Cubana, qué es y como hacerla

Ni es una tortita, ni una mujer de Cuba, ni un cubata, ni un plato de arroz con tomate… Y no penséis que me burlo de vosotr@s, pero es de las primeras webs que aparecen en Google al escribir «cubana». Entre tantas respuestas absurdas hay un par de ellas acertadas. Y no querría que alguna de nuestras lectoras, cuando les propongan hacer una cubana, saquen la sartén y el aceite, así que…

Cubana, resumiendo, es la masturbacion del pene entre las tetas. En el mundo hispano también es conocida como «chaqueta rusa»,»francesa», «turca”, y puede encontrarse definida también como “mazophallate”, “coito intermamario” o “coitus a mammilla”.

Es una práctica consistente en que el varón introduce el pene erecto entre los senos de la mujer, ella o él los junta –comprimiendo el pene entre los mismos– y simula los movimientos de la penetración, frotando su pene entre los senos. Muchas veces, y como consecuencia del acto, el hombre llega a eyacular.

Visto de qué se trata, está claro que cuanto mayor sea el pecho, más fácil será llevarlo a cabo. Pero, sea cual sea el tamaño de los pechos y del pene, se puede hacer perfectamente ya que la gracia de esta práctica es poner en contacto estas partes del cuerpo. Ya sea con caricias, roces… lo único indispensable es tener ganas de experimentar.

Una vez explicado el tema, vamos al pezón, digo… al grano!

Técnica básica

Pongámonos en situación. La postura más cómoda es estando la chica tumbada sobre su espalda y el chico de rodillas a la altura de su pecho.

Aún así, también se pueden probar otras posturas:

• el chico sentado y la chica frente a él de rodillas colocando sus pechos a la altura del pene.

• la misma postura, pero el chico mirando hacia los pies (lo que facilita la estimulación oral en la zona testicular-anal).

Hablando en plata, el objetivo sería hacer una paja con las tetas, atrapando la polla entre ellas haciendo presión desde los laterales. Así que aquí es donde entra en juego vuestra imaginación y vuestra habilidad como pajeadores mamarios.

Consejos

• Lubricante: me supongo que a estas alturas os habréis imaginado que va a haber mucha fricción, así que un buen lubricante nunca está de más. También puedes derramar algo (nata, algún líquido, lubricante, saliva… etc) entre tus pechos o en el pene de tu pareja para que resbale más y sea más placentero para él (y para ti)

• En caso de que los pechos fueran pequeños: nos podemos ayudar de la mano para cubrir el hueco que falte y hacer presión para lograr más estimulación, estirar los dedos y así encajar entre el canalillo, tus dedos, tus pechos y su pene. Como esta lubricado, no hay ningún problema.

• Puedes aumentar la excitación combinando otras prácticas: agarrar el pene masculino y frotarlo con sus pezones para aumentar la excitación es una de ellas.

En otros casos la mujer puede masturbar al hombre con sus senos mientras también practica la felación simultáneamente, utilizando una técnica usualmente llamada «la chupada mamaria».

Cuando el hombre eyacula en el pecho o en el cuello de la mujer usualmente se llama a eso «el collar de perlas» por el parecido del semen con dicho objeto. El resultado es, según algunos,como un collar de perlas debido a las fibrosas gotas blancas traslúcidas de semen que se depositan allí.

• Comparte placer: ya que es una práctica destinada al placer masculino, no estaría mal utilizar nuestras manos para devolver un poco del placer que estamos recibiendo, ¿no crees?

Fuente: piensaenverde69.blogspot.com, wikipedia

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=182

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario