Un diputado inglés descubre que su esposa es prostituta

Un periodista del «Sunday Mirror» desvela que la pareja del conservador Mike Weatherley trabaja en de Londres

Un diputado inglés descubre que su esposa es prostituta

Carla es brasileña y conoció en Río al parlamentario inglés

El diputado conservador británico Mike Weatherley se enteró el domingo por la prensa que su mujer, Carla, es prostituta en ejercicio. Él reconoció que la noticia ha sido un auténtico golpe, y que aunque están separados desde febrero tienen buena relación y no sospechaba nada.

La historia es, más o menos, esta: hace diez años, Mike Weatherley, divorciado dos veces y padre de tres hijos, era un político tory que adoraba Brasil, adonde acudía en vacaciones. En una fiesta en Río de Janeiro conoció a Carla, una prostituta con la que empezó una relación y de la que, al parecer, desconocía su profesión. Al poco tiempo, Weatherley le compró un piso en la playa de Copacabana pero, finalmente, decidió llevársela a Inglaterra. En el 2003 se casaron en Brighton y vivieron juntos hasta que en el 2006 ella se fue a Brasil; en ese momento dijeron que ambos eran muy temperamentales. El pasado mes de octubre, Weatherley la reclamó de nuevo. En febrero, cuando el parlamentario estaba inmerso en plena campaña electoral, Carla volvió a la industria del . Según él dice ahora, ellos se separaron entonces.

El periodista que hizo de gancho se vio con ella en un salón de masaje al sur de Londres, aunque apunta que Carla -Bea como nombre profesional- trabajaba en dos burdeles más.

Allí, mientras sonreía con una escueta lencería rosa y un lazo en el pelo, ella dio al reportero el listado de precios: 30 libras por una masturbación, 40 por sexo oral con preservativo seguido por una penetración y 70 por sexo oral sin condón seguido por una penetración.

http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2010/09/07/0003_8710918.htm

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario