Jornadas Sobre Prostitución. Ponencia de PaulaVip

Aún con la maleta por deshacer, os dejo la copia de la ponencia que di el sábado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid en el marco de las Jornadas Sobre Prostitución, cuyo título era “Y ahora las Trabajadoras del …” que organizó el Colectivo .


Quiero comenzar agradeciendo al Colectivo Hetaira su invitación a estas Jornadas.

Estupendas profesionales, colaboracionistas incansables, rebeldes, por desgracia, con causa, corredoras de fondo y buenas. Porque gente buena, ya queda poca y parece cursi decir de alguien que es “bueno”. Pues ellas, lo son. Por su altruismo, por su generosidad, por su buen hacer como profesionales en los diferentes ámbitos que cada una de ellas, abarca, por su dedicación, por su entrega, por su paciencia y su tesón.

¡Gracias Hetairas!

Pese a mi corta trayectoria como profesional del , creo que puedo ofreceros un testimonio y unos puntos de vista tan verdaderos, como solapados.

Cierto es que, si el tiempo ha sido relativamente breve, ha pasado muy deprisa y sin duda alguna siempre he gustado de aprender escuchando y leyendo a quienes más saben. No ha sido tiempo desaprovechado en absoluto. Y desde ese punto os aportaré mi granito de arena con respecto a ese gran desconocido. El cliente de la prostitución.

El Hombre del saco, el Demonio de Cuernos Afilados y larga cola acabada en una punta de flecha…¡para clavarla mejor!

Hay sectores profesionales más expuestos a la luz y de los que sabemos, o creemos saber, mucho. Nos gusta y satisface pensar que, sabemos de todo. Nos hace sentir mejor. A fin de cuentas, estamos y vivimos en plena era de la Sociedad de la Información.  Aunque, en muchos casos se doblega ante la información manejada, hilvanada, descafeinada o inflada, según convenga a quién paga. Poderoso caballero…a fin de cuentas.

Y en este caso,  la supuesta información, pasa a ser Desinformación. En mayúsculas y con todas y cada una de las letras. Sin miedo alguno a llamar a las cosas por su nombre.

Todos hemos visto a esos clientes de la prostitución en la pequeña pantalla en series de televisión, y en el cine, tanto a nivel nacional como internacional y su perfil es siempre el mismo. Son Sucios, desaliñados, alcohólicos, drogadictos, maltratadores, gente de mal vivir y otras perlas de parecido semejante.

Y de esa manera, nada velada, se imprime en nuestro cerebro una imagen muy determinada, de quién y cómo, es el cliente de la prostitución.

Y con esa imagen implantada en mi propio cerebro, me lancé al mundo de la prostitución como profesional. Y como profesional, tras cuatro años y medio de ejercicio, puedo decir que, mis clientes están total y completamente alejados de ese estereotipo que nos venden de manera incondicional y repetitiva.

Son hombres, en su mayoría de mediana edad, tan respetables como mínimo, como aquellos que no son clientes del sexo de pago.  De hecho, no habría manera de distinguirlos de ningún otro caballero.

No destacan por nada que no sea su educación y el saber estar de cualquier otro señor.  En ningún caso son hombres desaliñados, ni sucios, ni adictos. Son maridos y padres de familia.

El vecino del quinto, el padre de ese niño que comparte clase con el nuestro, el jefe de nuestra sección, el director de la oficina bancaria, o el tendero de la esquina. Hombres como los que nos rodean a diario. Nuestros clientes, con mayor o menor poder adquisitivo, son los mismos hombres con los que ustedes tratan a diario. Hombres. Sin más.

Es difícil zafarse de aquellas imágenes que, escena a escena, anuncio a anuncio, indocumental tras indocumental, se implantan en nuestro cerebro. Para mí también lo era. La misma que pueda tener cualquier otra persona sometida a los medios.

Pero la realidad, es lo que tiene, suele imponerse. Para bien o para mal. Desde luego, me sé y lo digo, una privilegiada. Con todo aquello que comporta de sacrificio y de recompensa. Porque los privilegios también requieren esfuerzos.  Y los esfuerzos, otros más elaborados. Cuanto más ascendemos, más probabilidades hay, de caer y lógicamente,  desde más arriba.

Por eso, cuando tomas conciencia de tu posición, es cuando puedes y debes dar la versión de cómo son las cosas y cómo ocurren para que nadie se lleve a engaño. Los que deseen permanecer engañados, será por su propia ceguera y obcecación, porque es el deseo de todas nosotras, plasmar la realidad del día a día. De lo cotidiano, de lo habitual. De un trabajo. El nuestro. Profesionales del sexo de pago. Prostitutas. . Nosotras.

Desde luego no quiero desde aquí, dar a entender que, el cliente del sexo de pago es alguien descontextualizado. Es decir, tenemos clientes variopintos  porque variopinta es la sociedad.

Si hay hombres encantadores, educados, tiernos, atentos y serviciales, es obvio que nuestros clientes nos llenarán de encanto, nos tratarán con educación y ternura y sus atenciones nos harán sentir muy cómodas.

Desgraciadamente, la sociedad también pare otro tipo de individuos de costumbres más insanas y de cierto peligro.

Maltratadores, violadores, hombres agresivos, sádicos, también pululan a nuestro alrededor. Si una es agredida, no lo es por un cliente del sexo de pago, si no por uno de los muchos elementos de esta sociedad. La nuestra. Intentar siempre, noticia tras noticia, esconder que, tras una agresión a una compañera no hay un cliente de sexo de pago, si no un individuo perteneciente a la misma sociedad que el resto de los ciudadanos, es una inmoralidad, carente de  sensibilidad hacia la mujer agredida,- que antes que es mujer, no hay que olvidarlo- y es una falacia que se vierte sin miramientos y que causa grandes daños a un colectivo de profesionales. Mujeres como las demás, y  con los mismos derechos a ser tratadas con dignidad.  Por las que hay que sentir un sentimiento de solidaridad por cada agresión que sufren.

En lugar de eso, desde instituciones y prensa, la más de la veces se pretende dar una imagen de que, estos hechos ocurren porque, el cliente del sexo de pago es agresivo, maltratador, violador y sádico.  En modo alguno, vamos a callar ante semejante atropello a la dignidad de las mujeres que los sufren, cuanto menos si son compañeras de profesión. No es posible que, se consienta y es más, se aliente desde estamentos públicos, políticos, que pagamos entre todos,-porque nosotras también contribuimos con nuestro dinero-, a crear la falsa sensación de que, el cliente agresivo lo es, por ser cliente y no por ser un miembro de la sociedad con una, o varias, patologías psicológicas graves.

Es una lástima que, con cada noticia se aproveche el morbo y el tirón de la prostitución para usar las palabra, prostituta, prostitución, burdel, explotación, trata, inmigración, detención y drogas.

Son recurrentes, lo sé y así lo entiendo. Y es porque, lo entiendo por lo que me produce más indignación. A poco que, queramos darnos cuenta del tirón que supone para las ventas, el uso de determinadas palabras en un titular, comprendemos por qué se nos usa para vender periódicos, programas de tv, reportajes, documentales, cortos y películas.  Sin olvidarnos del ya tan manido, hacendoso y ahora ya defenestrado, Ministerio de Igualdad.

Pero nosotras, mujeres como el resto, no estamos por la labor de ser vendidas para el lucro de otros, sean éstos dependientes de empresas públicas o privadas.

¿Acaso no se dan cuenta de que, al atacar a nuestros clientes, nos causan un daño en nuestra imagen también? No voy a entrar a debatir aquí si la nuestra es o no, una profesión digna, que ese tema lo tratarán compañeras mías que poseen más y mejor formación e información al respecto.

Pero si tratan a un cliente mío, sin merecerlo de manera despectiva y dándole un trato vejatorio y desconsiderado, también me lo están infringiendo a mí.  Si se le trata de delincuente, a mí se me criminaliza. Si se le trata de maltratador, a mí se me maltrata al considerarme víctima de algo que no padezco. Al igual que ocurre si se le tacha de violador o persona agresiva.  No soy una víctima, por el hecho de ser .

No lo soy. Y no quiero que nadie venga a salvarme, porque nada me ocurre. Aquello que, de bueno y malo, tiene esta profesión  no dista de aquello, bueno y malo qué le ocurre a ustedes en las suyas. ¿Hablamos claro? Hablemos claro, pero además, vamos a pedir un esfuerzo adicional esta vez que es más importante que hablar y es el hecho de ser escuchadas.

Oídas y escuchadas, porque no hay otro modo de que se nos pueda comprender. No vamos a seguir permitiendo que, otras personas ajenas a nuestra profesión, que sólo la conocen a través de leer tratados y estudios publicados por terceros, que  pasan su tiempo libre en estos menesteres hasta que encuentran la manera de  convertirlo en lucrativo para ellas, haciendo lo posible y lo imposible por, explicarle a todo el mundo quiénes somos, cómo somos malogradas y de qué modo y manera se nos compra, no vamos a seguir permitiendo –decía- que, usen sus malsanas intenciones de lucro para desacreditarnos y ningunearnos.

Esa manera de hacer las cosas ha llegado a su fin. Tenemos voz propia y sabemos usarla. Somos capaces, estamos preparadas y  tenemos un equipo fuerte al frente que, sí sabe y conoce los entresijos de nuestra profesión desde sus más internos e íntimos recovecos. Ni estamos solas ni estamos desunidas que, es otra de las grandes mentiras que, gustan de usarse.

Estamos atónitas frente a noticias que se titulan como estos:

“Esloganes Contra la Prostitución”.

“Cuando Compras Una Mujer, Fomentas Su Venta”,

O

Tú dinero hace mucho daño. Porque tú pagas, existe la prostitución.

A las prostitutas no las compra nadie. Somos mujeres libres con voz y voto. Pero, con estos eslóganes se nos maltrata porque se miente sobre nosotras y nuestros clientes.

Intentar, campaña tras campaña equiparar el libre ejercicio de nuestra profesión a la trata de personas es, simplemente indignante. Y denigrante para nosotras porque, la imagen pública que se proyecta de nosotras no sólo es incierta a sabiendas, si no que, además, hace que la sociedad  nos vea como víctimas maltratadas. Y a nuestros clientes como insanos depredadores de mujeres.

Como decía al comenzar, los clientes que buscan nuestros servicios son los mismos hombres con los que se comparte el día a día. Nada les diferencia y nada les aparta de la sociedad. Buenos y malos. Como todos y cada uno de nosotros.

Como escort, puedo afirmar que, tras estos años de profesión, nada me ha sorprendido más que, el escaso interés en el sexo que muestran muchos de mis clientes. Y, por sorprendente que pueda parecer, es completamente cierto y muchas de mis compañeras aquí presentes, afirmarán lo mismo.

Es cierto que, en primera instancia, vienen buscando sexo. Cierto. Como también lo es, el hecho de que, esta sociedad nuestra, implica un alto grado de soledad y desubicación.  Las personas, hombres y mujeres, precisamos de comunicación, de atención y de agasajo.

A todos nos agrada, de vez en cuando, quedar con alguien con quien pasar un rato y hablar sobre esos asuntos que no puedes o no quieres compartir con alguien conocido. Puede ser porque, te apetezca rememorar episodios que, para tus más allegados resultan tediosos, por repetitivos.

O, porque quieras inventar una vida que nunca tuviste, haciendo que sea perfecta…o desgraciada. Es un juego. Nuestros clientes, en su gran mayoría, acuden a los servicios de una escort, básicamente a jugar. Poco importa si el juego consiste en una o en una creada y recreada sobre una vida familiar o profesional que no existe más que un pequeño espacio de su mente. Es un juego. Y como un juego, se afronta desde ambas partes.

Las , somos esa parte de la prostitución, más desconocida por el halo de misterio que se nos ha dado desde, de nuevo, los medios de comunicación. Las compañeras que trabajan en la calle, también saben de lo que estoy hablando. Sus clientes también les cuentan intimidades, interioridades, verdades y mentiras.

Porque, el nuestro, le pese a quien le pese,  es un trabajo muy personal y tremendamente humano. El sexo puede, o no, formar parte de un servicio, pero lo que sí habrá en un altísimo porcentaje de los casos, es una conversación íntima y personal.

Los clientes suelen querer cosas parecidas, no hay diferencias en aquello que precisan los seres humanos si hablamos de afecto, deferencia, atención, ternura, respeto y  consideración.

La diferencia se encontrará en su nivel cultural, social y económico. Pero no en sus necesidades. Y si bien es cierto que, cuando pensamos en un cliente de la prostitución, automáticamente proyectamos la imagen  de un señor practicando sexo con una señorita que, se siente violentada, la verdad es que, el hombre busca que esa , de darse, sea lo más satisfactoria y placentera posible para su compañera.

Lo repito, es un juego. Y no es divertido ni agradable de jugar, si la compañera no se encuentra cómoda. Ellos hacen lo posible para que ese rato sea tremendamente especial y poderlo recordar. Y, que sea especial, dependerá, en gran parte, del empeño que él ponga en hacerlo entretenido y deleitoso.

Nuestros clientes, saben a qué vienen. Y nosotras también. Jugar es una prioridad en la vida del ser humano que, hemos ido apartando de nuestra cotidianidad pero que nos sigue siendo imprescindible. Unos echan una partida de ajedrez, otros juegan al tenis o al pádel, o se machacan en el gym o leen estudios sobre  lo malos que son los clientes de las prostitutas. Algunos, se inventan una nueva personalidad en internet y chat a chat, nick a nick queman sus vidas tragándose, en muchas ocasiones, las ilusiones de mujeres en situación de tremenda indefensión.

Otros, se dedican un tiempo para sanar cuerpo y mente, para desatar y desnudar su alma. Nosotras les acompañamos en esos momentos robados en que, la máxima es, el disfrute del tiempo contratado.

Tiempo contratado. ¡No cuerpo comprado! Porque, lo que realmente vende una prostituta es tiempo. En ese tiempo que, se pacta por adelantado la duración del servicio y qué se va a hacer y a dónde se va a ir, es siempre, siempre, la profesional la que, decide si la propuesta del cliente es, o no, de su agrado.

Somos profesionales, no muñecas hinchables. Es bien cierto que, a cada una de nosotras le gusta trabajar de una determinada manera. Y si bien a algunas les horrorizan los besos, otras no pueden mantener una relación, de no ser por ellos. Unas gustarán de pasear, mientras que, para otras, su feudo será una habitación o su apartamento.

Cada una de nosotras, como personas y profesionales, pactamos aquello que nos interesa hacer, siempre con la seguridad de que es con lo que más cómodas nos sentimos.

Realmente resulta molesto que, siempre desde altavoces ajenos se hable por nosotras, como si lo necesitásemos. Cuando en realidad, nadie puede saber de una actividad laboral, mejor que el propio profesional que la práctica a diario.

A fuerza de repetir consignas facilonas, burlescas, falsas y burdas, algunos grupos claramente anti-prostitución y anti-prostitutas, han logrado subvenciones que pagamos entre todos. Sí, tristemente nosotras, como todos ustedes, también pagamos por esas campañas que reciben el dinero que no se les llega a las ong´s que por derecho lo merecen y así se les otorga pero que,  misteriosamente se pierde en el camino hacia las arcas de quienes nos atacan frontalmente.

En ningún otro sector profesional se permitiría una afrenta y una vejación pública como a la que se nos somete a diario por abolicionistas pro-vaya usted a saber qué, medios de comunicación contaminados y gobiernos autonómicos, central y ayuntamientos.

Se nos trata como apestadas, como delincuentes, como drogadictas, como basura humana a reprimir y exterminar, se habla de nosotras como si de seres inferiores se tratase y eso, en cualquier otro ramo, sería motivo de alzamiento por parte de los poderes fácticos gritando todos a una. Sin embargo, parece que el juego fuera el  acoso y derribo a las putas y a sus clientes. Comprendo que a muchas personas, podamos molestarles por su moral. No, en serio, lo comprendo…pero la vida de este país no se rige por la moral. Ya no. Se supone que somos un país libre, con un claro derecho por las libertades del individuo y de marcada tendencia aconfesional… Ya. Y Espinete juega al corro de la patata con Epi y Blas.

Pero, lo que piensen  determinados grupos, no debe ser relevante para catalogar a unas mujeres.  A personas. A profesionales. A nosotras. ¡A nosotras!. Mujeres como ésas a las que se les llena la boca diciendo que tratan de salvarnos del fuego eterno del infierno y la condenación de nuestras almas. Dios les libre a ustedes de toparse un día con estas Soldados de la Verdad Absoluta porque, sabrán, les aseguro que lo sabrán y lo sufrirán, lo que es sentir el rencor, el odio, el asco que les provocas a ésas, a  las que dicen que luchan por ti como ser humano.

Si no fuera triste, resultaría un argumento majestuoso para echarse unas risas, pero cuando se ataca a tu profesión, cuando se ataca a tu persona, cuando se intenta desacreditarte como ser humano y con ello se llevan por delante tu pan y el de tus hijos, no resulta triste, resulta patéticamente insultante. Nos sentimos insultadas y ninguneadas. A ningún otro colectivo profesional se le acosa de este modo, atacando a trabajadoras y a clientes.

Que nuestros clientes, son sus congéneres. Sus compadres, sus acólitos. Están cerca, muy cerca de todos nosotros. Porque, somos muchas, las profesionales y más, aún,  nuestros clientes. No están escondidos en una jaula sucia de un zoo sub-humano, salen para aliviarse como unos degenerados y vuelven a su apestoso hábitat. Desgraciadamente para nuestras “salvadoras”, esto no es así. Es más simple. Más real. Más verdadero. Más cierto. Más genuino. Más sincero. Pero, sobre todo, mucho  más humano.

No pedimos nada que no sea nuestro por derecho. Porque, derechos, es justamente lo que reclamamos. Ni justicia divina, ni provocar lástima. No somos pedigüeñas en busca de  limosna. Mírennos y verán mujeres. Mujeres, trabajadoras, luchadoras, emprendedoras, con padres, hijos, novios, maridos, hermanos. Con vidas como la de cualquier otra mujer.

Yo tuve que descubrir cómo era una parte del mundo, de una manera brutal, como respetable madre y esposa, abnegada y subyugada. A mí también me vendieron la moto que no era. Pongamos las cosas en su sitio, porque, de ese modo resulta más sencillo encontrarlas.

Escúchennos, tenemos voz, y no vamos a cejar en el empeño de conseguir la honorabilidad que corresponde a las profesionales del sexo de pago. Esa honorabilidad y dignidad que nos niegan ésas que dicen luchar por nosotras.

Escúchennos, somos fuertes, somos muchas. Somos una. Somos UNA.

¡GRACIAS A TODAS COMPAÑERAS!

PaulaVip

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

49 comentarios

  1. Hola Paula

    MI en hora BUENA – Felicidades por la ponencia – GRACIAS

  2. Me encantó tu intervención, fue realmente soberbia. Como te digo siempre hay cosas que no compartimos y en las que nos distanciamos pero espero encontrar la posibilidad de colaborar en aquellas en las que los puntos de unión sean mayores que los de disenso.

    Ojalá llegue el día en que lo mismo que se llegó a dar voz a las prostitutas se nos dé a los clientes, aunque para eso creo que hará falta constituir una asociación con unos puntos de vista menos dogmáticos que los que tienen las organizaciones existentes en la actualidad.

  3. Celebro que te gustase, ClienteX.
    Dije lo que pienso. Pienso, transcribo y comparto.
    No significa que lleve razón, ésa se la dejo a las Soldados de la Verdad Absoluta.
    Sólo significa que, es mi verdad, según mis vivencias y mis puntos de vista.
    A partir de ahí, queda un largo camino de compartir expes e ilusiones para ir haciendo camino. Queda mucho por recorrer y mucho trabajo qué hacer.
    Queda trabajar que, no es poco!

    Un saludo

  4. Añadido el audio de la ponencia, por si tenéis tiempo, humor y ganas de escuchar a esta cascarrabias.
    Un beso a tod@s, tod@s!

  5. Después de leer con detenimiento tu ponencia he descubierto grandes contradicciones en ella. Por una parte reclamas la dignidad para vuestro oficio y para vuestros clientes y te basas en que ambos sois seres humanos, padres, madres, hijos e hijas, etc… Pues después de todo y con mi experiencia personal te digo que justamente el trabajo que has elegido acaba con todo lo que tiene que ver con la familia, destruyendo por partes: la dignidad de la pareja, la economía de la familia, el afecto de los hijos… lo expondré de forma mas clara: soy un mujer de 35 años muy atractiva, profesional que trabaja 8 horas por día y madre un niño de 15 meses.Mi marido es uno de esos hombres encantadores y atentos de los que hablas. He descubierto que mi marido, llevamos 3 años casados, lleva todo este tiempo gastando 18.000 euros anuales en profesionales de tu sector. NOS HEMOS SEPARADO, mi hijo llora todas las mañanas buscando a su padre por la casa, hemos puesto en venta la casa porque después de todo no tenemos ahorros ni forma de afrontar la separación de forma económicamente viable, mi mundo se ha venido abajo, seguramente nunca más volveré a ser feliz y confiada… disculpame porque mi intención no es ofender pero puedes responder en tu blog a esta pregunta ¿no podríais trabajar en algo que no hiciera tanto daño a los demás?

  6. Con todos los respetos “Tengo dudas”, especialmente porque la pregunta no va dirigida a mi.

    Te hablo como consumidor, el otro lado de la barra. Pero si tu pareja iba de putas, como yo hago, te aseguro con un porcentaje muy alto de acierto que la decisión era totalmente suya. Totalmente suya. Ellas solo prestan tiempo y disponibilidad. Tiempo y disponibilidad, nada más, eso las buenas profesionales. Hay otras, lo reconozco, que si pueden te joden la existencia. Como sucede en otros muchísimos aspectos y ámbitos de la vida y con todo tipo de gente.

    Nadie obliga a usar estos servicios. Nadie obliga a usar estos servicios, repito. Y, en ningún caso, creo, es la causa del problema, el origen, tampoco tengo dudas, hay que buscarlo en otro sitio. No se encuentra en ellas.

    Cada uno con sus responsabilidades, sin trasladar culpas a terceros. Lamento sinceramente lo que nos cuentas.

  7. Yo también ejerzo la prostitución, la mayoría de mis clientes son casados. De hecho la mayoría de los clientes son casados.
    He analizado mucho la institución del matrimonio, el mito del amor romántico. Estoy estudiando un Master en Problemas Sociales y dentro de él están los conflictos familiares.
    Créeme si te digo que los problemas que teniáis tu y tu pareja venían de lejos.
    La pareja se ha de cuidar día a día ambos dos. La vorágine en la sociedad actual de tener compaginar, trabajo, cultivar el amor de pareja, el cuidado de los hijos, además de la gran responsabilidad de sacar adelante un proyecto como es la familia, exige mucha energía y desgasta mucho. Encontrar el equilibrio, es muy complicado.
    Mi conclusión es que si no existieramos nosotros, la institución del matrimonio no existiria como la conocemos ahora
    He detectado la falta de comunicación que hay en las parejas, el tener tiempo para todo, menos para comunicarse con la pareja, he detectado el miedo que hay de afrontar la sexualidad y el poder expresar lo que realmente se siente, por miedo no hacer daño, por miedo al rechazo, por miedo a expectativas que creemos que los demás tienen de uno mismo…el ¡qué pensará de mi!
    Al final tanto hombres como mujeres canalizan sus frustraciones de una manera u otra.
    Los hombres van de putas y las mujeres se gastan cantidades enormes de dineros en cremas, tratamientos antiarrugas, anticelulíticos ect. que al final de cuentas es lo mismo, frustraciones…
    Cómo te ha dicho Gerundio, nosotras estamos ahí, pero nadie obliga a contratar nuestros servicios, hay que PENSAR y asumir las propias responsabilidades, ¡qué cómodo es echar las culpas a los demás!

    Por quien más mal me sabe es por tu hijo, espero que no sea víctima de los actos/errores de sus progenitores.

  8. Estimada “Tengo dudas”,
    Lo primero lamentar tu ruptura por lo que a engaño se refiere y por lo que a cambios no deseados llegan a vuestras vidas y déjame que te de el punto de vista de un antiguo usuario de este servicio SOLTERO (luego tampoco la pregunta va para mi, pero si te sirve de ayuda y apoyo) y sin cargas familiares, estas mujeres te ofrecen su tiempo (si, si, su tiempo) y debo confesarte que yo empleaba ese tiempo en cosas que realmente poco tienen que ver con el sexo de pago, eran compañeras en una cena, en una obra de teatro o de chapoteo en un spa público -ya se que pensarás que es muy triste no tener amigos con los que compartir esas actividades, pero ese es otro debate-.
    Yo no creo que nadie se sienta ofendido por la pregunta que planteas, pero creo que el problema no son las profesionales, creo que está en la relación de pareja; la responsabilidad está en quien decide acudir a este tipo de servicios, nadie obliga a acudir a una profesional.
    Feliz fin de semana a todos y ánimo a vosotros dos, las mujeres sois mucho más fuertes de lo que puedes imaginar y teneis más “pelotas” que nosotros y como augurio, dale unos meses a tu ex y ya verás el cambio, no es cuestión de que haya hombres de los que fiarse o valgan la pena, es custión de encontrar personas (sin género) en los que puedas confiar y la primera eres tu.

  9. La verdad es que me queda poco que añadir, tras los comentarios ya vertidos.
    Como puedes ver, tengo dudas, tanto clientes como profesionales, tenemos muy claros nuestros límites y lo normal, lo cotidiano es que, no se suelan traspasar.
    Quien se excede es quien hace mal.
    Lamento tu actual situación. Yo también fui esposa. Y tampoco salió bien. El matrimonio es una lotería, pero arremeter contra los juegos de azar o la institución del matrimonio, no iban a solucionar mi vida.
    De todos modos resulta, cuanto menos curioso, que una esposa y madre haya terminado en ElBlogdePaula. ¡Qué de vueltas da la vida!

  10. Agradezco vuestras respuestas y comentarios, yo para nada arremeto contra la profesión con mi pregunta. Solo planteo una cuestión que estaba enfocada de forma global, para profesionales y clientes. Soy un persona inteligente y ahora entiendo que el problema está en que nosotras no tenemos tiempo para dedicar a nuestros maridos y las profesionales cobráis por ello, de este modo les dais un tiempo de calidad que nosotras, entre el bebé, la casa, el trabajo, pagar la facturas y estar más o menos presentable no tenemos. Es un circulo vicioso en el que la familia es la que sale perjudicada.
    Efectivamente como dice Ike no hace falta unos meses. Mi marido ahora amenaza con el suicidio y dice que no puede vivir sin nosotros. Pero yo aunque le entiendo no puede compartir mi idea del amor con el. Porque de los 20 a los 30 tuve más de 100 relaciones con hombres jóvenes y maduros, guapos y feos, alto y bajos, incluso a pares (jeje) y finalmente le elegí a el para hacer de nuestra unión ese proyecto romántico y una familia. Hemos pasado buenos y malos momentos, hemos superado incluso pruebas muy difíciles y siempre nos han quedado historias llenas de risas y ternura. Pero ahora prefiero seguir mi camino, e intentar encontrar mi sitio en otra parte. Por que no dejo de pensar que frente a una mujer como Paula yo no soy nada. Es imposible competir en igualdad de condiciones cuando no te dedicas a esto y no tienes ese “tiempo” por el que comentáis que pagáis los hombres.
    Finalmente me despido y respondo a tu curiosidad Paula, he encontrado este blog precisamente intentando encontrar respuestas y efectivamente las he encontrado. Enhorabuena porque esta muy bien montado y la información es de calidad

  11. A la chica de las dudas quisiera plantearle un caso y hacerle una pregunta
    Me llamo Arturo, tengo 42 años, estoy casado y tengo 3 hijos. Mi mujer era guapa, ahora se ha engordado y apenas se cuida. Desde que tuvimos a nuestro primer hijo, no permite que la vea desnuda porque, según ella, está gorda y fea. A mi no me lo parecía entonces pero nuestras relaciones sexuales ya no fueron las mismas. Mucho menos frecuentes y de muy mala calidad. Fingía orgasmos cuando antes se corría como nadie. Me esquivaba cuando antes me buscaba. Se emperró en tener un segundo hijo y la cosa empeoró. Se engordó mucho y ya apenas podía verla nunca desnuda. Si le compraba algo bonito, decía que quería reírme de ella y de sus michelines. El tercero fue un fallo de las pastillas. No quiso ni oír hablar de aborto, aún sabiendo que nuestro hijo no venía bien. Hoy precisa de asistencia continúa y no camina ni lo hará nunca.
    Un embarazo que la mantuvo en cama y del que nunca se ha recuperado. Ella me tacha de no quererles a ninguno, de que me he alejado, que ya no la busco.
    ¿Para qué buscarla si siempre me dice que no, qué mañana, que está cansada, que mejor el sábado..? Empecé a ir con putas después de pasada la cuarentena tras el segundo hijo, precisamente harto de negativas, de mendigar un beso, un mimo, una caricia y también sexo. El sexo en una pareja es importante. Y la mujer siempre encuentra, cosas mejores que hacer.
    Mis preguntas son estas: ¿Atendías sentimental y sexologicamente a tu esposo? ¿Tenía él que buscarte todo el tiempo? ¿Le preparabas cenas románticas, velas, champán y un picardías? ¿Le ofreciste un fin de semana de sexo y pasión en París? ¿Algún día le esperaste desnuda para que te encontrase así cuando llegara de la oficina? ¿Le metías mano en una comida familiar, o mientras conducía?
    ¿Por qué motivo las mujeres, una vez casadas, olvidan que el sexo es importante?
    ¿Lo usan sólo para casarse, con quién desean? Porque, mi mujer, antes de casarnos hacía todas esas cosas que te pregunto ahora. Todas y muchas más que, no vienen al caso. Yo echo de menos a mi mujer, aunque comparta tiempo y sexo con estas mujeres a cambio de dinero. Yo quiero todo eso con mi mujer. Con la mía, pero ella siempre me rehuye. Ni feo, ni gordo, ni sucio, ni descuidado con mi aspecto ni con mi ropa. Muchas mujeres en mi entorno me tiran la caña, te lo aseguro, pero yo prefiero pagar y no complicarme la vida con historias de amor. Pago y se olvidan de mí y yo de ellas. Hasta la próxima vez. Es simple, pero no es lo que quiero.
    Estoy seguro que muchos puteros como yo, estarán en una situación parecida a la mía.

  12. Es la primera vez que escribo en el blog de Paula, aunque sabe que la sigo (un beso, maja:-). Me ha llamado la atención el testimonio de tengo dudas, que ojalá salga pronto del bache y con fuerzas renovadísimas, por una cosa: la tendencia que, me parece, tienen muchas mujeres a responsabilizarse a sí mismas o a otras mujeres (trabajadoras sexuales) de las acciones de algunos hombres. Quiero decir, que las necesidades que pueden tener “los hombres” en una relación, son las mismas que pueden tener sus parejas (o deberían serlo). Sin embargo, he oído a más de una mujer explicar que las cargas familiares y domésticas les impiden atender a sus maridos como merecen, porque implican tiempo y desgaste. Y yo no puedo evitar preguntarme si esas mujeres también tienen necesidades que merecerían ser atendidas, o si las cargas domésticas y familiares son compartidas (lo lógico y exigible a estas alturas de la vida) o se las comen ellas solas en una doble jornada laboral (lo que siguen afirmando las estadísticas), además de tener que estar estupendísimas, sonrientes, “glamourosas” (yo esto no sé qué es lo que es, pero se estila mucho) y disponibles.
    A tengo dudas, sólo desearle que, si alguna vez, por esas cosas de la vida que da muchas vueltas , se enamora otra vez y desea iniciar una relación con alguien, sea con una persona que le haga saber y sentir que no necesita competir con nadie.
    Un saludo

  13. “tengo dudas”, lo del suicidio es un argumento recurrente. Son los muchos los maridos que amenazan con ello y muchas las que nos lo creemos. Es una bajeza más de un hombre que, no merece ser tildado como tal.
    Lamento que estés en este impasse de tu vida. Es muy duro y se hace eterno, pero casi siempre suele resultar bien el cambio y más si, como tú misma dices, ahora ése es tu deseo. Comenzar un nuevo camino.
    Tal como bien dice Marta, no es necesario competir con nadie. Cuídate mucho, dedícate el tiempo necesario para sanar tus heridas y para recomponer tu alma.
    El amor si se tiene, es algo maravilloso, pero yo dudo de esos amores de toda la
    vida. Sólo los viven unos pocos privilegiados, así que, estadísticamente, son pura muestra. Me refiero al amor romántico y al enamoramiento pasional, no al cariño y el compañerismo, claro. Sé fuerte, lucha por lo que deseas y ¿quién sabe? Igual un día, dentro de no mucho tiempo, descubras que has sacado vivencias irrepetibles y serás más sabia y más mujer. ¡Qué no es poco!
    Es un placer tenerte de lectora y comentarista.

    Un saludo cariñoso

  14. Lo que comenta Arturo es la queja. No, en realidad es LA QUEJA.
    No se lamentan los maridos de que sus mujeres se afeen con el tiempo, son conscientes de que por ellos,también pasan los años. Su plañido es que ellos sienten que, siempre han de perseguir a sus esposas, ellos sienten que deben mendigar por un sexo que, además suele ser rutinario, impersonal, presuroso y de prestado.
    Las esposas de mis clientes suelen ser profesionales cualificadas, con lo que, con los ingresos de ambos, quien más quien menos el que no tiene una asistenta, tiene dos. Aún así y yo también hago referencia de ello en mi libro, sobre ellas recae el peso de los menús, los niños, el colegio, la compra, la intendencia, la economía doméstica, etc… Amén de los consabidos compromisos profesionales, sociales de ellos mismos y de sus hijos.
    Todo esto recae sobre las mujeres, por mucho que dispongan de ayuda doméstica.
    Es natural que, las mujeres estén más cansadas que los hombres. Desconozco cuál sería la solución, pero no pinta muy bien, la verdad. ¿Compartir? Sería genial. pero muchas sabemos que nos cuesta la vida misma, delegar. O no lo hacen como nosotras queremos, o no lo ejecutan con la rapidez deseada, o lo dejan para última hora y no esperamos más. Yo, la primera. Me ponía de los nervios.
    Quizá debieran enseñarnos a convivir y a amar…

  15. Marta querida, gracias por pasarte por aquí. ¡Un auténtico placer maja!
    Me temo que mezclé lo que quería decirte a ti entre los comentarios a “tengo dudas” y a Arturo. Como tantas otras veces, estoy de acuerdo en todo lo que dices.
    La vida nos depara siempre retos que parecen imposibles y sin embargo nos salimos con la nuestra y nos enfrentamos a ellos con mucho miedo, poco valor y mucho tesón y sentido común.
    Es una receta estrambótica y un poco triste si se ve desde fuera, pero el miedo te ayuda a ser cautelosa. El poco valor te anima a seguir con pasos pequeños, pero a seguir. El tesón te hace perseverar pase lo que pase, pese a quien pese. El sentido común te dicta lo que hay que hacer y cómo. El cuando, suele venir impuesto por las circunstancias.

    Guapa Marta, te mando mil besos!

  16. Saludos a todos

    agradecer vuestra reflexiones y vuestro apoyo. Este comentario es para responder a Arturo, ya que su historia me ha llegado al corazón. Lo cierto es que es tan triste como la mía, Pero, querido Arturo, no es mi caso. Mi embarazo fue un camino de rosas, ni un mal día… pesado al final pero llena de vitalidad. Además, en tema de sexo.. me dio por tener ganas a todas horas… siempre tenia un punto de calor, y entonces a la mínima me iba quitando la ropa por la casa. Estaba más sensible y el sexo era más fuerte y vibrante. Engorde 7 kilos en todo el embarazo, el niño peso casi 4 y fue cesárea, a los 20 día parecía que me lo habían regalado (jeje).

    Después de dar a luz, esos fueron lo peores días porque mi bajada hormonal fue como un descenso brusco, del cielo a la tierra… y el bebé. Pero mi marido, insisto mucho es esto, es ese tipo de hombre atento y encantador, siempre estuvo a mi lado.. siempre ha estado a mi lado.

    Lo que más me ha emocionado de tu historia es que tú quieres mucho a tu mujer, se nota que la amas y que la has perdido..MI MUNDO SE HA VENIDO ABAJO por lo que me ha pasado, pero a ti te han secuestrado a tu mujer y te la han cambiado por otra… a eso amigo mío, tampoco hay derecho.

    Yo por ahora me reservo el derecho a pensar que es lo que quiero, porque hemos fallado o si simplemente es que mi marido necesita variedad, o es que como lo hacía antes de conocerme a mi, tan solo hace 5 años, no ha sabido/querido parar. Estoy recogiendo información, en esto Paula, tu Blog me ha ayudado mucho a entender algunos mecanismos de este asunto, y por ese motivo te doy las gracias.

    Creo que muchas esposas deberían acercarse a ti buscando consejo y soluciones a sus problemas de pareja… que muchas han olvidado que la pareja en lo que les gusta a dos!!!

    Besos, estoy mejor, mas serena!

  17. Tengo dudas,
    Me alegra ver, que los debates y diferentes aportaciones sirven para algo positivo. Desde ese primer post en el que acusas a las prostitutas de hacer un trabajo dañino, a este último, hay una gran diferencia.
    Y entiendo que te sientas traicionada, porque si no se puede confiar en la persona con la que se decide tener un proyecto de vida en común, ya no queda nada.
    Ahora has de centrarte en tu futuro y en como quieres que sea tu vida.
    Y voy a permitirme una licencia más por lo que has contado. Si tu ex, ya era ususario de nuestros servicios antes de casarse y no supo o no quiso dejarlo, y además te chantajea emocionalmente con el suicidio, es que es una persona enferma que necesita ayuda profesional. Pero eso es algo que tiene que reconocer él.
    Te deseo todo lo mejor

  18. Tengo dudas, disculpa si tu caso en concreto no tenía que ver con lo que he comentado antes. Se me hace complicado imaginar una relación amorosa que, en principio, ambas partes no se planteen del mismo modo: abierta, cerrada o entornada. Espero que sigas saliendo a flote.
    Paula, gracias por el recibimiento, ¡valiente!, que subir ahí arriba y dar la cara es muy generoso. Sobre lo de corresponsabilizarse de lo que es mutuo, mi experiencia es distinta a la tuya, y quizás por eso no veo tan difícil que, lo que todavía parece minoritario, con el tiempo, se convierta en la norma. Es algo que nunca me he cuestionado: me parecería una falta de respeto, que la persona con quien comparto la vida asumiera que le hiciera de asistenta -yo también prefiero hacer otras cosas,o sea, que delegar en mí sería chungo:-)))-, o que me encargara de la parte más pesada de la crianza de los hijos en solitario. Yo de momento no los tengo, pero sí tengo amigos jóvenes y familiares con niños pequeños y mujeres trabajadoras, que rompen la estadística y cambian pañales, hacen cenas, les bañan, les recogen del cole, etc. Si resulta agotador, resulta agotador para ambos (aunque menos agotador para ellas que si lo hicieran en solitario). Y son rachas que se pasan: si el proyecto es común, pues las consecuencias también. No creo que haya una fórmula para convivir. Pero sí creo que convivir no es desentenderse de según qué para que se encargue, por sistema, otra. Si uno se desentiende, es probable que le cueste ponerse en el lugar de esa otra y valorar, porque asuma como natural esa desigualdad. Lo mismo que muchas mujeres, que si no cumplen con expectativas de superwoman se sienten culpables o insuficientes. Habría que cambiar el chip.
    Sobre el amour… desde mi punto de vista lo importante no es tanto cuánto dure, como que, si se acaba, uno pueda reconocerlo y pensar que valió la pena. Pero, como dices, no tiene por qué ser siempre fácil o dejar de implicar riesgos. O dolor. De todas formas,puede que nada de lo que merece la pena sea siempre fácil (me he puesto cursi, lo sé:-). Lo que tampoco debería ser es obligatorio: ése es un gran problema, la presión social que todavía hace creer que sólo hay una opción de vida, idealizada, y además con todos los pasos pautados.

  19. Olé por tu marido, 6 mil pavos anuales en lumis. Eso son 500 al mes, ni yo con lo requeteputero que soy llego a eso. Menudo tío.

    La verdad es que es mejor que se lo haya fundido en chochos que en tabaco o drogas, no sé… ¿te hizo realmente algún daño? Por lo que se puede leer ni te insultó, ni te pegó, ni faltó a sus deberes conyugales. Realmente ¿a tí qué más te daba si en vez de ir a tomarse unos vinos a la salida del curro se iba a echar una canita al aire? Es que pretendemos culpabilizar siempre al otro sin percatarnos que nosotros somos corresponsables en situaciones como éstas.

    Bueno, ahora os dejo que me déis por todos lados, porque siempre voy contracorriente. Qué se va a hacer, es mi sino. Por cierto, si quieres conocer un poco más las motivaciones del putero echa un vistazo a mi blog, hablo de este tema en varias entradas. Espero poder ayudarte en todo lo posible. Y realmente si te separas porque tu maridito se haya ido de putas creo que es mejor que no volváis juntos, por el bien de todos.

  20. Hola Cliente X. Olé pero que Olé porque son 18.000 por año. Un chico con gustos finos. Yo no pretendo culpabilizar a nadie. La verdad es que mi primera intención fue esa pero actualmente tengo mucha información, después de conocer a la encantadora Paula! me parece bien que cada uno haga lo que quiera desde el respeto y la información…

    Mi problema es que vivía engañada y el primer palo es muy duro, ahora te digo abiertamente que lo que lo que yo quiero es mi familia, mi hogar y mi proyecto. me gusta el sexo, ya lo he comentado en un post anterior. Pero esto no es lo quiero para mi… prefiero intentar encontrar alguien mas afín… también es respetable ¿no te parece?

    Ahora mi marido no tiene que limitarse a 18.000 puede gastarse, si le parece, los 100.000 que gana al año, yo afortunadamente me valgo por mi misma.. y sí, querido amigo yo también creo que es mejor que no volvamos juntos, por que desafortunadamente y aunque tu lo planteas de forma fácil en tu post “la verdad es que … canita al” , algunas veces no se puede tener todo, es solo mi caso.

  21. Después de leer tranquilamente tu post tengo que responder a algo que me ha inquietado mucho. Si te parece te marco algo sobre lo que tu mismo escribiste.

    “La verdad es que es mejor que se lo haya fundido en chochos que en tabaco o drogas, no sé… ¿te hizo realmente algún daño? Por lo que se puede leer ni te insultó, ni te pegó, CREO QUE ESTA PARTE ESTA TOTALMENTE FUERA DE LUGAR. ESTAMOS HABLANDO DE INFIDELIDAD Y SEXO, ME PARECE QUE AQUI HACES UNA INDIRECTA APOLOGIA DEL MALTRATO FEMENINO COMO ALGO NORMAL. CREO QUE ESTA ACERRIMA DEFENSA DEL PUTERO. ESCONDE ALGO EXTRAÑO… QUIZA ME EQUIVOCO, PERO COMENTALO CON ALGUNA AMIGA DE CONFIANZA, PORQUE INSISTO QUIZA ME EQUIVOCO PERO LAS MUJERES QUE NO SOMOS PROSTITUTAS NO NOS MERECEMOS SER FELICES SOLO SI NOS NOS PEGAN O NOS MALTRATAN. SEGUN TU OPINION PARECE QUE DEBEMOS CONFORMARNOS CON ESTO, QUE SEA SUFICIENTE ni faltó a sus deberes conyugales. EL SALVAGUARDAR LA ECONOMIA FAMILIAR Y PROTEGER A LOS TUYOS ES UN DEBER CONYUGAL, SOBRETODO EN NUESTRO CASO QUE HAY NIÑOS PEQUEÑOS Realmente ¿a tí qué más te daba si en vez de ir a tomarse unos vinos a la salida del curro se iba a echar una canita al aire? Es que pretendemos culpabilizar siempre al otro sin percatarnos que nosotros somos corresponsables en situaciones como éstas.

    Por lo demás lo que te he dicho antes… sin ningún tipo de acritud, pero revisa, si quieres el comentario de si no te pega, ni te insulta ya debes ser feliz, porque suena raro, para cualquier tipo de mujer, sea escort o no.

  22. No, no, siento el malentendido. Yo no estoy diciendo que menudo tío tan bueno que no te calentaba. Sino que una decisión como la de SEPARARTE de un hombre al que se ve que amabas, con el que al parecer te casastes enamorada y con el cual compartías un proyecto de vida que incluía a un niño de 15 meses es algo MUY SERIO, y que conlleva consecuencias. Hace tiempo me escribió al blog una señora que vivió una situación parecida (http://barriorojo-esl.blogspot.com/2010/05/musica-esa_12.html), y yo lo que me pregunté fue: UNO, si no era en realidad un problema de CONFIANZA, de que él tuvo que ocultar su “aficción” por tener la seguridad de que su mujer no lo entendería; y DOS, si realmente te causó un perjuicio real. Es decir, ¿te faltaba algo? ¿Ese gasto significaba que faltaba comida en casa o que no podíais comprarle ropa a vuestro bebé? ¿O eran puros y simples celos, una RABIETA por ver que era otra(s) la que le hacía gozar y disfrutaba de su cuerpo?

    Tampoco estoy justificando su actitud, doy por sentado que el engaño en el que incurrió es completamente reprobable, más cuando tú le querías de tal manera y confiabas en él. Lo que trato es de EXPLICARLA, porque al parecer no logras entenderla y yo, como putero de larga trayectoria, sé de lo que estoy hablando.

    Espero que no te tomes a mal mis palabras, la situación que estás viviendo debe ser muy dura (a mí también me engañó una ex, tardé AÑOS en recuperarme y de hecho fue el principal motivo para empezar a irme de putas), quizá no he tenido suficiente tacto.

    Me gustaría saber cómo te enterastes de sus escarceos y cual fue tu reacción inmediata, para comprender mejor la situación y así ayudarte de manera más eficaz. Un saludo.

  23. Tengo dudas,
    suscribo totalmente tus palabras y tienes todo mi apoyo en la respuesta que le das a Cliente X..

    Y espero que Paula banee este comentario, personalmente no tolero este tipo de actitud y considero que no se pueden consentir.

  24. Para Marien

    Si SEÑORA tu comentario con un par de cojo…. y nada que ocultar y al que le duela ajos y agua…

    Un abrazo

  25. Estoy con Marien. Qué ganas de ser desagradable con la gente y de imponer tu propia visión de las cosas, Cliente X. Podrás explicar lo que te dé la gana. Y explicaciones de las cosas hay muchas. Pero, a ver si te entra en la cabeza de una vez: no todo el mundo aspira a tener una relación abierta, y menos en principio. Y la gente tiene derecho a vivir su vida como le dé la gana, y no como a ti, que a veces de te da por erigirte en representante de esa categoría imaginaria que son “los hombres”, te parece mejor. Y tampoco tienes ni la más remota idea de si al ex de tengo dudas le hubiera gustado tener una relación abierta, en la que su mujer se tomara las mismas libertades que él. O sea, que podrías tratar de ser un poquito más objetivo, y dejar de atacar siempre al mismo blanco, porque igual a tu puzzle perfecto también le faltan piezas.

  26. Pues sí. Siento no poder compartir el comentario de Cliente X. Yo tambien era cliente….de señorias que fuman. Y soy hombre, varón y cobarde. Pero coño…. hablando en plata. El comentario no es sólo desafortunado. Lo he leído varias veces y destila un tufo….. que no me gusta nada.

    A la afectada poco más que decirle. Apenas un poco de ánimo y que piense que todos en el fondo estamos más solos que la una. Y que si ella es guapa, joven, tiene su trabajo y su hijo……pues que demonios: A por el mundo entero; a comérselo. Y a por ellos que son pocos y cobardes.

    Besos y uno especial a tengo dudas. La naturaleza de los varones es inestable, que le vamos a hacer.

  27. Que bonito e interesante se esta poniendo esto! He leído el blog de Marien, y creo que la respuesta para cliente X esta allí: (me aventuro a teorizar desde una visión subjetiva)

    Marien y yo somos iguales… ES MÁS LO QUE NOS UNE QUE NOS SEPARA: mujeres, madres, trabajadoras en esencia. Lo demás son solo detalles de estas categorías, son situaciones de cada personas, alta, bajas, guapas o feas, 1 hijo, dos o ninguno, directora de marketing, escort o dependienta y que nada se pueden generalizar. Esta claro que cada persona debe buscar lo que desea, pero que lo que hace daño es la mentira, el abuso, el abandono, la esclavitud y el desamor (esto por experiencia) y esto lo podemos sufrir de igual manera todas las mujeres.

    Debemos luchar por la igualdad, debemos reivindicar nuestra necesidad de ser mujeres y no por ser lo contrario del hombre sino por ser lo complementario. Sin embargo eso no pasa en la vida real yo vivo en una burbuja, tengo un gran trabajo, soy la que más cobra en mi departamento, tengo horario libre y me encanta mi trabajo. Pero creo, después de lo que leído que yo he vivido en una burbuja… ahora esa burbuja a hecho POPPPP. Pero lo superaré

    GRACIAS A TODOS, gracias por enseñarme algo que no sabia

    Cliente X, los detalles de mi ruptura ya no son importantes. La verdad es que me ayuda saber que he hecho lo correcto, que me siento libre y que el dolor se ira poco a poco. Quizá pasar una temporada de soltera, hasta que encuentre alguien mas afín me viene bien. Besar muchos príncipes y enamorarme de una rana! jeje

  28. En mi nota de apoyo a “Tengo dudas” allá por el 6/11 decía que las mujeres teneis más pelotas (y espero que todo el mundo entienda el sentido figurado de esta expresión) pero es que además depués de lo que he leido me gustaría añadir: teneis más clase, más educación, más empatía y más inteligencia.
    No comparto el comentario de Cliente X, ni el previo ni la justificación.
    Un cálido abrazo. y buen fin de semana a todos.

  29. Asturiano, que se te ha visto el plumero

    dijiste que nunca más ibas a postear en blogs de prostitución
    y
    ¿por qué no respetas la decisión de la responsable de este blog de prescindir de tus comentarios?

    Saludos

  30. Mira Juan Asturiano o como quiera que te llames que, ni lo se ni me importa.
    Si te crees que, porque tenga que ausentarme por graves problemas familiares puedes hacer aquello que se te ponga en la puntita de la nariz, conmigo vas apañao.
    Aprovechar un momento duro para “colarte” es vil, cobarde, mezquino y propio de un ser miserable como tú.
    Con mis más sinceros cariños de paz, amor y felicidad…para siempre!

    Paula

  31. ¿?¿? ¿Se ha censurado algún comentario de ese tal Asturiano…? ¿no era un habitual respetado de este blog, hace algún tiempo? Porque me extraña mucho este cambio…

    “Tengo dudas”, espero termines de recuperarte del grave revés afectivo que has tenido. Ojalá yo pudiera decir lo mismo de mí (laboralmente hablando, porque mi dimensión afectiva es inexistente). Y leer todas tus participaciones aquí de golpe, uno tras otro, me ha dado ánimos, un poco de esperanza, un contagio de vitalidad.

    Paula, has dejado caer una pista de los motivos de tu ausencia. Espero de verdad que salgas adelante, y estoy seguro de que lo conseguirás, porque dado tu arrojo y valentía, no creo que por grave que sea el problema, pierdas tus energías vitales.

  32. Aunque Paula carece la necesidad de defensa alguna, tomo prestadas en tono inversas algunas palabras del viejo profesor Norberto Bobbio y las adopto como mías.

    Cuando yo era jovén, era más tolerante, si no más indulgente. A medida que me invade mi propia senectud, se pone de relieve el pecado al que cada día doy más protagonismo. Puedo usar una palabra que lo defina, puede ser irascible, o el más docto iracundo; incluso algo más trivial como colérico. Se me aparece ese rasgo que ya digo cuando se me hace participe de un chise grosero ( no necesariamente procaz), cuando los más débiles son victimas de una broma de mal tono, cuando se hace un reproche injusto o me siento o siento que se ofende a alguien con un gesto ruin.

    Aunque la edad me ha hecho menos fogoso, no me ha convertido en una persona mejor. Y ahora me siento iracundo, colérico. Ha sido ruin, sin más paliativos.

    Y aunque Paula no necesita defensor, que ya se ha defendido bien, no he podido resistirme. Será que me he vuelto un irascible impenitente.

    Paula: Que sea leve, breve, y después de todo fructífero aquello en lo que te ocupas. Hasta pronto.

  33. Hola Paula

    En primer lugar espero que todo vaya bien y que tus problemas se hayan resuelto de manera positiva. Recibe mi apoyo. Me estuve calentando la cabeza con el planteamiento de este tal Juan y me salió esto… no te niego que después de pensar mucho. Si te parece incorrecto puedes eliminarlo…porque todavía estoy investigando en algunas cosas y vosotras tenéis más experiencia, o simplemente puedes corregirme algún planteamiento.

    Voy a intentar aportar mi granito de arena a este planteamiento. Precisamente por estos motivos se pueden abrir un debate mucho más profundo sobre la influencia de la prostitución y sus consecuencias.

    Está claro que la prostitución debe influir en la sociedad y es un elemento más que construye nuestra forma de entender el mundo y nuestro entorno.

    Por este motivo si fuera una profesión como otra, que se elige libremente, que se ejerce con los derechos que corresponde, que toma las medidas oportunas para hacerlo con la seguridad e higiene que se exige actualmente en las políticas de prevención de riesgos laborales. Entonces estaríamos presentes en la abolición de graves problemas que rodean todo este tema

    ¿Se elige libremente? creo que en algunos casos efectivamente sí, pero desgraciadamente en otros se trata de una situación extrema que lleva a una mujer a este caso. Pero voy más allá ¿en que momento perdió esta mujer la libertad? ¿Cuando eligió salir adelante por este medio?¿o mucho antes? cuando la forma de tratarla todo el mundo y el menosprecio que sentía por si misma la llevo a tomar una salida como cualquier otra. Si todas las mujeres que ejercen de profesionales del sexo fueran personas seguras de si mismas, que libremente han elegido esta profesión, formadas y preparadas para ello y sin miedo, estoy convencida que se convertiría en una profesión como otra y no en un medio más de ejercer violencia sobre las mujeres

    Violencia sobre las mujeres. ¿porque existen una incidencia tan alta de prostitución femenina y tan baja de prostitución masculina? hay varios factores; culturales, hormonales, de tradición, etc… pero uno de ellos es el clave y es que, desafortunadamente, muchos hombres deciden que la mejor manera de relacionarse con el sexo opuesto es a través de la violencia y la dominación. Para muestra un botón 60 mujeres muertas en España en 2010 a manos de sus parejas o exparejas.
    El nudo esta en la forma de catalogar las cosas. Creo firmemente que si los factores que hemos comentado anteriormente se respetaran la prostitución no seria un problema social.

    Seguridad, seguridad, seguridad. Claro esta que hablo de un mundo muy diferente. Donde no habría mujeres en la carretera semidesnudas, donde no existen mujeres viajando por el planeta para ser prostituidas en contra de su voluntad. Un mundo donde puede existir una lugar en el que cualquier persona sea hombre o mujer que tenga interés por el sexo, que necesite compañía o sentirse bien por los motivos que sean acuda para obtener lo que necesita desde el respeto.

    Estos planteamientos ideales no niegan la prostitución influye en la sociedad y mucho. Por el contrario creo que deberíamos luchar para que esta influencia fuera diferente. Insisto lo que hace daño es la mentira, el abuso, el abandono, la esclavitud y el desamor (esto por experiencia).

    Pienso que aportar la dignidad a una profesión de mujeres es cosa de hombres, porque muchas mujeres están ciegas o peor no quieren ver.

  34. Tengo dudas:

    Paula, no puede atender el blog. En espera de que ella dte de su punto de vista quizás quieras saber algo al respecto de lo que comentas:
    Para ello te adjunto un link a mi blog y unos escritos sobre los derechos humanos y trabajo sexual:

    http://www.genera.org.es/archivo/Derechos%20humanos%20y%20trabajo%20sexual.pdf

    http://prostitucion-visionobjetiva.blogspot.com/2010/11/yo-soy-una-persona-bastante.html

  35. Enhorabuena Paula.

    Después de un tiempo largo sin pasarme por aquí.

    A un amigo mío le digo lo mismo, si y si voy a la panadería y no pago el pan no me lo dan, o si no pago no como y me muero de hambre. Es exactamente lo mismo como tú bien dices. Y el que no paga un cd de música no puede adquirir el original.

    Paula si necesitas un testimonio de un cliente adolescente porque acudo a prostitutas te lo puedo enviar al correo. O si hace falta voy a cualquier conferencia. A ver si entre todos los callamos de una maldita vez.

  36. tengo dudas,

    El matrimonio es una farsa, una mentira. Si no confías en tu marido y te es infiel no tires la culpa a las profesionales del sexo de pago. Quiere decir que tu marido no era hombre de una sola mujer. Y si hombres casados van a prostitutas un polvo con otra mujer de vez en cuando no viene mal para mejorar la relación de pareja.

    Saludos,

  37. En pleno siglo 21 quien crea en el matrimonio es ingenuo/a. Quien crea en la religión también. Y ya diría que quien crea en la política más de lo mismo…

  38. Y yo te diré querido consejero “el que no es revolucionario a los 20 tiene un problema… este es tu caso! el que lo sigue siendo a los 40 también”. El matrimonio es una institución maravillosa y la familia es un regalo. Solo hay que saber elegir. Ya me lo contarás con el tiempo.

  39. No creo en el matrimonio. Creo en una pareja sin un papel que diga que se aman. Creo en una pareja de echo.

    Saludos,

  40. En realidad es lo mismo, no hay ninguna diferencia porque un papel no hace una matrimonio, la pareja sea matrimonio o no es lo mismo, solo se construye con atracción, sexo, amor, respeto, independencia, comunicación, tolerancia y proyectos comunes por ese orden estricto. Si falla cualquiera de estos puntos no funciona. Por que tu puedes ser alto o baja, guapo o feo, simpático a antipático pero si quieres que funcione no te puedes saltar ninguno de estos puntos.

    Por otra parte es respetable no querer una familia y un papel que te ate, ser libre es también un opción. Pero lo intolerable es como ya he repetido antes lo que hace daño es la mentira, el abuso, el abandono, la esclavitud y el desamor (esto por experiencia).

    El amor en realidad es algo maravilloso, los proyectos en común son retos que te permiten aprender y construir con una persona a la que amas.

    Por otra parte, un pequeño apunte gracioso… seguro que es la pareja de echo? (de echar) porque entonces el hecho es que echar a la pareja es quedarte sin pareja, vamos lo que he hecho yo con la mía. jejejeje

  41. Marien, me encanta tu blog.. lo estoy revisando tranquilamente en mis ratos libres. te pondré algún comentario
    Animo,

  42. ahiiiissss se me corto el comentario antes de hora..
    animo, vuestros comentarios ayudan a entender las cosas

  43. Las profesionales, que decís cuando cuentas que vas de putas y te contestan, que son putas que no sienten nada por ti. Pero es que eso yo ya lo sé. A mí lo que me gusta es pasar el rato con una mujer guapa, con clase y el morbo. Me da igual que no haya amor o no me quiera. A esto se le llama no al compromiso.

  44. Consejero, bienvenido de nuevo, chico más que no compromisos, te veo aterrorizado con la minima idea de compartir unos dias con la misma persona…
    En mi experiencia vivo totalmente comprometida con mi pareja, y a la vez soy más libre que en toda mi anterior vida. Confianza, amor y respeto, SIEMPRE.
    Pero que la opción que tomas ahora mismo, es ´válida y la respeto como otra cualquiera, hay tiempo para todo… 😉

  45. Moog supongo que sera por la separación de mis progenitores. Pero aún así no creo en el matrimonio. No creo que por un papel quieras a la otra persona.

  46. A ver yo entiendo que el trabajo sexual tiene que existir por diversos motivos. Jóvenes solteros tímidos y introvertidos y no muy agraciados (mi caso, por desgracia), hombres separados de sus esposas, hombres solteros etc. O simplemente si se quiere sexo sin ningún tipo de compromiso. Se paga y punto. Si las más putas acaban siendo las jóvenes que solo quieren tíos buenos y cuando se cansan lo dejan como si fueran clinex. Después se quejan de las prostitutas y escorts. A mí lo que me jode es que me digan que el sexo con amor es mejor. Y que las profesionales lo hacen todo mecánico. Habra quienes si y quienes no. Como todo en la vida. Si a una prostituta te da morreos con lengua minimamente le tendras que parecer simpatico digo yo. La gente desde afuera lo vé mal.

  47. SIEMPRE habrá alguien que piense distinto a ti, y por ese motivo en mi caso hago caso de opiniones que considero pueden ayudarme a crecer, algunas veces me equivocaré, otras no.
    Consejero otras veces te he comentado que no solo de la belleza se vive, cierto es que en las fechas que vivimos vende antes el envoltorio que lo que contiene, pero no podemos excusarnos en la timidez, en lo que para ti es falta de atractivo físico, porque no avanzamos. Consejero, entiendo que recurras al sexo de pago, comprendo que el rechazo de esas jovenes que usan hombres como clinex, te hagan no esforzarte en ese sentido.
    Puedo decirte que el sexo es fantástico, el sexo+amor es la puñetera hostia, el sexo sin amor está genial, si las dos personas se divierten y están felices, cualquier opción es válida, ninguna es mejor que la otra, es el momento en el que tú te encuentres.
    En fin rey, que te he soltado varios pensamientos inconexos que espero te ayuden, Consejero tú vales mucho, quierete más corazón!! (con todo el cariño, por supuesto)

    Moog

  48. Bueno. Entro en este blog en el que llevo ya dos horas paseándome, y las que me quedan a partir de ahora, para comentar sobre lo que le ocurrió a Marien, y la uncluencia de nuestro trabajo en su pareja.
    PA RA NA DA. Mujer, a tu pareja le podía haber dado por las sexcam, o por la ludopatía, o por las compras compulsivas o vete tu a saber, el problema, piénsalo ya asi, está en el.
    Sobre todo en él, porque una pareja es cosa de dos, pero en este caso, si me dices que a los tres años o s separáis, madre mía, el señor tiene demasiadas hormonas en su organismo a la par de mucha inmadurez. Recién casado y un hijo, en vez de dedicarse a disfrutar todo eso, se dedica a gastar millonadas en sexo, vaya vaya….
    Hay personas a las que, sencillamente, se le debería prohibir formar una familia, y punto.
    Ya te seguiré hablando en otro momento, que viene un cliente y debo prepararme, y te aseguro que si vá al grano, y tiene pareja y es joven, como he conocido a cientos, me parece mal, a mi me parece mal, y muchas veces lo digo, con novias, recién casados, separados, solteros, ochenteros, todo tipo de hombres, y espérate que esto irá a más, buscan más tarde o temprano sexo de pago. Las razones? MILES.
    Luego sigo. Besos.

Deja un comentario