La fiscalía pide archivar la denuncia sobre Benzema y Ribéry

La fiscalía de París pidió este viernes que se archive el caso relacionado con la prostituta Zahia en el que estaban imputados los futbolistas franceses Karim Benzema y Franck Ribéry, al considerar que los internacionales no sabían que la meretriz era menor de edad, informaron los medios galos.

Benzema, delantero del Real Madrid, y Ribéry, centrocampista del Bayern Múnich, fueron imputados en julio de 2010 por haber solicitado presuntamente la contratación de los servicios de la prostituta Zahia cuando ésta era menor de edad.

No obstante, Zahia había repetido que los dos jugadores no sabían que ella todavía no tenía 18 años cuando, según cuenta, se acostó con ellos a cambio de dinero, en 2009 con Ribéry y en 2008 con Benzema.

La defensa del madridista se basó en que el jugador nunca había mantenido relaciones sexuales con esa mujer, mientras que la de Ribéry argumentó que el centrocampista desconocía que no había cumplido aún 18 años y que no pagó por sus servicios.

Zahia declaró ante el juez de instrucción que, en el transcurso del supuesto encuentro sexual con Benzema en una suite del hotel Le Méridien de París en mayo de 2008 -cuando ella tenía 16 años y él 19-, le pidió al futbolista 1.000 euros pero que éste solo le dejó 500.

Sin embargo, una ex novia del delantero Camelia E., desmintió ante la policía la versión de una prostituta al asegurar que el jugador pasó con ella, y no con Zahia, la noche en la que supuestamente se produjeron los hechos, cuando éste tenía 19 años y ella 16.

En el caso de Ribéry, las relaciones con Zahia presuntamente habrían traspasado además las fronteras de Francia, ya que el internacional francés habría participado en una orgía con ella y otra amiga en Múnich.

El jugador reconoció ese encuentro ante la policía francesa, pero aseguró que no sabía que eran prostitutas.

La legislación francesa prevé penas de hasta tres años de cárcel y 45.000 euros de multa para los clientes de prostitutas menores de 18 años, si bien se tiene que demostrar que éstos conocían la condición de menor de la prostituta en el momento de los hechos.

http://www.marca.com/2011/11/18/futbol/equipos/real_madrid/1321638633.html

Share

Crónica Gijón 2011: Luces rojas

cronica-gijon-2011-luces-rojas

Este año Gijón tiene su barrio rojo particular. Hoy toca hablar del burdel «L’Apollonide,» el miércoles será hora de hacerlo de las prostitutas de «Whore’s Glory» en el nuevo film de Michael Glawogger. El polémico Bertrand Bonello se colaba en la Sección Oficial de Cannes aspirando a repetir la controversia de «Le pornograph» y «De la guerre» con un drama histórico que transcurre en un burdel parisino del siglo XX. Para nuestra sorpresa, «L’Apollonide» no lograba ganarse su clientela en La Croisette por más que haya cautivado a la de Gijón. Sin duda, estamos ante otro de los grandes títulos del FicXixón.

¿De qué va?

En el París de finales del XIX, L’Apollonide es la “casa de tolerancia” más exquisita de la ciudad. Un grupo de bellas mujeres, seleccionadas con el cuidado de un coleccionista, ataviadas con los más elegantes trajes y perfumadas con las más exóticas fragancias, iniciadas en el arte de amar y complacer a los clientes de postín que cada noche acuden a sus cálidas y oscuras estancias, en las que todo está permitido. Un lugar intoxicante e irreal, claustrofóbico. Desde las que apenas empiezan, hasta las más experimentadas -y con menos posibilidades de abandonar esa vida-, pasando por las más solicitadas o las que viven inesperadas desgracias. Entre el lujo y la lascivia decadentes, y los fuertes lazos de hermandad que crean entre sí las prostitutas, pasan las noches y los días de L’Apollonide.

¿Quién está detrás?

«Le Pornographer» le valió el Premio FIPRESCI en el Festival de Cannes 2001 y «Tiresia» fue nominada en el 2003. Su trabajo se asocia a menudo al New French Extremity, es decir, cine extremo no recomendable para todos los públicos. En el caso de «L’Apollonide,» cine extremo recomendado para todos los cinéfilos.

¿Quién sale?

La musa de la magistral  «Cuscús,» Hafsia Herzi, se une a unas desconocidas pero cautivadoras Céline Sallette y Noemie Lvovsky. Entre sus clientes, los principales representantes del cine de autor francés contemporáneo, entre ellos Xavier Beauvois o el propio Bertrand Bonello.

¿Qué ofrece?

En pocas palabras, una de las mejores películas del festival. No hay discurso, no hay homenaje ni tampoco denuncia. Lo que si que hay es un retrato lleno de contrastes, una transgresora esencia poética un omnipresente lirismo. Su principal motor, una prostitua con una cicatriz en el rostro que le dibuja una sonrisa trágica. En torno a la mujer que (supuestamente) ríe, se organiza la vida de las otras chicas, sus rivalidades, sus miedos, sus alegrías, sus penas… No sabemos nada del mundo exterior porque la casa está cerrada, pero en el interior de esas paredes todo es posible. Son prisioneras a la luz del sol, libres a la luz de la luna. Así es, el único momento en el que pueden llegar a senitirse vivas es curiosamente en el momento que se relacionan con sus clientes, algo de lo que quieren escapar pero sin embargo no pueden. Lo suyo es deambular empapadas por el letargo opiáceo y el halo decadente que se respira en un burdel que sin embargo emana clase, elegancia y cortesía en su atendiendo artistas y ‘forrados’ de la época. Su caracter nihilista, sus pinceladas anacronicas (con momentos musicales que permaneceran eternamente en mi retina) su poderío sensorial y su ambiguedad (tan degradante como glamourosa) hacen del film de Bertrand Bonello una incomparable experiencia cinematográfica. Estáis todos invitados a pasar una noche (para muchos inolvidable) en «L’Apollonide.»

http://www.filmin.es/blog/cronica-gijon-2011-luces-rojas

Share

El ‘bunga bunga’ de DSK

CRECEN LOS ESCÁNDALOS DEL EXDIRECTOR DEL FMI

El ‘bunga bunga’ de DSK

El desmantelamiento de una red de prostitución de lujo en Lille revela la doble vida del político francés

El exaspirante al Elíseo aparece como un depravado de insaciable apetito sexual

ELIANNE ROS
PARÍS

El vertiginoso descenso a los infiernos de Dominique Strauss-Kahn parece no tener fin. Cuando creía haber tocado fondo con los dos escándalos sexuales en Nueva York y en París, le ha estallado en las narices un tercero, que saca a la luz la parte más sórdida de la doble vida del exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI). A raíz del desmantelamiento de una red de prostitución de lujo en Lille, en la que están implicados varios notables de la ciudad, DSK ha aparecido a ojos de toda Francia como un depravado, asiduo y activo participante en unas veladas que, según el semanario L’Express, «no tenían nada que envidiar a los bunga bunga italianos de Berlusconi».

El matrimonio 8 Dominique Strauss-Kahn y su esposa, Anne Sinclair, en París el pasado septiembre.

El matrimonio 8 Dominique Strauss-Kahn y su esposa, Anne Sinclair, en París el pasado septiembre. AFP / JOHANNA LEGUERRE

La investigación policial ha puesto al descubierto la intensa agenda sexual de Strauss-Kahn entre el 2009 y el 2011, que se organizaba al ritmo de sus viajes de trabajo mientras ostentaba uno de los cargos con más poder del planeta. Durante la jornada se reunía con los más altos mandatarios para salvar la economía mundial y preparaba su carrera al Elíseo, y, al caer la noche, daba rienda suelta a su desenfrenada lívido.

Según los testimonios de las prostitutas de la red, el político socialista era insaciable. «En esas veladas, todas las chicas pasaban por DSK», relata una de ellas, Florence, al diario Le Parisien. El cruce de datos entre las declaraciones de las prostitutas y los sms que Strauss-Kahn enviaba al empresario Fabrice Paszkowski, procesado por proxenetismo, han permitido a la policía reconstruir encuentros tórridos cuyas tarifas oscilaban entre los 900 y los 3.000 euros. Las citas, en las que solía participar Paszkowski y algún otro miembro de la banda de Lille, tenían lugar en locales de dudosa reputación y suites de hoteles.

«Llevo a una pequeña a las discos de Viena. ¿Te apetece venir con una señorita?», propone DSK al empresario en mayo del 2009. En junio, el plan consiste en ir a una «disco picante de Madrid», y en enero del 2010 las prostitutas desembarcan en Washington, donde el director del FMI participó en otra velada libertina .

«No me violentó, pero se notaba que le gustaban las relaciones de fuerza», declara Munia, prostituta que dice haber sido reclutada por un conocido abogado imputado en la red junto a un policía, un relaciones públicas y otro empresario. Mientras algunas prostitutas definen a Strauss-Kahn como un «hombre atento», otras denuncian su brutalidad. De momento, el político deberá prestar declaración en el caso que ha recibido el nombre del hotel donde supuestamente se captaba a las prostitutas, el Carlton de Lille. Y los esfuerzos de los abogados de Strauss-Kahn por denunciar el «linchamiento mediático» de su cliente no han impedido titulares como La vida oculta de DSK en portada del semanario Nouvel Observateur o La aterradora doble vida de DSK en L’Express.

Rumores de ruptura

Cuando regresó a París en septiembre tras librarse de un proceso penal por la presunta violación de una camarera en el hotel Sofiel, Strauss-Kahn aún creía posible un regreso a la política. Hoy, el hombre cuya popularidad estaba por las nubes el pasado mes de mayo aparece en la cola de las encuestas, solo por delante del ya jubilado líder de la ultraderecha Jean Marie Le Pen.

Sus amigos le han abandonado. Y los miembros de su partido le evitan como si su caída en desgracia fuera un virus contagioso. Incluso su mujer, la rica heredera Anne Sinclair, cuyo incondicional apoyo ha sido fundamental para Strauss-Kahn, empieza a flaquear, según han apuntado algunos medios franceses.

Basándose en confidencias de su entorno, cuentan que las revelaciones del caso de Lille la han hundido hasta el punto de plantearse el divorcio. Estas informaciones han sido atacadas por los abogados del matrimonio, que amenazan con perseguir en los tribunales a quienes «sobrepasen el límite entre la vida pública y privada», y en particular a los que se refieran a la relación entre Dominique Strauss-Kahn y Anne Sinclair.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/internacional/bunga-bunga-dsk-1229040

CREIXEN ELS ESCÀNDOLS DE L’EXDIRECTOR DE L’FMI

El ‘bunga bunga’ de DSK

El desmantellament d’una xarxa de prostitució de luxe a Lilla revela la doble vida del polític francès H L’exaspirant a l’Elisi apareix com un depravat amb una insaciable fam sexual

El vertiginós descens als inferns de Dominique Strauss-Kahn sembla que no tingui final. Quan es pensava que havia tocat fons amb els dos escàndols sexuals a Nova York i a París, li ha esclatat als nassos un tercer, que treu a la llum la part més sòrdida de la doble vida de l’exdirector del Fons Monetari Internacional (FMI). Arran del desmantellament d’una xarxa de prostitució de luxe a Lilla, en què estan implicats diversos notables de la ciutat, DSK ha aparegut als ulls de tot França com un depravat, assidu i actiu participant en unes vetllades que, segons el setmanari L’Express, «no tenien res a envejar als bunga bunga italians de Berlusconi».

El matrimoni 8 Dominique Strauss-Kahn i la seva dona, Anne Sinclair, a París el setembre passat.

El matrimoni 8 Dominique Strauss-Kahn i la seva dona, Anne Sinclair, a París el setembre passat. AFP / JOHANNA LEGUERRE

La investigació policial ha posat al descobert la intensa agenda sexual de Strauss-Kahn entre el 2009 i el 2011, que s’organitzava al ritme dels seus viatges de feina mentre ocupava un dels càrrecs amb més poder del planeta. Durant la jornada es reunia amb els més alts mandataris per salvar l’economia mundial i preparava la seva carrera a l’Elisi, i, quan es feia fosc, donava curs lliure a la seva líbido desenfrenada.

Segons els testimonis de les prostitutes de la xarxa, el polític socialista era insaciable. «En aquelles vetllades, totes les noies passaven per DSK», explica una d’elles, Florence, al diari Le Parisien. L’encreuament de dades entre les declaracions de les prostitutes i els sms que Strauss-Kahn enviava a l’empresari Fabrice Paszkowski, processat per proxenetisme, han permès a la policia reconstruir trobades tòrrides amb tarifes que oscil·laven entre els 900 i els 3.000 euros. Les cites, en què solia participar Paszkowski i algun altre membre de la banda de Lilla, tenien lloc en locals de dubtosa reputació i en suites d’hotels.

«Porto una nena a les discos de Viena. ¿Et ve de gust venir amb una senyoreta?», proposa DSK a l’empresari el maig del 2009. Al juny, el pla consisteix a anar a una «disco picant de Madrid», i el gener del 2010 les prostitutes desembarquen a Washington, on el director de l’FMI va participar en una altra vetllada llibertina .

«No em va violentar, però es notava que li agradaven les relacions de força», declara Munia, prostituta que diu haver estat reclutada per un conegut advocat imputat en la xarxa juntament amb un policia, un relacions públiques i un altre empresari. Mentre algunes prostitutes defineixen Strauss-Kahn com un «home atent», d’altres denuncien la seva brutalitat. De moment, el polític haurà de prestar declaració en el cas que ha rebut el nom de l’hotel on suposadament es captava les prostitutes, el Carlton de Lilla. I els esforços dels advocats de Strauss-Kahn per denunciar el «linxament mediàtic» del seu client no han impedit titulars com La vida oculta de DSK a la portada del setmanari Nouvel Observateur o L’aterridora doble vida de DSK a L’Express.

Rumors de ruptura

Quan va tornar a París al setembre després de deslliurar-se d’un procés penal per la presumpta violació d’una cambrera a l’hotel Sofiel, Strauss-Kahn encara creia possible un retorn a la política. Avui, l’home amb una popularitat pels núvols el mes de maig passat apareix a la cua de les enquestes, només al davant del ja jubilat líder de la ultradreta Jean Marie Le Pen.

Els seus amics l’han abandonat. I els membres del seu partit l’eviten com si la seva caiguda en desgràcia fos un virus contagiós. Fins i tot la seva dona, la rica hereva Anne Sinclair, que li ha donat un suport incondicional que ha estat fonamental per a Strauss-Kahn, comença a flaquejar, segons han apuntat alguns mitjans francesos.

Basant-se en confidències del seu entorn, expliquen que les revelacions del cas de Lilla l’han enfonsat fins al punt de plantejar-se el divorci. Aquestes informacions han estat atacades pels advocats del matrimoni, que amenacen de perseguir als tribunals els que «sobrepassin el límit entre la vida pública i la privada», i en particular els que es refereixin a la relació entre Dominique Strauss-Kahn i Anne Sinclair.

http://www.elperiodico.cat/ca/noticias/internacional/bunga-bunga-dsk-1229040

Share

Acepta 12 años por estrangular a una prostituta en Valencia

El acusado utilizó un pañuelo de seda de la víctima para acabar con su vida en la calle Ciscar La policía arrestó al sospechoso tras dos meses de investigación

RAMÓN FERRANDO VALENCIA
Un hombre aceptó ayer 12 años y nueve meses de prisión por estrangular a una prostituta en abril de 2010 en Valencia. El acusado contactó con la víctima tras leer un anuncio en el periódico y cometió el crimen en la vivienda de la mujer de la calle Ciscar. El juicio se celebró a puerta cerrada por petición de la acusación particular a pesar de que la víctima a proteger está muerta y la vista se limitó a la admisión de hechos del acusado. El fiscal pedía una condena de quince años de prisión, pero aceptó rebajar la pena a 12 años y 9 meses por un delito de homicidio con el agravante de superioridad.
La mujer anunciaba sus servicios desde finales de 2008 en el periódico e internet. En los anuncios se presentaba como una mujer «muy atractiva y educada», «no profesional». En otros anuncios aseguraba que lo hacía por «motivos económicos».
El procesado contactó desde el teléfono móvil de su mujer con la prostituta y se citó en el domicilio de la víctima. El acusado discutió con la mujer y la golpeó con gran violencia. Un ejemplo de la brutalidad con la que actuó el homicida es que con uno de los golpes le partió una prótesis dental. Después, agarró fuertemente el pañuelo de seda que llevaba la mujer en el cuello y apoyó uno de los pies sobre su espalda para aplicar más fuerza. La víctima tenía 48 años y era de complexión delgada.
Tras cometer el crimen, el sospechoso buscó el teléfono móvil que la mujer utilizaba para contactar con sus clientes y se deshizo de él para que la policía no lo relacionara con el homicidio. Sin embargo, los agentes encargados del caso comprobaron con la compañía telefónica las llamadas que la víctima recibió horas antes de fallecer y llegaron hasta el sospechoso, que fue arrestado dos meses después.
La policía barajó en un primer momento que el móvil del crimen fuera un robo porque el domicilio de la víctima estaba revuelto. Los agentes comprobaron después que la cerradura de la puerta no estaba forzada, por lo que descartaron el robo.
El imputado, que al parecer había consumido cocaína, confesó el crimen tras ser arrestado en junio de 2010 y ha permanecido en prisión preventiva desde entonces.
El acusado fue juzgado mediante un tribunal del jurado. Los miembros del tribunal se reunieron tras escuchar la confesión del procesado y dictaron un veredicto de culpabilidad por unanimidad.

http://www.levante-emv.com/sucesos/2011/11/22/acepta-12-anos-estrangular-prostituta-valencia/858611.html

Share