La Jonquera dejará de perseguir prostitutas por el poco éxito de su ordenanza

A pesar de que no retirará la ordenanza, ya que seguirá vigente para casos extremos, el ayuntamiento ha decidido dejar de invertir esfuerzos en abrir expedientes sancionadores a prostitutas que después tampoco pagan, han informado hoy fuentes municipales.

Desde que entró en vigor la ordenanza, se han impuesto 304 multas a la quincena de prostitutas que trabajan en las carreteras del municipio, pero no ha servido de mucho, ya que el consistorio no ha conseguido que ni una de ellas pagara la sanción.

Los únicos que han hecho efectivo el pago han sido la veintena de clientes a los que se les abrió un expediente sancionador, para evitar que la multa llegara a sus casas.

Además de la impotencia de ver como no reciben ninguna ayuda de la Administración del Estado, ni de la Generalitat ni del estamento judicial, el alcalde de La Jonquera, Jordi Cabezas, ha explicado que también están decepcionados por la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que les obliga a conceder la licencia de apertura a un gran prostíbulo para unas 150 chicas que está en construcción en la localidad.

Tras considerar que no hay forma legal de luchar contra la puesta en marcha de este prostíbulo, y constatar la escasa efectividad por si sola de la ordenanza municipal, el consistorio ha decidido dejar de luchar activamente en contra de la prostitución en esta localidad.

«Lo hemos intentado, pero no lo hemos conseguido y no podemos continuar aplicando estos esfuerzos, porque a la Policía Local la necesitamos para otros problemas», ha mantenido Cabezas.

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=272638

Share

Cae una red de proxenetas que controlaba la prostitución de nigerianas en La Rambla

El pasado verano, la prostitución agresiva en las calles de Barcelona -en especial, en el paseo de La Rambla y el casco antiguo- levantó una fuerte polvareda. Algunas prostitutas africanas, como Diana (el nombre es supuesto) se abalanzaban sobre los turistas para llevárselos a algún rincón y, si podían, les robaban la cartera. La investigación policial ha puesto de manifiesto que aquellos hurtos tenían una razón ulterior: las mujeres debían afrontar el pago de grandes sumas de dinero a las mafias que las trajeron de Benin City -con estancias insalubres en las costas de Marruecos y Libia- con la promesa de que, una vez en España, trabajarían como peluqueras.

La banda ahora desarbolada (hay nueve detenidos; ocho han ingresado en prisión) controlaba a medio centenar de mujeres, según la policía. Eso es más o menos la mitad de las prostitutas subsaharianas que trabajan en Barcelona. La situación insostenible del pasado verano, jalonada por las críticas de vecinos y oposición, obligaron a las administraciones a sacar a la policía a la calle. Muchas prostitutas se vieron obligadas a marcharse y su paradero era una incógnita. Hasta ayer. El inspector Jordi Ollé, jefe del crimen organizado de los Mossos, desveló que la mayoría de mujeres habían marchado -a Málaga, al sur de Francia, a Italia- aunque otras se quedaron ejerciendo la prostitución de forma discreta.

Ollé desgranó los detalles de una investigación que se ha prolongado nueve meses y que ha desarrollado la Unidad Central de Tráfico de Seres Humanos. Las víctimas eran captadas en Nigeria a través de protectores. Éstos organizaban, con la ayuda de un brujo local, ceremonias de vudú. Con escaso nivel de formación y procedentes de zonas rurales, la mayoría de chicas cree en el poder de los espíritus. La banda usaba esa creencia para someter la voluntad de las mujeres y garantizar su silencio. Si rompían el pacto no escrito de fidelidad, argumentaban, los espíritus podían hacerles daño a ellas y a sus familiares más directos.

Las amenazas llegaron a consumarse. Y no precisamente por intervención divina. La banda reunía datos de los familiares de las chicas para atacarles en caso de impago. Los Mossos han constatado diversas palizas, el secuestro de un menor de edad e incluso el presunto asesinato de la madre de la testigo protegida. Las autoridades de Nigeria, sin embargo, informaron de que se trató de una muerte natural.

Tras un penoso viaje en coches y camiones hasta el norte de África, los protectores daban el relevo a los guardianes, encargados de organizar el paso del estrecho de Gibraltar en patera. Una vez en Barcelona, saltaba la sorpresa. Los nueve individuos detenidos el martes de madrugada -hombres y mujeres de mediana edad- informaban a las víctimas de que debían satisfacer el pago del viaje (entre 40.000 y 50.000 euros, según los Mossos) en seis meses. El móvil de la banda era exclusivamente económico. Lo demuestra el hecho de que «una de las chicas, por circunstancias excepcionales, pudo pagar sin necesidad de prostituirse y la dejaron en paz», detalló el inspector.

Apaleadas, desamparadas y bajo una doble amenaza (simbólica, la del vudú; real, la de las represalias en Nigeria) las chicas vivían «sometidas a estrecha vigilancia», sobre todo los primeros meses de estancia. Trabajaban en La Rambla, pero también en los alrededores del Camp Nou, en la calle de Wellington (cerca del parque de la Ciutadella) y en la zona de Glòries, así como en áreas industriales de Mataró. «Se prostituían durante todo el día. La misma chica que por la mañana estaba en la Rambla podía irse de noche a Mataró», subrayó Ollé.

Pero ni siquiera una jornada completa basta para pagar tanto dinero en tan poco tiempo. De modo que la vinculación a la banda, a menudo, se alargaba mucho más allá de los seis meses. Diana, por ejemplo, llegó a Barcelona en 2006 y aún no había reunido todo el dinero. Lo que ella explicó en comisaría ha resultado ser cierto al 100% y, tras las detenciones, otras tres chicas se han atrevido a dar el paso y prestar declaración. Pero para la mayoría, la sombra del vudú y el recuerdo de las palizas siguen pesando demasiado.

Algunas mujeres liberadas siguen ejerciendo la prostitución. «Después de tres años haciendo lo mismo, debe de ser difícil salir», dijo Ollé. Además de cursar una orden de detención internacional contra la rama nigeriana de la banda (protectores, guardianes y demás) los Mossos trabajan ahora para buscar una salida a las chicas. Una treintena de chicas están identificadas y localizadas y se les pondrá en contacto con asociaciones de ayuda. Hasta ahora, no había sido posible porque «habría perjudicado a la investigación». También la redada conjunta del verano pasado (la Operación Llacuna) «entorpeció un poco», ya que dispersó a las mujeres cuando la investigación de los Mossos sobre la trama estaba en marcha. «Pero era necesario desde el punto de vista de la seguridad ciudadana y no pasa nada», defendió Ollé.

En la operación del martes, los agentes hallaron listados de tarifas y la contabilidad de las chicas, así como objetos que habían comprado a través de Internet con las tarjetas de crédito robadas por las jóvenes a los turistas incautos.

http://www.elpais.com/articulo/cataluna/Cae/red/proxenetas/controlaba/prostitucion/nigerianas/Rambla/elpepuespcat/20100213elpcat_2/Tes

Share

Macro burdeles en Mataró

Un empresario obtiene la licencia para dos locales con casi cien habitaciones

 

 Un empresario ha obtenido el permiso municipal para construir dos macroburdeles en el polígono Les Hortes de Mataró, que sumarán casi cien habitaciones. El propietario de estos dos prostíbulos es el mismo de la instalación de sesenta habitaciones que se está construyendo en La Jonquera.

La empresa José María Ribot Colomer SL es la que ha puesto en marcha este proyecto en el Maresme, aunque ha pedido las dos autorizaciones con dos empresas diferentes. De esta manera, y como la legislación impide que los locales destinados a la prostitución estén a menos de 150 metros el uno del otro, se asegurará la exclusiva en el polígono.

Share

«Con la crisis tenemos más pacientes preocupados por su vida sexual»

Con «Boston Medical Group» aprendimos que el «sexo es vida» o que si la vida sexual va bien «lo demás no importa». Con seis centros en España y más de un centenar de clínicas en todo el mundo, sus médicos han sido testigos de los cambios que han experimentado los españoles en los últimos años, cómo poco a poco se han despojado de tabúes para afrontar problemas tan comunes como las disfunciones sexuales.
—Tratan a pacientes en Estados Unidos, Europa o América Latina. ¿Existen muchas diferencias culturales?
Sí, en las relaciones sexuales influye la dieta, el clima, la cultura, el carácter…. Notamos diferencias entre países y también dentro del mismo país. Un andaluz no se manifiesta de la misma manera que un vasco, sobre todo a la hora de exteriorizar sus problemas. La frecuencia de las relaciones sexuales tampoco es la misma en los distintos países ni la forma en la que se ven. Hay países en los que el sexo forma parte de los hábitos de las personas y en otras es sólo un complemento de la pareja.
—Para los españoles ¿es un complemento o algo esencial?
—Hemos avanzado mucho en los últimos años en España. En los años 90 costaba más que un varón acudiera a una consulta por una disfunción sexual. Eso ha ido cambiando, gracias a la publicidad, los medios de comunicación y la llegada de nuevas generaciones que hablan de forma más abierta de sexo.
—En los últimos años se ha pasado de tratar todas las disfunciones sexuales con ayuda psicológica a resolverlo con una pastilla. ¿Volvemos a caer en un extremo poco aconsejable?
—No hemos pasado de un extremo a otro. Hemos ido avanzando en el desarrollo científico, como una escalera. Empezamos tratando estos problemas desde un punto de vista psíquico y nos dimos cuenta de que la duración de estos tratamientos con el psicólogo eran muy largos y al final se resolvían muy pocos casos si había fallos orgánicos. Entonces se comenzó a utilizar la medicación y hemos llegado a un momento en el que, sin desechar el aspecto psicológico de cada paciente, vemos que lo médico cubre una parte fundamental en el tratamiento. Insisto, siempre sin olvidar el apoyo psicológico.
—¿La edad es un motivo para renunciar a la sexualidad?
—Yo creo que en la vida se debe renunciar a todo, no solo al sexo, sólo cuando llegamos a la muerte. Cada vez tenemos pacientes más mayores que siguen con deseo de tener una vida sexual activa.
—La disfunción eréctil puede ser la primera señal de aviso de un problema cardiovascular, ¿debería incluirse dentro de un chequeo habitual?
—La disfunción eréctil es un síntoma de una patología mucho más grave y solapada. Es cierto que no todos los médicos le dan importancia a la disfunción eréctil si no se dedican a tratar estos temas. Algunos médicos se limitan a prescribir una pastilla para tratar la disfunción eréctil sin mirar a fondo a sus pacientes.
—«Si tu vida sexual va bien lo demás no importa», reza su publicidad. ¿En estos tiempos que corren no resulta un poco atrevido?
—Tengo pacientes que me cuentan que evitan las relaciones sexuales porque están muy tensos el fin de semana. La gente ha olvidado que el sexo es una manera de relajarse, que produce placer y disminuye la adrenalina del organismo. Cuando decimos «Si la vida sexual funciona, lo demás no importa” nos referimos a que podemos minimizar los problemas cotidianos que tanto nos estresan. Pero fíjese en estos momentos de crisis en que las personas tendrían que estar más preocupados por los problemas económicos tenemos más pacientes en las consultas, preocupados por su vida sexual.
—¿Saben por qué?
—Los hombres están más en sus casas porque no tienen trabajo y le dedican más tiempo a su pareja. Antes estaban muy ocupados en su vida laboral. Al estar tranquilos, le dedican más tiempo a su familia, y se dan cuenta de que el sexo forma parte de esa vida familiar.
—Deben ser de los pocos que se benefician de la crisis.
—No queremos que haya crisis, pero sí es cierto que en estos momentos tan duros no hemos detenido nuestro proceso de expansión.
Share

Sexo en grupo: 5 maneras de disfrutarlo

Existen varias prácticas sexuales con las que podemos disfrutar del sexo en grupo, de maneras diferentes y todas con su punto de morbo y sensualidad. Hoy vamos a recopilar algunas de esas prácticas con las que podemos tener sexo en grupo.

Seguro que más de una vez has tenido la fantasía de estar con más de una persona a la vez y poder llevar a cabo prácticas que habitualmente no se pueden hacer entre dos. Si es así, ¿lo has dejado únicamente en una fantasía o te has atrevido a hacerla realidad?

Dependiendo de los gustos de cada un@ puedes llevar a cabo un tipo de prácticas u otras. Vamos a ver las más cómunes y conocidas:

1. Tríos:

¿Quien no ha soñado alguna vez con hacer un trío? Dependiendo de si eres chico o chica te sentirás más atraído hacia un trío de hmh o mhm, pero es una práctica bastante más extendida de lo que nos imaginamos y muy deseada por much@s. Puede llegar a resultar muy morboso por la situación en si y porque se pueden llevar a cabo prácticas que dos personas solas no pueden hacer, como por ejemplo la doble penetración o practicar sexo oral al mismo tiempo que la penetración. ¿Te lo has planteado alguna vez o has llegado a hacerlo?

2. Dogging:

Una práctica que cada vez tiene más seguidores y gente interesada en practicarlo. El hecho de practicar sexo al aire libre, con gente alrededor que te puede mirar o participar en el grado que tu quieras, es algo que seduce a mucha gente. El dogging puede parecer una práctica de riesgo por ser al aire libre y con desconocidos, pero por ese mismo motivo, hay foros especializados donde los doggers hablan entre ellos para conocerse algo mejor y poder organizar quedadas de grupos reducidos. Existen una serie de normas que todo el mundo debe cumplir y una série de reglas para entender las señales que te hacen. Si te interesa este tema puedes ver toda la información necesaria en el post de dogging apréndete las reglas.

3. Orgías:

Una orgía es sexo en grupo a lo grande. Es una fantasía muy común y básicamente se denomina orgía a las prácticas sexuales en las que participan 4 personas o más. Que se practique sexo en grupo no quiere decir que todo está permitido, cada uno puede tener sus propias normas y disfrutar del sexo en grupo como más le guste. Puede resultar una práctica muy erótica y excitante para los participantes.

4. Intercambio de parejas:

Parejas que deciden vivir su sexualidad de un modo abierto y optan por disfrutar del sexo con otras parejas.

Existen varios clubs de intercambio o clubs liberales a los que acuden las parejas, para disfrutar del sexo de una forma natural y con una visión mucho más abierta, para disfrutar al máximo de las situaciones más morbosas y hacer realidad más de una fantasía.

5. Gang bang y bukakke:

El gang bang es la práctica sexual en la que una mujer está con tres o más hombres, y el bukakke es la práctica sexual en la que tres o más hombres acaban eyaculando en la cara de una mujer. Ambas prácticas van estrechamente unidas, ya que muchas veces un gang bang puede terminar en bukakke. Son dos prácticas que, aunque a algunas mujeres les cueste admitir, puedes resultar muy placentera y excitante para todos los participantes. El papel de la mujer es de sentirse «utilizada» por varios hombres, y eso es fantasía de más de una. Estás son las 5 prácticas de sexo en grupo más conocidas, aunque por supuesto existen más.

Seguro que en alguna ocasión has deseado llevar a cabo alguna de ellas e incluso te habrás animado a hacerla realidad.

Fuente: elblogdesexo.com

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=175

Share