Unas 150 mujeres estaban trabajando en los clubes en el momento de la redada

Unas 150 mujeres estaban trabajando en los seis de Cádiz y Málaga registrados esta madrugada por la Guardia Civil en una operación para desmantelar una red de explotación , han informado a Efe fuentes próximas a la investigación.

Los seis clubes, cinco de ellos en la provincia de Cádiz y uno en Estepona (Málaga), pertenecen a una red de alojamientos conocida como «Galantería Hoteles», propiedad de la familia Galán, a la que pertenece el torero retirado Juan Pedro Galán y su hermana Rocío, ambos detenidos junto a sus padres en la redada.
La cadena inició su negocio en los años ochenta y en los últimos años se había ampliado y era difundida profusamente en anuncios de periódicos y en diversos tipos de publicidad, entre ellos en carteles de corridas de toros.
En su página web se ofrecen los locales para celebrar «reuniones de amigos, cumpleaños, separaciones, divorcios, despedidas de soltero, comidas de empresa, cenas de Navidad, jubilación» o cualquier fiesta porque, según dice en su presentación, «aquí encontrará el espectáculo más adecuado para la celebración, la animación y el entretenimiento que más le conviene» pues «lo importante es pasarlo bien, y en eso Hoteles Galantería es el verdadero especialista de Cádiz».
Alguno de los miembros de la familia que regentaba la cadena ya había tenido problemas, como Rocío Galán, que, según las mismas fuentes, fue detenida hace años «por temas relacionados con la prostitución» aunque en un caso que no tuvo mayores consecuencias.
Las investigaciones que han llevado a la «operación Toscana», como la ha bautizado la Guardia Civil, se iniciaron el pasado mes de abril, cuando los agentes detectaron que en uno de los locales, llamado «Garum» y ubicado en Chiclana de la Frontera, una «movía» droga.
En el curso de esa investigación los agentes sospecharon del trato que recibían las mujeres que trabajan allí porque parecían estar «en situación de necesidad».
A partir de ahí se emprendió una investigación que ha concluido esta madrugada con la detención de quince personas, la inmovilización de patrimonio valorado en cincuenta millones de euros, el registro de los seis clubes y de siete viviendas.
Entre ellas la finca «El toro», muy conocida en Jerez y donde el matrimonio que presuntamente lideraba esta red tenía su oficina central de contabilidad.
En esta casa la Guardia Civil ha encontrado documentación que contiene un «aluvión de información» sobre las actividades de la red, según las citadas fuentes.
«Hasta ahora, lo que sabemos es por información que hemos recopilado trabajando de incógnito, ahora tenemos tarea para más de un año», ha señalado a Efe uno de los responsables del operativo policial.
Los detenidos están en las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil, donde aún no se les ha tomado declaración, mientras que los agentes han hablado con la mayoría de las 150 mujeres que estaban en los en el momento de la redada. «Y eso que era martes, un día supuestamente tranquilo para el negocio», han comentado las mismas fuentes.
Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario