La libido y el deseo sexual

Mucho se habla de la libido… pero poco sabemos de ella en verdad. En SeresSexuales abordamos el tema de la libido y el deseo sexual.

La libido se refiere a la conducta sexual de una persona o el deseo de actividad sexual. El deseo sexual es uno de los tantos aspectos de la sexualidad, pero varía enormemente de una persona a otra, y también varía dependiendo de las circunstancias de un momento determinado.

image

La libido esta fuertemente influenciada por el contexto

El deseo sexual tiene diversos componentes: biológicos, psicológicos y sociales. Biológicamente, los niveles de hormonas como la testosterona se cree que afectan el deseo sexual. Los factores sociales, tales como el trabajo, la religión, la cultura y la familia, también generan un impacto.

Al igual ocurre con determinados factores psicológicos, como la personalidad y el estrés. El deseo sexual también puede verse afectado por condiciones médicas, medicamentos, estilo de vida y problemas de relación.

También hay que tener en cuenta que no existe una correlación necesaria entre la libido y la actividad sexual real. Por ejemplo, una persona puede tener unfuerte deseo sexual, pero no tienen la oportunidad de ponerlo a la práctica.

image

Los aspectos psicológicos de la libido

O -por razones personales, morales o religiosas- se abstiene de actuar. Esto último se considera psicológicamente como un deseo sexual reprimido o sublimado. Por otro lado, una persona puede participar en actividades sexuales sin un deseo real de hacerlo.

Desde la óptica del psicoanálisis, el concepto de libido fue introducido porSigmund Freud como la energía o fuerza instintiva, contenida en lo que llamó el Ello.

http://seressexuales.com/la-libido-y-el-deseo-sexual/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+seressexuales+%28Seres+Sexuales%29&utm_content=Google+Reader

Share

¿Qué es el beso negro?


¿Qué es el beso negro? Una de las prácticas sexuales que muchas personas siguen considerando como un tabú con connotaciones negativas es el beso negro, llamado también annilingus.

El beso negro consiste en excitar a la pareja mediante la estimulación oral de su ano, con la lengua y la boca. Suele ser el final de un proceso, en el que se empieza porjugarcon las nalgas hasta acabar penetrando con la lengua el agujero del ano.


Sin duda es una práctica sexual anal que conoces por haber visto en alguna escena de unapelícula porno, pero muy poca gente reconoce que la lleva a cabo en su vida íntima. Es más usual de lo que pueda parecer su uso en los preliminares de una relación, pero sobre ella sigue cayendo el estigma de las penetraciones anales.

Naturalmente una de las cosas que deben ser prioritarias a la hora de realizar un beso negro o annilingus es la higiene. Hay que recordar que el recto es un lugar susceptible de alojar virus y bacterias pero esto no tiene por qué significar que sea peligroso hacerlo. Lavarnos de manera profunda es la única clave para que sea una práctica sexual segura.


Mención aparte merece la posible transmisión de enfermedades sexuales a través del beso negro. Naturalmente, como en cualquier relación sexual que tengamos, es indispensable que usemos métodos de prevención de barrera para evitar el peligro de cualquier contagio.

Extremar la higiene de los dos miembros de la pareja y usar métodos de protección son las dos únicas claves para que podamos relajarnos y disfrutar de una práctica sexual tan placentera como el beso negro.

Vía foto 1: Univision

Vía foto 2: Mujer en armonia

Vía foto 3: Quo.es

http://www.sexologia.net/22-09-2011/pareja/que-es-el-beso-negro

 

Share

¿Por qué los orgasmos de mis amigas son mejores que los míos?

CLAVES PARA OBTENER EL SELLO ‘ISO’ DE CALIDAD SEXUAL

¿Por qué los orgasmos de mis amigas son mejores que los míos?

¿Por qué los orgasmos de Gloria son mejores que los de Ana Alegre, los de Ana Alegre mejores que los de Dolores y los de Dolores mejores que los tuyos, que extrañamente son, a su vez, mejores que los de Gloria?

Si alguna vez os habéis preguntado qué puntuación obtendríais en la clasificación orgásmica de vuestra urbanización, bloque, pandilla u oficina, os presentamos algunas claves para auto examinaros y obtener el sello de calidad ISO “sexual” individual y, si cabe, para vuestra pareja, apaño o contubernio de dos.

Para poder responder adecuadamente a tan delicado baremo, sin embargo, debemos resolver otras preguntas antes: ¿Es la anatomía el destino o lo es la bioquímica? ¿Existe un punto G determinado genéticamente en algunas mujeres y no en otras? ¿Hay hombres inexpertos o clítoris inconformistas?

Estudios recientes han encontrado que la capacidad orgásmica femenina se encuentra condicionada en buena parte por los genes (Dunn Spector2005). Entre los aspectos determinados por la genética, que tocarían de serie, los habría químicos (niveles de andrógenos, producción de óxido nítrico, funcionamiento de la oxitocina) y otros más discutibles y subjetivos de carácter anatómico (punto G o glándulas de Skene en la pared anterior de la vagina). Al respecto de esto último, aunque ninguna investigación científica consistente ha conseguido demostrar su existencia, hasta una de cada dos mujeres juran y perjuran “tenerlo” (el punto G).

En la tradición de la sexualidad humana limitada a la función reproductiva, sigue siendo inevitable mencionar la perniciosa y caduca hipótesis de Baker yBellis (1995) por la que el orgasmo femenino sería un mecanismo evolutivo para la selección de un macho confiable y de un progenitor decente para la camada. Actualmente esta idea se considera no sólo reduccionista (¿cómo se explicarían los índices de mayor orgasmo con la auto estimulación o en mujeres no heterosexuales?) sino contraria a la comprensión del hecho sexual humano, pues entre otras cosas reiteraría las asociaciones de pasividad-feminidad y actividad-masculinidad que subyacen a múltiples dificultades comunes como el vaginismo o la dispareunia.  Mucho más probable parece que la reducción de ansiedad al estar “con la persona adecuada” (incluso uno mismo con su mecanismo) permita una respuesta placentera bloqueada en otro caso.

Cerca de la explicación de la selección de pareja en términos de supervivencia de la especie está aquella que la pone al servicio del éxito personal (aplicable tanto a mujeres como hombres). La competitividad sexual que Germaine Greer reflejase en La mujer eunuco sigue manteniendo su actualidad: conseguir un espécimen mejor es una demostración de feminidad y de éxito, y así podría considerarse que la fidelidad amatoria, la confiabilidad como educador y el triunfo social de la pareja elegida son una medida directa de la valía propia.

Clases sociales basadas en el sexo

En las últimas décadas este sistema de exigencias se ha complementado con un escalafón más de obligada referencia para la mujer: el “rendimiento” sexual se ha configurado como una categoría social que la estratifica todavía más. No basta por tanto con hacerse con un buen ‘objeto sexual’, además se trata de elegir entre autoproclamarse seres sexuados de primera división o resignarse a ser consideradas públicamente como negadas genitales. Estas últimas adoptan el papel de espectadoras y escuchantes de las ‘proezas’ ajenas, y de esa forma, al compararse con las fantasías ajenas, empiezan a creerse anorgásmicas irredentas, vaginistas aselectivas, de esas pobres que no ven ‘fuegos artificiales’ o a  las que ‘siempre les duele la cabeza’.

Por otro lado y como anticipábamos, la deseabilidad sexual del ‘partenaire’ ha venido a eclipsar como concepto comparativo y moneda de cambio al que fuese su propio origen, la autoestima basada en la posesión material. Si Pepita tiene un atractivo sexual de 5, entonces yo, por tener comparativamente 5+X, valgo más; si la pareja del otro vale sexualmente Y y la mía Z, entonces yo, comparativamente, valgo ‘5+X más la resta de Z menos Y’.

Estas cuentas de la vieja, no obstante, tienen que traducirse en números contantes y sonantes, como lo hacen los ingresos económicos o la potencia de nuestro automóvil, de forma que puedan compararse científicamente con los de los vecinos. Procedemos así a un paso más allá de nuestra valoración narcisista individual y de pareja, para adentrarnos en la “matematización” de la amatoria.

Aunque suene a complicado, la fórmula algebraica del rendimiento sexual es sencilla: el número de orgasmos por semana multiplicado por la intensidad de los mismos nos da un valor comprendido entre +infinito y –infinito, pasando por 0, que por desgracia suele ser la norma. En los últimos años muchas mujeres ha aceptado la frialdad inmutable de esta cifra como correlato de su ‘satisfacción sexual’.

A esta rigurosa cifra se le aplican en la práctica del cotilleo diversos modificadores ‘subjetivos’ dependiendo de si se sabe mentir bien, de si la cifra se ha conseguido a solas,  con una o varias personas, de la edad, deseabilidad y estado de embriaguez de uno mismo, de esa o  de esas personas, o de si se han precisado suplementos de herbolario, farmacológicos o tóxicos para la hazaña.  Con este valor final, sencillamente calculado y registrado mediante una tabla Excel ya tenemos nuestra certificación ISO convalidada para el año en curso. Perfectamente se puede imprimir reducida y plastificar para portarla en la billetera.

Esclavas del orgasmo

Hasta aquí, todo ventajas del pitagorismo. Sin embargo, de convertir la vivencia en números se derivan también infinidad de insatisfacciones y servidumbres. Se puede llegar a ser tan esclavo de la propia función orgásmica como del dinero que nos posee. Hay, con todo, algo todavía más limitante: se puede llegar a ser esclavo de la sobredimensionada función orgásmica ajena. Por desgracia, esos números dependen de que distintas mujeres tienen distintas bioquímicas y anatomías, distintas parejas y distintas percepciones vitales, distintas personalidad y distintas biografías.

Cada fin de semana se pervierte pues en una contrarreloj, cada encuentro en una ascensión a lo que se ha acabado considerando el Everest, cada encamamiento en una expedición de dos que no se hallan, porque a diferencia de Stanley y Livingstone andan extraviados en busca del oasis ilusorio del orgasmo cósmico compartido.

Convendría recordar que finalmente, llegar es dejar de ir, culminar acabar de ascender, compararse olvidarse de ser.  Fomentar la obsesión de arribar a Ítaca o perecer sólo anulará el deseo de emprender el viaje. Y el viaje es tan delicioso…

Javier Sánchez* es psiquiatra y sexólogo.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2011/09/22/por-que-los-orgasmos-de-mis-amigas-son-mejores-que-los-mios-84597/

Share

Sí se puede denuncia la dejación de CC ante el problema de la prostitución en Santa Cruz

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 Sep. (EUROPA PRESS) –

La concejal de Sí se puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Asunción Frías, preguntará en la sesión plenaria del próximo día 30 a los grupos gobernantes (PSOE y CC) si piensan mantener la línea de dejación que mantuvo CC en anteriores mandatos en relación con la prostitución en la ciudad o van a decidirse a defender los derechos de las mujeres prostituidas.

En particular, preguntará según indica en un comunicado sobre el Plan Integral Municipal ante la Prostitución, cuya elaboración fue aprobada por unanimidad en el pleno del 27 de abril de 2007 sin que se haya desarrollado más de cuatro años después.

Frías manifiesta su malestar por el hecho de que iniciativas como esta se aprueben pero nunca lleguen a ejecutarse y recuerda que existe un borrador de plan que fue presentado en el último Consejo Municipal de la Mujer del mandato anterior, pero que, según fuentes de las propias técnicas que lo elaboraron, fue paralizado por el desinterés político.

Según la concejal, los anteriores grupos de gobierno de derecha nunca mostraron un interés real por acabar con este negocio ilícito, a pesar de que «no es ningún secreto que la prostitución se ejerce en Santa Cruz las 24 horas del día, y esta actividad ilegal tiene lugar en la calle, en establecimientos clandestinos y en otros legalizados como bares o pensiones pero que realmente son prostíbulos».

En el borrador del Plan Integral Municipal ante la Prostitución se aportan datos como que los demandantes son mayoritariamente hombres (99,7%), mientras que las solicitadas son en su mayoría mujeres. En concreto, un 91% de los casos atendidos por las ONG en Santa Cruz son mujeres y un 9% mujeres transexuales.

Con estos y otros datos en la mano, Frías denuncia los elementos diferenciales de género y clase social que se dan en esa actividad, cuyas principales víctimas son mujeres con graves problemas económicos. La prioridad, ante todo, ha de ser la protección de toda la ciudadanía y, en particular, de las personas explotadas por las mafias en uno de los principales negocios ilícitos que se dan en nuestra ciudad.

Por todo ello, la concejala de Sí se puede exige que se aborde el problema desde un análisis multicausal y con la intervención de las distintas áreas municipales implicadas (seguridad, servicios sociales, sanidad, etc.).

http://www.europapress.es/islas-canarias/noticia-si-puede-denuncia-dejacion-cc-problema-prostitucion-santa-cruz-20110922083458.html

Share

Los crímenes de prostitutas en Málaga podrían ser de un asesino en serie

Los investigadores relacionan al autor de esas dos muertes con asesinatos anteriores

Apartamento sampedreño en el que fue localizado el cuerpo de una mujer de 47 años.

Apartamento sampedreño en el que fue localizado el cuerpo de una mujer de 47 años.  Princesa Sánchez
JOSÉ ANTONIO SAU Los investigadores de la Policía Nacional y de la Guardia Civil encargados de investigar los crímenes en los que murieron dos mujeres de más de cuarenta años este verano, acaecidos en Mijas, el primero, y en San Pedro Alcántara, el segundo, creen que un asesino en serie podría estar detrás de ambos episodios. Es más, relacionan la actuación del individuo con otros asesinatos anteriores, según pudo saber este periódico de fuentes policiales de toda solvencia.

Los asesinatos de Mijas y San Pedro Alcántara son similares: ambas mujeres tenían más de 40 años, 45 la de Mijas y 47 la de San Pedro; eran extranjeras –argentina una, brasileña otra– y recibieron numerosas puñaladas. Y los dos cadáveres –el 11 de agosto en Calahonda y el 10 de septiembre en el núcleo de población marbellí– fueron localizados en viviendas que no les pertenecían. Los investigadores no han hecho ascos a la palabra «ensañamiento» para describir lo que sus expertos ojos divisaron en ambos lugares. Es más, los dos cuerpos se están coordinando para esclarecer estas muertes y los responsables de la investigación conjunta creen que el presunto asesino en serie está relacionado con otros asesinatos anteriores que presentan un modus operandi similar, por no decir idéntico.

La preocupación llega a tal punto que este periódico ha podido saber de fuentes de toda solvencia que hace diez días hubo una reunión de diferentes mandos policiales de varias zonas de Málaga en la Comisaría Provincial para coordinar las pesquisas en la que participaron, como mínimo, varios comisarios y altos cargos de la Guardia Civil.

Las conclusiones del encuentro fueron claras: un asesino en serie, probablemente con rasgos psicopáticos, estaría detrás de ambos crímenes; y asimismo estaría vinculado a otros episodios violentos, algo que prácticamente intuyeron cuando tras las primeras diligencias de investigación comprobaron que no se trataba de violencia de género. Miembros de la Guardia Civil llevan días comiendo en la calle y trabajando a destajo para esclarecer los dos sucesos.

En el primero de los casos, el cuerpo de una mujer de 45 años, natural de Buenos Aires pero con nacionalidad española, fue localizado en ropa interior y con múltiples puñaladas en el complejo de apartamentos Mansión Alhamar de Calahonda (Mijas), en el kilómetro 197 de la Nacional 340. Uno de sus hijos la llamó para saber de ella, pues la familia estaba preocupada, pero no pudo localizarla y se presentó en esa casa.

El segundo de los crímenes acaeció el 10 de septiembre, cuando una fémina fue hallada completamente ensangrentada en un apartamento de San Pedro Alcántara. La fallecida era una brasileña de 47 años de nacionalidad española. El cuerpo tenía múltiples puñaladas. Perdió la vida el día anterior, según la autopsia efectuada en el Instituto de Medicina Legal (IML). La vivienda estaba ubicada en el número 3 de la calle Jaén, y el cadáver fue localizado por el dueño del apartamento. Se tiene la sospecha de que esta mujer ejercía la prostitución.

Share