El chocolate puede llegar a ser considerado un ‘juguete sexual’

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Varias veces se ha hablado del chocolate desde su perspectiva afrodisíaca. Pero te proponemos ir más allá de lo que has escuchado para que lo utilices como si se tratase de un juguete sexual. Sus componentes excitantes son una cosa y otra muy distinta lo que tú hagas con este delicioso manjar.

Dicen que el chocolate es un buen sustituto del sexo por lo que tiene un antidepresivo, que libera la sustancia llamada serotonina que el cerebro asimila al placer. En este caso, no pretendemos que sustituyas sexo por chocolate, sino que lo potencies gracias a él. Prueba a innovar en la cama con el nuevo y sabroso elemento que te proponemos.

Cuando te encuentres en los preliminares, y para ir animando la cosa, es bueno que empiecen con los juegos. Uno de ellos puede ser tener un frasco de salsa de chocolate y un pincel y jugar a formar palabras con el líquido en el cuerpo de tu pareja.

Ello puede desembocar en una experiencia original y nueva, además, lo que escribas puede ser borrado fácilmente con la ayuda de tu lengua. Emplear el chocolate en la cama es muy más sencillo y puede improvisarse fácilmente. A tu disposición tienes salsas industriales o cremas de cacao que pueden hacer las veces de complemento sexual.

Coge la crema de cacao y repártela por las zonas más erógenas de tu pareja Aquellos puntos que sabes que hacen que se derrita. Seguidamente, llénate de chocolate lamiendo los recovecos por donde lo has colocado. Deja a tu pareja hacer lo mismo, seguro que será muy apasionante para ambos.

Estudios aseguran que el chocolate estimula el cerebro, por lo que la motivación sexual puede crecer si combinamos nuestras relaciones con un poco de este exquisito manjar.

Si no te gusta el chocolate, o crees que has abusado demasiado de él en tus relaciones, puedes emplear cualquier dulce que te guste.

Por ejemplo, un poco de miel o salsas de la fruta que más te guste es lo más adecuado. El objetivo es animar los preliminares con divertidos complementos culinarios. Ten siempre en la despensa de tu cocina salsas, chocolate o crema chantilly, pues nunca sabes cómo va a discurrir una noche de pasión.

http://www.terra.com.co/mujer/articulo/html/mur4860-el-chocolate-puede-llegar-a-ser-considerado-un-juguete-sexual.htm

Share

Posturas sexuales para alcanzar el orgasmo con pasión

Combate la rutina sexual renovando tu lencería, añadiendo nuevos juegos sexuales que aumentarán la pasión y experimentado otras posturas sexuales igual de orgásmicas y placenteras que van más allá del clásico misionero.

¿Quieres cambiar tu rutina sexual y añadir más pasión a tus encuentros sexuales? Descubre las posturas sexuales más efectivas.

El perrito

Si eres tradicional hasta en el sexo, cambia la del misionero por otro clásico como la postura sexual del perrito. Considerada una de las posturas sexuales preferidas de los hombres es de las más recomendadas, además, para estimular el punto G.

Este clásico del Kamasutra, permite una penetración profunda ya que el pene está en contacto con la pared frontal de la vagina.

Además, el género masculino adora la postura sexual del perrito ya que al penetrar desde atrás, el hombre siente realizada la fantasía sexual de dominación. Si quieres un orgasmo múltiple, usa tus manos que están libres para acariciarte el clítoris. También puedes dejar a tu chico quien juegue con él.

La cucharita

Si prefieres animar tus relaciones sexuales con un toque más pasional, apuesta por la postura de la cuchara. Si no la has probado nunca, no lo dudes, es ideal para estimular el punto G con dulzura y romanticismo ya que el contacto entre ambos es total. Por algo es considerada una de las posturas del Kamasutra preferidas por las mujeres.

Para ponerla en práctica debes acostarte sobre un costado con las piernas plegadas en posición acurrucada hacia la misma dirección. Es ideal para las caricias, ya que tu chico tiene las manos libres para masajear los senos, el clítoris… y provocarte un multiorgasmo.

La doma

No solo la cama es el lugar perfecto para dar rienda suelta a la pasión. El sofá, una silla, una mesa, el mueble de la cocina… Cualquier espacio sirve para convertirse en el escenario perfecto para dos amantes que quieren fusionar sus cuerpos y entregarse al placer.

La mejor manera de cambiar tu rutina sexual es modificando el lugar. Te proponemos que sientes a tu chico cómodamente y encajes tu cuerpo sentándote sobre su pene erecto. Con esta postura el hombre puede imponer su voluntad acercándote hacia su miembro mientras fija su mirada en tus ojos.

La pasión del abrazo, los juegos de lengua y las espaldas de ambos al alcance de la mano para causar escalofríos en el otro son algunas de sus bondades haciendo que la postura sexual de la doma los lleve hasta un orgasmo intenso e inolvidable.

La butaca

Otra postura para gozar del orgasmo sin necesidad de estar acostados es la postura de la butaca, ideal si te encanta la estimulación del clítoris. Para ponerla en práctica, tu chico debe sentarse en la cama, mientras tú te pones encima con las piernas encima de sus hombros, guiando el pene hacia la vagina.

El resultado es muy excitante por la estimulación visual que permite. Además, es muy recomendada para los problemas de eyaculación precoz. 

http://www.terra.com.co/mujer/articulo/html/mur4873-posturas-sexuales-para-alcanzar-el-orgasmo-con-pasion.htm

Share

El detenido por estrangular a una mujer prostituta dejó el cadáver en su portal

La fallecida llevaba un registro de los domicilios a los que se desplazaba

La mujer de 20 años que murió estrangulada el pasado viernes en Málaga fue hallada frente a la casa del principal sospechoso del crimen. “La tiró en la calle, como quien baja la basura”, contaba ayer una fuente policial. El supuesto homicida, un camarero español de 31 años, al que el juez ha mandado a prisión, la llamó de madrugada para mantener relaciones sexuales con ella y acabó estrangulándola en su propia vivienda. Se trata de la segunda prostituta asesinada en la Costa del Sol en apenas dos meses.

El crimen del pasado viernes conmocionó al vecindario de la populosa barriada de La Luz. Muchos residentes creían que la mujer vivía allí e incluso especulaban sobre su vida o compañeros de piso. Pero la mujer, de nacionalidad uruguaya, compartía una vivienda en la barriada de Capuchinos, a unos cinco kilómetros. Aquella madrugada acudió al número 10 de la calle alcalde José María Corona, porque su supuesto asesino pidió sus servicios por teléfono.

La víctima, consciente de los peligros que entraña su actividad, adoptaba medidas de autoprotección. Anotaba el teléfono desde el que la llamaban y las direcciones a las que se desplazaba para que la persona que vivía con ella supiera donde estaba. El detenido la llamó por primera vez sobre las cinco y media de la madrugada. Hablaron varias veces, hasta que la joven cogió un taxi que la llevó hasta la vivienda. “Le dio el número del piso cambiado, así que bajó a la puerta a recibirla”, relatan fuentes cercanas al caso.

A las 6.53, un vecino alertaba a la Policía de que había una joven tirada en aquella misma acera. Vestía un pantalón vaquero y una camiseta de algodón. En el cuello tenía una marca morada, probablemente ocasionada por una cuerda o una cinta.

