Derechos sexuales universales

Otra base para la reforma de las leyes es el concepto de los derechos universales. Aquí se establecen los principios de libertad y dignidad individuales, al mismo tiempo que protegen los derechos de los demás. La Sociedad Mundial de Sexología afirma:
La es parte integral de la personalidad de cada ser humano. Su desarrollo depende de la satisfacción de las necesidades humanas básicas tales como el deseo de contacto, intimidad, expresión emocional, placer, ternura y amor.
La sexualidad se construye a través de la interacción del individuo y de las estructuras sociales. El completo desarrollo de la sexualidad es esencial para el bienestar individual, interpersonal y social. Los derechos sexuales son derechos humanos universales que se basan en la libertad, dignidad y equidad de todos los seres humanos. Ya que la salud es un derecho humano fundamental, así también la salud debe ser un derecho humano básico.
A fin de garantizar que los seres humanos y las sociedades desarrollen una sexualidad sana, los siguientes derechos sexuales deben de ser difundidos, promovidos, reconocidos y defendidos en todos los medios.
1. El derecho a la libertad sexual. La libertad sexual abarca la posibilidad de que el individuo exprese su potencial sexual completo. Sin embargo, esto excluye toda forma de coerción sexual, explotación y abuso en cualquier momento y en cualquier situación de la vida.
2. El derecho a la autonomía sexual, a la integridad sexual y a la seguridad del cuerpo sexual. Este derecho implica la capacidad de tomar decisiones autónomas acerca de la propia vida sexual dentro del contexto de la ética personal y social. También abarca el control y disfrute de nuestros propios cuerpos liberándolos de la tortura, mutilación y violencia de cualquier tipo.
3. El derecho a la privacidad sexual. Esto implica el derecho a decisiones y conductas individuales relacionadas con la intimidad siempre y cuando no infrinjan los derechos sexuales de los demás.
4. El derecho a la equidad sexual. Esto se refiere a estar libre a todo tipo de discriminación independientemente del sexo, del género, de la orientación sexual, edad, raza, clase social, religión o discapacidad física y emocional.
5. El derecho al placer sexual. El placer sexual incluyendo el autoerotismo, es una fuente de bienestar físico, psicológico, intelectual y espiritual.
6. El derecho a la expresión sexual emocional. La expresión sexual es mas que el placer o que los actos sexuales. Los individuos tienen el derecho a expresar su sexualidad por medio de la comunicación, las caricias, la expresión emocional y el amor.
7. El derecho a asociarse libremente en sentido sexual. Esto significa la posibilidad de casarse o no, de divorciarse y de establecer otros tipos de asociaciones sexuales responsables.
8. El derecho a hacer elecciones reproductivas libres y responsables. Esto abarca el derecho a decidir si se quiere tener hijos o no, el número y el espacio entre uno y otro y el derecho al total acceso a los medios de regulación de la fertilidad.
9. El derecho a la información sexual que se basa en la indagación científica. Este derecho implica que la información sexual se debe generar a través del proceso de la investigación autónoma científica y ética y diseminar de manera apropiada a todos los niveles sociales.
10. El derecho a la educación comprensiva en sexualidad. Este es un proceso permanente desde el nacimiento y a lo largo del ciclo vital y debe involucrar a todas las instituciones sociales.
11. El derecho al cuidado de la salud sexual. El cuidado de la salud sexual debe estar disponible para la prevención y tratamiento de toda preocupación, problema y trastorno sexual.

http://impreso.milenio.com/node/9028183

Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario