Subasta su virginidad por 50.000 euros pero dona una parte a las víctimas de guerra

a joven holandesa ofrecía 24 horas al mejor postor

Fue organizada por una empresa de que verificó que el himen estaba intacto

La dueña de la agencia de escort holandesa que organizó la subasta junto a la joven Noelle. Foto web Yantra .

La virginidad en un negocio y hasta en una manera para hacer beneficiencia. Noelle, una joven holandesa de 20 años, se ha asesorado con una lujosa firma de escort, para subastar su himen por 50.000 euros y donar el 5 % a víctimas de guerra menores de edad. La empresa organizó la puja y verificó la autenticidad del objeto del deseo para darle garantías al mejor postor, que podrá pasar 24 horas con la chica.

La puja comenzó en marzo en la web de Escorts Yantra, de Amsterdam y un hombre, del que se mantiene en privado su identidad, pagó la cantidad y cerró la subasta.

Noelle informó a los medios holandeses que donará el 5 % a una organización que se ocupa de las víctimas de guerra menores de edad, aunque no dijo qué hará con el resto.

Sarah Zentjens, dueña de la de lujo que organizó la subasta, contó que la idea fue de la joven que leyó un caso similar en California, donde una chica vendió su virginidad.

Según la página web de la agencia, en la que se publicaron fotos de la joven con el rostro difuminado, “mide 1,72 y tiene ojos color café en forma de almendras”. “Ella es dulce e inocente. Hace muchos años que piensa como afrontar esto de la mejor manera. Quiere mantener su nombre en reserva porque sus padres no saben”, dijo Zentjens sobre Noelle al diario ‘Nieuwsblad’.

La empresaria incluyó en la subasta una especie de garantía y exigió a Noelle un examen con un ginecólogo de La Haya que certificó que el himen estaba intacto. “Fue lo primero que hice.

Para confirmar lo que la Noelle decía. Quería garantizarle a los posibles clientes que era verdad. El que no crea que no participe”. Esta subasta provocó una intensa polémica en Bélgica y Holanda que criticaron la instrumentalización del cuerpo de la mujer.

Sarah Zentjens, por su parte, también quiere cuidar su reputación y aseguró que donará parte de su comisión a una buena causa.

El polémico caso de Noelle no es el único. Una joven de 22 años de California llamada Natalie Dylan ofreció en 2009 su virginidad a través del sitio eBay.

Según ella, un hombre australiano pagó 3,8 millones de dólares, aunque nunca se supo si mantuvo relaciones con él. Al final, la mujer se convirtió en una habitual tertuliana en Reality shows.

http://www.telecinco.es/informativos/curiosidades/noticia/100037319/Subasta+su+virginidad+por+50000+euros+pero+dona+una+parte+a+las+victimas+de+guerra

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario