Sexo en el museo

El sexo puede llegar a ser controvertido en determinadas ocasiones, hay quien no entiende determinadas prácticas o quien las encuentra francamente inapropiadas para ser mostradas en público. La polémica respecto a los límites y las fronteras de la sexualidad parece que no acabará nunca, y más cuando hablamos de espacios oficiales. Y si a ello le sumamos la problemática de considerar arte, o no, ciertas prácticas, ya es la bomba. El debate, en este caso, nos lleva directamente a Austria, donde una instalación museística ha desatado la risa de algunos, la ira de otros… y el placer de unos cuantos. El Espacio para la cultura del sexo de Viena se inaugura con una instalación diurna/nocturna donde los visitantes pueden entrar y observar la recreación de un mítico club vienés, el Element6, para el intercambio de parejas y otros menesteres sacrílegos. 

La sorpresa es que, una vez se pone el sol, en el mismo espacio solo se permite la entrada a mayores de 18 años. Luego, ellos deciden si solo quieren mirar… o participar en alguna de las experiencias sexuales que allí se ofrecen. Las posibilidades que el creador de la polémica obra ha pensado para aquellos que paguen su entrada, son bastante extensas. El enigmático artista no es otro que Christoph Büchel, conocido en el mundo del arte por su talento para construir instalaciones que recreen espacios con indicios en la propia realidad, de una gran verosimilitud. En el caso que nos ocupa, Büchel ha sido coherente con sus anteriores creaciones, basadas en escenarios incómodos y provocadores. Pero si antes utilizaba el mundo de la miseria, de los deshechos, ahora violenta al público con el imaginario de la transgresión sexual. Un concepto más voluptuoso, que levanta ampollas y promueve la atención del público a partes iguales. 

La exposición, albergada en el edificio de la Secesión, propone un recorrido por las prácticas aberrantes de la historia de la sexualidad. Allí podrás encontrar porno, proyectado en las paredes de la instalación o ejercer de voyeur accidental a través de unos pasillos por los que se accede a unas salas donde se practican orgías. Las normas del museo establecen que se puede participar, pero no tomar el mando. El bondage, o la práctica de atar a una persona, o el strip-tease (tan solo por las noches), al tiempo que el sadomaso son algunos de los atractivos añadidos. Durante la noche, una una mujer aparece encadenada en un altar y los utensilios dedicados al sadomaso se encuentran por doquier, desde sillas ginecológicas hasta una guillotina… no sabemos si están cosiderados como piezas de arte o pueden ser utilizados. Para acabar de rizar el rizo, hombres y mujeres equipados con ajustadas prendas de látex, se pasean por la estancia invitando al encuentro sexual furtivo.

 

Otra de las instalaciones de Büchel, un tanto menos polémica

 

Pese a que los entendidos ya conocen las peripecias del artista, muchos son los que se preguntan hasta qué punto es lícito subvencionar con dinero del contribuyente  una instalación artística que a la vez es un verdadero club de intercambio de parejas (sí, se cobra la entrada y se cobran las bebidas). El arte y el sexo siempre han ido de la mano, el vínculo entre ambos es indisoluble, pero no por ello menos polémico

Esculturas por Historic.Brussels en Flickr 

Instalación de Christoph Büchel en Flickr

http://www.educasexo.com/noticias/sexo-en-el-museo.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+Educasexocom+%28EducaSexo.com%29&utm_content=Google+Feedfetcher

Share

Sexo en la Antiguedad:La Edad de Piedra:Documental Online

Esta serie combina historia, arqueología y recreaciones para revivir los hábitos y costumbres sexuales de nuestros antepasados. Examina con una nueva perspectiva cómo ha sido nuestra historia sexual y proporciona las claves de los comportamientos que tenemos hoy en día. La serie se centra en la Edad de Piedra, el antiguo Egipto y el mundo clásico de Grecia y Roma. Aborda los orígenes del matrimonio, las primeras formas de prostitución, las actitudes antiguas ante la homosexualidad masculina y femenina y el siempre cambiante equilibrio del poder en el dormitorio. Una serie realizada a gran escala y que, al mismo tiempo, presta atención al detalle, da respuesta a preguntas que todos siempre hemos querido hacer, como por ejemplo qué hacían en el dormitorio nuestros antepasados y por qué.

 

http://alter-sex.blogspot.com/2010/03/sexo-en-la-antiguedadla-edad-de.html?zx=ca13d2529594df51

Share

Sexo con chocolate

El sexo y el chocolate son sin duda dos fuentes de placer. Algunos dicen que el chocolate es capaz de sustituir al sexo, pero ¿y si en vez de ello los maridamos para gozar de una intensa sesión de sexo con chocolate?

El resultado sin duda será fantástico, no obstante chocolates según su sabor hay muchos, muchísimos. Y no sólo eso, además los podemos encontrar normalmente en estado sólido, líquido o en crema, así que realmente la variedad es tremenda.

Chocolates sólidos
Los sólidos, tipo tableta de chocolate, son bien para los juegos iniciales. Por ejemplo hazte con una bandeja de bombones o una selección de buenos chocolates de diferentes aromas y purezas de cacao; entonces os los lleváis a la boca el uno al otro y si todo ello lo acompañáis con un buen vino tinto te garantizo que habrá sexo.

Chocolate líquido
El chocolate líquido tipo sirope es quizás lo máximo, muy versátil a la hora de jugar, pero también es capaz de manchar bastante. Simplemente usa sábanas que puedas meter en lejía o que te importen muy poco; o bien jugad en un sitio donde no importen las manchas.

Digo que es lo máximo porque puedes aplicarlo en cualquier parte y en cualquier momento, por ejemplo si vas a darle sexo oral a tu pareja, simplemente echas un chorrito y a disfrutar, ¿que se te acaba? Pues otro chorrito! Todo un vicio que hará que nuestra pareja llegue antes al orgasmo, más que nada por el hecho de ver tanto entusiasmo y la avidez con la que devoras el chocolate.

Chocolate en crema
El chocolate en crema, como por ejemplo la Nocilla o la Nutella, está bien, pero personalmente creo que es mejor usarla en pequeñas cantidades. La Nutella se vuelve cada vez más pringosa, así que te recomiendo no echar en gran cantidad; no te dejes llevar por la glotonería y asegúrate de lamerlo todo muy bien antes de usar más, porque si no acabarás toda pegajosa y con la cara como si te hubieran estampado un pastel de chocolate y a algunos puede parecerle divertido pero a otros les parece un poco guarrería.

Otra solución con estas cremas de chocolate sería calentarlas un poco, así se vuelven más líquidas y es más fácil de extender sobre un pecho, un pene, la vulva, o donde tú quieras. También es divertido acompañarlo de nata o chantilly, fresas o cualquier otra fruta y lo que surja de la imaginación para gozar de una sabrosa sesión de sexo con chocolate.

Helado de chocolate
Otros juegos muy excitantes pueden surgir con el helado de chocolate. El contraste del frío del helado y el calor de la boca puede proporcionar sensaciones extremadamente placenteras, Así que no esperes, hazte con una tarrina de tu chocolate favorito y disfrútala mucho más.

Pero esto no es todo, en los sex shops podemos encontrar mucho más. Alguna vez habrás oído hablar de los preservativos con sabor a chocolate y quizás los lubricantes con aromas a chocolate, pero ¿y las cremas y aceites para masaje con aroma a chocolate? ¿O las velas para masaje que se derriten y se emplea la cera como aceite para masaje? ¡E incluso la pintura corporal de chocolate!

Pintura corporal de chocolate
La pintura corporal es sin duda uno de los grandes inventos de la industria erótica, si a esto además le sumamos que es comestible y de chocolate la cosa promete. En ocasiones este tipo de pinturas corporales traen un pincel, mas grueso para lo más golosos o más fino tipo pluma que nos ayudará a escribir más fino, pudiendo escribir hasta un pequeño poema sobre el vientre o el pecho de nuestra persona amada. Pero si no lo trae tampoco importa, podemos usar los dedos para ir dibujando formas o escribiendo pequeñas confesiones amorosas.

Lo bueno de estas pinturas corporales es que es un chocolate que ha sido creado para este tipo de juegos, por tanto no se hará tan liquido como un helado ni se volverá tan pringoso como la crema de cacao. Tienen el punto adecuado de sabor y textura para que podamos jugar un buen rato.

Esta pintura corporal la podéis usar para crear juegos en pareja, por ejemplo que nadie hable, simplemente se escribe sobre el cuerpo del otro las cosas que te gustan de él o ella. También podéis ir pintando corazoncitos por todo el cuerpo o las zonas erógenas e ir devorándolos con pequeños bocados o lamiéndolos con la lengua.

Cremas para masaje de chocolate
Son una muy buena alternativa a los aceites, ya que las cremas ofrecen una textura diferente y además son comestibles, vienen en pequeños frascos y no son tan pringosas como la Nutella u otras cremas de cacao. Así que no lo dudes, relájate y disfruta de un sabroso masaje erótico.

Juegos eróticos con chocolate
En el apartado de juegos eróticos con chocolate de hecho también existe un juego erótico llamado Chocoplay, un divertido y sabroso juego, donde aparte de chocolate empleamos otros accesorios y juguetes como una vela de chocolate para masaje, rotulador de chocolate, preservativo de chocolate, lubricante, un antifaz, un vibrador…

Así que si aun no has probado el sexo con chocolate te lo recomendamos. Un juego erótico con chocolate es dulce, delicioso, estimulante, divertido y…, simplemente, ¡sexy y excitante!

Fuente: blog.coompra.com

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=179

Share