María José Galera habla sobre la prostitución en Sálvame Deluxe

María José Galera visita Sálvame Deluxe

Sálvame Deluxe probaba de nuevo una sección donde un colaborador se somete a hipnosis para sacar fuera sus miedos y los pensamientos que les bloquean en su vida diaria. La semana pasada inauguraba la sección, Lydia Lozano y hace unas horas era María José Galera, exconcursante de Gran Hermano 1, la que pasaba por esta “prueba”.

La ex de Jorge Berrocal confesaba destrozada que no ejerció la prostitución de manera continuada, sino que tuvo sexo a cambio de dinero con un hombre durante un año con el fin de poder dar dinero a sus padres y poder cuidar a su hija que sufría una parálisis del 96 por ciento y que fallecía hace tres años.

Asimismo, la andaluza contaba durante su sesión de hipnosis que, a su madre le contaba que las grandes cantidades de dinero que entraban en su casa eran de comisiones que ganaba vendiendo enciclopedias. No supieron los padres de María José Galera la verdad hasta que la historia salió a la luz cuando ella concursaba enGran Hermano.

Interviú iba a publicar la noticia y la productora del reality le ayudó a contárselo a sus padres y a sus tres hermanas que lo desconocían todo. Era domingo y la revista salía a la venta al día siguiente, dos psicólogos, la manager de Galera y ella visitaban a su familia para que ésta le transmitiera lo que iba a pasar.

Su padre sufría mucho con este hecho lo que le llevaba a adelgazar cuarenta kilos, pero su familia le apoyaba y le decía que no entrara en provocaciones. Tras “despertar” Galera no recordaba nada y cuando Jorge Javier Vázquez le explicaba lo que había contado se emocionaba. En diez años de plató en plató no había sido capaz de hacerlo, aseguraba que cuando le llamaban “p***” se bloqueaba y al ser atacada nunca pudo narrar la historia como esta noche.

Fuente | Sálvame Deluxe

http://www.lacosarosa.com/maria-jose-galera-habla-prostitucion-salvame-deluxe.html

Share

Cuatro emite ‘Profesión, prostituta’, un especial de ‘Callejeros’, el próximo viernes

VIERNES PRIME TIME

Tras el éxito del especial ‘La cárcel’, Molinos de Papel prepara un nuevo especial de 80 minutos.

Callejeros

Cuatro y ‘Callejeros‘ se preparan para su segunda película: ‘Profesión, prostituta. La película’. La cadena estrena este especial de 80 minutos el próximo viernes en prime time. Se trata de un viaje por la vida de todas aquellas mujeres que por decisión propia o forzada por las circunstancias han tenido que ejercer la prostitución.

‘Profesión, prostituta’ es una película donde la verdad es una de sus principales protagonistas. El equipo del programa ha convivido día y noche con estas mujeres a las que casi nunca vemos sin el maquillaje y el uniforme del oficio. Estarán acompañadas por sus parejas y preparándose para salir a trabajar.

“Yo pensaba que las putas eran lo más bajo, lo mas rastrero de este mundo, y mira donde he acabado”, dice Pamela, una mujer de 30 años. Trabaja desde hace cuatro en un local de Barcelona en el que mantener una relación sexual tiene un precio de 120 euros.

Julia se levanta tarde. Como cada día, se prepara y va al gimnasio. Después se da un masaje “para tener el culito bien arriba” y acude a la peluquería para rizar su melena rubia. Todo sin salir del lugar donde vive y trabaja. Un club de alterne a las afueras de Castellón, en el que las señoritas son tratadas como huéspedes de un hotel con todas las comodidades.

Cada mes, Verónica, envía una suma importante de dinero a Rumanía, su país natal… “Mi madre no trabaja, mi hermano tampoco, y lo están esperando”. Mientras habla con su madre en un locutorio, su teléfono móvil no deja de sonar.

Un grupo de mujeres se reúne en torno a un fuego en una acera del extrarradio de Madrid. “La policía no nos deja hacer hogueras, pero si tenemos frío no podemos hacer otra cosa”, alega una de ellas: una joven rumana que, como toda vestimenta, lleva unas bragas y una cazadora vaquera que deja ver sus pechos, “tenemos que ponernos así, porque si no, los clientes no paran”. Pasan toda la noche en la calle ofreciendo su cuerpo, pero aseguran que nadie las obliga, que lo hacen por su propia voluntad, “hay que ganarse la vida, y no sabemos hacer otra cosa”. A su alrededor, decenas de coches peregrinan de un grupo de mujeres a otro hasta que contratan los servicios de alguna mujer. “Antes se trabajaba más, pero ahora, pides 20 euros y te dicen que es caro”.

Cuatro ya celebró su quinto aniversario con el especial ‘Callejeros. La cárcel’. El programa se emitió el pasado 12 de noviembre y consiguió un gran éxito de audiencia, con un 12% de cuota de pantalla y 1.947.000 espectadores en la noche del viernes.

http://www.formulatv.com/noticias/19765/cuatro-emite-profesion-prostituta-especial-callejeros-proximo-viernes/

Share

Strauss-Kahn buscó la compañía de dos empleadas del hotel antes de la agresión

Los periodistas apostados en la puerta del apartamento de DSK en Manhattan. | ReutersLos periodistas apostados en la puerta del apartamento de DSK en Manhattan. | Reuters

  • Pidió a la recepcionista que le acompañó a la habitación que se quedase con él
  • Después llamó a recepción y le pidió a otra empleada compañía

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn buscó la compañía de dos empleadas del hotel neoyorquino de Sofitel un día antes de cometer supuestamente una agresión sexual contra otra miembro del personal el pasado 14 de mayo, según una fuente de las autoridades competentes que conoce los detalles de la investigación.

Cuando la recepcionista le acompañó hasta su suite una vez se hubo registrado en el hotel, Strauss-Kahn le pidió que se quedase con él para tomar champán, pero ella ha contado a los responsables de la investigación que declinó la invitación, según la fuente, consultada por la cadena CNN.

Posteriormente, Strauss-Kahn llamó por teléfono a otra recepcionista para preguntarle si quería tomar algo con él en su habitación cuando finalizase su jornada laboral, pero ella también respondió que no, de acuerdo con la fuente. Según la mujer, él tuvo un actitud “insinuante”.

Estos datos nuevos se han conocido porque la Policía está interrogando a miembros del personal del hotel para saber si tuvieron algún contacto con el imputado antes o después de la supuesta agresión. Strauss-Kahn ha sido acusado de siete cargos, entre ellos el de obligar a la empleada a hacerle sexo oral y el de intento de violación.

Si es declarado culpable, podría pasar hasta 25 años en prisión. Pero en la carta de dimisión que envió al FMI la semana pasada, dijo: “Niego con la máxima firmeza todas las afirmaciones que se han hecho en mi contra”.

Junto al edificio de viviendas de Manhattan (Nueva York) donde se aloja Strauss Kahn bajo vigilancia, como estableció el tribunal al concederle la libertad bajo fianza, sigue habiendo periodistas. El ex director gerente del FMI es quien paga a los guardias armados de la empresa de seguridad privada Stroz Friedberg que custodian la entrada del domicilio las 24 horas del día.

Pero sus abogados han dicho que Strauss-Kahn y su esposa se van a trasladar esta semana a otro piso, del que solo podrá salir para acudir al tribunal. Si quiere salir por otro motivo, deberá avisarlo a los fiscales con seis horas de antelación.

http://www.elmundo.es/america/2011/05/23/estados_unidos/1306147128.html

Share

Jornadas por los derechos de las trabajadoras sexuales

Jornadas por los derechos de las trabajadoras sexuales

Jornadas de Hetaira.
Y ahora las trabajadoras del sexo

Nuestras amigas del colectivo Hetaira (Colectivo en defensa de los derechos de las prostitutas) de Madrid celebraron hace unas semanas sus segundas Jornadas. Publicamos en SOLIDARI DIGITAL el resumen de sus Jornadas que publicaron en la revista Página Abierta. Hemos visto de interés reflejar la labor social que realiza este colectivo a favor de los derechos laborales y sociales de las trabajadoras sexuales.

La actividad de este colectivo tiene ya un recorrido de 15 años (1). En esa trayectoria se le concedió en 2003 el Premio René Cassin de derechos humanos que otorga el Gobierno Vasco. Hetaira, además, forma parte de diversas plataformas españolas y europeas en defensa de las personas trabajadoras del sexo y de las víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación (2).

El título de estas Jornadas, realizadas en el Círculo de Bellas Artes “… Y ahora las trabajadoras del sexo”, trataba de reflejar las inquietudes presentes en las organizadoras; así lo expresaban en la presentación de su programa:

«En los últimos tiempos, se han ido reconociendo derechos a varios grupos discriminados por sus prácticas sexuales o de género: el matrimonio homosexual o el cambio de sexo legal para las personas transexuales han supuesto una mejora en la calidad democrática de nuestra sociedad.

Sin embargo, los derechos de las trabajadoras del sexo siguen siendo ignorados. Solo se las contempla para victimizarlas y tratarlas como a menores de edad o como a delincuentes, solo por desarrollar una actividad que disgusta a ciertos sectores sociales y trasgredir así los mandatos patriarcales que rigen aún para la sexualidad femenina.

El Gobierno, las administraciones y la sociedad deben tener en cuenta sus reivindicaciones: una sociedad democrática no puede seguir excluyendo a un grupo, ni negar el respeto a la igualdad y a la libertad de las personas adultas que ofrecen o demandan servicios sexuales.

Una sociedad democrática no puede seguir olvidando que todos los seres humanos tienen la misma dignidad intrínseca, independientemente del trabajo que se realice. No se puede posponer por más tiempo el reconocimiento de derechos laborales y sociales a quienes ejercen la prostitución».

En dos días intensos y apretados, ocho fueron las actividades y sesiones llevadas a cabo, con cinco mesas de debate, una exhibición de materiales audiovisuales en su inicio, la proyección de la película Princesas, que contó con la presencia de su autor, Fernando León de Aranoa, y la fiesta de cierre habitual.

Acudieron y mostraron su apoyo numerosos miembros, hombres y mujeres, de diversos colectivos cercanos a este ámbito de la solidaridad y la defensa de sectores sociales excluidos o explotados (3).

La presentación e inauguración de las Jornadas contó con unas proyecciones audiovisuales de experiencias de empoderamiento de trabajadoras sexuales. Una muestra condensada de actividades, como  la pasarela “Lumi-Fashion” en la Ballesta (calle emblemática de la prostitución en Madrid); la cacerolada de trabajadoras de sexo ante el Ayuntamiento de Madrid; la lectura por parte de trabajadoras del sexo de textos dedicados a la prostitución de diversos escritores y escritoras con ocasión de las primeras Jornadas (mayo de 2004); el rodaje de Princesas, la primera manifestación de prostitutas en el Estado español (el 19 de febrero de 2002).

Un arranque que generaba emoción e interés por lo que habría de venir después.
Los debates del sábado.

La primera mesa presentaba un tema nuevo e importante en los debates públicos de Hetaira: La trata de seres humanos: grave delito contra los derechos humanos. En ella intervinieron Cristina Garaizabal, feminista, cofundadora de Hetaira y psicóloga clínica, y Marta González, miembro del Proyecto Esperanza (Proyecto de acogida integral para mujeres víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación).

Sobre él, en estos dos últimos años, han aparecido, entre otros textos, diversos artículos en nuestras páginas con las opiniones de Cristina Garaizabal y la actividad y propuestas del Proyecto Esperanza (4). También la página web del colectivo Hetaira recoge algunas de sus reflexiones sobre este dramático asunto (5).

Ya en la tarde del sábado le tocó el turno a una cuestión importante a la que se enfrenta la afirmación de derechos de las trabajadoras del sexo en la calle y la solución de los conflictos por el uso de los espacios públicos:  La construcción de las ciudades y la utilización de los espacios públicos. Nuevas normativas y prostitución de calle. De ello hablaron Francisco Torres (profesor del Departamento de Sociología y Antropología Social de la Universidad de Valencia), Milagros Hernández (concejala por IU en el Ayuntamiento de Madrid), Ana Fábregas (Asociación Genera, en defensa de los derechos de las mujeres en situación de exclusión social) y Margarita Carreras (trabajadora del sexo).

Francisco Torres centró su intervención en una reflexión sobre el concepto de espacios públicos de las ciudades, los usos de estos espacios en evolución, los conflictos y procesos de exclusión que hoy se producen en ellos y cómo salvarlos, y la necesidad de afirmar la condición ciudadana de las trabajadoras del sexo, con los derechos y obligaciones que esa condición conlleva [véase recuadro].

Milagros Hernández realizó una exposición detallada de su experiencia y reflexiones como concejala en Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid. Partió de señalar los condicionantes en los que se movía la política municipal en este asunto que calificaba de gran complejidad, entre otros: los específicos de la alegalidad, que crea serias dificultades a la hora de entender la aplicación de este concepto en la gestión pública; la raya prácticamente invisible entre la vulnerabilidad, ilegalidad y exclusión en la que se mueve esta actividad; el  uso del suelo y el espacio como bien mercantilista; la ausencia de modelos de participación y escucha para la negociación y resolución de conflictos vecinales y convivenciales…

Tras detallar algunas experiencias de la intervención municipal y de un modo muy general los planes y las ordenanzas, calificó los modelos de intervención municipal como el paso de la inhibición a la criminalización. Y terminó su reflexión señalando los problemas que producen hoy las reglamentaciones y ordenanzas que se tratan de implementar, sobre todo por la falta de un marco legislativo adecuado que reconozca los derechos de las trabajadoras del sexo, la posición de principios abolicionistas que impera y la falta de cauces de participación: “sin escuchar, no se debe legislar”, afirmaba.
Por su parte, Ana Fábregas hizo una descripción detallada de las ordenanzas municipales en Barcelona y de los problemas creados en su aplicación. Las incongruencias de los textos aprobados con sus supuestos objetivos, los derechos que conculca, y en particular en su aplicación, los abusos que se cometen…, pero también la respuesta de colectivos como el suyo y de las propias trabajadoras del sexo. Un ejemplo de ello lo pudimos disfrutar con la proyección de un reportaje sobre esa respuesta a las ordenanzas del consistorio barcelonés.

Cerró la mesa la experiencia de Margarita Carreras –con todos sus años de trabajo sexual, entre otros, a sus espaldas en el barrio barcelonés de El Raval, donde vive– sobre las nuevas prácticas represivas y de estigmatización que arrastran las ordenanzas municipales.

La tarde del sábado culminó con otro tema –Los clientes de la prostitución: una realidad oculta– poco debatido públicamente hasta ahora, cuando se empieza a “responsabilizar” a los clientes de la existencia de la prostitución (“una práctica a erradicar”)  y a proponer que se les persiga y castigue.
En esta mesa participaron Carolina Hernández (trabajadora del sexo), Paula VIP (escort) [6] e Isabel Holgado (antropóloga).

Carolina Hernández y Paula VIP, desde su diferente experiencia, trataron de desvelar el perfil del cliente de la prostitución, tanto callejera como de clubes o de “compañía”. Ambas coincidían en que se trataba de personas muy diversas, en edad, condición social y cultural, etc., y que no se distinguían del común de los mortales. También eran variados los motivos en su búsqueda de sexo de pago. Sus descripciones sobre ello fueron emotivas, en particular al describir las relaciones de respeto e incluso de amistad creada, a las ayudas sicológicas y de vida sexual que en cierto sentido ellas prestaban.

Coincidieron también, y en ello insistió mucho Paula, en que los perfiles tan negativos que se difunden sobre los clientes, además de ser en buena parte falsos, también las estigmatizan a ellas, tratan de anularles su dignidad: “algo a lo que ellas no estaban dispuestas”. Y con eso se referían también, sin nombrarlas, a las corrientes feministas que consideran la prostitución una agresión masculina hacia las mujeres.

Por eso, Carolina decía que no es cierto que en el servicio sexual imponían los hombres su poder: «Siempre se ha dicho que por ser hombre tiene la voz de mando. En mi caso, aunque ellos me pagan, cuando están conmigo yo tengo la voz de mando y a ellos les gusta sentirse mandados sexualmente».
Al hilo de esto, en el coloquio surgió un debate a propósito de la vulnerablidad que encierra la prostitución frente a clientes violentos.

La última intervención fue la de Isabel Holgado, quien abordó los cambios en la consideración socio-institucional de los hombres clientes: de agentes invisibles, protagonistas clave en el sexo de pago, a objetivo de las políticas punitivas en España. Además de este asunto, dibujó los posibles cambios en las motivaciones de quienes buscan sexo de pago, fruto de nuevas dinámicas y culturas, de consumo, sexualidad e identidades de género.

La mañana del domingo.

Tocaba el turno a una cuestión que, casi desde el comienzo de la reflexión en Hetaira sobre la consideración de trabajo al ejercicio libre de la prostitución, hubo de tenerse en cuenta: cómo debía regularse en el marco de la legislación laboral y de protección social.

La mesa programada, Diversidad de situaciones, derechos laborales y jurisprudencia, tenía ese objetivo. Participaron en ella: Esther Hava (profesora titular de Derecho Penal en la Universidad de Cádiz), Montserrat Neira (trabajadora del sexo), Iván Zaro (del Programa de atención a trabajadores del sexo de la Fundación Triángulo) y Mario Estévez, trabajador del sexo.

Esther Hava, partiendo de que «la trata de personas y la determinación coactiva o fraudulenta del ejercicio de la prostitución pueden afectar, además de a la dignidad y libertad sexual de la víctima, a otros bienes jurídicos de carácter laboral», analizó la jurisprudencia al respecto de esto último y los escollos que representa el ordenamiento jurídico [véase recuadro].

Montserrat Neira contó algunas experiencias de los intentos de regularizar el trabajo sexual en el ámbito del trabajo autónomo. Desde esa perspectiva, explicó cómo la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo permite a cualquier persona que realice el trabajo sexual de manera independiente darse de alta en Hacienda para pedir el IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y en la Seguridad Social para cotizar como cualquier otro trabajador.

Para reafirmar lo anterior comentaba que, al solicitar información en UGT y en Hacienda, no solo no le habían puesto ninguna traba, sino que le informaron de que se puede solicitar un epígrafe específico de servicios sexuales si lo hacía un colectivo, tal y como pasó con las terapias naturales.
Ese no fue el caso, sin embargo, de la respuesta a la consulta fiscal que realizó a mediados del 2009 una persona que ejerce la prostitución. «Quería saber cómo darse de alta y le dijeron que el trabajo sexual es ilícito, valiéndose del Código Civil».

También era novedoso en un ámbito así la presencia de un hombre trabajador del sexo, Mario Estévez, junto con un activista por los derechos sexuales y en la prevención del VIH, Iván Zaro.
Zaro nos acercó más a la realidad de los trabajadores del sexo, reivindicando la diversidad en este trabajo, haciendo más visible su existencia y circunstancias. En sus palabras, se trataba de un esbozo para conocer el perfil sociodemográfico de la prostitución masculina en Madrid, los espacios donde desarrollan su actividad, las herramientas que permiten luchar contra el estigma, así como las innovadoras acciones para la salud del colectivo.

En una segunda parte, Estévez explicó el proceso de profesionalización vivido, la búsqueda de vías diversas para ello; por ejemplo, la de darse de alta como autónomo. Y expuso sus reflexiones acerca de las principales ventajas e inconvenientes que había encontrado en ese camino.
La última mesa de las Jornadas, La prostitución bajo el franquismo, tenía un doble objetivo: conocer de primera mano algunas experiencias y realizar un homenaje a las trabajadoras del sexo en esa época, especialmente a las que más sufrieron la persecución y represión en esa etapa histórica [véase recuadro “Las putas bajo el franquismo”].
Para cumplir con el primero, se contó con la presencia de Madame Rius, dueña de un local de trabajo sexual y autora del libro Madame Rius, de moral distraída).

Su vida, recordaba, ha transcurrido en Barcelona. Allí, en San Mario y Mont Real, comenzó «en un oficio que no gustaba a nadie, pero todos necesitaban». Consiguió de esa manera vivir con cierto desahogo e independencia, «a pesar  de las persecuciones policiales y bajezas a las que te somete una sociedad hipócrita, que condena todo lo que no cabe en su moral estrecha y limitada, solo pendiente de ocultar a cualquier precio sus propias miserias». Más tarde se “puso por su cuenta”. Y explicó en qué consistía su profesión ahora, el valor de los locales como el suyo, los problemas que veían en el trabajo de calle…

Con un homenaje a “las putas del franquismo” se cerró esta mesa: un pequeño y ficcional documental realizado por Laly Zambrano y Carmen Briz en el que se ensamblan fotogramas de películas antiguas, alguna foto de prostitutas de entonces y voces que recogen relatos de mujeres que vivieron en esa época con la amenaza de la Ley de Peligrosidad Social a sus espaldas.
*   *   *
La última sesión, ya en la tarde del domingo, consistió, como ya hemos dicho, en la proyección de la película Princesas. A su finalización, Fernando León de Aranoa conversó con las trabajadoras del sexo que hicieron de figuración, y uno y otras con el público.
__________________

(1) Para conocer más sobre este colectivo puede visitarse www.colectivohetaira.org y facebook/colectivohetaira.
(2) La Plataforma Estatal por los Derechos de las Personas Trabajadoras del Sexo; ICRSE (Comité Internacional por los Derechos de las Trabajadoras del Sexo en Europa); TAMPEP (Red Europea para la Prevención de HIV/STI y Promoción de la Salud entre Trabajadores Migrantes del Sexo); ENAT (Red Europea de Cooperación a favor de Mujeres y Menores Víctimas de Tráfico y Explotación Sexual); la Comisión de prostitución y trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, del Observatorio Municipal de Violencia de Género del Ayuntamiento de Madrid, y la Mesa de Espacios Públicos dependiente del Departamento de Servicios Sociales del Distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid.
(3) Personas –voluntarios y profesionales– del mundo de las ONG que trabajan con inmigrantes, en la prevención de VIH/SIDA, feminismo, trabajo sexual, trata, LGTB y otras generalistas, procedentes de la casi totalidad de las comunidades autónomas… y de París.
(4) En los números 202, de mayo-junio de 2009 (artículos de Cristina Garaizabal y Marta González, pags. 11 a 21) y 206, de enero-febrero de 2010 (“Crónica de las Jornadas de Pensamiento Crítico”, pags. 73 y 74).
(5) Hetaira ante el balance de los ministerios de Interior e Igualdad del primer año del Plan Integral de Lucha contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual (Madrid, 25 de marzo de 2010) [www.colectivohetaira.org].
(6) Una escort es una acompañante remunerada, es decir, una mujer a la que un cliente paga por acudir con él a reuniones, fiestas, salidas a otra ciudad, etc. La contratación puede incluir o no sexo. [Tanto escort como cliente, pueden ser de un sexo u otro].

Extractos

Esther Hava
Explotación y relaciones laborales

La trata de personas y la determinación coactiva o fraudulenta del ejercicio de la prostitución pueden afectar, además de a la dignidad y libertad sexual de la víctima, a otros bienes jurídicos de carácter laboral, ya sean colectivos, ya individuales, de los que es titular la propia persona explotada (imposición de condiciones ilegales de trabajo, grave discriminación en el empleo, omisión de medidas de seguridad e higiene adecuadas a la actividad laboral). Ello se hace aún más patente cuando las personas objeto de la explotación sexual son extranjeras.
El principal escollo que existe a la hora de calificar conductas de explotación laboral en el contexto sexual como delitos contra los derechos de los trabajadores radica en la propia naturaleza de la actividad que realizan en nuestro país los trabajadores del sexo, y el dudoso reconocimiento jurídico que recibe en nuestro ordenamiento. Así, están en una posición jurídica mucho mejor aquellas personas que se dedican al alterne, dado que tanto la jurisprudencia social como la contencioso-administrativa declaran indubitadamente su carácter de relación laboral o “medio lícito de vida”. Sin embargo, el orden laboral ha venido rechazando que el ejercicio de la prostitución origine un contrato de trabajo válido, en razón a la presunta ilicitud de la causa  que lo motiva.
Frente a lo anterior, existe ya una importante línea de jurisprudencia penal que, a partir de una interpretación más realista de los conceptos de “trabajador” y de “relación laboral”, no duda ya a la hora de calificar los hechos constitutivos de tráfico de seres humanos para su explotación sexual no sólo como un delito relativo a la prostitución, sino también como un delito contra los derechos de los trabajadores.
Tal interpretación no ha sido seguida, en cambio, por otros pronunciamientos judiciales, que continúan asumiendo una visión formalista y normativista de la relación laboral que favorece a los “empresarios” y sólo perjudica a los trabajadores del sexo.

Francisco Torres
La ciudad y los espacios públicos

Podemos definir el espacio público como el espacio físico socialmente conformado por ser accesible a todos, susceptible de diversos usos, y que implica una co-presencia entre desconocidos que constituye, según Simmel, una de las características de la sociabilidad de la ciudad moderna. El espacio público puede ser usado como soporte del desplazamiento, objeto de contemplación, lugar de encuentro y ocio para familiares y amigos, de comercio, etc. El uso y disfrute de los espacios públicos tiene, también, una dimensión ciudadana: están abiertos –o deben estarlo– a todos los habitantes de la ciudad y constituyen un elemento de su reconocimiento como tales.
Que el espacio público sea un espacio abierto no quiere decir carente de normas. Las “convenciones” sociales que regulan los espacios públicos establecen las formas en que debe desarrollarse la interacción y fijan la “normalidad” de usos y comportamientos.  Este conjunto de convenciones se ha ido conformando en un proceso histórico y puede entenderse como la expresión de un conjunto de negociaciones, imposiciones y ajustes, realizados entre actores con posibilidades diferentes. Estas posibilidades diferentes conforman un espacio público asimétrico y jerarquizado en su accesibilidad, uso y apropiación. El uso de la calle varía según el estatus socio-económico, el género y los grupos de edad. Las diferencias culturales constituyen otra variable de importancia.
La creciente heterogeneidad de nuestras ciudades y la multiplicidad de estilos de vida generan cambios y ajustes en los espacios públicos que varían según sus protagonistas, el tipo de espacio de que se trate, las necesidades de uso y disfrute que se pretendan cubrir, las dinámicas sociales y las imágenes del otro o de la otra que se generan. La calle, el jardín, la plaza, es el espacio ciudadano por excelencia y, como tal, es complejo y delicado, donde se desarrollan dinámicas de inclusión o de exclusión.
Compartir los espacios públicos no está exento de tensiones y contradicciones entre usos y hábitos igualmente legítimos. La presencia de nuevos grupos o de nuevos usos modifica, de forma real o imaginaria, el carácter de los espacios y, de una forma u otra,  afecta a los antiguos y nuevos usuarios.
Desde hace algún tiempo, presionados por las quejas vecinales, los ayuntamientos están aprobando ordenanzas municipales que, bajo la bandera del civismo, regulan –con multas o sanciones– los usos considerados legítimos de los espacios públicos, intentan “normalizar” la sociabilidad popular excesivamente “fogosa” y apartar de la calle, mejor dicho de la visibilidad, a los grupos considerados indeseables (prostitutas, mendigos, “mochileros”, etc.).
El problema no radica, en mi opinión, en la llamada general al civismo, bastante hueca por otro lado, sino en una redefinición de la urbanidad que excluye a determinados colectivos, que pone por delante las sanciones respecto al tratamiento de las contradicciones populares que puedan darse y no se plantea cómo abordar y dar solución a necesidades específicas relacionadas con el uso de los espacios públicos. Este tipo de ordenanzas y su presentación pública tienden a excluir simbólicamente a los grupos afectados del espacio ciudadano: no sólo del espacio físico, sino de la consideración de ciudadanos, con similares derechos y obligaciones que el resto de la ciudad.
Frente a ello, de lo que se trata es de abordar adecuadamente las tensiones populares que puedan surgir por los distintos usos de los espacios públicos; intentar conciliar las diferentes prácticas y necesidades; abrir procesos de mediación, negociación y acomodamiento entre los distintos grupos; y, en definitiva, intentar construir una ciudad más acogedora y respetuosa con todos sus ciudadanos y ciudadanas, avanzando en una cultura pública común –asumida por todos– que sea compatible con espacios públicos de diverso tipo.

Ordenanzas municipales frente a la prostitución de calle

(De la presentación de la mesa “La construcción de la ciudades… Nuevas normativas y prostitución de calle”)
En los últimos años estamos asistiendo a la puesta en marcha por parte de las corporaciones locales de medidas de regulación y ordenación de los espacios públicos que tienen como uno de sus focos principales la persecución de las trabajadoras del sexo que captan su clientela en la calle.
Madrid y Barcelona fueron las primeras en implantar estas políticas, y aunque sus apuestas son muy diferentes tanto en el fondo como en las formas, lo cierto es que las consecuencias que han tenido para las mujeres que trabajan en la calle están siendo muy parecidas y además están sirviendo de modelo para que estas prácticas se extiendan a otras muchas ciudades del territorio español: Valencia, Sevilla, Alicante, Granada, Bilbao, Málaga…
Madrid puso en marcha en el año 2004 un plan municipal contra la esclavitud sexual, con un marcado carácter abolicionista. Sus pretenciosos objetivos de futuro se podían resumir en ayudar a la mujeres que trabajaban en las calles, solo en las calles,  para que salieran del mundo de la prostitución, considerando que ninguna lo hacía libremente y que todas eran víctimas de mafias y proxenetas, y hacer de Madrid una ciudad incómoda para las mafias y los prostituidores.
En la práctica, todas estas acciones, basadas en el prejuicio de que todas las trabajadoras del sexo que captan su clientela en la calle están obligadas,  se han traducido en mayor extorsión a las mujeres, en que sus prácticas se vuelvan más inseguras, que crezca la sensación de inseguridad y malestar entre los vecinos…
El otro modelo es el de Barcelona. En el 2005 se aprobó la “Ordenanza de medidas para fomentar y garantizar la convivencia ciudadana en el espacio público de Barcelona”. Con ella  intentan regular, con un régimen sancionador, aspectos tales como el uso indebido del espacio público, la mendicidad, la venta ambulante, el consumo de bebidas alcohólicas, los grafiteros… y la utilización del espacio público para el ofrecimiento y demanda de servicios sexuales.
En Hetaira se es consciente de que la presencia de las trabajadoras del sexo que captan su clientela en la calle puede generar un conflicto con la vecindad, con otros ciudadanos. Que aparecen legítimos intereses de trabajadoras y vecinos que se contraponen en cuanto al uso de los lugares públicos. Que los vecinos tienen todo su derecho a reclamar que sus barrios sean habitables y tranquilos y sabemos que a veces lo que rodea a la prostitución es de todo menos tranquilo. Por ello, siempre hemos reclamado que se tenga en cuenta la posición de las trabajadoras sexuales y que se habiliten espacios de negociación en los que estén presentes, como uno más de los diferentes agentes implicados, para que puedan defender sus posturas y sus intereses en pie de igualdad.
Las putas bajo el franquismo

(De la presentación de la mesa “La prostitución bajo el franquismo”)

En 1941, el nuevo Estado declaró ilícito el ejercicio de la prostitución, aunque en la normativa que acompañaba esta declaración se contemplaba –curiosamente– el «reconocimiento médico obligatorio para aquellas personas que por su género de vida representan mayor peligro para la sociedad». Como se puede ver, una cartilla sanitaria obligatoria para las prostitutas, pero sin reconocerlas como tal.
En noviembre de 1941 se decreta la reorganización del Patronato de Protección de la Mujer y se crean “establecimientos para la regeneración de mujeres extraviadas”, que se suman a los ya existentes dependientes de órdenes religiosas.
A pesar de estas leyes, la realidad se imponía. En 1943 quedan registrados 1.140 locales censados oficialmente en España; y se sabía que existían muchos más que no estaban dados de alta, a lo que habrá que añadir todas las mujeres que ejercían por libre. Por ejemplo, en un Madrid de poco más de un millón de habitantes, estaban fichadas cerca de 20.000 mujeres que ejercían la prostitución. Es decir, en los años 40 se echaban diatribas contra las prostitutas pero se toleraban los burdeles y los bares elegantes –como Chicote en Madrid– en los que mujeres por libre intentaban captar su clientela.
En los años 50, las tendencias abolicionistas internacionales respecto a la trata de blancas y la prostitución llegan a nuestro país. La firma por parte de Gobierno español en 1949 del Convenio de la ONU para la represión de la trata de blancas y la prostitución llevó a que el 3 de marzo de 1956 se publicara un decreto-ley en el que se prohíben los centros de tolerancia y se toman otras medidas relativas a la prostitución, que se consideraba ilícita. En el artículo primero se dice que “velando por la dignidad de la mujer y en interés de la moral social, se declara tráfico ilícito la prostitución”.
Asímismo, en el artículo siguiente se prohíben “las mancebías y casas de tolerancia, cualesquiera que fuere la denominación y los fines aparentemente lícitos a que declaren dedicarse para encubrir su verdadero objeto”. En resumen, se acababa con la prostitución por decreto y se declaraban una serie de medidas contra todos los que rodeaban a las prostitutas (proxenetas, rufianes, dueños de los burdeles, etc.), pero no contra las prostitutas.
España pasa así a convertirse en un país con legislación abolicionista y la vida de las prostitutas sigue sumergida en la densa oscuridad de quienes tienen que ocultar aquello a lo que realmente se dedican…

http://www.solidari.es/noticia.php?id=49

Share

Una cabra en la axila

VUESTRO SEXO, HIJOS MÍOS

Una cabra en la axila

Por Remedios Morales

Flamantes copulantes: Las axilas son esas oscuras cavernillas que, según dijo alguien, llevan una vida de callado sudor. No tan callado, creo yo, porque, lo que es cantar, cantan.

¿Tienen las axilas alguna utilidad? Bueno, dicen que los recién nacidos vienen con un pan debajo del brazo; sirven también para llevar el periódico, y tienen sus cinco minutos de gloria cuando nos ponemos el termómetro. (Sí, hay otras alternativas, pero estaréis de acuerdo conmigo en que es mejor ponérselo ahí que en otro lado).

Con todo, la misión de las axilas es más amplia y de más responsabilidad. Vosotros pensaréis que me refiero a que el sudor de las axilas, al evaporarse, refrigera el organismo; pero yo os digo que no refrigera nada porque el sobaquillo es un sitio muy cerrado y la humedad no se evapora bien. No, no, la axila tiene gato encerrado y los expertos dicen que es un gato erótico.

Parece una ordinariez, pero las axilas tienen mucho que ver con el sexo y, de hecho, son caracteres sexuales secundarios que dependen de las hormonas y maduran en la pubertad. Entonces se vuelven peludas y se desarrollan las glándulas apócrinas que desembocan en cada folículo piloso. Hasta tres glándulas apócrinas por folículo pueden estar segregando a toda pastilla. Las secreciones son inodoras en principio pero, en contacto con las bacterias de la piel, se descomponen y en unas horas empiezan a dar guerra. Los desodorantes actúan reduciendo hasta un 90 por ciento esta flora bacteriana. La depilación también disminuye mucho el aroma, ya que el matojo sobaquil –que, paradójicamente, florece triunfante aunque los humanos somos casi lampiños– aumenta la superficie empapada y sirve de emisor de aromas. De todas formas, chicos, lavaos pero no os depiléis, porque perdéis mucho de vuestro carisma varonil.

El hecho de que este olor haya evolucionado para ser erótico tiene su explicación. Para los mamíferos, el olor es un poderoso atractivo sexual, y los machos rastrean a las hembras en celo y captan sus efluvios desde largas distancias. Los primates no hacen el menor caso de las axilas, sino que se centran en la zona perivaginal y pasan inspección, regularmente, a las hembras para ver si están receptivas, acercando las narices al trasero y tocándolas con los dedos. Imposible mantener algo de intimidad.

Muchos autores están de acuerdo en que la axila, como órgano oloroso, evolucionó a partir de la bipedestación, o sea, cuando la especie se puso de pie. Entonces la nariz quedó lejísimos de aquellos lugares que antaño eran tan interesantes para el olfato masculino, y los machos no tuvieron más remedio que cambiar de costumbres si no querían acabar con escoliosis. Además, el celo quedó oculto y llegó un momento en que la nariz y el cerebro de los machos quedaron desconectados del celo de las hembras; y eso fue bueno para que todo el mundo dejara de hacer el mono.

Pero, aunque el olor no sirva ya para reconocer la ovulación, parece que conserva todavía un fuerte poder de atracción sexual; solo que en un lugar accesible, más arriba y por delante. Es raro y significativo que los dos sexos hayan desarrollado el mismo órgano aromático. En otras especies, los machos poseen órganos especiales para marcar el territorio y en su defecto, lo marcan con la orina. Las hembras, por su parte, utilizan los aromas vaginales para anunciar el celo. Se cree que si hombres y mujeres comparten el mismo órgano aromático axilar es porque existe una presión evolutiva que se da en las especies monógamas y que induce a un sexo a copiar un rasgo del otro, o mejor dicho, a seleccionar una pareja con algún rasgo parecido al de su propio sexo.

Por la cantidad de glándulas secretoras que tenemos repartidas por la piel, los humanos podemos considerarnos, con gran diferencia, los primates más perfumados. Sin embargo, hay enormes diferencias de un individuo a otro y de una raza a otra. Sólo el dos o tres por ciento de los chinos tiene olor axilar fuerte, y para ellos los negros y los blancos son apestosos (y fijaos que yo no me incluyo).

La producción de esteroides muestra una fuerte asociación con la mano dominante, o sea que los diestros producen más en la axila derecha. Las mujeres tienen más glándulas apócrinas, pero no son tan activas ni tan grandes como las de los hombres. Los varones producen en sus axilas una cantidad significativamente mayor de androsterona que las mujeres. ¿A qué huele la axila del miserable animal humano que no ha pillado una ducha? La descomposición de diversos esteroides produce ese olor tan característico a almizcle y cabra. Ovidio, en su Arte de amar, recuerda que también las señoras pueden tener este olor, y les dice: “Ne trux caper iret in alas”, o sea, no lleves una cabra en la axila. Gracias, Ovidio.

El cóctel de componentes de la secreción y la flora de las axilas varía mucho, y por eso cada persona tiene un olor propio. Los perros lo detectan muy bien, y seguro que todos nosotros podemos reconocer a algunas personas por su olor. Esa huella aromática puede ser muy atractiva sexualmente para el otro sexo. Hay individuos que desarrollan un gusto o placer especial por oler o ser olido, y esto se llama rinofilia. Se dice que cuando Napoleón volvía de las campañas, mandaba recado a Josefina para que no se lavara. Luego se fue con otra… se ve que siempre hay alguna más guarrilla.

M. Stoddart, autor de El mono perfumado, toma una cita de Frafft-Ebing (que a su vez la recoge de Charles Féré) que da testimonio de lo que sucedió en 1572 durante un baile en el Louvre con motivo de las bodas del rey de Navarra con Margarita de Valois y del Príncipe de Condé con María de Cleves. Esta encantadora jovencita de 16 años, acalorada por el baile, quiso cambiarse la camisa y pasó con una camarera a un reservado. Por desgracia, entró poco después el Duque de Anjou, que sería luego Enrique III de Francia, y por error se secó el sudor de la cara con la camisa que la joven acababa de quitarse. No sólo sobrevivió, sino que concibió por ella la más violenta y desgraciada pasión. Se ve que este rey fue un homosexual de vocación tardía, porque entonces todavía no le deba por ponerse corsés y enredar con los hombres.

Es un poco raro que un olor que hace que la gente se espante de sus propias miserias resulte atractivo, después de todo, durante los encuentros sexuales. M. Stoddart lo explica así:

Nuestra opinión ambivalente sobre la axila es el resultado de nuestra evolución sociobiológica; el que consideremos su olor como una flor de juventud o como una cabra bajo el brazo depende de incontables condiciones físicas, fisiológicas, psicológicas y emocionales, así como de las circunstancias.

http://findesemana.libertaddigital.com/una-cabra-en-la-axila-1276239018.html

Share

Condones con viagra

Es un decir. Pero en el fondo es lo que es. Los que evitan el uso del preservativo argumentando que suerección desaparece como por arte de encantamiento en cuanto enfundan su pistolita en látex van a tener que buscarse otra excusa, por verdadera que sea. Cuando hemos hablado en ocasiones del tema del preservativo ya hemos comentado que es normal que la consistencia de la erección varíe a lo largo de una relación sexual y que parar en seco en los preliminares para ponerse un condón puede llevarse por delante la más rumbosa de las alegrías. Normalmente muchos hombres capeamos situaciones de este tipo sin excesivo problema, sin embargo algunos lo viven como un verdadero calvario y el bloqueo psicológico que les provoca el uso del preservativo pone en jaque sus relaciones sexuales seguras.

Sabedores de esta circunstancia, y como medida de apoyo a las políticas de prevención de las enfermedades de transmisión sexual, un laboratorio británicoha creado un prototipode preservativo lubricado en su interior por un gel que estimula el riego sanguíneo y que garantiza la consistencia y vigor de la erección. Se calcula que dentro de un año ya saldrá a la venta en Gran Bretaña. De momento se llama CSD 500 y sus fabricantes, los laboratorios Futura Medical, están perfeccionando el modelo para evitar que el gel dañe el látex y, por tanto, su eficacia. Aunque diferentes medios de comunicación han bautizado a estos preservativos como ‘condones viagra’ hay que aclarar que no tienen nada que ver con las populares pastillas azules que se usan en los tratamientos de disfunción eréctil. De hecho, los creadores del CSD 500 aseguran que sus condones sólo están pensados para aquellos hombres que tienen dificultades en el uso del preservativo. En ningún momento han hablado de solucionar problemas de impotencia con el simple uso del condón. Hacen bien en avisar.

La pregunta inevitable es de qué está hecho el gel que lubrica el interior del profiláctico. Pues bien, tampoco es un secreto como la fórmula de la coca-cola. Parece ser que en su composición interviene de manera destacada un medicamento utilizado en el tratamiento de las anginas de pecho y que estimula el riego sanguíneo en el corazón. Lógica aplastante. Como la del poema visual que concluye este ‘post’. Atentos a las novedades en vuestra farmacia.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/camaredonda/2011/05/23/condones-con-viagra.html

Share

Miami Beach acoge a Exxxotica, el mayor salón erótico de Estados Unidos

Antoni Belchi

Miami, 21 may (EFE).- El centro de convenciones de Miami Beach acoge la sexta edición de Exxxotica, el mayor salón de Estados Unidos dedicado al sexo.

Durante este fin de semana, los visitantes pueden disfrutar de espectáculos en vivo, conocer a las estrellas del porno y comprar las últimas novedades en productos eróticos.

Pero si los asistentes pretenden ver sexo en vivo, en Exxxotica no lo podrán hacer porque, como explicó a Efe Adella Curry, portavoz de la feria, “en Estados Unidos es ilegal practicar sexo en lugares públicos”.

En esta feria se dan cita las actrices porno más famosas de Estados Unidos como Diamond Kitty, una cubana de 28 años que se ha convertido en una de las más cotizadas en este país.

Kitty dijo que “Exxxotica es una convención donde las actrices porno del momento se reúnen para que los seguidores puedan conocerlas, comprar sus películas y hacerse fotos con ellas”.

La actriz reconoció que “la sociedad estadounidense es mucho más reservada que la europea en este tipo de cosas”, aunque agregó que “mucha gente dice que no ve porno, pero todos lo miran a escondidas en casa”.

Bridgette B., más conocida como Spanish Doll (muñeca española), es una española que hace 5 años decidió probar suerte en el mundo del porno en Los Ángeles.

La actriz explicó que actualmente está “viviendo el sueño americano” y espera continuar cosechando éxitos en la industria del porno de este país.

Esta feria es para Bridgette B. una buena oportunidad para hacer contactos con los productores de cine, ya que ellos “pueden ver a las chicas en todo su esplendor”.

Más allá del espectáculo, Exxxotica pretende concienciar a los visitantes de las injusticias que se cometen en algunos lugares del mundo en el ámbito sexual.

Por ello sirve de escaparate para que organizaciones como la fundación sin ánimo de lucro Clitoraid, que pretende construir un hospital en Burkina Faso para las mujeres que sufrieron mutilación genital, den a conocer su mensaje.

Raquel Vergara, representante de Clitoraid, dijo a Efe que “este organismo se fundó hace 7 años a través del líder espiritual Rael -fundador del movimiento raeliano internacional- que tuvo la idea de ayudar a las mujeres a reconstruir su dignidad y su placer”.

Vergara declaró que se siente muy feliz de poder ayudar a este colectivo porque “las mujeres ya tienen placer sexual y se sienten mejor con su cuerpo”.

Annie Gutiérrez, una de las visitantes de Exxxotica, afirmó que le gusta mucho este “tipo de entretenimiento para adultos” y aseguró que “esta feria no es sólo para hombres porque se pueden encontrar una gran variedad de artículos pensados para las mujeres”.

Añadió que “las personas que dicen que el porno es cosa de hombres deberían probarlo antes de afirmarlo”.

Sin embargo, continúa habiendo gran presencia de hombres en esta feria.

“Vengo a ver mujeres. Pero sólo a mirar, no voy a tocar a nadie porque vengo con mi novia”, señaló Andro, un joven cubano que visitó el salón erótico.

Juan, otro asistente de Exxxotica, reconoció que “estaba esperando cumplir 18 años para poder venir a esta feria”.

Durante este año, Exxxotica se celebrará en otras ciudades de Estados Unidos como Chicago (8-10 de julio), Los Ángeles (26-28 de agosto) y Nueva Jersey (4-6 de noviembre).

En la edición anterior, más de 20.000 personas visitaron el salón en Miami Beach.

Los organizadores esperan superar esta cifra de asistencia y consolidarse como uno de los salones eróticos más importantes del mundo. EFE

ab/cs/cpy

http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5iD_dFasZ4qHp5Tdd1-IybW6XGFWw?docId=1534433

Share

Las mafias de explotación sexual abren nuevas rutas

LA PROSTITUCIÓN EN ESPAÑA

Las mafias de explotación sexual abren nuevas rutas

La inmensa mayoría de las víctimas proceden ahora de Rumanía, Paraguay, Brasil, Nigeria, China y Rusia

Agentes de la Policía registran un club de alterne de Zaragoza en una operación contra la trata del pasado abril.

Agentes de la Policía registran un club de alterne de Zaragoza en una operación contra la trata del pasado abril.

¿Cuántas mujeres ejercen la prostitución en España? ¿100.000? ¿400.000? Nadie lo sabe con certeza. Sin embargo, nadie pone en duda que nueve de cada diez son extranjeras, y que en un porcentaje similar la ejercen tras ser víctimas de una red de trata que las introdujo en España. Las estadísticas del Centro de Inteligencia sobre el Crimen Organizado (CICO) del Ministerio del Interior lo confirman: en 2009 fueron desarticulados 158 grupos de traficantes y se detuvo a 726 de sus integrantes. También fueron identificadas 1.301 víctimas de explotación sexual. La abrumadora mayoría, mujeres jóvenes de origen extranjero. Había 13 menores.

Los datos provisionales referidos a 2010, y que han sido avanzados por la secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído, describen incluso un significativo incremento de esta criminalidad: 335 organizaciones desmanteladas y 1.641 mujeres víctimas identificadas. Un 26% más que el año anterior. La mayoría procedía de algunos de los seis países que, según constatan las más recientes investigaciones policiales, se han convertido en punto de partida de las principales rutas de la esclavitud sexual.

Rumanía

Las ONG afirman que cerca del 70% de las chicas que son obligadas a prostituirse en España proceden de este país. Los policías que se encargan de luchar contra las redes lo confirman. El hecho de que los nacionales de este país puedan moverse libremente por Europa por pertenecer a la UE explica en gran parte este auge. “Con Bulgaria empieza a pasar algo similar”, apunta un experto policial de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF). Hace unas semanas, su equipo detuvo a los integrantes de un clan que presuntamente explotaba a 37 mujeres. La mayoría eran rumanas.Había una búlgara.

Ellas, como gran parte de sus compatriotas prostituidas en España, comenzaron su viaje en las regiones más pobres de su país, al sur. “Les ofrecen un trabajo y les aseguran que se harán cargo de sus gastos y que les conseguirán una documentación”, destaca este policía, quien añade que “a veces, son sus familias quienes las venden”. En otros casos, sus propios novios. “Para vencer sus reticencias a prostituirse, les dicen que sin beso en la boca no hay amor, y que con preservativo no hay contacto físico y, por tanto, no hay relación sexual”, afirma .

¿Saben algunas que el destino final es prostituirse? El agente asegura que sí, pero que desconocen las condiciones de semiesclavitud en las que la van a ejercer: “De los 60 euros de un servicio, ella se queda, como mucho, con 15. Con ellos tendrá que pagar la deuda, sus gastos y ahorrar para enviar a la familia”.

El camino hacia España lo hacen en solitario o en parejas. A veces, en avión. La mayoría de las ocasiones, en coche. Siempre acompañadas de un miembro de la organización. Suelen hacer un alto en el norte de Italia. “Allí, el proxeneta suele impresionarlas con un buen hotel y restaurantes”, detalla el agente. Será el último momento en el que sean tratadas bien. Ya en España comienzan las amenazas, los golpes e, incluso, las violaciones. Según la Policía, las mafias rumanas son especialmente crueles: “Cada 15 días les hacen análisis de sangre para saber si han contraído una enfermedad grave. Si es así, la abandonan sin ayuda e informan a otros clubs para que no le den trabajo”.

Paraguay

En la capital, Asunción, algunas agencias de viaje anuncian sin pudor en sus escaparates que garantizan “la entrada en España”. Son un eslabón más de las redes que han convertido en poco tiempo en uno de los países que más mujeres aporta a la prostitución en España.

Las jóvenes paraguayas que caen en sus redes son obligadas a someterse a un requisito previo: “Les obligan a firmar ante notario un documento en el que asumen la deuda del viaje y ponen como aval algún bien, por ejemplo, la casa de sus padres”, asegura una agente. Una vez firmado, son agrupadas de 15 en 15 como si fueran un grupo turístico para sortear los controles fronterizos. Además toman otra precaución: vuelan hasta París o Ámsterdam, donde levantan menos sospechas y, desde allí, se desplazan a España.

“Vienen con la lección aprendida. Cuando las interceptamos, dicen que vienen a conocer tal o cual monumento”, detalla la Policía. En una de las últimas operaciones, las chicas aseguraron haber viajado para la beatificación de Juan Pablo II en Roma. Lo que no supieron explicar es qué hacían entonces en España. Su destino real eran varios clubs de Castilla-La Mancha.

Brasil

Orkut es la red social de internet más popular entre los jóvenes brasileños y, precisamente por ello, se ha convertido en el lugar preferido por las mafias de este país para localizar potenciales víctimas. No les importa su sexo, porque en este país también son captados hombres jóvenes y travestis.

Al igual que las víctimas paraguayas, las brasileñas son agrupadas para ser enviadas a Europa como turistas. Para ello, los traficantes las reúnen en pisos patera de Sao Paulo y luego las acompañan hasta el aeropuerto de esta ciudad, desde el que emprenden viaje hacia España en avión. No obstante, no suelen utilizar vuelos directos. Las mafias prefieren que hagan escala en París y Ámsterdam para eludir los estrictos controles españoles. “Por razones de idioma, también vuelan a Lisboa y, desde allí, entran en España”, señalan fuentes de la UCRIF. Esta cuestión idiomática hace que la mayoría acaben en clubs de dos de las comunidades más próximas al país vecino: Galicia y Extremadura.

Nigeria

En febrero, era detenida en Barcelona la mami Mustafá, una nigeriana que fue obligada a prostituirse durante años y que, cuando pagó su deuda, se dedicó a traer chicas desde el país africano para explotarlas. Entre sus víctimas estaba su hermana. Los expertos policiales aseguran que su caso no es, ni mucho menos, único, y que la presencia de familiares entre los que explotan a las nigerianas no es inusual. También recurrente es el sistema que, junto a las palizas, emplean para someterlas: un rito vudú que las hace temer por su vida si no cumplen con sus compromisos.

Para llegar a España, siguen varias rutas. Las más afortunadas vuelan desde Lagos a Madrid, con escala en alguna capital europea. Las menos emprenden un largo viaje por tierra, que puede durar meses, incluso un año, hasta Marruecos o Libia. Desde allí, cruzarán el Mediterráneo en patera hacia España o en barcos hacia Italia. “Con Libia en guerra, suponemos que esta segunda ruta terrestre se interrumpirá”, auguran los policías.

China

Las redes que operan desde el gigante asiático han encontrado en algunos empresarios afincados en España la llave que les abre las fronteras. Muchas chicas son aparentemente contratadas por ellos para conseguir la documentación necesaria para cruzar la frontera, aunque luego nunca trabajarán en sus negocios. A cambio, ellas se comprometen a pagar hasta 35.000 euros a las mafias y, además, a abonar las cuotas de la Seguridad Social de su inexistente empleo.

Ese compromiso es el principio de un viaje que les lleva en avión por medio mundo. La Policía ha detectado siete rutas que discurren por países europeos (Holanda, Francia, Italia, Rusia, Suiza y Hungría), africanos (Kenia, Somalia, Mauritania, Marruecos, Malí, Argelia y Túnez) y asiáticos (Jordania y Tailandia). Al final del viaje, les esperan al menos cuatro años en pisos burdel de Madrid, Barcelona y Valencia. En los últimos tiempos se ha detectado que las redes han empezado a prostituirlas en pequeñas localidades.

Rusia

Las redes rusas ya no traen a sus víctimas en avión directo desde Moscú. Demasiado riesgo. Aunque la documentación que esgrimen para cruzar las fronteras sigue siendo un visado turístico, ahora las mafias han abierto nuevas rutas. Estas empiezan por un viaje en coche que cruza Bielorrusia y que, a partir de ahí, las llevará a Polonia, Alemania o, en menor medida, Finlandia. Allí, las redes las trasladan en avión a España. Nunca en grupos de más de tres.

Una vez en España, los propietarios de los clubs, habitualmente españoles casados con rusas, suelen alojarlas hacinadas en pisos de su organización. Hasta hace poco, era con ellos con quienes debían saldar sus deudas, pero las redadas policiales han hecho que las mafias también varíen el sistema de cobro. Ahora, las chicas deben enviar el dinero a la mafia a Rusia. Las finanzas de estas redes también siguen nuevas rutas.

Literas, multas a discreción y esponjas

La libertad tiene un precio para estas mujeres. ¿Cuál? Depende de la red que las introdujo en España y, sobre todo, de sus países de procedencia. Así, las nigerianas son las que adquieren una mayor deuda: 50.000 euros. Las que menos, las rumanas, que rara vez supera los 1.000. Sin embargo, para unas y otras esta suele convertirse en impagable, porque no sólo no se reduce cuando comienzan a prostituirse y entregar gran parte de lo que cobran a sus proxenetas, sino porque crece sin parar. El motivo es sencillo. Las redes les cobran por todo: por alojarlas en dormitorios comunitarios con literas, por comer en los club donde se prostituyen, por la ropa que adquieren para atraer a los hombres, por ejercer en el local… Además, también les imponen sanciones con las más variadas excusas. Por no pagar las cuotas para saldar la deuda, por estar más tiempo del fijado con un cliente, por ponerse enferma y no acudir al club… Algunas redes llegan a ofrecer a las chicas unas esponjas para que las introduzcan en sus vaginas cuando están con la
menstruación. De este modo, esos días pueden seguir trabajando y, así, evitar ser sancionadas. Por supuesto, también pagan por las esponjas.

http://www.publico.es/espana/377647/las-mafias-de-explotacion-sexual-abren-nuevas-rutas

 

Share

Protégete de las enfermedades sexuales como una estrella porno

Dylan Ryan y Danny Wylde se conocieron por internet. Ella había leído su blog y él había visto sus tuits antes de conocerse en persona en Los Ángeles hace unas semanas. Sintiéndose un poco incómodos, conversaron de cualquier cosa y pasaron alrededor de una hora conociéndose.

“Cuando estoy con alguien nuevo, mi principal nerviosismo es que no tengo idea de si le gusto, o de si siente atraído por mí, o interesado en mí”, dice Ryan. “Es algo parecido a la situación de una primera cita”.

Pero esto no fue una primera cita, fue estrictamente negocios. Después de charlar, Ryan y Wylde se pusieron a trabajar, lo cual en su caso significa tener relaciones sexuales. Ryan y Wylde, sus nombres artísticos, son actores porno adultos.

Aunque hacer conexión con un nuevo coprotagonista puede provocar cierta ansiedad, existe otra cosa por la que no suelen estar ansiosos: contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) por parte de su coestrella, ya que ambos se han examinado al menos una vez al mes para detectarlas.

“Antes de empezar a filmar, entras a internet para ver los resultados de las pruebas (de ETS) de la otra persona”, explica Wylde. “O a veces en el set, antes de empezar, te muestran los resultados en papel”.

Tal cuidado acerca de las ETS es una buena idea para cualquier persona que tenga relaciones sexuales con una pareja nueva, incluso si no eres una estrella porno, dice Craig Strafford, director de investigación clínica en la Clínica Holzer en Gallipolis, Ohio.

“Realmente muestra que estás pensando conscientemente”, dice Strafford. “Creo que realmente funciona”.

Talent Testing Service, que realiza pruebas de detección de ETS a actores adultos, rutinariamente realiza pruebas de VIH, clamidia y gonorrea, de acuerdo con Sixto Pacheco, presidente y presidente ejecutivo del servicio. Además, algunos artistas optan por un panel adicional de pruebas de hepatitis B, hepatitis C y sífilis.

Hasta el momento, Ryan y Wylde dicen que funciona para ellos. Ryan dice que en sus ocho años como actriz porno adulta, con alrededor de cinco parejas sexuales al mes en su trabajo, no ha contraído una sola ETS. Dice que cuando tiene sexo con hombres fuera del trabajo siempre usa condón. Wylde dice que una vez al año generalmente sufre un caso de clamidia o gonorrea.

“Tomo algunas pastillas y desaparece en una semana”, dice, añadiendo que fuera del trabajo tiene relaciones sexuales sólo con otras artistas, ya que él sabe que son evaluadas regularmente.

Aunque la prueba no es infalible, disminuye el riesgo de contraer infecciones. Combina eso con el uso del condón y el riesgo disminuye aún más.

El VIH es una prueba particularmente difícil, ya que puede proporcionar un falso negativo si se realiza demasiado pronto después de que una persona esté expuesta al VIH. Esto es porque la mayoría de las personas no producen suficientes anticuerpos para que sean detectados por la prueba hasta alrededor de un mes después de la exposición. Algunas personas requieren tres meses o más para producir anticuerpos detectables.

Al comenzar una nueva relación, muchos se preguntan qué pruebas de enfermedades deberían hacerse. “Es una pregunta muy común, tanto para hombres como para mujeres”, dice Strafford.

Ni los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidenses (CDC, por sus siglas en inglés), ni la Asociación Americana de Salud Social (ASHA, por sus siglas en inglés) tienen una lista de enfermedades de transmisión sexual para las cuales deberías examinarte cuando estás a punto de tener relaciones sexuales por primera vez con alguien. Sin embargo, tras consultar a varios expertos en enfermedades de transmisión sexual, te presentamos una lista de las pruebas que muchos médicos recomiendan.

Pueden ser un punto de partida para una discusión con tu médico. Los CDC tienen una lista de clínicas que ofrecen pruebas para enfermedades de transmisión sexual por código postal en Estados Unidos.

Clamidia

A menudo, un simple análisis de orina es todo lo que se necesita, a veces debe introducirse un hisopo en la zona infectada, de acuerdo con la ASHA.

Muchas personas no saben que tienen clamidia, una de las enfermedades bacterianas más frecuentes de transmisión sexual en Estados Unidos. Las complicaciones entre los hombres son raras, pero la clamidia en las mujeres puede causar dolor pélvico crónico, infertilidad y embarazos ectópicos. La enfermedad puede ser fácilmente tratada y curada con antibióticos, según los CDC.

Gonorrea

A menudo se requiere sólo un análisis de orina, aunque a veces un hisopo es introducido en la zona infectada, indica la ASHA. Algunos hombres no tienen síntomas de gonorrea, mientras que otros tienen dolor al orinar o secreción en el pene, de acuerdo con los CDC. Los antibióticos pueden curar la enfermedad, pero si la gonorrea no es tratada, puede conducir a la infertilidad en hombres y mujeres, y puede ser mortal si se disemina a la sangre o a las articulaciones.

Sífilis

Un análisis de sangre se utiliza para diagnosticar la sífilis, una enfermedad que es fácil de tratar en sus primeras etapas, pero si no se trata puede causar ceguera o incluso la muerte, según los CDC.

Hepatitis A y B

Los hombres que tienen sexo con hombres deben hablar con su médico acerca de la prueba de la hepatitis A y B, y también deben ser vacunados contra estas enfermedades, asegura el Dr. Hunter Handsfield, profesor clínico de medicina del Centro de la Universidad de Washington para el VIH/sida y las enfermedades de transmisión sexual.

VIH

Como se indicó anteriormente, puedes ser positivo para el VIH durante varias semanas o meses antes de que aparezca en la mayoría de las pruebas de detección del VIH.

Una nota sobre el herpes

Alrededor de una de cada seis personas de entre 14 a 49 años tienen el virus simple tipo 2 del herpes genital, según los CDC. La prueba es polémica, ya que los resultados no son siempre exactos o útiles.

Bradley Stoner, profesor asociado de Antropología y Medicina de la Universidad Washington en St. Louis, Missouri, y un portavoz de la ASHA, dice que la mejor estrategia podría consistir en realizarte la prueba si tienes lesiones recurrentes que podrían ser herpes, o si estás comenzando una nueva relación con alguien que tiene herpes, ya que se puede administrar medicamentos a la persona infectada para reducir la probabilidad de que te contagies de la enfermedad.

“Fuera de eso, probablemente no realizaría pruebas de herpes”, dice Stoner.

Fuente | CNN México

http://www.enewspaper.mx/?p=34056

Share