Los que más usan el sexo de pago

Los españoles, en un 39%, son los mayores consumidores de prostitución de la UE

Dos prostitutas esperan clientes en el margen de una carretera en plena noche.

Archivo

Los españoles son los europeos que más recurren a las prostitutas. Nada menos que el 39% de los hombres ha demandado los servicios de una meretriz, según un informe elaborado por la Asociación de Prevención, Reinserción y Atención ala Mujer Prostituí-da (APRAMP).

El porcentaje de españoles que contratan estos servicios tiene que ver, principalmente, con la permisividad de las leyes nacionales. Esta circunstancia ha provocado que las mafias internacionales consideren España un lugar estratégico para multiplicar sus beneficios.

Entre 35 y 55 años

El perfil del español que consume prostitución es el de un varón de entre 35 y 55 años. La propensión de los españoles a reclamar estos servicios no tiene parangón en ningún otro país de la Unión Europea. A España le sigue Suiza, donde el 19% de los hombres ha pagado por sexo, Austria, con un 15%, Países Bajos (14%) y Suecia (13%). A nivel mundial, Tailandia es el país con mayor proporción de consumidores, con un 73%, seguida de Puerto Rico, con un 61%.

La prostitución mueve en España unos 18.000 millones de euros anuales. El número de meretrices que trabajan en este país oscila entre las 100.000 y las 400.000. Un porcentaje alto de ellas, aunque sin determinar, la ejerce forzada por las redes de proxenetas, procedentes principalmente de Rumanía, Rusia, Nigeria y China.

EL APUNTE

Hasta 500.000 mujeres explotadas

La guía elaborada por APRAMP y editada por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad revela que cada año, entre 600.000 y 800.000 personas cruzan fronteras internacionales víctimas de trata y, de ellas, el 80% son mujeres y el 50% menores de edad. Según la Organización Internacional de las Migraciones, 500.000 mujeres son explotadas cada año en Europa. APRAMP desvela también que las inspecciones policiales en España se incrementaron un 164% el año pasado en comparación a 2009, al igual que aumentaron un 112% las actuaciones contra grupos criminales.

PUBLICIDAD ERÓTICA EN EL BUS PÚBLICO

Los autobuses metropolitanos de Valencia publicitan páginas web de contactos eróticos desde hace un tiempo. Pero la polémica no saltó hasta ayer.

El Observatorio de la Imagen del Instituto de la Mujer exige que sea retirada la publicidad en este servicio público de transporte. Entretanto, la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, afirmó ayer que no le parece «ético», pero que la publicidad es una concesión administrativa y no se puede retirar «así como así».

http://www.adn.es/lavida/20111027/NWS-0362-pago-sexo-usan.html

Share

La jueza que se hizo pasar por prostituta

Fingió ser una trabajadora sexual y logró inscribirse en Hacienda y la Seguridad Social. Gloria Poyatos sentencia: «No hay ningún impedimento legal»

Soy prostituta». Hasta dos veces tuvo que repetir Gloria su ‘profesión’ a la funcionaria que le atendía detrás del mostrador de la delegación de Hacienda de Girona. La empleada pública se quedó anonadada. El asombro no fue menor en la Tesorería de la Seguridad Social cuando la misma joven, visiblemente embarazada, se presentó para inscribirse como trabajadora sexual. «Nunca se nos había planteado algo así», le soltaron allí. Pero Gloria Poyatos, exabogada y actualmente jueza en Arrecife (Lanzarote), consiguió su objetivo: demostrar que las meretrices pueden inscribirse como autónomas en el sistema legal, cotizar, pagar impuestos por lo que ganan y acceder a todo tipo de prestaciones sociales. «Después de mi experimento, me llamaron muchas prostitutas, y sé que varias han logrado cursar su alta en el sistema».

La magistrada Gloria Poyatos lo cuenta en su libro ‘La prostitución como trabajo autónomo’. Ahí relata cómo en 2009 (antes de dedicarse a la judicatura) se lió la manta a la cabeza. Su tesis doctoral en la Universidad de Girona le sirvió de excusa. «Siempre me he interesado por los colectivos más desprotegidos», explica esta joven de 33 años, que ya antes publicó sendos libros sobre los trabajadores con contrato temporal y el acoso laboral.
Facturas anónimas
Y allá que se fue. Cara a cara con la administración y fingiendo ser meretriz. Su objetivo, obtener un ‘no’ para luego impugnarlo y lograr una sentencia que reconociera los derechos de las prostitutas. «No hay ningún impedimento legal para que se inscriban». Su sorpresa fue cuando ni en la Seguridad Social ni en Hacienda, después del sonrojo inicial, le pusieron pegas. Aunque trabas sigue habiendo. Sobre todo, fiscales. Hacienda exige a los autónomos que declaren todo lo que ganan con el nombre y los apellidos de las personas a las que facturan. «Si las prostitutas tienen que hacer un recibo por cada servicio, cuando el 98% de los clientes exigen el anonimato, tienen un problema. Aquí es donde hay que hacer una regulación legal».
En época de candente crisis, la jueza de lo social de Arrecife no se olvida del ‘pellizco’ que para las arcas del Estado supondría la regularización de esta profesión. «Los españoles gastan 50 millones al día en prostitución. Son ingresos que se quedan en la economía sumergida y sin ningún tipo de control fiscal». Y lo que es más importante, una vida más libre para las prostitutas: «Con independencia económica podrían quitarse el lastre de los explotadores proxenetas».
Share

El volumen del semen

La última escena del acto sexual es la eyaculación. Mucha gente todavía no sabe la importancia que tiene que el semen de la eyaculación tenga el volumen adecuado. También es muy importante conocer la diferencia entre esperma y semen pues muchos lo confunden, por lo que tiene que quedar claro que el semen está formado por millones y millones de espermas.

La salud del esperma también es muy impotante

¿De qué está compuesto el semen?
La mayor parte del semen es fluido. Contiene muchos componentes nutricionales y minerales. El 1% del semen está formado por espermas, lo que quiere decir que puede hacer entre 200 a 500 millones de espermas en una cucharilla de café con semen. El 99% restante, contiene ácidos cítricos, aminos ácidos, fructosa, encimas, fósforo cloro, potasio y zinc. La cantidad de vitamina C o de ácido cítrico que contiene el semen equivale al que contiene una naranja.

¿Cuál es el volumen normal de semen?
Como media, el volumen del semen debería estar entre los 2 y 5 mililitros. Una cantidad menor causa dificultades y será inadecuado para fertilizar a un óvulo ya que en ese caso el semen no tendrá la cantidad suficiente de fluido que faciliten a los espermas llegar hasta su meta.

Si por otro lado la cantidad es mayor, hay un riesgo de que los espermas se diluyan en un exceso de fluido en su camino hasta el óvulo, por lo que tampoco es conveniente para fertilizar a la mujer.

¿Qué hacer si el volumen no es suficiente?

Si lo que deseas es tener una mayor cantidad de semen en la eyaculación, puedes optar por beber más líquidos diariamente o tomar píldoras naturales indicadas para incrementar el volumen. Estas píldoras las toman más gente de la que pensáis y lo mejor de todo es que no hay riesgo de efectos secundarios. Al incrementar el semen también estarás consiguiendo mejorar tus relaciones sexuales así como asegurar con mayor certeza la fertilización.

Fuente: mysexualhealth
Imagen: The Green Key 

http://www.educasexo.com/sexualidad/el-volumen-del-semen.html

 

 

Share

Qué son los orgasmos múltiples

Qué son los orgasmos múltiples
Qué son los orgasmos múltiples. ¿Crees que tienes orgasmos múltiples? ¿Piensas que unorgasmomúltiple es lo mismo que tener muchos orgasmos seguidos en un solo encuentro sexual?

La verdad es que tener orgasmos múltiples no es la mismo que ser una persona multiorgásmica. Si eres suficiente afortunado de experimentar una de las dos opciones, te damos nuestra más sincera enhorabuena pero también te sugerimos que aprendas adiferenciar estas dos maneras de vivir el placer.

los orgasmos múltiples
Podemos decir que tenemos orgasmos múltiples cuando experimentamos más de uno en intervalos de entre 30 segundos y 1 minuto. No se trata de estallidos de placer sino de una ola, en la que se experimentan distintos orgasmos pequeños y continuos.

Evidentemente, las mujeres tenemos más posibilidades de tener orgasmos múltiples que los hombres, ya que no tenemos que pasar por su período refractario para la recuperación de la erección. Es más, cuando tenemos unorgasmoaun mantenemos un grado de excitación que nos permite tener otro, si se sigue estimulando de manera constante nuestros genitales.

orgasmos multiples
Una de las mejores posiciones sexuales para que una mujer pueda experimentar orgasmos múltiples es con ella arriba. De esta manera, puede controlar los movimientos de penetración y el estímulo de su clítoris.

Ya hemos dicho que los hombres no son tan afortunados como nosotras para poder tener orgasmos múltiples, ya que para ellos es mucho más difícil llegar a experimentarlos, porque tienen que pasar por su período refractario. Por lo tanto, tienen que aprender a contener la eyaculación y a diferenciarla del orgasmo, lo que se consigue en el tantra.

http://www.sexologia.net/14-11-2011/pareja/que-son-los-orgasmos-multiples

Share

Respetuosas e indignadas

La prostituta sigue mordiendo vigilias, deambulando esperas, aventuradas a entregarse a un gamberro, un desequilibrado o un canalla, y siempre controladas por la rudeza del rufián de turno

Respetuosas e indignadas

:: GASPAR MEANA

Tan turbulentos son los días que estamos viviendo, que no transcurre uno de ellos sin que asistamos a un movimiento de protesta, queja o reivindicación por parte de ciudadanos que estiman agraviada o desoída esa facultad llamada derecho por la que cualquier ser humano puede hacer o exigir todo aquello que la ley o la autoridad establece en su favor. Indignados de la Puerta del Sol, habitantes de Hong Kong que exigen la clausura de las centrales nucleares, antiberlusconianos de Italia, cabreados del mundo árabe, abrumadas Damas de Blanco -esposas, madres o hijas de cubanos encarcelados por el simple delito de querer vivir en libertad- y, entre otros muchos, indígenas bolivianos que dirigen su protesta hacia los cuarteles de Evo -en rechazo de la carretera con que el mandatario intenta desvirtuar la pureza salvaje de las tierras amazónicas-, alzan pancartas y vocean eslóganes en que se denuncian arbitrariedades y se demanda justicia.

Ahora mismo, se han amotinado las prostitutas de Montera, uno de los más sórdidos reductos del Madrid pícaro y hampón. Se han alzado las voces y los brazos de estas mujeres que tienen por oficio el de salir a la calle y recorrerla, desde Gran Vía a Sol, y apostarse día tras día en la trinchera de las esquinas manoseadas, alargando hacia el proclive caminante la mueca aburrida que pretende ser sonrisa en solicitud del cigarrillo inaugural y, en casos más flagrantes, una apresurada ristra de palabras prometedoras del placer pasajero. Reprobadas por el vecindario -que desde los balcones arroja sobre ellas jarras de agua sucia y pintura- y recriminadas por los comerciantes de la zona, las meretrices de Montera exigen las prerrogativas a que se consideran acreedoras: espacio digno, Seguridad Social y respeto. Se trata de los mismos elementales privilegios que reclaman las cabirias del Raval barcelonés o las de la explanada del puerto y las inmediaciones de la Malvarrosa, en Valencia. Incluso se podría tratar, si las redadas policiales del castrismo no las condujera de inmediato a una condena segura bajo la incriminación de «peligrosidad predelictiva», las jineteras del Parque Central, el Malecón o La Rampa, entornos en que las habaneras (adolescentes solteras, casadas con hijos, guajiras o ciudadanas) callejean o aguardan en las inmediaciones de los cabarés, casi siempre sin más aspiraciones que la de arrimarse a un ‘pepe’ -como nombran al frecuente e inescrupuloso turista hispano- a cambio de una cena y un exiguo puñado de dólares, convertibles en un par de zapatos y unas latas de leche en polvo para los niños. A propósito de la prostitución en Cuba, habla la bloguera Yoany Sánchez de Merlyn, una muchacha «de 17 años que lleva dos vendiendo su cuerpo a clientes con pasaporte extranjero» y que, después de haber vivido la experiencia de permanecer internada en un campamento de reeducación, se ha buscado un chulo que la proteja y que le localice los clientes y discuta las tarifas: «las prostitutas cubanas -escribe Sánchez-, catalogadas una vez por Fidel Castro como ‘las más cultas del mundo’, siguen atrapadas entre la falta de derechos y la incapacidad del sistema para reconocer que existen» .
Desde los remotos tiempos de la ciudad egipcia de Heliópolis a estos días de la tan paseada calle Montera, el reino de las mujeres que se venden a los hombres ha sido el aire libre. Y, aun siendo cierto que a lo largo de la historia hubo numerosos intentos de confinarlas, como en el caso de aquella mancebía valenciana del siglo XV, «tan grande como un pueblo, cerrada por murallas, y con una puerta conveniente guardada» o, en días más cercanos, en el recurso políticamente correcto pero humillante de los escaparates del Barrio Rojo de Amsterdam y, naturalmente, en los sórdidos refugios que responden a tantos apelativos -casa de citas, lupanar, burdel, casa de lenocinio, cama de trato, bayú…-, la penosa realidad es que las cotorreras o zurrapas, como tan cruelmente son llamadas las rameras en los versos burlescos de Quevedo, no abandonan la calle. «A la vera del camino», como en los tiempos bíblicos, la prostituta sigue mordiendo vigilias, deambulando esperas, aventuradas a entregarse a un gamberro, un desequilibrado o un canalla, y siempre controladas por la rudeza del rufián de turno.
A su regreso de los Estados Unidos (1946), Sartre escribió una pieza teatral, ‘La putain respectueuse’, en la que arremete contra el racismo. La obra se desarrolla en una localidad sureña de aquel país, y ofrece un triángulo de claves simbólicas en el que incluye a los políticos, representando a los gobernantes; a un hombre negro, el chivo expiatorio; y al pueblo llano, personificado en Lizzie, la generosa prostituta que defiende la inocencia del negro perseguido y que acabará revolcada en la putrefacción, porque a fin de cuentas también ella pertenece a una sociedad carente de ética, sin el menor asomo de remordimientos e incapaz de consumar un solo acto puro.
Las adversidades que arrostran las prostitutas de Montera, y de tantas mujeres como se buscan la vida en las procelosas calles del mundo, conciernen a la misma inmoralidad que las indignadas madrileñas rechazan en los demás. La Lizzie sartriana es respetuosa, como ellas, pero también transgresora.
Share

Sexo en rebajas

‘Polvos a 15 euros’. Las cifras dicen que los españoles son los más puteros de Europa, que gastan 50 millones al día en alterne, pero los clubes se vacían y las prostitutas ganan la mitad

Sexo en rebajas

Una prostituta del barrio del Raval de Barcelona saca varios preservativos de su bolso. :: VICENS GIMÉNEZ

Sexo en rebajas

Serena, en la suite de 60 metros cuadrados de El Romaní (Valencia). :: DAMIÁN TORRES

Ana tiene 32 esplendorosos años y unos ojazos negros tan tristes como chispeantes. Cuerpo espigado y tacones vertiginosos. Desde ahí arriba mira el mundo. El frío corta en la lujosa terraza del club El Romaní de Valencia. Entre estatuas griegas, fuentes y palmeras enanas, Ana se calienta las manos con el calor de un vaso de cartón lleno de expreso de máquina. El frío también aprieta por dentro. Su mirada se congela cuando echa la vista atrás. Añora a la familia que dejó en Rumanía para ganarse la vida vendiendo su cuerpo en España. Nadie la engañó. Sabía a lo que venía. Su mirada se torna amarga al revivir la cara del hombre que un día la amó, el mismo que se convirtió en exnovio al saber que ella estaba cada día en manos de otro, el mismo que se volvió a ‘enamorar’. de su cuenta corriente. Su mirada también brilla de esperanza cuando echa un vistazo al frente. Y sueña: «Algún día quiero dejarlo. Casarme, tener hijos. Ser una persona normal.».

Ya dentro del club Romaní todo es ostentación. Serena, otros 32 esplendorosos años, es brasileña, morena, de ojos verdes azulados tan intensos que parecen lentillas y prostituta desde hace cinco meses. Pasa su mano sobre unas arrugas en la colcha de la cama redonda de una suite. Sesenta metros cuadrados de suelos de mármol, jarrones de porcelana, jacuzzi y terraza con vistas. Acepta ser fotografiada, aunque sin que aparezca su cara. «Mi familia cree que soy relaciones públicas». Pide 50 euros a cambio. «¡Estoy trabajando!». Ella no se acuesta con cualquiera. Elige a sus clientes. Juega la baza de sus 175 centímetros de despampanante estatura. Hasta 220 euros la hora. Pero no para de soñar. «No creo que tarde más de un año en dejarlo y volver a Brasil. Quiero retomar mis estudios de Empresariales, montar un negocio… ¡y no dejo de jugar al Euromillón!».
Ana y Serena son dos chicas normales, con aspiraciones normales, en un mundo que la gente no deja de ver como anormal. El del oficio más antiguo del mundo. Como dice Serena: «Existimos desde la época de Cristo». Un universo a menudo sórdido, furtivo y clandestino, pero no un mundo aparte. Ni una burbuja a salvo de la crisis. Hasta los instintos más primarios se apagan con los bolsillos vacíos. El fantasma del cierre y su reconversión en hotel o restaurante no cesa de sobrevolar El Romaní, el club más renombrado de Valencia y uno de los mayores de España. El rey de los lupanares junto a la A-7: en 20 kilómetros de autopista, en la entrada a Valencia desde Alicante, se concentran media docena de locales de alterne. Pero en El Romaní apenas hay hoy 20 chicas; hace un año eran 150. El freno de la inmigración también ha cerrado el grifo de las ‘trabajadoras sexuales’: el 90% de las prostitutas en España son extranjeras. Pasaron los tiempos en los que un sábado se vendían 1.500 entradas; hoy el dueño de El Romaní da brincos si son 100. «Los clientes apuran hasta los hielos de las copas. La gente no tiene la misma alegría para gastar», insiste un camarero. La caja ha caído un 60%, aunque no hay forma de saber cuánto facturan ahora.
De todas formas, las cifras que mueve el sector de la prostitución en España siguen siendo mareantes. Las fuentes oficiosas hablan de 50 millones de euros al día. 18.000 millones de euros al año. Porque en Europa bo hay país más golfo que España. Cuatro de cada diez españolitos se han ido alguna vez ‘de putas’ -el 39%, según las últimas cifras de la Unión Europea-. A años luz de Suecia (13%), Países Bajos (14%) o la cívica Suiza (19%). «El perfil no es el de jóvenes acuciados por la erupción hormonal», desmiente el estudio europeo. La mayoría, hombres de 30 a 55 años y con pareja. Más de la mitad, con hijos. «Pues que nos digan dónde se mueve ese dinero y esa gente, porque nosotros estamos paraditos…», lamentan desde la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (Anela). Dicen que hoy apenas funciona «bien» la zona de La Jonquera (Girona), sede del ‘Paradise’, el mayor puticlub de Europa, y de decenas de locales que jalonan de luces rojas la frontera.
Sin ‘ruta del amor’
La sala de baile de El Romaní está desierta a media tarde. Huele a tapicería y suena música latina. Unas diez chicas se acodan hastiadas en la barra. Apenas dos clientes intiman en rincones velados. Y sin visos de que la jornada mejore. Afuera, la noche cae con seis coches en un aparcamiento con capacidad para decenas. «Si me pagas 2.000 euros, puedes fotos (sic)», suelta con boca afilada una nigeriana enorme, de piel de ébano y vestida con un corsé. La crisis aprieta. «El fin de semana, con las motos (Gran Premio de Cheste), la cola para subir a las habitaciones atravesaba la sala, pero ahora…», suspira otra prostituta. Aún así, sus ‘sueldos’ tampoco deslumbran. La rumana Ana confiesa llevarse 2.000 euros al mes. «Yo puedo ganar unos 4.000. No mucho…», musita Serena. Calderilla al lado de ‘jornales’ que hace poco eran de cinco cifras. Y no cotizan, no tienen paro, ni el horizonte convencional de una plácida jubilación. No tienen más que lo que se ganan sobre el colchón y esconden debajo.
Las redadas policiales también han dejado temblando a los puticlubes (945 en España, según los últimos censos de la Guardia Civil). Ya no brilla ni la ‘ruta del amor’. Así se bautizó en 2009 a un tramo de la N-301, en Cuenca, entre Casas de los Pinos y El Provencio. Una decena de locales de alterne en diez kilómetros. 3.000 vecinos y 400 prostitutas. Dicen que los divorcios se dispararon. Hoy la mitad ha cerrado. Dos operaciones policiales acabaron con medio centenar de prostitutas y proxenetas apresados en un mes. En una de ellas participaron 120 agentes. Y ahora los neones apenas titilan. «Ellas no se meten con nadie, ni están por el pueblo. Si vas por la carretera, ves las luces. Y como digo yo: el que quiere entra y el que no, a casa con la parienta», resume Fulgencio, funcionario del Ayuntamiento de El Provencio.
Y eso que la presión policial ha bajado. Y mucho. «Antes había una ‘ley tácita’ de hacer una inspección de un local de alterne por semana. Ahora, las expulsiones han caído a la mitad». Lo confiesa a este periódico el mando de una Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif) de España. Lo que antes se llamaba Extranjería, una palabra hoy políticamente incorrecta. Pasó el ‘boom’ de las prostitutas de Europa del Este. La entrada en la UE de Bulgaria y Rumanía y la exención de visado para las chicas las liberó en parte de las garras de las mafias. La crisis ha reducido casi a cero la llegada de jóvenes sudamericanas. Pero el yugo de las redes sí continúa exprimiendo a las jóvenes subsaharianas. Se prostituyen en la calle, por un puñado de euros y atemorizadas por la ‘magia negra’ que los proxenetas usan con ellas: muñecos vudú que confeccionan con pelos púbicos de las chicas para amenazarlas con una muerte segura si se van de su lado.
Dos por uno
«Nuestro trabajo se centra ahora en pisos e internet», confiesa el policía. El sector tampoco es una excepción en una realidad repetida en otros ámbitos: China empieza a ser potencia. En Holanda e Italia, las jóvenes chinas ya son el colectivo extranjero más explotado. En España basta echar un vistazo a los anuncios de contactos. La oferta de ‘orientales’, ‘japonesas’ o ‘masajes shiatsu con final feliz’ se ha disparado. Aunque de ‘japonesas’ tengan poco más que los ojos rasgados… «El 90% son chinas y a menudo pinchamos en hueso al investigar si hay mafias detrás. Por su cultura, jamás denuncian ni delatan a nadie», lamenta el agente. Su arma, sus agresivas tarifas. Un ‘completo’ por 30 euros.
Los ‘flyers’ se agolpa en los limpiaparabrisas de los coches en las grandes ciudades. Sexo en rebajas. A 15 euros coito. Y dos por uno. ‘Dos polvos, 60 euros’; ‘dos chicas, 50 euros’, rezan un par de anuncios. Con eslóganes directos o malsonantes: ‘Hago todo lo que tu mujer no hace’; ‘Limpieza de bajos’…
En El Romaní, Serena se ajusta las medias. Piensa en el mes que pasará en Brasil por Carnavales. Sin trabajo. Treinta días con su familia. Allí es ‘relaciones públicas’. Espera que pronto no haya viaje de vuelta. «Esto es solo una etapa indecente. No aguanto esta doble vida. Hay que tener cabeza y saber retirarse». Ana apura su café de máquina en la terraza del club. Se limpia el rímel corrido de sus ojos humedecidos. Hace años que no ve a su madre. Profesora jubilada, sola desde que su padre la dejó. Cree que su niña es camarera. Y su niña no deja de mandar dinero a casa. Lucha cada día por ganarse la vida con la cabeza alta. «Pero esto es muy duro. ¡Tan duro…!».
Share

¿Qué es el sexo tántrico?

sexo tántrico
¿Qué es elsexotántrico?. Caricias, respiración, besos…. La concepción delsexoque se tiene desde la filosofía del tantra es muy diferente de la delsexooccidental, mucho más rápido y menos sensual.

Elsexotántrico se basa en unos pilares básicos, que debes seguir si quieres introducirte en este mundo del placer tan especial:

sexo tántrico
La respiración es el punto de inicio de cualquier sesión desexotántrico. Empezad a hacerla juntos para relajaros, respirando de forma sincronizada: cuando uno exhale, él otro debe inhalar. Mientras lo hacéis, sentid como la energía recorren vuestro cuerpo.

El siguiente paso son las caricias. Usa elaceiteque más te guste para dar un masaje lento y suave a tu pareja con la yema de los dedos. Recórrelo entero, sin prisas. Parad un rato, descansad y volved a ello…pero, sobretodo, sin prisas.

Cuando acabéis, miraos a los ojos y besaos, no solo en la boca. Recorred la piel uno del otro con besos, también muy poco a poco. Y luego, descansad. Respirad lentamente y, aunque a estas alturas ya estaréis muy excitados, seguid moviéndoos igual de despacio. Es el momento de empezar la penetración. La primera debe ser estática: con el pene dentro de la vagina sin moverse. Descansad, y volved a ello. Durante media hora debéis seguir este proceso de penetración, juego y descanso.

En este momento el hombre debe aprender a controlar su erección para evitar la eyaculación. La gracia está en que se aprenda a controlar la energía. Y si no se puede, una buena opción es que el mismo hombre – o la mujer – apriete con dos dedos la zona del perineo, para evitar la eyaculación.

Ya solo queda alcanzar el clímax, que puede llegar horas despues del inicio del proceso, y no necesariamente en la eyaculación.

 

 

http://www.sexologia.net/04-11-2011/posiciones-sexuales/que-es-el-sexo-tantrico-2

Share

Los orgasmos femeninos y sus 7 variaciones

Los orgasmos femeninos y sus 7 variaciones
Los orgasmos femeninos y sus 7 variaciones. El cuerpo femenino hace que una mujer pueda tener siete tipos de orgasmos diferentes, según la zona que se le estimule.

El Punto G es el responsable del mayororgasmode una mujer. Cuando el hombre es capaz de encontrarlo y estimularlo de manera correcta, su pareja consigue el placer sexual más intenso posible.
Los orgasmos femeninos
Los pechos también pueden ser fuente de orgasmos para la mujer. Son una de las zonas erógenas más importantes en el cuerpo femenino y pueden ofrecer cantidades infinitas de placer si se estimulan tanto con la boca como con las manos. Aunque a muchas personas les parezca raro, hay mujeres que consiguen orgasmos muy intensos con ellos.

La mente también es otra generadora de orgasmos. Si probamos a concentrarnos en nuestra fantasía sexual favorita se ha comprobado que las mujeres podemos llegar a tener un orgasmo.

El punto U es uno de los menos conocidos a nivel popular. Se trata de estimular a través de los dedos o delsexooral la uretra, que se encuentra cerca del clítoris.

El clítoris es una de las zonas más importantes para el placer de una mujer. Jugando con él con los dedos, la boca, la penetración o algún juguete sexual, se garantiza elorgasmode una mujer.

El punto K es uno de los más desconocidos que existen, incluso muchas mujeres lo desconocen. Se trata de la zona situada a los lados del clítoris con cuyas caricias se puede llegar al orgasmo garantizado.

Finalmente, el ano es el responsable del séptimo tipo de orgasmos de una mujer, aunque sea un tabú para muchas parejas. Con una buena estimulación previa que incluya lubricantes eróticos puede ser una garantía de éxtasis.

http://www.sexologia.net/07-11-2011/mujer/los-orgasmos-femeninos-y-sus-7-variaciones

Share

Kamasutra, posición de El Misionero

posición de El Misionero
Kamasutra, posición de El Misionero. La postura del misionero es, sin duda, la más recurrida por todas las parejas del mundo a la hora de tener relaciones sexuales. Desde hace siglos sigue siendo la más empleada en el mundo occidental, probablemente debido a que físicamente es una de las más naturales.

Para realizar esta postura la mujer se tiende boca arriba con laspiernasabiertas, mientras que el hombre se tumba encima, entre los muslos, y apoyándose en codos y rodillas para no hacerle daño. Por lo tanto, podemos deducir que no es una de las posturas más eficaces a la hora de estimular el orgasmo de la mujer, a menos que se coja la postura adecuada. De hecho, muchas mujeres ponen un cojín debajo de sus nalgas para favorecer el roce con su pubis y clítoris y así aumentar el placer. ¡Una idea a tener en cuenta!
posición de El Misionero
Otra opción es que la mujer intente acariciarse el clítoris durante la penetración, pero hay que tener en cuenta que en la postura del misionero tiene poca libertad de movimientos, especialmente si el hombre es ‘voluminoso’.

Además, haciendo el misionero todo el control de la relación sexual recae sobre el hombre: ritmo, intensidad y profundidad …, con movimientos que acostumbran a ser banales y monótonos. Incluso puede ser desagradable durante el embarazo, por la barriguita de la mujer.

misionero
¿Qué tiene de bueno el misionero? Sin duda el romanticismo de la posición. La pareja está en contacto constante y total y pueden mirarse y besarse de manera apasionada durante todo el coito, lo que no es fácil en la mayoría de posturas del  Kamasutra.

Vía foto 1: En femenino
Vía foto 2: Ludiko
Vía foto 3: Portalnet

http://www.sexologia.net/08-11-2011/posiciones-sexuales/kamasutra-posicion-de-el-misionero

Share

Kamasutra, las mejores posiciones para hacer el amor

Kamasutra, las mejores posiciones para hacer el amor
Kamasutra, las mejores posiciones para hacer el amor. ¿Quién no ha oído hablar nunca del Kamasutra? Su particular recopilación de posturas para hacer el amor se ha convertido en uno de los mitos para muchas parejas que quieren buscar nuevos objetivos en el mundo del sexo.

Parece que hoy en día, en nuestro mundo occidental, elkamasutraes como ‘una marca’ de erotismo ,sexo y garantía de placer, pero, en realidad, es mucho más que todo esto. El origen del libro del Kamasutra se encuentra en las tradiciones del Budismo Theravada y Mahayana, de los que es una forma básica de sus escrituras sagradas.

Kamasutra,
De hecho, se considera que el Kamasutra es uno de los más antiguos tratados del amor y la sexualidad, aunque, como en occidente estos textos no eran ‘moralmente’ aceptables durante siglos, han sobrevivido solo unos cuantos fragmentos escritos por varias generaciones de sabios, que son los que han llegado a nuestras manos.

Kamasutra
La principal particularidad del kamasutra es que todas las posturas y maneras de obtener placer que nos presenta giran en torno al concepto de sexualidad de una cultura muy diferente a la nuestra. En estos dos tipos de budismo, el amor y elsexoeran parte de su forma de vida y, por tanto, se concebían de una manera mucho más natural las relaciones entre hombre y mujer. Por lo tanto, elsexodel kamasutra, además de unas cuantas posiciones muy sugerentes, nos permite introducirnos en este punto de vista tan diferente… ¡Para leerlo con atención!

Fuente imagen 1: Mujer Orange
Fuente imagen 2: Foro Cualquiera
Fuente imagen 3: Ecos de mi ciudad

http://www.sexologia.net/12-11-2011/posiciones-sexuales/kamasutra-las-mejores-posiciones-para-hacer-el-amor

Share