Técnicas para lograr un buen 69

Esta posición sexual siempre es más placentera cuando ambos están verdaderamente excitados. Aquí te dejamos una serie de tips para disfrutarla al máximo

Podría parecer, como muchas de las posiciones sexuales, que ésta es una de las más fáciles. Sin embargo, recuerden la última vez que lo practicaron. Con seguridad tardaron al menos medio minuto en acomodarse, en encontrar el lugar justo, en tratar de no golpear a su pareja con la rodilla o intentar que los pies quedaran en una posición acorde con la estatura de él o ella, perdió el otro minuto tratando de que la almohada esté perfectamente puesta bajo la nunca de la pareja que queda de espaldas en la cama y que ambos puedan tener la altura adecuada para colocar ahí la lengua, los dedos y la mirada. Y como si alguien dijera, a la una, a las dos, a las tres, a comenzar. Listo, un 69.

En fin, no, no es nada sencillo si se quiere hacer bien, claro está. Hay momentos, segundos casi, en que me ha pasado por la cabeza, por ejemplo que esta posición no es muy sexy. Claro, eso se me olvida cuando ya estoy en la práctica total. Y esto ocurre porque nos han enseñado (a veces) cómo hacerlo, pero no qué pasa antes ni cómo salir de esa posición después (y léase, de manera sexy).

El 69 es la postura de sexo oral en la que él hace un cunnilingus a ella, y ella al mismo tiempo hace una felación a él, de tal manera que ambos, o sus cabezas, quedarán formando un gran 69 (nunca está de más la explicación. Recuerden que ustedes alguna vez no supieron que significaba ese número).

Pero, ¿cómo comenzar entonces? Primero hay que ver en qué momento es necesario hacerlo. Aunque puede ser viable comenzar el acto sexual con un 69, a mí en lo particular no me gusta del todo.  Yo siempre lo prefiero en la mitad del acto sexual, para descansar un poco de la penetración antes de volver intensamente al juego o cambiar de posición previo a algún juego. También prueben a hacerlo al final, cuando ambos están totalmente excitados y él quiera eyacular y tener un final feliz con su chica sobre él y la mejor vista de todas.

Esta posición sexual, al menos en mi caso, siempre es más placentera cuando estoy verdaderamente excitada. En otros puede ser distinto. En mi caso es así.  Una vez que se ha elegido el momento entremos a las posiciones: hay dos dentro de este maravilloso número. En una pareja heterosexual él estará bocarriba sobre la cama y ella sobre él de manera que su cabeza quede al nivel de su pene y su vulva en la cabeza de él. La otra postura será con  ambos recostados de lado, cada uno apoyado sobre su antebrazo, de manera que tengan libre no sólo la boca sino también las manos.

En una pareja del mismo sexo no cambia nada, sólo que en la primera posición pueden intercambiar roles. En una heterosexual se recomienda que sea siempre ella quien esté arriba (por razones de peso, tamaño, altura, etc.).  

¿Cuáles serían los principios básicos de un 69? Tener un preámbulo sexy para evitar lo que comentaba al inicio de este post. A veces, durante la felación, la chica puede girar de a poco para lograr esta posición. Otra forma de hacerlo es durante el coito: ella encima de él, pero en la posición de espaldas a él. Puede probar así sus dotes de jinete, pero después salirse poco a poco y retroceder con el cuerpo para lograr la misma posición.

Maneras pueden encontrar muchas para no comenzar de manera abrupta un 69. Otro principio es antes que nada, la limpieza. Se supone que hay que ser obvios con esta aclaración, pero de verdad, y en sus comentarios para este post no me dejarán mentir: en estos casos siempre es mejor tener una pareja limpia.

El siguiente consejo es que te abandones al placer. Ése es uno de los errores de muchas parejas cuando hacen el 69: por estar pendientes de cómo lo está haciendo él o ella, se olvidan de disfrutar y además de hacerlo bien para que el otro disfrute.

Ella siempre deberá tener una mano libre y él… ¡deberá usar las dos! Esto porque ella siempre estará arriba y así con una mano libre podrá sostener al pene y jugar al mismo tiempo con su boca. Puede hacerlo también con ambas manos apoyadas entre las piernas de él, y tener a su boca y el movimiento de su cabeza como únicas herramientas. Esto puede ser excitante, pero cansado a veces. Lo ideal es combinar movimientos. Así ellas no morirán ahogadas con un pene el medio.

Él deberá usar primero su lengua para lubricar los genitales de su compañera y jugar un momento. El hecho de que la vulva esté allí, abierta, no significa que ha dejado de ser sensible. Muchos hombres olvidan esto: hacen movimientos muy rápidos, chupan y no usan correctamente la lengua. Si ella siente dolor o malestar estará más enfocada en eso que en hacer una buena felación. Así que, por donde lo vean, a ninguno les conviene. Entonces, chicos, hagan todo con lentitud, no hay prisa, usen la lengua, tengan tiempo de encontrar el clítoris y de jugar suavemente con él. Pueden usar un dedo de vez en cuando y traten de lubricar siempre con su saliva.

Aunque ya se sabe que las mujeres podemos hacer muchas cosas al mismo tiempo (y aplica lo mismo para el sexo), ellos no (aplica lo mismo para el sexo). A ellos les resulta en muchas ocasiones muy difícil recibir y hacer. Por eso, las mujeres podemos ayudar en este sentido. Si notamos que han dejado de hacer un buen cunnilingus mientras estamos sobre ellos, a veces resulta interesante mover las caderas un poco para señalarle a su lengua el movimiento que queremos o más nos excita. Casi siempre funciona, además de que a ellos les encanta ver el contoneo de su mujer justo a 10 centímetros de distancia.

Por la cercanía con el ano, los hombres pueden hacer un beso negro a sus chicas si ellas se sienten cómodas con ello y sobre todo si ha habido limpieza previa. ¡El siguiente paso y el más importante es abandonarse al placer!

¿Qué experiencias has tenido con el 69? ¿Qué te gusta más de esta postura? ¿La practicas con frecuencia?

http://de10.com.mx/5650.html

Share

Azkuna replica que la ordenanza ‘regula la calle’ y ‘no prohíbe la prostitución’

El alcalde responde al Instituto Vasco de la Mujer

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha respondido al Instituto Vasco de la Mujer a las críticas que el consistorio ha recibido por la nueva ordenanza que prohíbe las ‘conductas incívicas’ en las calles. Azkuna dice que «el Ayuntamiento se dedica a regular la calle» ante las mafias que se dedican a la prostitución.

El alcalde dice que se dedica a regular, no a prohibir la prostitución ya que «es una competencia que sobrepasa al ayuntamiento».

Sobre la lucha por los derechos de las prostitutas ha afirmado que «a esa gente, aunque sea ilegal y estén enviadas por las mafias tenemos que apoyarlas, no sólo nosotros también otras instituciones. Y espero que Emakunde lo haga». La institución opina que tras la nueva ordenanza se considera la prostitución sólo como «un problema de seguridad e impide que se consideren otros aspectos fundamentales, como los derechos de las mujeres que ejercen la prostitución».

Azkuna ha explicado que la nueva regulación impide que se organice un «escándalo público» en la calle al permitir el mercado del sexo en algunos barrios de la capital vizcaína. Subrayó que en Bilbao, «la calle está ocupada por la prostitución en dos o tres sitios singulares y muy específicos como La Vieja y Miribilla y en pocos sitios más hay».

Azkuna aseguró que no quería, ni tenía «ganas ni ningún deseo de polemizar con nadie». «He leído -dijo- las declaraciones de Emakunde y estoy de acuerdo en que a la prostitución hay que ayudarla socialmente y, de hecho, nosotros ya lo hacemos, y espero que Emakunde también apoye a la prostitución».

‘No han querido saber nada’

Según indicó, la prostitución es «difícil de erradicar, pero una cosa es la prostitución en teoría y otra cosa es en la práctica» y el Ayuntamiento no puede prohibir la prostitución, algo que, según dijo «en todo caso podrían hacer las Cortes Generales, que rehuyeron el debate y no han querido saber nada».

Azkuna aseguró que «las Cortes son las que tienen que tomar la decisión, no sobre la erradicación o la prohibición de la prostitución, que yo diría que es imposible, sino sobre la regulación de la prostitución, y no lo han hecho».

Se trata, según indicó, de «personas que nos mandan de fuera cada tres o cuatro meses, que son absolutamente ilegales y que las cambian y no hay regulación sanitaria de ningún tipo». El primer edil dijo que en la calle «no sólo molestan a los vecinos» sino que, desde el punto de vista sanitario, es «un auténtico desastre».

Por ello, insistió en la necesidad de «regular la calle, no sólo por el escándalo público que se pueda organizar, de la prostituta y del que va allí a mercadear» sino porque «ocupan la calle y ahí es donde tenemos competencia y no en prohibir la prostitución».

Azkuna insistió en que a las prostitutas se les tiene que dar «todo el apoyo social», pero «la calle debe estar regulada, como está regulada para otras cosas y también la prostitución en la calle creemos que la debemos regular». El alcalde aseguró que la Ordenanza es una normativa «suave», pero «efectiva» que hará que la Policía Municipal «tenga una Ordenanza en la que basarse para tomar medidas».

Azkuna aseguró que «los vecinos que se han quejado de que lo que hemos hecho es como el agua de colonia, tienen ahora una época para poner alegaciones a la Ordenanza y ahí es donde puede participar cualquier grupo o vecino».

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/07/paisvasco/1270642525.html

Share

Exposición de José Fuentes reivindica el erotismo del vello púbico femenino

Veinticuatro cuadros hechos mediante una técnica de xilografía tridimensional y varios bocetos componen esta original exposición en el centro de congresos de Elche hasta el próximo 25 de abril, para después viajar a otras ciudades, como Barcelona, León y Oviedo.

En la muestra, titulada «Vello», este catedrático de Grabado en la Universidad de Salamanca focaliza la atención en los órganos genitales de la mujer, que aparecen sin depilar, tal y como lo imaginaría el hombre para alimentar su deseo sexual.

Para el autor de la muestra, que presenta a la mujer también como un sujeto erótico desafiante, la «obsesión» occidental por la depilación produce sobre el hombre una pérdida de la libido, que tiene que «suplir» con una «imaginación desbordante».

En este sentido, la exposición sigue una estructura narrativa dividida en tres espacios, en los que se representa la lucha entre la imaginación masculina y la realidad.

En el primero de ellos, «El triunfo de la fantasía», el vello de la mujer se muestra especialmente largo. Tanto que, en ocasiones, llega a enlazarse con el cabello y, en otras, adopta la forma de la caligrafía otomana o de esculturas que recuerdan a las de Eusebio Sempere, según el propio autor.

En «La batalla» la realidad comienza a interferir en estos cuerpos femeninos de manera que, aunque el vello se mantiene largo y los colores y formas son evocadores, aparecen diferentes figuras -ranas, velas, tornillos- que advierten la presencia del mundo terrenal.

Pero es en el último apartado, «El desenlace», donde se quiebra la imaginación para dar paso definitivamente a esta realidad, representada a partir de objetos como gafas de sol o cuadros y de una pérdida significativa del color.

A pesar de ello, Fuentes ha explicado a EFE que la exposición permite también una lectura contraria, de manera que el visitante parta del mundo de la realidad para finalizar en la parte más onírica.

En cuanto a los aspectos técnicos, el autor consigue diferenciar el vello del resto del cuerpo de la mujer a través del relieve de cada uno de los pelos.

Fuentes ha señalado para ello ha empleado una técnica «inédita», la xilografía tridimensional, a partir de la que los elementos tallados en la matriz, madera que sirve para crear la obra final, adquieren relieve en lugar de quedar planos, como ocurre con la xilografía tradicional.

Para obtener este volumen, se aplica la pulpa de papel a la matriz, se «entinta» como si se tratara de un grabado de metal, y posteriormente se crea un contramolde para dar relieve a los elementos elegidos.

Las propias matrices, así como los bocetos que han servido como borrador de los cuadros, se exhiben también en el conjunto de la muestra, de manera que el visitante pueda conocer «el propio proceso creativo». EFE edv/ams

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=336509

Share

Cómo elegir juguetes sexuales para sexo anal

Antes de comprar un juguete sexual que piensas usar para sexo anal tienes que saber diferenciar entre juguetes sexuales que se promocionan como juguetes sexuales para sexo anal, y los que verdaderamente están diseñados para este fin.

Aunque en la etiqueta diga que “para sexo anal” o hayas visto en una película porno que tal juguete sexual lo usaban en una escena de sexo anal, tienes que asegurarte que es seguro para ello.

sex toy anal

La superficie del sex toy debe ser lisa, sin asperezas ni  bordes filosos. Los tejidos del recto son muy delicados, el mínimo  rasguño puede provocar serios problemas.

Debe tener bordes curvados hacia afuera, un anillo o algo lo suficientemente grande que prevenga que el juguete sexual se atore en el recto. El ano tiene un ‘efecto aspiradora’ que al introducirse algo en él se puede quedar atrapado ahí.

Si no puedes sacar con facilidad  un juguete u otro objeto del ano, no debes forzarlo de ninguna manera, sino acudir a emergencia para que lo extraigan. Sé que puede ser vergonzoso ir al hospital para este tipo de emergencia, pero te repito, el ano es una zona muy delicada.

http://www.sexologia.net/08-04-2010/practicas-sexuales/sexo-anal-practicas-sexuales/como-elegir-juguetes-sexuales-para-sexo-anal

Share

Cuando ellas van a los prostíbulos

Las mujeres que van a entrar no son prostitutas. Los hombres no dejan de mirarlas. A las dos las llevó la curiosidad al prostíbulo, querían saber cómo es

Visten lo menos parecido a una trabajadora sexual: jeans y zapatos cortos. El guardia bromea y pregunta si andan en busca de cuartos.

Una de ellas, la morena y flaca, asustada, regresa al vehículo, donde su compañera, la alta, está buscando la cédula que confirme que es mayor de edad.

Aclarado todo ingresan al local. La morena sigue nerviosa, sus ojos no dejan de mirar el piso y teme que pueda “encontrarse con algún conocido”. Es quincena y el prostíbulo está lleno.

La alta, ocultando su temor ante las miradas penetrantes y morbosas de algunos, prefiere hacer como si estuviera en casa. Toma una silla y le pide a su acompañante que se siente también.

La alta prefiere poner cara de suegra mala. Aunque no viste con ropa sensual ni provocativa, se siente como si la tuviera porque todos la miran. Los borrachos son los más descarados.

Algunos hombres visten camisas de cuello y mangas largas, otros camisetas y jeans.

Los primeros las miran con miedo, como si los fueran a delatar ante sus esposas. Como si fueran detectives y sus mujeres las contrataron para cogerlos in fraganti.

Al que vende cervezas le importa un comino qué hacen allí. Él sólo quiere venderles las cervezas que más pueda.

“Buenas tardes”, dice y pone una cerveza en la mesa. Una de ellas estira su mano y paga el dólar.

La morena se pone cansona. Ya conoció el burdel y ahora quiere escapar de aquel lugar, dice mientras bebe de su vaso.

Una cerveza más y se van la morena y la alta. Conocieron un burdel y no saben si volverán.

 

Diferentes

Para algunos hombres, las únicas mujeres que ingresan a los burdeles son las prostitutas. Pero hay quienes entran y no lo son.

Es el caso de Luisa e Irene, quienes aunque nunca han prestado servicios sexuales conocen el ambiente de los prostíbulos.

A diferencia de los hombres, las mujeres que frecuentan los burdeles no obtienen sexo y según un estudio realizado en Estados Unidos, ellas van para beber junto a sus amigos y romper los estereotipos impuestos por la sociedad.

Luisa tiene 20 años y dice haber visitado en varias ocasiones los prostíbulos.

La primera vez fue porque varios amigos la desafiaron a tomarse unas “cervecitas” en El Puente. Ella accedió porque no le pareció algo fuera de lo normal.

Conservadores

Irene va porque sus amigos la invitan a tomar.

Cuenta que los que son más conservadores (como sus padres, que si se enteran la matan) o hipócritas, como ella les llama, le han reprochado que ingrese a estos lugares.

“Aquél es un ambiente feo, no para mujeres”, “los prostíbulos son para hombres” y “te van a ver como lo peor” son las frases más comunes que ha escuchado. A ella no le importan esos comentarios.

http://www.eldiario.com.ec/noticias-manabi-ecuador/148635-cuando-ellas-van-a-los-prostibulos/

Share

Sexo y comida al mismo tiempo

La revista de gastronomía Vie del gusto (Caminos del sabor) ha preguntado a 100 sexólogos y nutricionistas cuál es la relación entre la comida y el deseo sexual.

El 65% de los expertos no tiene ninguna duda: la buena mesa y el sexo están estrechamente relacionados. Dicen que los que siguen una alimentación correcta, regular y equilibrada tienen una vida de pareja más satisfactoria y, sobre todo, mejorable.

Pero no se refieren a los alimentos afrodisiacos ni a los que podemos «comer» al mismo tiempo que tenemos sexo, sino a mantener una dieta equilibrada que proporcione energía para poder querer mucho y bien.

Donde sí que he escuchado hablar de esa otra relación entre el sexo y la comida ha sido en un programa de la SER, en el que los oyentes contaban lo que habían hecho en favor de esa buena relación. En qué parte del cuerpo de su pareja, por ejemplo, se habían tomado las uvas con chapagne o el gusto que le daba a otro lamer la nata esparcida.

Un montón de historias de sexo y comida contra la monotonía, para levantar el ánimo sexual y divertirse haciendo cosas que no son las habituales, pero que ya hacían los griegos y los romanos.

Recomendaron un libro: Abre la boca. Las mejores recetas sexuales para gourmets, de Carme Freixa Zurita, sobre recetas imaginativas para una noche de lujuria, cuyo punto de partida es la cocina y el punto de llegada lo elige el lector.

http://blogs.20minutos.es/chapiescarlata/post/2010/04/08/sexo-y-comida-al-mismo-tiempo

Share

Tener relaciones sexuales seguras

Sexo seguro es una denominación con la que se pretende abarcar las recomendaciones y prácticas sexuales que tienen por fin el evitar el riesgo de contraer o contagiar algún tipo de de enfermedad de transmisión sexual, como pueda ser el VIH u otras. El concepto de sexo seguro implica tanto el mantenimiento de relaciones sexuales que no pongan en riesgo la salud del individuo ni la de la persona o personas con las cuales mantiene relaciones sexuales.

seressexuales07042010b

creativecommons

Algunas prácticas de sexo seguro pasan por el uso del preservativo, métodos anticonceptivos que en las parejas heterosexuales evitan embarazos no deseados. Una cosa que hay que tener muy en cuenta es que ninguna relación sexual es 100% segura, aunque bien es cierto que las circunstancias que rodean la relación sexual puede incrementar o hacer decrecer la posibilidad de infectarse con alguna enfermedad de transmisión sexual.

La mayor parte de las enfermedades de transmisión sexual se contagian por intercambio de fluidos durante el acto sexual. Son los microbios o virus los que encuentran en estos fluidos un caldo de cultivo que les permite hospedarse en un nuevo organismo. La mayor parte de los contagios se producen por contacto entre mucosas, semen y sangre.

Son las mucosas presentes en la boca, ano y vagina las que presentan una menor protección ante las enfermedades de transmisión sexual. La vagina sin embargo está preparada histológicamente para resistir la fricción en el coito. El resto de las mucosas pueden favorecer la aparición de micro heridas, muchas de ellas microscópicas e imperceptibles, que provoquen el contacto de la sangre con los fluidos corporales de la pareja sexual.

Fuente: Wikipedia |     Imagen: Deco Fernandes

Share

La Policía Municipal de Vitoria hace un trabajo de «protección y complicidad» con las prostitutas

Bully ha dicho que los agentes hablan con ellas para «conocer realmente que pasa en ese mundo»

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Vitoria, José Manuel Bully, ha explicado hoy que la policía Municipal de la capital alavesa se encarga de realizar un trabajo de «protección y complicidad» con las prostitutas que ejercen en las calles de la ciudad.
En una rueda de prensa, el edil ha informado que agentes de la Policía Local hablan con las prostitutas para «conocer realmente que pasa en ese mundo, y para vigilar si podríamos dar con algún proxeneta o algún posible maltratador».
Además, Bully ha destacado que las prostitutas muestran una mayor confianza ante las patrullas de paisano formadas por mujeres, y que son colaboras de la Policía Local, ya que suelen alertar a los agentes ante la presencia de vehículos sospechosos en las inmediaciones de los polígonos industriales.
En cuanto a la ordenanza de uso y espacio público elaborada por el Ayuntamiento de Bilbao que incluye la regulación de la prostitución y sanciones para quien la ejerza en las calle, Bully ha afirmado que el Gobierno municipal de la capital vizcaína «está intentando realizar una buena ordenanza».
Sin embargo, el concejal ha recordado que la legislación en torno a la prostitución no corresponde al Departamento de Seguridad Ciudadana, sino a las áreas de Igualdad y Mujer.
Share

Libro: Zonas húmedas


Zonas húmedas es el último libro de Charlotte Roche editado por Anagrama y que ha sido referenciado en la última edición de la Revista Arcadia. Esta novedad la tendré con descuento en el Stand de El Diván Rojo como parte de la Feria del Libro de El Acontista Café del 12 al 17 de abril.

Para más información de la feria, ingresa aquí.

Referencia del libro según Anagrama:

“Tras causarse una fisura anal por apurar su depilado íntimo, Helen, la adolescente protagonista de este relato-confesión, se encuentra en la unidad de Medicina Interna, y mientras espera analiza aquellas regiones de su cuerpo que la opinión biempensante suele considerar poco propias. Porque a Helen la mueve una indomable curiosidad por sus recovecos y orificios. En efecto, a la muchacha le gusta el sexo: en solitario o en pareja; por vía anal, oral y vaginal, menstruando o con chocolate… Y el lector se deja contagiar por la risa de esta antiheroína moderna, que elabora sus traumas infantiles con un lenguaje fresco y trufado de guindas poéticas. Una primera novela transgresora, equilibrada con humor e ironía, que ha encabezado durante meses los ránkings de venta alemanes y ha sido el primer libro del ámbito germano en alcanzar la cumbre de la lista mensual de best-sellers mundiales según Amazon, con más de un millón y medio de ejemplares vendidos y 25 traducciones. «Una incursión en los últimos tabúes de nuestra época» (Elsa Vigoureux, Nouvel Observateur); «Evoca la voz de Salinger en El guardián en el centeno, Crash y el ideario feminista de Germaine Greer en La mujer eunuco» (P. Oltermann, Granta).”

Tomado de Anagrama

Referencia del libro según Arcadia:

“Conozcan a Charlotte Roche. Su primera novela ha sido titulada, acertadamente, Zonas húmedas, y es la historia de esa jovenzuela que devela, a través de un gran monólogo, las minucias de sus hábitos corporales. Se incluyen técnicas de masturbación con aparatos de baño, explícitas descripciones del aspecto de sus hemorroides, la manía de frotarse en los inodoros públicos, y la consistencia de los líquidos que produce su convicción antihigiénica… La obra de Roche ha producido un torbellino notorio. Revistas como Granta la han comparado a J.D. Salinger. En los primeros tres meses, la novela alcanzó ventas de medio millón de ejemplares, y se convirtió en el best-seller alemán más vendido en la historia de Amazon. Pese a esto, algunos sectores de la crítica literaria hablan de un pueril panfleto masturbatorio o pornográfico. La novela oscila, después de todo, entre escenas de ella haciendo sus consabidos tampones, masturbándose en plena habitación de hospital, rememorando su empeño en no ser limpia, y el transcurso de una recuperación que llega a autoboicotear con el fin de reunir a sus padres separados. Este tema, el del hogar roto, late constantemente en la historia, y es un eje real en la vida de la escritora… En este sentido, el statement de Roche es interesante y algunos han querido tildarlo como un nuevo y renovado discurso feminista. ¿Significa entonces que para inventarse ese lenguaje que ella afirma carecen las mujeres, se debe recurrir a las formas y lógicas masculinas? ¿Ser mujer y no depilarse por redimir lo intrínseco del cuerpo, acaso insufla nuevas fuerzas en ellas? ¿Los instintos de lujuria y cuidado personal son los mismos en hombres y mujeres? Sea como sea, Roche, socarrona y mordaz, ha logrado sembrar nuevos interrogantes en esa inagotable reflexión que es ser mujer, y lo ha hecho, cosechando más dinero y fama a su paso.”

Extractos de Revista Arcadia.

Sigue a Charlotte Roche en facebook: http://www.facebook.com/pages/Charlotte-Roche/112105380024

Conoce su página web: http://www.charlotteroche.de/

Mis post rojos relacionados:
Stand de El Diván Rojo en la feria del libro de El Acontista.

http://www.eldivanrojo.com/2010/04/libro-zonas-humedas-charlotte-roche.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+ElDivanRojo+%28El+Divan+Rojo%29&utm_content=Google+Feedfetcher

Share

Juzgan hoy en Córdoba a una madre acusada de ofrecer a sus hijas menores para mantener relaciones sexuales

El fiscal pide 30 años y medio de cárcel para una madre, que será juzgada hoy, acusada de permitir que sus hijas menores de edad presenciaran los actos sexuales que mantenía con sus clientes, consintiendo además que ellos realizaran con ellas «todo tipo de actos impúdicos con el fin de satisfacer sus deseos sexuales».

   Según la calificación del ministerio fiscal, a la que tuvo acceso Europa Press, además el padre y la acusada, antes de su separación, exponían a sus hijas a presenciar las relaciones sexuales que mantenían.    

   Posteriormente, en los periodos en los que los acusados estaban separados, la procesada se trasladaba a vivir con sus hijas a Puente Genil (Córdoba) y para obtener ingresos mantenía relaciones sexuales con hombres en distintos domicilios, permitiendo que las menores presenciaran tales prácticas.

   Consentía además que clientes suyos realizaran con las menores «todo tipo de actos impúdicos con el fin de satisfacer sus deseos sexuales, consciente de su obligación de salvaguardar la seguridad de sus hijas, habida cuenta de la edad de las mismas y del riesgo de contagio de enfermedad venérea a que las exponía».

   Por tales hechos, el fiscal pide para el padre y la madre un año de cárcel por un delito de exhibicionismo y a la mujer otros 21 años y seis meses de prisión por dos delitos de agresión sexual y nueve años más por lesiones.

   Asimismo, solicita la prohibición de acercamiento y comunicación de los acusados a las niñas y el domicilio que tengan durante tres años, alargando dicho periodo durante diez años más para la madre.

http://www.europapress.es/epsocial/politica-social/noticia-juzgan-hoy-cordoba-madre-acusada-ofrecer-hijas-menores-mantener-relaciones-sexuales-20100408074702.html

Share