Síndrome de excitación sexual persistente

El Síndrome de excitación persistente (PSAS) es una disfunción sexual exclusiva de las mujeres y al contrario de lo que muchos pueden creer, en lugar de ser un sueño hecho realidad trae consecuencias psicológicas muy graves a quien lo padece.

Las mujeres con Síndrome de excitación sexual persistente nunca se sienten satisfechas independientemente si tienen orgasmos o no, o si sus genitales presentan mayor o menor  irrigación de sangre.

 

orgasmos

Es un trastorno ligado a la  ninfomanía y se da muy raramente, poco se sabe aún del mismo ya que se lo descubrió recientemente, la doctora Sandra Leiblum lo documentó por vez primera en el 2001.

Este síndrome no tiene nada que ver con el deseo constante de tener o masturbarse, la mujer que lo padece por más sexo que tenga nunca le es suficiente, las o la masturbación no les alcanza por lo que se sienten angustiadas permanentemente.

Michell-Thompson

La excitación que sienten es tan intensa que puede durar durante mucho tiempo, horas, días o semanas y pocas veces los orgasmos alcanzan para calmar de forma temporal los síntomas, que regresan al poco rato.

Algunas mujeres, como es el caso de la británica Michele Thompson, llegan a tener más de 300 orgasmos espontáneos al día, trastorno que le hizo perder su trabajo y le dificulta conservar una pareja ya que ningún hombre puede con sus exigencias. Como ella muchas otras féminas en el mundo padecen de PSAS.

http://www.sexologia.net/02-12-2009/mujer/sindrome-de-excitacion-sexual-persistente-que-es

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario