El Ayuntamiento intensifica las medidas contra la prostitución

La Policía Local comenzará a multar a los clientes a partir del 28 de octubre con la entrada en vigor de la ordenanza, que prevé sanciones de entre 750 y 3.000 euros.

zoom

El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, durante la presentación de la campaña de sensibilización sobre . / Fernando Ruso (Ayto. de Sevilla)

«No compras sexo. Compras vidas». Con este mensaje, el Ayuntamiento tratará de concienciar, de nuevo, a los clientes de la prostitución callejera en un intento municipal más para erradicar esta lacra, que persiste con varios focos que se van desplazando por la ciudad debido a la presión policial. Su Eminencia, Sevilla Este, Santo Domingo de la Calzada, Carretera Amarilla y Parque Alcosa son los puntos más afectados por esta práctica, espacios diana de varias redadas policiales desarrolladas este verano para perseguir a los y tratar de disuadir tanto a las como a sus clientes. «La campaña se centra en la figura del cliente, con el objetivo de concienciar y desenmascarar la extorsión, explotación y el chantaje que se esconde tras esta práctica», comentó ayer el alcalde, Juan Ignacio Zoido, durante la presentación del cartel, ayer en Nervión, a pocos pasos de una de las calles más afectadas por este problema, Santo Domingo de la Calzada.
La presión policial contra los clientes se intensificaráa partir del próximo 28 de octubre, fecha en la que entrará en vigor la ordenanza municipal que prevé sanciones contra ellos, que oscilan entre 750 y los 3.000 euros. Esta norma se concibe como un pilar del plan municipal contra la prostitución. Hasta la fecha todas las actuaciones policiales han tenido un carácter disuasorio, con operativos policiales para la identificación de las y de los que acuden a ellas, pero desde finales del próximo mes, los agentes tendrán además la posibilidad de multar a los clientes. La cuantía de las sanciones irá en función de «la reincidencia del cliente y del lugar donde se encuentren. Si están cerca de zonas de ocio o próximos a lugares con niños, las multas se acercarán a los 3.000 euros», añadió ayer el primer edil. Por ejemplo, si un agente sorprende a una persona contratando a una en Santo Domingo de la Calzada, la multa sería de 3.000 euros, puesto que hay un colegio, un parque y un instituto en las inmediaciones.
La ordenanza contra la prostitución se aprobó en el Ayuntamiento en enero pasado y contó con la unanimidad de todos los partidos políticos. Las medidas que incorpora esta norma municipal forman parte de un plan que se fraguó en el anterior gobierno municipal que dirigió el anterior alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín. Desde 2009 el gobierno local PSOE-IU se embarcó en múltiples medidas, que también incluyeron campañas de concienciación contra la prostitución que no lograron los resultados esperados.
Ahora, Zoido reconoce que «este problema será muy difícil de erradicar», pero instó a «la perseverancia» de unas medidas cuyo espíritu no apunta contra las mujeres que ejercen la prostitución, «que realmente son víctimas de una forma de violencia de género», sino contra los hombres que las explotan y que acuden a ellas.
La nueva campaña cuenta con una inversión de 32.000 euros y consiste en la instalación de banderolas en 13 calles, carteles que se colocarán en mobiliario urbano publicitario (mupis) en 34 puntos, así como en quioscos y pancartas en centros municipales, universidades, centros de salud y colegios.
Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario