Anatomía de la vulva

El aparato reproductor femenino está compuesto por los órganos genitales externos y por los internos, y cada uno de esos órganos desempeña una función concreta.

Órganos genitales internos:
-Trompas de Falopio.
Son dos conductos musculares, uno para cada ovario, con una longitud entre 10 y 14 centímetros de largo y 3 milímetros que conectan el ovario con el útero.

-Ovarios. Son dos gónadas encargadas de segregar hormonas femeninas, los estrógenos y la progesterona y también producir los óvulos que serán transportados por las trompas y más tarde fecundados por los espermatozoides. Tiene forma ovoide, de color blanco grisáceo y el tamaño varía según la edad, en la mujer adulta mide 4 centímetros de largo, 2 de ancho y uno de espesor.

-Útero. Es un órgano muscular, también llamado matriz, hueco, en forma de cono, y destinado a recibir el óvulo fecundado para asegurar todo el proceso de gestación del embrión. Está situado entre la vejiga por delante y por el ano por detrás y consta de diferentes partes: el cuerpo uterino donde se desarrolla el embrión y el cuello uterino que se comunica con la parte superior de la vagina. Además está revestido por tres capas, perimetrio, miometrio y endometrio. Este último se regenera en cada ciclo menstrual al no haber sido fecundado.

-Vagina. Así lo define la investigadora Helen Singer Kaplan, autora del libro ‘La nueva terapia sexual 1’, “la vagina es un túnel flexible compuesto por músculos de fibra lisa y con sólo alguna musculatura estriada cerca del introito (o también llamado vestíbulo exterior)”. Va desde el útero hasta la vulva y mide entre 8 y 11 centímetros de longitud. Sus funciones son las de servir para la expulsión del flujo menstrual, como orificio por donde el hombre introduce el pene en el coito y expulsa el semen con los espermatozoides encargados de fecundar el óvulo y la vía de salida del feto durante el parto.

Órganos genitales externos o vulva:
-Monte de Venus. Es una zona adiposa recubierta de vello, en forma de triángulo que termina en los labios mayores, situada sobre el hueso púbico.

-Labios mayores. Son dos pliegues de la piel que ocultan los genitales externos, arrancan en el Monte de Venus y llegan hasta el ano. Su función básica es la de proteger y si se estimula adecuadamente también puede ser un punto muy sensitivo hinchándose cuando la mujer está excitada.

-Labios menores. Es el órgano encargado de proteger el glande y el tallo del clítoris, además cuenta con multitud de terminaciones nerviosas. Puede cambiar de color según el estado de ánimo, el ciclo menstrual y los niveles de excitación. Hay veces que los labios menores pueden ser muy altos y sobresalen y otras veces son muy pequeños y poco visibles dentro de la vulva.

-Clítoris. Es el órgano sexual por excelencia cuya única función hasta ahora conocida es la de dar placer a la mujer. El glande del clítoris está unido a los labios menores y cubierto por un capuchón (semejante al del pene). Cuando está muy excitado se hincha de sangre y puede llegar a agrandarse unos 3 centímetros de largo. Este término fue nombrado por primera vez en los siglos I-II d.C por el médico Rufo de Éfeso, y siglos más tarde fue una palabra tabú en muchos países. En culturas africanas se practica la ablación o mutilación de esta parte de los genitales femeninos para evitar que la mujer tenga placer sexual.

http://www.telecinco.es/sexoon/detail/detail11378.shtml

Share

El orgasmo altera la conciencia

Kayt Sukel, reportera de la revista Newscientist, es la protagonista de un nuevo estudio que trata de conocer cómo afecta el sexo en el cerebro. En este caso, la periodista tuvo que tocarse sus partes íntimas mientras un escáner la monitoreaba.

El objetivo de la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey, es identificar los mecanismos subyacentes a la excitación sexual para así poder conocer a mayor profundidad el comportamiento del cerebro durante el orgasmo.

Para ello, Kayt Sukel, una periodista de Newscientist, se ha prestado a tocarse el clítoris durante tres minutos y, luego, a imáginarse que lo hacía. El resultado fue sorprendente: las más de 30 áreas de su cerebro se activaron igualmente durante el contacto real que durante el momento en que lo estaba imaginando, con la diferencia de que el cerebro de Sukel mostró una mayor activación cuando imaginó el contacto con sus partes íntimas que cuando lo estaba haciendo realmente.

Barry Komisaruk, quien está al mando del experimento, ha trabajado durante los últimos años en la relación que existe entre el orgasmo y un área del cerebro llamada la corteza prefrontal (PFC, por sus siglas en ingles). Esta zona está situada en la parte frontal del cerebro y se relaciona con la conciencia, la auto-evaluación y la opinión que se tiene de las demás personas.

Los resultados han revelado que existe más de una manera para llegar al orgasmo pero, además, el estudio revela un nuevo tipo de conciencia que podría conducir a nuevos tratamientos para el dolor.

Komisaruk, ha descubierto que la mayor activación del cerebro durante el orgasmo femenino se produce en la corteza prefrontal, algo no visto en estudios previos.

Sorprendentemente, esta zona se activa de igual manera en los individuos que pueden alcanzar el orgasmo solo mediante el pensamiento, lo que ha llevado a preguntarse si el PFC podría estar jugando un papel clave en la creación de una respuesta fisiológica de la imaginación.

Contradictoriamente, según la publicación de Newscientist, estudios de la Universidad de Groningen en Holanda, habían encontrado que esta misma zona (PFC) se “desconecta” durante el orgasmo. En concreto vieron una desactivación en un área del PFC llamada corteza orbitofrontal izquierda (OFC).

Georgiadis sostiene que la OFC puede ser la base del control sexual y tal vez por solo ‘dejarse llevar’, el orgasmo puede ser alcanzado. También se sugiere que esta desactivación puede ser el ejemplo más elocuente de un “estado alterado de conciencia” y no se ve, hasta ahora, en ninguna otra actividad.

“No creo que el orgasmo apague la conciencia, pero la cambia. Cuando preguntas a la gente la forma en que perciben su orgasmo lo describen como una sensación de pérdida de control”, ha declarado Komisaruk a Newscientist.

Los investigadores también creen que el orgasmo es un fuerte analgésico y que con un estudio de activación cerebral de las zonas que se involucran en ese momento se podría encontrar una nueva forma para manejar el dolor.

http://www.telecinco.es/informativos/curiosidades/noticia/100037733/El+orgasmo+podria+combatir+el+dolor

Share

Sobre gays, prostitutas, infieles y parejas jóvenes

Los datos de las tres consultas de infecciones de transmisión sexual que hay en Vitoria, Bilbao y San Sebastián corroboran el auge de las enfermedades de transmisión sexual. La experiencia guipuzcoana sirve de ejemplo de lo que está pasando en el conjunto de Euskadi. El centro de la avenida donostiarra de Navarra abrió sus puertas hace 8 años. A este servicio, que coordina la enfermera Isabel Sanz, acuden desde chicos y chicas que han mantenido relaciones de riesgo hasta hombres y mujeres con contactos sexuales fuera de su pareja habitual. También atienden a colectivos más afectados, como homosexuales y prostitutas, por lo que supone un observatorio excelente para radiografiar la situación.
La unidad, según los datos recabados por la administrativa Nieves Lajo, atendió en 2010 a 641 personas, un 12% más que en 2009, de las que el 40% procedían de otros países y el 48% eran mujeres. Casi la mitad de ellas ejercía la prostitución. La inmensa mayoría, el 95%, asegura usar preservativo en las penetraciones anales. Otro dato clarificador: en ocho años sólo una prostituta de las 780 atendidas ha dado positivo en el test del VIH. «Si pones medios, las mujeres responden».
Uno de cada tres pacientes son hombres que mantienen relaciones homosexuales, un porcentaje que en un año ha aumentado un 12%. Dice Zulaika que en esta consulta, que atienden los médicos Miguel Ángel von Wichmann y Xabier Camino, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Donostia, están viendo auténticas «tragedias», especialmente en forma de contagios. «Estoy seguro de que hay gays que se la están jugando muchas veces todas las semanas». El experto recuerda que, al contrario que el sexo anal, el sexo oral es una práctica de «muy bajo riesgo» para el contagio del VIH, pero no para la gonorrea y la sífilis, una enfermedad, esta última, que había desaparecido y que supone una excelente puerta de entrada para el virus del sida.
El año pasado se diagnosticaron en esta consulta 40 casos de sífilis (21% más que en 2009) y 19 gonococias (35% más). El 42% de las sífilis y el 52% de las gonorreas se dieron entre homosexuales. Las autoridades se están preparando ante este futuro. Visto lo que cuesta el uso del preservativo, al menos piden a los homosexuales que tienen relaciones sin protección que se realicen el test del sida anualmente. «¡Nos equivocamos al creer que lo más difícil iba a ser que cambiasen de jeringuilla!».

http://www.elcorreo.com/alava/v/20110515/sociedad/sobre-gays-prostitutas-infieles-20110515.html

Share

Mujeres multiorgásmicas

Pedro Rondón Navas

Las personas asocian al orgasmo con sensaciones indescriptibles, intenso placer, plenitud, fusión con la pareja, felicidad, deseos de que no termine jamás, pérdida de control de sí mismo, éxtasis, excitación incontrolada, sucesos esperados con ansias, estado de placer que no se pueden comparar con nada… El orgasmo es una fase de la respuesta sexual humana en la cual se producen una serie de cambios fisiológicos y emocionales.
En el orgasmo de la mujer se producen cambios: incremento del ritmo cardiaco, respiración a la máxima frecuencia e intensidad, tensión muscular, enrojecimiento de la piel, contracciones en la vagina y útero. Respuestas emocionales: gemidos, gritos, risas y hasta llanto en algunas mujeres, aunque también es normal un orgasmo controlado y con pocas manifestaciones emocionales. Los orgasmos presentan diferencias en cuanto a duración, intensidad, cantidad y respuesta emocional; una misma persona tampoco presenta siempre la misma respuesta orgásmica. La duración también es variable y puede iniciarse con contracciones vaginales cortas y posteriormente repetidas y un poco más duraderas. 

También es común que algunas mujeres deseen continuar con su respuesta sexual y alcanzar otros orgasmos. Hablamos de mujeres multiorgásmicas, es decir, las que logran tener más de un orgasmo en un mismo encuentro sexual. Ellas pueden seguir siendo estimuladas y les resulta fácil alcanzar otros orgasmos. 

El ciclo de la respuesta sexual se inicia con la excitación, luego viene una fase de meseta, donde se mantiene la excitación a un mismo nivel, posteriormente viene el orgasmo y luego la fase de resolución (donde se llega a un estado de relax y bienestar y se pierde la excitación). Algunos autores afirman que el secreto para tener más de un orgasmo es evitar llegar a la fase de resolución, ¿cómo lograrlo? Volviendo a la fase de meseta luego del orgasmo: la pareja debe seguir estimulándola y ella evitar relajarse completamente. Hay ocasiones en que esta respuesta se logra en forma espontánea. No depende del varón, aunque sí puede contribuir logrando mantener la erección durante más tiempo o prolongando la fase de excitación hasta que su pareja llegue al orgasmo para luego continuar con estimulación y penetración. 

(*)Psicólogo- Sexólogo

http://www.larazon.com.pe/online/indice.asp?tfi=LROpinion04&td=15&tm=05&ta=2011

Share

Masturbarse por ley en el trabajo

En momentos extremos sentía la necesidad de obtener hasta 40 orgasmos diarios

Un juzgado brasileño permite a una mujer masturbarse en intervalos de 15 minutos cada dos horas en su lugar de trabajo debido a una rara enfermedad que le obliga a hacerlo compulsivamente.

Una mujer brasileña de 36 años ha ganado un peculiar juicio. Según recogen varios medios latinoamericanos, padece una extraña enfermedad que le provoca una necesidad imperiosa de conseguir orgasmos, debido a un desorden químico en el cerebro, y para lograrlo ha de masturbarse con extremada frecuencia. Según el fallo del jurado, tiene el derecho de hacerlo a intervalos de 15 minutos cada dos horas para poder atender a sus necesidades.

Ana Cararina Bezerra, divorciada con tres hijos y nacida en Espírito Santo, se ve obligada a obtener orgasmos para poder aliviar su severo estado de ansiedad. compulsión orgásmica, una dolencia provocada por una alteración química en la región cerebral del córtex, que le produce ataques de angustia que sólo puede aliviar sintiendo un orgasmo.

Su tratamiento consiste en un potente cóctel de ansiolíticos para reducir su ansiedad, pero aún así necesita tocarse un mínimo de 18 veces al día. Y anteriormente fue peor, ya que en el momento más duro de su trastorno llegaba a obtener unos 40 orgasmos diarios. Ahí fue cuando pidió ayuda, ya que sospechaba que no era una frecuencia normal.

A raíz de su necesidad patológica la mujer tuvo que recurrir a la Justicia para que la permitieran masturbarse en su lugar de trabajo sin perder el puesto. El curioso fallo le concede este privilegio, además de tener permitido descargar imágenes eróticas en el ordenador de su empresa “para alimentar su deseo”.

http://www.lasextanoticias.com/noticias/ver/masturbarse_por_ley_en_el_trabajo/357153

Share

Sexo en el cerebro: el orgasmo altera la conciencia

Kayt Sukel, reportera de la revista Newscientist, participó en un experimento científico en el que tuvo que tocar sus partes íntimas mientras un escáner monitoreaba su cerebro. Los resultados podrían ser usados para combatir el dolor.

La prueba hecha por la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, buscó identificar los mecanismos subyacentes a la excitación sexual con el fin de conocer a mayor profundidad el comportamiento del cerebro durante el orgasmo.

Los resultados revelaron que existe más de una manera para llegar al orgasmo pero también pudieron haber encontrado un nuevo tipo de conciencia que podría conducir a nuevos tratamientos para el dolor.

En el artículo publicado por la revista Newscientist se insiste en que a pesar de que el orgasmo es un fenómeno humano universal, pero no es mucho lo que se sabe sobre él.

Lo que hace más difícil encontrar posibles tratamientos para las mujeres anorgásmicas (que no pueden alcanzar el orgasmo en absoluto).

Barry Komisaruk, quien estuvo al comando del experimento, trabajó durante los últimos años en la relación que existe entre el orgasmo y un área del cerebro llamada la corteza prefrontal (PFC, por sus siglas en ingles). Esta zona está situada en la parte frontal del cerebro y se relaciona con la conciencia, la auto-evaluación y la opinión que se tiene de las demás personas.

Komisaruk, descubrió que la mayor activación del cerebro durante el orgasmo femenino se produce en la corteza prefrontal, algo no visto en estudios previos.

Sorprendentemente, esta zona se activa de igual manera en los individuos que pueden alcanzar el orgasmo solo mediante el pensamiento, lo que ha llevado a preguntarse si el PFC podría estar jugando un papel clave en la creación de una respuesta fisiológica de la imaginación.

Volviendo al experimento, se le pidió a Sukel que tocara su clítoris durante tres minutos y luego se le solicitó que se imaginara estarlo tocando. De forma asombrosa, las más de 30 áreas de su cerebro se activaron igualmente durante el contacto real que durante el momento en que lo estaba imaginando.

El PFC, sin embargo, mostró una mayor activación cuando Sukel imaginó el contacto con sus partes íntimas que cuando lo estaba haciendo realmente.

Contradictoriamente, según la publicación de Newscientist, estudios de la Universidad de Groningen en Holanda, habían encontrado que esta misma zona (PFC) se “desconecta” durante el orgasmo. En concreto vieron una desactivación en un área del PFC llamada corteza orbitofrontal izquierda (OFC).

Georgiadis sostiene que la OFC puede ser la base del control sexual y tal vez por solo ‘dejarse llevar’, por así decirlo, el orgasmo puede ser alcanzado. También, se sugiere que esta desactivación puede ser el ejemplo más elocuente de un “estado alterado de conciencia” y no se ve, hasta ahora, en ninguna otra actividad.

“No creo que el orgasmo apague la conciencia, pero la cambia (…) Cuando preguntas a la gente la forma en que perciben su orgasmo lo describen como una sensación de pérdida de control”, declaró a Newscientist.

Los investigadores también creen que el orgasmo es un fuerte analgésico y que con un estudio de activación cerebral de las zonas que se involucran en ese momento se podría encontrar una nueva forma para manejar el dolor.

Kayt Sukel, la intrépida reportera que se le midió al experimento cree que puede haber una simple explicación de las discrepancias entre Georgiadis y la obra de Komisaruk que consiste en que puede haber diferentes caminos para llegar al orgasmo, ya que si bien los participantes en los estudios de Komisaruk se masturbaban hasta el orgasmo, los de Georgiadis fueron estimulados por sus parejas.

“Es posible que haya una diferencia entre alguien que trata de mentalizar la estimulación sexual a diferencia de una persona que recibe la estimulación de su pareja”, dijo Georgiadis.

http://www.semana.com/vida-moderna/sexo-cerebro-orgasmo-altera-conciencia/156612-3.aspx

Share

Las 14 preguntas clave que más escuchan los sexólogos, y sus respuestas

Juan Romeu es el director del Gabinete de Neurociencias Dr. Romeu – Dra. García de Miguel, un centro especializado en psiquiatría, neurología y sexología en Barcelona, España. Señaló que las que se enumera a continuación, son las preguntas sobre sexo que con mayor frecuencia plantean sus pacientes. Pero además, se tomó el trabajo de contestarlas

1 ¿A qué edad se empieza a practicar el sexo?
Depende de las características de la sociedad en que uno se mueva, y de su entorno personal. El “juego sexual” en niños suele aparecer alrededor de los 5 años, y hacia los 11, casi la mitad de niñas y niños han tenido alguna experiencia en jugar a médicos, o a papás y mamás.

La masturbación es practicada por más del 90% de varones, en mayor o menor grado, a partir de los 9-10 años. Las mujeres se masturban menos (entre un 65 y 70 por ciento), pero también empiezan a esta edad, por regla general.

Las relaciones de pareja, con o sin penetración, empiezan cada vez a más temprana edad. Conviene aleccionar a los jóvenes a partir de los 13 – 14 años, para evitar sorpresas desagradables.

2 ¿Cuál es la frecuencia adecuada?
La que marque la edad y las ganas de cada cual. Las mujeres suelen quedar satisfechas con uno o dos orgasmos semanales, en tanto que muchos varones suspiran por más de tres. No hay reglas. Desde un orgasmo o más al día, hasta dos o tres al año, pueden ser suficientes si el protagonista así lo considera.

La edad en que el hombre es más potente, y consigue el máximo de orgasmos, viene a estar entre los 15 y los 25 años. Las mujeres empiezan y acaban más tarde: la plenitud de vida sexual en mujeres se acrecienta entre los 35 y los 50 años. Esa es la edad en que las mujeres pueden buscar amantes jóvenes, que encajan mejor con sus renovados arrebatos. En cambio, los hombres de más de 40 años (no digamos de más de 50 y de 60) buscan amantes más jovencitas, que encajarán mejor con su incipiente decrepitud en cuanto a ganas de jaleo (aparte de resultar más vistosas como signos de prestigio social).

3 ¿Es fácil el orgasmo simultáneo?
No es fácil, y resulta bastante engorroso. Se convierte la relación sexual en una especie de competición gimnástica.

Es posible que haya parejas que sincronicen perfectamente sus orgasmos. Hay gente para todo. Pero en la mayor parte de las parejas resulta un modo de exigencia que puede causar más preocupación que otra cosa.
Tenga cada cual su orgasmo, antes o después, y aquí paz y después gloria.

4 ¿Qué debo hacer si solamente tengo orgasmos cuando me acarician o me acaricio el clítoris?
Como dice Pierre Louys en el “Manual de educación para señoritas”, dar gracias a Dios por haberlo creado.

No eres extraña ni anormal si solamente tienes orgasmos acariciando el clítoris (o cualquier aposento de la plataforma orgásmica). Para esto están.

5 Pero el acto sexual es lo más normal, ¿o no?
Digamos que es lo que tiene mejor marketing. Pero, en el fondo, es más difícil para la mujer tener orgasmos con el acto sexual que con cualquier otra fórmula. Y más cansado. Y de más riesgo.

6 El preservativo me quita placer
A ti, y a mucha gente. Pero es imprescindible cuando se quieren evitar riesgos. Resignación.

Una alternativa: practicar el petting (sin contactos bucogenitales si lo que se trata es de evitar riesgos de contagio) y la masturbación mutua.

7 ¿Son adecuados los contactos bucogenitales, el sexo oral?
Si la gente se lava bien antes, y no hay riesgo de contagio en cuanto a enfermedades, no hay nada en contra. Hay personas que lo consideran divertido. Otros, una cochinería. Las parejas deben negociar estos contactos, y adaptarse con el máximo respeto a las ideas del otro.

8 ¿La edad es importante?
Sobre todo en el varón, pues con la edad aumenta el periodo refractario. Un joven de veinte años puede tener varios orgasmos en un día, con toda tranquilidad. El periodo refractario no excede algunos minutos. A los 60 años… puede durar varios días. Hay muchas diferencias individuales.

Lo importante es mantener una actividad sexual continuada, adaptada a los deseos de ambos miembros de la pareja.

9 ¿Y la menopausia?
No debería ser impedimento. La excitación sexual de la mujer no depende de la secreción de hormonas femeninas, sino de aspectos psicológicos.

En algunas mujeres la menopausia añade tranquilidad (ya no existe riesgo de embarazo). En otras, significa una frustración porque creen que “dejan de ser mujeres”. Ello es debido a la sobrevaloración del papel de “maternidad” aplicado a las mujeres en ciertos ambientes sociales. Cuando las niñas tienen la regla se les dice “ya eres mujer” (antes ¿qué eran?). Cuando la regla les abandona pueden pensar que su papel se devalúa.

10 ¿Y en la tercera edad?
Más de lo mismo. La mujer no pierde capacidad para tener orgasmos, y nunca, nunca, tiene periodo refractario. El hombre disminuye la frecuencia de sus orgasmos, y también percibe que necesita más tiempo para conseguir erecciones, o que estas no son tan llamativas, o que tarda más en eyacular, o que acaba más cansado. Se trata de tener en cuenta estas variaciones, aceptarlas, y actuar en consecuencia.

11 ¿Cuál es el papel de las hormonas?
Las hormonas juegan un cierto papel, aunque no tan preponderante como en los animales. Las hormonas masculinas tienen efecto estimulante, tanto en hombres como en mujeres. Las mujeres segregan una pequeña parte de hormonas masculinas en sus glándulas suprarrenales.
Las hormonas femeninas no tienen efectos claros sobre el deseo sexual.

Los hombres castrados, si antes eran heterosexuales, siguen siéndolo después de la castración. Los eunucos de los harenes, a pesar de haber sufrido la emasculación completa (les cortaban los testículos y el pene) pueden tener relaciones sexuales (a base de caricias) con mujeres, y muchos de ellos, la mayoría, son heterosexuales aún en ausencia de hormona masculina.

A veces se propone castrar a los violadores de niñas (lo proponen ellos mismos en alguna que otra ocasión) para evitar males. Lo cierto es que se les debería cortar, además de los testículos y el pene, la lengua, los brazos y las piernas… y ni aun así yo dejaría a una hija mía en sus proximidades.

12 Las drogas ¿afectan la sexualidad?
Muchas de ellas sí. La mayor parte de sustancias, desgraciadamente, inhiben más que incrementan la excitación erótica:

Alcohol, barbituricos, hipnóticos, tranquilizantes. En general son depresores del cerebro, por lo que inhiben el comportamiento sexual. A dosis relativamente bajas (o en personas muy “colgadas” que se acostumbran progresivamente a dosis más altas) pueden crear un estado de atontamiento y desinhibición, que desata más sus instintos durante un tiempo limitado. Si las dosis aumentan, la gente se duerme.

-Marihuana y similares. Alucinógenos tipo LSD (“tripis”). Depende de cada cual, y de su forma de percibir la experiencia alucinatoria. No son estimulantes sexuales de por sí.

-Excitantes: amfetaminas (“Speed”), éxtasis, cocaína. Son estimulantes cerebrales. Si la persona, bajo sus efectos, mantiene conductas sexuales, las vive con mayor excitación (igual que está más excitada si, bajo sus efectos, conduce, baila o hace footing). A pesar del predicamento que tiene el “éxtasis” como droga afrodisíaca, lo cierto es que se trata simplemente de un excitante de todo el sistema nervioso, y sumamente peligroso (como todas las sustancias de ese grupo).

-“Afrodisíacos”: Nitrito de amilo (en esprays), cantárida (en polvo o en líquido). Se venden en algunos sex-shops, a pesar de ser sustancias muy peligrosas. Su acción es la de dilatar los vasos sanguíneos o la de irritar el pene, con lo que podrían favorecer la erección. No son estimulantes sexuales, digan lo que digan los prospectos. De vez en cuando, algún usuario del nitrito de amilo, que inhala el espray durante el orgasmo, culmina el acto con un gallardo infarto de miocardio que le deja seco en el sitio, no siempre en posición airosa.

-Afrodisíacos, lo que se dice afrodisíacos, no hay. El ginseng, por ejemplo, no es más excitante sexual que la tila. El mejor afrodisíaco, al fin y al cabo, es estar enamorado.

-Medicamentos. Algunos de ellos inhiben la excitación. Muchos antidepresivos entran en este grupo. De todas formas, quien sufre una depresión, grave o leve, ya suele estar más bien debilitado en cuanto a sexo. Hay medicamentos para la presión arterial que dificultan la erección o que quitan las ganas. Lo mismo cabe decir de los tranquilizantes. Lo prudente en estos casos, es consultar al médico.

13 ¿Cuáles son los mejores métodos anticonceptivos?
El método anticonceptivo mejor es uno de los dos que propone el Vaticano: la abstinencia completa (100% de éxitos). El peor, es el otro que propone el Vaticano: el método Ogino, que consiste en fornicar únicamente los días del ciclo en que la mujer es infértil (más del 50% de fallos, algo así como tirar una moneda al aire).

Habida cuenta de que la abstinencia absoluta no es bien aceptada por todos, os daré una adaptación que se me ha ocurrido, y que es tan eficaz como aquélla. No creo que en el Vaticano lleguen a recomendarla (por ahora) pero, aparte de eficaz, puede ser sumamente divertida: abstinencia absoluta, pero sólo del acto sexual (todo lo demás vale, y el orgasmo se coloca por encima de cualquier otra finalidad). Pueden aplicarla sin reservas los no creyentes.

14 ¿Está de moda el llamado síndrome de inhibición del deseo sexual?
Depende de lo que usted considere que quiere decir “estar de moda”. El síndrome de inhibición del deseo sexual (para abreviar lo llamaremos SIDS) es la consecuencia ineludible de cualquier situación de deterioro en las relaciones de la pareja. Cualquier problema entre los miembros de una pareja, acaba reflejándose en dificultades de entendimiento sexual. A la larga, si el sexo no resulta satisfactorio ni agradable, es probable que uno acabe desinteresándose.
A veces no es global, sino selectivo (SIDS relativo únicamente al cónyuge).

Romeu es Doctor en Medicina, especialista en Neurología y en Psiquiatría. Ha ejercido como Catedrático Agregado en la Universidad Autónoma de Barcelona, en la que, también ha impartido cursos de doctorado.

Fuente: http://www.contexto.com.ar/nota/47954/las-14-preguntas-clave-que-mas-esc…

DJ

http://informe21.com/salud-bienestar/las-14-preguntas-clave-mas-escuchan-los-sexologos-sus-respuestas

Share

Piden más de 13 años para un hombre que abusó sexualmente de una prostituta

Valencia, 12 may (EFE).- El Ministerio Fiscal ha pedido hoy 13 años y seis meses de prisión para un hombre de Valencia acusado de abusar sexualmente de una prostituta a la que amenazó con un arma blanca después de pactar unos servicios sexuales con la meretriz y reconocerle más tarde que no tenía dinero para pagarle.

En el juicio celebrado hoy en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial por estos hechos, ocurridos el 24 de marzo de 2009, el acusado, de 27 años e identificado con las iniciales H.B.L., ha reconocido que ya lo había hecho en otra ocasión anterior y se ha definido como una persona que no piensa antes de actuar.

El fiscal también ha pedido para el acusado una inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y una orden de alejamiento de la víctima de 500 metros, además de la prohibición de establecer ningún contacto con ella.

Según la acusación pública, el presunto agresor, que circulaba en un vehículo de una empresa privada hacia la casa de su novia, contactó con la prostituta, de nacionalidad rumana, en una rotonda cercana a un centro comercial dentro del término municipal de Aldaya (Valencia), con la que pactó unos servicios sexuales.

El acusado condujo a la meretriz durante unos dos kilómetros hasta el lugar que ella le indicó, donde conocía la existencia de varias cámaras de seguridad privadas.

Cuando la prostituta le requirió el dinero del servicio convenido, el acusado le informó que no tenía dinero para pagarle y la forzó a mantener una relación sexual de manera gratuita mientras la amenazaba con un arma navaja.

Una vez que el presunto agresor finalizó el acto sexual, obligó a la prostituta a bajarse del coche y abandonó el lugar de los hechos “a una velocidad excesiva”, según ha declarado uno de los agentes de la Guardia Civil que visionó la grabación de las cámaras de seguridad, que captaron la entrada y la salida del coche del recinto.

Los agentes también han comentado que la prostituta, “por motivos económicos”, todavía realizó “dos servicios más” antes de denunciar la agresión, sobre la que informó de algunos detalles del interior del coche y de la matrícula del vehículo, que sirvió para identificar a la empresa y al conductor habitual de ese coche.

Posteriormente, la prostituta guió a varios miembros de la Guardia Civil a una inspección ocular del lugar de los hechos en el que encontraron el preservativo usado, la funda de éste y un pañuelo, que han evidenciado en sus muestras una coincidencia de los perfiles genéticos tanto del agresor como de la víctima.

Durante el juicio, los agentes también han relatado que en la inspección del coche se halló un cuchillo de sierra con una hoja de unos 10 centímetros, que se encontraba fuera de la guantera del coche. EFE

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=814537

Share

El striptease en la cueva del gato de la “meretriz adolescente” del caso Ribery

Zahia, la entonces ‘prostituta adolescente’ que hizo tamblar a los cimientos del fútbol francés(recuerda sus fotos más sexys e íntimas), ahora triunfa en internet con un vídeo que está dando la vuelta al mundo.

La joven, que en 2010 fue señalada como la prostituta menor de edad con la que Ribery (que se enfrentó a una hipotética pena de tres años de cárcel) mantuvo relaciones sexuales, ahora protagoniza un comentado striptease en un vídeo titulado ‘La Cueva del Gato’.

 

Este vídeo tendrá complicado superar al de su trasero en una comentada fiesta o al de su vídeo musical.

Share

Errores masculinos en el sexo, consejos femeninos para evitarlos

erroresmasculinos.jpg

Desgraciadamente, son muchos los hombres que siguen pensando que lo saben todo del sexo. Esta actitud no sólo es errónea sino egoísta ya que sus parejas siguen esperando disfrutar de algo de lo que también tienen derecho. Por eso vamos a transcribir las quejas más habituales de las mujeres a este respecto y vamos a intentar, partiendo del error, conseguir el éxito.

El primero, y el más común, es el de quedarse dormido tras el sexo. Como recientemente os hemos dado consejos al respecto os aconsejamos la lectura del post correspondiente. Un poco más de atención nunca está de más.

 

No tener demasiados preliminares antes de la penetración también provoca una queja, lógica, por parte de las mujeres. Tened en cuenta que la mujer necesita de estos juegos para lubricar su vagina por lo que intentad mirar en algun sex shop o algo para tener unos preliminares de calidad y disfrutar plenamente.

El estrés, pagar los problemas con la falta de sexo, los enfados y no poder hablar del sexo son quejas que tienen la misma raíz: el egoísmo. Entendemos que el trabajo, el paro, la crisis y varios factores más afectan de manera directa a las relaciones sexuales por lo que hay que intentar, en la medida de lo posible, planificar la relación sexual y encontrar unos minutos a la semana para tener una relación sexual de calidad.

El secreto más importante para tener una vida sexual saludable es no parar de aprender mientras tenemos pareja. Cada persona es distinta, cada cual tiene unas necesidades diferentes y nos puede aportar nuevos elementos que enriquezcan nuestra vida. Esperamos vuestros comentarios al respecto.

Vía | Man of the House

http://www.hablamox.com/errores-masculinos-sexo-consejos-femeninos-evitarlos.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+hablamox+%28Erotismo+y+sexo.+Hablamox%29

Share