Primera vez: sexo anal

La primera vez en el anal es motivo de temor para muchas personas. Pero no ha de serlo siempre y cuando el sexo anal sea algo deseado por ambos integrantes de la pareja.

Para tener sexo anal por primera vez, es necesario que busques el momento justo, ambos tienen que estar excitados y predispuestos a intentarlo, sin presiones ni temores.
Tienes que lubricar el ano con tus propios fluidos (si eres mujer) o con lubricante, también el pene de tu compañero tiene que estar lubricado.

sexo anal

También ten en cuenta que la paciencia es primordial. No todo sale de mil maravillas la primera vez, las cosas se aprenden gracias a la prueba y el error. En el sexo anal es la persona penetrada la que guía a su pareja, por ello es que poco a poco debes orientar a tu chico para que introduzca lentamente su pene.

Sentir dolor es normal ya que el ano no se dilata como la vagina, pero mantén la calma y afloja lo más que puedas la zona. Una buena estrategia es estimulando tus genitales, hazlo tú o pídele a tu pareja que te toque mientras te penetra.
De este modo la satisfacción aumentará las ganas y la  lubricación de la vagina –en las mujeres- y querrás más a medida que sientas llegar el orgasmo.

Recuerda que los movimientos los tienes que ejercer tu, ya que tu compañero no sabe hasta qué punto te es satisfactoria o molesta la penetración. Un detalle importante, siempre hazlo primero por delante y luego por detrás, nunca al revés para evitar llevar las bacterias del ano a la vagina.

Cuando tu chico ya te haya penetrado por completo, pídele que te siga estimulando. Que toque tus genitales y acaricie el resto de tu cuerpo.

En las mujeres el orgasmo clitoriano ayuda a tener sexo anal, ya que cuando se produce los músculos del ano tienen las mismas contracciones que la vagina, pero éstos otorgan sensaciones mucho más intensas y placenteras.

Referido: CosmoHispano

http://www.sexologia.net/28-12-2009/practicas-sexuales/primera-vez-sexo-anal

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario