De vuelta a la prostitución por la crisis

La crisis económica está dificultando la salida de las mujeres del mundo de la prostitución y, además, está suponiendo que regresen otras que ya no la ejercían pero que se han quedado sin trabajo, ha manifestado el presidente de Metges del Món de las Islas Baleares, Miguel Reyero. La radiografía de la persona que se prostituye en Mallorca es una mujer inmigrante, principalmente de Brasil, Nigeria y Rumanía, de entre 25 y 34 años, aunque debido a la crítica situación económica esta franja se está ampliando a mujeres de más edad.

La necesidad económica es la causa de que ejerzan esta actividady de que decidan venir a España, ha explicado Reyero, que ha presentado hoy el Informe de Inclusión Social 2010 sobre el trabajo que realiza esta ONG en Mallorca. Durante el pasado año un total de 3.294 personas fueron atendidos por Metges del Món en la isla gracias a sus distintos programas. De esa cifra total, 2.130 personas se prostituían y 1.003 eran drogadictas, mientras que otros 161 inmigrantes participaron en distintos talleres. Nueve (92%) de cada diez personas que se prostituyen son mujeres, el 5% son hombres y el 3% restante, transexuales. De las 1.958 mujeres , 1.013 tenían entre 25 y 34 años; 442 entre 35 y 44 años; 315 entre 18 y 24 años y 188 son mayores de 45 años.

Un «dato positivo» al que ha aludido Reyero es que desde el año 2003 se está registrando un aumentado considerable de estas personas que obtienen la tarjeta sanitaria y tienen acceso a la atención sanitaria pública y gratuita. Por el momento, el año pasado aún había un 35% que no la tenían. Reyero ha señalado que el fenómeno de la prostitución está «íntimamente relacionado» con la actividad turística de las islas y, de hecho, en verano se produce un incremento de esta actividad. En este contexto, el presidente de esta ONG ha criticado que en la prensa española todavía se permitan los porque, «en general», las personas que se prostituyen no lo hacen libremente y porque a «nadie se le ocurriría» publicitar la venta de armas o el trabajo de menores de edad.

Respecto a las personas atendidas por Metges del Món en la isla y que son consumidoras de drogas, casi nueve de cada diez son españolas, el 84% son hombres y el número de las mujeres atendidas ha crecido un 25%. El 1,1% de la población que consume droga es extranjera y se ha observado un aumento considerable de las personas procedentes de Europa del Este y del norte de África, según recoge este informe. Desde 1995, esta ONG desarrolla el programa «Nexus», que está dedicado a la reducción de daños y a la atención sociosanitaria dirigida a personas drogodependientes.

Francisco Garrido, coordinador de esta entidad, ha dicho que el desmantelamiento del poblado de Son Banya no ha supuesto por el momento la existencia de nuevos puntos de venta de droga en Palma. Finalmente, un total de 161 personas participaron el año pasado en el programa de Metges del Món dirigido a formar a mujeres y hombres como «agentes de salud líderes» para que, a su vez, asesoren a sus compatriotas.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/03/10/baleares/1299765696.html

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario