Diez zonas erógenas masculinas por excelencia

Las mujeres siempre piden caricias y cuidado en el momento del acto sexual, pero ¿qué pasa con ellos?  Es posible que mucho de su placer se encuentre en el pene, el glande, el escroto, es verdad, pero el resto del cuerpo también cuenta. Muchas veces, incluso para ellos mismos, será un descubrimiento total. Así que manos a la obra y a explorar ese maravilloso cuerpo masculino, lleno también de secretos, recovecos y zonas altamente erógenas.

1. En el inicio, fue el masaje. Quizá es verdad que muchos hombres no son muy expertos en el tema de las caricias hacia las mujeres, pero hay que enseñarles también que si ellos sienten placer con determinados roces, las féminas gozan de igual manera. Por eso, la mejor manera de comenzar puede ser un buen masaje si es que no has explorado el cuerpo de tu hombre del todo. Así, tocando lentamente podrás saber cuáles son sus zonas más sensibles, pidiéndole a él que te diga en donde tiene más sensibilidad. Ármate con un buen aceite especial, velas aromáticas o alguna esencia y la mejor disposición para explorar el cuerpo de tu hombre.

2. Cuello. Son estos dos lugares altamente erógenos, pero antes cerciórate de saber que efectivamente lo son para él en particular. En el cuello puedes usar la lengua, para pasarla lentamente, sin dejar un rastro de saliva y mucho menos un rastro morado, que es muy desagradable de llevar para ellos, no es nada erótico, y además es como haber regresado a la secundaria.

3. El pecho. Es un punto importante, así como los pezones, pero cuidado, pues son demasiado sensibles y casi a ningún hombre le gusta que se los muerdan o succionen. Sólo apenas un roce con la punta de la lengua, y sin morder, será suficiente para lograr un momento erótico.

Si tu pareja tiene demasiados vellos entonces quizá la sensación no sea la misma, pero puedes ayudarte con la yema de los dedos o la lengua y un aceite comestible caliente de sabor. El ombligo es para muchos hombres una zona erógena. Puedes probar introduciendo apenas la punta de la lengua y moviéndola en círculo ligeramente, apenas medio minuto. No te quedes dos horas allí.

4. Cuero cabelludo. Muchos hombres pueden enloquecer si tocas su cuero cabelludo o jalas apenas un poco su cabello. Ésta zona, tanto para hombres como para mujeres, es muy sensible. Un delicado masaje con las yemas de los dedos, mientras tus labios lo besan o juegas sobre su cuerpo, le encantará.

5. Labios. Parecería que los hombres no responden correctamente a los estímulos de un beso. Al menos no como sucede para las mujeres, pero a veces eso ocurre porque las mujeres no saben besar bien. Lo que muchas veces pedimos de ellos, en la mayoría de las ocasiones, nosotras mismas no lo cumplimos. Si sabemos que lo suyo no es la delicadeza, entonces hay que llevarlos por ese camino y darles (o enseñarles) cómo es un beso delicado, tierno, salvaje o erótico. Y preguntarle si en realidad lo es para él.

Pues te sorprenderías sabiendo que lo que para ti puede ser un beso enloquecedor, para él es sólo saliva y una lengua devoradora que apenas lo deja respirar. Así que incluso para los besos siempre es mejor hablar sobre lo que nos gusta o no.

6. Brazos, axilas y manos. La parte interna de los brazos es sumamente sensible en hombres y mujeres. Chupar con delicadeza cada uno de sus dedos o dar pequeños besos en lo largo de su brazo puede ser muy divertido y diferente para muchos. Las manos, el instrumento con el que trabajamos todos los días, están casi siempre estresadas.

Entonces un masaje en círculos, con aceite comestible y luego llevarla hacia los genitales femeninos, para ser dirigida por nosotras, puede ser una experiencia diferente. Besar las axilas es sumamente erótico. A menos que haya un olor muy desagradable, evita hacerlo, pero no tengas miedo de recibir todas las feromonas que los hombres exudan por allí.

7. Pies y piernas. Como en los brazos también hay muchas terminaciones nerviosas, sobre todo en la cara interior y en las rodillas. En la parte del muslo y muy cerca de los genitales hay una zona muy sensible. Puedes tocarla con tus dedos, con los labios o la lengua. Los pies, como las manos también, están también estresados o cansados, pero una correcta estimulación de ellos puede poner a tope a tu chico. Tocarlos, masajearlos o lamer dedo por dedo puede ser muy erótico.

8. El ano. En él existen infinidad de terminaciones nerviosas. Aunque se le ha satanizado por su relación con la homosexualidad, en realidad los hombres pierden de mucho si nunca han intentado jugar un poco con él o pedirle a sus parejas que lo hagan. No cambiarán de preferencia sexual si lo hacen y por el contrario, se abrirán a nuevas sensaciones. Hay juguetes sexuales dedicados a esta zona, si es que no quieres experimentar con tus dedos o mano. A él le encantará.

9. Trasero. Esta parte también tiene muchos receptores nerviosos. Tocarlo, darle ligeras nalgadas, apretarlas sin usar demasiada fuerza o darle pellizcos breves le encantará, sobre todo si él está en la posición de misionero, encima de ti. Esa es una de las mejores para estimular esta parte, pues tus manos están totalmente libres y a esa altura exacta. Así que a ponerlas en movimiento. Si puedes estimular su ano y escroto, entonces enloquecerá.

10. Pene, testículos. Por supuesto, son los sitios por excelencia para el erotismo masculino, pero hay que darse cuenta que estos los incluimos en último lugar y no en primero. Esto porque, sí, son la parte principal en el juego sexual, pero no debe ser la única ni tampoco la primera.

Si queremos que ellos hagan lo mismo con nosotras (el juego previo, las caricias, la ternura, etc), nosotras debemos comenzar con el ejemplo y hacer lo mismo. Cuando hagas una felación, toques o juegues con su pene, nunca olvides los testículos. Y con ellos ten mucho cuidado si los llevas a la boca pues son sensibles en extremo y un mal movimiento de boca o dientes, puede arruinar el juego.

Pero si has recorrido los nueve puntos anteriores entonces llegar a éste será muy fácil y al menos no habrás iniciado con lo más obvio. Experimenta con cada uno de los puntos y encuentra tus propios movimientos acorde con los gustos y sensaciones de él.

Los varones ¿consideran que existe otra zona erógena no explorada? ¿cuáles son sus zonas favoritas?

http://de10.com.mx/3858.html

Share

Confesiones femeninas sobre la felación

Con la práctica se va aprendiendo a hacerla y disfrutarla; de inicio, no es una acto que le fascine a las mujeres… Pero siempre pueden cambiar de opinión

Forme una gran «O» con los labios. Abra. Respira. Introduzca el alimento a comer. Trate de llegar lo más lejos posible. Chupe, use su lengua, saque, vuelva a introducir. Haga ligeros gemidos. Disfrute. Aguante a momentos la respiración, trate de no hacer arcadas y, por supuesto, por su bien y el de los demás, intente no vomitar. Se supone que lo que está haciendo es sexy. No lo olvide.

¿Por qué algo que para las mujeres puede ser incluso a veces tan automático, a ellos puede llevarlos al paraíso? ¿Por qué no hay hombres que se resistan a ello? Les gusta, les encanta. No hay hombre que se resista a un buen sexo oral ni mujer que no lo haya hecho alguna vez (bueno, en su mayoría). Se dice que un 74 por ciento de los varones han recibido alguna vez sexo oral. Me pregunto ¿dónde ha vivido el otro 26 por ciento?

Pero, ¿qué hay de nosotras? ¿Los hombres se han preguntado si verdaderamente nos gusta? Debo decir, y tengo un amplio auditorio femenino que estoy segura puede respaldarme, que en un inicio no. Tranquilos hombres, no se espanten. Dije «en un inicio». Después, una le toma el gusto y el placer. Para mí, por ejemplo, en la actualidad ésta es una de mis actividades favoritas en el juego previo. Incluso a veces como única acción.

Una aprende a regañadientes con lo que (medio) ve en las pelis porno, lo que (medio) escucha, lo que habla con las amigas, lo que su intuición (siempre tan sabia) le dice que hay que hacer. Y así se lanza una al ruedo de las felaciones, como en todo, por supuesto, sin saber demasiado.

Al final y con el tiempo, una se va convirtiendo en una experta. Aprende que no hay que introducir demasiado el pene o tocar la campanilla con él porque de manera natural una tendrá una arcada (no chicos, no es que su maravilloso pene nos dé asco, es que hay cosas de la naturaleza que simplemente no podemos controlar), que no hay que usar los dientes nunca jamás en ese acto y una aprende a envolverlos con los labios superiores.

Una aprende también cómo respirar aún con algo lo suficientemente grande en la boca como para ahogarnos, cómo evitar morder y por el contrario sólo chupar; una aprende a jugar con el misterio, a no introducir todo a la primera, a tener ritmo y no tener un vaivén sin ton ni son. Hacer una buena felación es como tocar una melodía: saber los acordes, improvisar si es necesario, disfrutar del sonido, ir en in crescendo y ver cómo la audiencia recibe con placer nuestra obra de arte.

¿Por qué les gusta a ellos? Bueno, a quién no le gustan las obras de arte. La felación reúne en una misma acción lo que ellos adoran de nosotras y del sexo en general: es fácil, da suficiente placer, permite tener fantasías, el hombre es el que recibe en una posición que puede controlar y ella puede jugar cierto papel de subordinación en la fantasía.

Ella lo hace y en algunas ocasiones él conduce. Que él se venga dónde y cómo, es asunto aparte. Dependerá de las parejas decidir hacerlo y la confianza para beberlo, untarlo vaciarlo, escupirlo, usarlo como gel o mascarilla. Léase el semen, por supuesto.

Y para las amantes de lo primero, tipos de semen y sabores habrá como papilas para degustarlos. Por eso, entre ese amor y odio de las féminas al líquido seminal, al final todo es cuestión de práctica, de ritmo y  de afinar el paladar exquisito para convertirse en toda una sibarita deluxe.

Si una ha elegido lo primero, una poco a poco le va tomando el gusto. Como a todo. Si hay que convivir con eso la vida entera, qué mejor que acostumbrar la garganta profunda desde la primera vez. ¿No?

La felación se trata de una masturbación controlada con otras herramientas bastante útiles como la lengua, el paladar, la saliva y, además, como si ello no fuera suficiente, las manos. ¿¡Ahora entienden las mujeres por qué ellos no pueden resistirse!? Si yo fuera hombre, igualmente querría a mi chica todo el tiempo allí.

¿A ustedes chicos qué es lo que más les gusta de la felación? ¿A ustedes chicas, les gusta el sexo oral para ellos? ¿Cómo aprendieron a hacerlo? ¿Les gusta hacerlo?

http://de10.com.mx/5583.html

Share

Dos detenidos por matar al portero de un prostíbulo

Dos hombres fueron detenidos ayer en el club Mesalina -tristemente famoso porque en su interior se urdió el crimen del ex alcalde de Polop, Alejandro Ponsoda- por matar acuchillado al portero de otro lupanar de la comarca. Los hechos ocurrieron hacia las cuatro de la madrugada, cuando los dos ahora detenidos, de 33 y 27 años, estaban tomando unas copas en el club Secret, ubicado en L’Alfàs del Pi. Allí se inició un altercado, aparentemente relacionado con la invitación a copas, que terminó con su desalojo del local. Fue en ese momento, cuando el portero fue apuñalado mortalmente.

Los dos detenidos huyeron después de estos incidentes pero fueron capturados una hora después por agentes del Cuerpo Nacional de Policía en otro lupanar de la comarca, concretamente en el citado Mesalina, de la cala de Finestrat (Altea).

Los detenidos son de etnia gitana y vecinos de L’Alfàs del Pi y de Polop de La Marina, según aseguró ayer la Policía Nacional.

http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/detenidos/matar/portero/prostibulo/elpepiespval/20100410elpval_11/Tes

Share

Los testigos declaran que los Galán sancionaban a las prostitutas

El abogado de los dueños de los clubs de alterne minimiza los últimos testimonios

Tanto SKR30 como SKR40, los dos ex trabajadores de los Galán que, en calidad de testigos protegidos, declararon ayer por la mañana, ante la juez al cargo del caso, que los dueños de los clubs de alterne «ponían sanciones» a las prostitutas. Ha sido el propio abogado de los imputados en la Operación Toscana contra supuesta explotación sexual en los burdeles de los Galán, José Luis Tellado, el que ha desvelado a este diario que ambos testigos refirieron que se sancionaba a las chicas, si bien, puntualizó el letrado, «ambos realizaron esas manifestaciones asegurando que lo habían escuchado, no porque ellos tuvieran referencia directa del asunto». Tanto es así que, en opinión del letrado, ni uno ni otro «han declarado nada que pueda derivar en imputación de delito alguno contra mis clientes».

Siempre según su testimonio, los dos ex trabajadores, que habrían estado empleados en el club de El Puerto, La Hacienda, también declararon que las mujeres que ofrecían sus servicios sexuales tenían que cumplir un horario «y que no podían salir de allí por la noche». No obstante, Tellado aseguró que, a preguntas suyas, admitieron que las mujeres podían entrar y salir libremente del local. Cuestionados los dos testigos protegidos sobre si a las mujeres se les obligaba a vestirse de una manera determinada, así como a adquirir la ropa en las tiendas de los hoteles, los dos, según el abogado, negaron dicho extremo, si bien sí dijeron que «no les dejaban ponerse pantalones vaqueros».

También el testigo SKR30 había declarado, a preguntas del fiscal, que las mujeres ejercían la prostitución «por necesidad, al tener alguna que mantener a 15 familiares en Rumanía». Aunque, eso sí, lo hacían «sin estar coaccionadas». Y que había escuchado que «despidieron a una embarazada», si bien acabó desvelando que tiempo después se la encontró «y no le dijo nada de despido alguno».

Tellado considera que ninguno de los dos testimonios ha aportado nada nuevo a una causa que espera que termine sobreseida, mientras siguen a la espera de que el fiscal informe a su demanda de que se les devuelva a los dueños el dinero y los vehículos intervenidos.,

http://www.diariodejerez.es/article/provincia/674020/los/testigos/declaran/los/galan/sancionaban/las/prostitutas.html

Share

Piden 20 años de cárcel para el hombre acusado de degollar a una joven rusa prostituta

Salvador O.R., el hombre de 65 años que degolló presuntamente en 2007 a una joven de 22 años y origen ruso en su domicilio de la urbanización de Almerimar, en El Ejido (Almería), se enfrentará a una petición fiscal de 20 años de prisión durante la vista oral que está previsto se celebre a finales de junio ante un tribunal de jurado en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

   El Ministerio Público considera al procesado autor de un delito de asesinato tipificado en los artículos 138 y 139.1 del Código Penal e interesa, además de la pena de cárcel, que se le condene al pago de indemnizaciones de 40.000 y 70.000 euros a la abuela y al hermano menor de la edad de N.U., respectivamente, residentes en su país natal y a quienes mantenía con sus ingresos.  

   El escrito de calificación provisional, al que tuvo acceso Europa Press, recoge que Salvador O.R., conocido en el municipio como ‘El Lotero’, había quedado con la víctima en la madrugada en la que supuestamente cometió el crimen en el club Cotton Club de El Ejido.  Una vez llegó al local donde N.U. trabajaba, la invitó a una copa y «le entregó 150 euros para pasar la noche con él en su domicilio y mantener relaciones sexuales» al término de su jornada laboral.

   Ambos salieron del club pasadas las 05,00 horas y se montaron junto con otras dos compañeras de trabajo en el turismo del procesado, quien acerco a las amigas hasta sus respectivas casas. Cuando llegaron a la vivienda en la que residía el presunto asesino, ubicada en la calle Conde de Barcelona de la urbanización de Almerimar, «se pusieron cómodos y estuvieron tomando unas copas».

   Salvador O.R., según subraya la fiscal, aprovechó que ella se había quedado adormilada y desnuda en el dormitorio para coger un cuchillo de «hoja especialmente ancha» y seccionar con «transversalmente de izquierda a derecha y desde atrás» el cuello de la joven, quien en ningún momento se pudo defender ya que no esperaba ningún ataque. A continuación, al quedar la victima «tirada de rodillas en el suelo y con el cuerpo hacía adelante», le clavó de nuevo el arma en la región lumbar.

   El presunto asesino actuó –ahonda– con «contundencia y precisión al propinar ambos golpes, especialmente idóneos» para causarle la muerte a N.U., cuyo cadáver dejó «abandonado» en el interior del inmueble, «completamente cerrado», para emprender la huida no sin antes «limpiar las manchas de sangre de su cuerpo y llevarse consigo sus efectos personales y el cuchillo» con el que la apuñaló.

   Salvador O.R. cogió su turismo y puso rumbo a la capital almeriense donde estuvo «deambulando y pensando qué hacer» para no ser localizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Era finalmente detenido 15 días después por agentes de la Policía Nacional cuando regresaba a la provincia tras un periplo por diferentes puntos de la geografía peninsular. Antes, el 6 de noviembre, se había encontrado el cuerpo de N.U. cuya desaparición habían denunciado sus compañeras apenas 24 horas después del crimen.

   La vista oral, a la que están citados un total de 32 testigos y once peritos, está señalada para el día 18 de junio y se prolongará hasta el 2 de julio. En el juicio con tribunal de jurado están personadas como acusación particular la Plataforma Estatal de organizaciones de mujeres por la abolición de la prostitución y la asociación de mujeres juristas de Almería.

http://www.europapress.es/andalucia/almeria-00350/noticia-piden-20-anos-carcel-hombre-acusado-degollar-joven-rusa-almerimar-20100410112642.html

Share

Depilación íntima femenina

Para algunos afeitarse el pubis es una influencia del porno, para otros un reflejo de un deseo prohibido y para otros una simple medida de higiene. Sea cual sea la excusa estemos claros en que el sexo es también visual.

Un pubis recortadito en mayor o menor medida indica indudablemente una cierta dedicación y cuidado, que se piensa en uno mismo y en la persona con la que lo compartimos, y por supuesto un gusto por la estética, el erotismo y en definitiva el sexo. Algo tan sencillo y que sin embargo transmite tanto no deberíamos pasarlo por alto a la ligera…

MÉTODOS DE DEPILACIÓN

Hay muchos métodos de depilación, desde la depilación láser hasta la cera, pasando por las máquinas rasuradoras, las cuchillas de afeitar o las cremas depilatorias. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, así que es más una cuestión de gustos y presupuesto.

Si por ejemplo queremos un pubis angelical, tipo Barbie como dicen algunos, podemos optar por una depilación láser, más costosa pero más efectiva, sino están las tradicionales cremas y ceras, mucho más económicas y rápidas.

La ventaja de las cremas depilatorias es que son muy prácticas y no duelen, a no ser que te provoquen alguna reacción alérgica, por ello mejor siempre probar un poquito sobre la piel y si no notamos nada raro pues adelante. El método es tan sencillo como aplicar la crema, dejar actuar unos instantes y luego con ayuda de la espátula vamos retirando los pelos.

En el caso de las ceras, son igualmente fáciles de usar pero dependiendo qué partes puedes ser bastante doloroso. En cualquier caso el resultado es aún más efectivo que con las cremas depilatorias ya que estamos arrancando el vello de raíz y nos puede durar de 3 a 4 semanas.

El método más económico sin duda son las cuchillas de afeitar, habrá que ir con un poco más de cuidado, pero son prácticas ya que las puedes dejar al lado de la esponja y cada vez que te duchas echas mano de ella para ponerte a punto.

Por último están las máquinas rasuradoras, dan mucho más juego ya que cortan el vello con mayor rapidez y precisión, lo cual nos permite crearnos simpáticos diseños con ayuda de plantillas o simplemente a pulso si somos habilidosas.

Las ventajas de usar una afeitadora con respecto a las cuchillas o las cremas depilatorias es que eliminamos los riesgos de irritación, los posibles cortes con la cuchilla o el miedo que ésta pueda infundir. Al mismo tiempo es un método rápido y como os decía os permite ser creativas.

Actualmente se pueden encontrar muchos tipos de afeitadoras de pubis, también conocidas como rasuradoras o rapachichis, éstas nos permiten recortar tanto como queramos, dejarlo pelón o incluso crear dibujos como iniciales, corazones, flechas, o cualquier cosa que se nos ocurra.

Puede ser perfectamente un juego erótico en pareja donde les dejemos darle un nuevo look, seguro que pasáis un rato divertido y por descontado es bastante probable que te premie con una sesión de sexo oral una vez terminada su obra maestra.

TIPOS DE DEPILACIÓN

Podemos optar por varios tipos de depilación o recorte, empezando por los más simples o habituales:

– El barbeado: es simplemente el recorte de la longitud del pelo, para pasar a ser vello. Por comodidad, higiene o belleza.

– Depilación de ingles normales: simplemente se depila “lo que se ve” en la línea del bikini. Se deja un triangulo y no se recorta el vello sobrante.

Pero si queremos algo más atrevido podemos optar por estas otras técnicas:

– Ingles brasileñas: Sin duda es una moda bastante extendida, aunque a muchas mujeres aún sólo de pensarlo se les pone los vellos como escarpias. La depilación brasileña, venida de este encantador país latinoamericano, es también uno de los looks preferidos por los hombres ya que denota un cuidado e interés especial por la zona genital.

La principal pega es el proceso, ya que se suele realizar con cera y consiste en eliminar los vellos púbicos dejando únicamente una tira de dos o tres centímetros de ancho sobre los labios vaginales. Algunas aprovechan además para eliminar los posibles vellos de la zona del perineo y alrededor del ano.

Durante la depilación puede que sangremos un poquito ya que es una zona con una piel muy sensible y con vellos bien enraizados. Tras la depilación la zona se puede poner un poco colorada, pero nada que no pueda calmar un hielito o bien alguna crema de aloe o refrescante.

Lo bueno es que una vez hecho dura varias semanas, y entre tanto se puede echar mano de una cuchilla o unas pinzas para mantener a raya a los que salgan primero. Al ser una zona sensible es bastante recomendable acudir a un salón de belleza, más que nada para evitar quemaduras.

Además es probable que te propongan un rasurado diferente, me refiero a que en lugar de dejarte un rectángulo de vello cortito, te pueden rasurar de manera que tenga forma de triangulo, de estrella, de corazón o de cualquier otra forma que se ocurra.

– Depilación integral: Desde un punto de vista erótico, la actitud que tenemos hacia el vello varía de una persona a otra. A muchas mujeres el hecho de ir totalmente depiladas les hace sentir mucho más sexy, el reencuentro con su vulva es una extraña mezcla entre déjà vu y “oh! Qué linda estás!”.

Es algo que tampoco pasa desapercibido en sus parejas, sobre todo si no se ha hecho antes, el cambio de look suele ser muy apreciado por los aficionados al cunnilingus. De hecho si tu chico te pone pegas a la hora de darte sexo oral, prueba a recortarte y verás como puede que cambie de idea.

Luego en general durante las relaciones sexuales, son muchas las que confiesan sentirlo de manera diferente. Tanto a la hora de auto explorarse, como para recibir besitos y caricias, así como durante el coito, los roces son mucho más directos puesto que no hay una capa de vello que los amortigüe.

Luego están las razones de higiene, si bien es cierto que una tanto con vello como sin él debe lavarse, es realmente mucho más sencillo mantener la vulva limpia y sin olores cuando una anda depilada puesto que no hay vellos alrededor y por tanto los fluidos no tienen donde adherirse.

La depilación integral por si no lo sabes es una práctica que viene, como tantas otras, de los países orientales. Allí a parte de tener poco vello corporal por motivos genéticos, tampoco son amigos del vello corporal en general. Para una mujer asiática ver a un hombre muy peludo es lo más parecido a ver un mono, sin animo de ofender.

Otra opción si no te gusta quedarte pelona y prefieres hacerte simplemente recortes o pequeños diseños, es hacer uso de los tintes para vello púbico. Con esto ya si conseguiremos un nuevo look, mucho más divertido y original.

Fuente: blog.coompra.com, piensaenverde69.blogspot.com

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=183

Share

Diez consejos para ellos del sexo lésbico

Las relaciones eróticas entre mujeres guardan una serie de secretos que, de descifrarlos, les pueden proporcionar ventajas a los hombres para que incrementen la pasión en la cama

Dos mujeres juntas. Pieles suaves tocándose. Cabellos al aire. Manos delicadas enredándose en ellos. Siluetas hermosas moviéndose al ritmo del placer. Labios sensuales que dicen palabras dulces o sucias al oído. Dos clítoris enrojecidos e hinchados al mismo tiempo. Cavidades rosas que se humedecen de a poco. Dos abdómenes suaves y pequeños tocándose. Erotismo sublime. Sí, sexo entre mujeres.

Me humedezco sólo de pensarlo, recordarlo… Es simplemente irresistible imaginar a dos mujeres juntas teniendo sexo. Recuerdo mis veces con chicas, a veces ellas seduciéndome, a veces yo a ellas. Al final, dos mujeres desnudas en un mismo juego de roces placenteros. El placer por el placer, sin falsos juegos, sin peligros. Es como explorar el cuerpo de una misma a través del de otra. Tener un espejo y tocarlo. Se dice que un buen cunnilingus sólo puede ser practicado por otra mujer. ¿Qué habrá de cierto en eso?

El otro día ocurrió. Vi por la calle a una mujer muy hermosa, con un cuerpo impresionante y delicadamente femenina caminando de la mano con otra un poco más masculina que se veía que la cuidaba y trataba como a una reina. Primero me impactó la otra chica por su belleza, pero inmediatamente mi mirada se dirigió a la que le acompañaba: debe ser espectacular en la cama, pensé. No era del todo guapa, pero debía tener dones especiales, supuse. Ella fue la que al final me pareció más atractiva, no por su físico tal vez, pero sí por las habilidosas herramientas que imaginé tendría.

Claro, hay cosas que en el sexo lésbico, al menos yo, no puedo tener, como la eyaculación que (ya lo he dicho muchas veces) sólo tengo con penes (más de carne que de hueso, y entre más grandes sean estos, mejor).  Sin embargo, hay cosas del sexo entre mujeres que me encantan: los besos, las caricias, la humedad que me viene de manera inmediata sólo de sentirme tocada por dedos femeninos y delgados, sus delicadas o voluptuosas formas, la delicadeza, su placer y entrega en todo momento.

Para los hombres imaginar el sexo entre ellas es fabuloso, eso no es un secreto para nadie. Pero, chicos, han pensado, más allá de la fantasía, ¿qué pasa verdaderamente bajo las sábanas de dos mujeres que hacen el amor? ¿Por qué y cómo es que lo pasan tan bien? ¿Cómo es que disfrutan tanto si, oh Dios mío, no hay un pene en el medio? ¿Se han puesto a pensar, hombres del señor, que no todo en la vida es penetración?

Los hombres deberían aprender mucho, demasiado de ella. Por esto este día, Nina (que ha probado esa experiencia con mujeres repetidas veces) ha decidido revelar a los hombres del mundo lo que ocurre en una cama sólo para mujeres. ¡Están dejando el campo libre de mujeres hermosas otrora heterosexuales que simplemente buscan placer a otras mujeres! Y ellas están ganando terreno cada vez más porque los hombres se están olvidando de los detalles en el sexo, de los principios básicos, del placer de ella. Para que esto no ocurra, pongan en práctica este breve y sencillo decálogo.

No.1. Bésala: con seguridad te olvidas de hacer esto durante el acto sexual. Pero, ¿saben chicos? Penetrar no es todo en la vida. ¡Pregúntenle a ellas! Ellas se excitan con besos. Así comienza el preámbulo siempre y todo va subiendo de tono. Con un buen beso al inicio, dulce, largo, sencillo, profundo, ella se humedecerá rápidamente. Pero tampoco olvides besarla durante el acto sexual. En ciertas posiciones, es muy cómodo besarla, mientras la penetras.

No 2. No vayas a la penetración inmediatamente: que comience el juego no quiere decir que ella ya esté excitada. ¡Ten suficiente juego previo como para que sea ella misma quien te lo pida! Besos, caricias y tu lengua en su cuerpo serán tus principales herramientas.

No. 3. Procura primero su orgasmo antes que el tuyo: puedes lograrlo a través del sexo oral, con una combinación con los dedos o el uso de algún juguete. La ventaja de su orgasmo primero es que si tú tienes el tuyo rápidamente, ella habrá disfrutado ya. Además, siempre, luego de un primer orgasmo es más fácil que para ella lleguen los siguientes y esté más humedecida. El secreto del sexo entre ellas es que siempre están más pendientes del placer de la otra que de ellas mismas.

No. 4. No la penetres (al menos por los primeros diez minutos): ¿Crees que puedes resistirlo? De esta manera, el juego se tornará interminable. Jueguen solamente, respondan a las caricias y traten de disfrutar como si el pene no estuviese. ¿Difícil? No imposible. Ella estará tan excitada que querrá que la penetres. No lo hagas, hasta que tú lo consideres oportuno. Y hazlo en el momento en que menos espere. La enloquecerás.

No. 5. Hazle cumplidos a sus genitales: muchas mujeres sienten inseguridad de la forma, color o aroma de estos. Ahí entra tu galantería: ámalos y dile lo hermoso y maravilloso que son. Date tiempo para observarlos, acariciarlos, humedecerlos. Ese tipo de cumplidos que pocas veces hacen los hombres (y que las mujeres con otras mujeres hacen todo el tiempo), a ellas les encanta. 

No. 6. Haz el amor lentamente: por un día en la vida olvida las prisas en el sexo. Intenta explorar cada uno de sus centímetros, conoce su piel, sus lunares, hazlo lento. Trata de disfrutar y sentir en su totalidad cada penetración. Déjala que ella guíe la intensidad de la penetración con sus caderas. De esta manera ella llegará al orgasmo más rápido.

No.7. Masturbación mutua: no es un 69. Se trata de tocarse los dos al mismo tiempo (con bastante lubricante, por favor) y delicadeza, porque a veces los hombres nos tocan como si estuvieran haciendo un papanicolau. La clave es: sexy, suficiente lubricante, lento y suave.

No. 8. Sé cursi: sí, sabemos que esto no es para todos los hombres, pero a veces una palabra linda en el medio del acto sexual, un cumplido o incluso cosas que jamás hubieras pensado hacer (como leer poesía erótica y tocarla o hacer algo luego de cada estrofa, por ejemplo) pueden  

No. 9. Sé sensible: dile lo que sientes por ella durante el sexo. No te andes con falsos juegos o rodeos. Un éxito del sexo y el amor entre mujeres es en muchas ocasiones la honestidad. Ellas le dicen a su compañera cuánto y por qué la aman todo el tiempo. Y creerías que no, pero el cerebro es el mejor estimulante sexual. Cuando la mujer se siente segura, amada y correspondida con honestidad, su nivel de oxitocina aumenta y el sexo será fabuloso. Al final tú saldrás ganando con sólo decir un par de palabras ¡Pruébalo al menos una vez!

No.10. Estás penetrando a una diosa: es el otro éxito del sexo lésbico. Cada acto sexual es magia total. Por la naturaleza de estos encuentros cada minuto se disfruta enormidad. No hay tiempo, no hay prisa. Y hay un cuerpo delante de ti maravilloso, con lo maravilloso que significa ser mujer, dadora de vida, capaz de alimentar con su cuerpo, hormonal, sensible, de formas magníficas.

Muchos hombres olvidan esto cuando están con sus chicas, sobre todo, cuando tienen una relación larga con ellas. En el sexo entre mujeres hay un respeto infinito por el cuerpo y la magia de la otra. En el sexo lésbico hay una veneración total por la presencia de la otra y un respeto cabal hacia las necesidades del placer de la pareja. Así que, chicos, nunca olviden que tienen a una diosa delante de ustedes y tengan el mejor placer del mundo en la divinidad de su sexo.

http://de10.com.mx/5608.html

Share