Los 30 records sexuales más insólitos

La tendencia del hombre a competir consigo mismo ha dado lugar a un registro de records de todo tipo. El en Libro Guinnes podemos encontrar muchos de ellos. Los referentes al sexo siempre nos parecen muy interesantes. Con la ayuda de varias páginas como De10.com o Taringa.net, aquí os dejamos 30 de los records sexuales más insólitos para despedir el año. ¡Por si quieres proponerte batir alguno para el 2012! 😀

1- La mujer que cuenta con más relaciones sexuales en un día.Es la actriz porno Lisa Sparxxx, que superó ampliamente en 2004 los records anteriores. La estadounidense tuvo sexo con 919 hombres en 24 horas, con descansos de 58 segundos entre una y otra relación. Esto fue hasta que la superó su colega Eryn Daye, con 1001 hombres, en 15 horas.

También tenemos que mencionar que la “musa” erótica del Marqués de Sade fue la actriz Dubois, quien estuvo sexualmente con un total de 16.527 hombres en 20 años.

2- El hombre que ostenta el record de relaciones sexuales también es un actor porno. Jon Dough estuvo con 55 mujeres en un día. Parece que pudo conseguir 5 o 6 eyaculaciones. Se suicidó en 2006.

3- La corrida más larga en un hombre. ¿Quién no quiere experimentar un placer infinito? Una hora de “corridita” es el record que hay registrado. Para un hombre no es poca cosa y el hombre en cuestión tuvo 16 eyaculaciones en ese tiempo.

4- La mujer más multiorgásmica. La mujer que logró más orgasmos consecutivos entró en el Libro de los Guinness con 138 orgasmos en una hora.

5- El pene más grande. John Holmes es el hombre que tiene registrado en el libro de record Guinnes el pene más grande de un Homo Sapiens sin operaciones, ya que existe otro record de 45 cm. con el pene erecto pero con operaciones intermedias. Holmes logro este Record Guinnes “natural” con su pene erecto que alcanzo la de medida 33 cm. Se hizo una replica del mismo y se encuentra colocado en la galería de Record Guinnes. Fuera del libro Guinnes consta que El Dr. Robert Dickinson tomó registro a principios del siglo XX de un pene de 34 cm. De largo y 16 cm. de circunferencia, aparentemente a uno de sus pacientes.

6- Distancia masculina más larga al eyacular. En el Guinness figura Horst Schuktz como el hombre que logró lanzar su líquido seminal a más distancia (por aire): 5 metros con 71 centímetros.

7- Distancia más larga de eyaculación femenina. La eyaculación más larga de una mujer alcanzó la asombrosa marca de tres metros.

8- Record de cantidad de semen ingerido. Michelle Morga ingresó por “razón de salud” al Guinnes al ingerir 1 litro de semen en 1991. Dijo que su médico nutricionista se lo aconsejó como “prevención” de enfermedades.

9- Los testículos más grandes. Los tenía un africano, ambos pesaban juntos ¡70 kilos! El africano padecía de elefantiasis.

10- Los pechos más grandes. El record lo tiene una bailarina nudista. Sus pechos pesan juntos 88 kilos nada menos, según registra un estudio sobre deformidades humanas.

11- Cadena sexual. En Roma se hacían uniones sexuales de varias personas, como una cadena. Se unían por genitales y boca, y la mayor de esas cadenas llegó a constar de 30 personas.

12- Sólo 2 hombres de cada 2 mil pueden hacer auto-sexo oral.

13- Erección voluntaria. Estudios sexuales revelan que hay hombres que pueden tener erección a voluntad, en 3 segundos.

14- Minigenitales femeninos. Las vaginas más pequeñas miden 2 centímetros. Se han dado varios casos en el mundo.

15- La velocidad media que puede alcanzar la eyaculación masculina. Es de 45 kilómetros por hora, mientras que la velocidad de un autobús, por ejemplo, es de 40 kilómetros por hora.

16- La masturbación con más duración. Masanobu Sato es el poseedor del récord. Su sesión de autoplacer duró unas 9 horas y 58 minutos y la desarrollo en el marco de un “torneo de masturbación”.

17- Maxieyaculación masculina. La mayor -según testimonio de quienes dicen haberlo tenido- es de 88 segundos. Dicen que duran más los de hombres que conocen técnicas respiratorias, como las del yoga .

18- El orgasmo femenino más largo. El récord es de una mujer que experimentó un orgasmo de 43 segundos, con 25 contracciones una tras otra.

19- Mayor frecuencia sexual en toda una vida. El récord es de un hombre que, en 30 años, tuvo 52 mil relaciones íntimas. Si hacemos las cuentas nos encontramos con un promedio de 33, 3 veces por semana.

Otros records históricos son el de dos hombres consignaron 20.000 mujeres en su haber: el rey Ibn Saud, quien “necesitaba” 3 mujeres por noche, y el jugador de baloncesto Wilt Hamberlain.

20- Sexo oral. Carolin W., una jovencita de 19 años, chica porno, quiso batir el récord mundial de sexo oral: iba a estar con más de 200 hombres, pero cuando llegó al número 75 se desmayó y tuvo que ser atendida por médicos.

21- El papá más joven. Ha sido Sean Stewart de Sharnbrook (Inglaterra). Padre de un bebe saludable que pesó 6 libras. El joven fue padre el 20 de enero de 1998 a la edad de 12 años.

22- El padre de mayor edad. 90 años. El récord corresponde a Nanu Ram Jogi, quién tiene pensado seguir procreando hasta los 100 años.

23- La vagina más grande. La vagina más grande de la que se tiene registro fue la de Anna Swan (1846-1888), una mujer extraordinaria, que estableció una serie de registros relacionados con su tamaño, ya que era demasiado alta, medía 2.37 metros. Esta mujer escocesa también dio a luz al bebé más grande de la historia, con un peso 11.7 kilogramos y que al nacer midió 86 cm de longitud.

24- Mayor cantidad de hijos. Otras mujeres sorprendentes que cita el libro Guinness son Valentina Vassilyeva y Leontina Albina, por haber tenido la mayor cantidad de hijos. La primera, dio a luz a 69 niños: 16 pares de gemelos, 7 grupos de trillizos y 4 conjuntos de cuatrillizos entre 1725 y 1765. Mientras que Leontina Albina, originaria de Chile, tuvo a 55 hijos, y en cinco ocasiones fueron trillizos.

25- Miembro más largo en estado de flacidez. Este record lo ostenta otro actor porno, Lond Dong Silver, con sus 45 centímetros.

26- La prostituta más vieja. En el 2001, la policía de Taiwán arrestó a la que podría ser la prostituta de mayor edad. «Chiu», una mujer taiwanesa de 82 años de edad, fue arrestada mientras ofrecía sus servicios sexuales en las calles. Ella dijo que desde hace más de 40 años se dedica a esta profesión.

27- Clítoris más largo. El récord de largo lo tiene una mujer que alcanzaba 39 cm., consignado en el libro “Anatomía de la mujer”.

28- El mayor desvirgador. Consta que fue el rey Fatafehi Paulah, de Conga, quien aseguraba haber desvirgado a 37.900 jovencitas. Lo consigna en sus informes de viajes a las Islas del Pacífico, en 1777, el Capitán Cook.

29- La mayor orgía del mundo. En Japón se estableció el récord de la orgía más grande del mundo, en la que participaron 250 hombres y 250 mujeres que dieron su consentimiento para tener relaciones sexuales en el mismo lugar y al mismo tiempo.

30- La vagina más fuerte. Tatiata Kozhevnikova, es la mujer que tiene la vagina más fuerte del planeta. Esta rusa desde hace más de 15 años ha ejercitado sus músculos pélvicos, con los que ha logrado levantar objetos que pesan hasta 14 kilogramos.

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=268

Share

Cómo conseguir un orgasmo en Nochevieja


Cómo conseguir unorgasmoen Nochevieja. Llegar a tener un orgasmo debería ser una reacción natural para todas las mujeres al tener sexo, pero esto no es algo que disfruten todas. Muchas mujeres han padecido anorgasmia durante años, lo que muchos expertos atribuyen a un origen psicológico, por problemas esencialmente de su vida sexual.

Si quieres llegar alorgasmosin problemas y disfrutar de tu vida sexual con libertad y placer te recomendamos que sigas los siguientes consejos:

Empieza por dedicar un buen tiempo a tus preliminares sexuales. Piensa que las mujeres necesitamos al menos 20 minutos para excitarnos adecuadamente y, por lo tanto, lubricarnos de manera adecuada para mantener relaciones sexuales satisfactorias.

Olvídate del estrés mientras tienes sexo. Concéntrate en las sensaciones y el placer y olvídate de las ansiedades del día a día para disfrutar de un buen orgasmo.

Siéntete guapa en la cama. Olvídate de los pequeños defectos que todos tenemos en nuestro cuerpo y siéntete la reina de la cama. Haz que crezca tu autoestima y te sentirás capaz de disfrutar plenamente de tu vida sexual.


Conoce tu cuerpo profundamente. Para lograr alcanzar elorgasmodebemos saber como reaccionamos ante cada estímulo de nuestro cuerpo y saber lo que sentimos. Por ejemplo, muchas mujeres confunden la sensación de que se les estimule el Punto G con ganas de ir al baño.

Se consciente de la importancia del clítoris. El clítoris y su correcta estimulación, por mucho que se hable del punto G, son los responsables de la mayoría, y de los mejores, orgasmos de una mujer.

http://www.sexologia.net/28-12-2011/pareja/como-conseguir-un-orgasmo-en-nochevieja

Share

Masturbación femenina

Retomando la filosofía con la que cree este blog voy a recuperar (y actualizar) un artículo que colgué en octubre de 2006 sobre la masturbación femenina. Os guío, desde aquí, a secciones de nuestra web donde adquirir e informaros de los productos que os hablo.

Autosatisfacción femenina. Cinco métodos de masturbación.

Betty Dodson, terapeuta sexual, comentó una vez:“Los amantes vienen y van, pero tu puedes mantener un constante idilio contigo misma”.

Está comprobado que la masturbación, en contra de las creencias populares, no es un hecho prohibido o vergonzoso, sino una fuente de placer y un método de demostrarnos nuestro cariño y aumentar nuestra autoestima. Cuando te autosatisfaces te descubres y disfrutas tu cuerpo. Si consigues saber lo que te gusta y lo que necesitas estarás mucho más capacitada para disfrutar el sexo, sola o en compañía.

¿Aburrida de la masturbación? Igual que en el sexo en pareja siempre puedes innovar. A continuación voy a explicarte algunos métodos pero, antes de eso ¿Has probado a preguntar a tus amigas como se masturban? Quizás te de corte pero seguramente te sorprendería conocer tanto las formas de hacerlo como la frecuencia con la que ellas se autosatisfacen y, además, os serviría, a ti y a ellas, como ejercicio para erotizar la mente.

5 METODOS DE MASTURBACIÓN FEMENINA.

• Estimulación de la zona clitoriana/ vulvar. La mayoría de las mujeres suelen hacerlo con la mano pero también puedes utilizar un vibrador/masajeador clitoriano. Acaríciate, relájate y deja volar tu imaginación, ¡verás como te lleva a lugares insospechados! Hazlo con ternura y sin prisas, ¡demostrarse cariño a una misma requiere su tiempo!

• Solo inserción vaginal. Este método no es demasiado utilizado pero en ocasiones, cuando has permitido a tu mente divagar durante un tiempo considerable, es el que más te pide el cuerpo. Puedes utilizar un juguete erótico, un vibrador o un dildo, incluso un calabacín o zanahoria, pero en estos últimos casos no olvides ponerles un condón para evitar posibles problemas. Un consejo, utiliza lubricantes, te sorprenderá ver cuanto hacen mejora tu placer sexual. En Cama de Rosas encontraras, además de juguetes eróticos de todo tipo, una interesante gama de lubricantes, bioglide, la única 100% biológica que yo he encontrado en el mercado. ¿Por qué no hacer la prueba?

También hay juguetes que estimulan simultáneamente clítoris y punto G

• Frotación de la zona clitoriana/vulvar con un objeto blando. Introduce una almohada entre tus piernas y frota tu pubis contra ella, cambia el ritmo, rota, varia el balanceo…

• Presión rítmica de los muslos. ¿Te resulta extraño? Pues puedo prometer y prometo que, para mí, una de las mejores. Junta las piernas o mejor, crúzalas. Si encuentras un tope, la pata de una mesa cercana, por ejemplo, que te obligue a presionar más fuerte quizás te resulte más fácil. Y, en esa postura, presiona rítmicamente tus muslos a la vez que contraes tu musculatura pélvica. Como ves, las manos quedan absolutamente libres y puedes dirigirlas a cualquier parte de tu cuerpo pero, doy fe de que es posible llegar a un intenso orgasmo sin siquiera utilizarlas. Si además los haces utilizando unas bolas chinas incrementarás el placer.


• Masaje con agua. ¿No has probado a dirigir hacia tus genitales el chorro de agua de la ducha? Inténtalo en cualquier postura, de pie, tumbada, sentada… y juega con la temperatura, la presión y la forma en la que sale de la alcachofa. ¡Te maravillará descubrir que el agua llega hasta los rincones más insospechados! Un consejo: Si vas a utilizar este método por primera vez crea ambiente, toma un baño de espuma, enciende velas, incienso, música relajante… sumérgete y disfruta. ¿Quieres aderezarlo? Utiliza una esponja vibradora.

VER VIDEO DIDÁCTICO SOBRE MASTURBACIÓN

http://erotizatumente.blogspot.com/2011/12/masturbacion-femenina.html
Share

La Prostitución legal mejora de la Salud

Tan sólo hasta hace una generación el trabajo sexual en Nueva Gales del Sur (Australia) estuvo penalizado durante muchos años. Se vinculaba así la industria del sexo a subculturas criminales y se afirmaba que servía para el “abastecimiento de combustible” necesario para desencadenar comportamientos corruptos.

Como consecuencia de ello los estudios científicos basados en la comunidad y en la práctica clínica basada en la evidencia, realizados en la ciudad australiana de Sydney, puso de manifiesto que en las mujeres que ejercían por libre o en burdeles “semiocultos (similar a la situación española actual) la prostitución, las tasas de infecciones de transmisión sexual era comparable a los índices que referenciaban de muchos de de los Países con escasos recursos

ProstibuloAnte la aparición del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA/VIH) se  vaticino una explosión en estas trabajadoras del sexo que repercutiría en la salud de la población en general. Es decir se contemplo la posibilidad de una epidemia incontrolada. Los doctores Basil Donovan, Christine Harcourt, Sandra Egger y Christopher Fairley, en su artículo científico “Improving the health of sex workers in NSW:maintaining success”, describen cómo el Departamento de Salud de Nueva Gales del Sur  (NSW) en colaboración con los trabajadores del sexo han venido trabajando para mejorar la salud en el ámbito de la prostitución, y conseguir a traves de esta colaboración e integración entre prostitutas y servicios de salud pública y privada minimizar la amenaza potencial para la salud que plantea una realidad incuestionable cual es el comercio sexual.

Respuestas de la comunidad

Las trabajadoras del sexo habían comenzado a organizarse a partir de de 1981, y en 1983 formaron el primer Colectivo Australiano Prostitutas (CAP/APC). En 1986, la APC fue el primera organización de trabajadores del sexo basada en la comunidad en Australia y, posiblemente, la primera de estas organizaciones de base comunitaria en el mundo, que comenzaron a recibir fondos del gobierno. Esta financiación permitió que el APC movilizara y gestionara, por primera vez de modo auitónomo, equipos de voluntarios dirigidos a prestar servicios de educación entre pares y al apoyo de las trabajadoras sexuales a lo largo de Nueva Gales del Sur.

Aunque el  colectivo australiano de prostitutas se disolvio en 1989, el Departamento de Salud de Nueva Gales del Sur reconoció que el modelo de salud pública del Colectivo, que había sido pionero, era un modo altamente eficaz de controlar y asegurar la salud pública de la ciudadanía. El Departamento se apresuró a ayudar para fundar una nueva organización de trabajadoras del sexo y conformar un nuevo proyecto en 1990 denominado: Sex Workers Outreach Project (SWOP) , cuyos fondos se administran por el propio Consejo del SWOP.

Este colectivo del SWOP  es considerada una de las pocas organizaciones verdaderamente comunitarias de trabajadoras sexuales. La SWOP goza de la confianza de todas las partes que constituyen la industria del sexo de Nueva Gales del Sur, por esta razón sus representantes tienen un acceso único a prácticamente todos los establecimientos y trabajador@s sexuales y una estrecha relación de trabajo con los Servicios de Salud Pública de NSW (Nueva Gales del Sur).

Respuestas de política

NSW dio sus primeros pasos hacia la reforma de las leyes, que afectan profesionales del sexo en 1979, en el contexto de la reforma de los delitos públicos contra el orden y los crímenes “sin víctimas”, que había prometido la oposición política del momento (Wran, 1976). Sin embargo las leyes sobre la prostitución estaban profundamente arraigados en los estatutos, por lo que no fue sino hasta 1995 que las Cámaras legislativas no incorporaron la correspondiente enmienda por la cual todas las formas de trabajo sexual de adultos se despenalizaban de modo eficaz. Cabe destacar que en 1997 una encuesta entre las más vulnerables de trabajadoras sexuales, las prostitutas callejeras afectadas por el consumo de drogas, se encuentró una relación incómoda entre estas trabajadoras y la policía, pero no hay pruebas de corrupción.

La despenalización del “trabajo sexual habilitado” convirtio a Nueva Gales del Sur en un líder global en diferentes áreas políticas relacionadas con la participación ciudadana y comunitaria, así se desarrolló la primera publicación sobre las normas que deberían regir en los locales de trabajo, los burdeles, y puesta en marcha de la acreditación de una formación formal de educadores con la implantación de un diploma en educación sexual comunitaria. En respuesta al VIH/SIDA, la intervención directa del entonces Ministro de Salud de la Commonwealth, el Dr. Neal Blewett, dió como resultado que, a partir de 1985, las consultas de detección en las trabajadoras sexuales de las infecciones de transmisión sexual  fueran reembolsados por los fondos públicos de salud  (Medicare). Además, se aseguraba que las pruebas del VIH/SIDA era gratuitas y por lo general anónimas. En la práctica, rara vez se aplican estos recursos públicos, ya que aproximadamente la mitad de los prostíbulos de Sydney, mantienen conciertos por los cuales los trabajadores sexuales acceden al sector de la medicina privada para las pruebas para las infecciones de transmisión sexual y el propio seguimiento de la salud ginecologica de las propias trabajadoras sexuales.

Con la eliminación de las leyes penales, los burdeles quedaron sujetos con efeicacia a las normativas legales y a los criterios de planificación que administran los gobiernos locales. Esto sigue siendo un problema en Nueva Gales del Sur, ya que muchos políticos locales creen que sus electores quieren rechazar las solicitudes de nuevos burdeles. Por otra parte, los gobiernos locales no han sido provistos de los recursos suficientes como para administrar los burdeles en el cumplimiento de las correctas normas de higiene y de seguridad, con lo que se plantean debates politicos sobre si las normas se están cumpliendo. En una encuesta reciente a los consejos locales en el área de Sydney, se evidenció que no estaban siendo aprobadas a un ritmo suficiente aplicaciones normativas necesarias para cumplir con la demanda.

Respuestas del Servicio de Salud

Desde el comienzo de la década de 1990, el Servicio de Salud de NSW , adoptó una política consistente en que todos los centros de salud del área sanitaria, del Estado de NSW, deben proporcionar un especialista de salud gratuito y confidencial a disposición de las trabajadores que prestan servicios sexuales (prostitutas), y a disposición así mismo hacia los grupos de población clave a los que iban a ser dirigidos tales servicios.

Dentro de los servicios de salud, las trabajadores sexuales reciben un control periódico para el descarte de infecciones de transmisión sexual (en función de su nivel individual de riesgo), la vacunación contra la hepatitis, y los cursos y/o charlas sobre educación sanitaria específica incluyendo la instrucción en el uso adecuado y apropiado de los condones y sobre las estrategias de como negociar con los clientes que se resisten a usar condones. Además, la cobertura de la medicina pública (Medicare) en 1984 permitió a la población en general acceder a los médicos generales para las pruebas de infección sexualmente transmisibles y la atención subsiguiente de esta patología. Esto representó un gran alivio para la carga clínica en la detección y seguimiento de las enfermedades de trasmisión sexual, y permitió a los servicios de salud específicos del sexo avanzar hacia una población activa en el enfoque de su salud sexual, así como poner énfasis en la educación para la salud en general.

Retos

El consumo de drogas

La mayoría de las trabajadoras sexuales callejeras y una minoría de los trabajadores sexuales de burdeles o casas se inyectan drogas ilícitas. Debido al éxito sostenido de las campañas politicas sobre los daños en torno al uso de drogas (busca en google el artículo de Wodak y Maher) la reducción de su inadecuado consumo es una realidad, los profesionales del sexo se han librado en gran medida la exposición al VIH a través de equipos de inyección contaminados al disponer de material desechable y sobre todo información pública, la eliminación de materiales de inyección reutilizables, ‘puentes’ potenciales de la población para la trasmisión del VIH entre los usuarios de drogas y la población en general.

El trabajo coordinado de la SWOP, los Servicios de Salud Sexual Comunitarios y diferentes interesados han participado activamente en la reducción de esta lacra, en general sensibilizando y formando a la población sobre los serios riesgos incontrolados de mantener relación con adictos.

 Las trabajadoras del sexo inmigrantes

Desde finales de 1980,  los burdeles de Sydney son testigos de una afluencia considerable de mujeres de los países del este y el sudeste de Asia. Muchos estaban en deuda con los intermediarios de su viaje, pocas de ellas eran competentes en Inglés o tenían capacidades de negociación, la mayoría no fueron capaces de exigir a sus clientes el uso de condones, y por ende la prevalencia de las infecciones  infecciones de transmisión era inaceptablemente alto. Con un serio problema añadido, la mayoría  procedían de Tailandia,  que era un país en el que empezaba a presentar  una explosión en la infección por VIH/SIDA en su población general, con gran tendencia a la promiscuidad. Como respuesta a esta realidad, el Departamento de Salud de Nueva Gales del Sur siempre  dió financiación y promovió la alianza y coordinación entre el Departamento, los Centros de Salud Sexual de Sydney y el SWOP desarrollando  el Programa de Promoción de la Salud Multicultural que se  puso en marcha en 1991. En primer lugar el personal perteneciente al Programa fué formado en tailandes, mandarín y coreano. Se elaboraron recursos educativos, incluyendo videos, libros y sobre todo cómic instructivos  en los idiomas apropiados, se distribuyeron en  divulgación a los burdeles asiáticos y en las clínicas. Una buena asistencia  clínicas de idiomas asiáticos se han establecido en varios sexual  los servicios de salud alrededor de Sydney, con un enfoque en la salud  la educación.

El Programa Multicultural de Promoción de la Salud ha sido un éxito. El uso de preservativos por las mujeres de procedencia asiática es ahora similar a las trabajadoras sexuales australianas residentes y la prevalencia de infecciones de transmisión sexual se encuentra en una histórica  bajada, por ejemplo, la incidencia de la gonorrea, entre las mujeres de los prostíbulos de Sydney, ha disminuido de un cuatrocientos cuarenta por cien mujeres/año (440%) , en el bienio 1980-1981, a un cero coma veinticuatro por cien mujeres año (0,24 %) para el periodo 200-2006. Menos del 1% de estas mujeres llegan a los burdeles con infección por VIH/SIDA y hasta la fecha no se ha documentado ningún  caso de transmisión del VIH/SIDA o en estas mujeres como resultado de su trabajo sexual en Australia.

Como las mujeres de Asia constituyen en la actualidad la mayoría de las mujeres que trabajan en los burdeles de Sydney, desplazando a otras etnias, el Programa de la SWOP sigue siendo muy importante. Con el tiempo, la visita periódica a la clínica médica y ginecológica, por parte de este grupo de las mujeres ha sido mayor, estan mejor educadas y son más competentes en inglés y en sus capacidades asertivas de relación con los clientes. Además un mayor número de ellas están trabajando en Australia con visas legítimas de estudiante o bajo el estatuto de residente.

Pocas han trabajado como profesionales del sexo antes de llegar a Australia. Se puede decir que ya hace mucho tiempo que efectivamente estas mujeres que trabajaban en el mercado del sexo, se dedicaban a la prostitución porque eran mujeres víctimas de la “trata”, lo que fué el mayor riesgo erradicado ya en la década de 1990, y ahora se puede afirmar que las trabajadoras sexuales de procedencia asiática tienen su vida laboral  más controlada y una libre vida personal.

Trabajadores sexuales masculinos

La vigilancia de los trabajadores del sexo masculino es más difícil. Ellos son una parte mucho más pequeña de la industria del sexo y confian más en un tipo de comunicación electrónica con los clientes (teléfonos móviles e Internet), lo que ha sustituido a los lugares de trabajo convencionales (burdeles) lo que ha incrementado un cierto riesgo y unas modificaciones en los programas de salud sexual. La evidencia anecdótica sugiere que la industria del sexo femenino se está desarrollando de una manera similar, tanto en lo que respecta a negocios o empresas del sexo como a libres trabajadoras sexuales que ofrecen sus servicios. Es así que la SWOP está modificando sus protocolos y adecuandolos a esta innovación tecnológica. Además se ha abierto un determinado frente que es el de las jóvenes espontáneas que ofrecen sexo desde sus casas, pero que pueden caer en manos de desconocidos incontrolados.

En una cohorte de base comunitaria de los hombres gay en Sydney, una de cada cinco hombres reportó haber sido pagado para tener relaciones sexuales en algún momento yesto había ocurrido en los últimos seis meses en uno de cada 20 de estos hombres encuestados. Sin embargo, más de la mitad de  los hombres, esto sólo había ocurrido en una o dos ocasiones.

Aunque el uso de preservativos por parte de los clientes, de los profesionales del sexo masculino, ha ido en alta, es muy curioso que aún siendo la via de penetración de alto riesgo, el sexo masculino era más propenso a practicar sexo sin protección con la pareja que no pagaba y presentaban más probabilidades de consumir drogas ilícitas con respecto tanto a las mujeres trabajadoras de los prostíbulos como a los hombres homosexuales trabajadores sexuales. En un entorno clínico en Sydney, los trabajadores sexuales masculinos presentaron menos probabilidad de ser VIH/SIDA seropositivo y más propensos a informar del sexo seguro que realizaron como prostitutos con las mujeres que los hombres que no trabajan el sexo pero que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.  La vulnerabilidad de los trabajadores del sexo masculino a infecciones sexualmente transmisibles y al VIH/SIDA (y su potencial para una posterior transmisión) parece estar más relacionada con sus relaciones sexuales no comerciales (en la falsa confianza con su pareja) o en los adictos a inyección de drogas como pago por su comportamiento sexual. Como hemos visto algo similar ocurre con las trabajadoras sexuales femeninas australianas donde la confianza inadecuada con su pareja fija o espontánea (sin pago por servicios) conduce a la infección.

Los Transexuales, trabajadoras del sexo, representa el 12,5% de las profesionales que ofrecen servicios sexuales en la calle, lo que representa por si mismo un nivel de riesgo que debe de atajarse comunitariamente. Mientras  los trabajadores de transgénero de la calle eran un poco menos probables dentro del colectivo de los dependientes o dictos a las drogas, sus contrapartes femeninas que tenían menos opciones de empleo alternativo fuera de la consumición de drogas. Esto determino un nuevo aporte de mejora y un reto para la SWOP. Así a un nivel de alcance ya se ha reportado el aumento de los trabajadores ocasionales de transgénero en burdeles femeninos. Como casi la mitad de las personas transexuales tienen un historial de trabajo sexual, como resultado de sus limitadas alternativas de empleo en otros ámbitos de la sociedad, los servicios relacionados con esta población tienen experiencia en tratar con este problema de falta de integración social para este colectivo. Desde el principio, SWOP se ha ocupado de las especiales cuestiones sociosanitarias planteadas por tanto los hombres como los transexuales del trabajo sexual, que por lo general presentan problemas medico -sociales que se extienden más allá del inmediato riesgo de enfermedades de trasmisión sexual y el VIH/SIDA, y que obviamente requieren disponer de un soporte de ayuda.

Los clientes de las trabajadoras sexuales

Los hombres australianos están entre los consumidores menos frecuentes de servicios sexuales comerciales, en relación con el resto del mundo.  En gran medida por la amplia libertas sexual de las mujeres y hombres dentro de la permisiva y moderna sociedad australiana. En un gran encuesta nacional representativa en el período 2001-2002, un 2,3% de los hombres de Nueva Gales del Sur reportaron haber pagado para tener relaciones sexuales en el último año, similar a la media nacional, y menos de la mitad de la tasa reportado por los hombres de Nueva Zelanda, ambos países con el sexo labooral despenalizado.

Una proporción tan baja significa que debido o a causa del comercio sexual es poco probable que se produzca una amplia heterosexuales epidemia del VIH/SIDA en Australia y además debe reseñarse que la despenalización ha contribuido a que no se haya producido un aumento en la incidencia del trabajo sexual. Estudios clínicos y poblacionales han puesto de manifiesto que los clientes masculinos que acuden a las trabajadoras sexuales reportaron haber tenido más parejas sexuales estables que aquellos otros hombres que visitaban en menor incidencia el sexo de pago y, además, pusieron en evidencia que aquellos que habitualmente consumían sexo de pago tenían más probabilidades de ser consumidores de drogas. Todo ello indicaba el éxito y la eficiencia del SWOP.

Conclusión

Nueva Gales el Sur mantiene programas altamente eficaces que han reducido al mínimo la amenaza de salud pública que, en principio, plantea el comercio del sexo. El Departamento de Salud de Nueva Gales del Sur ha trabajado en cooperación con SWOP durante más de 20 años con la ayuda de un clima político y social de despenalización legal, sin que los innecesarios gastos y las barreras de acceso que pudieran haber sido creados por la regulación interfirieran en la efectividad del Programa.

Sin embargo, la industria del sexo en Nueva Gales del Sur renueva más de la mitad de su fuerza de trabajo (prostitutas) cada año por lo que se requiere un plus para seguir abordando con total efectividad el cambio rápido de incorporación de nuevas prostitutas y por tanto la necesidad de que los programas permanentes de promoción de la salud no disminuyan.

La despenalización ha evidenciado una mejora en la salud pública y un mejor conocimiento y control de las enfermedades de trasmisión sexual tanto entre los jóvenes como los adultos, los casados o solteros, los monógamos y los promiscuos, los hetero, homo y transgénero, etc., todo ello gracias a la participación y compromiso comunitario y aceptación de la diversidad.

http://sexnoetikos.com/2011/12/29/prostitucion-legal-y-mejora-de-la-salud/

Share

Es que nos pierde la pasión

¿Quién no ha tenido agujetas después de una buena sesión de sexo? ¿O la barbilla irritada por una sucesión de besos con alguien con barba?  Incluso, que levante la mano quien no haya tenido problemas con un condón diabólico de esos que no se rompen pero deciden quedarse dentro. Son los llamados accidentes sexuales o de andar por cama…

De hecho, se calcula que cada año una tercera parte de la humanidad sufre una lesión durante un encuentro sexual y de ellos, el 5% tiene que pedir la baja. No quiero imaginar la cara de mi jefe si le tuviera que explicar la verdad sobre mi ausencia…

Como es más común de lo que parece, una empresa de seguros médicos ha elaborado un listado de los lugares más peligrosos y los problemas más comunes.

Injuries-page

Para quien no domine la lengua de Shakespeare, los 10 lugares más peligrosos para tener sexo:

1) El sofá. Como no sea porque te puedes caer y golpearte con el pico de la mesa… O como explican ellos, que se salte un muelle y se te meta en algún lugar inoportuno…
2) Las escaleras. Aparte de incómodas, es verdad que se corre el riesgo de rodarlas. Aunque dan pie a situaciones muy eróticas…

3) El coche. Hombre, pues es un clásico, aunque yo, más de una vez, me he golpeado con el retrovisor central o he clavado la rodilla en la palanca de cambios o que la confundas con otra cosa…

4) La ducha. Y sus malditos resbalones.

5) La cama. Pues no lo termino de ver…

6) Una silla. ¿Qué se rompa? ¿Caerse?

7) La mesa de la cocina. Mentira, con que esté sin objetos que te puedas clavar… Que se lo digan a Jack Nicholson y Jessica Lang…

8) El jardín. Desde luego, los bichos o plantas que piquen pueden arruinar un buen polvo.

9) El retrete. Nada, a mi me parece un sitio estupendo sobre todo para un rapidito.

10) Un armario. Un poco claustrofóbico ¿no?

Ah, y los 10 objetos que se rompen con más frecuencia durante el sexo: bases de cama, botellas y vasos de vino, marcos de fotografías, sillas, tazas, paredes, cajoneras, puertas, ventanas y floreros.

Y sobre las secuelas físicas… : una alfombra rugosa puede destrozarte las rodillas, mantener mucho rato la misma postura puede dar lugar a dolores de muñeca o de cadera…

Pero, aún así, ¡benditas molestias si se quedan sólo ahí!

http://blogs.elpais.com/eros/2011/12/cuando-nos-pierde-la-pasion.html

Share

Cárcel a clientes de prostitución.

 

Lydia Cacho / CIMAC
Uno de cada tres hombres italianos es consumidor de prostitución según un estudio reciente. Es uno de los países en que la explotación sexual de las mujeres está más que asimilada socialmente.

 

Desde cardenales y congresistas hasta el exprimer ministro Silvio Berlusconi, han sido y son grandes clientes de la industria de la prostitución “fina, exótica y discreta”, que en su caso es considerada un elemento de estatus similar a portar zapatos Ferragamo debajo de la sotana o el pantalón.
Las mujeres prostituidas son una especie de accesorio que fortalece la masculinidad, tal como lo demostró en sus últimos escándalos Berlusconi.
Sin embargo, algo que está sucediendo tal vez en una década haga que los italianos se cuestionen la normalización del sexismo promovida por el Hugh Hefner de la política europea.
Hace unos días la Asamblea Nacional de Francia, que durante décadas avaló la reglamentación de la prostitución, votó por una resolución de principios que promueve su abolición para dejar atrás la hipócrita persecución y discriminación de las mujeres que están supuestamente protegidas por el Estado, pero atrapadas en un contexto de desprecio social, chequeo sanitario y extorsión de padrotes y clientes.
La idea de congresistas tanto socialistas como conservadores es proponer una ley abolicionista que castigue hasta con dos meses de cárcel a los hombres que buscan tener sexo pagado. Es decir imitar el modelo de Suecia, Noruega e Islandia, donde a las mujeres se les dan opciones educativas, laborales y de vivienda (las tres razones por las cuales millones permanecen en contextos de prostitución y explotación sexual).
Lo interesante de esta propuesta francesa es el argumento de fondo. No se basan en una discusión de pánico moral al estilo estadunidense, sino en un asunto de discriminación y cultura, tanto hacia mujeres como hacia hombres. Leyó usted bien, hacia hombres.
Consideran que la “noción de la sexualidad masculina irreprimible  reenvía una concepción arcaica de la sexualidad humana”, y argumentan que “dada la violencia inherente a esta actividad la práctica no puede ser asimilada equiparándola a una actividad profesional”.
Según los estudios llevados a cabo por el propio Congreso “las personas en situación de prostitución son en su mayoría víctimas de explotación sexual y otras formas de discriminación”.
Los clientes que generen mercado (fortalecen el comercio con intermediarios que buscan el tipo de mujeres que el cliente exige: jóvenes, latinas, negras, asiáticas, etcétera) recibirán una sentencia judicial de dos meses y una multa de 3 mil 750 euros, que irán a un fondo para la igualdad de las mujeres en situación vulnerable.
Según el Ministerio del Interior, en Francia hay unas 20 mil mujeres en el comercio sexual; en 1990 el 20 por ciento eran  francesas, pero en 2011 más del 95 por ciento son nigerianas, rumanas, chinas, búlgaras y latinas. En la medida en que las políticas de igualdad avanzaron en Francia, menos mujeres se vieron forzadas a prostituirse como medio de supervivencia.
Llama la atención que las y los congresistas reconozcan que hay un vínculo directo entre la regulación de la prostitución y el fortalecimiento de las mafias de tratantes.
Lo mismo que en Alemania, Escocia y Holanda, se comienza a discutir que hay una falacia detrás de la legalización de la prostitución como profesión libertaria. No ha hecho más que favorecer el machismo, a las mafias y a las redes de explotación. En Suecia antes se traficaban entre 12 y 14 mil mujeres cada año, en 2011 se han detectado de 200 a 400 casos en 12 meses.
Lo interesante en el caso de Francia es que el foco se pone en los hombres. No solamente como clientes, sino también como víctimas de valores culturales que durante siglos les han metido a punta de clichés, argumentando que son incapaces de establecer vínculos de intimidad, de controlar y gozar su sexualidad sin ejercer violencia o cosificar a otra persona para poder tener un encuentro erótico.
La diputada socialista Danielle Bousquet espera que el debate de la prostitución se salga de los trillados tabúes y argumentos de “lo que fue debe ser”.
Académicas francesas esperan que avance hacia el tema de igualdad, que pasa necesariamente por un debate nacional de hombres con hombres sobre el ejercicio del poder en la sexualidad y el derecho de las y los niños a ser educados de una forma no sexista y con un erotismo más libre y sano.
Mientras tanto resulta alentador el giro en la discusión; ya hacía falta enfocarse en los valores culturales que subyacen en la mercadotecnia de la esclavitud, tanto ideológica como física y política.

Fuente: ApiaVirtual
imagen

http://reflexionesvetero.blogspot.com/2011/12/carcel-clientes-de-prostitucion.html

Share

Sexo para idiotas

Por: Tatiana Escobar Casares | 29 de diciembre de 2011

Da igual si ocupa un lugar de honor, un lugar de cuyo nombre no queremos acordarnos o el lugar que sea, después de trabajar, preparar la cena y acostar a los niños: la curiosidad, la fascinación y la frustración en torno al sexo son una fuente inagotable de preguntas y dilemas que pocas veces nos atrevemos a formular en voz alta, por vergüenza, por falta de costumbre o por no quedar en evidencia, aunque el mero acto de buscar respuestas ya nos hace evolucionar como amantes.

SandySkoglund2
Fotografía de Sandy Skoglund Via: mymodernmet.com

Por más que el sexo sea aún más antiguo que la reunión en torno al fuego primigenio de los ancestros del ser humano, la civilización se encargó de atrincherarlo y ocultarlo en la más estricta intimidad de quienes lo practican, creando leyes, normas sociales, dogmas religiosos, convenciones morales y tabúes, en un deliberado intento por controlar ese acto intrínseco a la especie en el que, por principio, se pierden, como quien dice, los papeles.

Con ese legado de puritanismo a cuestas y perdiendo los papeles porque nos lo pide el cuerpo, generaciones enteras de amantes han asimilado los gajes del oficio aprendiendo los unos de los otros en el intercambio de los cuerpos desnudos y en los escasos lugares donde el sexo habita como una práctica normalizada de la que puede hablarse sin rubor, desde los burdeles y las tabernas hasta las conversaciones de mujeres y las visitas al doctor.

El conocimiento sexual se adquiere de muchas maneras, y aunque de tarde en tarde nos parezca que ya está todo inventado, afortunadamente nunca se aprende del todo. Por lo general, nos entrenamos con la práctica del combate cuerpo a cuerpo, tanteando en las penumbras de la inocencia o la complicidad compartida, gracias al buen hacer de amantes más experimentados, o atendiendo esa mezcla de morbo y osadía que nos adentra en tierras, camas y escenas desconocidas.

GerardoVizmanos_01
Fotografía de Gerardo Vizmano Via: itsweb.org

Lo cierto es que es un aprendizaje exigente, que se prolonga con cada nuevo cuerpo y cada nueva cultura que descubrimos, así como con los cambios que experimenta nuestra propia sexualidad con el paso de los años. Ya lo decía en un verso el poeta Antonio Cisneros: “Es difícil hacer el amor, pero se aprende”.

Un lector nos comentaba que, hablando de cambios, le parecía que el sexo daba más bien para poco, puesto que el cambio ocurría en uno mismo o bien en lo que uno era capaz de probar. Y advertía: “No hay que volverse muy loco: acabas con la parienta con la que llevas 15 años dándote un baño de chocolate a la luz de las velas que, en fin, a mi me deja con una sensación deprimente, qué quieren que les diga”. ¡Y es que cuánto daño ha hecho 9 semanas y media!

Avocado-photo-by-tiberio simone

Fig-photo-by-tiberio simone
Fotografía de Matt Freedman con el chef Tiberio Simone Via: lafigaproject.com

Y aunque comparto con el lector el repelús al choco-baño y demás variantes delmessy sex, por mí que se vuelva muy loco quien quiera, siempre que la parienta o el marido lo consientan.

Una de las grandes enseñanzas de la sexualidad positiva se resume en la expresión inglesa Don’t yuck my yum” cuya traducción al español me trae de cabeza desde hace años, porque “No le hagas asco a mi banquete” me suena más gongorino que carolqueenesco (y perdón por el adjetivo que me acabo de sacar de la chistera: ¡Sugerencias, amigos, sugerencias, que la traducción, como el sexo, es un conocimiento colectivo!).

En esa búsqueda incesante de respuestas, no es de extrañar que, tras la popularización de la World Wide Web dinámica a mediados de los noventa —cuando usábamos módems y aquello se llamaba el Word Wide Wait— “sexo” sea la palabra más buscadas de Internet.


Via goodmagazine.com

Además, la invención de tecnologías de la comunicación, desde el e-mail, los chats y la mensajería instantánea hasta las webcam, el video-on-demand y las redes sociales, han cambiado no sólo la manera en la que nos hablamos con nuestros seres queridos y espiamos a nuestros seres deseados, sino también la manera en la que accedemos a contenidos sexuales explícitos, en una jungla habitada por personas anónimas, amateurs o profesionales, con intercambios gratis o de pago, en dinámicas de toda pelambre, desde las consensuadas hasta las abusivas. Y si usted no sabe a qué me refiero, encienda la cámara de su ordenador y entre en chatroulette.

1f720a1647a81e9cc0b456d6ffaa9d99
Fotografía de Chacho Puebla. Grandmother Tips Via: behance.net

Muchas victorias se han ganado desde la abolición de la ley inglesa que castigaba con pena de muerte a los condenados por practicar sexo anal, instaurada durante el reinado de Enrique VIII y vigente hasta bien entrado el siglo XIX. Pero no hace falta sumergirse en la historia de los actos carnales para saber que el sexo ha tardado demasiado tiempo en salir del dormitorio y que su normalización sigue siendo hoy en día una lucha en la primera línea de batalla.

Prueba de ello es que hace unos días, mientras la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres y expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, defendía en Paraguay la educación sexual de la infancia y en las aulas, calificando de “esencial” que los jóvenes aprendieran sus primeras nociones de sexualidad «no a través de revistas que puedan comprar en los quioscos (-hay que disculparle el anacronismo-) sino en lugares donde uno está seguro que la información es seria, responsable e integral», en Madrid, la asociación Profesionales por la Ética comenzaba el reparto de 15.000 octavillas contra la educación sexual en las escuelas, aterrorizados ante la perspectiva de que “el próximo curso escolar se vea inundado de talleres, charlas y folletitos de educación sexual además de kits de preservativos» y preguntando a los padres si «se ha presentado un colectivo de activistas homosexuales en su colegio para explicarle a los alumnos que no es lo mismo género que sexo y que uno puede cambiar de identidad sexual varias veces».

No les vaya a ocurrir lo mismo que a Cher, pobrecitos.

Chercazh99
Via: cherworld.com

http://blogs.elpais.com/eros/2011/12/sexo-para-idiotas.html

Share

Pedro Brufao: «Si legalizáramos la prostitución, convertiríamos al Estado en el principal proxeneta»

El autor de ‘Las miserias del sexo’ alerta del abandono social y político de las prostitutas en España

Pedro Brufao nació en Cádiz hace 41 años

España es uno de los destinos preferidos para el turismo sexual. Y es más, este negocio clandestino cuenta con una elevada aceptación social. Una prueba es que el 39% de los españoles ha recurrido alguna vez a los servicios de una prostituta, según denuncia la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituta (Apramp). Pese a no ser una actividad regulada, las mafias que trafican con personas operan a sus anchas. La crisis ha empeorado la situación, denuncia el catedrático experto en Derecho Administrativo de la Universidad de Extremadura, Pedro Brufao. El autor de Las miserias del sexo reabre el debate sobre qué hacer con la prostitución. Un problema, a la sombra de las prioridades de los ciudadanos y las autoridades, bajo el que se esconde el drama de centenares de mujeres maltratadas psicológicamente y vejadas.

¿Cuál es la situación legal de la prostitución en España en la actualidad? 
La prostitución está abolida en España, en contra de la opinión infundada y tan difundida de que es alegal, basándose en criterios de que algunas actividades, como el ejercicio voluntario de la prostitución no está penalizado, pero el que no esté penalizado, no significa que sea legal. Está abolida desde que España firmó en 1949 un convenio de la ONU, la Convención por la Supresión del Tráfico de Personas y la Explotación de la Prostitución Ajena.

España es uno de los turismos preferidos para el turismo sexual. ¿Por qué?
Hay muchísimo turismo y hay una mayor laxitud legal, y en ese limbo jurídico las mafias de la prostitución hacen su agosto. Además, de manera notoria y evidente. Nada más hay que ver las luces de neón que lucen todos los prostíbulos en las carreteras.

Aunque se ejerza de manera clandestina, son muy visibles los burdeles y la prostitución en la calle. ¿Cómo es posible?
Porque nunca se le ha hecho caso, es un submundo que nunca se ha tratado y no ha recibido atención pública, ni de la sociedad civil, excepto casos esporádicos que intentan frenar esta lacra.

Pese a su envergadura, el problema no aparece entre las principales prioridades de los ciudadanos, a juzgar por las encuestas de opinión pública.
Si uno piensa en una familia normal, no lo tiene en mente, salvo que le afecte directamente por la mala imagen que la prostitución da a un barrio. Es un mundo paralelo a la vida visible que aflora, y ni se quiere hablar de ello ni nada, aunque afecte a centenares de miles de personas.

¿Cuáles son las soluciones que se barajan para acabar con el problema?
Los puntos de vista reglamentistas, abolicionistas y legalizadotes se han sucedido a lo largo de la historia y no se le ha puesto fin, es una cuestión muy difícil de erradicar. Lo que sí que se puede hacer es limitar sus efectos, y sobre todo dar a la opinión pública y al principal causante de la prostitución, que es el cliente, el aviso de que estamos hablando de la dignidad humana, de derechos humanos, tales como la libertad y la integridad física. Es también una cuestión de discriminación sexual, ya que casi todas las víctimas son mujeres y el cliente casi siempre es varón, incluso, cuando se trata de prostitución homosexual.

¿Qué otras cuestiones de la prostitución son preocupantes?
Que la media de edad para empezar a prostituirse en España está entre los 14 y 15 años, aunque también hay bebés que los prostituyen sus padres. Me remito a los informes de la Guardia Civil de Criminología y de la Policía Judicial que aparecen citados en mi libro.


La cuestión principal es que hay una vulneración flagrante de derechos humanos. En España es posible comprar una niña o una mujer. Por supuesto, de manera ilegal y clandestina. Es una de las mayores humillaciones y no por haber existido siempre, tenemos que mirar hacia otro lado.

¿Por qué cree que la legalización no sería la solución?
El modelo holandés que se intenta copiar por parte de los que hablan de legalización ha tenido como resultado un aumento de la prostitución clandestina. Es decir, no ha sido una solución.

¿Y qué consecuencias negativas podría tener la abolición de la prostitución?
En el caso sueco, donde se penaliza al cliente, el principal prostituidor, lo que se ha conseguido es un efecto frontera, es decir, el problema se traslada a otros países, como Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania o Noruega. Por lo tanto, la abolición se tendría que llevar a cabo de manera coordinada, y sobre todo es una cuestión de principios: si se vulneran los derechos fundamentales, no puede haber derechos legales.

Pero hay quien argumentará que hay mujeres que han decidido ser prostitutas por propia voluntad. 
La esclavitud infantil laboral no se pude legalizar porque volveríamos a la Inglaterra de Dickens, aunque participe voluntariamente el niño y su familia, que depende de ese sueldo, no podemos admitirlo; la compraventa de órganos voluntaria está penalizada y es clandestina en España. Por lo tanto, la voluntariedad no es argumento ni jurídico, ni ético, ni moral, para permitir este tráfico de seres humanos, del tratamiento como ganado de la persona, y eso un Estado de Derecho no lo puede consentir en el siglo XXI.

¿Considera, pues, que no es suficiente la voluntad de una mujer de dedicarse a la prostitución para regularla o legalizarla? 
La voluntad que aflora es una voluntad supuestamente libre, pero cuando una prostituta está intentando devolver a la mafia que la ha traído a Europa Occidental una cantidad ingente de dinero, cuando recibe palizas, cuando un transexual que nadie le da trabajo, sobre todo en crisis económica, no encuentra otra salida, ¿se prostituye porque quiere o porque no tiene más remedio? Lo mismo que un pobre que vende un riñón o una córnea. Un estado de Derecho moderno, cuya guía es la defensa de los derechos fundamentales, no puede dar amparo jurídico a todos estos ejemplos. Estaría socavándose su propia base.

¿Cuál sería la base del problema?
Simplemente, que este es un tema tabú, no hay una política general, amplia, financiada. Tampoco hay una aceptación del problema por parte de la sociedad, los tribunales o los poderes públicos. Ahora empieza a surgir.

O sea, que no sólo hay corrupción económica en España, también se hace la vista gorda en este asunto.  
Hombre claro. Si los prostíbulos son visibles en cualquier carretera, ¿qué ocurre? ¿Nadie va más allá? La aceptación social hace que tengamos ordenanzas municipales, que son normas reglamentarias, que seudo-legalizan la prostitución a través de clubes de alterne con licencia, que no van más allá del mero formalismo jurídico.

Explíquese. 
Tenemos sentencias del Tribunal Supremo que dicen que es una actividad que podría regularse, pero se olvidan de que hay un convenio internacional ratificado por España y hay reglamentos europeos que hablan de la persecución del delito de trata. Los jueces, pongo ejemplos de sentencias, no pueden ponerse las anteojeras y decir que el alterne es una relación laboral, cuando se está condenando a una mujer en condiciones de inferioridad a que se alcoholice.


Además, el alterne lleva a la prostitución en casi todos los casos, más allá de la cortinilla del club o del burdel está la prostitución. No se le puede dar ni un atisbo de amparo legal y por eso critico esa línea jurisprudencial.

¿Qué tipo de responsabilidad tiene el cliente en la prostitución?
La principal: si no hay demanda, no hay oferta. Se debería de perseguir al cliente, cuando en la práctica se persigue a la prostituta; a la víctima de la prostitución, se la acosa, se la apalea, no hay medidas cautelares de protección y se la expulsa del país. Lo tiene dificilísimo para denunciar a los proxenetas.

De hecho, son pocas las denuncias de prostitutas hacia las mafias o proxenetas que abusan de ellas. 
Si no se les atorga el carácter de testigos protegidos, ¿quién va a salvar sus pellejos? Las mafias consiguen localizar y obtener la identidad real de estas mujeres. Para amenazarlas, los proxenetas  son capaces de asesinar a sus familias, en el caso de las prostitutas nigerianas. Claro, la situación es de tal horror que prefieren el menor mal, y al menos consiguen algo de dinero para enviar a sus casas. Pero lo principal es que estamos ante una vulneración terrible de los derechos más indispensables del ser humano, como son la libertad y la integridad física. Son esclavas.

Y no es una exageración. 
Cuando tienen el período, aprovechan para enviarlas de un burdel a otro, es decir, son como ganado en máxima producción, incluso, las trasladan de España a otro país europeo. Las víctimas desconocen el idioma. El movimiento está pensado para que no arraiguen en ningún sitio. En verano pueden tener 20 relaciones sexuales en un día y, también, están psicológicamente machacadas. 

¿Cuántas prostitutas se calcula que hay actualmente en España?
Las cifras bailan, pero la estimación media habla de  300.000.

¿Cuánto dinero genera para la economía sumergida la prostitución? 
Se calcula que mueve unos 18.000 millones de euros al año en España. Si la legalizáramos, convertiríamos al Estado en el principal proxeneta.

¿Cómo está afectando la actual situación económica a la erradicación del problema?
Con la crisis hay un repunte de la prostitución de mujeres españolas. La prostituta generalmente es pobre, por tanto, la prostitución es la victimización de la pobreza y la humillación del ser humano. Y no quiero entrar en el falso debate de que hay mujeres y prostitución de lujo: mire usted, esto es el mínimo porcentaje. Aquí de lo que se trata es que la pobre se prostituye. Además, esperando horas y horas en un burdel o en la carretera, pasando un frío de muerte, sometida a la vejación o al ataque de cualquiera.

¿Es lo que a la sociedad le molesta de la prostitución? 
Sí, es la que más se ataca porque es la más visible. Por supuesto, no es agradable tener en la puerta de tu casa a tres prostitutas y al chulo esperando en la esquina. Pero, ¿qué es lo principal: proteger a estas víctimas o tranquilizar a ciertas mentes?

Así pues, ¿la prostituta también es maltratada socialmente?
Sólo hay que recurrir al rico repertorio hispano sobre insultos relacionados con la prostitución para entenderlo. Una muestra patente de la denigración secular de este aspecto de la sociedad.

Dicen que el de puta es el oficio más antiguo del mundo. 
No, es la esclavitud más antigua del mundo.

http://www.lavanguardia.com/vida/20111229/54241601771/prostitucion-problema-legalizacion.html

Share

El distrito rojo se apaga

Con planes de regeneración urbana, el gobierno municipal de Amsterdam ha empezado a comprar propiedades en su barrio más golfo

El distrito rojo se apaga

El centro de la ciudad de Amsterdam es una colección maravillosa de canales, edificios antiguos, comercios, museos e iglesias históricas. Aunque algunas fachadas estén algo torcidas tras aguantar tres o cuatro siglos sobre un suelo arenoso, el barrio sigue siendo mantenido con esmero, y constituye una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Sucede que en pleno corazón de este centro histórico se encuentra el llamado «red light district», el «distrito de luz roja», donde el espectáculo del negocio de la prostitución y sus famosas vitrinas se ha convertido en otro elemento más del menú para visitantes. En sus buenos tiempos, los holandeses lo veían como un símbolo de tolerancia ejemplar en el respeto a las costumbres ajenas; ahora, el ayuntamiento no sabe qué hacer para acabar con un negocio del que muchos se avergüenzan.

Según la más rancia tradición calvinista, que los holandeses aplican al pie de la letra, los visillos o las cortinas no son necesarios cuando nadie tiene nada que ocultar. Por ello, en la mayoría de las casas se puede ver desde la calle todo lo que sucede en el interior. Los escaparates del «distrito de luces rojas» son una expresión extrema de esta moral que, en sus orígenes, era todo lo contrario, pura coacción pública sobre las costumbres privadas, a partir de la interpretación más puritana (integrista, diríamos ahora) del cristianismo. Que nadie se alarme, porque ahora, cuando entra el cliente, las prostitutas corren un tupido velo mientras dura la «prestación», de manera que los miles de turistas que vienen a diario a pasearse por las minúsculas callejuelas no saben si detrás de las cortinas se escuchan jadeos y el susurro del correr de la tarjeta de crédito… o si sencillamente se trata de una de las cabinas que van a cerrar para siempre.

Y es que el Ayuntamiento de Amsterdam está tratando de acabar con ese atractivo turístico para que no aparezca en folletos junto a museos o salas de conciertos. El verano pasado ya se dio orden de cerrar el negocio al propietario de 90 de los 120 escaparates, a pesar de que la Justicia ha declarado que duda de que el ayuntamiento tenga base jurídica para ello. La ciudad insiste en que animar a los turistas a que visiten esta zona significa ignorar los problemas asociados a la prostitución. Y que por ello debe informarse al turista sobre la situación real de las trabajadoras del sexo.

De hecho, el Ayuntamiento de Amsterdam no pretende que desaparezca del todo, pues asume que la prostitución seguiría ejerciéndose, pero de forma más sórdida, y probablemente creando más problemas para los vecinos. Lo que quieren es que actividades menos problemáticas, como el comercio o las oficinas, invadan la zona poco a poco, aunque sea a costa de que el ayuntamiento compre los edificios para darles otro uso. Y, para no abandonar el espíritu calvinista, las licencias se retirarán a los propietarios que no pasen un control de probidad.

http://www.abc.es/20111228/contraportada/abcp-distrito-rojo-apaga-20111228.html

Share