Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

De las 160 adolescentes obligadas a prostituirse en España y rescatadas en lo que va del año, solamente una quiere volver a Paraguay. Las demás prefieren quedarse en la “Madre Patria” porque reciben protección, atención sicológica y formación. En cambio, en nuestro país –argumentan– no existe protección desde el Estado para las víctimas a pesar de ser un país de origen de la trata de personas. La mafia organizada actúa libremente.

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

 

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

Las víctimas de esclavitud sexual no quieren regresar de España

En nuestro país nadie puede combatir el tráfico de personas desde las instituciones gubernamentales porque no se cuenta con una ley contra la lucha contra la trata, y actualmente existe un anteproyecto de ley que será perfeccionado por James Shaw, de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Crimen (UNDOC, por sus siglas en inglés).

Shaw es peruano, asesor legal regional para  Asuntos del Crimen Organizado y experto en materia de trata de personas.

A partir de mañana Shaw va a estar de visita en Asunción,  contratado especialmente para analizar el anteproyecto de ley en un periodo de tres meses para luego  elevarlo al Congreso Nacional.

De las 160 adolescentes y jóvenes que fueron rescatadas de la esclavitud sexual en España, donde eran sometidas diariamente a la explotación sexual, solo una de ellas quiso volver a Paraguay.  Todas las demás prefirieron quedarse en la “Madre Patria” porque, según explicó Rocío Mora, experta e integrante de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (APRAMP), se necesitan condiciones de seguridad, tanto desde el Estado, recuperación sicológica, atención social y formación para la reinserción familiar y laboral en el Paraguay.

Miles de mujeres niñas, adolescentes y jóvenes paraguayas son captadas por la mafia organizada  con fines de explotación sexual. Este comercio moviliza miles y miles de millones de dólares.

Rocío Mora informó en reuniones mantenidas con autoridades y en un seminario realizado este viernes último en la Cancillería ante la presencia de universitarios, organizaciones de la sociedad civil y funcionarios que integran la mesa inter- institucional de trata de personas, que todos los días atienden a más de 280 mujeres y el 21% de esas mujeres son paraguayas.

“No estamos hablando de un volumen muy pequeño; estas mujeres no tienen un pasaporte cuando hablamos con ellas ni cédula de identidad, ningún tipo de documento cuando hacemos nuestro primer trabajo de rescate”, indicó.

Desde el 2008 se viene trabajando en la elaboración de un anteproyecto de ley contra la trata de personas, especialmente mujeres, niñas y niños, que fue presentado como iniciativa y aporte en  diciembre de 2009 a la coordinación de la Mesa Interinstitucional para la Prevención y Combate a la Trata de Personas.

Declaraciones de las víctimas paraguayas en España

La policía española ha identificado a más de 1.000 víctimas paraguayas.

Noelia y Zully, casadas y con hijos, venían a servir en casas engañadas y obligadas a ejercer la prostitución en un piso. “Somos paraguayas de Asunción, las dos del mismo barrio. Yo me llamo Noelia, y estoy casada y tengo cinco hijos. Zully, que viajó conmigo también, ella tiene cuatro niños. La vida no estaba siendo fácil y necesitábamos trabajar. Yo ya había estado en Brasil sirviendo en una casa. La situación es desesperante en Paraguay. Escuchamos a un hombre contar que buscaba a mujeres para trabajar en servicio doméstico en España y fuimos a la agencia que nos indicó. En la agencia nos informaron que se encargarían de todo, nos prestaban el dinero que costaba el viaje”.

Les hicieron firmar ante un notario. Noelia puso su casa y Zully la de su cuñada, y si no pagaban la deuda echarían a sus hijos a la calle, según la amenaza. Llegaron juntas a Madrid. En el aeropuerto las esperaba una mujer y las llevó a una casa donde vivían 15 personas más. “Al llegar, nos dimos cuenta de que todo era un engaño y que el trabajo prometido no existía. Para poder pagar la deuda teníamos que ejercer la prostitución. Al piso venían los clientes y de allí no podíamos salir”.

A ese piso iban chicas de APRAMP a repartir condones y preguntaban sobre la salud de ellas, luego pudieron salir gracias a la organización y reciben atención de apoyo y formación.

La realidad del engaño

La historia de Rosa, de 17 años, cuenta que su situación en su hogar en el Paraguay no era fácil, soñaba con otra vida. Rosa y su prima fueron obligadas por sus tías que estaban ejerciendo la prostitución en España, trabajando con la mafia de trata.

Cuenta Rosa que la empezaron a pegar, a castigarme sin comer, estaban muy asustadas con su prima también adolescente. “Se llevaron a mi prima. El primer día tuvo que acostarse con 40 hombres. Le hicieron mucho daño. Venía sangrando”.

“Cuando me quedaba sola con algún novio de mis tías empezaban a sobarme, a decirme cosas, me decían que me querían y me tocaban. Cuando les conté a mis tías, me castigaron y me pegaron. Como yo era virgen esperaban que cumpla los 18 años porque el cliente iba a pagar mucho más dinero para acostarse conmigo. Tuve mucho miedo, pasé mucho tiempo encerrada sola, pensé que cuando cumpliese los 18 años a mí me pasaría lo mismo”.

Agrega que “veía a mi prima y me daba mucha lastima. Fue duro, muy duro. Yo no estaba legal en el país ¿A quién iba a acudir? Estaba sola, no sabía hablar castellano”, comenta Rosa.

Rescate

“La policía llegó al club donde estaba mi prima y como no tenía papeles hablaron con ella y ella dijo que quería volver a Paraguay, que no quería estar aquí. Y la policía le dijo que la ayudaría a regresar. Mi prima se fue y un día llegó la policía, preguntaron por mí, mis tías le dijeron que yo no estaba, que ya no vivía ahí. Saqué valor y grite que sí que era yo, y me sacaron de allí y me trajeron a APRAMP”.

Para las mujeres víctimas el proceso migratorio no ha sido un éxito, sino todo lo contrario: un terrible infierno y regresar a su país supondría la revictimización de muchas de ellas.

“Miles de niñas, niños, adolescentes y jóvenes migran bajo engaños, algunos con el respaldo de sus padres. Son diariamente explotadas sexualmente en clubes, pisos particulares, casas, saunas”.

“No existe protección desde el Estado para las víctimas a pesar de ser un país de origen de la trata de personas. Ni siquiera se cuenta con una ley contra el tráfico para combatir este delito fuertemente organizado en el país”.

http://www.abc.com.py/nota/las-victimas-de-esclavitud-sexual-no-quieren-regresar-de-espana/

Share

El sexo y las distracciones políticas

JOSÉ RAMÓN ÓNEGA

{VILLA Y CORTE}

Tengo que volver al texto de sociología para actualizar mis conocimientos porque el affaire sexual de Strauss-Kahn me ha dejado descolocado. El mandamás del Fondo Monetario Internacional, socialista y poderoso, que pensaba sustituir a Sarkozy en la presidencia de Francia, ha sucumbido al vulgar impulso de un macho cabrío. Uno tiende a ver a los políticos con aureola sobre la cabeza como las estampas de santos de los devocionarios antiguos o la coronación deNapoleón en París. Pero olvidamos que los políticos son hombres y, como tales, se ven arrastrados por vergonzosas pasiones.

 

EL APRETÓN DE LA LUJURIA Strauss-Kahn, poseído del apretón de lujuria, con la pasta que tiene, le bastaba levantar el teléfono y requerir los servicios de una meretriz de lujo que, al menos por aquí, vienen anunciadas a cientos en los periódicos. Pues va y, presuntamente, se encapricha de una pobre camarera de hotel, africana por más señas. Al menos no es racista, aunque el sexo no conoce raza. La política es estado catatónico añadido que trastorna las mentes y conduce a la falsa percepción de que se puede conseguir todo, incluso la cama y, dentro de ella, la dama. Pensó que podía usar la camarera como moneda de cambio, él tan acostumbrado al trasiego internacional de divisas. La política es enfermedad del alma y pozo de alucines.

 

EL SILENCIO FEMINISTA Asombra que políticos y círculos feministas, no todos, de la cuerda de DSK, guarden silencio. Con doble vara de medir aplican el silencio si el que infringe es del club; si es contrario, guillotina. Cuando el alcalde de Valladolid, imprudente y machista, comentó los morritos de Leire Pajín, se la armaron fina. A Strauss-Kahn, sus correligionarios no han acarreado leña para el fuego. La vicepresidenta Salgado dijo que el presunto violador tenía mucho carácter, aunque ha rectificado. Pero la violación, si existió, no es cuestión de carácter sino delito muy grave. Si al alcalde le pidieron, con razón, que se exiliase, para el del Fondo Monetario deberían solicitar galeras. Pero el Derecho punitivo no es el fuerte de alguna izquierda que prefiere la reinserción, el indulto y la alianza de civilizaciones. La ley si no es para todos, es un apaño.

 

NO SE ACABÓ CON LA DOBLE MORAL En este país, el sexo no es dogma sino superstición. Siglos de dominio de la Iglesia no acabaron con la doble moral. El disimulo siempre fue nuestro credo. Me cuentan un chiste. Tres matrimonios están presenciando una función de varietés, en la que bailan bellas macizas ligeras de ropa. La esposa de uno le susurra al oído: “¿Sabes que te digo, Paco?: que la nuestra es la más guapa”. Hemos asumido una herencia de sumisión. La exigencia moral o la hemos preterido o exigido a los demás. En la Transición se sabía que la Guardia Civil protegía, en las afueras de Madrid, el chalé de la amiga íntima de un vicepresidente del Gobierno. Lejos andaban los tiempos de aquel 18 de julio, en la Granja, en que Franco,saludando a las autoridades, le dijo a un alto cargo: “Me han dicho que se casa usted el mes que viene. Enhorabuena”. El aludido, que convivía maritalmente con su sirvienta, nada más salir de allí, preparó la boda. La política, furor continuo, siempre ha sido un órdago. Pasamos del cinturón de castidad al coche sin frenos.

LOS AMANTES DE ISABEL II El abuso del sexo y su consideración social no se detenía en el portal de los humildes. Pueblo llano y sangre azul fueron adictos. La duquesa de Alba, a la queGoya pintó desnuda, pecaba con Goya. Reinas como María Cristina, tercera esposa deFernando VII, casó secretamente con el guardia de Corps Muñoz, y los hijos, que nacían en Palacio, eran enviados a Francia en secreto. Isabel II batió el récord de amantes. Cuando le exigieron casarse con su primo Francisco de Paula imploró en vano: “No, con Paquita, no”. El Nuncio escribió al Papa: “La Reina es ferviente católica pero padece el fuego de Venus”. El sexo aquí nunca ha tumbado a nadie. Las faldas fue el único vicio que no le achacaron a Franco cuando todos los dictadores ofrendaban alcobas. Y demócratas como Kennedy, que oficiaba con Marilyn Monroe, o Clinton con la becaria, y ahora Berlusconi con sus buga-bugas yvelinas. El sexo no conoce fronteras, pero sí violaciones.

 

LOS BRUTOS AMERICANOS DSK, que entregó un millón de dólares de fianza, puede ser condenado a 74 años, caso de declararle culpable. Mira que son brutos los americanos. Debería venirse a España, que es tierra de jauja y paraíso de ternuras. Aquí liberamos a De Juana Chaos, que liquidó a 25 inocentes y anda suelto por el mundo. Aquí, después de la sentencia del Constitucional, se contempla la supresión de la doctrina Parot, y se teme que los etarras vayan saliendo del trullo sin agotar condenas. Somos generosos y amables, no como esos bárbaros americanos. Lo malo es que el que muere no regresa. ¿Quién repara el daño? ¿Por qué la libertad tiene que ser partidista, la moral sectaria y la convivencia ideológica?

 

NUEVO MODELO DE DEMOCRACIA En la Puerta del Sol los jóvenes del M-15 reclaman un nuevo modelo de democracia, aunque no saben cual. Los sociólogos estudian su significado. Algunos políticos, fabuladores natos, les presentan como las heroínas de Corín Tellado:bellísimas, incitantes y de senos túrgidos. Ya Paul Valéry habló de la horrible facilidad de destruir. Más parece una maniobra de distracción en un periodo en que se derrumba el edificio político y social de Zapatero.

http://www.elcorreogallego.es/opinion/ecg/sexo-distracciones-politicas/idEdicion-2011-05-22/idNoticia-671298/

Share

´Las políticas para atajar la prostitución han contribuido a aumentar los casos´

La magistrada Gloria Poyatos, en su despacho del Juzgado de lo Social nº 1 de Arrecife. i ADRIEL PERDOMO

La magistrada Gloria Poyatos, en su despacho del Juzgado de lo Social nº 1 de Arrecife. i ADRIEL PERDOMO

La magistrada del Juzgado de lo Social nº 1 de Arrecife, Gloria Poyatos, demostró en un experimento jurídico realizado en Gerona en 2009, en el que se hizo pasar por una profesional del sexo, que las prostitutas pueden darse de alta en Hacienda y la Seguridad Social para ejercer su actividad con garantías fiscales y legales. En esta entrevista cuenta su experiencia

ARÁNZAZU FERNÁNDEZ
ARRECIFE
– ¿Qué la llevó a realizar la tesis doctoral para la Universidad de Girona con la que demostró que una trabajadora del sexo se puede dar de alta en la Seguridad Social como empleada autónoma sin que legalmente le pongan trabas para ello?
– Siempre que he investigado una materia jurídico-laboral, me he interesado por los colectivos más desprotegidos y discriminados. Lo hice con los trabajadores a tiempo parcial, que fructificó en mi primera publicación en el año 2002, después con los trabajadores víctimas de acoso moral o mobbing, que también concluyó con mi segundo libro en el año 2004, y por último, aprovechando mi trabajo de investigación en la Universidad de Girona (año 2008-9), dentro de los cursos de doctorado, decidí inclinarme por el colectivo de las trabajadoras sexuales, que son el paradigma de discriminación y explotación, y si además podía servirles de ayuda para atajar la terrible desprotección social que padecen, pues ya me daba por satisfecha.

– ¿Le sorprendió el desenlace de su investigación sobre la prostitución?
– Francamente sí, pues siempre se nos ha hecho creer que es imposible hacer visible fiscalmente a las trabajadoras sexuales, bueno, al menos, a las prostitutas, ya que curiosamente no ocurre lo mismo con las actrices de porno, por ejemplo.

– ¿Qué hubiera hecho si la Seguridad Social no hubiera admitido su petición dándole la posibilidad de incluirla en el apartado de ‘otras actividades personales’, como le propuso?
– Pues continuar con mis planes, ya que, de hecho, lo que yo buscaba era una resolución escrita y negativa de la Administración, para poder impugnarla y conseguir una sentencia. Yo entonces era letrada en ejercicio y no me suponía ningún esfuerzo defenderme judicialmente, ya que además tenía resuelta toda la fundamentación jurídica para defender mi punto de vista, esto es, que no existe ningún impedimento legal para incluir el trabajo de la prostitución, siempre que se realice por cuenta propia (trabajo autónomo), en nuestro Sistema de la Seguridad Social.

– ¿Llegó realmente a formalizar la inscripción?
– No consumé la formalización porque la anulé ese mismo día, así que formalmente no llegué a estar de alta en el sistema. No obstante, y tras realizar el anterior experimento práctico, he hablado con prostitutas, que sí han cursado su alta en el sistema, siguiendo mi ejemplo. Ninguna de ellas me ha dicho que le denegasen el alta. Otra cuestión distinta es lo que ha venido pasando y es que a veces estas mujeres han engañado al sistema cursando altas en actividades económicas tasadas legalmente, que no se corresponden con el trabajo que realmente hacen. Por ejemplo, como limpiadoras en el Régimen especial de empleadas de Hogar, consiguiendo así estar incluidas en el sistema, cotizar y generar futuras pensiones y prestaciones de la Seguridad Social.

– Usted estaba embarazada de seis meses cuando decidió inscribirse como trabajadora autónoma del sexo. ¿En ningún momento le pusieron reparos para llevar a cabo su pretensión? ¿Sospecharon que era una falsa prostituta?
– La verdad es que reparos no me pusieron por tal motivo, aunque en el ambiente se respiraba una situación de tensión y, sobre todo, reconozco que me sentí la más observada del recinto. Respecto a sospechar que no era real mi solicitud, yo diría que en ningún momento los funcionarios sospecharon, pues resultaba muy convincente. Además, mi estado de gravidez era una buena excusa para buscar protección social de futuro.

– ¿Inscribirse en la Seguridad Social sería la mejor manera de legalizar la prostitución?
– Mire, la historia del hombre y la aplicación de las políticas empleadas hasta ahora para atajar el grave problema de la explotación de mujeres mediante la prostitución no ha hecho disminuir las cifras, sino aumentarlas peligrosamente, a la vez que se consolidaban y enriquecían las mafias internacionales.

– ¿Cuáles son las cifras de la prostitución en España?
– España mueve 50 millones de euros al día y 18.000 millones de euros anuales, según la Asociación de Propietarios de Clubs de Alterne. Una realidad que ha generado, en nuestro país, una potencial clientela de 15 millones de varones para 400.000 prostitutas o una para cada 38 hombres que se traducen en unos ingresos para los empresarios del sector de 45.000 euros por prostituta y año. Esos datos están recogidos en el informe elaborado por la ponencia sobre el estudio de la prostitución en nuestro país, constituida en el seno de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de la Igualdad de Oportunidades, publicado el 13 de abril de 2007 en el Boletín Oficial de las Cortes Generales.

– ¿Es partidaria de legalizar la prostitución en España?
– Mi propuesta pasa por cambiar, controlando siempre las actuaciones delictivas como el tráfico de personas o el proxenetismo, que creo merecen la máxima sanción penal. En aquellos casos en los que libremente la persona mayor de edad quiera dedicarse a la prostitución como actividad habitual voluntariamente consentida, debería tener un hueco en el sistema social, y derecho a las contraprestaciones económicas que su reconocimiento fiscal le brinda. Creo que ello daría mayor independencia y libertad a este colectivo, y quizás poder independizarse de sus explotadores, que carecería de presión alguna sobre ellas, al contar con una protección que ahora no tienen y las hace ser más vulnerables ante sus explotadores.

– ¿Con la crisis económica hay más mujeres que ejercen la prostitución?
– Lo que se ha producido es una mayor explotación de las mujeres prostitutas, que ante una situación de necesidad se hacen más vulnerables ante las mafias y proxenetas, y también por esa situación de necesidad realizan servicios a precios inferiores y en peores condiciones.

– Usted es magistrada de lo Social en Arrecife. ¿Se han incrementado las denuncias en el último año?
– Mi experiencia como magistrada se inició en mayo de 2010, por lo que no dispongo de un periodo más o menos amplio para poder efectuar estadísticas. Este 2011 desde el juzgado en el que trabajo hemos experimentado un incremento en la entrada de demandas respecto a 2010. Ya veremos cómo acabará el año. No creo que sea necesario crear, por ahora, más juzgados de lo Social en Arrecife.

http://www.laprovincia.es/lanzarote/2011/05/22/politicas-atajar-prostitucion-han-contribuido-aumentar-casos/374363.html

Share

Sexo y Poder. Análisis psicológico

SEXO Y PODER. EL ANALISIS PSICOLOGICO.

¿Por qué?

Dominique Strauss-Kahn es el último líder caído del pedestal a cuento de una escena de sometimiento sexual vinculada con una situación de abuso de poder. En su caso, la sensación de impunidad le hizo creerse con derecho a dominar a una mujer. El poder siempre mantuvo una relación malsana con el sexo. Varios expertos analizan el fenómeno..

Strauss-Kahn, en el tribunal de Nueva York, el pasado jueves.
Richard Drew

JUAN FERNANDEZ / NURIA NAVARRO

Rendido a la evidencia de haber sido cazado en un renuncio, hundido y a la espera de ganarse el perdón de los norteamericanos, Bill Clinton justificó con esta frase la sesión de sexo oral que había recibido de la becaria Monica Lewinsky en su despacho: “Lo hice porque podía hacerlo”. Sonó a obviedad, pero la confesión contenía la clave del lance que estuvo a punto de fulminar en una tarde al hombre más poderoso del planeta: “Podía hacerlo”.

El poder, o más bien su abuso, es el pilar sobre el que descansa la mayoría de los casos de personajes públicos –mandatarios, actores famosos, deportistas de relumbre, pero casi siempre hombres– que de vez en cuando asaltan el noticiario protagonizando sonrojantes escenas en las que se mercadea con sexo bajo el influjo de sus rutilantes nombres. Jamás son relaciones de igual a igual, puesto que en esa negociación el poderoso siempre goza de una situación de prominencia, demostrando confundir la relevancia de su figura pública con el endiosamiento, la capacidad para seducir con la facultad para dominar y la erótica del poder con el derecho a tocar.

El ya exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn (DSK), ha sido el último en añadir su nombre a la lista de ídolos caídos del pedestal a causa de un encuentro sexual alimentado por el abuso de poder. Superado el impacto de verle esposado como un traficante de droga callejero, y a la espera de su desenlace judicial, el planeta entero se rasca la cabeza tratando de comprender los motivos que han llevado a uno de los políticos más destacados de Europa –que estaba llamado, según los sondeos, a ser el próximo presidente de Francia– a acabar con su vida pública y personal por satisfacer un calentón a costa de la voluntad de la camarera de un hotel.

 

La clave de la dominación

Buscando explicación, estos días se blanden argumentos sexuales, salen a la luz sus anteriores muestras de desprecio hacia las mujeres y se trazan perfiles psicológicos de urgencia del personaje. Pero en todas las lecturas que se ofrecen subyace el convencimiento de que la relación de dominación del político sobre la camarera –como en su día ocurrió con Clinton y Lewinsky, y antes en otros casos similares– fue la clave del desenlace.

¿Está condenado el poder a ser un terreno abonado al abuso? “El poderoso suele sentirse omnipotente y se cree impune. Esto puede conducirle a comportamientos tiránicos. Shakespeare dijo: ´Es bello tener la fuerza de un gigante, pero es terrible usarla como un gigante´. El poder tiende al exceso”, responde el filósofo José Antonio Marina.

Interesado por las fuerzas interiores que mueven al hombre, el autor de La pasión del poder y Las arquitecturas del deseo ha investigado los lazos que atan a las personas cuando se relacionan desde distintos niveles de relevancia y sostiene que los escenarios de sometimiento suelen responder a un mismo patrón: “El miedo es el modo más sencillo de dominar. Poder es la capacidad para hacer real un proyecto. Pero cuando lo definitivo de ese proyecto es la satisfacción de los deseos del poderoso, la dominación y la sumisión son el poder en estado puro”, explica.

¿Se dirigió así Strauss-Kahn a la camarera del hotel que lo denunció por intento de violación? La justicia tendrá que dirimir si en aquel encuentro hubo un comportamiento penal, pero el desequilibrio entre ambos en términos de poder no lo pone en duda ni la propia defensa del político, que admite que hubo sexo entre ambos, pero consentido. ¿Incluso en ese caso, se habría atrevido DSK a proponer la relación de no ser él la poderosa figura que era?

 

Condenado a un final así

En opinión de Jean Claude Frappant, psicoterapeuta y presidente de la asociación Prevención Violencia de Género, la ecuación mental que siguió el mandatario en aquella suite es la misma que siguen los que pegan a sus esposas y se suicidan para no dar la cara. “Es un puro ejercicio de dominación. El que abusa de una mujer lo hace para no reconocer que, en el fondo, depende de ella. El poderoso, al sentirse protegido, cree que no tiene que rendir cuentas de esta dependencia”, explica.

A Frappant no le sorprendió la noticia de la agresión. Lleva años siguiendo el rastro del político socialista, protagonista de numerosos desencuentros con las mujeres, y cree que estaba condenado a tener un final así. “Si no pasaba ahora, podría haber pasado en unos meses. Strauss-Kahn tiene un problema, pero atesora mucho poder, y hasta ahora ha conseguido librarse, lo que le ha hecho creer que era impune”, razona.

Frappant plantea una pregunta que, en su opinión, es la prueba del algodón de este caso: “¿Cómo alguien que se aloja en una suite de 3.000 dólares no llama a un servicio de prostitución de lujo para calmar su libido?”. La respuesta del terapeuta da la medida del perfil psicológico de DSK: “Porque no es sexo lo que él necesitaba, sino satisfacer su impulso de dominación. El que paga a una prostituta establece una relación equilibrada, da algo a cambio de algo. Lo que él -busca es sentir y demostrar su poder”, señala. Entre los poderosos no es extraño usar servicios profesionales. Paula Vip, prostituta de lujo de Barcelona con clientes en el poder económico y empresarial, dice que lo habitual es que el poderoso le transfiera el poder. “Quieren que les ayudes a desconectar de un entorno que les provoca estrés, nunca imponen su criterio. Por eso muchos piden servicios de sumisión”.

La Historia da sobrados ejemplos de la estrecha relación que siempre hubo entre el sexo y el poder. Se calcula que una sexta parte de los actuales asiáticos son descendientes de Gengis Khan. Muy por detrás, también batieron notables marcas Mao Zedong, el mariscal Josip Broz Tito, Benito Mussolini, Fidel Castro, Juan Domingo Perón o Rafael Leónidas Trujillo.

Del engorde de la vanidad al delito, esa doble cara del triunfo ha tenido siempre distintos niveles de intensidad. “La política es en sí una ocupación adictiva”, según el psiquiatra José María Vázquez Roel, que ha tenido en sus manos a más de un político rehabilitándose de su adicción al sexo. Según el doctor, “las adicciones son como las infecciones, las puede coger todo el mundo. Pero si estás en un medio propicio, el riesgo aumenta. Y el político necesita admiración constantemente”.

Como ocurre con el alcohol y la cocaína, aquí también la tolerancia aumenta a medida que sube el consumo, hasta llegar a la gravedad de DSK. “Amparado en su poder, su carrera adictiva se ha prolongado en el tiempo”, cree el doctor.

Lo que suele ser norma, y no excepción, es la pérdida de percepción de la realidad que va adherida al cargo. “El poder te ciega”, dice Begoña Gozalbes, coach especializada en políticos. Ha trabajado con concejales, alcaldes y diputados autonómicos y cree que esa ceguera tiene más que ver con el sillón de mando que con el tamaño de la autoridad. “Es independiente del poder que se ostenta y no es premeditado, simplemente es un mecanismo de defensa. Inconsciente en algunos casos, y en otros la alimentación del propio ego”, explica.

En su opinión, el mayor peligro para el político que toca poder es el coro de alabanzas que le rodea. “El entorno no ayuda al líder a salir de su aislamiento. Una vez allí, se vive un mundo distorsionado, porque ni se ve, ni se escucha”. Contra ese vicio, la labor del coach consiste en tratar “que el político vea su reflejo”. Al parecer, nadie se atrevió a poner un espejo delante de DSK.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=583070

Share