de los muchachos abandonará su carrera como prostituto, mientras que el otro, un adolescente apodado Luksus que atesora una libreta con el contacto de los clientes, se encuentra a un paso de iniciarla.

    El jurado distinguió por unanimidad este trabajo por su «valentía, talento y elegancia al abordar un tema tan propenso al sensacionalismo», así como por su «tratamiento sensible y riguroso de un drama social». Luksus no fue el único drama que cautivó al jurado, que otorgó al sueco Alexander Onofri el premio a la mejor dirección por La balada de Marie Nord y sus clientes.

    La comedia, que partía como género dominante, se resarció al hacerse con el premio del público La rubia de Pinos Puente, un corto del valenciano Vicente Villanueva sobre una cantautora convertida en objeto de mofa general tras presentarse a las pruebas de un reality televisivo a la caza de nuevos talentos.

    El trabajo del malagueño Manuel Jiménez Núñez Hombres de Sal se hizo con el primer premio del certamen nacional de cortometrajes en vídeo, mientras que el sevillano Tosferina, de Álvaro Alonso, fue reconocida como la mejor creación audiovisual andaluza en un festival que ha exhibido 2.200 minutos de cine y recibió 13.000 espectadores.

    http://www.elpais.com/articulo/andalucia/filme/polaco/prostitucion/gana/Almeria/Corto/elpepiespand/20091213elpand_15/Tes

    Share

    La industria del sexo se asienta en el polígono industrial de Marconi

    Prostitución en Villaverde

    El horario es ininterrumpido, 24 horas al día, 365 días al año

    Aventurarse en el polígono Marconi a la caída del sol es como adentrarse en otro mundo. Con la oscuridad, la zona se puebla de prostitutas originarias de medio mundo, donde la miseria y los billetes de 20 euros cambian de manos a gran velocidad.

    A lo largo de decenas de manzanas de estructuras industriales se reparten cientos de mujeres semidesnudas que tratan de atraer a los conductores que pasan por allí, la mayoría intencionadamente. Al mismo tiempo, intentan calentarse alrededor de fogatas improvisadas con palés con las que combaten las bajas temperaturas del invierno.

    Un frío que no cala en el ánimo de los visitantes ocasionales de Marconi. Alrededor de las chicas, se desarrolla un intenso tráfico de vehículos que no cesa en ningún momento. El horario es ininterrumpido, 24 horas al día, 365 días al año.

    El amanecer no da tregua a esta actividad que, aunque con menos mujeres, continúa. No hay descanso para las meretrices ni para la máquina de hacer dinero que en la actualidad es el sexo de pago en la zona industrial de Villaverde.

    Tampoco parece que la crisis haya hecho mella en las costumbres más inconfesables de muchos madrileños, que siguen apostando por contratar las atenciones sexuales de una mujer. Por 20 euros que cuesta un servicio completo, cierto tipo de hombres ve en esta opción una forma barata de pasar un buen rato. Basta con disponer de un vehículo espacioso y de un billete azul. El preservativo y los pañuelos ya los pone la joven.

    Cada vez más

    Con los años, el polígono y la vecina colonia Marconi se han transformado en el epicentro de la prostitución callejera en Madrid para disgusto de los vecinos que viven en la zona. Los residentes han constatado que el número de meretrices no deja de crecer.

    Después del cierre al tráfico de parte de la Casa de Campo, muchas trabajadoras del sexo decidieron buscar otros lugares donde hacer negocio. En Marconi no existen las estrecheces. Hay sitio para todas y los clientes pueden dedicarse a circular por sus calles en busca de la chica que más les guste sin apenas ser molestados.

    Tan sólo unos pocos coches policiales patrullan la zona. Sin embargo, los agentes parecen más interesados en controlar a las meretrices y a sus proxenetas, cuando se dejan ver, que a los propios visitantes. El único obstáculo real que se encuentran los conductores son las restricciones al tráfico impuestas por el Ayuntamiento, que impiden acceder a la zona de la colonia Marconi entre las 23.00 y las 6.00 horas para todos aquellos que no sean vecinos.

    No obstante, esto no ha frenado la venta de sexo. La solución la han encontrado las propias chicas, que se han trasladado a la frontera del territorio vedado, sobre todo a la calle del Valle de la Tobalina y a la avenida Real de Pinto.

    Dichos enclaves están fuera de la zona prohibida, pero aún cercanos a la zona residencial y al polígono. Ambas vías sirven como nuevos ejes para la prostitución en horario nocturno. Luego, con la salida del sol, vuelven a sus posiciones anteriores.

    Los días de mayor actividad son los fines de semana. Muchos hombres jóvenes deciden acabar una noche de fiesta en brazos de una hetaira. Ellas lo saben y, desde las 20.00 horas del viernes, es fácil ver cómo llegan a Marconi numerosas furgonetas cargadas de muchachas.

    En una hora el número de trabajadoras del sexo se dobla. Los vehículos se detienen y descargan su cargamento de carne. Las mujeres ya están vestidas de forma apropiada para ejercer su oficio y son conscientes de que tienen por delante una ardua jornada de trabajo.

    Como si de militares bien entrenadas se tratase, cada una tiene bien claro dónde debe colocarse. Un trozo de acera para cada chica y una zona para cada nacionalidad. Se suelen distribuir en grupitos de dos o tres. Una de ellas se turna para atraer la atención de los conductores, mientras que las otras dos descansan en un segundo plano.

    Esta forma de trabajar suele darse sobre todo entre las prostitutas de raza negra y las originarias de Europa del Este. En general, se trata de chicas muy jóvenes y sin demasiada autonomía.

    Son llevadas al trabajo desde un piso donde suelen residir con otras compañeras. Cuando concluyen su turno, la misma furgoneta viene a buscarlas para devolverlas al hogar.

    En algunos casos, el único contacto con el exterior que tienen estas muchachas son los clientes y la televisión. Al menos hasta que paguen la deuda que pueden haber contraído al venir a España.

    Aseguran estar en Marconi para ganar un dinero con el que mantener a sus familias en sus países de origen. Pocas se prestan a hablar abiertamente con la prensa o con alguien ajeno a su círculo. Temen meterse en problemas con los hombres que las controlan o que, de alguna manera, sus parientes lleguen a enterarse de lo que realmente hacen en Madrid.

    Las africanas, rumanas y búlgaras no son las únicas pobladoras de este mundo aparte. También hay españolas. A estas alturas ya son una minoría, pero aún quedan algunas. En su caso, se trata de mujeres que viven en la marginalidad y que, en ocasiones, venden su cuerpo para costearse su dosis diaria de droga.

    Alejados de todos estos grupitos y etnias se encuentran los travestis, un colectivo que ocupa su propia calle y cuyos miembros procuran vigilarse entre ellos para evitar ser objeto de agresiones. Algo que, a pesar de la presencia policial, acaba por suceder con alarmante regularidad, según afirman algunos de ellos.

    Las consecuencias más visibles de toda esta actividad la sufren los vecinos. Toda la zona está poblada de desechos. Los pañuelos de papel sucios y los preservativos usados proliferan por todo el área.

    Suele haber una mayor concentración de estos residuos en los callejones donde los conductores se esconden para practicar sexo. No obstante, no todos son tan pudorosos y muchos clientes aparcan donde más cerca les pilla, pudiendo encontrarse así la huella de sus negocios en casi cualquier vía del polígono.

    Esto ha llevado a los residentes de la colonia Marconi a encabezar numerosas protestas e iniciativas para alejar a meretrices y clientes de sus viviendas pero, de momento, ni los residentes ni el Ayuntamiento han sido capaces de frenar el trabajo más antiguo del mundo.

    ‘Kundas’

    El transporte de la prostitución madrileña

    La prostitución callejera tiene muchas caras. Aunque en la última década los lupanares madrileños se han llenado de mujeres que en muchos casos han llegado a través de mafias, aún se conservan las viejas lacras locales.

    En la actualidad, las pocas españolas que todavía se pueden encontrar haciendo la calle en el área de Marconi suelen provenir de alguno de los supermercados de la droga. Se trata de adictas capaces de casi cualquier cosa por conseguir su dosis de cocaína.

    María (nombre figurado) es una de estas personas. Esta mujer de 32 años aseguró que no es una prostituta habitual. «Vengo aquí sólo cuando necesito algo de pasta», destacó. La meretriz admitió que una parte de lo que iba a ganar esa noche estaría destinado a pagarse la droga. El resto será para mantener a una hija de corta edad que tiene. Una situación dramática de la que responsabiliza a la falta de trabajo, la carencia de ayudas sociales por parte de la Administración y «a la mala suerte con los hombres».

    Esta joven manifestó que, en la zona del polígono de Marconi, la mayor parte de las prostitución se mueve a través de mafias. «Ellos controlan a las negras y a las rumanas, las llevan, las traen y las chulean», informó.

    Sin embargo, las españolas tampoco están libres de las atenciones de los proxenetas. «Se forman kundas desde los poblados de la droga para traer a las chicas aquí», aseguró María.

    A cierta distancia de la mujer, los conductores de tres coches de aspecto destartalado vigilaban a sus pasajeras mientras esperaban el momento de recibir su parte del pastel. «Son mala gente, yo he venido en autobús. Mejor no mezclarte con ellos», declaró María en referencia a estos taxis de la droga, reconvertidos en transportes para meretrices.

    Por otra parte, María defendió esta actividad como la única que podía ofrecerle semejante cantidad de dinero en menos tiempo. «En una noche buena puedo llegar a sacar 500 euros», indicó.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/14/madrid/1260780379.html

    Share