Colectivos Trabajo Sexual / Sex Workers Collectives

El mapa recopila diferentes páginas web de organizaciones y proyectos de trabajadoras/es del sexo, así como blogs en los que expresan sus vivencias y opiniones personales en torno al sexo comercial. Las localizaciones no son exactas, sino aproximadas. Para colaboraciones y sugerencias, o para incrustar el mapa en miniatura, puedes dejar un mensaje a través de Google maps.
Ver Colectivos Trabajo Sexual / Sex Workers Collectives en un mapa más grande

http://maps.google.es/maps/ms?hl=es&gl=es&ie=UTF8&oe=UTF8&msa=0&msid=101530986800204690882.0004541562825cdaebd09&ll=48.881086,2.307987&spn=0.051138,0.110378&z=13

Share

El negocio del sexo en tiempos de crisis

Constructoras, restaurantes y comercios son algunos de los negocios que se han visto afectados por la crisis. Pero, ¿Y el negocio del sexo? El especial ‘Investigación al Descubierto’, que se emite el viernes a las 00.00 horas en Veo7, desvela en qué situación se encuentra la prostitución en España.

Muchas mujeres se han visto obligadas a recurrir a su cuerpo como solución a sus problemas económicos: universitarias para poder pagar sus estudios o también amas de casa. Además, algunas prostitutas que llevan muchos años en la calle no han tenido más remedio que reducir sus tarifas a precios muy bajos. El reportaje muestra estos y otros testimonios de la realidad de la prostitución en la actualidad.

Los reporteros de ‘Investigación al descubierto’ se introducen con sus cámaras ocultas entre los personajes más oscuros del negocio del sexo: los proxenetas, que utilizan diferentes coartadas para tapar su actividad delictiva.

Un empresario que capta universitarias a través de falsas ofertas de trabajo, la negociación de venta de un prostíbulo con las mujeres incluidas como si fueran una simple mercancía, o un hombre que exige a las chicas que van a prostituirse que pasen antes una prueba sexual con él. Ésta es la realidad que revelan las imáganes, una realidad en la que ni el oficio más antiguo del mundo es inmune a la situación de crisis.

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/19/television/1266584351.html

Share

Hetaira edita el folleto-cuaderno: ¡Sobre todo. salud!.

 Este folleto habla del sexo más seguro. Trata asuntos que toda las personas que practicamos sexo deberíamos saber. Trata sobre cómo trabajar con clientes sin riesgos y cómo tener sexo más seguro con tu marido, tu novio o amante.
En este folleto puedes leeer cómo protegerte y proteger a los demás contra las ITS y el VIH/SIDA. Además, te da información sobre los distintos tipos de ITS que existen, sobre higiene y cómo facilitar la negociación con tu cliente.

El folleto completo puedes descargártelo en pdf .  http://www.colectivohetaira.org/web/images/docs/Folleto%20STSalud.pdf
Si trabajas en la industria del sexo y deseas tenerlo en formato cuaderno puedes llamarnos y pasar a recogerlo por nuestro local (tfno: 915232678).

La publicación de este folleto ha sido posible gracias a la colaboración de todas las mujeres que conocemos que ejercen o han ejercido trabajo sexual. Y ha sido financiado por el Ministerio de Sanidad y Política Social del Gobierno de España, a través de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida.

http://www.colectivohetaira.org/web/

Share

El mayor prostíbulo del mundo

Once plantas, algunas de ellas temáticas, como la séptima, la de los transexuales. Casi 200 habitaciones por las que pasan de media 800 clientes diarios. No cierra. Es Pascha, el burdel más grande de Europa.

Desde sus ventanas se ve la catedral de Colonia (Alemania), aunque ninguno de los que se acercan hasta Pascha acuden a este rascacielos azul eléctrico de once plantas por sus vistas o por lo confortable de sus habitaciones. Más bien lo hacen por las mujeres que se hospedan en él y que ofrecen sus servicios durante las 24 horas del día. Pascha es, según se vanaglorian en su página web, el mayor prostíbulo de Europa. Esta catedral del sexo, que cuenta con otras dos delegaciones en Munich y Salzburgo, alberga a más de 120 féminas provenientes de todos los países: Tailandia, México, España, Venezuela, Costa Rica, Hungría, Alemania, Francia… Ya se sabe: en la variedad está el gusto.

Localizado en el céntrico barrio de Nippes, en este burdel, fundado en los 90, todas las fantasías se pueden realizar en alguna de sus casi 200 habitaciones… siempre y cuando se disponga de dinero en la billetera, claro está: sexo anal, oral, sadomasoquismo, masajes, lluvia dorada, orgías… El lupanar cuenta con habitaciones temáticas (como la tirolesa o la de la consulta médica, con disfraz de enfermera incluido) e incluso con plantas temáticas, como la séptima, la de los transexuales. Las dos últimas acogen a las prostitutas de lujo, no aptas para todos los bolsillos, ya que sólo se accede previo pago de 50 euros más un suplemento de 100 euros por cada media hora. Por este desembolso se puede disfrutar de un bar de lujo con barra y buffet libre, masaje, sauna y de una chica durante treinta minutos…

Las veinticuatro horas.
La entrada a este supermercado del sexo cuesta el precio de cinco módicos euros: “Que dan derecho a todo tipo de bebidas no alcohólicas”, comenta Stefan Rothe, director de marketing. “Pascha está formado por las siete plantas donde se hospedan las chicas, que están abiertas las 24 horas del día; el Pascha Nightclub, que opera entre nueve de la noche y cinco de la mañana; y The Club 11, la planta superior, también abierta las 24 horas”, detalla Rothe. En el club-discoteca, que puede albergar hasta 500 personas, tienen lugar habitualmente espectáculos realizados por bailarinas profesionales. Su acceso cuesta 30 euros, 35 los fines de semana. Ningún encuentro sexual tiene lugar allí, pero sirve para que los clientes se animen a visitar a las prostitutas, que están esperando en las puertas de sus habitaciones. ¿Tarifa? “Depende de lo que el cliente quiera, pero puedes tener sexo por 30 euros”, confirma Rothe. De hecho, éste es el precio practicado en la denominada Express Floor, la destinada a los apretones rápidos. De media, una chica podría estar embolsándose unos 150 euros por servicio, de los que el local no se queda ni un euro. ¿Cuánto ganan al mes? Rothe nos ilumina con su respuesta: “Depende de lo que trabajen”.

Servicios.
Pascha saca beneficio de las entradas al establecimiento, de las del cabaret, del restaurante en el que comen las inquilinas y, sobre todo, de lo que pagan las meretrices por sus habitaciones. El establecimiento pone a disposición de las chicas una boutique, servicios médicos, peluquería, manicura y pedicura (a precios muy competitivos según ellos mismos anuncian), conserje, servicio de seguridad, limpieza diaria de las habitaciones, lavandería… Además, se encarga de anunciarse en prensa unas tres veces a la semana, con lo que consigue que acudan un promedio de 800 clientes diarios. Para poder hospedarse, las mujeres deben entregar previamente certificados médicos y laborales. En Alemania la prostitución puede ejercerse libremente y hombres y mujeres pueden trabajar como “autónomos del sexo”. La ley establece, eso sí, que los precios los establezcan los mismos profesionales.

Y profesionalidad es lo que no le falta a Pascha, que, como buena máquina de hacer dinero, sabe utilizar todos los recursos y las herramientas del marketing para conseguir más clientes y fidelizar a los asiduos. Así, la última idea de Armin Lobscheid, su propietario, ha sido la de ofrecer la entrada gratuita a todos los que se dejaran tatuar Pascha en su cuerpo. Poco después de dar a conocer esta iniciativa, una docena de hombres esperaba en el vestíbulo para grabarse la marca en su piel… lógico, ¡cualquier idea para ahorrar dinero es bienvenida en tiempos de crisis! Aunque a ver luego cómo lo explican en casa.

Más información en la revista Tiempo

http://www.tiempodehoy.com/default.asp?idpublicacio_PK=50&idioma=CAS&idnoticia_PK=60232&idseccio_PK=683&h=100115

Share

¿Novela erótica? ¿Aún?

Iván Thays

Escritor peruano

http://notasmoleskine.blogspot.com

Hubo una época en la que se publicaban novelas eróticas por doquier. Qué sensación de libertad daba ir a una biblioteca y comprar un librito rosado de La Sonrisa Vertical. Las tres hijas de su madre, por ejemplo, un librazo. O hablar con soltura de Las once mil vergas como si no fuera lo peor de Apollinaire. O encontrar, sin sonrojarse, un libro de colecciones Popof en las librerías de viejo. Incluso un escritor peruano apellidado Tola escribió un libro erótico llamado Lulú, la meona, o algo así, y a uno no le parecía extraño; como no fue extraño leer a Vargas Llosa en La Sonrisa Vertical. En fin, otros años, años sin pornhub, redtube y el fabuloso xvideos.com digamos. Además, ahora cualquier novela, incluso la más ingenua, es más erótica o pornográfica que un sueño húmedo de Henry Miller; la literatura erótica ha desaparecido como género, como sello y como un estante escondido en los anaqueles de las librerías. Pero no por eso ha dejado de existir, de conmover y de ser leída, como quería Cabrera Infante, de una sola mano. Por ejemplo, Linaje, de Gabriela Bejerman (editada por Mansalva) que una amiga bellísima mandó de regalo, a través mío, a su amiga peruana. Y no sé si fue la carátula, la belleza de la amiga que me hizo el encargo o la sensación de abrir a escondidas el paquete primorosamente envuelto y leer este librito que no era para mí, lo que hizo que este libro me conmoviera hasta la excitación. O quizá simplemente fue la calidad del libro, resaltada por Mariano Dorr en Radar Libros. Dice la reseña:

La nueva novela breve de Gabriela Bejerman se lee con la voraz intensidad de la mejor literatura erótica. En el Prólogo se cuenta cómo Irene –adoración de su hermano, Pier Rubinov– abandona un enigmático paquete en las aguas del Puma. Antes de hundirse, la narradora rescata ese “atado de papeles” sin ser vista: “Certeros fueron los métodos que probé para leer lo que se había empapado, y ahora, antes de arrepentirme, traiciono para ustedes un naufragio familiar”. Treinta y cuatro capítulos, de entre una y seis páginas cada uno, se hilvanan atravesados por una idea dominante: tal vez la historia de una familia sea el secreto de sus adicciones. Abel y Beatriz, los padres de Irene y Pier, son tan hermosos y egoístas como los hermanos, pero en lugar de entregarse a las caricias se entrenan en las virtudes del banquete. Los asados interminables seguidos de frutas multicolores no son únicamente una escena de verano sino también una excusa para los ataques histéricos de Irene, que llora y patalea enfurecida por la muerte del animal (un ciervo cazado por Abel y Pier, con arco y flecha) que más tarde deglute “como si nunca hubiera estado vivo”. Los episodios siguen el curso de una prosa poética que brilla con la voz de Bejerman: “La espuma acicateaba burbujas histéricas de felicidad, las piernas vibraban con átomos de luz que se dilataban en la arena virgen”. La unión entre hermanos –que se miran, se presienten, se desean, se acarician…– se interrumpe sólo con la aparición de un intruso (Víctor) y una intrusa (Púrpura), amantes que llegan para diseminar la pasión entre Irene y Pier. Púrpura es una mujer insaciable; Víctor un hombre que sabe ausentarse para remarcar su presencia, desgarrando el corazón de Irene, que igualmente se desangra cuando su amante se lo pide: “Los primeros días de la menstruación, Irene se quedaba en su cuarto. A veces tenía ganas de salir pero Víctor la convencía de estarse ahí, chorreando sola, no la dejaba ponerse nada que absorbiera. La ansiaba, tenía una adoración aguda por su sangre. Al fin y al cabo era incluso mejor tener la menstruación, así no había necesidad de inventar formas de hacerla manar”. Con la idea de dejar unos días la cocaína, aparece entre ellos otra droga con toda su potencia destructiva y liberadora: la Paxia, capaz de introducir una paz desenfrenada en Irene, un cerco de orgasmo y muerte que se traduce en la expresión del desmayo. Víctor la conduce como un chamán: “A ver, abrí las piernas, a ver si cae una gota de sangre. ¿Sí? Hacé fuerza, un poquito, Irene. Ahí va. Mirá qué lindo, así te unto las piernas, ¿te gusta? Tomá, chupame la mano que está toda roja, tomala que te va a hacer bien. No cierres la boca, tomá más, a ver, abrila, qué buena sos”. El furor de Víctor es al mismo tiempo un enamorado satanismo. Pier (siempre fastidiado) y Púrpura (siempre insatisfecha) también se encierran en sus propias prácticas sexuales infernales: “Su concha se transformaba en un cerebro de sentimientos disconformes, que fácilmente la convencían de que Pier era el hombre más estúpido de la Tierra, el más incompetente”. Los personajes se desafían, se vigilan como animales y se obsesionan con el deseo sin objeto. Con una escritura cuidada hasta el detalle, Linaje de Gabriela Bejerman quema las manos del lector… fuego de palabras.

http://notasmoleskine.blogspot.com/2010/02/novela-erotica-aun.html

Share

Todo lo que siempre quisiste saber sobre el sexo y nunca te atreviste a preguntar

¿Sabemos lo que es un gang bang? ¿En qué consiste el petting? ¿Y el cruising? Son términos que se refieren a prácticas sexuales, al parecer de moda, pero que a veces nos da apuro plantear abiertamente. El programa GPS Testigo directo emite el reportaje «Todo lo que quisiste saber del sexo y nunca te atreviste a preguntar», en el que se responde a 20 preguntas sobre los asuntos relacionados con el sexo que más curiosidad despiertan.

¿Cuántos centímetros tienen de media los penes de los españoles? ¿Sabía que en muchas ciudades de España se practica el dogging, es decir, sexo entre desconocidos en sitios públicos? A lo largo del programa se ofrecen los testimonios de personas que realizan este tipo de prácticas sexuales. Además, los reporteros de GPS han sido testigos directos de algunas de ellas, como el voyeurismo o el sexo furtivo entre homosexuales.

Pero además, en este reportaje también ofrecen su testimonio mujeres multiorgásmicas que desvelan las técnicas para conseguir serlo, se muestran los puntos más erógenos del cuerpo humano y descubrimos las fantasías y las posturas sexuales que prefieren los españoles.

Asimismo, se desvelan las parafilias más extrañas, se enseña cómo encontrar el famoso punto G y se ofrecen remedios para quienes tienen algún tipo de disfunción sexual.

http://www.antena3.com/PortalA3com/sexo-que-habian-contado/3603121_19_87418

Share

Prostitución: El problema más antiguo del mundo

A través de los testimonios de estas mujeres se descubre un mundo para muchos desconocido, y eso que casi el 30 por 100 de los varones españoles ha utilizado alguna vez sus servicios. Un negocio en el que se mueven 50 millones de euros diarios y que el Gobierno quiere regular para evitar la explotación sexual.

Los reporteros del programa han recorrido el país para pulsar el enfrentamiento que en muchas ciudades hay entre vecinos y prostitutas, un conflicto que algunos ayuntamientos tratan de atajar.

En el reportaje también se demuestra cómo funcionan las agencias de prostitución de lujo, cómo aleccionan a las mujeres que quieren trabajar en ellas y qué sueldos les pagan. Para ello, reporteras del programa se han infiltrado en una de ellas con el objetivo de ser contratadas.

http://www.antena3.com/PortalA3com/Prostitucion-problema-mas-antiguo-del-mundo/2759412_19_87418

Share

¿La prostitución de lujo existe?

Hoy por primera vez Maria de Mora, una madame aunque a ella no le gusta que la llamen así, una mujer muy conocida en Madrid, se va atrever a contarnos como funciona el negocio de las famosas que a cambio de una cantidad de dinero acompañan a determinados clientes.

¿Qué opináis vosotros sobre este tema? ¿Y si habéis visto la entrevista que os ha parecido?

http://blogs.antena3.com/patino/entry/la_prostituci%C3%B3n_de_lujo_existe#comments

María de Mora: «Se ha llegado a pagar 500.000 euros por una famosa»

(12/02/2010) ¿Existe la prostitución de lujo? María Mora ha venido a DEC para hablar del negocio más polémico del mundo del corazón.

María de Mora nos cuenta cómo empezó su negocio con «Señoritas de compañía». Nos ha comentado que tenía una agencia de modelos y azafatas, que con el tiempo derivó a otro tipo de servicio ya que sus «amigos», no le gusta emplear la palabra clientes, pedían servicios de acompañamiento de alto nivel, querían señoritas de imagen, modelos o famosas.

No obstante María afirma que no tiene constancia de que tras esos servicios se incluyera una relación sexual, Según la invitada eso ya era cosa de la famosa en cuestión.

Por otra parte Maria de Mora nos ha contado que la manera que tenía de conocer a las famosas y a las modelos era a través del boca a boca.

También se habla de la existencia de un book donde los clientes podían elegir a las modelos o famosas.

Una pregunta muy interesante de María Patiño ha sido: ¿Qué busca una mujer famosa con una solvencia económica y conocida para ir a esta agencia? María de Mora ha contestado que lo que iban buscando era conocer hombres con gran poder adquisitivo y casarse con ellos.

La invitada ha afirmado que se han llegado a pagar 500.000 mil euros por este tipo de compañía.

http://www.antena3.com/PortalA3com/DEC/Maria-Mora-llegado-pagar-500000-euros-por-una-famosa/PA_81670_5951256_9948317

Share

Concurso ‘Mi primera vez’

Explica tu historia de manera original y gana 10 entradas dobles para ir a ver esta obra de teatro al Club Capitol de Barcelona

La primera experiencia sexual es una de las pocas cosas que la gente de todo el mundo tiene en común, y raramente se habla de ello… Hasta ahora. Mi primera vez, que se representa estos días en el teatro Club Capitol de Barcelona, cuenta las primeras experiencias en el sexo escritas por gente real.

La Vanguardia.es anima a los usuarios a participar en este concurso y explicar su primera tentativa en el sexo de forma original y divertida. Las diez mejores se llevarán una entrada doble para ver Mi primera vez el 3 o 4 de marzo. Para concursar, sólo tienes que enviar tu historia a participacion@lavanguardia.es, junto con tu nombre completo, e-mail y teléfono de contacto. Tienes hasta el 26 de febrero a las 21.00h. para participar.

De internet a Broadway
Una década antes de la explosión de los blogs, nació una página web que permitía anónimamente contar la primera vez. La página se convirtió en un fenómeno instantáneo con más de 40.000 historias de todo el mundo: divertidas, grotescas, heteros, homosexuales… Ken Davenport, uno de los productores de Broadway más carismáticos, se basó en esta página y en el verano de 2007 estrenó My first time, que rápidamente se convirtió en un fenómeno teatral.

Mi primera vez se ha construido con las aportaciones personales que han hecho miles de personas, y está representada por Marian Aguilera (Los hombres de Paco), Bart Santana (Física y Química), Mar Abascal, Fran Nortes (Sin tetas no hay paraíso), Inma Cuevas y Joaquín Abad.

http://www.lavanguardia.es/participacion/noticias/20100219/53894182873/concurso-mi-primera-vez-barcelona-davenport-broadway-paco.html

Marian Aguilera: «Si la primera vez no va bien, la experiencia puede ser un trauma»

La actriz es una de las protagonistas de ‘Mi primera vez’, obra de teatro cómica donde se exponen historias reales sin tabúes sexuales

Muchos recuerdan su cara de niña, risueña y feliz al recoger la llama olímpica del 92 procedente de Grecia. Tenía 15 años y a Marian Aguilera le gustaba la danza, el teatro y la música. La actriz empezó a explotar su talento artístico en cortos papeles de largometrajes y en la aparición esporádica de alguna serie catalana. Su debut mediático estatal llegó gracias a la serie Al salir de clase, donde se pudo codear con otros actores de su edad, algunos de los cuales finalmente han acabado triunfando en la pequeña y la gran pantalla. Aunque su último papel en Los hombres de Paco todavía es especialmente recordado-el final gore tiene mucho que ver-la actriz hace tiempo que luce su vertiente más cómica en los teatros. Mi primera vez se estrenó con éxito en Madrid y durante las próximas semanas ocupará la sala Pepe Rubianes del Teatro Capitol de Barcelona.

Importada desde Broadway, la obra está basada en la adaptación que hizo en 2007 el estadounidense Ken Davenport (uno de los productores más carismáticos y premiados de Nueva York) de las historias que contaban los cibernautas en una página web creada en 1991 por Peter Foldy y Carig Stuart y que supuso un fenómeno comunicativo anterior al de los blogs en EEUU. Marian Aguilera considera que es una obra para «gente con la mentalidad abierta» y que quiera pasar un buen rato. El humor es el hilo argumental que une las historias reales que se explican en formato de monólogo y diálogo durante la hora y media que dura la función. Todas ellas giran en torno de un mismo tema, según los sexólogos, más importante para los hombres que para las mujeres: el primer día en el que se pierde la virginidad. Y es que seguro que en este tema, todos tenemos alguna anécdota que contar, o que esconder.

-Cuando le propusieron hacer esta obra, ¿vio como principal reto hablar en el teatro de sexo sin ningún tipo de tabú?
-No sé porqué pero en ningún momento pensé en que se hablaba de sexo. Esta no fue la dificultad, porque se habla de sexo pero no es un espectáculo muy sexual. No había ninguna escena difícil en este sentido, pienso que es todo muy ligero.

-¿Cree que el público piensa como usted y está preparado para asimilar con naturalidad que se representen escenas de sexo encima de un escenario?
-Esta función tiene algo muy interesante, y es que se habla de sexo pero no explícitamente. Es bonito porque trata el tema de la primera vez, que es algo muy importante. El otro día habábamos con una sexóloga y decía que si la primera vez no había ido bien, la experiencia podía llegar a convertirse en traumática. En la obra recogemos historias de gente que ha tenido alguna tara, y esto implica muchas emociones por parte de gente joven, o gente con dificultades. No es tanto el sexo en sí, sino las historias que se esconden detrás de esas personas y con las que nos podemos identificar.

-El ser humano es voyeur por naturaleza, y parece que si se habla de sexo aún más…
-Sí, quizás mirar la página web con todos los relatos es más aburrido que ver la función. Al final es una interpretación de cómo nos imaginamos que serían estas personas que escriben. Es un guión escrito por gente real.

-¿Es una obra dirigida al público adolescente?
-No, está claro que no. Evidentemente, hay gente mayor que es muy cerrada, y estas cosas no las habrá hablado nunca. De toda esta gente, hay un porcentaje alto que consigue reír, incluso cuando no quiere, y acaba convencida. Normalmente la cosa suele ir mal si viene algún acompañante algo forzado porque estos temas no los ha tratado nunca y entonces salen un poco decepcionados. Pero en general la gente que viene tiene la mente bastante abierta y no está hecha para provocar.

-¿Cree que puede incluso servir de terapia para algunas parejas que han perdido la comunicación en temas sexuales? Lo digo por el enfoque humorístico que le dan al tema…
-Sí, seguramente, porque como explicaba la sexóloga que antes te comentaba, hay cosas que en el momento no vemos como importantes, sobre todo si no has tenido ningún problema. Pero si has tenido un mínimo problema es un trauma que puede ocupar muchos pensamientos del día, especialmente para los hombres.

-En la obra, y aunque parezca mentira, sólo se quedan desnudos los actores masculinos…
-Sí, eso está muy bien, especialmente por comodidad, porque con el frío que hace (Ríe). Al principio yo salía con una camiseta de tirantes y al final me puse una camisa encima porque en Madrid pasaba mucho frío.

-La iniciativa empezó en Estados Unidos con una página web donde los ciudadanos explicaban cómo les fue su primera vez. En España se ha hecho lo mismo con otros sites. ¿Cree que las historias distan mucho de un lado del charco al otro?
-Creo que el punto diferencial es que en nuestro caso se pueden decir los nombres de las personas que las cuentan y se pueden representar con los acentos del habla, según la parte de España de donde provengan. Esto es algo que no se puede hacer con las historias americanas. Aquí hace más gracia porque las identificamos y las localizamos mucho más.

-Se habla de sexo pero Mi primera vez es una obra cómica, un registro al que su público no está muy acostumbrada a verla. ¿Este ha sido el principal handicap que ha tenido que afrontar como actriz encima de un escenario?
-Sí, en cierto modo sí, porque cuando empecé no sabía como iba a reaccionar ante este papel. Pero al final lo vi claro, estaba sin hacer nada concreto y me pareció una obra divertida. Al final es trabajar con el cuerpo y estar entrenada, así que me sedujo y aquí estoy (Sonríe).

-Yo no la recordaba haciendo ningún papel cómico durante una hora y media…
-No (Ríe). Había hecho algún papel en una serie de comedia pero siempre con el mismo personaje. Pero la verdad es que me encuentro muy cómoda, me encanta la comedia.

-Al final de la obra aseguran que el 100% de los espectadores que hayan ido a verla tendrán ganas de hacer sexo esa misma noche. ¿Tienen estadísticas?
-(Ríe) No lo sé, yo creo que es una broma, supongo que todos, todos no.

-Hay mucha gente que todavía se acuerda de usted gracias a aquella imagen en Ampurias recogiendo la llama olímpica en los juegos del 92. ¿Cómo logró conseguir ese ‘papel’?
-Sí, es curioso. Tenía 15 años y me llamó Rosa Vergés, que era la que organizaba la parte artística de la ceremonia. A mi siempre me ha gustado mucho la danza, el teatro y la música. Fue una experiencia maravillosa, y eso que en deporte no estaba muy conectada, nunca me han gustado mucho especialmente, pero con eso estaba encantada. Fue una oportunidad para conocer y convivir con mucha gente, porque estuvimos dos semanas en un pequeño hotel y todo pasó muy rápido, pero fue mágico.

-Su debut mediático en televisión fue en TV3 con la serie Laberint D’ombres, aunque el éxito estatal le llegó con la serie Al salir de clase, de donde salieron una hornada de actores ahora muy conocidos…
-Sí, es verdad que esta serie significó mi primera promoción a nivel estatal y mediático, porque era una serie que tenía muchos espectadores, pero debo confesar que no fue algo premeditado. Llegué a Madrid por circunstancias personales y fue una oportunidad para trabajar con gente de mi edad, era la primera vez que lo hacía. Nunca he sido muy adicta a la televisión como espectadora, y hay muchas cosas que hecho y me sonaban a marciano. Como cuando llegaba allí y me decían que esta serie era un producto y no sé que más. Vale, guay, para mí sólo era trabajo. Mi requisito para coger o no un proyecto no ha sido nunca pensar en el éxito que tendrá.

-Ha participado en otras series, como Esencia de Poder, pero la última que le situado de nuevo en un primer plano televisivo fue Los hombres de Paco ela que estuvo siete temporadas haciendo el mismo personaje ¿Cuál cree que fue el secreto de esta producción?
-No sé, es que esto es un misterio, nadie tiene la fórmula, aunque muchos crean que la tienen y luego se ve que no funcionan ni las series, ni las películas. Si existiera esa fórmula se podría manipular el producto según la cantidad o la gente que quiere que lo mire…

-Se ve de las actrices inconformistas. ¿Cómo vivió los cuatro años en los que tuvo que interpretar el mismo personaje?
-Llega un punto que cansa, la verdad. Había gente maravillosa, me encantaba el elenco de actores y me lo he pasado muy bien, pero llega un punto en el que tienes ganas de salir de allí y no quieres hacer cada día el mismo recorrido, el mismo plató y ponerte el mismo peinado. Eso te priva tiempo para hacer otras cosas.

-El final de la serie fue polémico y dramático. Más que Los hombres de Paco parecía La matanza de texas. ¿Le gustó el final que le depararon a Silvia?
-La serie empezó claramente como una comedia y al final cambió un poco y utilizaron muchos momentos de drama porque vieron que a la gente también le gusta llorar. Esto es la televisión y supongo que querían un final de impacto porque es lo que el espectador espera.

-Aunque es más popular por su participación en la televisión, le tengo contabilizadas 12 películas y dos cortometrajes. ¿Es el género en el que se siente más cómoda como actriz?
-Esto es algo que siempre depende del proyecto. Quizás coges algo porque te gusta el guión o el director y al final la cosa se tuerce y no estás bien. Pero si me tengo quedar con algo es con el teatro, de hecho, aunque he estado haciendo televisión, siempre he estado de alguna forma vinculada con el género, en escuelas o haciendo montajes más pequeños. La televisión me ha salvado en malos momentos, porque este es un trabajo en que nunca se sabe, y no soy una actriz que pueda escoger. Cuando llevas tiempo sin trabajar y te proponen un papel miras siempre el momento económico, que es una cosa que te da la oportunidad de vivir y de continuar.

http://www.lavanguardia.es/gente-y-tv/noticias/20100219/53894195237/marian-aguilera-si-la-primera-vez-no-va-bien-la-experiencia-puede-ser-un-trauma-madrid-paco-estados-.html

Share