El torero Juan Pedro Galán, detenido por encabezar una red de explotación de mujeres

OPERACÓN TOSCANA | Junto a su familia, regentaba en Málaga y Cádiz

  • Su hermana y sus padres también ha sido apresados por la Guardia Civil
  • En total se han practicado 15 detenciones y los registros en seis burdeles
  • Obligaban a las mujeres a entregar la mitad de sus ganancias
  • La Guardia Civil inmoviliza 50 millones de euros en efectivo y patrimonio

El torero Juan Pedro Galán, su hermana Rocío y sus padres, residentes en la localidad gaditana de El Puerto de Santa María, se encuentran entre los 15 detenidos por la Guardia Civil por pertenecer supuestamente a una organización que se dedicaba a la explotación de mujeres en las provincias de Cádiz y Málaga.

Según fuentes de la investigación, tanto el torero Juan Pedro Galán, como su hermana y sus padres se encontrarían en la cúspide de esta organización, ya que regentan varios en las provincias de Cádiz y Málaga, que han sido registrados por la Guardia Civil.

Los detenidos están acusados de explotación sexual, blanqueo de capitales y falsedad documental, dentro de las actividades de esta red que tenía una estructura piramidal.

Además de la familia del torero, también han sido detenidos los encargados de los , en los que la red mantenía a las en unas condiciones abusivas, quedándose con la mitad de sus ganancias, obligándolas a mantener jornadas extensas y obligándolas a hacer dieta y a vestirse como ellos querían, bajo la amenaza de que si no lo hacían serían multadas.

La Guardia Civil ha detenido en total a 15 personas relacionadas con esta organización. Además de las 15 detenciones, se han practicado seis registros en clubes de alternes y alrededor de media docena de registros domiciliarios, los cuales se han desarrollado a lo largo de esta madrugada.

La operación, denominada ‘Toscana’ y que continúa abierta, se ha iniciado esta madrugada con los registros simultáneos de cinco prostíbulos en Cádiz, en las localidades de El Puerto de Santa María, Chiclana, Conil y Medina Sidonia, y otro de Estepona, en Málaga.

En la operación también han sido registradas siete viviendas y una gestoría y han sido intervenidos, además de «gran cantidad de documentación», 26 vehículos y medio millón de euros en efectivo, lo que, según ha informado la Guardia Civil, hace que el valor total del patrimonio inmovilizado a la red alcance los cincuenta millones de euros.

Las investigaciones que han llevado a la ‘operación Toscana’ se iniciaron el pasado abril, como consecuencia de las inspecciones en clubes de que la Guardia Civil realiza dentro del Plan contra la trata de seres humanos.

‘Es una hipocresía escandalizarse’

Juan Pedro Galán, había declarado en alguna ocasión en relación con sus negocios que «es una hipocresía escandalizarse por la prostitución en los tiempos que estamos ya. Las chicas hacen su trabajo en las habitaciones, en lugar de hacerlo en la calle. Tratamos de darle al oficio la dignidad que merece».

El torero, de 39 años, triunfó en la Monumental de México con 10 años y se le auguraba una gran carrera como matador que finalmente se frustró. A su hermana, Rocío Galán Naranjo, de 35 años, se la relacionó hace unos meses con el diestro José Ortega Cano, viudo de la cantante Rocío Jurado.

La familia regenta toda una red de clubes de alterne por Andalucía, y tenía en septiembre pasado sus miras puestas en abrir nuevos locales en Portugal y San Sebastián de los Reyes (Madrid). La familia Galán cuentan con un total de 10 empresas entre las que hay salas de baile, hoteles-club, sociedades de alquiler de bienes inmuebles, fincas ganaderas y servicios de alimentación y restauración. Un emporio con más de dos millones de euros en activos que, en cambio, muestra en sus cuentas presentadas en el Registro Mercantil unas ganancias sorprendentemente moderadas. Club Hotel S.L., la empresa que aglutina a cuatro de los clubes nocturnos, entre ellos La Hacienda, el más reputado de su propiedad, declara un beneficio neto de 212,06 euros.

En este club, Rocío Galán fue imputada junto con su hermana Eva María, de 41 años, en un caso con menores de edad. La causa no se inició y las dos quedaron exculpadas, pero el escándalo corrió como la pólvora entre las ex compañeras de Rocío en el Grazalema, un colegio vinculado al Opus Dei, donde estudió.

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/17/andalucia/1266398027.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario