Mujeres “escort”, prostitución de “alto nivel”

Trabajo . Se ofrecen como “hermosas”, de alto nivel cultural

Antes de reconocer que ejercen la prostitución las chicas “” se definen como “personas de compañía”. Se ofrecen en círculos de alto nivel (político, económico, etcétera) y su carta de presentación es, además de su cuerpo, su alto nivel cultural y su presencia.

Matías Rótulo |

El viernes le sonó el celular a Belén. “Le hablo del diario LA REPUBLICA, interesado en realizarle una entrevista por la actividad que usted realiza y que vi en el sitio web…” Belén cambió su tono de voz inicial, seductora, se aclaró la garganta y preguntó: “¿Es para una nota de verdad? Porque me han llamado algunos para decirme que son periodistas y cuando he aceptado, muchos me han pedido pasar la noche conmigo sin que les cobre”. La respuesta fue que no era necesario encontrarnos, ya que podía hacer la entrevista por teléfono. La condición fue que se hacía la nota por teléfono sin revelar su nombre real (el cual sabemos, pero fieles al acuerdo no revelaremos), sin grabaciones, ni fotos. María (nombre real de Melanie) comenzó una carrera de modelaje en Maldonado hasta que un empresario la vio en un desfile, le mandó flores y le pidió que se vieran en la puerta de un boliche. “A mí me parecía lindo, yo tenía 18, estaba soltera y esa misma noche salimos, fuimos a su apartamento, tuvimos relaciones, y a eso de las cinco de la mañana me dijo que su chofer me llevaría de vuelta a mi casa. Yo (risas) pensé que comenzaría una relación seria de amor y no fue así. Al despedirme me dio 1.270 dólares y me pidió para vernos al otro día. Al otro día nos vimos y me dio la misma suma de dinero. Luego me presentó a un político amigo de él que vino desde Puerto Rico, él (el empresario) le dijo que yo cobraba 1.500 y el señor los pagó”. Ahí comenzó la carrera de Melanie como prostituta escort. Hoy no cobra esa suma pero sí “cobro lo suficiente como para vivir bien y educar a mis hijos”.

Tarifas altas

En Uruguay las escort trabajan y cobran altas sumas de dinero. Si bien en Internet a partir de los motores de búsqueda figuran también hombres que se ofrecen tanto para hombres como para mujeres, LA REPUBLICA no pudo contactarse con ninguno. El periodista César Bianchi realizó una investigación sobre la prostitución en Uruguay que recogió en el libro “Mujeres bonitas” (Sudamericana, 2008). Explicó a LA REPUBLICA que “las escort tienen un perfil distinto a las de la calle, las que hacen el peso y que si les pedís un descuento seguramente te lo hacen”. Agregó que “la diferencia se ve claramente con las veteranas de la calle Rondeau que tienen 60 años y que por 50 pesos hacen cualquier cosa”. De hecho, las escort cobran en dólares o sumas por encima de los 1.500 pesos. Belén afirmó: “Yo cobro 600 dólares, pero también cobro el transporte, si requieren ropa especial, o si se contrata a otra persona. Yo (y me consta que muchas otras compañeras también), me niego a hacer ciertas cosas”. Las tarifas varían “según la necesidad del cliente, pero también su cara o su nombre”, afirmó Melanie. El ser político no es lo mismo a ser un futbolista o un periodista, o un doctor, tal como coinciden ambas . “A un político le cobramos más porque le cobramos el silencio”, dijo Belén. “Ellas tienen un cachet en dólares, que viajan a Punta del Este aunque vivan en Montevideo, y que objetivamente son más lindas que el resto de las ”. La belleza “llega a fuerza de operaciones”, sostiene Belén. “Yo no me reconozco en una foto de hace dos o tres años”, indicó Melanie. Bianchi explica que las operaciones “se las hacen sabiendo que después van a recuperar el dinero”. Para Belén “las operaciones las hacemos por el trabajo, pero además para sentirnos lindas”.

Nivel alto

Por intermedio de Melanie llegamos a Laura (que no quiere decir su nombre “artístico” tal como consideran ellas a su presentación en el trabajo). Laura vive en el Centro de Montevideo, tiene dos hijos, está “casada” (Laura dice que está casada como forma de explicar el compromiso que tiene con su novia desde hace tres años, que comenzó tras divorciarse de su esposo, cuando este ­su ex ­ la castigaba constantemente). “Siempre ejercí la prostitución. Mi ex me pegaba delante de los nenes. Le dije que o se iba o íbamos a terminar todos mal. Pude rehacer mi vida”. Tras esto, se le preguntó a Laura si “rehacer su vida” significaba seguir ejerciendo la prostitución. Al igual que las otras dos entrevistadas, Laura respondió: “No ejerzo la prostitución, somos compañía de los hombres”. Marina Oviedo, presidenta de la Asociación de Meretrices Profesionales del Uruguay (Amepu), discrepó con esta visión. “Para nosotros son trabajadoras sexuales como todos, ya sea por ropa, dinero, o que el carnicero te dé la carne, si vendés tu cuerpo para es una forma de ”.

Protección

Según la dirección de Amepu “no hemos tenido ningún contacto con ellas. Amparamos a todos los trabajadores sexuales del país, pero no hemos tenido contacto con ellas y sabemos que tienen muchos problemas”. Amepu ampara a las trabajadoras sexuales sobre los beneficios sociales, asesoramiento y talleres sobre enfermedades de trasmisión sexual y demás”. Durante el gobierno del doctor Jorge Batlle se aprobó la Ley Nº 17.515 que regula el trabajo sexual. Dicha ley hace “lícito” el trabajo sexual bajo ciertas condiciones y define como trabajadores sexuales a “todas las personas mayores de dieciocho años de edad que habitualmente ejerzan la prostitución, recibiendo a cambio una remuneración en dinero o en especie”. Se autoriza el ejercicio del trabajo sexual “a aquellas personas que estén inscritas en el Registro Nacional del Trabajo Sexual y posean el carné sanitario con los controles al día”. Lo llamativo, en cuanto a las cuatro entrevistas que realizó LA REPUBLICA, es que las cuatro no se consideran “trabajadoras sexuales” y que no tienen la autorización correspondiente, a pesar de ofrecer sus servicios en Internet o en páginas clasificadas. El artículo tercero de la ley dispone que “por el solo hecho de su actividad, no serán pasibles de detención por parte de la autoridad policial las personas que ejerzan el trabajo sexual de acuerdo a las normas establecidas en la presente ley y demás disposiciones”. Para Belén “está muy bien que se regule, que se hagan campañas, pero creemos que estamos por fuera del sistema de prostitución más peligroso”. El periodista César Bianchi dijo haber entrevistado a una con un perfil de escort, que estaba arreglando con Playboy para fotografiarse. Una de las características visibles es que “tenía como objetivo que su hijo vaya a un colegio privado o estudie idiomas”. Laura, al ser entrevistada por LA REPUBLICA dijo: “Mi vida va bien. Mi pareja es docente de idiomas. En mi casa mis hijos se crían sin saber lo que hago, mi pareja sí lo sabe, y si bien puede resultar controvertido que mis dos hijos vivan en una casa con dos jefas de hogar, ellos van a colegio privado, van al club, viajan con nosotras en vacaciones al exterior, tienen el mejor sistema de salud privado, son sanos, tienen amigos como todos los niños, y eso lo logro siendo una escort”. Laura sabe que “otras mujeres ejercen la prostitución en condiciones muy peligrosas, en situaciones límite de vida, con que abusan de ellas en todo sentido, y apenas les da para vivir”.

Peligros

No se acercan a las asociaciones de meretrices, no respetan la ley (insistimos con que no todas las chicas escort no respetan la ley, sino las entrevistadas por LA REPUBLICA), pero se muestran en Internet sin dar sus nombres reales, pero con sus fotos, apenas tapando sus ojos. Lourdes es otra chica escort que ya no ofrece sus servicios por Internet. En 2005 un hombre me comenzó a acosar, vio mi foto por Internet y le gusté. No entendió que hay que pagar y que nos reservamos el derecho de admisión. Un día me contrató y me ofreció casamiento, le dije que no y me golpeó”. Pero los peligros están a la orden del día. “Una vez que una acepta un viaje, no sabe si vuelve, dice Belén”, ya que “a veces tenemos a gente bien de clientes, pero otras veces nos contratan capos mafiosos que llegan al país”. Laura dijo sentirse segura ya que “tengo mi propia cartera de clientes y ya no acepto nuevos. Ya los conozco, y si bien tuve algunos problemas, creo que lo peor es tener proxenetas encima de una”. Las cuatro mujeres escort entrevistadas no trabajan bajo el mando de nadie, pero también hay proxenetas alrededor de las chicas escort.

Proxenetas

Basta con buscar en Internet sitios donde se ofrecen chicas escort. Fotografías de un grupo de chicas semidesnudas se ofrecen bajo un solo teléfono. LA REPUBLICA llamó y tras anunciarse a uno de estos servicios la conversación se cortó inmediatamente. Luego de insistir en otro número, la persona al otro lado, una mujer, dijo: “Puede pasar por…a ver el book de chicas y ahí le damos las tarifas”. Al preguntar si eran escort, respondió: “Sí lo son, muy educadas y elegantes”. Las chicas escort se presentan en Internet con un alto precio, dando alguna pauta de educación y belleza. Belén (no es la misma Belén entrevistada por LA REPUBLICA) dice en su sitio web, tanto en inglés como en español: “Estimados señores, Mi nombre es Belén, soy una dama de compañía para caballeros exitosos y de alto poder adquisitivo que buscan una novia y una compañía sin ánimo comercial. Les ofrezco más que una cara bonita, les ofrezco belleza, clase, inteligencia, sentido del humor…” Según Bianchi “ellas se presentan como con cierto nivel cultural, pero a veces no lo tienen”. Belén (la entrevistada por este matutino) dijo poder demostrar que estudia en una facultad pública. Laura explicó: “Mi pareja es docente y enseña idiomas; yo también sé idiomas, primero por mi trabajo y después porque me importa aprender”.

Reuniones íntimas

Las chicas escort viajan a Punta del Este o al exterior comúnmente. “Mis hijos saben que voy a trabajar. Mi pareja también. Si lo que quieren saber es qué pasa por la cabeza de mi pareja, ya que entiendo el morbo de la gente, debo decirles que muchas veces tengo sexo con mis clientes, pero la mayoría de las veces ellos se quieren mostrar con una muchacha linda y educada. En los encuentros con otras personas tengo que demostrar que no soy una tonta, y puedo hablarte de idiomas, de arte, economía y política como si nada. Volviendo a mi pareja, ella sabe que mi trabajo es este y no somos unas degeneradas, somos una familia que tiene dos hijos y que labura mucho para vivir bien”. Melanie contó que “a muchos hombres y mujeres (ella también acepta acompañar a mujeres) no les interesa tanto el sexo sino la presencia de una”. Explicó que “si bien tenemos sexo, muchas veces es porque ofrecemos sexo, pero si sólo ofreciéramos compañía en un viaje de negocios, creo que se conformarían con eso”.

BELEN ESCORT VIP

“¿Qué es lo que le ofrezco? Primera regla de oro: es bueno ser importante, pero es más importante ser agradable. Soy una dama con clase a la que le gusta coquetear y seducirlo mentalmente, con una cálida sonrisa, una actitud de amistad y de deseos ocultos que le hará sentirse más que a gusto, me agrada sentirme a gusto y lograr que cada instante sea inigualable, tengo un círculo reducido de amigos, para poder disfrutar más nuestro encuentro” (tomado de su sitio web).

Priscilla

“Soy Priscilla, joven acompañante para caballeros que buscan sexo ideal en Montevideo, dama de compañía ofrece servicios profesionales masajes (…) “soy acompañante para hombres culta y discreta para ti”. (Tomado de su sitio web).

Daniela escort VIP

“Hola, me llamo Daniela, soy estudiante de Fitness y acompañante de alto standing, poseo un carácter muy dulce y agradable. En mí encontrarás una chica sensual, ardiente y muy apasionada. Al estar a mi lado notarás que vivo el sexo como una experiencia natural y sana. Me encanta complacer, compartir y proporcionar las sensaciones más libidinosas a mis amantes. Me defino como una gran amante del sexo, puedo ofrecerte una mujer con clase y estilo, una exigente dama, la cual buscará ser complacida y complacerte como mereces. No me gustan las relaciones frías, prefiero la implicación y la complicidad de los amantes. Te deleitarás con mi encanto personal, mi cuerpo cuidado y mi piel de seda perfumada”. (Tomado de su sitio web).

http://www.larepublica.com.uy/comunidad/442063-mujeres-escort-prostitucion-de-alto-nivel

Share
Esta entrada fue publicada en 07 - La Voz de las Escorts y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario