…Y habrá paz para las descarriadas

Una de las mujeres 'acogidas' realiza una ofrenda a Tagore durante una visita a la Casa de la India. | Web del centro AlborUna de las mujeres ‘acogidas’ realiza una ofrenda a Tagore durante una visita a la Casa de la India. | Web del centro Albor

  • El Centro Albor, gestionado por monjas, nació en Valladolid en 1998
  • Su labor es ayudar a mujeres prostitutas
  • También atiende otros tipos de exclusión social

Carmen X. se hizo invisible. Su entierro fue tan triste como su vida. La soledad del cementerio acompañó su cuerpo dañado. Nadie más que las trabajadoras de Albor al lado de su nombre para ese adiós con apenas flores, hasta nunca a esa vida que la arrastró por las charcas donde cambiaba sexo sin gusto por cuatro perras.

Ni siquiera sonaban de fondo, tras los panteones del camposanto, que no es santo, los versos de Brecht: «Transformar el placer en calderilla/ nunca resulta fácil. Pero, bien, se consigue./ Aunque también envejeces mientras tanto/ (al fin y al cabo no siempre se tienen diecisiete.) Gracias a Dios todo pasa deprisa,/ la pena incluso; también el amor».

Y totalmente sola marcharía hacia el descanso si no hubiera contactado meses antes con el Centro Albor, donde llegó tragando lágrimas y pudo sonreír, y ponerse guapa en la peluquería, y arreglarse sus uñas llenas de vivencias y saber que sus años negros eran los años negros de tantas otras. Y entre ellas se reflejaron.

Albor, puesto en marcha por las Hermanas Oblatas, funciona en Valladolid desde el año 1998 como centro de acogida de mujeres prostituidas o en riesgo de exclusión social. Como Carmen, que se ha muerto para siempre.

Algunas trabajadoras y voluntarias del centro Albor. | L. LeonardoAlgunas trabajadoras y voluntarias del centro Albor. | L. Leonardo

Otras quedan y, ante el desamparo, acuden a las manos de las monjas cuyo objetivo con las prostitutas es posibilitar una mejora en su estilo de vida, «teniendo en cuenta que ellas son las protagonistas de su propio cambio».

Ciudad de servicios en miniatura

No es de extrañar, por tanto que la propia sede funcione como una pequeña ‘ciudad de servicios’ donde hay lavandería, cafetería, peluquería, salas de informática, de cultura general, de yoga, de costura, de…

Con un total de 30 voluntarios y cinco trabajadoras, las monjas han creado un espacio para las mujeres peor tratadas. Educadoras sociales, psicólogas, orientadoras laborales… todo un servicio a su disposición para poder acceder a una vida más digna.

Y de camino a ella, nada mejor que una ducha que arrastre por el desagüe desasosiegos y se lleve durante unas horas huellas que nunca dan caricias. La ropa limpia para olvidar olores, y planchada con mimo, para corregir los renglones torcidos que marcan con sangre los dioses en infinitas mujeres.

La historia

La Congregación de las Hermanas Oblatas del Santísimo Redentor nació en el año 1864. Sus fundadores fueron José Benito Serra y Antonia de Oviedo y Schonthal y su objetivo era acoger, educar y promocionar a la mujer inserta en contextos de prostitución.

Desde aquel momento, tanto sus trabajadores como los voluntarios, tratan de responder a las urgencias y desafíos que demanda la situación de la mujer víctima de estructuras injustas e insolidarias.

Ausencia de apoyos positivos

Belén y Patricia (psicóloga y asistente social) son dos de las trabajadoras de Albor. Ellas conocen bien cada caso y cada lágrima e insisten en que las bases de inicio de la prostitución no son tanto económicas como de «falta de apoyos positivos». Y resumen una situación cualquiera: «Un gran revés, las dificultades, la toma de decisiones erróneas…»

Tienen muy claro que ejercer la prostitución desestabiliza mucho la vida. Algunas de las mujeres que acuden al centro, continúan ejerciéndola. Si es su única fuente de ingresos, ¿qué decir entonces? «Al menos que tengan el centro como referencia. Con su presencia se establecen lazos».

«¿Legalizar la prostitución?» «No tenemos una opinión clara y formada sobre qué sería lo mejor. Lo único que queremos es que mejoren las condiciones de las chicas».

Mientras me enseñan las instalaciones del centro, ubicado provisionalmente en la Calle Santuario, comienzan a llegar las voluntarias. Las mujeres que fueron olvidadas se han tomado un café caliente tras una ducha reconfortante y van pasando al aula. Esta mañana aprenderán, quizá, a que transformar el placer en calderilla es otra opción. La indignidad no tiene por qué estar presente en sus camas.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/27/valladolid/1322390056.html

Share

«Las hetairas eran las mujeres más libres de la Grecia clásica»

Isabel Martín, autora de ‘La curandera de Atenas’, repasa la vida de estas mujeres refinadas y cultas

«Las hetairas eran las mujeres más libres de la Grecia clásica»

Isabel Martín, una conocedora de la cultura griega. / RC
«Las hetairas eran quizás las mujeres más libres de la Grecia clásica». Quien así habla es Isabel Martín, autora de ‘La curandera de Atenas’, novela que acaba de aparecer en bolsillo a cargo del sello Booket. En su libro, Martín recrea la historia de una mujer que, por diversos avatares, llega a ser curandera y hetaira. Su libro es una buena ocasión para hablar de la mujer y el sexo en la Grecia del Pericles.
Les debemos a los griegos las matemáticas, la astronomía, el pensamiento filosófico, el teatro, la democracia y un largo etcétera de logros sociales y científicos. Pero también les debemos la cultura del hedonismo, del disfrute de la vida, del gusto por la fiesta, la juerga y el sexo, un legado que Occidente ha conseguido mantener a pesar de los múltiples y reiterados intentos del poder civil y religioso por reprimirlo. «En el fondo, todos seguimos siendo griegos, todos compartimos unos valores que nacieron hace más de dos mil quinientos años en una pequeña ciudad de apenas trescientos mil habitantes. Atenas desarrolló una sociedad sorprendente que brilló como una supernova para consumirse después dejando un legado que ha perdurado a lo largo de los siglos», explica Martín.
En esa ciudad, en la que solo cuarenta y cinco mil de sus habitantes eran considerados ciudadanos, la clase alta vivía por y para el disfrute, tanto intelectual como físico. Pero, para ver la situación en su conjunto, hay que tener en cuenta que Grecia era, y eso es también un legado que se ha perpetuado hasta nuestros días, una sociedad profundamente misógina. «No hay más que leer a Platón, para quien las mujeres son una degeneración física del ser humano, o a Aristóteles, que habla de las mujeres como «varones estériles» incapaces de preparar su fluido menstrual con el refinamiento suficiente para que se convierta en semen (en semilla)», apunta la autora.
En Atenas las mujeres acomodadas no podían tener propiedades, ellas mismas eran propiedad de su marido, vivían recluidas en los gineceos y no se relacionaban socialmente con su esposo, demasiado ocupado con sus múltiples actividades sociales, políticas e intelectuales y lúdicas.
Excepciones
Esta realidad, sin embargo, tenía asombrosas excepciones. Es el caso de las sacerdotisas, mujeres con un poder indiscutible, dada la gran importancia de la religión en la vida griega. Las curanderas y las hetairas eran, quizá, las únicas mujeres que gozaban de cierta libertad y estatus, al ser elementos fundamentales para esa vida de fiestas y jarana a la que tan aficionados eran los griegos. «Tenemos las hetairas para el placer; las concubinas para el uso diario y las esposas de nuestra misma clase para criar a los hijos y cuidar la casa», decía Demóstenes con gran pragmatismo.
«Las hetairas acompañaban a sus clientes a los lugares públicos y estos competían por conseguir a la hetaira más bella y famosa, pues su posesión era un signo de estatus indiscutible», señala la autora. Solían estar unidas a un solo amante durante meses e incluso años y los hombres les dedicaban atenciones que nunca hubieran soñado con brindar a sus esposas.
Pero no era solo sexo lo que las hetairas ofrecían a sus clientes. Eran cultas, algo poco habitual entre las mujeres griegas, educadas únicamente para atender las labores domésticas; eran indiscutibles árbitros de la moda; eran refinadas, sabían tocar instrumentos, hablar de política y filosofía, y, por supuesto, preparar las mejores fiestas en las que se bebía y se comía hasta la extenuación, se discutía de lo divino y lo humano, se cantaba, se escuchaba música y se dejaba vía libre a los instintos más primarios.
Es difícil para una persona del siglo XXI entender lo que podía significar en la sociedad griega el personaje de la hetaira, cuyo nombre, femenino de hetairos, «compañero», ya muestra su condición especial. Algunas de las hetairas más famosas llegaron a alcanzar una posición social muy elevada, sobre todo en ciudades prósperas como Corinto o Atenas, tanto que el nombre de alguna de estas mujeres ha llegado hasta nuestros días por su talento, su belleza o su codicia. Es el caso, por ejemplo de Hoia, a quien sus clientes apodaban ‘Heléboro’ porque esta planta se creía remedio contra la locura, o Rodopis, esclava que, tras comprar su libertad, llegó a ser rica y famosa. O la pobre Lais de Hicara, que fue linchada por un grupo de esposas en el santuario de Afrodita.
Aspasia de Mileto
Aunque quizá el ejemplo perfecto de la fama e influencia que podían alcanzar estas mujeres se encuentra en Aspasia de Mileto, la amante de Pericles, autocrator de Atenas en su época de mayor esplendor. Aspasia y Pericles mantuvieron una estrecha relación durante años; Pericles se divorció de su mujer, aunque no pudo casarse con Aspasia por una ley dictada por él mismo; tuvieron hijos y vivieron juntos hasta la muerte del estadista.
«Aspasia era una mujer sorprendente. Era de familia acomodada, pero huyó de su Mileto natal hacia Atenas por negarse a vivir la vida de ama de casa que su condición le auguraba», dice Isabel Martín. «Aspasia era una mujer muy culta, tanto que hasta el propio Sócrates alababa su inteligencia». Su belleza era legendaria y su hospitalidad: a sus salones acudían los más insignes filósofos y artistas del momento, lo que no era poco, y dirigió una escuela para niñas en la que no solo se enseñaba música o costura.
Como toda personalidad fuera de lo común, Aspasia fue víctima de la envidia y la maledicencia de sus conciudadanos. Fue acusada de impiedad (‘asebeia’), algo muy común y peligroso en la época, por atreverse a hablar de los dioses en términos poco piadosos, y el propio Pericles tuvo que llorar ante la asamblea de ciudadanos implorando por su vida, lo que refleja el grado de democracia participativa que se llegó a alcanzar en la Atenas clásica, aunque esta democracia fuera ejercida solamente por cuarenta y cinco mil ciudadanos.
http://www.elcorreo.com/vizcaya/rc/20111127/cultura/hetairas-eran-quizas-mujeres-201111252323.html
Share

Los taxis de Ourense publicitan clubes de alterne y ‘se mueven por la igualdad’

Club de alterne y campaña por la igualdad, coincidentes en las puertas de los taxis. | M. S.Club de alterne y campaña por la igualdad, coincidentes en las puertas de los taxis. | M. S.

  • Las paradas están señaladas con la leyenda ‘próxima parada igualdad’
  • Ayuntamiento, Estado y Xunta pretenden crear conciencia social
  • El color violeta se deja ver en edificios públicos y espacios al aire libre
  • El 25 de noviembre el ayuntamiento recordará a las víctimas de los malos tratos

El Ayuntamiento de Ourense, en colaboración con el Gobierno de España, la Xunta de Galicia y la Unión Europea, entre otras instituciones públicas y privadas, ha puesto en marcha una campaña que finaliza el próximo 2 de diciembre, que tiene como objeto reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres y denunciar la violencia de género.

Durante aproximadamente un mes vienen celebrando actos de diversa naturaleza para recordar la necesidad de una movilización activa contra los malos tratos y la denuncia de los abusos. El recorrido temporal de las distintas propuestas se ha compatibilizado con una amplia campaña publicitaria cuyo lema principal es «próxima parada igualdad».

Algunos de los portadores del emblema identificativo, un círculo violeta con una leyenda alusiva a la igualdad, son los transportes públicos. De esta forma es posible ver en autobuses urbanos, en el tren turístico que conduce a la zona termal ourensana y en las puertas de los taxis, una inscripción en la que reza la frase ‘Próxima parada igualdad’. También en las distintas paradas de taxis y de forma visible se puede leer un cartel con la leyenda ‘Este colectivo se mueve por la igualdad’.

La acción compartida por todo el colectivo de taxistas, sin embargo, es compatible con llevar otro tipo de anuncios. Por un lado es posible ver el círculo malva contra el maltrato; por el otro, anuncios de clubes de alterne. Así, en una de las paradas más frecuentadas de la ciudad, el parque de San Lázaro, junto a una llamada a la movilización en defensa de la mujer, hay vehículos estacionados anunciando burdeles y detrás otro coche con el símbolo violeta.

La campaña, muy visible y recurrente para fijar la atención del ciudadano, se completa con trípticos esparcidos en cafeterías y otros espacios públicos. El documento, en la primera de sus páginas, reproduce una serie de frases que dicen «tú eres lo importante, valora tu trabajo, no admitas que su cuerpo sea explotado». De tal forma que se hace posible leer el tríptico, coger un taxi en la parada y viajar en un vehículo que lleva un anuncio de un club de alterne.

La campaña está promovida por las concejalías de Igualdad, Transportes, Participación Ciudadana y Educación del Ayuntamiento, por la Subdelegación del Gobierno, por la Xunta de Galicia, la Policía Local y la Policía Nacional.

Programa de actos

Las actividades previstas durante este mes y principios de diciembre se enmarcan dentro de la II Jornadas de Violencia de Género. El 25 de noviembre tendrá lugar el acto central en el salón de plenos del ayuntamiento con la participación de toda la corporación municipal.

El eje de la programación se centra en conferencias sobre cómo denunciar los malos tratos, protocolos de actuación frente a la violencia, cómo afecta a los menores la violencia, el ‘post machismo’ y talleres dirigidos a las mujeres en los que se les invita a convertirse en motores de la igualdad. También existen actuaciones dirigidas a los adolescentes para conseguir su implicación con el lema ‘Te vamos a dar la chapa’.

Las Jornadas serán clausuradas el próximo día 30 de noviembre por Miguel Lorente Acosta, delegado del Gobierno en funciones para la Violencia de Género.

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/22/galicia/1321988067.html

Los taxis de Ourense retiran los anuncios de clubes de alterne

  • Tras publicarlo ELMUNDO.es, Ayuntamiento y taxistas acuerdan retirarla
  • Fuentes municipalesaseguran que ‘los anuncios pueden desvirtuar la campaña’
  • Los taxistas aseguran haber actuado de buena fe
  • El BNG considera ‘muy pertinente’ la decisión de la concejalía de Igualdad

Los taxis de Ourense dejarán de llevar en sus puertas anuncios de clubes de alterne. El Ayuntamiento de la capital y la asociación de patronos del taxi comunicaron este viernes la decisión de retirar la publicidad alusiva a los establecimientos, tras la información publicada por ELMUNDO.es, para no «desvirtuar la campaña de la igualdad entre hombres y mujeres».

Según fuentes del Ayuntamiento, «la intención de la campaña es buena pero la información publicada sobre los clubes de alterne puede desvirtuar la intencionalidad». Las mismas fuentes aseguraron a este diario que «se quiso aprovechar la plataforma de 100 vehículos para crear conciencia social y también para transmitir la idea de que muchas personas quieren ayudar».

La iniciativa que partió del consistorio contó de manera inmediata con el apoyo de los profesionales del taxi, que «no volverán a llevar este tipo de publicidad». Según los taxistas, ellos actuaron de buena fe y creyeron que no era incompatible «una cosa con otra».

La campaña ‘Próxima parada igualdad’ continuará desarrollándose tal como estaba planteada para conseguir la máxima implicación social. Ahora, ya sin anuncios de burdeles, los taxis lucirán un círculo violeta, a igual que los autobuses y los edificios públicos de la ciudad.

Por cierto, los socios nacionalistas del PSdeG en el Ayuntamiento de Ourense califican de «muy pertinente la retirada de los anuncios» y confirmaron que ellos mismos instaron a la retirada de ese tipo de publicidad del transporte público.

Por su parte, el portavoz del grupo ‘popular’, Rosendo Fernández, manifestó que «rechazamos cualquier tipo de publicidad que degrade a la mujer». Fernández entiende que «el Ayuntamiento debe cuidar más este tipo de aspectos con más hechos y menos palabras».

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/11/25/galicia/1322226735.html

Share

Julián Herbert recompone en un libro la vida de su madre prostituta

A veces vida y literatura van unidas en un todo. A veces, la vida ofrece el mejor material para construir una gran historia, aunque sea a costa de mucho dolor. Eso es lo que le ha sucedido al escritor mexicano Julián Herbert, quien en «Canción de tumba» reconstruye la compleja vida de su madre prostituta.

Una novela con la que Julián Herbert (Acapulco, 1971) se alzó con el premio Jaén de Novela, y que ahora ha publicado Mondadori. Una narración intensa y radical, escrita desde un trapecio sin red, porque, según explica desde México y por teléfono el autor a Efe, «una buena historia no se puede escribir con buenos modales».

«Canción de tumba» comienza con la enfermedad de Guadalupe Chávez, su madre, que está en un hospital por una grave leucemia. Este hecho le sirve al autor para echar marcha atrás y recomponer la vida de su progenitora, con sus múltiples nombres, y la suya propia, en medio de un México extremo, violento y corrupto.

Y Herbert escribe en la habitación del hospital, donde pasa las noches, en una situación de duermevela que se plasma en una parte del libro, con olor a fármacos, enfermedad, sangre y a todo lo relacionado con la degradación de un cuerpo humano.

Hermanastros, hijos bastardos, padres perdidos, prostíbulos, noches sin dormir o viajes contantes que fueron la base infantil de un Julián Herbert, poeta, narrador, músico, vídeo artista y escritor por encargo, que decidió dar forma a este libro que se podría considerar el libro de su vida.

«El proceso fue muy intenso y muy radical -reconoce-. Siempre tenía en la cabeza escribir esta historia, pero me parecía algo muy melodramático, y cuando sucedió lo de la enfermedad de mi madre, a finales de 2008, la razón de la escritura se convirtió en algo muy pragmático porque tenía que pasar muchas horas en el hospital y mantenerme despegado lo mas posible».

Una actitud que llevó al autor de poemarios como «El nombre de esta casa» o «La resistencia», de la novela «Un mundo infiel» o del libro de cuentos «Cocaína (manual de usuario)», entre otros muchos títulos, a escribir esta historia porque, como dice, lo mejor que ha hecho en su vida es escribir.

«Lo que mejor he pilotado en mi vida ha sido la escritura y el proceso técnico y emotivo de la escritura es tenso, muy duro y muy artesano», precisa este autor, que en una de las páginas del libro dice: «Escribo para volver a un idioma en el que nací».

Herbert sostiene que, aunque la historia medular es la verdad de su vida, luego está el proceso de ‘ficcionalización’, porque «el recuerdo es una de las vertientes de la imaginación», añade.

El autor reflexiona sobre Oscar Wilde en el libro, con quien dice tener una relación de amor-odio, como la de su madre, cuando dice que «escribir autobiográficamente aminora la experiencia estética».

«Yo creo que Wilde decía eso porque tenía gran pavor a lo que más le atraía que era la vertiente autobiográfica; pero sin embargo, es ahí donde se sitúan dos de sus obras más extraordinarias:’La balada de la cárcel de Reading’ y ‘De profundis'».

A Julián Herbert le gusta mucho el fútbol y siente gran admiración por Johan Cruyff y el juego total de «todos contra todos» y esa estrategia la defiende en todo sus procesos creativos, en poesía, cuentos, narraciones o con su grupo de música.

«Aunque me interesan los géneros porque todos tienen su especificidad intento hacerlo de forma orgánica, todo en todo», refiere este autor que siente un amor y odio febril por México, «un país difícil, maravilloso y un infierno a la vez, como decía Malcolm Lowry», pero a estas alturas se pregunta: «¿Qué país no es un infierno?».

Por Carmen Sigüenza

http://www.google.com/hostednews/epa/article/ALeqM5h4PJAJMWuJlPmv7YQAQMe75paBiQ?docId=1663639

Share

Madres, Vírgenes y Prostitutas

Después de haber titulado esta columna pensé ¿Te volviste loca? ¿Estás realmente segura de lo que estás haciendo? ¿Tienes claro que te expones a palabras de apoyo y de sanción?

Wp-virgen-600Y pensé si lo tengo clarísimo, pero también pienso que es importante caracterizar a la santísima trilogía para graficar cómo conviven y habitan la madre, la virgen y la prostituta, dentro de una misma mujer y para ello he recurrido a la tecnología, a investigación de mercado, a conceptos organizacionales y empresariales  vigentes  y a la literatura universal.

La Madre: Trabaja en la casa y en la oficina. Su Operatividad es permanente. No descansa ni siquiera en vacaciones, aunque si se desconecta es a ratos. Tecnológicamente hablando, podemos referirnos a ella como un “Data Center”, ya que no sólo almacena información,  la canaliza y distribuye; sino que además brinda cariño, seguridad y bienestar a sus hijos en un servicio integral, flexible y continuado  de 7 x 24 x 365 días del año. Y para que estamos con cosas también asume al marido como un hijo más.
Importante destacar que la “modernidad” la transformó desde la perspectiva “victoriana chilensis” en un ser un poquitito más egoísta ya que se preocupa de ella, es una mujer que preparada (profesional), informada, que además quiere verse linda y para ello invierte en cremas, en ropa (lencería), va al gimnasio, va al doctor y se da algunos gustos (incluso enchulados quirúrgicos), pero claramente el gusto, queda en gustito, o bien se suspende hasta nuevo aviso, si es que hay prioridades de los hijos y del funcionamiento de la casa.

La Virgen: Desde la perspectiva empresarial la virgen es como un Chief Executive Officer o CEO, por ende, dicta pautas en todo el que hacer y accionar de la mujer: misión (su razón de ser), visión (cómo se proyecta, aspiraciones futuras), valores (normas y compromisos del cómo actuar)  y políticas de responsabilidad social (obligaciones con el entorno). En situaciones de crisis es la interlocutora y está validada tanto por la Madre como por la Prostituta.  Es políticamente correcta, cercana.

La Prostituta: Más de alguna vez hemos escuchado la frase que “todo hombre quiere una puta en la cama”.  Y para ello recurrí a algunos autores tales como: Octavio Paz y Mario Vargas Llosa, entre otros, porque necesitaba una visión masculina.
El término puta es el sinónimo vulgar de prostituta. Sin embargo, también podemos recurrir a cortesana, meretriz y ramera.
Ahora bien, poetas, pintores, músicos, monarcas, caballeros y vasallos…y hombres chilenos y contemporáneos esta musa inspiradora y conocedora de  los placeres de la alcoba es una mujer que encanta y seduce.  Por tanto, posee belleza y gracia, es agradable, inteligente, gentil y distinguida. Es compañera y amante de su hombre. Se entrega y disfruta de los placeres del cuerpo, de la sexualidad. Es símbolo del amor erótico.

¿Y qué pasa entonces?¿Por qué creen ustedes que la prostituta es relegada por la madre y la virgen? ¿Qué virtud nos significaría alcanzar la perfección?

http://www.caras.cl/blog/2011/11/madres-virgenes-y-prostitutas/

Share

Un estudio vincula productos envasados a la disfunción eréctil

El informe de la ‘Harvard School of Public Health’ sugiere que el biosfenol A, prohibido por la UE en biberones para lactantes en 2010, es más dañino de lo que se cree

Barcelona (Redacción).- El biosfenol A es un producto químico que se utiliza en la fabricación de envases de alimentos, como botellas retornables de bebidas, biberones, vajilla (platos y tazas) y recipientes desde hace muchos años.

Se trata de un controvertido producto que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición considera seguro, excepto en el caso de los biberones para lactantes, que la Unión Europea prohibió en 2010. Sin embargo, el uso de este químico ha estado vinculado en otros estudios a diabetes, cáncer o disfunción eréctil. Ahora, según los investigadores de la Harvard School of Public Health (Escuela de Salud Pública de Harvard), se confirma que consumir comida en productos envasados con este químico aumenta el riesgo de sufrir las mencionadas afecciones.

El estudio, publicado por la revista de la Asociación Médica Estadounidense (Jama, por sus siglas en inglés), utilizó la siguiente metodología. Analizó las concentraciones en orina de biosfenol A de una parte de los voluntarios que habían consumido sopa envasada durante cinco días y de los que habían ingerido sopa natural. Después se les dio dos días a estos dos grupos para que limpiaran su organismo y se inviertieron las tareas de los voluntarios para volver a realizar nuevos análisis.

Los resultados fueron los siguientes. Las muestras de orina de los 75 voluntarios mostraron que el consumo de una ración de sopa enlatada diaria provoca un aumento del 1.221% en los índices de biosfenol A. Los investigadores señalan, según publica The Atlantic, que este elevado nivel de la sustacia química puede ser temporal y que se necesitan más investigaciones para cuantificar su duración en el organismo. «Sabemos de hace tiempo que las bebidas que están almacenadas en ciertos plásticos duros pueden aumentar la cantidad de biosfenol A en el cuerpo», ha asegurado la autora del estudio, Jenny Carwile. «El estudio sugiere que los alimentos enlatados son más preocupantes de lo que pensábamos, sobre todo si se utilizan prolongadamente», afirma.

http://www.lavanguardia.com/salud/20111128/54238612240/estudio-vincula-comida-enlatada-disfuncion-erectil.html

Share

La crisis incrementa un 20% las consultas por disfunción eréctil

El 70 por ciento de los españoles que asegura haber sufrido alguna vez este problema no ha buscado ayuda para solucionarlo

Aunque los españoles aun son reacios a pedir ayuda cuando surgen problemas sexuales, la crisis ha hecho que se incremente alrededor de un 20% el número de consultas médicas por disfunción eréctil, un problema que afecta de forma seria a uno de cada cinco hombres en España.

Las consecuencias de las crisis económicas generan en la población estrés y todos los casos de disfunción eréctil tienen un trasfondo psicológico.

Así lo han puesto este lunes de relieve los doctores Ana Puigvert, presidenta de la Asociación Española para la Salud Sexual (AESS), e Ignacio Moncada, presidente de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), durante la presentación de un informe de Lilly sobre sexualidad masculina.

El estudio, realizado a 1.531 varones de entre 35 y 70 años de todas las comunidades autónomas, revela que el 70 por ciento de los españoles que asegura haber sufrido alguna vez problemas de erección no ha buscado ayuda para solucionarlos.

Una gran mayoría (un 85 por ciento) prefiere que su médico pregunte sobre su salud sexual durante una consulta habitual, incluso de manera abierta y directa, antes que ser él quien inicie la conversación.

El doctor Moncada ha asegurado que aunque esta disfunción aumenta con la edad, no se debe considerar normal ni siquiera entre la gente mayor, sino que debe verse como una enfermedad que hay que tratar.

Para ello, el primer paso es reconocerlo. «Los médicos disponemos de soluciones y tratamientos para recuperar la normalidad sexual», ha subrayado.

Además de los problemas que pueden surgir en la pareja, la disfunción eréctil es un «síntoma centinela» sobre problemas de salud, especialmente cardiovasculares. Por las características vasculares del pene, las patologías cardiovasculares se manifiestan antes en el fallo de este órgano que en el corazón, ha explicado el doctor Moncada. Nueve de cada diez entrevistados asegura que no ha tomado tratamiento alguno para los problemas de erección

http://www.lavanguardia.com/salud/20111128/54239476133/la-crisis-incrementa-un-20-las-consultas-por-disfuncion-erectil.html

Share

Los españoles tienen relaciones sexuales 1,3 veces por semana

Esta frecuencia se sitúa dentro de la media internacional, por debajo de países como Portugal, México o Rumanía y por encima de otros como EE.UU., Canadá o Reino Unido

El hombre español promedio mantiene 1,3 relaciones sexuales a la semana, aunque la frecuencia varía con la edad. Así lo han puesto este lunes de relieve los doctores Ana Puigvert, presidenta de la Asociación Española para la Salud Sexual (AESS), e Ignacio Moncada, presidente de la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y Reproductiva (ASESA), durante la presentación de un informe de Lilly sobre sexualidad masculina.

Los entrevistados más jóvenes (entre los 35 y los 54 años) mencionan con diferencias significativas mantener relaciones sexuales más de dos veces por semana, mientras que el grupo de más edad (de 55 a 70 años) asegura mantenerlas 1 una vez al mes o menos.

Esta frecuencia se sitúa dentro de la media internacional, por debajo de países como Portugal, México o Rumanía y por encima de otros como Estados Unidos, Canadá o Reino Unido, según ha señalado el doctor José Antonio Sacristán, director médico de Lilly.

A este respecto, la doctora Puigvert ha señalado que tener una vida sexual sana implica tener sexo una vez por semana, incluso en personas mayores de 65 años. Una vez al mes, significaría que existe una patología que habría que consultar.

«Cuanto mayor frecuencia, mayor nivel de satisfacción, mejor calidad de vida», ha destacado la doctora Puigvert, quien ha señalado que la actividad sexual comporta «múltiples beneficios» a nivel cerebral: más memoria y menos índices de cuadros depresivos y de ansiedad en las personas mayores.

Además, aumenta la autoestima y mejora «muchísimo» la sociabilidad, incluso en el trabajo.Según el estudio, los hombres españoles dan una nota de 6,3 sobre 10 a su vida sexual y la valoración es inversa a la edad: mayor satisfacción cuanto más joven.

En cuanto a los hábitos sexuales, los españoles no son muy diferentes de los extranjeros: prefieren el fin de semana, especialmente el sábado por la noche, más la primavera y el verano, y casi nunca planifican sus relaciones sexuales (sólo uno de cada diez dice hacerlo).

El informe pone de relieve también que aproximadamente cuatro de cada diez encuestados afirma haber puesto excusas en alguna ocasión para evitar tener una relación sexual.

De manera espontánea, la excusa más mencionada es el cansancio y agotamiento, el estrés o sentirse mal. Estas excusas suelen ser las mismas para justificar los problemas de erección.

http://www.lavanguardia.com/vida/20111128/54239476801/los-espanoles-tienen-relaciones-sexuales-1-3-veces-semana.html

Share

Hiper sexo: el agobio de vivir en un clímax permanente

Lejos de formar parte de conductas vinculadas al deseo exacerbado o a la ninfomanía, algunas mujeres sufren una excitación insoportable e incontrolada por causas que aún se desconocen. Las alteraciones neurológicas, similares a las del Síndrome de Piernas Inquietas, problemas hormonales o vasculares que generan una acumulación de sangre en los genitales, son algunas de las que se barajan. Para frenarlo, los científicos trabajan con antidepresivos y medicamentos para dejar de fumar

Hiper sexo: el agobio de vivir en  un clímax permanente

Hiper sexo: el agobio de vivir en un clímax permanente

El roce del pantalón ajustado, un cruce de piernas, el contacto de las nalgas con la silla es suficiente para llevarlas a un estado de excitación intensa, prolongada, incontrolada. El clítoris, la vagina y el perineo comienzan a palpitar con tal  fuerza que las hace sudar y las perturba. Sufren el denominado Síndrome de Excitación Persistente (PGAD por sus siglas en inglés). Un estado que no pueden evitar y, aunque no siempre llegan al orgasmo, cuando éste sobreviene la situación se vuelve insoportable. Porque «no disfrutan, por lo que la comparación que algunos hacen con el término ninfomanía no se apoya en datos clínicos», explica James Pfaus, miembro del departamento de Psicología de la Universidad de Concordia (Canadá). De hecho, los expertos insisten en que se trata de un estado muy molesto e incluso doloroso. «No buscan el sexo por el sexo, pero prefieren la sensación del estado post orgásmico porque éste induce la salida compresiva de la sangre de los genitales y las alivia», dice Pfaus.

Por eso Michelle Thompson no hacía más que practicar sexo con su novio. «Hasta diez veces al día» para intentar apaciguar su fogosidad. El caso saltó a los tabloides porque manifestó tener hasta 300 orgasmos diarios que le causó problemas laborales, ya que tuvo que dejar su puesto de trabajo en una fábrica de galletas porque el ruido de las máquinas le provocaba orgasmos.

¿Cuántas hay?

Aunque sólo se describe en el género femenino, si hubiera que buscar algún tipo de correspondencia con el masculino, «sería más bien priapismo, es decir, erecciones espontáneas que se pueden prolongar y resultar desagradables y dolorosas».

La complejidad del PGAD hace difícil obtener cifras sobre su incidencia. Francisco Cabello, director del Instituto Andaluz de Sexología y Psicología y presidente de Honor de la Federación Española de Sociología y Sexología, argumenta que «una autora estadounidense, Sandra Leiblum, lanzó un cuadro magnificado en una investigación en la que se hablaba de 18.000 pacientes en Estados Unidos, pero la fiabilidad es relativa porque interpretaron a su forma los síntomas». Cabello añade que «yo en 26 años de profesión sólo he visto cuatro casos». Precisamente Leiblum, fallecida recientemente, fue la primera investigadora en describir los criterios para establecer un diagnóstico. Léase la mencionada excitación involuntaria durante un largo periodo de tiempo (horas, días o meses), que a su vez puede ir acompañada de uno o más orgasmos y que no se relaciona con un sentimiento de deseo. James Pfaus matiza que «clínicamente, parece haber pequeñas distinciones entre las afectadas realmente por este síndrome y las que no. Obviamente, una de ellas es que se masturban con frecuencia para relajar su estado».

Como le ocurrió a Johanna. Esta mujer, que ya supera la barrera de los 50, acudió a una web especializada en PGAD (www.psas.nl) donde las afectadas pueden liberarse y contar y contrastar sus experiencias diarias. De esta forma pudo explicar cómo el sexo acaparó su vida. «Los casos en los que me masturbaba podía contarlos con los dedos de una mano. Pero en cuestión de tres meses pasé de ser una mujer no demasiado activa sexualmente a alguien que parecía no poder pensar en otra cosa que no fuera el sexo. Sentía que estaba a punto de correrme en cualquier momento. Necesitaba correrme sin ninguna razón y en los momentos más extraños».
«Tenía que cambiarme de ropa varias veces al día porque estaba constantemente húmeda».

En cuanto a las causas, éstas aún se desconocen. No obstante, entre las diferentes teorías que se barajan, el estudio de Pfaus  publicado en «Journal of Sexual Medicine» revela que es posible que se deba a alteraciones neurológicas, farmacológicas, y hormonales. Y también a problemas vasculares «provocados por malformaciones pélvicas arteriovenosas que hacen que la comunicación arterial sea irregular en los genitales y generen una congestión». Hipótesis que concuerdan con los expertos consultados. Así, Debby Herbenick, investigadora de la Universidad de Indiana afirma que «para algunas mujeres parece estar vinculado a cambios hormonales (algunas los manifiestan por primera vez en la menopausia, por ejemplo). En otros casos, se relaciona con alguna medicación».

En cuanto al origen neurológico  éste «sería similar al del Síndrome de Piernas Inquietas, donde las terminaciones nerviosas, en este caso de los genitales, se vuelven incontrolables» dice Bat Sheva Marcus, directora del «Medical Center for Female Sexuality» de Nueva York (EE UU). Por su parte, Francisco Cabello añade la posibilidad de «la presencia de un tumor o una cicatriz alrededor de los vasos de los genitales que aumenta la cantidad de sangre en la zona».

Ellos «incapaces»
Y aunque no quieran, necesitan aliviarse y a algunas recurren a la pareja que, ni comprende lo que le ocurre ni sabe, o mejor dicho, puede ayudarla. «Puede ser problemático, porque se sienten incómodas y les cuesta hablar de ello abiertamente, por lo que el compañero se siente confundido y frustrado ante la incapacidad de actuar», concluye Marcus. A Michelle su síndrome le costó la ruptura con varias parejas. «Todos acababan cansados de mí», explicó. Otras veces era ella quien rompía porque no quedaba satisfecha.

Por eso Herbenick señala que «es muy importante que sean capaces de hablar de sus experiencias sexuales, porque esto puede ayudar a la afectada a aprender que no es una “responsabilidad” de su compañero o “un trabajo” tener sexo con ella siempre que se lo pida para intentar suavizar sus síntomas. Y también debe saber que no es su culpa el hecho de no poder satisfacerla».

Descartado el sexo como remedio, los científicos han tratado de buscar en la farmacología una terapia que logre reducir sus síntomas y molestias. Y, pese a que los casos en los que se ha probado son bastante reducidos, los resultados parecen dar cierta tregua a las afectadas. «Se ha probado con analgésicos locales en algunos casos pero con pobres resultados», concluye Francisco Cabello.

Tratamientos
Pero un estudio elaborado por el Departamento de Psiquiatría del Hannover Medical School (Alemania) reveló una vía alternativa: dos antidepresivos, duloxetina y pregabalina, que apaciguaron los síntomas de varias pacientes estudiadas. La duloxetina es un inhibidor de la recaptación de serotonina, noradrenalina y leve efecto de la dopamina aprobado en Europa para la incontinencia urinaria y también para tratar ciertos cuadros depresivos. La pregabalina es un anticombulsionante para tratar la epilepsia, el dolor neuropático y los síntomas generales de la ansiedad. Las afectadas sometidas a estos tratamientos mejoraron notablemente su estado y dejaron de sufrir orgasmos espontáneos.

Otro de los fármacos que abren una vía de tratamiento es la vareniclina para dejar de fumar. «Reduce el ansia por la nicotina, por lo que puede calmar los síntomas del PGAD», dice James Pfaus, autor del estudio. Porque la nicotina actúa sobre el sistema nervioso, donde se une a unos receptores que liberan dopamina (responsable de la sensación placentera). «Por tanto, la vareniclina regularía esos niveles de dopamina y controlaría el flujo de sangre en los genitales».

http://www.larazon.es/noticia/7852-hiper-sexo-el-agobio-de-vivir-en-un-climax-permanente

Share