«No buscamos escándalos ni polémicas», asegura el director del festival erótico

Juli Simón aboga por «tratar con naturalidad el ocio adulto» en un certamen que tendrá «espacio para talleres informativos, arte y cultura»
Juli Simón, director del Eros Asturias.

Juli Simón, director del Eros Asturias. la opinión de la coruña

«No pretendemos escandalizar, el objetivo es tratar con naturalidad y desde un punto de vista serio la temática del ocio adulto». Juli Simón, director de Profei, la empresa que organizará el primer festival erótico en Asturias el próximo mes de noviembre en el recinto ferial Luis Adaro, define así un proyecto que trata de huir de las pugnas políticas. «Hemos celebrado este certamen en diferentes puntos de España, Portugal y Sudamérica y nunca hemos buscado la polémica», recalca Simón, quien vincula el origen de su próxima visita a la región a su amistad con Paco Ignacio Taibo, director de la «Semana negra». «Lo conocí en México y me habló maravillas de Gijón, a cuya población definió como respetuosa, tolerante y madura. Por este motivo decidí aprovechar esta oportunidad e incluirla dentro de nuestro circuito», afirma el empresario.

Juli Simón ultima en Praga durante estos días los contenidos internacionales que participarán en el primer Eros Asturias, del 5 al 7 de noviembre. En conversación telefónica con LA NUEVA ESPAÑA explica que «es pronto para desvelar algunas de las novedades que presentaremos, porque la mayoría se están ultimando», aunque anuncia que «habrá espacio no sólo para temáticas que suelen considerarse frívolas, como los shows eróticos. También contaremos con talleres informativos, arte y cultura». Al respecto de este último apunte, el empresario catalán destaca que «organizaremos un encuentro de poesía erótica asturiana con la participación de doce autores de la región, que recitarán sus versos durante el certamen».

La temática de este festival, que tendrá lugar en el pabellón de Asturias, ha suscitado interés y polémica por partes iguales, algo a lo que Simón ya está acostumbrado. «Cada país vive el mundo del erotismo de una manera diferente. No es lo mismo celebrar un festival en Buenos Aires que en La Coruña, y es algo que tenemos en cuenta a la hora de presentar nuestros productos. De todas formas, la información aumenta la tolerancia entre el público y en Gijón intentaremos que cada persona se identifique con su propia sexualidad y también pueda entender la de otra gente», afirma Juli Simón. Sevilla será la próxima parada del Eros. Del 1 al 3 de octubre se celebrará la segunda edición de un encuentro que este año también cumplió dos años en La Coruña. En la capital gallega reunió a 12.000 espectadores en 2009, mientras que el pasado mes de marzo congregó a 7.000. Números que esperan superarse en Asturias. «Por cálculos poblacionales estimamos que Gijón cuente con unos 15.000 visitantes, aunque cualquier cifra inferior o superior será bien recibida, dado que es nuestro estreno en la región», concluye Juli Simón.

http://www.lne.es/gijon/2010/08/31/buscamos-escandalos-polemicas-asegura-director-festival-erotico/961491.html

Share

Soledad, víctima de trata

Soledad tiene 19 años y una larga historia de violencia sexual. Nació en Santiago del Estero, una provincia del noroeste de Argentina, y fue abusada por su padrastro, quien le contagió sífilis y la dejó embarazada cuando tenía apenas 14.

Apenas dio a luz a una niña, viajó a Buenos Aires para tratarse y para escapar.

Sin casa, empleo ni parientes que le dieran la bienvenida en la ciudad, Soledad cargó a su hija por hogares de menores y centros de asistencia. Hasta que un día vio el aviso en el periódico: una agencia ofrecía empleo temporario de limpieza en sitios como hoteles, hospitales, cines y bingos.

En la entrevista de selección descubrió la verdad: allí funcionaba un prostíbulo. La golpearon y la encerraron, para llevarla unas horas más tarde a un «privado» en pleno centro porteño, donde con otra decena de chicas -paraguayas, dominicanas, bolivianas y argentinas- bajo los efectos de las drogas y el alcohol, recibía un desfile incesante de clientes en jornadas de más de 20 horas.

De un «privado» –como llaman aquí a los prostíbulos- pasó a varios más, todos de los mismos dueños. A Soledad y a sus compañeras las trasladaban para que los clientes no se encariñaran y ellas no pudieran revelarles entre sábanas su peor secreto: que estaban allí secuestradas.

clic Participe: ¿Prohibir la prostitución?

Huida y temor

Estuvo así casi un año, moviéndose entre cinco prostíbulos de la zona comercial y financiera de la capital argentina.

A su hija la vio recién después de 8 meses: sus captores la habían llevaron a cargo de una niñera, contratada por los mismos proxenetas para cuidar a los menores y para que las madres pudieran trabajar a tiempo completo.

Soledad en el cartel de un prostíbuloCon afiches como éste de Soledad promocionan a las chicas.

A Soledad la dejaban ir a verla a veces durante las horas del día, siempre acompañada por un custodio de la red para que no pudiera escapar.

El 1 de diciembre de 2009 logró salir, aprovechando que la recepcionista del lugar esteba recién llegada y todavía no entendía bien las reglas del encierro. La convenció de que tenía permiso para ir a ver a su hija, a la que raudamente fue a buscar a casa de la cuidadora y, con ella en brazos, huyó.

Hoy está escondida en un comedor comunitario donde le ofrecieron albergue, su hija se inscribió por primera vez en un jardín de infantes y ambas esperan ayuda económica y psicológica para volver a empezar.

http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2010/08/100824_argentina_trata_de_personas_victima_testimonio.shtml

Share

El liberal, la progre y la prostituta

¿Hay que legalizar la práctica de las trabajadoras del sexo? Los datos señalan que eso contribuiría a que se violaran más derechos básicos de un mayor número de mujeres. Más eficaz resulta criminalizar al cliente

La derecha más liberal y la izquierda más progresista están de acuerdo en una misma reforma. Hay que legalizar la prostitución. Para el liberal (hay muchas voces liberales, pero, por su estatura intelectual, recomiendo a Sala-i-Martín en La Vanguardia, 17-9-09), el Estado no puede prohibir el intercambio voluntario de servicios entre adultos a cambio de dinero. Para la progresista (ídem, Imma Mayol, EL PAÍS, 25-9-09), el Estado debe garantizar a las «trabajadoras del sexo» la salvaguarda de sus derechos. Para ambos, la regularización, al hacer aflorar una economía sumergida, reduciría tanto el tráfico ilegal de personas como los abusos y las condiciones de explotación en las que viven muchas prostitutas. Y, de paso, podríamos recaudar impuestos, que nos viene muy bien en tiempos de crisis. ¿Algo que objetar a esta conjunción de las mejores virtudes del mercado libre y del Estado regulador-protector?

Me temo que sí. La dificultad de obtener datos sobre un negocio tan oscuro como la prostitución es la perfecta justificación para que tanto el liberal como la progresista den rienda suelta a sus teorías sin tener que ofrecer evidencia empírica. Para el liberal, la bondad del mercado libre hará que mafiosos esclavistas se conviertan de un día a otro en respetables empresarios del sexo y puedan «contratar a las trabajadoras en origen y pagarles el viaje de ida y vuelta, eliminando así el negocio del traficante» (Sala-i-Martín). Para la progresista, la bondad del Estado actuará «promoviendo la existencia de espacios autogestionados, sin amos, que despojen al proxeneta de su funcionalidad» (Imma Mayol).

Pero los datos disponibles señalan que tanto la legalización de la prostitución (propuesta por liberales y progres) como la situación actual de relativa alegalidad (y defendida de facto por PSOE y PP) producen resultados peores que una tercera alternativa con pocos padrinos en nuestro país: la criminalización del cliente. Y es que tenemos evidencia cada vez más sólida de que actuar sobre la demanda de la prostitución (es decir, castigando al cliente) en lugar de sobre la oferta (es decir, regulando la prostitución, como proponen liberales y progresistas) tiene efectos positivos.

Liberales y progresistas asumen que existe una demanda varonil elevada y relativamente fija de servicios sexuales. Dicha demanda sería el resultado de diferencias entre hombres y mujeres, ya sean de índole biológica (para los liberales) o cultural (para los progresistas). Por ello, prohibir la demanda solo conduciría a un desplazamiento de la prostitución de la calle o del burdel a lugares más siniestros. Pero la experiencia de otros países desafía estas asunciones simplistas sobre la naturaleza varonil, pues la demanda -oh, sorpresa- cae en picado cuando se penaliza la compra de sexo. Por ejemplo, pocos años después de la puesta en marcha, en 1999, de una política de penalización al cliente en Suecia, se calcula que el número de prostitutas se había reducido entre un 30% y un 50%, y el de clientes entre un 75% y un 80%.

La caída de la demanda en países prohibicionistas como Suecia ahoga a la oferta, especialmente la que proviene del negocio más sucio que prolifera en el mundo globalizado actual: el tráfico de mujeres (y niñas) con fines sexuales -que representa, de acuerdo con Naciones Unidas, un 87% de los cuatro millones de seres humanos que son explotados como esclavos anualmente. Así, mientras los traficantes de esclavas sexuales logran introducir anualmente entre 400 y 600 víctimas en Suecia para saciar los apetitos sexuales de aquellos ciudadanos que son capaces de arriesgarse a una pena por comprar sexo, en las vecinas Finlandia o Dinamarca, con la mitad de la población, pero con leyes más permisivas hacia la prostitución, las mafias podrían estar infiltrando hasta 15.000 víctimas al año. Empujados por la elocuencia de estos datos, los políticos nórdicos, sobre todo finlandeses y noruegos, están optando por la «vía sueca», empezando a criminalizar la compra de sexo.

La penalización de los clientes en Noruega ha sido aprovechada además por los economistas Jakobsson y Kotsadam para estudiar lo más científicamente posible los efectos de una política pública. Es decir, mirando qué pasa antes y después de la reforma y, al mismo tiempo, comparando con otros países en los que no ha habido ningún cambio legislativo durante ese periodo. Los resultados son inequívocos: la demanda de prostitución en Noruega ha caído de forma significativa desde la criminalización del cliente. En un análisis de 30 países, estos mismos autores señalan que allí donde hay un mayor reconocimiento legal de la prostitución también existe un mayor tráfico de esclavas sexuales. O sea, exactamente lo contrario de lo que predicen el liberal y la progresista.

Las razones son obvias. Donde la compra de sexo es ilegal, los costes en los que incurren las mafias esclavistas de mujeres para garantizar a los clientes que no serán descubiertos y penalizados se vuelven demasiado altos. En conversaciones interceptadas por la policía, los propios traficantes, que no dejan de ser hombres de negocios, admiten que no vale la pena trabajar en los países prohibicionistas. Es más sencillo operar en lugares como Holanda, Alemania o España, donde, ya sea de forma legal o alegal, todo el que quiere comprar sexo lo puede hacer en un instante, de forma sencilla y sin riesgo a ser castigado.

Los estudios también apuntan a que cuando la prostitución se regula como una actividad económica más, los abusos sobre las libertades individuales de las prostitutas no decrecen, como pretenden hacernos creer liberales y progresistas, sino que aumentan. Con la regularización de la prostitución, los traficantes de seres humanos, experimentados en tergiversar la voluntad de jóvenes y de niñas, encuentran una fachada legal perfecta con la que cubrir sus actividades delictivas. Por una parte, no les cuesta «convencer» a muchas víctimas potenciales, mediante las manipulaciones físicas y psicológicas más perversas, para que se registren como trabajadoras del sexo. Por otra parte, ¿alguien espera que el crimen organizado empiece a pagar impuestos y declare sus actividades más lucrativas, como la prostitución de menores o los depravados tratamientos hormonales a los que son sometidos muchas prostitutas? Encontramos ejemplos de legalizaciones de la prostitución con resultados perversos en todo el mundo, desde Alemania a Australia, pasando por Nevada en Estados Unidos. Una consecuencia frecuente de regularizar la compra de sexo es que, mientras el número de burdeles legales crece, los negocios ilegales -por ejemplo, con prostitutas menores de edad- se multiplican.

El liberal suele comparar a las «operarias del amor» que ejercen su profesión libremente con otros trabajos regularizados que no se hacen por el amor al arte sino por dinero, como lavar urinarios. El problema es que el intercambio sexual se da, por su propia naturaleza, en un contexto de intimidad y clandestinidad, en el que algunos elementos del «contrato» quedan a la discreción de una de las partes, con consecuencias potencialmente devastadoras para la otra. Volvamos a los datos. Un estudio en nueve países encontró que del 60% al 75% de las mujeres que ejercen la prostitución han sido violadas, del 70% al 95% físicamente agredidas y un 68% presentan síndromes de estrés postraumático similares a los de los veteranos de guerra bajo tratamiento psiquiátrico. Si alguien nos mostrara que alguna profesión reconocida produce secuelas físicas, mentales y emocionales solo remotamente similares, solicitaríamos la inmediata ilegalización de la misma.

Por todo ello, hay motivos para pensar que legalizar la actividad de las «trabajadoras del sexo» (el proletario término preferido por la progresista) o el «outsourcing sexual» (el anglicismo usado por el liberal) contribuiría a que se violaran más derechos básicos de un mayor número de mujeres. Siguiendo criterios serios para evaluar políticas públicas, la única medida que parece efectiva para combatir el tráfico y la esclavitud con fines sexuales es criminalizar la compra de sexo. Ya es hora de que esta medida se estudie seriamente en España.

Víctor Lapuente Giné es profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Gotemburgo, Suecia.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/liberal/progre/prostituta/elpepuopi/20100831elpepiopi_12/Tes

Share

Unos encapuchados atacan el macroburdel de La Jonquera

Los prostíbulos pueden tener problemas de seguridad, y, más aún, si sus dimensiones son dignas de unos grandes almacenes. Prueba de ello es el ataque que ha sufrido, sin que todavía haya abierto las puertas, el macroburdel que un destacado empresario del sector está construyendo en La Jonquera (Alt Empordà). En la madrugada del pasado viernes, un grupo de tres o cuatro encapuchados propinaron una paliza al guarda de seguridad que custodia las obras y, tras atarlo, echaron gasolina al interior del local y le prendieron fuego.

Un operario pasa junto a las cenizas acumuladas en la sala del bar del macroprostíbulo de La Jonquera, ayer por la tarde. JOAN CASTRO

Lluís Frigola, abogado de la empresa que gestiona el establecimiento, explicó que el empleado pudo liberarse y avisar de inmediato a los bomberos, lo que evitó que el incendio se extendiera y afectara a las habitaciones. «El fuego afectó a la zona de bar y causó bastantes daños, por lo que es posible que la apertura, que debía realizase a finales de octubre o noviembre, se tenga que posponer hasta diciembre o enero», lamentó.

El abogado destacó que los agresores no robaron material de las obras ni se llevaron nada de valor, por lo que la empresa y los Mossos d’Esquadra han descartado el móvil del robo. Los portavoces de la empresa tampoco consideran probable que el ataque fuera obra de vecinos de La Jonquera, cuyo ayuntamiento, junto con algunas asociaciones vecinales, se ha manifestado en contra de la apertura del burdel. Una tesis que comparte el alcalde de la localidad, Jordi Cabezas (CiU): «Todo el pueblo ha asumido ya que ese prostíbulo abrirá y, ahora mismo, nos preocupa más la prostitución de carretera y en las calles que la apertura de este club, que, al fin y al cabo, está en un polígono industrial situado a unos 3 kilómetros del pueblo», recordó. El local está muy cerca de otros burdeles, por lo que fuentes de la empresa no descartan que el ataque obedezca a rivalidades del sector. «Por el momento hemos aumentado la seguridad», explicaron.

CIEN HABITACIONES / El macroburdel tendrá un centenar de habitaciones y un aforo para más de 500 personas. El Tribunal Superior de Catalunya obligó al ayuntamiento a concederle la licencia de actividad a pesar de que el consistorio presentó un informe de los Mossos que desaconsejaba su apertura.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20100831/unos-encapuchados-atacan-macroburdel-jonquera/458825.shtml

Reforma polèmica | la SEGURETAT EN el sector

Uns encaputxats ataquen el macrobordell de la Jonquera

Van calar foc al local després de pegar al guarda jurat i lligar-lo

Els prostíbuls poden tenir problemes de seguretat, i, més encara, si les seves dimensions són dignes d’uns grans magatzems. Prova d’això és l’atac que ha patit, sense que hagi obert les portes, el macrobordell que un destacat empresari del sector està construint a la Jonquera (Alt Empordà). Divendres a la matinada, un grup de tres o quatre encaputxats van clavar una pallissa al guarda de seguretat que custodia les obres i, després de lligar-lo, van ruixar amb gasolina l’interior del local i hi van calar foc.

Un operari passa al costat de les cendres acumulades a la sala del bar del macroprostíbul de la Jonquera, ahir a la tarda. JOAN CASTRO

Lluís Frigola, advocat de l’empresa que gestiona l’establiment, va explicar que el treballador es va poder alliberar i va avisar immediatament els bombers, cosa que va evitar que l’incendi s’estengués i afectés les habitacions. «El foc va afectar la zona de bar i va causar bastants desperfectes i, per aquest motiu, és possible que l’obertura, que s’havia de realitzar a finals d’octubre o novembre, s’hagi de posposar fins al desembre o el gener», va lamentar.

L’advocat va destacar que els agressors no van robar material de les obres ni es van emportar res de valor i, per això, l’empresa i els Mossos d’Esquadra han descartat el mòbil del robatori. Els portaveus de l’empresa tampoc consideren probable que l’atac fos obra de veïns de la Jonquera, l’ajuntament del qual, amb algunes associacions veïnals, s’ha manifestat en contra de l’obertura del bordell. Una tesi que comparteix l’alcalde de la localitat, Jordi Cabezas (CiU): «Tot el poble ja ha assumit que aquest prostíbul obrirà i, ara mateix, ens preocupa més la prostitució de carretera i als carrers que no pas l’obertura d’aquest club, que, al cap i a la fi, està en un polígon industrial situat a uns tres quilòmetres del poble», va recordar. El local està molt a prop d’altres bordells i, per tant, fonts de l’empresa no descarten que l’atac obeeixi a rivalitats del sector. «De moment hem augmentat la seguretat», van explicar.

CENT HABITACIONS / El macrobordell tindrà un centenar d’habitacions i un aforament per a més de 500 persones. El Tribunal Superior de Catalunya va obligar l’ajuntament a concedir-li la llicència d’activitat malgrat que el consistori va presentar un informe dels Mossos que en desaconsellava l’obertura.

http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/societat/20100831/uns-encaputxats-ataquen-macrobordell-jonquera/458825.shtml

Share

Desarticulado por primera vez un grupo de explotación sexual de hombres

les daban coca y viagra

Llegaban a España engañados de Brasil y ejercían en Barcelona y otras localidades

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado por primera vez en España una organización dedicada a la explotación sexual de hombres, a los que obligaban a trabajar en prostíbulos 24 horas al día suministrándoles cocaína, popper y Viagra. 

La red captaba a sus víctimas en Brasil y les facilitaba el billete de avión a España, que era comprado con tarjetas clonadas. Una vez en el país, el líder de la trama, con residencia en Palma de Mallorca, les distribuía por las diferentes casas de citas ubicadas en Palma, Barcelona, Madrid, Alicante y León. 

Para atraer a clientes, la red publicaba anuncios en la sección de contactos de varios periódicos y en diferentes páginas web en las que exhibían las fotografías de los chicos disponibles. 

Más de 4.000 euros en gastos 

Los hombres llegaban a España engañados en cuanto a las condiciones de trabajo que tendrían que realizar y sobre todo en relación a las cantidades económicas que tendrían que devolver a la organización en concepto de gastos de viaje. En un principio les informaban que solo harían frente al coste del billete, aunque en realidad les exigirían cantidades que en ocasiones superaban los 4.000 euros. 

Una vez en nuestro país, les facilitaban un teléfono de contacto del cabecilla de la organización, quien según las necesidades que tenía de hombres en las diferentes casas de citas, los iba mandando a una provincia o a otra. Finalmente él mismo los recibía en Palma de Mallorca, lugar donde tenía fijada su residencia. 

Ejercían 24 horas al día 

En los diferentes domicilios de la red en Palma debían ejercer la prostitución durante las 24 horas del día y entregar al dueño del piso o al encargado el 50% de las ganancias, además de 200 euros por el alojamiento y la manutención. 

Paralelamente, el líder de la red les exigía que satisficieran la deuda de 4.000 euros, en ocasiones en lugar de en efectivo mediante transferencias bancarias, por haber sido cedidos a otros explotadores para renovar así la ‘plantilla’. Si los hombres plantaban cara o causaban algún tipo de problema, los responsables recurrían a las amenazas, incluso de muerte. 

Anuncios en la prensa 

Para darse a conocer, la organización efectuaba acciones publicitarias a través de diferentes medios: anuncios en periódicos en la sección de contactos y también en diferentes páginas web, donde ‘colgaban’ las fotografías de los chicos disponibles. 

La investigación, que se inició el pasado mes de febrero, culminó con el despliegue de un operativo simultáneo para el arresto de los responsables de la red. Finalmente, fueron detenidas un total de 14 personas en Palma de Mallorca (8), León (3), Barcelona (1), Alicante (1) y Madrid(1). 

Además de los delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, relativos a la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y asociación ilícita; los máximos responsables proporcionaban droga y otras sustancias prohibidas (cocaína, marihuana, popper y Viagra) tanto a clientes como a las propias víctimas.

 http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20100831/desarticulado-por-primera-vez-grupo-explotacion-sexual-hombres/459010.shtml

Els donaven coca i viagra

Desarticulat per primera vegada un grup d’explotació sexual d’homes

Arribaven a Espanya enganyats del Brasil i exercien a Barcelona i altres localitats

Agents de la Policia Nacional han desarticulat per primera vegada a Espanya una organització dedicada a l’explotació sexual d’homes, als quals obligaven a treballar en prostíbuls 24 hores al dia subministrant-los cocaïna, popper i Viagra. 

La xarxa captava les seves víctimes al Brasil i els facilitava el bitllet d’avió a Espanya, que era comprat amb targetes clonades. Quan ja eren al país, el líder de la trama, amb residència a Palma de Mallorca, els distribuïa per les diferents cases de cites ubicades a Palma, Barcelona, Madrid, Alacant i Lleó. 

Per atraure clients, la xarxa publicava anuncis a la secció de contactes de diversos diaris i a diferents pàgines web en què exhibien les fotografies dels nois disponibles. 

Més de 4.000 euros en despeses 

Els homes arribaven a Espanya enganyats pel que fa a les condicions de feina que haurien de realitzar i sobretot en relació amb les quantitats econòmiques que haurien de tornar a l’organització en concepte de despeses de viatge. En un principi els informaven que només haurien de pagar el cost del bitllet, encara que en realitat els exigien quantitats que de vegades superaven els 4.000 euros. 

Un cop al nostre país, els proporcionaven un telèfon de contacte del capitost de l’organització, que, segons les necessitats que tenia d’homes en les diferents cases de cites, els anava enviant a una província o a una altra. Finalment ell mateix els rebia a Palma de Mallorca, el lloc on tenia fixada la seva residència. 

Exercien 24 hores al dia 

En els diferents domicilis de la xarxa a Palma havien d’exercir la prostitució durant les 24 hores del dia i entregar al propietari del pis o a l’encarregat el 50% dels guanys, a més de 200 euros per l’allotjament i la manutenció. 

Paral·lelament, el líder de la xarxa els exigia que satisfessin el deute de 4.000 euros, de vegades mitjançant transferències bancàries en lloc de fer-ho en efectiu, per haver estat cedits a altres explotadors per renovar així la ‘plantilla’. Si els homes plantaven cara o causaven algun tipus de problema, els responsables recorrien a les amenaces, fins i tot de mort. 

Anuncis a la premsa 

Per donar-se a conèixer, l’organització efectuava accions publicitàries a través de diferents mitjans: anuncis a diaris a la secció de contactes i també a diferents pàgines web, on penjaven les fotografies dels nois disponibles. 

La investigació, que es va iniciar al mes de febrer, va culminar amb el desplegament d’un operatiu simultani per a l’arrest dels responsables de la xarxa. Finalment, van ser detingudes un total de 14 persones a Palma de Mallorca (8), Lleó (3), Barcelona (1), Alacant (1) i Madrid (1). 

A més dels delictes contra els drets dels ciutadans estrangers, relatius a la prostitució, contra els drets dels treballadors i associació il·lícita, els màxims responsables proporcionaven droga i altres substàncies prohibides (cocaïna, marihuana, popper i Viagra) tant a clients com a les pròpies víctimes.

 http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/societat/20100831/desarticulada-per-primera-vegada-una-xarxa-que-prostituia-homes/459010.shtml

Share

Los hombres españoles dedicados a la prostitución se triplican por la crisis

Sigue siendo una actividad ejercida mayoritariamente por extranjeros, si bien han descendido los de origen no europeo

La cantidad de hombres que se dedica a la prostitución se mantiene estable, pero la proporción de españoles entre ellos se ha triplicado en los dos últimos años debido a la crisis, ha explicado Iván Zaro, coordinador de atención a Trabajadores Masculinos de Sexo de la Fundación Triángulo.

A pesar de ello, sigue siendo una actividad ejercida mayoritariamente por extranjeros (el 75 por ciento), si bien han descendido los de origen no europeo. Entre los españoles, algunos han vuelto a ejercerla y otros se han iniciado en ella.

Según Zaro, las redes de tráfico y explotación sexual de hombres, como la conocida hoy y desarticulada por la Policía, son algo «anecdótico», y sólo recuerda un caso anterior (2006) en Extremadura, en la operación «Amazonia». «La mayoría ejercen de forma autónoma y sin coacción (…) con quien quieren, cuando quieren y del modo que quieren -dice Zaro-, y muchos de ellos rechazan clientes cuando la situación económica se lo permite».

También es muy minoritaria la prostitución de menores, asegura por su experiencia, prácticamente inexistente y sólo en la calle. Una de las principales características de la prostitución masculina es el «estigma ligado a la homofobia», aunque la mayoría de ellos no son gais y pueden tener relaciones tanto con hombres como mujeres. Una investigación de este fenómeno en Madrid dirigida por Zaro en 2007 apuntaba que el 22,8 por ciento se declaraba homosexual, el 30,7 por ciento heterosexual y el 46,5 por ciento bisexual.

Entre otros datos aportados por Zaro, que es trabajador social, los hombres que reconocen que se prostituyen tienen una prevalencia de SIDA del 23 por ciento, frente tan sólo un 0,8 por ciento de las mujeres, mientras que el índice se dispara al 37 por ciento entre los transexuales.

Zaro explica que es complicado calcular cuántos ejercen la actividad y apunta que en Madrid capital serían más de un millar.

Tienen una edad media aproximada de 28 años y están en constante movimiento dentro de España y por Europa, especialmente en la prostitución de alto nivel, para evitar el efecto «cara quemada» al ser ya conocidos por la clientela y tener que competir con hombres nuevos.

También a diferencia de las mujeres, los varones ejercen durante menos tiempo (18-20 meses), y generalmente por necesidad económica o mantener un nivel alto de vida, aunque algunos se sienten realizados al atender a personas con discapacidades.

La prostitución masculina está desapareciendo en general de la calle, pues ahora opera principalmente a través internet, en pisos o «habitaciones por horas». En ciudades pequeñas es un fenómeno más «oculto» por discreción.

Algunos datos proceden del estudio citado de 2007, efectuado en calles, locales, saunas, pisos e internet, con cuestionarios, grupos de discusión y entrevistas en profundidad, y del trabajo semanal de campo en espacios de prostitución que realiza la Fundación. Ésta también actúa en Sevilla, Valladolid o Tenerife, y colabora con servicios sociales municipales, ONGS, CEAR y la Policía.

http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20100831/53992739327/los-hombres-espanoles-dedicados-a-la-prostitucion-se-triplican-por-la-crisis.html

Share

Reglar mal es no reglar nada

Una prostituta se calza antes de salir a bailar en un club de Torrefarrera.

Una prostituta se calza antes de salir a bailar en un club de Torrefarrera. RAMON GABRIEL

La fijación reglamentaria es propia de países cívicamente inmaduros. Un país cívicamente maduro es claro y, si cabe, drástico, en las necesarias leyes que a menudo son inevitables para que la vida cotidiana fluya con normalidad. Prohibido prohibir es un ideal estéticamente atractivo, pero en algunos casos, nocivo para la salud y la paz públicas.

El caso del tabaco en España es muy típico. No solo en Inglaterra y Estados Unidos, sino también en Francia e incluso en la propia Italia, sencillamente no se puede fumar en lugares públicos. La protección al fumador pasivo así lo aconseja. (El otro ya se apañará, sobre todo si colabora en el mantenimiento económico de la sanidad.) En España, no obstante, con una casuística jesuítica digna del siglo XVII, las condiciones por las que un restaurante o un café puede y no puede permitir fumar a sus clientes ha derivado en una situación barroca y absurda, que ahora el Gobierno empieza a pensar que habrá que enmendar, para entrar definitivamente en la civilización moderna europea; eso sí, con el habitual retraso hispánico crónico.

Eufemismo

Ahora quieren revisar el decreto del 2002 para endurecer las normas de los establecimientos donde se ejercen «actividades de naturaleza sexual», según el eufemismo que describe a los burdeles. Nuestros burdeles mejorarán las condiciones higiénicas, contarán con vigilantes adicionales (¿karatecas?) y no sé muy bien si las madames que los rigen deberán tener estudios de FP o de economía avanzada, o si a los empresarios se les subirán los impuestos. Este mismo periódico denunciaba ayer valientemente las trampas, pretextos y simulaciones que tenían que hacer ciertos establecimientos para disfrazarse de bares cuando, en realidad, eran after hours donde el jolgorio podía continuar el día siguiente a la noche pasada en la discoteca.

Quien gobierna desde una perspectiva civilizada -y hoy, naturalmente, progresista- no debe tener ningún miedo a que algunos confundan sus convicciones sobre los derechos de los ciudadanos y la necesaria permisividad y tolerancia con la mano firme que hay que tener en ciertas situaciones. No se entiende, por ejemplo, la prostitución que uno ve a diario por las carreteras. No se entienden los anuncios de señoritas exóticas o domésticas recién llegadas a los 18 años, es decir, a menudo reclutadas violentamente antes, cuando aún eran menores. (O es que los anunciantes tienen a nuestras autoridades por imbéciles?). Y estas cosas no las vamos a entender jamás hasta que los responsables políticos y los legisladores que hemos elegido no actúen con la rotundidad democrática que de ellos esperamos.

Insulto a la inteligencia

La eliminación de situaciones ambiguas es la única solución a esas costumbres que no permiten los reglamentos casuísticos que fomentan las argucias para violar la ley. Si perseguimos la droga como lo estamos haciendo fomentamos no solo la drogadicción, sino el gangsterismo internacional y el tráfico más indecente. Si creemos que reglamos a medias la prostitución, en realidad no la reglamos, sino que la fomentamos. Si permitmos afters que dicen que no son afters, pero que son afters, no solo insultamos nuestra más mínima inteligencia, sino la de miles y miles de jóvenes, supongo que en paro, porque quien va al after ni estudia (no puede) ni trabaja (¡tampoco puede!).

Señores legisladores: no es tan difícil. No sufran que no vamos a tomarlos por el gobernador de Arizona u otros enemigos de la decencia pública. Les apoyaremos. Pero, por favor, tengan el coraje de evitar la turbia tendencia a crear un entramado de excepciones, calificaciones y condicionantes que incluso el más tonto sabrá lidiar. Hablando de torear. Esto, menos mal, lo han hecho bien. Ánimo, pues, representantes del pueblo.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20100831/reglar-mal-reglar-nada/458833.shtml

Reforma polèmica | l’opinió | anàlisi

Reglar malament és no reglar res

La dèria reglamentària és pròpia de països cívicament immadurs. Un país cívicament madur és clar i, si cal, dràstic, en les necessàries lleis que sovint són inevitables perquè la vida quotidiana rutlli amb normalitat. Prohibit prohibir és un ideal estèticament atractiu, però en alguns casos, nociu per a la salut i la pau públiques.

El cas del tabac a Espanya és ben típic. No només a Anglaterra i als Estats Units sinó també a França i fins i tot a la mateixa Itàlia senzillament no és pot fumar als llocs públics. La protecció al fumador passiu ho aconsella. (L’altre ja s’ho farà, sobretot si col·labora en el manteniment econòmic de la sanitat.) A Espanya en canvi, amb una casuística jesuítica digna del segle XVII, les condicions per les quals un restaurant o un cafè pot i no pot permetre fumar als seus clients ha derivat en una situació barroca i absurda, que ara el Govern comença a pensar que caldrà esmenar per entrar del tot en la civilització moderna europea, això sí, amb el retard hispànic crònic molt típic.

Eufemisme

Ara volen revisar el decret de l’any 2002 per endurir les normes dels establiments on s’exerceixen «activitats de naturalesa sexual», segons l’eufemisme que descriu els bordells. Els nostres bordells milloraran les condicions higièniques, gaudiran de vigilants addicionals (¿karatekes?) i no sé ben bé si les madames que els regeixen hauran de tenir a partir d’ara estudis de FP o d’economia avançada, o si als empresaris se’ls apujaran els impostos. Aquest mateix diari denunciava valentment ahir les trampes, els pretextos i les simulacions que havien de fer certs establiments per disfressar-se de bars quan en realitat eren after hours on la xerinola podia continuar durant l’endemà de la nit passada a la discoteca.

Qui governa des d’una perspectiva civilitzada -i avui, naturalment, progressista- no ha de tenir cap por que alguns confonguin les seves conviccions sobre els drets dels ciutadans i la necessària permissivitat i tolerància amb la mà ferma que cal tenir en certes situacions. No s’entén, per exemple, la prostitució que tothom veu a les carreteres, cada dia. No s’entenen els anuncis de senyo-

retes exòtiques o casolanes tot just arribades als 18 anys, és a dir, sovint reclutades amb violència abans, quan encara eren menors. (¿O és que els anunciants prenen les nostres autoritats per imbècils?) I aquestes coses no les entendrem mai fins que els responsables polítics i els legisladors que hem elegit no actuïn amb la fermesa democràtica que n’esperem.

Insult a la intel·ligència

L’eliminació de situacions ambigües és l’única solució a aquells costums que no permeten els reglaments casuístics que fomenten els estratagemes per tal de violar la llei. Si perseguim la droga de la manera que ho estem fent actualment fomentem no només la drogoaddicció sinó també el gangsterisme internacional i el tràfic més indecent. Si ens pensem que reglem a mitges la prostitució, en realitat no la reglem, sinó que la fomentem. Si permetem els after hours, que diuen que no són afters però que sí que són afters, no solament insultem la nostra més mínima intel·ligència, sinó també la de milers i milers de joves -que suposo que estan a l’atur, perquè aquells que van a l’after ni estudien (no poden) ni treballen (¡tampoc poden!).

Senyors legisladors. No és tan difícil. No pateixin que no els confondrem amb el governador d’Arizona ni tampoc amb altres enemics de la decència pública. Els recolzarem. Però tinguin, sisplau, el coratge d’evitar la tèrbola tendència a crear una teranyina d’excepcions, qualificacions i condicionants que fins i tot el més ximple sabrà torejar. Parlant de toros. Això, encara sort, ho heu fet bé. Ànim, doncs, representants del poble.

http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/societat/20100831/reglar-malament-reglar-res/458833.shtml

Share

Un reglamento para la convivencia

El reglamento que hoy tiene previsto aprobar el Consell Executiu de la Generalitat en relación con los espectáculos públicos está estructurado en torno a dos ejes que no siempre confluyen: la libertad y la seguridad. Dos valores que una sociedad moderna como Catalunya coloca entre los prioritarios y por cuyo equilibrio se propone velar la citada norma, que desarrolla una ley aprobada hace un año.

Una de las actividades afectadas por el reglamento que es un buen ejemplo de esa compleja ecuación es la de los after hours, que hasta ahora se han movido en la más completa alegalidad pero que cuentan con un volumen de público no despreciable. La normativa de la Generalitat les da por vez primera carta de naturaleza, pero al mismo tiempo les impone unas condiciones que cabe considerar sensatas: estar situados a un mínimo de 500 metros de cualquier zona residencial, disponer de vigilantes de seguridad privada, porteros que controlen el acceso, servicios de asistencia sanitaria y un aparcamiento propio. No será fácil que todos los locales del sector puedan cumplir estos requisitos, pero, como en tantas otras actividades, los que demuestren más profesionalidad y capacidad de adaptación a las exigencias administrativas saldrán reforzados.

Lo mismo cabe decir de las discotecas para adolescentes, que estarán vetadas a personas de más edad, y a la obligada presencia de cámaras o sensores para controlar que no se sobrepasen los aforos, un factor de riesgo demasiado frecuente en muchos locales de ocio y entretenimiento. Y quizá aún más importante será que los porteros de discotecas deban pasar un curso de formación y un test psicotécnico por parte de la Generalitat. También en los locales donde se ejerza la prostitución deberá haber un vigilante privado de seguridad por cada 50 clientes.

Junto a una mayor exigencia de seguridad, el reglamento de espectáculos debe ser una herramienta que permita conciliar mejor el derecho individual a la diversión y el derecho colectivo al descanso. En una sociedad donde el yo ha adquirido una importancia creciente y lo común muchas veces no se valora debidamente, que una norma se proponga reforzar los intereses generales es una buena noticia.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/20100831/reglamento-para-convivencia/458552.shtml

Un reglament per a la convivència

El reglament que avui té previst aprovar el Consell Executiu de la Generalitat en relació amb els espectacles públics està estructurat al voltant de dos eixos que no sempre conflueixen: la llibertat i la seguretat. Dos valors que una societat moderna com Catalunya col·loca entre els prioritaris i per l’equilibri dels quals es proposa vetllar la citada norma, que desenvolupa una llei aprovada fa un any.

Una de les activitats afectades pel reglament que és un bon exemple d’aquesta complexa equació és la dels after hours, que fins ara s’han mogut en la més completa alegalitat però que compten amb un volum de públic gens menyspreable. La normativa de la Generalitat els dóna per primera vegada carta de naturalesa, però al mateix temps els imposa unes condicions que es poden considerar sensates: estar situats a un mínim de 500 metres de qualsevol zona residencial, disposar de vigilants de seguretat privada, porters que en controlin l’accés, serveis d’assistència sanitària i un aparcament propi. No serà fàcil que tots els locals del sector puguin complir aquests requisits, però, com en tantes altres activitats, els que demostrin més professionalitat i capacitat d’adaptació a les exigències administratives en sortiran reforçats.

El mateix es pot dir de les discoteques per a adolescents, que estaran vetades a persones de més edat, i a l’obligada presència de càmeres o sensors per controlar que no siguin sobrepassats els aforaments, un factor de risc massa freqüent en molts locals d’oci i entreteniment. I potser

encara més important serà que els porters de discoteques hagin de passar un curs de formació i un test psicotècnic que establirà la Generalitat. També en els locals on s’exerceixi la prostitució hi haurà d’haver un vigilant privat de seguretat per cada 50 clients.

Juntament amb una exigència més gran de seguretat, el reglament d’espectacles ha de ser una eina que permeti conciliar millor el dret individual a la diversió i el dret col·lectiu al descans. En una societat on el jo ha adquirit una importància creixent i on el comú moltes vegades no es valora com cal, que una norma es proposi reforçar els interessos generals és una bona notícia.

http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/opinio/20100831/reglament-per-convivencia/458552.shtml

Share

El Govern elimina el control médico a las prostitutas para evitar que no usar condón sea reclamo

Barcelona. (Agencias).- Las prostitutas que ejercen en burdeles de Catalunya ya no estarán obligadas a pasar un control sanitario preventivo, según ha acordado la Generalitat, que de esta forma quiere evitar que este requisito, vigente desde el año 2002, sea utilizado como reclamo para que los clientes no usen condón.

La eliminación de esta obligación figura en el reglamento de la Ley de Espectáculos que ha aprobado hoy el gobierno catalán, que mantiene todos los otros puntos de la normativa aprobada en 2002 por el anterior ejecutivo de CiU. De esta forma, se mantiene la obligación de cumplir con las condiciones de higiene y salubridad de los locales establecidas en 2002, como por ejemplo que deberían tener habitación, baño, ducha, bidé y ventilación, así como disponer de preservativos homologados.

El único punto de este antiguo decreto que ahora no se mantiene es la existencia de un control sanitario preventivo de las prostitutas, ya que, según el departamento Interior, este requisito se utilizaba a la práctica como reclamo y como argumento para evitar el uso de las medidas de protección por parte de los clientes.

Regula los after hours

El nuevo reglamento aprobado hoy también regula por primera vez en Catalunya los after hours, que deberán tener zona de aparcamiento propio y estar alejados al menos 500 metros de zonas urbanizadas, centros educativos, bibliotecas y centros de culto.

La normativa establece que los ayuntamientos de mas de 50.000 habitantes podrán autorizar este tipo de establecimientos, que estarán vetados a los menores y tendrán que tener en todo momento vigilantes de seguridad y personal de control de acceso -dependiendo del aforo- y disponer de servicios de asistencia sanitaria.

El reglamento prevé además el decomiso urgente del material musical utilizado en fiestas rave.

Respecto a las discotecas, obliga a tener sistemas de control del aforo en función de su tamaño, de forma que en los locales donde se permite la entrada de más de 501 personas se tendrá que controlar con sensores.

Discotecas de juventud

Además, regula por primera vez las discotecas de juventud, en las que tan sólo podrán entrar menores de edad, a los que no se podrán vender ni exponer bebidas alcohólicas y tabaco.

El secretario general de la Federació catalana d’activitats recreatives musicals (Fecasarm), Joaquim Boadas, ha declarado a Europa Press que la distancia de 500 metros tendrá como excepción una reducción a 200 metros en caso de que se acrediten ciertas medidas, entre las que se cuentan las de aislamiento acústico.

http://www.lavanguardia.es/ciudadanos/noticias/20100831/53992288708/el-govern-elimina-el-control-medico-a-las-prostitutas-para-evitar-que-no-usar-condon-sea-reclamo.html

Share

Una «prostituta» que «merece morir»

El diario iraní Kayhan, que atacó a Carla Bruni por apoyar a una mujer condenada a ser lapidada, le desea ahora la muerte

Carla Bruni.

Carla Bruni.AFP PHOTO / POOL / PHILIPPE WOJAZER

El diario iraní Kayhan, que en un artículo publicado este sábado llamaba «prostituta» a Carla Bruni, esposa del presidente de Francia, ha vuelto a la carga contra la mujer de Sarkozy. Esta vez, el periódico dirigido por el ayatolá Ali Jamenei, asegura que Bruni «merece morir».

El nuevo artículo critica «las relaciones ilícitas con varias personas» de la actriz francesa y la culpa del divorcio entre Sarkozy y su ex mujer. «Si se estudia el pasado de Carla Bruni se ve la razón por la que esta mujer inmoral respalda a una mujer iraní que ha sido condenada a muerte por cometer adulterio y ser cómplice del asesinato de su marido y, de hecho, ella misma merece morir», asegura en sus páginas. 

La razón de este doble ataque fue una carta de respaldo a Sakineh Mohamadi Ashtiani, la mujer iraní condenada a ser lapidada por adulterio. «¿Derramar su sangre, privar a sus hijos de una madre? ¿Por qué? ¿Porque has vivido, porque has amado, porque eres una mujer, una iraní?», se preguntaba Bruni. 

Fue entonces cuando Kayhan calificó de «prostituta» a Carla Bruni, algo que no ha gustado a las autoridades de Irán. El portavoz del Ministerio de Exteriores , Ramin Mehmanparast, pidió a los medios usar un lenguaje más moderado. «Insultar a las autoridades de otros países y usar palabras inapropiadas es algo que no acepta la República Islámica de Irán», aseguró.

http://www.publico.es/internacional/334371/prostituta/merece/morir

Francia tacha de «inaceptables» los insultos de un diario iraní a Carla Bruni

a primera dama de Francia, Carla Bruni-Sarkozy, participa en el lanzamiento de 'Nacido sin sida', la campaña del Fondo Mundial para la lucha contra esta enfermedad que busca erradicar la transmisión materna del VIH en el año 2015 en París, Francia, hoy, miércoles 19 de mayo de 2010

a primera dama de Francia, Carla Bruni-Sarkozy, participa en el lanzamiento de ‘Nacido sin sida’, la campaña del Fondo Mundial para la lucha contra esta enfermedad que busca erradicar la transmisión materna del VIH en el año 2015 en París, Francia, hoy, miércoles 19 de mayo de 2010 /   Efe / Lucas Dolega
El Gobierno francés calificó hoy de «inaceptables» los insultos lanzados por un diario iraní y difundidos en varias páginas de internet contra la primera dama francesa, Carla Bruni-Sarkozy, a la que llamaron «prostituta».

Francia ha comunicado a las autoridades de Teherán que «las injurias proferidas por el diario ‘Kayhan’ y recogidas por sitios de internet iraníes hacia varias personalidades francesas, incluida la señora Carla Bruni-Sarkozy eran inaceptables», declaró hoy a la prensa el portavoz del ministerio galo de Exteriores, Bernard Valero.

Es un mensaje que París ha hecho llegar a Teherán por las «vías diplomáticas habituales», añadió. Fue este martes cuando el periódico conservador iraní calificó de «prostituta» a la esposa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en una información en la que añadía que su estilo de vida le hace merecer la misma suerte que la mujer condenada en Irán a ser lapidada por adulterio.

Asimismo, la culpaba del divorcio de Sarkozy de su segunda esposa. Carla Bruni había escrito una carta en la que pedía a las autoridades iraníes que indultasen a Sakineh Mohammadi Ashtiani, condenada a morir por lapidación.

http://www.lavanguardia.es/internacional/noticias/20100831/53992701028/francia-tacha-de-inaceptables-los-insultos-de-un-diario-irani-a-carla-bruni.html

Share