Manual para fingir orgasmos

“Yo soy una actriz, y no es que me guste, pero ya me acostumbré. Diez años de casada, aburrida de mi matrimonio, harta de la misma situación, de la misma pose, de la misma cara… A estas alturas, yo finjo porque es la mejor manera de sacarme a mi marido de encima. Lo adoro, le soy fiel. Sin embargo, te aseguro que cuando el es malo, lo único que te queda es hacerle creer que todo marcha bien, que una está muy feliz, que una goza”.
Inés, 36 años, mamá de una niña de cinco años.

“No me gusta fingir, no me siento bien. ¿Por qué lo hago? Porque el sexo se me hace aburrido, tedioso, insoportable… Mi marido es un buen tipo. No obstante, creo que en la cama no nos llevamos bien. Él es muy exigente y fogoso, y yo, la verdad, creo que no soy muy afanosa con ese tema. Así que hago como en las películas, ya te imaginas. Sí: gemidos y caras”.
Cecilia, 33 años, cinco años de casada y todavía no tiene bebés.

“Mi marido es un egoísta y un desgraciado. Yo no sé si piensa que soy una , una muñeca inflable o un mueble que no siente. Quiere hacer conmigo una serie de cosas horribles. Para que se me quite de encima, finjo. Y no tengo cargo de conciencia. Es la mejor forma de llevar la fiesta en paz”.
Azucena, 30 años, tres años de casada y una bebé de un año.

“Yo tengo un problema: no llego al orgasmo por más que lo intente. Y para no hacer infeliz a mi pareja, finjo. Él no se da cuenta. Y mejor así. Lo importante es que nos queremos. No me siento frustrada. Solo soy así, y trato de hacer que él la pase bien. Eso es lo más importante para mí. Lo amo. No me cuesta hacerlo. A veces tengo algo de culpa, pero me reconforta saber que él se siente lo máximo”.
Alejandra, 29 años. Tres años de convivencia con su novio.

EN EL DRAMA, HERMANAS. Al menos el 40% de las latinas tiene orgasmos “regularmente” al mantener , de acuerdo con una encuesta a 13,349 mujeres realizada por GDA entre junio y agosto de 2010.

El 54% de féminas declaró haber simulado “a veces” un orgasmo ante su pareja. Se trata de mujeres de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

Hace muy poco, una investigación en España reveló que una de cada tres mujeres de ese país reconocía que era necesario fingir “a veces” en la cama.

La mujer que lo hace se miente a sí misma y no disfruta. Él puede ser engañado, pero la peor parte se la lleva ella, ajena al verdadero placer.

¿Por qué lo hacen? Porque no conocen su cuerpo y no saben llegar al orgasmo; porque temen disfrutar del sexo; porque sienten que las relaciones son una obligación; porque tienen algún problema de salud al que todavía no le han prestado atención; porque no aman ni desean a la pareja, pero están decididas a mantener la relación como sea.

Y la lista de razones sería interminable, vamos al titular de esta columna.

MANUAL PARA SIMULAR EL GOCE (NO RECOMENDABLE). Las féminas aquí citadas, lectoras devotas de esta columna, me ayudaron a elaborar un manual del falso orgasmo. No lo recomiendo, pero vale la pena tenerlo en cuenta pues podría ayudar a detectar impostoras.

– Cierra los ojos y apriétalos ocasionalmente.

– Gime, pero no exageres. En algunos momentos ‘pico’ –cuando él se emociona más– incrementa el tono.

– Jadea con ritmo. No intentes imitar a las actrices , sé tú misma. No parezcas asmática sino una mujer que está sintiendo.

– Suelta alguna palabrota cuando veas que él está al borde de la locura. El clásico ‘Shit’ no tiene mucho éxito. Es tan bobo como el “Oh my God”, sobre todo si lo dices en inglés.

– Pon tensos los dedos de los pies. Ellos siempre creen que es una señal de que ya llegaste.

– Muerde la almohada o las sábanas.

– Muerde tus labios.

– No te seques el sudor (aunque no estés sintiendo gran cosa, lo cierto es que algo sudarás. Es mejor que él te sienta así).

– No dejes de lubricar (fantasea con algo que te mantenga en ese estado o, en algún instante de distracción, moja tu vagina con saliva).

– Toma con fuerza las sábanas.

– Clava tus uñas en su espalda.

– Muérdele el cuello (suavemente).

– Tensa tu vagina (un par de apretones le harán saber que estás al borde).

– Luego del ‘orgasmo’ aparenta que eres la más feliz del mundo.

– Intenta dormir… exhausta.

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

8 comentarios

  1. Haciendo de Pepito Grillo, esta falta de comunicación en la pareja y por las que las mujeres simulan sus orgasmos no va en contra de ellas????
    A mi me dijeron una vez que mejor una vez «colorao» que cien amarillo, si la relación con tu pareja transcurre por cauces normales no sería más sencillo decirle: «Querido ponte las pilas que mi aparato de plástico me da más placer que tu» -variantes de esta frase hay infinitas-, no se, yo veo un poco de conformismo en esas mismas mujeres que simulan pero no ponen medios para que su vida sexual mejore.
    Y ahora me pongo en pompa para recibir las patadas en el culo que me vais a dar.

  2. Particularmente, estoy de acuerdo contigo…hoy.
    Ayer, mientras duró mi matrimonio, yo misma hacía cómo que me gustaba mucho y así acabar antes. Luego, simplemente, cerré las piernas.
    Cuando la mujer deja de sentir deseo sexual por su marido, la gran mayoría de veces, la razón hay que buscarla en su propia relación de pareja.
    Y cuando la relación no funciona, la comunicación se torna inexistente.
    No hay ganas de hablar de sexo porque, son muchos otros los problemas que ocasionan que tus ganas se hayan esfumado.

  3. «Pon tensos los dedos de los pies. Ellos siempre creen que es una señal de que ya llegaste».
    Que una alma caritativa me explique como mientras estoy follando puedo ver o sentir los dedos de los pies de mi pareja.
    Me temo que si me tengo que fijar en eso… el polvo está resultando una m…

  4. uno_mas, hay otras manera de conseguir que una mujer tenga un orgasmo, además de follándosela. A ver si a estas alturas, voy a tener que montar unos cursos…

  5. Cuenta desde ya con un alumno. Jeje
    Pero no respondes a mi pregunta.

  6. Sí lo he hecho.
    Ays Dios, además tendré que montar otro cursillo sobre, comprensión de texto. Este invierno, me voy a forrar contigo! jajajaja

  7. Bien yupii, Paula de seño y nosotros de estudiantes díscolos.
    Ains perdón que pierdo la compostura.
    ¿Habrá recuperación de materias o se evaluará como se hace con los niños de ahora, qué pasan curso sin haber aprobado la materia?
    Feliz fin de semana y puente (para el que lo tengo).

  8. “Pon tensos los dedos de los pies. Ellos siempre creen que es una señal de que ya llegaste.”

    Me gustaría preguntar si en el caso de que no solo sucede eso sino que, además, a ella le da un calambrazo en plena la pierna que la deja medio coja para toda la sesión ¿significa que soy un súper macho conseguidor de orgasmos siderales femeninos? o más bien ¿debo evitar apoyar el yunque pilón y la motosierra enchufada en las piernas de ella cuando realizo sesiones sado?

    Gritar siempre gritan, pero no sé si es por un orgasmo. Eso sí, abren los ojos como platos.

Deja un comentario