Prostitución, ¿sí o no?

Hoy vengo a plantear un tema más que peliagudo, con muchas aristas y que genera contradicciones en todo el mundo.
Dentro de la propia izquierda tampoco hay un consenso con respecto a este tema. La postura oficial de Izquierda Unida es la abolición, aunque en su momento abogó por la regularización; yo, no lo tengo claro, me surgen dudas por las dos caras de la moneda, no sabría decir si me declaro a favor o en contra, lo único que tengo claro es que la situación actual no puede seguir así.
La legalización o la ilegalización de la acarrearían una serie de consecuencias a nivel social y económico. Pero al abordar este tema, parece que siempre los enfocamos desde un único punto del vista, que es el de la femenina y heterosexual; como si no existieran los gigolos, los chaperos o las para lesbianas.

A continuación vengo a plantear una serie de argumentos tanto a favor, como en contra. Vuelvo a repetir que mi postura no es clara, por lo que si ven que me inclino más hacia un lado, no es esa en absoluto mi intención.
Numerosos colectivos feministas se declaran a favor de la ilegalización de la prostitución. El argumento que emplean es que se trata de un trabajo sumamente machista en el que el varón compra una mujer, como quien compra una vaca y la emplea como un objeto sexual.
Esta postura de acusar a la prostitución como un trabajo que se basa en el machismo, tiene sus fisuras. Existe la prostitución de hombres a mujeres, de chaperos y prostitutas de lesbianas, pero estos tipos de prostitución se diferencian en una cosa de la anterior. ¿Quién ha visto alguna vez un chapero o un gigolo con un chulo? Suelen trabajar por cuenta ajena, aunque últimamente están surgiendo redes que se dedican a a hombres; sin embargo, una mujer que intente dedicarse a la prostitución por su cuenta, pronto se verá acosada por un chulo que la amenazará si no le paga el diezmo.
Los defensores de la prostitución declaran que la puede elegir con quien se acuesta y con quien no, pero ¿hasta qué punto puede elegir una , que está toreada por un chulo, con quien quiere acostarse?
Detrás de la prostitución muchas veces hay auténticas mafias que se dedican a explotar a las chicas en condiciones de esclavitud, una mafia que no es ni más ni menos que otra manifestación del capitalismo en nuestra sociedad. ¿Solución? Muchos proponen la legalización, pero bajo mi punto de vista, la legalización no evitaría esto.
Actualmente, se supone que uno tiene que hacer facturas y cobrar el IVA, pero eso no evita que haya economía sumergida.
Si se legalizase la prostitución el Estado obtendría unos suculentos beneficios y las prostitutas deberían someterse a controles sanitarios periódicos, con lo cual, hasta podríamos reducir la transmisión de las E.T.S.
A este concepto, no puedo evitar verle un matiz capitalista y explotador. Lo que uno está comprando al fin de cuentas, es un cuerpo además de un servicio.
El Colectivo Hetaira, que vela por los derechos de las prostitutas, declara que el 80% de la prostitución es voluntaria. Por el mero hecho de que una prostituta no se encuentre bajo el control de una mafia, yo no diría que es voluntaria.
¿Hasta que punto es voluntario el que una mujer se prostituya porque el sistema capitalista y machista no le da un trabajo y le amenaza con quitarle la casa si no paga la hipoteca? ¿De verdad que el 80% de las mujeres que se prostituyen desean estar haciendo eso? Permítanme que ponga en tela de juicio esa cifra.
En también se pide que se deje de criminalizar a los clientes. Estos clientes muchas veces están pagando a mujeres que, como he dicho anteriormente, están bajo un chulo o una mafia. ¿Cómo no criminalizarlos?
Ojo, no digo que no haya prostitutas que trabajen en este sector voluntariamente y que no estén explotadas, pero me atrevería a decir que ese sería el sector de las prostitutas de lujo, cuyas condiciones no tienen nada que ver con el de las prostitutas que se pueden encontrar en bares de carretera o en una carretera. Hasta para ser hay que pertenecer a la élite para que tus condiciones de trabajo sean dignas.
¿La solución a todo esto es ilegalizar? No creo que ilegalizando se vaya a solucionar este panorama, en todo caso, se tendería a invisibilizar esta situación y creo que en algunos caso se tendería a empeorar la situación de las prostitutas.
El quid de la situación no estaría en decidir cuál solución es la mejor, sino, cual es la menos mala.
Sin demanda, no hay oferta. Si no hubiese gente dispuesto a acostarse con prostitutas, estas no existirían y muy probablemente, tampoco todas las redes de explotación que hay detrás.
Ya, para finalizar, a favor de la legalización, nos encontramos con que, cada uno puede hacer con su cuerpo lo que realmente quiera, siempre y cuando otra persona no resulte perjudicada, pero volvemos al mismo planteamiento. ¿De verdad una mujer está ejerciendo la prostitución porque quiere o porque no le queda más narices?
Desde aquí aprovecho para expresar mi más profundo respeto a todas aquellas personas que ofrecen servicios y que son estigmatizadas.
Share
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios en FaceBook:

Deja un comentario