TODO POR LA PASTA

De nuevo, el tema de la prostitución, vuelve a estar en boca de todos los medios de comunicación. La controversia entre la concesión de licencias a , los presuntos de otro, (por otra parte famoso por su dueño, un ex torero), una supuesta que prometió dar nombres de famosas, famosillas y otras especies, y que no ofreció más que mierda, echando a perder de nuevo la “respetabilidad” de las mismas mujeres. ¿Por qué entrecomillo esa palabra? Pues es sencillo, una persona no deja de ser respetable, dependiendo del trabajo que ejerza señores. ¡Más seriedad jopetas! Muy respetable me parece el hecho de que Nuria Bermúdez haya salido a la palestra a dar la cara. ¡Con dos ovarios maja!

Por otra parte, y seguimos, tenemos cada día noticias y más noticias sobre inmigrantes detenidas, pero no por , (que la prostitución sigue sin ser ilegal, a ver si nos queda claro de una buena vez) si no por no tener los papeles en regla.

De nuevo hemos podido ver esa asquerosa cámara oculta de El Mundo TV, más pasado de moda que las patas de elefante en los pantalones.

Tiger Woods que, es adicto al y, por supuesto, lo es al de pago. Más descrédito a la profesión.

Reportajes como el del pseudo presentador Rafa Méndez, ¡josús! ¿este señor es periodista?. Pues no, es bailarín. Incomprensible, de veras.

Es un reportaje zafio, morboso, sucio, y completamente alejado del día a día. Vergonzosas las imágenes del piso de Mónica del Raval que se han permitido el lujo de emitir, aún a sabiendas que acababa de sufrir un incendio.

Vergonzosas son también el poco tacto y las confianzas que se toma Rafa con Sacha.

La poca delicadeza al sacar las imágenes de una madre y su hija, ejerciendo en una calle madrileña, máxime cuando esa mujer, la madre, ya tenía un historial interesante de depresiones e intentos de suicidio. Impresionante ver la vergüenza que sentía por ejercer la prostitución y la culpa por el hecho de que su hija hubiese seguido su camino, cuando ambas trabajan por lo mismo: sacar a su familia adelante.

Grabar con cámara oculta a los chaperos de Sol…¡deleznable!

Les da lo mismo. Buscan audiencia. Si total…son sólo . Ya están acostumbradas.

Ay, almas de cántaro, no sólo no estamos acostumbradas, si no que, además, no queremos estarlo. No somos juguetes en manos de periodistas, en este caso, de..bailarines ¡manda narices!

Todos los días tenemos que desayunarnos con noticias sobre prostitución que, “sin querer” las unen a proxenetas, a traficantes de drogas, a tratantes de personas, a maltratadores, a delincuencia y las mezclan con inmigración ilegal.

Este tipo de periodismo ya da pereza. Pero, pero…en el fondo nos hacen un favor, chiquitín, sí, pero un favor. El de tener la excusa de poder explicar con todo lujo de detalles, el punto de vista de las que SÍ sabemos lo que ocurre en esta profesión.

Quisiera yo saber, los entresijos de la de ellos, no la de bailarín que, personalmente me aburre, si no la de esos periodista, que sólo buscan el editorial que va a ser noticia, durante… unas pocas horas.

Todas los trabajos, todos, tienen su lado dulce y su lado amargo. Los hay que te obligan a trabajar de noche, otros en fines de semana, algunos en fiestas señaladas o con jornadas interminables. Y no nos los planteamos como indignos o irrespetuosos.

Pero, la prostitución vende. Vende mucho. ¿De qué, si no, los medios más “nobles”, les iban a dedicar toda su atención al tema?

Indigno me parece ir con cámaras ocultas, hacer desnudar a un chico en la pensión donde lleva a sus clientes, medio enseñar su cara, y verle masturbándose para un bailarín metido a periodista, que se hace pasar por cliente.

Irrespetuoso me pareció el trato a esa madre con su hija, dejando entrever claramente el rostro de esta última, asegurándole segurísisisisisimo, que su cara no se vería para nada.

¡Y luego dicen que las putas mentimos!

 Rompo una lanza por esos periodistas que sí se molestan en hablar, investigar, indagar, contrastar con personas relacionadas con el tema que van a tratar.

Aún los hay, pocos animales de buen linaje y mejor raza. Profesionales en una palabra.

¿Cuál es la diferencia entre su profesión, o cualquier otra, y la nuestra?

Pues eso…

Paula

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

10 comentarios

  1. El verdadero drama es no respetar a estas personas que han decidido o han necesitado dedicarse a ello. Habrá de todo seguramente, pero las noticias o los programas de televisión enseñan lo que quieren, no la verdad.
    Que hipocresía, no son respetables… Me encantaría que algun día se hiciera la luz sobre los deportistas, los hombres influyentes, los políticos, los periodistas. En ese momento, seguramente dejaríamos de hablar de prostitución, para no salpicar a nadie. Alguien recuerda porque desapareció Pepe Navarro de las pantallas ? por pretender hacer público un video de alguien muy influyente.
    Amañado es un debate en el que se convoca a aquella escort francesa y a una mujer de ERC que va de programas en programas, un poco como hablar de los reyes y convocar al impresentable de turno, como siempre, el que muerde la mano que le ha dado de comer.
    Falsa es la noticia de ver chicas en la autovía porque el riviera ha cerrado, y enseñar sus imagenes. Siempre han estado alli, y no tienen nada que ver con las chicas que había dentro.
    Que periodismo es este que falsea, oculta, no contrasta?. Eso si, las cámaras ocultas se llaman ahora periodismo de investigación. Será mientras los videos de los gustos sexuales de Pedro Jota Ramirez no se hagan públicos, que entonces ruedan cabezas.

    Te has dejado en tu comparativa con los trabajos convencionales las horas extras que no se pagan y no está bien visto no hacer, extender tu trabajo a ser disponible 24 horas al día llamando este abuso «proactividad», hacerte trabajar para después no pagarte, o despedirte simplemente porque la empresa no puede asumir el desplifarro de siempre con la facturación de estos dos últimos años, y un sin fin de situaciones dirigidas por auténticos crápulas, que se lucran con la necesidad que tenemos todos, la de trabajar para sobrevivir. El euro nos ha convertido en esto, supervivientes, que triste.

    En cuanto a esta profesión, solo diré de que yo me alegro de que esteis aqui. Ya está bien de estigmatizar a bellisimas mujeres y bellisimas personas que permiten evadirnos de nuestra cotidianidad mediocre. Esto no tiene nada que ver con sexo, y lo necesitamos todos.

    Un abrazo.

  2. Hay tanta hipocresía en torno a este tema que abruma. Lo que no acierto a comprender, si dejamos el morbo a un lado, qué tiene de relevante esta profesión, escogida libremente por muchas de nosotras. Pero no, no se puede dejar de lado el morbo, porque es lo que vende. Y vender más periódicos, el share de las audiencias en tv y radios. Vende presentar a las putas como víctima inocentes en manos de chulos que las obligan a «vender» su cuerpo (expresión harta veces mecionada en el reportaje del bailarín).
    Ni nuestro cuerpo esá en venta, ni somos obligadas.
    Vende más hablar de nosotras como víctimas, que perseguir a mafias, tratantes de mujeres y proxenetas.
    Real como la vida misma misma Kyron

    Un cordial saludo

  3. También yo ví el reportaje conducido por Rafa Méndez.
    Escuchándote a tí y a Cliente X, y reflexionando un poco más sobre lo visto, es cierto que Méndez no ha estado a la altura con lo que enseñóde la realidad de la prostitución ni con los métodos empleados hacer ello. Sin duda ha sido un reportaje algo tendencioso en algunos momentos y sobre todo, irrespetuoso (como tú bien señalas). Es una pena la falta de profesionalidad periodística del bailarín, porque él en sí mismo no parece una persona proclive a despreciar o a estigmatizar a las personas relacionadas con el sexo o sexo-afecto de pago.
    Un saludo.

  4. Lo que a mí, personalmente, me gustaría ver en tv, para variar, es dejando de lado el morbo y la preocupación por los índices de audiencia, un debate, unas entrevistas, con prostitutas y colectivos que sepan de lo que hablan. Sin tecnicismos ni palabras malsonantes. Un reportaje que se haya trabajado un periodista de verdad, documéntandose con rigor por personas que saben de lo que hablan y lo hacen con propiedad y conocimiento adquirido. Un debate sin estridencias ni ansias de protagonismo que pueda llegar a la audiencia para que, sepan de primera mano, lo que realmente es este trabajo. Con personas y colectivos pro-abolicionismo y pro-legalización, planteando los problemas reales a los que nos enfrentamos, las carencias de las ong´s y con propuestas que se puedan hacer llegar a los grupos políticos, huyendo de prejuicios y manteniendo la mente abierta a un «problema» que no va a desaparecer porque lo quieran abolir.
    Llegó la hora de ser valientes y decir las cosas por su nombre. Resolver problemas en lugar de meterlos bajo la alfombra.

    Un beso Asturiano

  5. Yo no he visto el programa al que te refieres, pero coincido contigo en lo que respondes a Asturiano. Eso implicaría tomarse en serio a las prostitutas y ese puede ser el verdadero problema.
    A la pregunta ¿Cuál es la diferencia entre su profesión, o cualquier otra, y la nuestra?, para mi, la respuesta seria más o menos que vosotras llegais a adquirir un conocimiento de la condición humana que podria incomodar a ciertos estamentos-verdades adquiridas. Condición humana en general y en particular, con nombres, apellidos, carencias, limitaciones, miedos,… incompatible con la cultura de la imagen vigente. Mucho poder tendriais si se os hiciera caso, algo imprescindible e innegable por vuestra propia condición de personas humanas. Mejor, deben de pensar algunos, que no llegueis a ser nunca personas.
    Por esto, aunque solo se hable de vosotras buscando el morbo y la sordidez, al menos se habla, y como tú dices, es la excusa por donde os podeis meter las que si sabeis de qué hablais.
    En mi ámbito laboral, reconozco que he visto y veo «mamoneo», trapicheos, gente de traje y corbata deleznables, miserables trepas con poder de decisión, … y personas honradas, honestas y luchadoras. El tiempo pone a cada uno en su lugar. Más o menos como en cualquier ámbito, creo.

  6. Hola David!!

    Creo que, mezclar ese tipo de comportamiento asociándolo a las prostitutas, vuelve a ser un reclamo para que las persona «de bien» arruguen la nariz frente a nosotras.
    La condición humana no es inherente a un sector profesional.
    Decir que, al estar legalizada la prostitución, nosotras tendríamos más poder de credibilidad para …¿para qué? ¿chantajear a nuestros clientes? ¿robarles? ¿vender secretos, como espías de medio pelo?

    Es cierto que, nosotras poseemos en ocasiones mucha información, profesional y personal de nuestros clientes; pero es simple y llanamente porque ellos depositan su confianza en nosotras. Y somos más discretas que los curas.
    Como profesionales, que lo somos, cuidamos de nuestros compañeros de juego; como cualquier profesional de cualquier sector, atenderá con el mayor rigor y discreción los movimientos de sus clientes.

    Mala gente la hay en todas partes. Delincuentes comunes habituales, aunque usen un traje Armani, o Chanel. Pero no es ese el problema de base de la legalización de la prostitución. No son sus secretos los que no ven a salvo.

    Hay gente muy conocida, famosa, (hombres y mujeres) respetable, con esposa, marido e hijos, y nietos incluso que, prefiere los servicios de ua prostituta establecida en cierta esquina que, los de una «escort» de más caché. No temen por sus secretos, sólo buscan un momento de escape, volver a salir de «correrías», sentir el placer de lo «prohibido».

    No es culpa nuestra que la legalización no avance, a aguien se le ocurrió decir qe el sexo de pago era violencia d género contra la mujer, y algunos han caído en su propia trampa.
    Según los/las abolicionistas, los clientes sois prostituidores, maltratadores, os sentís por encima de nosotras como personas porque pagáis.
    Palabras que, engañan, confunden y ante las que, algunos (muchos) no tienen los arrestos, ni los argumentos, ni los conocimientos como para rebatirlos.
    Y, a los que sí los tienen; prostitutas, asociaciones y colectivos pro-legalización no se le permite abrir la boca, se les retira las subvenciones aprobadas y no se les permite el libre acceso a los debates.

    Resulta pues, más simple mantenernos en el lado morboso como putillas guarronas y pobrecillas niñas de mente corta, aunque digan que son «lujosas», que darnos voz y voto, que algunas sabemos, incluso, latín.

    Un beso David

    Paula

  7. Gracias por contestar y hacerme ver como me habia explicado. Con tu permiso, lo vuelvo a intentar plasmar.

    ¿Te imaginas abogados explicando interioridades de procesos y clientes?
    ¿Te imaginas médicos contando intimidades de sus pacientes, igual de ti misma?
    ¿Te imaginas contables que hagan declaraciones de renda para terceros hablando de lo que tienen o no tienen sus clientes, y chuleando de las artimañas que utilizan para pagar menos?
    Cualquier indiscreción hecha por tierra la credibilidad profesional que se presupone. De las putas, de vosotras, opino exactamente lo mismo.¿Que no existe la licenciatura de puta? La confianza y profesionalidad la dan y la reciben las personas, no los estudios ni la cultura.

    Pero no es este el conocimiento al que me refiero. Es algo más humano, más íntimo.
    Por ejercer de puta, ¿no has adquirido un conocimiento de la condición humana, de hombres y mujeres, que haria tambalearse más de una convicción socialmente muy estable?
    No se trata de utilizar o mal utilizar la información, sino del conocimiento adquirido. Y con la iglesia hemos topado, secreto de confesión (creo que es voluntario) incluido.
    No sé, a lo mejor es una paranoia mia.

    He sido cliente de prostitutas. Igual aún lo soy. He de decir que he evitado ciertos ambientes. Quizás sea un maltratador, un proxeneta, un explotador,… y no sea consciente de ello. Esperaré pacientemente a que un alma caritativa me abra los ojos. Lo que si sé es que me siento altratado cuando, por ejemplo, oigo noticias en boca de presentadoras de TV3 tipo «se ha interceptado una patera con 15 personas a bordo, entre las cuales habia 4 mujeres y dos niños» en ver de oir «se ha interceptado una patera con 15 personas a bordo, 9 hombres, 4 mujeres y dos niños». Considero que los esfuerzos tendrian que ser para ayudar a las prostitutas, no para perseguir a
    los clientes, para luchar contra las mafias, no para evitar que se abran prostíbulos. Y todo esto seria mucho más fácil con la prostitución legalizada, y por ende, controlada, limitada y acotada, como cualquier acto que se pretende regular por ley. ¿porqué no se legaliza? ¿a quién le interesa mantener el status quo? ¿quién os ve como guarrillas de mente corta?

    Dos besos Paula.
    Es un placer leerte.

  8. Hola David!

    Empezaré por el final, si me lo permites. No es que nos vean como guarrillas de mente corta, es que «interesa» que se nos vea así. De ello se ocupan instituciones y prensa.
    «No sabemos lo que hacemos ni lo que decimos, puesto que estamos alienadas por este trabajo y sufrimos Síndrome de Estocolmo hacia nuestros maltratadores (los clientes)».
    ¿Lo ves? La semilla del diablo se plantó hace tiempo, sólo hace falta iempo y dinero para ir extendiéndola.

    No se legaliza porque no hay políticos valientes; salvo alguna excepción muy honrosa, que se atrevan a decir que hay que legalizar una «actividad» que, según los abolicionistas, claramente «atenta» contra la dignidad de la mujer y sus derechos.
    Se les llena la boca con frases tales como: «El ejercicio de la prostitución es una forma más de maltrato de género».
    Y, tras ello se quedan más anchos que largos. La ignorancia siempre gana adeptos con más rapidez que la verdad simple y llana.

    ¿Por qué no terminan contra los proxenetas, y lo que es peor, contra los tratantes de personas? Por que son las mismas redes que trafican con estupefacientes y armas.
    Todo el mundo sabe. Todo el mundo mira para otro lado.

    No creo que sea cierto que, el conocimiento que tenemos de la calidad humana nos la haya dado este trabajo. Por lo menos, no estoy del todo de acuerdo con esa afirmación.
    Hay putas que, aprenden mucho, por su ansia de saber, por su capacidad para escuchar, por su facilidad para tender una mano y ofrecer su hombro y otras que, por más años que estén trabajando como prostis no serán capaces de establecer ni la más mínima empatía con ningún cliente.
    Es pues, de nuevo, la condición de cada ser humano, su caracter y su curiosidad lo que le hará ver y aprender, o no, como en cualquier ámbito de la vida.

    Abogados, médicos y contables, pones como ejemplos. Bien, ¿de veras nunca les has oído contar nada que, se supone, es secreto profesional?
    De nuevo todo depende de cómo es cada persona. Pero bocas, los hay en todos los sectores.

    Valemos más por lo que callamos, sn duda

    Un besazo

  9. Legalizar ? acaso existe aún algún político vocacional ? A juzgar por su patrimonio, o el patrimonio de sus familias, eso ya quedó atrás hace ya mucho, y lo que nos queda por ver me temo.
    Debe ser un dilema tremendo ver como tanto dinero se escapa al control de hacienda, sobre todo en período de crisis donde te multan hasta por comer un croissant en un semaforo en rojo con tal de recaudar. Pero intentar legalizar sería poner en duda una moralidad, perder votos, y perder al fin y al cabo lo que todos ellos buscan. Autofinanciar su bienestar, mejorar si cabe sus situaciones privilegiadas a costa de todos nosotros. Ocuparse del pais y de nuestra situación, si en algun momento se acuerdan, tal vez. Los que están, están sobrepasados por los acontecimientos e incapaces de solventar lo más básico. Los que están en la oposición, pues eso, oponiéndose, a qué, ni lo saben. Como va a avanzar el pais asi ?
    Hoy leía la noticia de un año más de cierre para un famoso club de Cataluña. Aconsejaría a la juez de la moralidad estricta visitar la población en cuestión y hablar con todos los comercios, desde carpinteros, pasando por tiendas de ropa, bares y restaurantes, taxis, bancos, etc etc etc. Hace un año que murió esa población.
    Curiosamente las conversaciones mantenidas con esas chicas me llevaban a pensar siempre lo mismo. Chicas aqui por voluntad propia, con total libertad, con necesidad de ayudar a sus familias, y con el sueño de dejar esto algún día, cuando fuera posible comprar una casa, un coche, y montar algún negocio propio en su pais. Pero como hacer para que todo este dinero no salga del pais, cerrar el negocio con la excusa de «explotación de mujeres».
    Dos años habrá necesitado la pobre para llevar el caso. Tan abultado es el dossier?, o es una mandada más.
    Eso sí sería un buen tema de periodismo de investigación.

    Como siempre, un placer leerte Paula.
    un beso

  10. Kyron, un placer para mí también volver a coincidir contigo

    Este tema crea mucha controversia por los supuestos valores morales que lleva implícitos. No hay mucho que hacer, sólo exponer con realidades, hechos y cifras nuestros argumentos. Frente a las moralinas de los grupos abolicionistas que, no tienen nada. NADA. Bueno, sí tienen. Tienen dinero. Y mucho.
    Espero que la razón y la lógica ganen terreno y puedan hacerse con la voz que tanta falta les hace.

    Que un trabajo, sólo es un trabajo. Y un delito es, un delito.

    A las trabajadoras que las permitan trabajar, generar ingresos y pagar impuestos, abonar sus cuotas en la SS. y disponer de bajas maternales, bajas por enfermedad y una jubilación pra el día de mañana.

    A los delincuentes que, les lleven a donde deben estar. Entre rejas.

    Paula

Deja un comentario