El «Amazonas» explotaba a las chicas sexualmente como si fueran ganado

Las mujeres pagaban 80 euros de fianza para trabajar

Detenida una pareja que operaba en pisos particulares de Alicante

Una operación contra la prostitución ha desvelado abusos laborales de enorme envergadura. Las aspirantes al ‘empleo’ presentaban su solicitud para poder optar a una plaza. Para ello pagaban una fianza de 80 euros que perdían irremediablemente si no cumplían una de las condiciones innegociables de la ‘empresa’: no pasar más de 21 días en la ‘empresa’. Renovarse o morir.

Los acusados son el francés Michel Antoine Henri Pierre F. y su compañera sentimental, Guillermina M.J., supuestos responsables del mayor entramado de prostitución en pisos particulares descubierto por las fuerzas de seguridad de Alicante en los últimos años.

TENDENCIA ILÍCITA DE ARMAS

La mayoría de mujeres explotadas eran extranjeras sin residencia legal en España. En su escrito de acusación provisional, el fiscal pide dos años de cárcel para cada uno de los procesados por sendos delitos contra los derechos de los trabajadores, así como otros dos años para el hombre por tenencia ilícita de armas, pues los agentes del Cuerpo Nacional de Policía hallaron en su poder una escopeta de cañón y culata recortados con 43 cartuchos.

Los sospechosos regentaban la Whiskería Amazonas. Allí las chicas trababan contacto con sus clientes. Los servicios sexuales se prestaban en viviendas particulares cercanas que estaban alquiladas por los acusados.

Los proxenetas se quedaban con 50 de los 100 euros que costaba pasar una hora con una de las mujeres, tratadas peor que el ganado.

http://www.periodistadigital.com/ocio-y-cultura/sucesos/2010/02/08/alicante-amazonas-explotaba-chicas-sexualmente-extranjeras-proxenetas-explotacion-sexual.shtml

Share

Kamasutra: postura del abrazo total

El kamasutra da especial importancia al abrazo y al tacto en general, como lo demuestra esta postura que le permite al hombre tener el cuerpo de su pareja a su disposición para acariciarlo y besarlo.

La mujer abre las piernas y flexiona ligeramente las rodillas para el hombre sujete su cuerpo por los muslos y lo acerque contra su torso, esta postura la permite estimular de forma directa su punto G y prodigarle caricias, leves  mordiscos y arañazos.

kamasutra abrazo total

El abrazo total acerca los senos, el vientre y los muslos de la mujer a la boca del hombre, y le facilita tocar su rostro, torso y piernas, y pasar los dedos a través de su cabello.

La mujer puede menear las caderas pero no tiene tanta libertad de movimiento como el hombre, que puede moverse hacia delante y hacia tras, aunque no tanto hacia los lados.

Truco: esta postura le facilita al hombre encontrar el punto G, pero si el ángulo de elevación de las caderas de ella le ayuda. Para esto, ella solo tiene que colocar una almohada debajo de sus caderas para que él encuentre el ángulo exacto del placer.

http://www.sexologia.net/08-02-2010/kamasutra/posiciones-kamasutra/kamasutra-postura-del-abrazo-total

Share

After Hours:Reportaje Sobre Sexo

Sexo, sexo y más sexo. Cuando se apaguen las luces, Rafa Méndez abre el After Hours de Cuatro con Puro Sexo, un recorrido por la noche en el que se hablará de sexo como nunca se ha hecho antes.

A lo largo del programa, Rafa Méndez nos descubrirá lo último en sexo: mostrará cómo contratar a profesores que enseñan en tu propio salón de casa las posturas más excitantes, el denominado Sex coaching. Además, se adentrará en lugares prohibidos, como las zonas de Cruising, en las que hombres practican sexo con otros hombres al aire libre.

También conocerá a personajes sorprendentes, como un ama de casa que queda con grupos de hombres para practicar sexo en lugares públicos, lo que se conoce como Dogging. After Hours llegará a los lugares más desconocidos. Este es el caso de un club de 3.500 parejas que practican sexo libre en sus excitantes habitaciones.

Personajes, situaciones y lugares que son Puro Sexo bajo la personal mirada de Rafa Méndez…
Fuente texto y más información: Cuatro.com.




 
Share

Juzgan a una red de prostitución sin dos acusados

La fiscal pide 175 años de cárcel para los miembros de la organización.El juez declara en rebeldía a una pareja para enjuiciar a 5 presuntos cómplices.

Un matrimonio procesado por su presunta pertenencia a una organización que, en el año 2000, se dedicaba presuntamente a captar a mujeres polacas, brasileñas y letonas a las que supuestamente obligaban a ejercer la prostitución en un club de alterne de Santa Marina de Piedramuelle ha sido declarado en rebeldía. El magistrado-juez Francisco Javier Iriarte, titular del juzgado de lo penal número 4 de Oviedo, ha dictado un auto por el que acuerda esta medida para garantizar la celebración del juicio que se seguirá contra otras cinco personas acusadas de formar parte de esta red.

La vista oral, que hubo de ser suspendida el pasado mes de noviembre, por la incomparecencia de estos dos acusados, J.C.C.B. y J.L.A., y el coimputado I.L.ha sido fijada para el próximo 18 de mayo. Dos meses después de que se aplazara el juicio, el magistrado-juez ha declarado en rebeldía al matrimonio ante la imposibilidad de localizar a los acusados, tanto por la falta de domicilio conocido como por la ausencia de resultados en las labores de búsqueda de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

La fiscal solicita una pena global de 175 años de cárcel para los imputados que, de forma desglosada, supone una petición de pena a cada procesado de cuatro años de prisión por un delito contra los derechos de los trabajadores y otra de tres años por cada uno de los siete delitos de prostitución de los que se les acusa.

Los abogados defensores, Juan Carlos Fernández, Isaura Sánchez Gonzalo, Hipólito Iglesias y Rafael García Seminario, interesan la libre absolución.

La fiscal sostiene que A.G.N., M.S.E., R.A.C., V.R., I.L., J.C.C. y J.L.A. captaron a mujeres extranjeras para ejercer la prostitución en un club de alterne de Santa Marina de Piedramuelle para saldar la deuda que habían contraído para viajar a España procedentes de sus países de origen. Las mujeres denunciaron que los miembros de la red les imponían multas por conductas que los propietarios del local consideraban «inadecuadas», por lo que las sanciones económicas, unidas a la deuda, hacían que en algunos casos no llegaran a percibir cantidad alguna por su actividad. Las mujeres mantuvieron en sus denuncias policiales que tenían restringidos todos sus movimientos. Las defensas niegan el relato de la fiscal.

http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=541213

Share

21 días en la multinacional del sexo

Pocas veces una operación contra la prostitución ha deparado tantos detalles. Las aspirantes presentaban su solicitud para poder optar a una plaza. Y pagaban una fianza de 80 euros que perdían irremediablemente si no cumplían una de las condiciones innegociables de la ‘empresa’: no pasar más de 21 días en la ‘empresa’.
La idea era renovar constantemente el ‘ganado’. Siempre con excepciones, porque hay chicas que atraen al cliente, que son particularmente ‘buenas’, y la casa no puede permitirse el lujo de perderlas. El Amazonas, sus jefes, tenían sus propias reglas, e imponían según los testigos de la Fiscalía multas y sanciones en forma de suspensión de empleo y sueldo a su antojo.
También las tarifas eran más o menos fijas. Una hora con cualquiera de las chicas -paraguaya, brasileña, colombiana, argelina, nigeriana o dominicana- venía a costar cien euros. Cincuenta para la casa. La banca siempre gana. Por un tiempo inferior la comisión para los presuntos proxenetas tampoco resultaba mala: diez minutos, quince euros, cinco para ellos.
Share

Un libro recorre en 69 obras de arte el bagaje erótico de Occidente

Las “69 historias de deseo”, del francés Jean-Manuel Traimond, rezuman deseo y atracción carnal por cada una de sus páginas, además de servir como un espejo perfecto de los motivos que más han atraído al arte de Occidente.

El volumen que recoge estas obras de arte, bajo el subtítulo de “Un museo del imaginario erótico” (Editorial Electa), encadena con una edición exquisita una retahíla de escenas que se mueven entre dos polos complementarios y opuestos a la vez: enseñar y ocultar, pero siempre con el deleite visual como motivo principal. Aunque hay obras de todas las épocas, el autor ha huido del corsé de una cronología férrea, además de incorporar obras de distintos géneros (hay escenas religiosas y profanas) y soportes, desde lienzos hasta fotografías, pasando por grabados, esculturas y cerámicas, que muestran la inspiración constante en la pasión por disfrutar del cuerpo humano. Cada imagen, muchas veces maquetadas a sangre, va acompañada de un pequeño texto.

El autor elige para comenzar una vasija griega del siglo VI a.C., en la que se representa una explícita orgía con sexo oral y anal entre hombres. Luego se hace una pregunta: “¿Gozaban los griegos y romanos de más libertad sexual que nosotros?», para, a continuación desmontar el mito que se crea en la mente al observar los órganos genitales sin tapujos. No obstante, en Roma no estaban mal vistas las relaciones homosexuales, aunque se criticaba el papel “pasivo” de tales relaciones, como mostraba Catulo en algunos de sus poemas. Para apreciar esa pasión por el sexo del mundo romano no hay más que darse un paseo por los frescos del lupanar de Pompeya. De los pompeyanos el autor ha escogido una Invocación a Príapo (79 a.C), fruto de una juerga entre Dioniso y Afrodita, que atraía la buena suerte con su enorme falo en constante erección, “símbolo de fecundidad”, y sonrisa bonachona. Este tipo de obras muchas veces solamente lo podían ver algunos privilegiados, como la escultura del dios Pan copulando con una cabra (79 a.C), que se encuentra en el “gabinete secreto” del Museo Arqueológico de Nápoles, con obras que siempre han alentado la imaginación y el deseo por conocer “lo prohibido”.

Del infierno de El Bosco al «baño turco» de Ingres
Tras el triunfo del cristianismo, los dioses paganos siguieron dando rienda suelta, a hurtadillas, a sus pasiones desenfrenadas, pero tuvieron que esperar un tiempo para su destape. En Les larmes d´ Éros, George Bataille, libro inspirador de la reciente exposición sobre el erotismo del Thyssen, escribió: “La Edad Media puso en su lugar al erotismo en la pintura: ¡lo relegó al infierno!”. Y en el infierno continúa en El Jardín de las Delicias (1517), inmenso tríptico de El Bosco, que detalla todo un repertorio de “perversiones” como para perderse buscándolos todos con miradas indiscretas en el Museo del Prado. Salvador Dalí bebió directamente de esta fuente inagotable de inspiración y parece ser que también el autor del libro, puesto que no escatima en detalles.

En el Renacimiento vuelve la exaltación del cuerpo humano en todo su esplendor. Los poderosos cuerpos de Miguel Ángel en la Sixtina, cuyos atributos estuvieron tapados mucho tiempo, son buena muestra de ello. Y, después, en el Barroco la voluptuosidad se desboca: los estímulos visuales de las poderosas carnes de Rubens pueden acompañar perfectamente a la fascinante Venus del espejo(1651) de Velázquez. Una leyenda cuenta que Felipe III le espetó al pintor: “Esto es pecado”, a lo que el sevillano le respondió: “Es arte. Si ve pecado quizá el pecado esté en sus ojos y no en el cuadro”. Poco a poco el erotismo se fue refinando, con un gusto representado en el libro por obras de François Boucher y Jean-Honoré Fragonard. No obstante, de esa época destacamos, por “raro”, el dibujo de Jean-Jaques Lequeu, «Y nosotras también seremos madres, porque…” (1793), que muestra una monja descubriendo un pecho. Una imagen que, según el autor, “deriva del afán cristiano de convertir en tabú todo deseo sexual”. Amén.

El cuerpo femenino, «ese pecado»
Y luego llega el “bendito” siglo XIX, que en el libro cuenta con un buen repertorio de imágenes, como El baño turco (1865) de Ingres, todo un repertorio de desnudos femeninos en un lienzo con forma ovalada, que nos remite a las fantasías placenteras del “voyeur”. Este siglo elevó a la mujer a los altares del erotismo: no hay más que recordar a la Olimpia de Manet, una meretriz que mira desafiante al cuadro, o los cuadros del Simbolismo, que ofrecieron una visión de la mujer como “portadora del mal” (del pecado). Los ojos viciados de la historia del arte muchas veces la han mostrado como una femme fatale, “peligrosa y atractiva por ser libre”, como afirma Erika Bornay en su obra «Las hijas de Lilith». El libro de Traimond recoge alguna obra de dos autores que rellenaron cuadernos y cuadernos con multitud de escenas eróticas y sexuales, como Felicien Rops o Aubrey Beardsley. También al alemán Franz von Stuck le “encantaba representar la ecuación cristiana ‘pecado=sexo=falo=serpiente’.  No obstante, la escena más impactante de esta época es el primer plano, realista e impresionante, de la vagina que realiza Gustav Courbet, que titula El origen del mundo (1866). Aunque también en el libro se recogen escenas menos explícitas y con una sensualidad más delicada, como una de Gustav Klimt o algunas escenas de los pintores prerrafaelitas ingleses.

El erotismo del siglo pasado
En el siglo en el que la mitología acabó desapareciendo como motivo clave de la creación artística, algunos autores como Picasso siguieron reinterpretando las andanzas amorosas de personajes mitológicos, como Dora y el minotauro (1936), una exquisita reinterpretación del momento en el que el poderoso minotauro aborda a la frágil Dora: lo pinta sin sexo. Como afirma el autor “En la España de la época, el sexo rebaja al hombre al rango del animal, la virilidad del hombre se ve constantemente comparada a la del toro. Si el hombre, en tanto que macho, debe ascender hasta el toro, en tanto que católico no puede rebajarse hasta el toro”.

También tiene un hueco el mundo «misterioso» de Balthus (La habitación, 1942) pintor al que se le criticó la inclusión de mujeres jóvenes en sus lienzos, al más puro estilo de la «Lolita» de Nabokov, algolo que Molina Foix calificó de «el culto misterioso de las niñas». El pintor afirmó, al estilo de la respuesta de Velázquez, «las niñas para mí son sencillamente ángeles y en tal sentido su inocente impudor propio de la infancia. Lo morboso se encuentra en otro lado». Balthus buscaba la pureza en su obra.

En “69 historias de deseo” también tiene cabida la experiencia dadaísta de Duchamp, los equívocos surreales de René Magritte, el Pop Art de Tom Wesselman e incluso una pequeña parada por el cómic japonés (sin tener en cuenta los cómics pornográficos). Y hay hueco para la abstracción, aunque Georgia O´Keeffe siempre ha negado que “pintara flores clítorídeas, acantilados vaginales y meandros peniales” (es decir, una geografía genital), según el autor. Por otra parte, Traimond no ha dejado de lado las escenas de sexo entre mujeres como la exposición del Thyssen, además de alguna escena homosexual, curiosamente mitológica: La muerte de Jacinto, el único hombre entre el inmenso harén del dios Zeus.  Y sobre el erotismo transexual, habla sobre una obra de Pierre Molinier, El Chaman (1970). En definitiva, lejos de la anécdota sexual del título, la obra es un paseo visual muy evocador e imprescindible por el arte erótico occidental.

http://noticias.terra.es/2010/genteycultura/0208/actualidad/69-historias-de-deseo-arte-erotico-occidental.aspx

Share

El óleo más erótico de Fortuny entra en la colección del MNAC

El lienzo, totalmente alejado de la pintura habitual del artista, ha costado 300.000 euros

NATÀLIA FARRÉ
BARCELONA

Conocido y recordado por su detallista y minuciosa pintura de género, de casaca y peluca, Marià Fortuny (Reus, 1838 – Roma, 1874) ansiaba cambiar de lenguaje artístico y adoptar una factura más moderna y expresiva alejada de los convencionalismos y el academicismo. «Quiero darme el gusto de pintar para mi mismo», puede leerse en sus dietarios. Pero cuando se disponía a dar este giro en su carrera y dejar a su marchante, el todopoderoso Goupil, la muerte truncó sus planes. Aunque no del todo. Fortuny tuvo tiempo de experimentar con la modernidad y una prueba de ello es la obra Carmen Bastián, «un óleo excepcional e insólito que no encaja dentro de su produccción», según Cristina Mendoza, subdirectora del Museu Nacional de Catalunya (MNAC), y que ahora el museo catalán ha adquirido para su colección permanente.
La pieza la ha comprado a la Galería Oriol de Barcelona y ha costado 300.000 euros, que han salido de lo que el museo ha ahorrado en diferentes partidas presupuestarias, pues el MNAC no cuenta con un fondo para adquisiciones. Pero el esfuerzo ha merecido la pena ya que la obra «llena de forma espléndida la vertiente menos comercial de Fortuny, de la cual el museo solo tenía dos obras: Paisaje de Granada y Paisaje de Portici», explica Mendoza. Aún así, el MNAC –con 27 óleos, 2.170 dibujos y 170 grabados– cuenta con la mejor colección sobre el pintor.

RETRATO TRANSGRESOR / El artista pintó Carmen Bastián en 1870, cuando estaba en Granada, «los años más felices» de su vida, según consta en su epistolario, y también los de más independencia artística. Libertad que plasma en la pieza tanto en la temática: un retrato muy transgresor de contenido erótico, como en la factura: pinceladas rápidas y sueltas que nada tienen que ver con el preciosismo de su obra comercial.
El óleo, inacabado como muchos otros del artista, no está firmado
–aunque sí lleva el sello de la testamantaría– y posiblemente fue un divertimento del pintor. La familia lo tuvo hasta 1980. Y no se supo nada de él hasta Fortuny 1838-1874, la antológica que se exhibió en el Palau Macaya, en 1989. Ahora, a partir del lunes, estará permanentemente expuesto al público en el MNAC.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=684222&idseccio_PK=1013&h=

L’oli més eròtic de Fortuny entra en la col·lecció del MNAC

• El llenç, totalment allunyat de la pintura habitual de l’artista, ha costat 300.000 euros

Conegut i recordat per la seva detallista i minuciosa pintura de gènere, de casaca i perruca, Marià Fortuny (Reus, 1838 – Roma, 1874) anhelava canviar de llenguatge artístic i adoptar una factura més moderna i expressiva allunyada dels convencionalismes i l’academicisme. «Vull donar-me el gust de pintar per a mi mateix», pot llegir-se en els seus dietaris. Però quan es disposava a fer aquest gir en la seva carrera i deixar el seu marxant, el totpoderós Goupil, la mort va truncar els seus plans. Tot i que no del tot. Fortuny va tenir temps d’experimentar amb la modernitat i una prova d’això és l’obra Carmen Bastián, «un oli excepcional i insòlit que no encaixa dins de la seva producció», segons Cristina Mendoza, subdirectora del Museu Nacional de Catalunya (MNAC), i que ara el museu català ha adquirit per a la seva col·lecció permanent.
La peça l’ha comprat a la Galeria Oriol de Barcelona i ha costat 300.000 euros, que han sortit del que el museu ha estalviat en diferents partides pressupostàries, ja que el MNAC no compta amb un fons per a adquisicions. Però l’esforç ha valgut la pena ja que l’obra «omple de forma esplèndida el vessant menys comercial de Fortuny, de la qual el museu només tenia dues obres: Paisatge de Granada i Paisatge de Portici», explica Mendoza. Tot i això, el MNAC –amb 27 olis, 2.170 dibuixos i 170 gravats– compta amb la millor col·lecció sobre el pintor.

RETRAT TRANSGRESSOR / L’artista va pintar Carmen Bastián el 1870, quan era a Granada, «els anys més feliços» de la seva vida, segons consta en el seu epistolari, i també els de més independència artística. Llibertat que plasma en la peça tant en la temàtica, un retrat molt transgressor de contingut eròtic, com en la factura,: pinzellades ràpides i soltes que no tenen res a veure amb el preciosisme de la seva obra comercial.
L’oli, inacabat com molts altres de l’artista, no està firmat
–tot i que sí que porta el segell de la testamantaria– i possiblement va ser un divertimento del pintor. La família el va tenir fins al 1980. I no se’n va saber res fins a Fortuny 1838-1874, l’antològica que es va exhibir al Palau Macaya, el 1989. Ara, a partir de dilluns, estarà permanentment exposat al públic al MNAC.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAT&idnoticia_PK=684222&idseccio_PK=1013&h=

Share

Más allá del punto G

El «punto A», el «Cul de Sac» o el «punto U» son zonas de excitación que proporcionan no sólo placer sino que aportan beneficios para la salud sexual, como tratamiento a las migrañas
 

El placer femenino se esconde en muchas más partes de las que se piensa. Si parecía que no había ya demasiado desconcierto en la búsqueda del llamado «punto G», existen estudios sobre otras zonas de estimulación del placer, dentro y fuera de la vagina, que también merecen la atención de las parejas.
El más conocidos de ellos es el «punto A», situado a medio camino entre el «punto G» y el fondo vaginal, es decir, a unos 7 centímetros de los labios vaginales. Esta zona permite obtener orgasmos más rápidos y placenteros, con posibilidad de llegar al ansiado multiorgasmo, además de lograr una mayor lubricación sexual. Así lo comenta la terapeuta sexual Rocío de Dios, del Gabinete Tangram de Granada, «el “punto A” tiene la propiedad de provocar eyaculaciones en la mujer, pero toda base hacia la lubricación y hacia el placer supremo reside en tener un ambiente erótico adecuado».
Coincide con ella la fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, Francisca García, «cuando hablamos de “punto G o A” no hay que pensar en una zona anatómica concreta, sino en niveles de sensibilidad, y si se trata de buscarlos por primera vez es mejor comenzar desde un estado de excitación». La estimulación de esta zona vaginal fue descubierta en los años 90 a raíz de una investigación para buscar soluciones a este problema femenino.  La técnica para estimular el “punto A”, también llamada zona AFE (Anterior Fornix Erogenous, en inglés), aún se emplea en algunas terapias. La mejor manera de provocar la excitación de esta parte de la vagina es a través de posturas desde atrás o bien mediante técnicas de masturbación, a solas o en pareja, en las que se introduzcan los dedos haciendo una forma de «C».

Otros puntos
Otra zona de estimulación que puede reportar mucho placer es el conocido como «Cul de Sac» o «Saco de Douglas» y que se corresponde a la zona de la bolsa recto uterina, es decir, la extensión de la cavidad peritoneal entre el recto y la pared posterior del útero. Este área es de fácil acceso mediante una penetración profunda en un momento de mucha excitación. «El Cul de Sac es mucho más profundo, es necesario encontrarlo con el pene o con un vibrador cuando ya se está muy excitada», explica la escritora y periodista especializada en salud sexual Sylvia de Béjar. Aunque a algunas mujeres les reporte mucho placer sentir como el pene golpea esta zona al fondo de la vagina en el acto sexual, hasta el punto de lograr con mayor facilidad el orgasmo,  a algunas otras les puede resultar molesto en ocasiones si no existe la estimulación adecuada, «con el aumento de excitación se produce un aumento de la musculatura del suelo pélvico que permite alcanzar el punto A o el cuello del útero», añade García.
Menos conocido aún es el llamado «punto U», que al contrario que los anteriores se encuentra fuera de la vagina, en la zona inferior del clítoris. La forma más adecuada de lograr placer en este punto es separar los labios menores para poder presionarlo bien al tacto, con la lengua o rozándolo durante la penetración. Aunque su estimulación produce mucho placer, es casi imposible el orgasmo sólo con ello, por lo que es recomendable jugar con esta zona a la vez que se realizan otras prácticas sexuales. El problema al hablar de estas zonas erógenas, es que muchas veces producen el efecto contrario, en vez de producir el disfrute sexual crean una sensación de angustia y de frustración a la hora de su búsqueda. «Es verdad que estas áreas se han estudiado y por terminaciones nerviosas existen, pero lo importante es que ahí dentro hay un mundo por descubrir, y que cada mujer debe hallar el suyo propio», aporta la escritora Sylvia de Béjar. 
Conocerse implica, además de un mayor disfrute, gozar mediante la experimentación del placer de una mejor salud sexual, «los beneficios de estos hábitos son, al igual que ocurre en otros órganos del cuerpo, que sólo se mantiene lo que se usa, lo que no, se atrofia», manifiesta García. El sexo puede traer muchos beneficios a nuestro cuerpo, «una buena estimulación vaginal provoca mejoras dermatológicas, ayuda a paliar migrañas y en temas como la ansiedad o la depresión», añade Rocío de Dios. Esta experta manifiesta que en su consulta «recomiendo la exploración de estas zonas sobre todo a mujeres que gozan de una sexualidad sana y que quieren evolucionar hacia nuevas experiencias». En cualquier caso, lo importante de la sexualidad de cada uno, consiste en disfrutarla sin ansiedad.

http://www.larazon.es/noticia/2214-mas-alla-del-punto-g

Share

Juegos eróticos más que peligrosos

Cocaína en los genitales, pequeños calambres o dar un golpe certero en la nuca de la pareja produce máximo placer, pero puede tener consecuencias negativas e, incluso, llevar a la muerte
 

Un golpe clave en la parte posterior de la cabeza de quién está siendo penetrado justo en el momento previo a la eyaculación. Una instantánea contracción del esfínter anal que se cierra e incrementa el placer del orgasmo. Es el «Donkey Punch», traducido como la coz del burro. Una sesión de sexo extrema, controvertida y un tanto egoísta si se tienen en cuenta las consecuencias fatales que puede tener para quien la recibe. Porque existe la posibilidad de que se produzca una hemorragia intracraneal o de lesionar el cuello. Si es muy certero y se le va a uno la mano, una fractura vertebral, parálisis o incluso la muerte son consecuencias de este arranque pasional.
Pero existen otras prácticas poco habituales, incluso desconocidas para un gran público, que, sin embargo, se llevan a cabo. El secretario de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS), Miguel Ángel Cueto, explica que  «muchas personas gozan con un tipo de sexualidad que a otras les puede parecer rara por ser inusual. Todo lo que ocurra en la intimidad entre dos adultos, si es consentido por ambos y les produce placer, es totalmente legítimo». Según este experto hay que establecer un acuerdo previo entre la pareja, ya que «el límite entre la excitación y el desagrado es muy fino y no conviene traspasarlo. Sería conveniente acordar un gesto clave, una palabra para que se reduzca la intensidad y no traspasar la barrera del placer al sufrimiento».

Electrocutada
Tal vez si la pareja que hace algo más de un año sufrió un fatal incidente en la cama por una descarga eléctrica hubiera seguido estos consejos, el desenfreno no habría terminado en tragedia en su casa de Pensilvania (Estados Unidos). El muchacho confesó que había conectado un cable al cuerpo de su mujer y que luego lo enchufó a una toma múltiple independiente, que encendía y apagaba para darle placer. Según explicó el joven, ya lo habían hecho otras veces. En esa ocasión, al parecer, las descargas desembocaron en un ataque cardíaco de la esposa.
Hay que innovar y mantener la libido, pero con precaución. En la actualidad existen otros juegos, como el de utilizar cocaína sobre el pene o bien introducirla en el cuello del útero para «dar placer inmediato, porque la absorción de las mucosas de la zona es muy rápida», explica el director del Instituto Urológico Madrileño Juan Carlos Ruiz, quien añade que «la persona queda tan extasiada que puede sufrir un desgarro vaginal. Incluso, de forma brusca, puede fracturarse el pene». Se produce un chasquido, señal de la rotura del cuerpo cavernoso, a continuación aparece un hematoma y en ocasiones, «requiere ser operado», especifica Ruiz. Este experto también argumenta que en ciertos casos «hay pacientes que se inyectan dosis altas de prostaglandina, empleada para problemas de disfunción eréctil, cuando no la necesitan». La consecuencia es el efecto contrario, esto es, priapismo. «La erección dura más de seis horas y resulta dolorosa, lo que les lleva al hospital».

La soga del clímax
Y hay más. El déficit de oxígeno al comprimir el cuello produce una vasodilatación que genera la deseada erección, en términos más específicos, se habla de anoxia por compresión de vasos sanguíneos. Este estímulo se puede realizar en pareja o sólo. Una técnica que, al parecer, practicó el actor David Carradine (famoso por su papel en la serie de televisión Kung Fu) y que provocó su muerte. Fue encontrado en la habitación de un hotel en Bangkok desnudo con una cuerda atada al cuello. Según las autoridades tailandesas, el fallecimiento pudo ser un accidente mientras se masturbaba.
Pero no hay que escandalizarse ni hacer que paguen justos por pecadores. Las experiencias del sexo más fuerte al habitual, donde se vincula el placer con el dolor, no son una novedad, al contrario, vienen de antaño y, pese a que algunas como las citadas sobrepasen el límite, no son inventos, ni mucho menos, de la sociedad actual que algunos insisten en tachar de «ensexuada».
Es más, Cueto dice que «la excitación por experimentarlas y una menor presión moral respecto a la sexualidad han permitido trasladar hasta hoy estas prácticas, suavizándolas hasta convertirlas en juegos eróticos en los que cada miembro de la pareja desempeña el papel que le produce más disfrute». A ellas acuden quienes desean imprimir algo de variedad en sus técnicas habituales. En la mayoría de casos «se vincula con actos controlados en los que no se corren riesgos y los límites están claramente definidos», añade Cueto. Coincidiendo con ello se han multiplicado los juguetes sexuales que permiten internarse en pruebas de sexo sin temor, «con la ventaja de explotar el potencial sensual de cada uno, sin inhibiciones», concluye.

http://www.larazon.es/noticia/1502-juegos-eroticos-mas-que-peligrosos

Share

Sexo: un placer en femenino

Radiografía de la salud sexual de las mujeres

Expertas, artistas y escritoras gallegas opinan sobre un estudio que asegura que el 84% de las gallegas están satisfechas con su vida sexual

Algo está cambiando. Las mujeres para las que el sexo estaba irremediablemente ligado a la reproducción son una «rara avis» en la sociedad actual. Ellas reivindican su derecho al placer y piden a sus compañeros un mayor esfuerzo para satisfacerlas en la cama. El último estudio sobre este tema asegura que el 84% de las gallegas está satisfechas con sus relaciones sexuales. Sin embargo, la opinión en la calle advierte que queda mucho por hacer.

AMAIA MAULEÓN – VIGO Dato: el 84 por ciento de las mujeres gallegas encuestadas en el último estudio sobre calidad sexual, realizado por el Círculo de Estudio de Anticoncepción, asegura sentirse “satisfecha” con la calidad de sus relaciones sexuales.

Reacción de los expertos: sonrisas incrédulas, miradas de resignación y argumentos que echan por el suelo las optimistas cifras.

Reacción en la calle: sonrojo ante la pregunta, timidez, negación a contestar, bromas y, en un arranque de sinceridad, muchos comentarios en contra de las estadísticas.

Preguntas: ¿Exageran las mujeres? ¿Han cambiado realmente tanto las cosas como las encuestas dan a entender? ¿Están realmente las mujeres satisfechas con su vida sexual? ¿Se han eliminado todos los prejuicios?
Con el estudio en la mano, salimos a la calle a preguntar a las mujeres gallegas, expertas en sexualidad y referentes en distintos ámbitos, sus opiniones. Muchas mujeres prefieren no contestar y otras, aunque aportan sus opiniones de un modo general, rehuyen a hablar sobre sí mismas porque advierten que mucha gente confunde su personaje en televisión o sus novelas con su propia vida.
Mujeres gallegas como las actrices Teté Delgado y Cristina Castaño, la cantante Silvia Superestar, la escritora María Xosé Queizán, la diseñadora Olga Santos y las expertas en sexualidad Beatriz Suárez Briones y Chis Oliveira dan la cara y nos ofrecen un panorama que, en general, dista de este nuevo estudio, uno de los análisis más amplios realizados en España sobre estos temas.
Entre los datos más llamativos de este estudio se encuentran los altos porcentajes de satisfacción sexual. El 75% de las mujeres encuestadas en Galicia (lo que representaría a unas 700.000 mujeres gallegas) creen que la calidad de su vida sexual es “muy buena” o “bastante buena”. Consideran que la buena vida sexual mejora notablemente su salud. Además, el 84% de las encuestadas se consideran “satisfechas” con la calidad de sus relaciones sexuales.
Entre las mujeres que utilizan métodos anticonceptivos, son las usuarias del anillo mensual (85%) las que en mayor número afirman tener una buena calidad de vida, seguidas de las que utilizan preservativo (78%) y la píldora (76%).
Tal es el valor que las mujeres del estudio dan al sexo (le ponen un 7,2 de nota media) que tan sólo colocan por encima de él a su familia (8,2) y a sus amigos (7,9). En una escala de valores, lo sitúan por encima de su salud (7,1), su situación laboral (6,6) y su situación económica (5,9). En concreto, que ni la crisis ni el paro se comparan a una buena noche de placer.

Conclusión: el sexo no deja indiferente a ninguna mujer y las mujeres cada vez más buscan satisfacer plenamente su deseo sexual sin los prejuicios y desigualdades de antaño. Sin embargo, aunque a menudo se sientan decepcionadas en la cama, prefieren mantener alta la autoestima de sus parejas. El placer femenino tiene aún mucho que decir.

Las sex shops y los espectáculos se abren al mundo femenino

El placer femenino también es un negocio. Las tiendas de productos eróticos y los salones especializados en el sexo que proliferan por toda España no cierran los ojos a esta realidad y cada vez adaptan más su formato a los gustos femeninos. La sex shop viguesa “El país de las maravillas” es un ejemplo del cambio. “Huimos de la imagen burda de estas tiendas, la de los vibradores enormes y las muñecas hinchables, que no atrae a las mujeres, y ofrecemos juguetes mucho más sutiles, con un toque de diseño”, describe el gerente, Gonzalo Simón. En la misma dirección se inauguró recientemente en A Coruña “Dos rombos”, un establecimiento erótico, pequeño y elegante, dirigido al público femenino. La ciudad herculina celebra del 5 al 7 de marzo el II salón erótico Eros Galicia, en el que apuestan definitivamente por atraer a la mujer. “Son cada vez un público más numeroso en este tipo de eventos; entran solas a las sex shops y reivindican la parte más lúdica del sexo”, aseguran los organizadores del evento. Especialmente para ellas han preparado sesiones de tapper sex (muestra de artículos sexuales que gozan de gran éxito), asesores sexuales y clases de striptease.

http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2010/02/07/sexo-placer–femenino/409381.html

Share