Posturas para hacer el amor e la cama

La cama es uno de esos lugares donde más tiempo pasamos y donde también compartimos muy buenos momentos con nuestra pareja, habitual o esporádica. En seressexuales.com vamos a repasar algunas de las posturas para hacer el amor en la cama más populares y queremos saber tu opinión sobre ellas.

Sin ninguna duda, la cama es el lugar más popular y común donde se practica sexo y tenemos que resaltar que también es el lugar más cómodo para practicar sexo.

El misionero

Una de las posturas más clasicas es la del misionero. Es una de las más populares para practicar en la cama pero no siempre la más placentera para ambas partes ya que la penetración en la mujer no es tan profunda como con otras posturas a no ser que se practiquen las variaciones de esta postura, es decir, que la mujer levante más las piernas y las atraiga hacia sí, por ejemplo. Se puede practicar con penetración en la vagina o penetración anal.

loto

El misionero tiene varios variantes. Lo que veis en la fotografía en la postura del loto, una variante de la clásica del misionero.

El perro

Esta postura también es muy popular y consiste en la penetración desde atrás, ya sea vaginal o anal. Es una postura cómoda para que la mujer o el hombre estimulen el clítoris mientras se penetra. Ideal para practicar en la cama ya que amortigua bien las rodillas. El hombre pude situarse de pie junto a la cama y a mujer arrodillada en un borde. También puede hacerse ambos arrodillado en la cama.

El Ying-yang

La postura consiste en que la mujer se sienta sobre las rodillas de su compañero mientras éste está en cuclillas. La fotografía da más detalle a lo que digo.

k46

¿Quieres conocer más posturas? Puedes consultar aquí. Y no te quepa duda de que el famoso libro Kamasutra tiene todo lo que necesitas para hacer el amor en la cama.

Fotos| Blood

http://seressexuales.com/posturas-para-hacer-el-amor-e-la-cama/

Share

«Venus en el burdel» o cómo el arte interpreta la prostitución

El Tenerife Espacio de las Artes (TEA) celebrará, a partir de las ocho de la tarde, la conferencia «Venus en el burdel: imágenes de la prostituta en el arte», en la que la responsable del departamento de Exposiciones Temporales del recinto cultural, Yolanda Peralta, ahondará en las diferentes maneras en las que el mundo de la creación ha representado a las meretrices. La conferencia forma parte del programa de actividades paralelas de la exposición «Picasso y la escultura africana. Los orígenes de Las señoritas de Avignon», muestra que puede visitarse en el centro de arte contemporáneo de Santa Cruz de Tenerife hasta el 22 de agosto.
Yolanda Peralta repasará cómo a lo largo de la historia, y desde una perspectiva androcéntrica, a la mujer le han sido asignados socialmente los papeles de madre, virgen y prostituta. Durante el desarrollo de «Venus en el burdel», el público podrá conocer cómo el imaginario patriarcal ha representado tradicionalmente a la fémina partiendo de la rígida dicotomía virgen-prostituta. También se verá cómo frente a la pasiva, obediente y sometida al varón, se opone otra más activa, carnal y fuerte, fascinante y peligrosa, que alcanzará su máxima expresión en la «femme fatale».
El espectacular aumento de la prostitución en las grandes ciudades europeas a partir de la segunda mitad del siglo XIX contribuyó a que este tema fuera ampliamente reflejado en la literatura contemporánea y, paralelamente, en las artes plásticas. Tratado con ambigüedad, desde el deseo o el repudio, hay una única constante: la representación de la mujer con una connotación negativa, su exclusión como sujeto y su conversión en objeto sexual.
Yolanda Peralta, conservadora y responsable del departamento de Exposiciones Temporales del TEA, es doctora en Historia del Arte por la Universidad de La Laguna y perito judicial de obras de arte y antigüedades. En 2004, fundó la galería de arte murNó en San Cristóbal de La Laguna (Tenerife), siendo su directora
hasta 2007.
Share

Consoladores y grilletes anticrisis en S’Arenal

OCIO | Reclamos para captar clientes

Imagen de una actuación | Facebook Paradies Beach

Imagen de una actuación | Facebook Paradies Beach

Consoladores, grilletes forrados de terciopelo rosa, lucha libre aceitosa y pornocastings. Estos son varios de los reclamos que utilizan las discotecas de S’Arenal para atraer clientes y es que la crisis aprieta, incluso para el grupo Cursach Ocio. Las tres ‘eses’ clásicas que caracterizan a algunas zonas turísticas de baleares: ‘Sun, Sand and Sex’ (sol, arena y sexo) bien podrían cambiarse por ‘Sun, Sand and S’Arenal’.

[foto de la noticia]

Las calles de esta localidad se han transformado en un Frankestein, una creación artificial, destinada al vicio, al alcohol y a las bratwurst (salchichas alemanas). Es un complejo de ocio al aire libre en el que nada recuerda a las empedradas calles de Valldemossa, imagen turística por excelencia. El interior de sus locales es igual, pero en la intimidad, es decir, con más libertad, en este caso travestida de libertinaje.

La discoteca Paradies Beach recibe a sus clientes con una gogo en ropa interior con un liguero por el que desfilan billetes de diez. Y eso es sólo el principio porque por quince euros, los clientes la mayoría alemanes- tienen acceso a Paradies Beach y a Riu Palace, a barra libre, a dos consumiciones pasadas la 01.00 horas, y a una sucesión de números eróticos que a medida que pasa la noche se vuelven más explícitos, pornográficos.

[foto de la noticia]

Consoladores para ‘tu abuela’

Pero los quince euros dan también para regalitos, desde camisetas para chicas estampadas con margaritas y letras psicodélicas , cuyos eslóganes rezan «Fuck the war» (Jode a la guerra) hasta consoladores; promocionados con frases como «Para ti, para tu novia, para tu madre, para tu abuela».

[foto de la noticia]

La noche del sábado al domingo, los obsequios de Riu Palace destinados a las chicas eran unas esposas, un neceser en forma de cofre, las citadas camisetas y una gorra todo a juego en rosa chicle.

El alcohol fluye rápido: Desde las 21.30 horas hasta la 01.00 hay barra libre y a las 22.00 horas los madrugadores con menos aguante ya han dado la fiesta por terminada. Las calles abarrotadas de gente son un muestrario de extravagancias, donde se cruzan grupos acojuntados que van de despedida de soltero, hombres en mallas, con otros disfrazados de vaca y grupitos de adolescentes en viaje de estudios.

Dentro de Paradies, la música especialmente seleccionada para su público –aquí no se escucha Bisbal ni por casualidad– con sus ritmos repetitivos y el alcohol barato llevan pronto al éxtasis al público teutón que baila al son de las remezclas de Die Azten y su coreado Disco Pogo.

Desnudos integrales de turistas pasada la medianoche

La noche se pone para mayores de 18 años antes de las 00.00 horas. Chicos y chicas suben a las barras y se ponen a merced de los bailarines. Una práctica extendida es el «cóctel en la entrepierna» en el que los profesionales hacen las mezclas alcohólicas en las partes nobles tanto de hombres como de mujeres.

Los desnudos integrales de turistas también están a la orden del día. Los musculosos gogos en pareo son un aliciente devastador para que las alemanas se dejen desnudar sin miramientos ni pudor alguno. Hasta pedían al público que animase. Otras, sin ánimo de desnudarse pero con ganas de marcha, practicaban felaciones a los bailarines que eran simuladas sólo porque el hombre llevaba los slips puestos.

La ‘orgía final’

Los chicos, por su parte, babeaban a las órdenes de las bailarinas, que disfrazadas de una suerte de dominatrix descafeinadas, les exigían acatar sus deseos sin que se sobrepasasen: haberlos maniatados antes servía para que pudiesen tener el control de la situación en todo momento.

¿Qué es un pornocasting? Precisamente, lo que su nombre indica: un casting pornográfico. Más que trilladas señoras posaban en todo tipo de posiciones mientras los turistas las hacían cabalgar en lo que los organizadores llaman ‘Pornocasting: The final orgy’ (Casting porno: La orgía final). La misma noche en Riu Palace, los asistentes podía asistir a un concurso de Miss camiseta mojada y a un espectáculo lésbico a partir de las 02.00 horas. En otras ocasiones, también se organiza un ‘super erotic oil wrestling’, que se traduce en muchas personas barnizadas y desnudas, rebozándose los unos con los otros.

En S’Arenal es todo como en Sodoma y Gomorra, pero sin el glamour de ser ciudades bíblicas.

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/06/20/baleares/1277063195.html

Share

El baile, poderosa arma de seducción

Bailar puede ser un buen preludio de las relaciones sexuales
El baile propicia el roce entre los amantes

 

Cuando bailamos ponemos en marcha toda una serie de mecanismos relacionados con el lenguaje corporal que pueden ser (y son, de hecho) de lo más estimulantes. Tanto los bailes en solitario que atraen todas las miradas, como los bailes practicados en pareja que hacen que dos personas compartan un mismo espacio vital, son experiencias que pueden calificarse de semi-sexuales. No en vano, en el Hollywood clásico era de lo más común que en los musicales cinematográficos, las escenas de baile se articulasen como sustitutos de la cópula entre los amantes. Aquello que no era posible que expresar mediante la horizontalidad de los cuerpos en el lecho, se hacía a través dela danza. Ese es el poder del baile.

Por otro lado, y ya que hablamos maravillas del baile, es necesario recordar lo beneficioso que es para la salud de todo hijo de vecino. Tonificación y, sobre todo, flexibilidad, son sus mayores bazas. Sin olvidar la salud psíquica que proporciona un ejercicio como este, motor de deshinibición y alegria. Aquellos que bailan asiduamente se sienten más conectados con su cuerpo, lo manejan mejor y son más dados a abrirse a los demás. Por otro lado, las clases de baile son espacios de sociabilidad.

En muchas civilizaciones el baile funciona como un ritual de seducción previo a las relaciones sexuales. Tal es el caso de la danza del vientre o del tango. Además del baile en sí, toda la imaginería de cada una de las disciplinas entra en juego. En la danza del vientre hablamos de los velos y de la sensualidad que siempre adjudicamos al elemento oriental. En el tango, las penetrantes miradas y la música intensa no hacen sino remitirnos a una sexualidad explícita.

Una buena actividad para practicar en pareja o en solitario

 

No en vano, y tradicionalmente, en occidente siempre hemos ligado bailando. En épocas pretéritas las bervenas y las fiestas de los pueblos eran el espacio donde se establecían los primeros contactos entre los futuros cónyuges. A día de hoy tenemos las discotecas de todo tipo donde los cuerpos se rozan al ritmo de la salsa o de los temas del momento, eso no importa. Aquello relevante es que, pese a la proliferación del cibersexo y otras formas de relacionarse, el baile sigue siendo el ritual sexual por excelencia.

Si lo que quieres es insuflar un poco de vitalidad y diversión a tus relaciones, al tiempo que aprender a utilizar cada una de las partes de tu cuerpo de manera sensual, no olvides que siempre puedes recurrir al baile.

Fuentes: El cariz sexual del tango y La sensualidad de la danza del vientre, en Educasexo.com

Tango blanco y negro por zabara_tango en Flickr

Tango en color por zabara_tango en Flickr

http://www.educasexo.com/curiosidades/el-baile-poderosa-arma-de-seduccion.html

Share

Cómo medir el grosor del pene

medir pene grosor

Si bien a la mayoría de hombres lo que más les obsesiona es el largo de su pene, a nostras las mujeres lo que más nos excita durante el coito es el grosor de su pene.

Un pene que trae loca a las mujeres es aquel que reúne ambas características: buen largo y buen grosor.  No obstante, de qué vale tener tanto atributo si no se sabe usarlo…

Para medir el grosor de tu pene utiliza una cinta métrica, la cual debes colocar alrededor de tu pene en estado de erección, así también para medir el pene de largo. Si no tienes cinta métrica a mano, utiliza un cordel y luego mide éste con una regla.

El pene se mide en estado de erección porque en estado flácido las medidas pueden variar mucho.

http://www.sexologia.net/30-06-2010/hombre/el-pene/como-medir-el-grosor-del-pene

Share

Sólo el 32 por ciento de los homosexuales se atreve a tener muestras de cariño en público

Una encuesta apunta que solo el 13 por ciento de los consultados admite no sentir ningún tipo de rechazo social

Barcelona. (EFE).- Solamente un 32 por ciento de los gays y lesbianas españoles «se atreven» a tener muestras de cariño en público, según una encuesta realizada por la agencia «on line» gay-PARSHIP.es, que recoge también que únicamente un 13% de los consultados admite no sentir ningún tipo de rechazo social.

La encuesta realizada entre medio millar de usuarios de esta agencia especializada en la búsqueda de pareja indica que la mayoría de los homosexuales españoles admiten sentirse «juzgados» cuando se besan o acarician en público con su pareja.

La encuesta preguntaba a los participantes si se sentirían libres de mostrar su condición sexual en público, a través de evidentes muestras de cariño a la pareja. Los autores de esta consulta señalan que «a pesar de la creciente aceptación social y de políticas como la legalización del matrimonio gay», sorprende la respuesta dada por los encuestados: el 68% de ellos todavía se contiene en las muestras de afecto públicas con su pareja, ya sea por sentirse «juzgado» o por miedo al rechazo de la sociedad o al cuchicheo de la gente.

Junto al 13% de los gays y lesbianas que afirman no haber sentido ningún tipo de rechazo por parte de la sociedad, el 19% restante, a quienes no les importa mostrar en público todo el cariño hacia la pareja, creen que por mucho que se acepte a los homosexuales, es habitual sentirse observado por la gente cuando se besa o abraza a la pareja.

http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20100630/53956460291/solo-el-32-por-ciento-de-los-homosexuales-se-atreve-a-tener-muestras-de-carino-en-publico.html

Share

Fetichismo de látex

latex fetichismo

El fetichismo por el látex o fosk es la atracción hacia personas que usan prendas de látex o de goma (el látex es parecido a la goma, pero menso grueso y brillante).

No se sabe le origen exacto de este tipo de fetichismo, pero  empezó a surgir a partir de los 1940’s cuando aparecieron fotografías de personas con trajes de buzo en publicaciones eróticas underground.

Una de las posibles razones porque la gente ama el látex es que es un material que parece una ‘segunda piel’, por lo que la persona que viste látex es percibida pro el fetichista como si estuviera desnuda.

Lo apretado de lar opa de látex puede verse también como un tipo de bondage. El olor del látex y de la goma puede excitar a algunos fetichistas (por eso estas prendas contienen químicos que intensifican su olor).

Por otro lado, algunos fetichistas del látex encuentran excitante la capacidad de transformación de quien lo usa. La persona enfundada en látex adquiere una nueva identidad y una nueva conducta sexual más desinhibida.

http://www.sexologia.net/30-06-2010/sexualidad/fetichismo-de-latex

Share

Enemigos de la libido femenina

Enemigos de la libido femenina

Enemigos de la libido femenina. Infinidad de factores pueden afectar el deseo sexual de la mujer, algunos de ellos son evidentes como la llegada de la menopausia, mientras que otros no tanto como es una dieta pobre en nutrientes.

Baja autoestima y desconfianza, son los motivos más comunes de una baja en la libido femenina. La clave es que la mujer se sienta cómoda y deseable, a veces la pareja puede ayudarla a conseguir esta armonía como también puede que necesite de alguna ayuda profesional.

El estrés, la ansiedad y la depresión también afectan negativamente la vida sexual de una mujer, sobre todo si ha experimentado episodios traumáticos tiempo atrás.

Problemas de salud y sedentarismo generan que la mujer tenga menos deseos de hacer el amor y no se excite con facilidad.

La dieta desequilibrada hace que la mujer no solo no tenga suficiente energía y se sienta cansada todo el día, sino que además no estará de humor para tener sexo

Hábitos poco saludables como el exceso de alcohol y el tabaco, sumados al nivel de contaminación del ambiente son perjudiciales para la salud y el sexo.

El sobre peso es otro factor que afecta negativamente el deseo femenino, no solo porque puede acarrear problemas de índole psicológico sino que predispone a alteraciones de la salud, falta de movilidad y poca resistencia física.

El síndrome premenstrual y la regla hacen que la mujer no tenga muchos deseos de tener sexo, sobre todo por el malestar, la inflamación típica de estos días y los cambios de humor.

La píldora anticonceptiva como demás tratamientos hormonales puede afectar la libido de una mujer, esta tiene la función de aumentar la secreción de SHBG para impedir la ovulación, esta se une a la testosterona en sangre inutilizándola.

Antidepresivos como el prozac, reducen la libido o bien pueden afectar la capacidad orgásmica de la mujer; pos otro lado los medicamentos para la presión arterial también son contraproducentes para la vida sexual de algunas mujeres.

Los sedantes como Xanex , Diazepam y Valium; los antihistamínicos, antipsicóticos, anticonvulsivos, anti -inflamatorios no esteroides y medicamentos para el cáncer también juegan en contra reduciendo el deseo carnal y disminuyendo la lubricación vaginal.

Las Drogas como éxtasis, la marihuana, las anfetaminas y los opiáceos perjudican la vida sexual de hombres y mujeres, dificultando el deseo, los orgasmos, la lubricación vaginal y las erecciones en los hombres.

En cuanto a los problemas de salud, las alteraciones en la tiroides y en las glándulas suprarrenales son una de las principales causas de baja en el deseo sexual femenino. También está el caso de la falta de deseo en mujeres a las que se les ha realizado una extirpación del útero y/o trompas de Falopio y los ovarios.

http://www.sexologia.net/30-06-2010/mujer/enemigos-de-la-libido-femenina

Share

El “temido” punto G masculino

Si el punto G femenino es un tema de discusiones, el de “ellos” lo es aún más. Según especialistas, es una de las zonas erógenas que más intensidad genera a la hora del orgasmo

La sexualidad humana es una integralidad en la que a modo de puzzles se van conformando las piezas del rompecabezas para que el placer de lo sexual, no se determine por un solo aspecto.
En ese umbral de la existencia humana, el famoso “punto G”, da lugar a los más variados mitos, leyendas urbanas y verdades a medias.

Más aún si hablamos del “punto G” masculino, una zona de placer intensa, que no todos experimentan por falta de información, prejuicios, o un pensamiento homofóbico.

Cada pareja es un mundo y de eso no hay dudas, lo importante es que en el marco de la integralidad sexual, la información y el derecho al placer conjunto no se vea vapuleado por falsas apreciaciones.

Zonas sensibles

Son variadas y nutridas las zonas erógenas que forman parte de la sexualidad masculina. Hagamos un racconto para decantar en una de las más placenteras e intensas para muchos hombres: el denominado punto G.

Pero comencemos por el principio ¿cuáles son las zonas erógenas masculinas? Abarcan en ellos su cabello; orejas; labios; cuello; pecho; brazos y manos; abdomen; espalda; piernas; nalgas y ano. En éste último caso esto se debe gracias a la gran cantidad de terminaciones nerviosas sensitivas de la zona, lo que la hace una de las áreas erógenas más sensibles del cuerpo masculino. Es aquí en donde se encuentra el punto G del hombre.

Los estímulos apropiados en esta zona pueden elevar por mucho el placer y su disfrute sexual.

Sin embargo muchos hombres se niegan a descubrirlo por considerarlo antihigiénico o por miedo a perder parte de su masculinidad. Pero como en todo, hablamos de una parte de la sexualidad, entendida sin prejuicios, que conforma un todo.

Según precisó la licenciada en sexología clínica Alejandrina Román de Giro, “antes que entender la profundidad de esta zona de placer, tenemos que partir de un precepto básico. La sexualidad es algo mucho más amplio que la genitalidad, es lo que nos humaniza. Somos la especie más sexuada, y más allá de las relaciones light o touch and go que se den, la sexualidad es ante todo un vínculo que nos hace ser humanos”.

Roberto -nombre ficticio- tiene 25 años y está de novio hace dos, con su novia de la facultad de Ciencias Económicas. “La paso increíble con ella, y cada vez tratamos de experimentar el placer de a dos en cuanto a posiciones o juegos eróticos nuevos. Lo único que me jugó en contra hace poco, es que en pleno acto sexual ella intentó sutilmente estimular mi punto G.

Tuve que parar porque me dio mucha vergüenza. Me pregunté a mí mismo si era normal, ya que comencé a experimentar cierta excitación. Algunos amigos lo han hecho, y me dicen que no tiene nada de raro, y que el placer es intenso. Pero la verdad a mí me da pudor”.

Antes que nada hay que entender que la sensación orgásmica se da previamente en la cabeza de la persona y sus proyecciones y fantasías. Esto tiene disparadores en zonas erógenas próximas a orificios del cuerpo con terminaciones nerviosas.

“Hay todo un mapa que puede despertar sensaciones placenteras, y no tiene nada de extraño que el hombre se excite aún más si se lo estimula externa o internamente su punto G. Hay zonas como los pezones y ano masculinos que tienen para la sociedad una mirada homofóbica. Si en una pareja heterosexual, el placer de explorar el cuerpo mutuo está consensuado y los completa en su vínculo, es más que positivo y bueno. El hecho de que una mujer estimule el punto G de su par, no significa para nada que se tienen tendencias homosexuales por parte del hombre, ni que modificará su elección sexual. Informarse y vivir la sexualidad en su completud es la clave”, aseguró la sexóloga.

La estimulación en “punto”

Pero para pasar bien en limpio qué es el punto G masculino? No es ni más ni menos que la próstata, un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.

El punto G en los hombres se encuentra en el interior del recto, a unos 5 cm del ano y en la pared que da hacia el frente, hacia la vejiga, y tiene dos maneras de estimularse: externamente presionando o masajeando la zona del periné (la zona que va desde el ano hasta los testículos) o internamente (introduciendo un dedo lubricado por el recto y palpando la próstata, aunque por tabú o prejuicio no todos los hombres están dispuestos a probar este tipo de estimulación directa).

Esta clase de estimulaciones en el punto clave, genera en el hombre una mayor excitación, orgasmos más intensos y una eyaculación más potente.

Andrés (30), tiene una librería y desde hace cinco meses mantiene una relación en la que experimentó con su pareja el denominado punto G.

“Varios amigos me dijeron que probara, porque la sensación era increíble. Lo hablé con mi novia para ver qué pensaba y probamos. No como una obligación, sino para vivir la sexualidad sin rollos. No tengo ninguna mirada de homofobia al respecto, y a lo mejor fue por eso mismo que la intensidad del orgasmo que viví, y el placer que sentí fue lo más”.

“La completud sexual de cada pareja es única y los umbrales de placer, un consenso entre ambos que les permita sin mitos ni prejuicios gozar ese encuentro”, concluyó Giro.

http://www.losandes.com.ar/notas/2010/6/30/estilo-499554.asp

Share

La línea que la policía no debió cruzar

Explotación sexual en España

La policía se mueve en ocasiones en una fina línea que separa la persecución del delito de su permisividad a cambio de sacar tajada. Si, además, lo que se persigue es el tráfico de personas para favorecer la prostitución y la inmigración ilegal, la tentación puede aumentar, igual que si se trata de tráfico de drogas.

Por eso, los agentes saben que jamás deben cruzar esa línea. El inspector de la Jefatura de Policía de Barcelona, José Javier Martín Puyal, la traspasó con creces y por eso ha acabado en prisión. Sin su participación hubiera sido muy difícil tejer la trama de extorsión en los macroburdeles Riviera y Saratoga de Castelldefels, clausurados por orden judicial desde hace dos meses y medio y en el que están imputadas 19 personas, seis de ellas entre rejas.

Martín Puyal, estaba adscrito al grupo 1 de la Sección Primera de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedad Documental (UCRIF) de Barcelona. Se le acusa de cobrar dinero de los dueños de los prostíbulos a cambio de advertirles que se iban a producir redadas. Así se puede explicar que, pese a las continuas operaciones policiales, los locales seguían abiertos porque nunca se encontraron pruebas concluyentes contra sus propietarios, a pesar de que muchas de las trabajadoras sexuales no tenían papeles.

El que fuera superior jerárquico de Martín Puyal, el inspector jefe Abundio Navas, también está imputado, igual que el comisario Luis Gómez. El primero está en libertad bajo fianza de 2.500 y el segundo abonó 5.000. Los tres están suspendidos de empleo y sueldo desde hace un mes y, según anunció en su día el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la policía será inflexible con ellos.

La investigación que tramita el Juzgado de Instrucción 33 de Barcelona está casi finalizada y sigue bajo secreto de sumario desde hace meses. De las pesquisas ha aflorado que Martín Puyal no sólo tejió su influencia sobre los dueños de los prostíbulos, uno de los cuales lo acabó denunciándolo por exigirle 3.000 euros, sino sobre algún funcionario municipal y los abogados que representaban los intereses legales de la patronal de los locales de alterne.

Precisamente entre los encarcelados figura el inspector de área de licencias del distrito del Eixample, Manuel Martínez, acusado de hacer desaparecer expedientes relacionados con locales de prostitución. El mismo camino ha seguido el abogado Alex Garberí, que estaba en libertad bajo fianza de 20.000 euros pero que fue a prisión la semana pasada acusado de coaccionar a una persona relacionada con la investigación.

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/linea/policia/debio/cruzar/elpepisoc/20090519elpepisoc_11/Tes

Share