De chica quería ser puta: libritos y librotes

putaespecial

En México está de moda, desde que la globalización y la democracia entraron en el país por completo, hablar del cambio generacional de escritores, intelectuales, analistas, etcétera, que se está viviendo en todos lados de nuestra nación.

Las nuevas plumas atraen por los nuevos temas que abordan y la manera en que lo hacen. Elena Sevilla, es una de estas jóvenes escritoras mexicanas que lleva tiempo vendiendo bastantes libros por sus novelas un tanto autobiográficas, diría Marta Lamas.

Hace tiempo, Ciro Gómez Leyva comentaba en su programa de radio que un transporte de limpia se había caído del segundo piso del periférico de la ciudad de México. Comentaba en el programa radiofónico que hace unos meses habían leído en una novela la narración de la caída de un vehículo del segundo piso. Coincidencia o no, Elena Sevilla tuvo que ir al programa a hablar de cómo se le había ocurrido la idea del accidente del segundo piso, no pudo revelar detalles porque era parte del final de una de sus novelas.

En la redacción de ADNsureste nos dimos a la tarea de conseguir el libro que narra la caída del auto del segundo piso, no obtuvimos buenos resultados… pero sí una magnífica novela en la editorial axial titulada “De chica quería ser ”. Vaya título, vaya novela. Es meterse en los vericuetos de una mujer que ha bajado niña de la Sierra Potosina a la Ciudad de México con una madre que nunca tuvo marido porque jugó el rol de amante de pueblo y que en la urbe será sirvienta.

La niña pasará no solo penumbras económicas, sino también será presa de la ignorancia para enfrentar los cambios hormonales en su cuerpo, pensando que la llegada de la regla o menstruación es un castigo de Dios por jugar a hacer bebés con su amiga de infancia. Aunque, recuerda que siempre que jugaban a hacer bebés cerraban bien las ventanas para que dios no se diera cuenta y las castigara. Porque, para estas niñas, los bebés se mandaban a pedir cuando un hombre y una mujer desnuda se dan un fuerte abrazo, Dios los ve y le avisa a la cigüeña a quién le tiene que entregar el producto del abrazo.

Después de años, la protagonista llega a un status económico clasemediero, se vuelve una profesionista joven y atractiva que busca un nuevo hogar, un edificio donde las mujeres son mayoría y en el que el glamour, el qué dirán, la ropa de moda y la religión son la máscara de un mundo que alberga desasosiego, , lujuria y crimen. Desde ese departamento, Elena Sevilla se convierte en la narradora con voz fresca, inteligente y rebelde. Esta historia nos revela algunas facetas del género femenino y uno de sus secretos mejor guardados: sentirse deseadas.

De chica quería ser puta, una novela para las mujeres desde las mujeres, que cualquier hombre puede leer. Al fin, hay mucho deseo con el puro título.

http://www.adnsureste.info/index.php?option=com_content&view=article&id=19077:de-chica-queria-ser-puta-libritos-y-librotes-1900-h&catid=37:arte-y-cultura&Itemid=55

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario