El erotismo hecho piedra

El fotógrafo cacereño inaugura esta tarde la exposición ‘BarruecoX: Tierra de titanes’, en el Museo Narbón de Malpartida de Cáceres
Boni Sánchez descubre los gigantes desnudos de Los Barruecos
Grandes fotografías en sepia de turgentes pechos, de penes enormes, de culos, de vulvas… Son imágenes del fotógrafo cacereño Boni Sánchez, que tienen la peculiaridad de que todas estas formas de cuerpos desnudos, en realidad son moles de piedra. Son 15 fotografías, con las medidas 90×60, que se pueden ver en la exposición ‘BarruecoX: Tierra de titanes’ que se inaugura a las 19.30 horas de hoy en el Museo Narbón de Malpartida de Cáceres (calle Iglesia 1).
Boni Sánchez justifica la aparente realidad de los gigantescos cuerpos de piedra desnudos, de una manera que parece lógica: «Zeus expulsó a los titanes y las titánides del Olimpo, y vinieron a parar a Los Barruecos, en donde sus cuerpos desnudos están semienterrados».
Según la mitología, Urano y Gea tuvieron doce hijos: seis hijos llamados titanes y seis hijas denominadas titánides. Ellos se llamaban: Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto y Cronos. Y ellas: Febe, Mnemósine, Rea, Temis, Tetis y Tía.
La guerra de Zeus
Según la leyenda, Urano cubría constantemente a Gea, y así impedía que los hijos de ambos salieran del seno de la madre. Gea convenció a Cronos y éste castró a su padre.
Cronos se unió a su hermana Rea, y para evitar que uno de sus hijos le destronase, los comía a medida que iban naciendo. Rea ocultó a su último hijo, a Zeus, y le dio a Cronos una piedra para que se la tragara.
Ya de adulto Zeus inició una guerra contra los titanes, y cuando les venció los expulsó al infierno de los infiernos. «Los expulsó al Tártaro, un lugar que en teoría nadie sabe dónde está, pero yo creo que es Los Barruecos», indica Boni Sánchez que ha reconocido a los gigantes desnudos a medio enterrar en este paraje, y por eso las fotos se llaman Cronos o Temis.
Él piensa, en su imaginación de artista, que seguramente alguna noche señalada los gigantes salen completamente de la tierra, y se dedican a danzar en este paraje, …quizá en alguna noche de San Lorenzo con las estrellas fugaces cruzando el firmamento.
El profesor de la Universidad de Extremadura Paco Lomba, señala en el catálogo de la exposición que gracias a Boni Sánchez se demuestra que es cierto el que hay gigantes desnudos en algunas de las monumentales masas graníticas. «Gracias a la intuición, a la capacidad de observación y al dominio de las artes y técnicas fotográficas de Boni Sánchez – dice -, sé que no me había equivocado, que mi visión no era turbia, sino certera. Lo que no sabía hasta ahora, claro, es que todos esos miembros eran de los titanes y las titánides que, al caer con suma violencia al Tártaro, habían incrustado gran parte de sus cuerpos en la tierra, dejando ocultos sus rostros y a la intemperie otras partes de su anatomía».
«Un lugar único»
Hace mucho tiempo que Boni Sánchez conoce este paraje que ocupa una superficie de 319 hectáreas, a tres kilómetros al sur de Malpartida de Cáceres. «Los Barruecos es un lujo que tiene Extremadura, que quizá no es lo suficientemente conocido por los extremeños. El que no lo conozca tiene que ir a verlo, porque es un lugar único -afirma el artista -. El que no los ha visto se pierde algo muy importante de Extremadura». Los Barruecos fueron declarados Monumento Natural por la Junta de Extremadura en febrero de 1996.
Boni Sánchez, que recuerda los paseos que daba con el pintor Juanjo Narbón entre las moles de piedra, afirma que es fácil dejarse llevar por la imaginación en este lugar. Sobre las fotografías que ha hecho comenta que aunque son digitales, no las ha retocado. «En las imágenes lo que destaca es el juego de luz. No he querido modificar nada».
Estuvo tres meses visitando casi todos los días este paraje hasta que dio con un día mágico, «fue un sábado del mes de septiembre en el que Los Barruecos estaban increíbles, por la luz tamizada, por las nubes… Casi todas las fotografías de la exposición son de ese día». Las imágenes de los gigantes desnudos de piedra que habitan Los Barruecos se puede visitar hasta el 7 de febrero.
Share
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario