El hombre multiorgásmico

¿Caballero, cuántas veces te has parado a pensar y a soñar con tener más de un orgasmo? ¿Cuántas veces has sentido envidia, en relaciones heteros, de tu chica?

Parece ciencia ficcción, ¿verdad?, tener más de un orgasmo, como ellas, sin esperas, sin periodo refractario. ¡Qué gozada!

Muchas veces los chicos en la consulta nos comentan que se lo pasan genial, que disfrutan, pero que el momento del orgasmo es breve, que “se les pasa pronto” y que por el contrario, ven a su chica tener un orgasmo, que ellos definen como largo, en comparación con el suyo, y que encima, segundos o minutos después puede tener otro si la siguen estimulando. ¡Vamos, que ellos también quieren!

En muy contadas ocasiones alguno de nuestros pacientes que acudieron por eyaculación precoz , tras ya haber alcanzado bastante control , haberse ejercitado mucho , y por lo tanto habiéndose conocido mucho, ha venido a la consulta un poco “asustado”, ya que no era la intención, y no sabía muy bien el por qué había ocurrido, diciéndonos que tuvo una sensación de orgasmo, que no eyaculó, y que algún minuto después eyaculó con sensación de orgasmo de nuevo.

El Tao le ha prestado una atención especial a este tema, ya que para ellos llegar al orgasmo diariamente es una forma de mantener los orgasmos “ en forma”, y poder vivir según ellos, de forma plena. Así pues, han tratado de que el hombre, al igual que le ocurre a la mujer , a la cual le viene la posibilidad de multiorgasmo “de serie”, no eyacule, para que de esta manera no pierda su energía ( piensan que con la pérdida de los fluidos, semen, se le va la energía vital), pero sí disfrute plenamente y haga disfrutar a su pareja todo lo que ambos deseen.

Lo primero que hay que ejercitar para retardar y controlar la eyaculación es el músculo pubococcígeo. Ya os comentábamos en otro post, cómo al ir al baño a las mañanas hay que cortar el pis, volver a comenzar y así tres veces. No os preocupeis de las posibles infecciones de vejiga por cortar y después orinar, si de verdad se os quedase algo de pis en la próxima micción lo eliminaríais y ya está. Posteriormente, una semana después más o menos, pasáis a contraer el músculo pubococcigeo , retener esta contracción y soltar de golpe, cinco o siete contracciones. Y este ejercicio lo hacéis tres veces al día, como si os tomaseis una pastilla, desayuno, comida, cena. Y por último, haríamos ejercicios de control de la eyaculación, donde la respiración ocupa un lugar destacado. Ha de ser profunda y lenta, sobre todo, en la expulsión del aire, que es en realidad donde nos relajamos. Primero, hay que controlar en la masturbación para después hacerlo en el coito. Nosotras aplicamos la técnica de la parada y arranque y sólo en casos que se nos resisten, usamos el apretón ( bien en el cuello del glande o bien en el punto situado entre el escroto y el ano, ese lugar donde nosotras tenemos lo labios vaginales).

En fin, a practicar, teneis toda la vida por delante y si bien es algo complicado el multiorgasmo en el hombre, por lo menos conseguireis con estas técnicas mejorar vuestro control eyaculatorio y tener un orgasmo intenso, y a vuestras parejas, sean chicos, chicas,…. al infinito y más allá.

http://blogs.elcorreo.com/estovadesexo/2010/5/14/el-hombre-multiorgasmico

Share
Esta entrada fue publicada en 11 - Opiniones Encontradas. Guarda el enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario