Seis de cada 10 mujeres no consigue un orgasmo por debilidad muscular

Tras el parto, por la menopausia o la edad el músculo perineal pierde fuerza, según la Sociedad Catalanobalear de Fisioterapia

Algunas mujeres no consiguen un orgasmo por debilidad muscular.
Algunas mujeres no consiguen un orgasmo por debilidad muscular.

Seis de cada diez mujeres no consiguen un orgasmo durante sus relaciones sexuales a causa de la debilidad muscular perineal causada por el parto, la menopausia o la edad, según la presidenta de la Sociedad Catalanobalear de Fisioterapia, Montse Nuevo. Esta sociedad de fisioterapeutas ha organizado en Barcelona una jornada sobre La fisioterapia en la disfunción sexual, que ha contado, entre otras, con una ponencia de la fisioterapeuta Mercedes Blanquet.

En la jornada se ha puesto de manifiesto que la principal causa de las disfunciones sexuales en las mujeres es la debilidad muscular a nivel perineal causada por el parto o la menopausia, que a su vez provoca una disminución del flujo sanguíneo o falta de lubricación, han informado los organizadores en un comunicado. Según Blanquet, «para abordar este problema es fundamental ir al médico y hacer fisioterapia perineal, que consiste en la reeducación perineal, con la colaboración de un equipo multidisciplinar formado por un ginecólogo, psicólogo o psiquiatra, sexoterapeuta y neurólogo».

Blanquet también ha destacado «la importancia de hacer una buena exploración en el momento en que la mujer comienza a detectar una disfunción sexual para descartar problemas estructurales que deriven en tensiones en la musculatura que actúen sobre el comportamiento clitoriano y vaginal». Otras disfunciones de origen psicológico, como el vaginismo o la dispareunia, se tratan con terapias no invasivas como la dilatación vaginal progresiva, la relajación o la potenciación muscular, ejercicios de focaliación y liberación de la pelvis.

En estos casos, se debe tener presente las creencias, la educación y el bienestar mental de cada persona, por tanto «es imprescindible la colaboración entre fisioterapeutas y psicólogos», según Blanquet. Los especialistas consideran que la falta de tono disminuye la sensibiidad sexual, los músculos se vuelven más laxos y hacen que las mujeres no reciban suficiente estimulación, la fuerza de las contracciones es menor y los orgasmos menos intensos e incluso, en algunos casos, no se llegan a conseguir. Según los organizadores de la jornada, en el caso de los hombres solamente cuatro de cada diez presentan disfunciones sexuales habitualmente físicas, como son trastornos eréctiles.

http://www.publico.es/ciencias/427218/seis-de-cada-10-mujeres-no-consigue-un-orgasmo-por-debilidad-muscular

Share

Y usted, ¿disfruta del sexo?

UN TERCIO DE LAS MUJERES TIENE PROBLEMAS
Y usted, ¿disfruta del sexo?
Un estudio desvela que muy pocos ginecólogos se preocupan por los trastornos y disfunciones sexuales femeninas

Y usted, ¿disfruta del sexo?

Vigilan el útero, los ovarios y las mamas, pero pocos ginecólogos van más allá del buen estado del aparato reproductor femenino y se preocupan por la vida sexual de sus pacientes. Pero preguntas cómo «¿son satisfactorias sus relaciones?, ¿cómo son de frecuentes? o ¿siente dolor? son pertinentes cuando se acude a una revisión ginecológica. Al menos, esa es la recomendación del último estudio que se publica en la revista «Journal of Sexual Medicine». El informe, titulado «Lo que no contamos cuando no hablamos sobre sexo», desvela las carencias comunicativas de las consultas de ginecología y advierte que esta barrera puede esconder trastornos y problemas que repercuten finalmente en la salud general de sus pacientes.

El estudio, dirigido por la Universidad de Chicago, señala la falta de interés médico ante problemas como la disminución de la libido que acompaña a los cambios hormonales o determinados tratamientos y hasta la propia orientación sexual de la paciente. En este trabajo se comprobó que menos de un tercio de los especialistas se preocupa por ello y la mayoría asume la heterosexualidad de sus pacientes, lo que puede conducir a una mala interpretación de algunos de los síntomas o a un infradiagnóstico de problemas de salud.

En el hombre, la relación entre enfermedades cardiovasculares y trastornos sexuales como la impotencia se ha establecido hace años y los médicos ya empiezan a valorarlo como un síntoma más a tener en cuenta. En la mujer no existe esa conciencia a pesar de la alta prevalencia de las disfunciones sexuales femeninas. Estudios recientes calculan que un tercio de las mujeres jóvenes y de mediana edad y más de la mitad de las mayores tienen algún problema de este tipo, ya sea por su bajo deseo sexual, dolor durante las relaciones o dificultades para alcanzar el orgasmo.

Y para averiguar si hay problemas «no basta con preguntar si se es sexualmente activa. Eso no nos indica si ha habido cambios en su función sexual que indicaría la existencia de problemas. Las mujeres están sufriendo en silencio», advierte Stacy Tessler Lindau, uno de los autores de este estudio y profesora de Ginecología de la Universidad de Chicago. Para muchas el único refugio es la información que se encuentra en internet.

Fármacos contra la depresión y el cáncer
En algunos casos detrás de estos problemas hay un problema médico. Fármacos como los que se prescriben para el tratamiento de la depresión o en la prevención del cáncer de mama tienen una relación directa con el bajo deseo sexual de la mujer y estos efectos secundarios son obviados por la mayoría de los facultativos. Sin embargo, en los varones con cáncer de próstata, el impacto que tienen los tratamientos en su vida sexual forman parte de la discusión entre médico y paciente.

Lindau lanza un mensaje claro a los pacientes: «Si está esperando que el médico empiece la conversión, quizá nunca ocurra. Inténtelo. La comunicación es la clave».

http://www.abc.es/20120323/sociedad/abci-ginecologos-deben-preguntar-sexo-201203230934.html

Share

Juguetes para adultos, por Marina CASTAÑO

Juguetes para adultos, por Marina CASTAÑO

Cuando pensamos en juguetes sexuales nos referimos a los destinados a mujeres, vibradores y por ahí, pero ellos también tienen sus «entretenimientos» para el sexo en solitario, y en esto ha pensado una senadora de Zimbabue, donde la homosexualidad es ilegal, como lo fue en España en unos años que los de mi generación no vivimos, pero era un hecho que ser gay, además de estar mal visto y ser objeto de burlas, estaba también penado por la ley. Pues bien, esta senadora ha ideado que en las cárceles se repartan muñecas hinchables y otro tipo de artículos para evitar que los presos mantengan relaciones sexuales entre ellos; también ha diseñado habitaciones destinadas a «esos momentos íntimos», para humanizar las necesidades físicas de los internos.
Y es que son 38 los países del continente africano que criminalizan las relaciones homosexuales, aunque al margen de este extremo se debería tener más en cuenta que, de esta forma, se evitaría también la transmisión de enfermedades, violaciones y otro tipo de perturbación en el orden de los penales, donde el espectro de la miseria y el hambre planea sobre la cabeza de todos los «inquilinos».
En África se hizo mal la colonización, sí, pero aún peor se hizo la descolonización, cuando los franceses, belgas y británicos dejaron aquella belleza de países al albur de los tiranos que los han venido gobernando, impidiendo así su evolución, su desarrollo y su salida de la esclavitud, la incultura, y el analfabetismo. Dominados en su mayoría por la religión musulmana, los africanos que no emigraron siguen padeciendo una vida primitiva de hambre y atraso. ¡Y lo que les queda!

http://www.larazon.es/noticia/4162-juguetes-para-adultos-por-marina-castano

Share

«La fantasía sexual es una buena terapia»

Roser Amills – Periodista y escritora
«La fantasía sexual es una buena terapia»

A vuela pluma

Roser Amills es una escritora mallorquina que acaba de editar «Las 1.001 fantasías más eróticas y salvajes de la historia», un libro por el que desfilan los sueños eróticos de muchos de los personajes más importantes de la Historia. Así conocemos que Joyce tenía fascinación por las bragas olorosas o que Gaudí soñaba con los tobillos de las mujeres.

«La fantasía sexual es una buena terapia»
«La fantasía sexual es una buena terapia»

Las 1.001 fantasías más eróticas y salvajes de la Historia», un título sugerente. ¿Qué se encuentra el lector en este libro?
-Es una recopilación de las fantasías eróticas que tenían o tienen muchos personajes conocidos. En el libro aparecen escritores, artistas, personajes históricos… gente que ha hecho grandes cosas en su vida, pero que tenían un mundo interior y erótico desconocidos, como Joyce, Einstein…
-¿Ellos hablaban públicamente de sus fantasías?
-En algunos casos lo hacían abiertamente, como Truman Capote, en otros los he buscado rastreando en sus biografías o en su correspondencia íntima también hay casos en los que la información viene de personas de su círculo íntimo, y también he hecho muchas entrevistas a los personajes actuales que aparecen en el libro. Que quede claro que no se trata de nada escabroso, son fantasías divertidas, juegos que tienen que ver con el erotismo y con la sexualidad de estos personajes.
-¿La fantasía es la puerta al erotismo?
-Claro, pero también es la puerta al autoconocimiento. Cuantas más fantasías de otras personas eres capaz de comprender, no digo compartir sino entender, más te conoces a ti mismo. Hay que recordar lo que decía Buñuel: «La imaginación no delinque».
-¿Cuando se cumplen estos sueños deja de existir el morbo?
-Cuando un sueño se cumple generalmente se produce un desencanto porque los hechos jamás están a la altura de la imaginación, la imaginación es infinita. En los viajes pasa algo parecido.
-¿La fantasía sexual puede ser una puerta a la salud?
-Yo creo que sí porque tendrá mayor salud mental y esta redunda en la salud física. Pasa como con la risa, está demostrado que es una buena terapia contra las enfermedades, y recordemos que la fantasía no es más que la risa del intelecto.
-¿Las comidas pueden ser eróticas?
-Por muchos motivos. Primero porque, como todo el mundo sabe, existen alimentos que son afrodisIacos y que animan a la fantasía sólo con verlos en la mesa, pero además hay gente que sueña con juegos eróticos en la comida. La cocinera Ana Parallada me contaba que su fantasía era que la invitaban a cenar, le ponían un antifaz y le untaban una pieza de foie en el sexo, o el propio Dalí que hablaba de un canibalismo místico con Gala.
-Algunos de estos personajes padecían enfermedades contagiosas, ¿cambiaba eso sus deseos eróticos?
-Chopin tenía sífilis y le cogió miedo al sexo, y terminó arruinando la vida de su pareja George Sand, que decía que perdió su juventud por culpa del músico, ya que nunca hubo tocamientos, todo se limitaba a la fantasía.

http://www.larazon.es/noticia/9770-la-fantasia-sexual-es-una-buena-terapia

Share

Vello púbico ¿sí o no?

No es secreto que para las mujeres los pelos son un tema estético o de comodidad según su ubicación y cantidad. El vello púbico es uno de los más complicados, están en una zona privada por excelencia y no siempre queda claro en qué cantidad es lo aceptable o lo “más atractivo”. Duda razonable por cuanto no es una zona que se exhiba habitualmente y las que son de público conocimiento forman parte de la pornografía, práctica que dista mucho de la estética y comodidad hogareña.

Hoy por hoy, depende de cada mujer si recorta o afeita su vello púbico, lo mismo que si se afeita o depila sus piernas y axilas. Es su cuerpo.

Sin embargo hay que tener claro que poseer vello púbico es normal, afeitarse no. Aunque no hay prescripción médica que recomiende lo contrario.

Sólo la estética o la comodidad guían la decisión. Lo que para algunas es complicado y laborioso no lo es para otras. Al afeitarse pueden irritarse los delicados tejidos de la vulva y muslos, causando moretones e irritaciones, dependiendo de la sensibilidad cutánea de cada persona. Mientras que otras mujeres pueden hacerlo sin experimentar esta irritación.

Pero los pelos no siempre han sido un tema estrictamente personal, en la década de los sesenta, el cuerpo en las mujeres era un tema político dentro de la sociedad occidental que entendía (y entiende)que las mujeres se quitaban los pelos del cuerpo debido a presiones sociales y expectativas de belleza controlados por los hombre. Las feministas de esa época llamaron a las mujeres a tomar el control de su cuerpo y no quitar sus pelos. Había que dejarlo crecer libremente y la depilación era vista como esclavitud a la sociedad y a los hombre. Era la búsqueda de la libertad individual.

Lo bueno y lo malo

Pero hoy cómo y cuánto pelo dejo y en qué lugar es una decisión estrictamente personal que pasa por conocer los beneficios y dificultades de las alternativas.

Por ejemplo, depilar o afeitar la zona púbica puede tener beneficios en el sexo porque, aún cuando no los quites totalmente, el vello púbico cuando es largo y espeso puede disimular completamente los órganos genitales de la mujer, dejando menos visibles sus formas y colores. Por la misma razón, si lo recorta o lo afeita, su conformación queda en evidencia.

La visibilidad de los órganos femeninos pude tener efectos positivos en las mujeres tanto en las adolescentes como de adulta porque permite un mayor conocimiento de sus órganos genitales que estarán al descubierto y con los cuales mantendrá mayor contacto a través del proceso de depilación que exige mirar su vulva regularmente. Esto redunda en mayor conciencia y conocimiento de su anatomía, apreciándola más.

Esto es como darse cuenta que sus órganos genitales son más que un conjunto de vellos. Una vagina es un órgano suave con pliegues y tonalidades.

Pero distingamos los beneficios, los que acabamos de describir nada tienen que ver con los gustos o la estética de ellos o de ellas.

Para el sexo, la ausencia del vello púbico o mantenerlo corto puede tener sus ventajas si la pareja lo encuentra atractivo o excitante (lo que también puede suceder a la inversa, o sea con una vellosidad abundante) y como resultado más deseable ya sea para ver lo que ellos están a punto de lamer o penetrar.

Para la práctica del sexo oral, a menudo la suavidad de un pubis depilado proporciona mayor sensibilidad, dejando la piel totalmente expuesta al estímulo que recibirá.

La presencia o ausencia de pelos en los órganos sexuales también forma parte de las fantasías sexuales, ayudando a la representación de determinados papeles: colegiala mala, la esclava sumisa, o la exhibicionista seductora.

¿Y cómo?

Hay varias alternativas, una es que sólo recorten el vello para lo cual no se requiere de técnicas, sino de una tijeras y un peine. Si se quiere mayor sofisticación también se puede emplear una clásica máquina de afeitar, manual o eléctrica. Puede probar distintos largos, hasta encontrar el que le acomode.

Pero afeitarse tiene sus complicaciones que, aunque no son las mismas para todas, lo más probable es que se produzca irritación y picazón.

Para aminorar estas consecuencias, lo más aconsejable es usar la gradualidad, es decir que no pasen de la abundancia a la escasez total. Recuerden que la vulva tiene tejidos muy delicados. Por eso es preciso reconocer sus propias capacidades capilares y encontrar la práctica que les resulte más amigable.

La otra alternativa es la depilación con cera, miel u otra crema similar, que a diferencia de la rasuración, extrae el vello de raíz, exponiendo la piel con menos frecuencia a la irritación que provoca el proceso, aunque tiene menos posibilidades de gradualidad, es una fórmula que se puede emplear tanto personalmente como en centros especializados.

http://www.sexomail.com/boletin/articulo.php?id=87

Share

Detenidos dos clanes de proxenetas que tatuaban códigos de barras a mujeres

Madrid.- Se ha liberado a una joven secuestrada por haber intentado escapar y a la que golpearon y rasuraron el pelo y las cejas.

La Policía Nacional ha desarticulado dos clanes de nacionalidad rumana que explotaban sexualmente a mujeres, a las que tatuaban códigos de barras si intentaban fugarse, y ha detenido a 22 personas, entre ellos los dos cabecillas.

En la operación, la Policía ha liberado a una de sus víctimas, una joven rumana de 19 años, que permanecía secuestrada por haber intentado escapar y que, además de sufrir golpes y latigazos, fue marcada con un código de barras en el que constaba su deuda con la red y le rasuraron el pelo y las cejas.

Las redes, que obligaban a las mujeres a ejercer la prostitución en el polígono Marconi, en la calle Montera y en diversos clubes de alterne de la región, alquilaban pisos, denominados «tonas», donde se realizaban los servicios y que eran vigilados por algunos de sus miembros para retirar inmediatamente el dinero recaudado a las mujeres.

«Maletas», «bultos» o «bicicletas» eran algunos de los términos utilizados por los proxenetas para referirse a las mujeres que tenían bajo su control, informa la Policía Nacional en una nota.

Este grupo captaba, transportaba y explotaba coactivamente a otras mujeres, algunas de ellas menores de edad, en la calle Montera de la capital y en diversos clubes de la comunidad madrileña.

Con la colaboración de la Policía Municipal de Madrid, se pudo comprobar que los proxenetas se repartían la zona de la calle Montera por sectores donde distribuían a las mujeres y prohibían a otras que ejercieran la prostitución en ese lugar, por el que los proxenetas pagaban un canon en concepto de «alquiler».

Orden de busca y captura de Rumanía
Esta red de proxenetas estaba dirigida por Iancu T., quien tenía en vigor una orden de busca y captura emitida por Rumanía por delitos de esta misma naturaleza.

Este hombre contaba con la colaboración de otros hombres y algunas mujeres de confianza que, además de ejercer la prostitución, controlaban al resto.

Algunos miembros de la red se dedicaban a otras actividades delictivas como el tráfico de sustancias estupefacientes, hurtos al descuido a los viandantes o a clientes, robos con fuerza o receptación.

Las investigaciones realizadas permitieron la desarticulación de otro clan, también de nacionalidad rumana y liderado por Iulan T., con antecedentes en España por falsificación de documentos, y sobrino del cabecilla de la otra organización.

Este último es quien mantenía secuestrada a la joven de 19 años que intentó escapar y su tío, según la Policía, le había aconsejado que la atara con cadenas a un radiador y que no le diera de comer.

Tras tener conocimiento de la situación, los agentes pusieron inmediatamente en marcha un dispositivo policial para rescatar a la mujer y proceder a la detención de todos los miembros de la organización.

La mujer, que estaba retenida en un piso de Valdemoro, presentaba múltiples lesiones de diversa consideración, fruto de los golpes y latigazos a los que había sido sometida, así como un código de barras tatuado en su muñeca con la deuda contraída con el clan.

Ocho personas fueron detenidas en el momento de la liberación y, tras realizar registros en otros cuatro domicilios de los dos clanes en Madrid capital y en Getafe, se arrestaron a otras catorce personas.

En los registros los agentes intervinieron tres armas de fuego, sables y machetes, unos 140.000 euros, más de la mitad oculto en un doble techo de la casa de uno de los cabecillas, gran cantidad de joyas, cinco vehículos y material electrónico de última generación.

http://www.elmundo.es/accesible/elmundo/2012/03/24/espana/1332580584.html

Share