Todavía se desconoce el motivo del crimen. El sospechoso fue detenido el viernes por la tarde en el bar en el que trabajaba. Se negó a declarar ante la Policía. “Discutirían por algún motivo, normalmente es por dinero, y la situación se le iría de las manos”, especulan los agentes. Con todo, los investigadores han logrado reunir un abanico de pruebas que apuntan al detenido como principal sospechoso y que han llevado al juez a enviarle a prisión preventiva.

“Sacó el cuerpo a la calle cuando amanecía, porque a esa hora ya no tenía márgenes de movimiento para trasladar el cadáver a otro sitio”, considera una fuente cercana al caso. “Después, se marchó del lugar y llamó a su madre para pedirle que limpiara la casa”, añade.

Durante toda la mañana, los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía trabajaron en las diversas líneas de investigación. A mediodía, dos agentes uniformados custodiaban la entrada al portal donde encontraron el cuerpo y no permitían que los periodistas accedieran al inmueble. En el interior, agentes del grupo de homicidios preguntaban a los vecinos si aquella noche habían oído algo extraño. “Algunos se sobresaltaron con unos gritos, pero pensaron que era una pareja del bloque conocida por sus discusiones. Curiosamente, a aquella hora estaban dormidos”, explican los investigadores.

En sus pesquisas dieron con el taxista que llevó a la mujer a la vivienda, y que identificó al detenido. También llamaron a la puerta del piso donde supuestamente murió la mujer. Los investigadores creen que la madre estaba dentro, pero no les quiso abrir hasta que todo estuviera limpio.

Se trata de la segunda meretriz que es asesinada en la provincia este año. El cuerpo de Alla Medofova, ucraniana de 36 años, sigue sin encontrarse. La Policía halló en un paraje de Mijas pequeños restos óseos quemados cuyo ADN coincide con el de la mujer y que corresponderían a una mano, aseguran fuentes policiales.

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/detenido/estrangular/mujer/dejo/cadaver/portal/elpepuespand/20100615elpand_16/Tes

Share

EU: corrupción en México impide la lucha antitrata

México se mantiene estancado dentro de la categoría número dos, de los tres niveles que definen los avances de más de 170 países en la lucha contra el tráfico de personas

Estados Unidos consideró ayer que México sigue sin cumplir “de forma cabal con los estándares mínimos para erradicar el tráfico de personas” dentro de su territorio y consideró que, a pesar de los esfuerzos realizados, el tráfico y el abuso laboral y la explotación sexual siguen siendo un problema particularmente alarmante en Acapulco, Cancún, Tijuana y Ciudad Juárez.

Según se desprende del informe anual sobre tráfico de personas, presentado ayer por el Departamento de Estado, esta actividad —que supone una vergonzante forma de esclavismo moderno— se ha convertido en un próspero negocio para el crimen y los cárteles de la droga.

El informe hace eco de las denuncias de organizaciones no gubernamentales que han denunciado la tolerancia y hasta complicidad de algunas autoridades locales con el tráfico de personas que afecta, principalmente a centroaméricanos que intentan llegar a EU.

Además, a pesar de que México ha endurecido las penas contra quienes trafican con personas desde 2007 y no obstante los esfuerzos realizados en distintos puntos del país, “el número de investigaciones y de convicciones registradas sigue muy bajo”.

En consecuencia, México se mantiene estancado dentro de la categoría número dos, de los tres niveles que definen los avances de más de 170 países en la lucha contra el tráfico de personas.

En este sentido, el reporte expone las limitaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) y menciona, a manera de ejemplo, que la actual Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), sólo dispone de un equipo de 10 abogados para ocuparse tanto de casos de violencia contra mujeres como de tráfico de personas.

A los problemas vinculados a la falta de personal y a la precaria profesionalización de funcionarios, prosigue el informe, se añade un endémico problema de corrupción e impunidad:

“Organizaciones no gubernamentales, miembros del gobierno y otros observadores continúan reportando casos de corrupción entre funcionarios públicos, particularmente entre cuerpos policiales, judiciales y oficiales de inmigración”, asegura el reporte difundido.

“Algunos oficiales han aceptado haber solicitado dinero o favores sexuales, haber producido documentos falsos de identidad, haber presionado a las víctimas para que éstas desistan de presentar denuncias o haber tolerado la prostitución infantil y otras formas de tráfico de personas vinculadas al negocio de la prostitución”, se establece en el capítulo dedicado a México.

Aunado a ello, el temor de las víctimas a denunciar abusos ante el miedo a represalias del crimen organizado o de funcionarios implicados en el tráfico de personas, dificulta enormemente las investigaciones y el procesamiento de los implicados, se asienta en el informe que expone las entrañas de un sistema que a pesar de los esfuerzos de algunos de sus funcionarios, aún sigue lastrado por la corrupción y la impunidad de otros.

Estudio anual

En el estudio anual sobre el tráfico de personas a nivel internacional, los países que permanecen en el pelotón de cola —es decir dentro de la tercera y última categoría— siguen siendo los mismos; Cuba, Irán, Corea del Norte y República Dominicana que no han realizado ningún esfuerzo para combatir esta forma de esclavismo moderno.

Aunque la administración estadounidense se coloca a sí misma dentro del primer grupo de naciones que realizan esfuerzos por combatir el tráfico de personas, la secretaria de Estado, Hillary Clinton reconoció, en alusión a los millones de inmigrantes indocumentados que siguen siendo explotados en la Unión Americana, que “el trabajo forzado no es algo que no exista en nuestras propias comunidades”.

http://www.eluniversal.com.mx/primera/35092.html

Share

Trata de personas con fines sexuales: una actividad del siglo XXI (Hora América)

El diez por ciento de las cientos de miles de personas que son víctimas de trata en el mundo son latinoamericanas, según datos que se han expuesto en el Seminario Internacional ‘Derechos de las mujeres frente a la trata con fines de explotación sexual’, organizado en Madrid por la Asociación de Investigación y Especialización sobre temas Iberoamericanos (AIETI). Conversamos con algunos de los ponentes en esta reunión internacional que pretende concienciar a los gobiernos y a la sociedad. Nos hacemos eco también de la campaña que, bajo el lema ‘Porque una promesa no alimenta, rebélate contra la pobreza’ pide a los líderes mundiales el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio con manifestaciones esta semana en España y otros países. Y el hispanista Gerald Martin nos presenta ‘Gabriel García Márquez. Una vida’, la biografía del escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura, editada por Debate (15/10/09).

http://www.rtve.es/mediateca/audios/20091015/trata-personas-fines-sexuales-actividad-del-siglo-xxi-hora-america/605392.shtml

Share

El ayuntamiento de Málaga busca soluciones contra la prostitución

El ayuntamiento ha aprobado por unanimidad en el pleno de asuntos sociales y vivienda la creación de una mesa intersectorial sobre la prostitución que abordará desde una perpectiva amplia este fenómeno. La mesa estará compuesta por todas las áreas municipales, administraciones públicas,defensor del pueblo,colegiso profesionales, técnicos de los grupos municipales y colectivos vecianles.

Prostitución en el polígono Guadalhorce

Después de mucho tiempo, el Ayuntamiento de Málaga al fin toma medidas para erradicar la prostitución de las calles, el primer paso ha sido la creación de una mesa intersectorial sobre prostitución. Esta comisión ha sido aprobada por unanimidad por los tres grupos políticos municipales en la Comisión de Pleno de Asuntos Sociales y Vivienda. Este nuevo organismo “abordará desde una perspectiva amplia el fenómeno de la prostitución y la forma en que se manifiesta en nuestra ciudad sin olvidar el contexto más amplio, nacional e internacional, que influye sobre este fenómeno”.

En la composición de esta mesa tendrá un amplio sector de la sociedad malagueña: estarán representadas todas las áreas municipales que tengan que ver de una u otra manera con la prostitución tales como el área de la mujer, de bienestar, participación ciudadana, polígonos; admnistraciones públicas como la Junta de Andalucía o la subdelegación del gobierno; El Defensor del Pueblo Andaluz; Colegios profesionales, colectivos vecinales y técnicos de los grupos políticos municipales.

Este nueva mesa intersectorial será convocada por la concejala del Área de Bienestar Social, Mariví Romero, y el concejal del Área de participación Ciudadana, Inmigración y Cooperación al desarrollo, Julio Andrade.

 http://www.cope.es/malaga/15-06-10–ayuntamiento-malaga-busca-soluciones-prostitucion-179073-2

Share

Esclavitud en el burdel

La Audiencia juzga a los dueños de un local de alterne de Navas del Rey

“Un cliente me llevó al hospital porque me desangraba [por el útero]. Ellos [los dueños del Club Varadero] no fueron capaces de hacerlo. Y al volver tuve que pagar una multa de 500 euros por llegar tarde a trabajar”. Este es el relato de una de las cuatro mujeres que ejercían en noviembre de 2008 la prostitución en este local y que ayer declararon en el inicio del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid contra los propietarios del Club Varadero, de Navas del Rey. A los cuatro responsables del local la fiscal les acusa de delitos contra la libertad sexual, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de los trabajadores, así como de un delito contra la salud pública. El Ministerio Público pide también el cierre del local, que ha cambiado de nombre.

Las mujeres que ayer declararon como testigos protegidos aseguraron que los dueños del local las obligaron a trabajar sin apenas descanso y que las habían convertido en la práctica en “presas”. Una situación que no tenía nada que ver con lo pactado inicialmente por las mujeres que, según confirmó la fiscalía, ejercían la prostitución de forma voluntaria y que habían sido contratadas en Brasil sin imaginar la explotación a que las iba a condenar su condición de inmigrantes irregulares en España.

“Trabajaba mucho y tenía dañado el útero. Estábamos encarceladas y nos imponían multas por cualquier cosa”, explica una de las jóvenes. “Tenía la certeza de que iba a ser violada por el dueño del local”, añade al explicar que optó por huir al darse cuenta de que había sido engañada. Días después de su fuga y posterior denuncia, los regidores del club, José Antonio S. R.; Jorge Fernando S. R.; Marisol R. M. y Jacqueline D. fueron detenidos, permaneciendo los tres primeros en prisión preventiva hasta la fecha.

Según relataron las jóvenes, los dueños del Club Varadero les habían impuesto a su llegada a España un sistema de sanciones que incluía multas de 500 euros por llegar tarde al salón y de 150 euros por cerrar los ojos cuando tenían sueño. “Si un día no trabajaba me multaban con 500 euros. Por eso pasé varias semanas sin ver la luz del día”, se lamentaba una de estas testigos, cuya identidad ha sido protegida para garantizar su seguridad. En teoría esas condiciones se mantenían solo hasta que las mujeres saldaban una supuesta deuda inicial de 3.000 euros que las multas les impedía adelgazar e, incluso, iba engordando.

“¿Que diga el nombre de mi amiga? No. Si lo digo la van a matar”, declaró otra joven a preguntas del abogado de los cuatro acusados, que se enfrentan a penas de entre 25 años para Jacqueline D. y de 35 años para el resto de acusados.

Las testigos también acusan a los regidores del local de Navas del Rey de haberles obligado a vender dosis de cocaína a un precio de 60 euros. “Estas sustancias estaban en la entrada del local y las suministraba la mami del club”, explica otra mujer. De hecho, según la fiscal, algunos de los clientes del local acudían al mismo “con el único propósito de adquirir cocaína”.

Además, las mujeres tenían que vivir en unas condiciones poco higiénicas “encontrándose en las habitaciones y dependencias cucarachas, mosquitos y algunos roedores muertos”. Además de las prostitutas, ayer declaró un cliente que aseguró haber sido objeto de una agresión por ser sospechoso de haber contribuido a la fuga de una de las testigos: “Pensaron que había ayudado a escapar a mi amiga. Pero no era cierto. Cuando volví al club a tomar una copa, los de seguridad me pegaron una paliza para que les dijera dónde estaba. Pero no sabía nada”.

http://www.elpais.com/articulo/madrid/Esclavitud/burdel/elpepiespmad/20100615elpmad_4/Tes

Share

Aprobación por Orden de la Generalidad de Cataluña de la Ordenanza Municipal tipo sobre los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución

Aprobación por Orden de la Generalidad de Cataluña de la Ordenanza Municipal tipo sobre los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución (RI §1042802)

La Orden PRE/335/2003, de la Generalidad de Cataluña, que aprobó la Ordenanza Municipal Tipo sobre los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución, no contradice la Convención Lake Success de 21 de marzo de 1950, para la represión de la trata de personas y la explotación de la prostitución ajena, ni la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1979. Así, la Ordenanza Municipal Tipo controvertida lo que hace es establecer un marco normativo de competencia municipal para aquellos Ayuntamientos que no hayan aprobado la correspondiente ordenanza de adaptación al Decreto 217/2002, por el que se regulan los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución. Por otro lado, en el momento de aprobarse la Ordenanza cuestionada, la conducta consistente en explotar locales en los que se ejerce la prostitución, se encontraba despenalizada. Ahora bien, su atipicidad no determina su licitud, porque el hecho mismo de la prostitución, aun siendo libre e independiente, es irreconciliable con el valor de la dignidad humana y con el derecho irrenunciable a la integrad moral, protegidos constitucionalmente. La intervención administrativa está justificada por la existencia de locales de pública concurrencia en los que es necesario preservar más intensamente el orden público, garantizar su seguridad e higiene, evitar molestias a terceros, defender los derechos y la seguridad de los ciudadanos y proteger a los menores de edad.

TRIBUNAL SUPREMO 

Sala de lo Contencioso-Administrativo 

Sentencia de 22 de abril de 2010 

RECURSO DE CASACIÓN Núm: 506/2007 

Ponente Excmo. Sr. CARLOS LESMES SERRANO 

En la Villa de Madrid, a veintidós de Abril de dos mil diez. 

Visto por esta Sección Sexta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo el recurso de casación interpuesto por la Procuradora de los Tribunales D.ª María Granizo Palomeque en nombre y representación de la FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS, COMISIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN CONTRA LOS MALOS TRATOS A LAS MUJERES, GRUPO DE ESTUDIOS SOBRE LA CONDICIÓN DA MULLER ALECRIN, y del INSTITUTO PARA LA PROMOCIÓN DE SERVICIOS SOCIALES ESPECIALIZADOS, contra la sentencia de 11 de diciembre de 2006, dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el recurso 676/2003, en el que se impugna la Orden 335/2003, de 14 de julio del Departamento de Presidencia de la Generalidad de Cataluña, que aprobó la ordenanza municipal tipo sobre los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución. Ha sido parte recurrida la Generalidad de Cataluña, representada por la Letrada de su Gabinete Jurídico 

ANTECEDENTES DE HECHO 

PRIMERO.- La sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, objeto de este recurso, contiene el siguiente fallo: 

1.º.- Inadmitir el presente recurso contencioso, exclusivamente en lo que se refiere a la Asociación de Asistencia a Mujeres Agredidas Sexualmente, la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, y la Asociación de Mujeres de Noche Buscando el Día, por apreciarse falta de legitimación activa en dichas entidades, legitimación que sí se reconoce a las restantes entidades recurrentes. 

2.º.- Inadmitir el presente recurso contencioso, exclusivamente en lo que se refiere a la Asociación de Asistencia a Mujeres Agredidas Sexualmente, la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas, y la Asociación de Mujeres de Noche Buscando el Día, por apreciarse falta de legitimación activa en dichas entidades, legitimación que sí se reconoce a las restantes entidades recurrentes. 

3.º.- No hacer especial pronunciamiento sobre las costas causadas. 

SEGUNDO.- Notificada dicha sentencia se presentó escrito por la representación procesal de la FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS, COMISIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN CONTRA LOS MALOS TRATOS A LAS MUJERES, GRUPO DE ESTUDIOS SOBRE LA CONDICIÓN DA MULLER ALECRIN y del INSTITUTO PARA LA PROMOCIÓN DE SERVICIOS SOCIALES ESPECIALIZADOS, manifestando su intención de preparar recurso de casación, que se tuvo por preparado mediante providencia de 18 de enero de 2007, emplazando a las partes ante esta Sala del Tribunal Supremo. 

TERCERO.- Con fecha 7 de marzo de 2007 se presentó escrito de interposición del recurso, solicitando que se case la sentencia recurrida y se resuelva de acuerdo con sus pretensiones. Dicha petición se sustenta en la existencia de los siguientes motivos de casación: 

1.º) El señalado en el art. 88.1 de la Ley de la Jurisdicción Contenciosa-Administrativa por infracción de los artículos 1 y 2 del Convenio de las Naciones Unidas para la represión de la trata de personas y de explotación de la prostitución ajena, de 21 de marzo, de 21 de marzo de 1950, en relación con los artículos 96.1.º, 94.1.e) y el art. 10 de la Constitución Española. 

Dicho motivo se justifica, según el recurrente, en que la Ordenanza Municipal Tipo sobre los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución, aprobada por la Orden 335/2003, de 14 de julio, del Departament de Presidencia de la Generalitat de Catalunya, publicada en el DOGC de 29 de julio de 2003, Ordenanza que constituyó el objeto del proceso de instancia, al regular la actividad de la prostitución determinó la legalización tácita de esta actividad y, en definitiva, su consideración conforme a derecho, y ello vulnera la eficacia del Convenio referido, al que España se adhirió el 18 de junio de 1962, como resulta de los arts. 96.1 y 94.1.e) de la CE. Además la actividad que viene a regular la Ordenanza tipo es contraria a la dignidad de la persona humana, valor consagrado en el art. 10 CE. 

2.º) El señalado en el art. 88.1, de la Ley de la Jurisdicción Contenciosa-Administrativa por infracción del art. 6 de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de 18 de diciembre de 1979, ratificada por España el 16 de diciembre de 1983, en relación con los arts. 96.1.º, 94.1.e), y los arts. 9.2 y 14 de la Constitución Española. 

En la explicación de este motivo la parte recurrente afirma que la prostitución es una forma de violencia contra la mujer y se basa en una discriminación de género y recuerda que el art. 6 del Convenio invocado obliga a los Estados a tomar todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para suprimir todas las formas de trata de mujeres y explotación en la prostitución de la mujer, siendo obligación de todos los poderes públicos -ex art. 9.2 CE – la de promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en los que se integra sean reales y efectivas. 

CUARTO.- La GENERALITAT DE CATALUNYA, formalizó oposición al recurso de casación mediante escrito presentado el día 26 enero de 2008, en el que alegaba respecto del primer motivo de casación que la cuestión clave para decidir la cuestión litigiosa es que existe una actividad “no prohibida” en los términos del preámbulo del Decreto 217/2002 de la Generalitat de Catalunya, que es la prostitución ejercida según se define en el art. 2 del Decreto y del correlativo artículo 2 de la Ordenanza tipo, y también en la Sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 20.11.2001, como ejercicio de manera independiente, sin que exista ningún vínculo de subordinación por lo que respecta a dicha actividad ni a las condiciones de trabajo y de retribución, bajo responsabilidad propia, y a cambio de una retribución que se paga íntegra y directamente a quien la ejerce. 

Junto a ello se observa que la voluntad del Convenio Lake Success de 21 de marzo de 1950 no era sancionar la prostitución, sino la trata de personas y la explotación de la prostitución ajena, consideración que se desprende del propio nombre del Convenio y de su carácter programático en tanto que se limita a contener una declaración de principios, sin recoger normas directas de carácter vinculante. 

En cuanto al segundo motivo se denuncia que, pese a la larga exposición del recurso sobre el mismo, no se concreta en qué medida podría implicar la Sentencia de instancia infracción del art. 6 del Convenio sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de 18 de diciembre de 1979 en relación con los arts. 96.1.º, 94.1.e) y los arts. 9.2 y 14 de la Constitución Española. 

QUINTO.- Conclusas las actuaciones quedaron pendientes de señalamiento para votación y fallo, a cuyo efecto se señaló el día 20 de abril de 2010, fecha en que tal diligencia ha tenido lugar. 

Siendo Ponente el Excmo. Sr. D. Carlos Lesmes Serrano, Magistrado de la Sala. 

FUNDAMENTOS DE DERECHO 

PRIMERO.- Mediante Orden PRE/335/2003, de 14 de julio, del Departamento de Presidencia de la Generalitat de Catalunya, se aprobó la Ordenanza Municipal Tipo sobre los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución, Orden que fue impugnada ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, dando lugar, tras el correspondiente proceso, a la Sentencia de dicha Sala núm. 921/2006, de 11 de diciembre de 2006, que constituye el objeto del presente recurso de casación. 

Según se recoge en el preámbulo de dicha Ordenanza su finalidad es dar cumplimiento a la disposición transitoria primera del Decreto 217/2002, de 1 de agosto, de la Generalitat de Catalunya (DOGC de 8 de agosto de 2002, núm. 3695 ), por el que se regulan los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución, disposición que establece que en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor de este Decreto los ayuntamientos tienen que aprobar las ordenanzas municipales a que hace referencia el mismo, ordenando asimismo que los departamentos de Interior y de Gobernación y Relaciones Institucionales elaboren y aprueben, dentro del mencionado plazo de seis meses, una ordenanza tipo que fuese de aplicación en los ayuntamientos que no hayan aprobado la correspondiente ordenanza municipal de adaptación al Decreto, sin perjuicio de que puedan aprobar posteriormente su propia ordenanza municipal. 

Los recurrentes en su demanda, como ahora en la casación, han sostenido que esta Ordenanza Municipal Tipo, por razón de su contenido, vulnera la Convención Lake Success de 21 de marzo de 1950, para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena, a la que se adhirió el Estado español el 18 de junio de 1962, y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1979. 

La Sentencia de la Sala de instancia sostiene que el primero de dichos Convenios tiene carácter programático, según se deduce de la lectura del art. 12 del mismo, razón que le permite afirmar que las infracciones que en el mismo se contemplan, no se trasladan directamente al derecho interno, ni resultan aplicables en ese ámbito, sino a través y con sujeción a su tipificación mediante leyes nacionales de los Estados firmantes, conservando nuestro Estado la libertad de configuración de los tipos penales. Razonamiento que también se proyecta sobre el Convenio sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de 18 de diciembre de 1979, invocado en la demanda, que participa de la misma naturaleza programática que el anterior, según deduce la Sala de la lectura de su art. 6. 

Sobre la pertinencia de la regulación contenida en la Ordenanza, la Sala de instancia señala que: 

” En cuanto tal actividad pueda desarrollarse en locales de pública concurrencia, cabe la regulación de las condiciones materiales de los mismos, y de los restantes extremos que a que se contrae la Ordenanza tipo impugnada, sin olvidar, como apunta la parte demandada, que puede también darse el caso de coincidir la identidad de las personas que allí ejerzan libremente la prostitución, con la titularidad de la licencia municipal específica que contempla la Ordenanza tipo. 

Aconseja esta regulación, la protección de bienes jurídicos tales como la seguridad de los ocupantes y la higiene de los locales, la protección de las personas menores de edad, la preservación del orden público y la evitación de molestias a terceros (art. 2.1 y 2 de la Llei del Parlament 10/90, de 15 de junio; SS de esta Sala de lo Contencioso del TSJCat, Sección 3.ª, n.º 658/2003, de 9 de septiembre; y Sección 5.ª, n.º 474/2006, de 31 de mayo ).” 

Afirmaciones que conducen a la desestimación del recurso contencioso-administrativo. 

SEGUNDO.- No conformes con ello, los interesados interponen este recurso de casación, sustentándolo en dos motivos, referidos ambos, aunque no se exprese, al apartado d) del art. 88.1 de la Ley de la Jurisdicción. El primero por infracción de la Convención Lake Success de 21 de marzo de 1950, para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena y el segundo por infracción de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1979. 

Como ambos motivos están estrechamente vinculados los analizaremos conjuntamente. 

Empieza el recurrente señalando que una cosa es que puedan resultar penalmente impunes las conductas de rufianismo y tercería locativa a las que se refiere el art. 2 del Convenio de 1950, por no haberse tipificado como delito por la legislación española en el período que va desde la entrada en vigor del Código Penal y la reforma operada mediante Ley Orgánica 11/2003, de 29 de septiembre, período en el que se aprueba la Orden impugnada, y otra muy distinta que tales conductas no sean de las contempladas en tal precepto del Convenio. Y siendo así, su regulación en la Ordenanza Municipal Tipo implica su legalización o, lo que es lo mismo, su consideración como conductas conforme a derecho, lo que constituye una vulneración de la eficacia de los Convenios como resulta del art. 96.1 de la Constitución Española. En definitiva, según la parte recurrente, la ausencia de tipificación penal de las conductas que el Convenio de la ONU califica como infracciones punibles no convierte en conformes a derecho, ni permite el reconocimiento como actividad lícita de estas conductas, porque el compromiso del Estado español al adherirse al mismo determinó que el precitado art. 2 entrara a formar parte del ordenamiento interno con todas las obligaciones que ello conlleva. En este sentido no acepta el argumento de la Sentencia recurrida de que el Convenio tiene carácter programático. 

Pues bien, proyectando las anteriores consideraciones sobre el caso litigioso, viene a concluir que la mera titularidad de una casa de prostitución -tercería locativa-, sin necesidad de participar en su explotación, supone en sí misma una conducta radicalmente contraria a los compromisos asumidos en el Convenio, y más concretamente en su art. 2, que impone la necesidad de tipificar como delito esta conducta sin necesidad de que exista explotación de la persona prostituida, de suerte que la Ordenanza Municipal Tipo al regular este tipo de locales elude los citados compromisos y ello es determinante de su nulidad. 

En un segundo orden de cosas, y como refuerzo argumental de lo anterior, los recurrentes hacen diversas apreciaciones sobre la prostitución en si misma considerada, declarándola incompatible con la dignidad y el valor de la persona humana, lo que supone, a su juicio, que cualquier actividad que la favorezca o suponga aprovechamiento directo o indirecto de la misma entrará en contradicción con el art. 10 CE, que recoge taxativamente como fundamento del orden político y de la paz social el valor de la dignidad de la persona humana. 

Enlazado con lo anterior nos aparece en el recurso la segunda de las infracciones denunciadas, la del art. 6 de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer de 18 de diciembre de 1979, por cuanto se considera la prostitución como una forma de violencia contra la mujer y una manifestación de discriminación de género, siendo responsabilidad de los poderes públicos, según el citado Convenio, adoptar las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para suprimir todas las formas de trata de mujeres y explotación en la prostitución de la mujer. 

TERCERO.- La primera cuestión que debemos despejar es la de la eficacia de los Convenios invocados. La Sentencia de instancia, con sustento en el art. 12 del Convenio de 1950, entiende que tiene un carácter programático, en el sentido de que las infracciones que en el mismo se contemplan, no se trasladan directamente al derecho interno, ni por ende resultan aplicables en ese ámbito, sino a través y con sujeción a su tipificación mediante las leyes nacionales de los Estados firmantes. Quiere ello decir, siguiendo a la Sala, que “nuestro Estado conserva, en el ámbito material del Convenio, de acuerdo con el art. 12 del mismo, y como cuestión de política legislativa criminal, la libertad de configuración de los tipos penales, según ha reconocido expresamente, sobre el particular, la STC 129/96, de 9 de julio, FJ 2 y 3 “. Y se concluye: ” Constatado lo antedicho, se colige que no cabe considerar la nulidad de la Orden impugnada, ni del Decret 217/2002 que la sustenta, no recurrido por demás, por contraposición al Convenio invocado, tan sólo aplicable en derecho interno en las condiciones del reiterado art. 12., haciendo extensivo este razonamiento al Convenio sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de 18 de diciembre de 1979, invocado también en la demanda, que participa, según su tesis, de la misma naturaleza programática que el anterior en virtud de su art. 6, a cuyo tenor “Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para suprimir todas las formas de trata de mujeres y explotación de la prostitución de la mujer” 

No comparte esta Sala el criterio de la instancia sobre la naturaleza de estos Convenios, particularmente el de Lake Success de 21 de marzo de 1950. 

El art. 96.1 de la Constitución Española reconoce que los Tratados Internacionales válidamente celebrados, una vez publicados oficialmente en España, forman parte del ordenamiento jurídico interno, norma constitucional que se traduce en el reconocimiento del aforismo “pacta sunt recipienda” y que se conecta con el artículo 26 de la Convención de Viena sobre el derecho de los Tratados de 23 de mayo de 1969, al que España se incorporó por Instrumento de Adhesión de 16 de mayo de 1972 (publicado en el B.O.E. núm. 142 de 13 de junio de 1980) y que establece como norma básica dentro de la parte tercera, relativa a la observancia, aplicación e interpretación de los Tratados, el respeto al principio “pacta sunt servanda”, pues todo Tratado en vigor en los términos literales del Convenio “obliga a las partes y debe ser cumplido por ellas de buena fe”, compromiso de cumplimiento que nuestro art. 96.1 CE refuerza con la incorporación al ordenamiento jurídico interno del contenido del Tratado. 

Una vez incorporado a nuestro ordenamiento jurídico interno, la aplicación directa de un Tratado o Convenio viene condicionada por el carácter self-executing de sus disposiciones, es decir, que su relación sea lo suficientemente precisa para consentir esa aplicación directa sin necesidad de un ulterior desarrollo legal y reglamentario que represente la voluntad de nuestro Estado. 

Ciertamente el Convenio de 21 de marzo de 1950, para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena no constituye una norma penal directamente aplicable por los Tribunales españoles, pues precisa para ello de un desarrollo legal. Sin embargo, el que no tenga carácter self-executing en este punto no le convierte en un Convenio programático, que se limite a contener orientaciones más o menos precisas en relación con esta materia. 

Los términos empleados por los artículos primero y segundo del Convenio son categóricos al respecto -” Las partes en el presente Convenio se comprometen a castigar”-, y tal compromiso impone a cada uno de los Estados parte la obligación inmediata de tener por antijurídicas las conductas descritas y de orientar su acción en esa dirección lo que no empece que le corresponda a cada uno de ellos -ex art. 12 del Convenio – una cierta libertad de configuración – definir, enjuiciar y castigar conforme a sus leyes nacionales- libertad en el tiempo y modo de hacerlo, y que puede consistir en tipificar los ilícitos bien como infracciones administrativas bien como delitos, así como libertad en la determinación de la gravedad y clase de sanción, pero sin que esta libertad de configuración autorice a considerar tales conductas conformes a derecho y aún menos a realizar actos o a aprobar normas que supongan de una u otra manera su favorecimiento. Es decir, del Convenio se deduce como efecto directo e inmediato la consideración de tales conductas como ilícitas, de suerte que si cualquiera de los poderes públicos del Estado las autorizase regulándolas positivamente, se estaría faltando al compromiso internacional asumido, y, en definitiva, se estaría vulnerando una norma integrada en nuestro sistema de fuentes. 

Precisamente el razonamiento de la parte actora, para llegar a la conclusión de la ilegalidad de la Ordenanza Municipal Tipo, consiste en atribuir a ésta el efecto directo o indirecto de legalizar algunas conductas descritas en los artículos 1 y 2 del Convenio de 1950, de favorecerlas en definitiva, pues según su criterio toda regulación de una actividad presupone su licitud. 

Admitida la eficacia normativa, y no meramente programática, de los Convenios, así como su integración plena en nuestro sistema de fuentes, es necesario hacer un esfuerzo de contraste entre la proclamación de ilicitud de determinadas conductas contenida en la norma internacional y lo regulado en la Ordenanza Municipal Tipo. 

CUARTO.- Comienza el Preámbulo de la Convención para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena señalando que la prostitución y la trata de personas para ese fin es incompatible con la dignidad y el valor de la persona humana y pone en peligro el bienestar del individuo, de la familia y de la comunidad, marco de referencia que sirve para fijar en el primero de sus preceptos la obligación de las partes contratantes de castigar a toda persona que, para satisfacer las pasiones de otra, concertare o explotare la prostitución de otra persona, aún con su consentimiento, y en el segundo el compromiso de castigar a toda persona que mantuviere una casa de prostitución, la administrare o a sabiendas las sostuviere o participare en su financiamiento o diere o tomare en arriendo un edificio u otro local o cualquier parte de los mismos, para explotar la prostitución ajena. 

La regulación legal a que venía obligado nuestro país apareció poco después de su adhesión al Convenio –en 1962 -, concretamente con la reforma del Código Penal de 1963, mediante la que España daba cumplimiento al mismo. Sin embargo, ya entonces esta reforma optó, siguiendo las corrientes abolicionistas frente a las prohibicionistas en materia de prostitución, por la no incriminación de la prostitución en si misma considerada, determinando sin embargo como punibles prácticamente todas las conductas que se benefician de la prostitución ajena. Años más tarde, con la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social de 1970, si se incluyó como estado peligroso los de las personas prostituidas o corrompidas, previéndose como medidas de seguridad internamientos de hasta tres años de privación de libertad. 

El Código Penal aprobado por LO 10/1995, de 23 de diciembre, volvió al planteamiento abolicionista del Código de 1963, manteniendo estrictamente la sanción para los actos de aprovechamiento o explotación llevados a cabo por terceros en relación con el ejercicio de la prostitución, pero eliminando la consideración delictiva de aquellas conductas de explotación que se pueden considerar de menor intensidad como el rufianismo (vivir en todo o en parte a expensas de las personas prostituidas), el proxenetismo locativo (arrendamiento o cesión de locales para el ejercicio de la prostitución) y la corrupción de menores, aunque algunas de estas conductas fueron nuevamente tipificadas en reforma posterior del Código producida por Ley Orgánica 11/2003, de 29 de septiembre. 

Vemos así que el Código Penal de 1995 despenalizó algunas conductas que coinciden con las descritas en el art. 2 del Convenio de 1950, concretamente la denominada tercería locativa, por lo que tal conducta era atípica penalmente en el momento de aprobarse la Ordenanza Municipal Tipo por Orden del Departamento de Presidencia de 14 de julio de 2003. Sin embargo, esta atipicidad penal no determina, como parece entender la Sala de instancia, la licitud de esta conducta por las razones que expresábamos en el fundamento anterior y porque el hecho mismo de la prostitución, aún siendo libre e independiente, es irreconciliable con el valor de la dignidad humana -ex art. 10 CE – entendido éste como ” un valor espiritual y moral inherente a la persona, que se manifiesta singularmente en la autodeterminación consciente y responsable de la propia vida y que lleva consigo la pretensión al respeto por parte de los demás” ( STC 53/1985, FJ 8 ) y con el derecho irrenunciable a la integridad moral (art. 15 CE ). Estamos pues en presencia de una conducta no prohibida por razones de oportunidad, tolerada por los poderes públicos en tanto que está amaparada en la libertad genérica o favor libertatis, pero incompatible en su consideración con determinados valores y derechos constitucionales que rigen nuestra convivencia, lo que impide calificarla como actividad lícita, si por tal entendemos no sólo la que no está expresamente prohibida por la ley sino que además es -en un sentido positivo- conforme con los valores y principios constitucionales. 

De esta manera, siguiendo nuestro orden argumental, tampoco en el año 2003 -pese a su desaparición del Código Penal- era posible una regulación positiva o favorecedora de la tercería locativa, o lo que es lo mismo de la actividad consistente en explotar locales en los que se ejerce la prostitución, aunque dicho ejercicio lo fuese de manera libre e independiente. 

Ello nos obliga a detenernos en el examen detallado de la norma impugnada, en sus fines y en su justificación, pues no toda regulación de una actividad relativa a la prostitución supone su favorecimiento como parece entender la parte actora. En ocasiones, como aquí ocurre y veremos a continuación, la regulación administrativa lo único que pretende es minimizar o disminuir los efectos perjudiciales de una actividad que, siendo indeseable, se consiente por los poderes públicos por derivarse de su estricta prohibición unos efectos aún más perniciosos que los que se derivan de su tolerancia. 

QUINTO.- La Orden PRE/335/2003, de 14 de julio, del Departamento de la Presidencia de la Generalitat de Catalunya, por la que se aprueba una Ordenanza Municipal Tipo sobre los locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución trae causa de la disposición transitoria primera del Decreto 217/2002, por el que se regulan este tipo de locales. Este Decreto, que no consta haya sido impugnado por la parte actora, se dictó, según consta en su Preámbulo, de acuerdo con las competencias exclusivas que la Generalitat tiene en materia de espectáculos públicos, actividades recreativas y, en general, en relación con establecimientos de pública concurrencia. 

Las competencias de la Generalitat de Catalunya venían definidas en aquel momento (años 2002-2003) por la Ley del Parlamento de Cataluña 10/1990, de 15 de junio, sobre Policía del Espectáculo, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos, y se justificaban por el objetivo de preservar el orden público, de garantizar la seguridad y la higiene de los locales, de evitar molestias a terceros, de defender los derechos y la seguridad de los ciudadanos y de proteger a las personas menores de edad. En definitiva, se trata de la regulación de una actividad administrativa de policía que ordena obligatoriamente actividades privadas al objeto de preservar o garantizar determinados intereses públicos. 

El concreto objeto del Decreto 217/2002, según su artículo primero, es el de establecer los requisitos y las condiciones que tienen que reunir determinados locales de pública concurrencia donde se ejerce la prostitución. Estos locales resultan acotados en el art. 3, que determina el ámbito de aplicación del Decreto, comprendiendo exclusivamente aquellos que disponen de servicio de bar, con ambientación musical por medios mecánicos, sin pista de baile o espacio asimilable, y aquellos otros que ofrecen actuaciones y espectáculos eróticos, disponiendo de escenario, con o sin pista de baile, de camerino para los artistas actuantes, de sillas y mesas para el público espectador y de servicio de bar, siempre y cuando dispongan unos y otros de reservados anexos donde se desarrolla la prestación de servicios de naturaleza sexual, quedando excluidos, según el art. 4, los domicilios y las viviendas particulares donde se prestan servicios de naturaleza sexual por no tener la consideración de locales de pública concurrencia siendo la finalidad del Decreto establecer las limitaciones y las prohibiciones inherentes a este tipos de establecimientos. 

El art. 2 del Decreto se encarga de precisar que, a sus efectos, se considera prestación de servicios de naturaleza sexual la actividad ejercida de manera libre e independiente por el prestador o prestadora del servicio con otras personas, a cambio de una contraprestación económica, y bajo su propia responsabilidad, sin que haya ningún vínculo de subordinación por lo que respecta a la elección de la actividad, llevada a cabo en reservados anexos a las dependencias principales de determinados locales de pública concurrencia. 

Vemos así que lo que justifica la intervención administrativa es la existencia de locales de pública concurrencia en los que, por sus peculiar singularidad, es necesario preservar más intensamente el orden público, garantizar su seguridad e higiene, evitar molestias a terceros, defender los derechos y la seguridad de los ciudadanos y proteger a las personas menores de edad, bienes jurídicos e intereses públicos que pueden resultar especialmente comprometidos atendidas las particularidades de los locales objeto de regulación. 

Esta intervención administrativa contemplada en el Decreto sólo puede ser considerada de limitación, incluso de policía, sin que en ningún caso tenga la consideración de actividad prestacional de ningún tipo y aún menos de fomento de la actividad. 

La Ordenanza Municipal tipo, aprobada por la Orden PRE/335/2003, de 14 de julio, del Departamento de Presidencia de la Generalitat de Catalunya, en sus concretas medidas no se aparta del fin perseguido por el Decreto 217/2002 -fin lícito, como hemos visto- y se justifican por los peligros que se tratan de conjurar (alteraciones del orden público, daño moral a los menores de edad, salubridad pública, etc…). 

Así, la Ordenanza Municipal Tipo establece que estos locales no se pueden ubicar a menos de doscientos metros de centros docentes, ni de aquellos locales de ocio destinados a menores de edad o que por la naturaleza de su actividad comporten la asistencia de menores de edad (art. 6 ), prohibiéndoles expresamente el acceso a estos locales, con indicación mediante rótulos de dicha prohibición (art. 8 ). También prohíbe que se hagan actuaciones tendentes a la captación de personas en el exterior de estos locales o que se utilicen reclamos publicitarios luminosos o similares explícitos de la actividad que se desarrolla (art. 7 ). Además impone determinadas exigencias relativas a la salubridad e higiene en los locales y sus anexos, medidas contraincendios, limpieza y desinfección. Todo ello, como es de ver, para preservar los bienes jurídicos y los intereses públicos a que antes hacíamos referencia. Junto a lo anterior, la Ordenanza Municipal Tipo dedica su Capítulo IV a regular la licencia de este tipo de locales (establece su obligatoriedad, duración, procedimiento para el otorgamiento, caducidad, anulación y revocación), licencia que no cumple una función legitimadora de la actividad, ni confiere derecho alguno, sino que pretende garantizar el cumplimiento de aquellas normas cuya finalidad es preservar los intereses públicos comprometidos en relación con el ejercicio de una actividad amparada por el principio general del favor libertatis.. 

SEXTO.- El artículo 25 de la Ley de Bases de Régimen Local (Ley 7/1985, de 2 de abril, ) establece que el Municipio ejercerá competencias propias, en los términos de la legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas, en materia de seguridad en lugares públicos, prevención y extinción de incendios y protección de la salubridad pública, y el art. 11 de la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, establece como principio rector de la acción administrativa propia de las Administraciones Públicas, y entre ellas la Local, la de preservar los locales y espacios públicos donde los menores desarrollen su vida. 

Pues bien, la Ordenanza Municipal Tipo, como veíamos en el anterior fundamento, no pretende otra cosa que establecer un marco normativo de competencia municipal, para aquellos Ayuntamientos que no hayan aprobado la correspondiente ordenanza municipal de adaptación al Decreto 217/2002, al objeto de preservar mediante su ejercicio en determinados locales de pública concurrencia los bienes e intereses públicos antes reseñados, sin que ningún reproche pueda hacerse a esta norma desde la legalidad, pues ni la Generalitat ni los Ayuntamientos pueden establecer restricciones a la libertad que no estén contempladas en una ley (y ya hemos visto que la Ley no prohíbe el ejercicio libre e independiente de la prostitución, ni siquiera prohibía la tercería locativa en el año 2003 cuando se aprueba la Ordenanza), ni pueden dejar de proteger en aras de la reprochabilidad moral o social de la prostitución aquellos bienes o intereses que deben tutelar en virtud de un específico apoderamiento legal, como son la salubridad pública, las molestias a terceros, la seguridad de los ciudadanos o la protección de las personas menores de edad. 

En definitiva y concluyendo, ninguna contradicción existe entre la Ordenanza Municipal Tipo, aprobada por la Orden PRE/335/2003, de 14 de julio, del Departamento de Presidencia de la Generalitat de Catalunya, y los compromisos asumidos por el Estado español al adherirse a la Convención Lake Success de 21 de marzo de 1950, para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena. Como tampoco la hay, y por las mismas razones expuestas, con la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1979. 

Los motivos deben ser desestimados. 

SÉPTIMO.- La desestimación de los motivos invocados lleva a declarar no haber lugar al recurso de casación, lo que determina la imposición legal de las costas a la parte recurrente, si bien, la Sala, haciendo uso de la facultad que otorga el art. 139.3 de la LRJCA y teniendo en cuenta la entidad del recurso y la dificultad del mismo, señala en 3.000 euros la cifra máxima como honorarios de Letrado de la parte recurrida. 

FALLAMOS 

Que desestimando los motivos invocados, declaramos no haber lugar al recurso de casación 506/07, interpuesto por la representación procesal de la FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES DE MUJERES SEPARADAS Y DIVORCIADAS, COMISIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN CONTRA LOS MALOS TRATOS A LAS MUJERES, GRUPO DE ESTUDIOS SOBRE LA CONDICIÓN DA MULLER ALECRIN, y del INSTITUTO PARA LA PROMOCIÓN DE SERVICIOS SOCIALES ESPECIALIZADOS, contra la sentencia de 11 de diciembre de 2006, dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el recurso 676/2003, que queda firme. Con imposición legal de las costas a la parte recurrente en los términos establecidos en el último fundamento de derecho. 

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la Colección Legislativa, lo pronunciamos, mandamos y firmamos 

http://www.iustel.com/v2/diario_del_derecho/noticia.asp?ref_iustel=1042802

Share

“Ensayan tres nuevos fármacos que serán más eficaces, rápidos y seguros que viagra”

Manuel Varela Salgado – Presidente de la Sociedade Galega de Sexoloxía

500 profesionales de la sexología asistirán al congreso que organiza el médico pontevedrés
Más de 500 profesionales sanitarios de toda España (médicos, enfermeros, psicólogos clínicos, trabajadores sociales etc) participarán en el XI Congreso Español de Sexología que organiza el pontevedrés Manuel Varela Salgado y que por primera vez se celebrará en Galicia. Tendrá lugar en Santiago de Compostela el próximo otoño y servirá para dar a conocer los últimos avances en campos como la salud reproductiva, la farmacología relacionada con la sexualidad o los nuevos modelos de disfunciones sexuales.

—Tradicionalmente tan ignorada por la medicina occidental, la sexualidad se está convirtiendo rápidamente en objeto de interés de los profesionales sanitarios

—Si, está cogiendo bastante auge, en general hemos ganado mucho porque las sociedades sexológicas funcionan desde hace bastantes años y vamos a organizar ya el décimo primer congreso nacional, sí que estamos evolucionando aunque en Galicia es verdad que estamos con un volumen de sociedades de sexología muchísimo más bajo y nunca se había celebrado un congreso nacional como este.

—En paralelo al interés de la ciencia ¿también llegan cada vez más pacientes a las consultas o seguimos siendo reticentes a consultar al médico este tipo de temas?

—Cada vez somos menos reticentes, a medida que vamos apareciendo profesionales que nos dedicamos a esta nueva especialidad que es la medicina sexual, que es una corriente europea y occidental, recibimos cada vez más gente porque los ciudadanos se están dando cuenta de que somos especialistas en este tipo de problemáticas, profesionales que tratamos estos temas de una manera natural, que el secreto profesional se guarda como en cualquier otra disciplina médica y que podemos servirles de gran ayuda, con tratamientos de cambien sus vidas y aumenten su calidad de vida.

—El negocio del sexo es, con el de armamento, el más potente de España…

—Ahí habría que distinguir lo que es el comercio de la sexualidad, que es el lado erótico, las películas porno etc, son temas que siempre existieron y son una gran fuente de negocio. La verdad es que nosotros recomendamos dentro de alguna terapia el ver alguna película erótica o pornográfica, por ejemplo para enseñar a esa pareja o a esa persona a excitarse, estimular etc pero poco más, el resto es puramente comercial y a nosotros nos interesa formar e informar de otra manera, de forma mucho más científica y con bases médicas que no tienen nada que ver con la pornografía, lógicamente.

—En este congreso tendrán especial protagonismo las nuevas tecnologías. ¿Cómo está influyendo internet en las manifestaciones de la sexualidad?

—Está cambiando muchísimo, en el congreso se va a hablar sobre todo de cibersexo y de algo que está de plena actualidad, que es el abuso sexual a adolescentes por internet por parte de adultos. Se presentarán varios estudios realizados con jóvenes, incluso uno realizado en la zona de Vigo realizado por nuestro personal y el de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil y que incluso ha permitido localizar e incluso detener a algún pederasta.

—¿Cuáles son las principales conclusiones del estudio sobre abuso a menores a través de la red?

—La principal conclusión es que vamos a idear un programa de salud y un programa educativo para que en las escuelas y en los centros sanitarios podamos formar a los adolescentes para que usen internet pero con responsabilidad, que sepan donde se meten y sobre todo que cuando no estén seguros no utilicen ciertas páginas y chats porque se pueden ver obligados a prácticas incluso intimidatorias y amenazantes. El objetivo último de este plan es que no sean víctimas de depredadores sexuales porque siempre hay gente que abusa
de menores igual que se abusa de los ancianos por su mayor fragilidad etc.

—¿Qué nuevos fármacos salen al mercado para tratar disfunciones sexuales?

—En el congreso trataremos precisamente esa nueva farmacoterapia que hay que decir que es mayoritariamente masculina, tenemos más de esos fármacos para hombres que para mujeres porque hay que reconocer que esta sociedad ha sido muy machista y durante muchos años la industria y el conjunto de la sociedad se ha preocupado más de buscar tratamientos para el varón que para tratar disfunciones de la mujer, pero hoy en día se está utilizando ya un producto para modular el deseo sexual femenino y se ha hecho un estudio mundial con una fórmula, que es un antidepresivo que parece que está funcionando bien. Y luego está un nuevo producto en el mercado para tratar la eyaculación precoz y para la disfunción eréctil tenemos nuevos productos que funcionan bien y se está ensayando ya con tres nuevos fármacos que van a ser más eficaces, rápidos y seguros que viagra, por ejemplo.

—Otro tema que se abordará son las terapias para delincuentes sexuales ¿qué les parecen opciones como la castración química?

—Funciona pero hay que vigilar que realmente se aplique el tratamiento (necesitan dosis determinadas con periodicidad que puede ser semestral, diaria etc) y después está la castración quirúrgica que prácticamente no se hace porque es irreversible y nadie quiere ese tratamiento aunque a lo mejor en ocasiones sería más práctico y sobre todo más económico para la sociedad.

—¿Los buenos amantes no fuman?

—Pues no, el buen amante si quiere seguir siéndolo no fuma, no debe de fumar. Es otro tema que se tratará en profundidad en el congreso: el tabaco no sólo afecta a la sexualidad sino a todo el organismo, ya no hablemos de la incidencia de cáncer de pulmón, garganta etc sino que también sabemos que lesiona las paredes de las arterias en todo el organismo, el pene tiene una microcirculación que es tan fina que se daña enseguida con los alquitranes y derivados del tabaco, por eso los buenos amantes no deberían de fumar, es un tóxico, una droga que causa un gran perjuicio a la larga.

Share

Ejercita tu músculo PC para mejorar tu sexualidad

 

El músculo PC, pubo-coccígeo, es un músculo diseñado especialmente para la sexualidad. En la mujer se encarga de evitar las pérdidas de orina y de que la vagina siga siendo elástica y se “ajuste” al pene. En el hombre controla la calidad de la erección e incluso nos puede permitir controlar mejor la eyaculación, no en vano es el músculo que se contrae cuando eyaculamos.

Como músculo que es se puede entrenar de una manera sencilla y simple. La más fácil es cuando vamos a miccionar cortar totalmente ese momento para luego seguir. En el caso de que esta práctica no sea positiva, o bien no nos acordemos siempre de hacerla, se pueden contraer los músculos pélvicos haciendo algunas repeticiones. Este es el modelo de los famosos ejercicios de Kegel para las mujeres.

Los hombres también pueden contraer esos músculos pero lo mejor sería esperar a tener una erección para hacerlo, así se comprueba cómo se mueve el pene, con algunas repeticiones es suficiente. Si reforzamos esa musculatura todo mejorará de una manera sensible.

Primero porque en el momento del orgasmo las contracciones serán menos fuertes y así se podrá controlar, y retrasar, el momento álgido, que no el mejor, de una relación sexual. Si aparte de la sexualidad nos evita las pérdidas de orina y mejora la salud de la próstata y del útero pues mejor que mejor.

http://www.hablamox.com/2485/ejercita-musculo-pc-mejorar-sexualidad.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+hablamox+%28Erotismo+y+sexo.+Hablamox%29&utm_content=Google+Reader

Share