Grandes penes de bolsillo

Autor invitado: JoanG. (periodista, Barcelona)

Me van ustedes a perdonar pero al hilo de mis investigaciones de los bajos a fondo, hoy el que me he venido abajo he sido yo. Y se preguntarán ustedes el porqué de este hundimiento repentino. Pues porque me acaban de entregar el Pequeño libro de los grandes penes (The little book of big penis), de Taschen, al calor de mi comentario el otro día sobre el de los pubis (¡y mira que yo pedí el de culos!)… La intención era comentarlo aquí en un futuro cercano, pero ha sido verlo y… no me he podido contener. Una edición penial (la biblia fálica, lo llaman algunos) es ésta, así como para llevar en el bolso y mirar de reojo de rato en rato, mientras una o uno toma café, revisa el informe último de la cotización de la Bolsa, atiende las indicaciones del jefe en la reunión de la mañana o repasa los apuntes en el laboratorio con la intención de combatir ese virús que va a acabar con nosotros y el mundo a la voz de ya…

Preparado para salir a la venta en el mes de mayo, me he dicho, se trata de una suerte de regalo del Día de la Madre, que la madre en cuestión nunca podrá olvidar. Y en el seno del retozo familiar, me temo, ya la cosa nunca volverá a ser contemplada igual.

CG+Sexy+Hunk+Burbujas+De+Deseo+04-527x700

Este chico se hace llamar CG Kelly y aparece vía Burbujas de deseo, revista online de moda, sensualidad y belleza masculina. Para amantes de cuerpos, gais y/o heteros, con enlaces a decenas de páginas de modelos, fotógrafos y asuntos de moda y estilo, un filón bien lustroso. Ojo, porque Kelly no está incluído en el libro de Taschen.

Para que no crean que exagero o miento, les dejo ejemplo en este enlace y les invito a que corran (figuradamente) hacia sus páginas; miren, midan y concluyan. Lo de mi querida artista preferida Mouse, cuando hablé de sus facultades deportivo-vaginales, no es nada comparado con la de funciones que se me ocurre deben ejercer aparatos como estos.

¿O será todo pose y ficción artificial?
.

El texto introductorio de esta mini versión simula una carta de un lector imaginario que les dice así a los de Taschen: «Estimados señores: el problema no estriba en que no aprecie el Big Penis Book, sino quizá en que lo aprecio demasiado. Ahora, cuando salgo de casa sin él, me siento inquieto, y los largos viajes de negocios son simplemente una tortura. ¿No sería posible publicar una versión de dimensiones más reducidas pero llena a rebosar de hombres con genitales de generosísimas proporciones, un libro que no forme un bulto sospechoso en mi equipaje de mano? …».

Y dicho y hecho. Lo han impreso. El gran libro del pene (del que sacaron hasta edición en 3D con sus gafitas de regalo y todo en 2011) se ha convertido en pequeño, casero y de bolsillo. Pero es lo único que ha cambiado (¿reducido, pero igual?).

Cover_po_little_book_of_penis_1201121552_id_501869

The Little Book of Big Penis reúne a más de 150 modelos «excepcionalmente bien dotados de entre las décadas de 1940 y 1990», con fotografías bien explícitas de los atributos de Bob Mizer, de AMG; David Hurles, de Old Reliable; Rip Colt, de Colt Studio; Craig Calvin Anderson, de Sierra Domino; Hal Roth, de Filmco; Jim Jaeger, de Third World Studios; Falcon Studios; Mike Arlen, Fred Bisonnes, Carlos Quiroz y Charles Hovland… Todos en una compacta y económica edición. No pongo enlaces para no empujarles hacia el abismo… Hagánlo ustedes mismas o mismos.

Las fotografías son las de la edición original The big book of pennis, de 384 páginas, y otras de calendarios Big Penis posteriores, es decir, un 30% del contenido es nuevo. «Si a esto añadimos que se han reducido los textos para conceder mayor espacio a las fotografías en color y en blanco y negro, ¿dónde va uno (sea cual sea su tamaño) a encontrar nada mejor?». Pues sí. He aquí una aportación más (hay millones) a la penemanía imperante. Y mas preguntas y cuestiones sobre el tamaño y el uso o cómo adivinarlo sin mostrarlo. Y esos otros aspectos que recogió (esto me lo han soplado) el documental ‘Mr.Big.Todo sobre el pene’, estrenado hace ya en Canal +.

Les aseguro que he ojeado y ojeado, una y otra vez, tanto la versión grande como la pequeña del libro, y creo que no hay una sola fotografía que se pueda poner aquí sin que alguien me llame al orden, dadas las dimensiones (longitud y grosor) de ese saliente del cuerpo que tienen algunos. Yo venía bien armado con mi mapa y mis dibujitos para mostrarlos aquí y evangelizar sobre tamaños y diferencias de forma y función. Pero lo he aprendido, sí señor: la teoría es una cosa y la contemplación de la realidad (o evidencia) es otra. Una imagen vale más que mil gráfismos. Y ELLAS, las autoras, al grito de «No estamos todo el día sacando nuestros cuerpos, pues ¿por qué no vamos a sacar los vuestros?», me han obligado a elegir imagen. Y sí, lo he entendido y les ilustro.

Vean que no es lo mismo decir las cosas así:

Europe-according-to-penis-size

Europa de acuerdo al tamaño del pene, de Mapping Sterotypes.

O así:

IMG_0063
Vía Hembraland

Que así:

Page_po_little_book_of_big_penis_05_1202141445_id_500579
O bien así:

Page_po_little_book_of_big_penis_02_1202141445_id_500534

Y como pueden apreciar, soy recatado (así que no se metan mucho conmigo). Porque tan inmenso es el universo del falo en estas páginas, editadas (otra vez) por la infatigable Dian Hanson, que el que menos tiene, a mí, señoras y señoras, me dobla el tamaño. Y lo desvelo aquí sin más, para que nadie se lleve a engaño al leerme y se pregunte, «Y el JoanG, ¿cómo andará de atributos?». Lo confieso, si yo tuviera que escribir un día una carta a mi miembro viril, empezaría así: «Querido pene de talla media…». Esta es la situación. Entre multiorgásmicas inalcanzables (perdón Anne Cé, no es por tí), armas corporales comunes y corrientes y crisis económica monumental… tocado y hundido me siento yo y se siente mi apéndice más preciado. Y aquí sin más, en un pronto precoz, me está pasando, lo estoy viendo y se lo estoy contando.

http://blogs.elpais.com/eros/2012/03/penes-hombres-sexo-gais-heteros.html

Share

Juzgan a un violador de prostitutas que se hacía pasar por policía

Audiencia de Madrid

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará hoy a un acusado que se enfrenta a 32 años y cuatro meses de cárcel por agresión sexual a dos mujeres tras identificarse como miembro del Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

El procesado Basilio Luis G.U., conocido como el violador del ‘Segunda mano’, se sentará en el banquillo de los acusados por un delito de agresión sexual, un delito de violación y dos delitos de robo con violencia y uso de armas.

El acusado había cumplido ya condena por violación. Fue condenado en 1995 a 41 años de cárcel por la violación de dos chicas y la vejación de otras 20 que le enseñaban pisos para alquilar. El hombre captaba a las mujeres mediante anuncios en el periódico ‘Segunda mano’.

Según las pesquisas policiales, el acusado concertaba citas con prostitutas y, una vez en sus domicilio, se hacía pasar por policía y cometía las agresiones sexuales.

En el escrito de acusación, el fiscal relata que el procesado se presentó sobre las 14.20 horas el 27 de febrero de 2010 en un gabinete de masajes, a cuya propietaria se identificó como agente. Tras ello, le manifestó que había una denuncia contra ella por tráfico de droga.

Tras indicarle que no la llevaría a comisaría, éste le pidió que le enseñara el piso y ambos se introdujeron en una habitación, donde la chica fue agredida sexualmente a punta de pistola. A continuación, la golpeó y la robó el dinero que tenía.

Ese mismo día, concertó una cita con una de las víctimas, que ejercía la prostitución, en su domicilio, donde se identificó de nuevo como policía. Tras apuntarla con el arma en la cabeza, el acusado violó a la joven. Tras ello, le obligó a entregarle el dinero que guardaba en el bolso

http://www.europapress.es/madrid/noticia-audiencia-madrid-juzga-violador-prostitutas-pasar-policia-20120327064635.html

Share

Strauss-Kahn, imputado por proxenetismo

Orgías en París y Washington
Strauss-Kahn, imputado por proxenetismo

El ex director del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn. | Reuters
El ex director del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn. | Reuters
También podría ser imputado por encubrimiento de abuso de bienes sociales
Queda en libertad con custodia judicial tras pagar 100.000 euros de fianza
Asegura ‘no ser culpable de ninguno de los hechos’ que se le imputan

Poco le ha durado la tregua judicial a Dominique Strauss-Kahn, que responde esta semana ante la justicia por dos procesos: el civil en Estados Unidos por el ‘caso Sofitel’ y otro penal en Francia por el ‘caso Carlton’. El francés se encontraba este lunes en Lille, prestando declaración ante los tres jueces de instrucción que investigan la red de proxenetismo en el Hotel Carlton de Lille y en la que los magistrados lo han imputado, acusado de proxenetismo en banda organizada. El ex director gerente del FMI, ha quedado en libertad bajo control judicial a cambio de una fianza de 100.000 euros.

El también ex ministro de Economía galo ha sido interrogado durante casi ocho horas en un juzgado de la ciudad de Lille (noroeste) por tres jueces instructores del llamado ‘caso Carlton’.

Los jueces investigan si Strauss-Kahn participó en orgías organizadas en París y en Washington consciente de que las mujeres eran prostitutas, y si en estas citas sexuales se las remuneraba.

Durante la vista judicial celebrada el pasado mes de febrero, DSK declaró no conocer que las participantes en estas reuniones libertinas eran prostitutas, mientras que las mujeres interrogadas han asegurado que el político francés sí lo sabía.

El diario ‘Le Figaro’, que cita fuentes de la fiscalía, apunta que los magistrados evocan en la imputación de Strauss-Kahn una «ayuda y asistencia» para proteger la prostitución.

Mientras el ex mandatario del Fondo Monetario Internacional abandonaba el Palacio de Justicia en un automóvil con los vidrios tintados, su tres abogados se dirigieron a la prensa para leer una declaración en la que DSK declaraba «con la mayor firmeza no ser culpable de ninguno de los hechos» que se le imputan.

«Strauss Kahn declara no haber tenido jamás la mínima consciencia de que pudiesen ser prostitutas las mujeres encontradas», leyó uno de sus abogados, Richard Malka.

Además del ‘caso Carlton’, este miércoles Strauss-Kahn tendrá que rendir cuentas ante el juez Douglas McKeon en Nueva York, dentro del proceso civil iniciado por Nafisatou Diallo por supuesta agresión sexual. Se trata de la primera audiencia desde que la camarera del hotel Sofitel le denunció el pasado mes de agosto. Aunque ni DSK ni Diallo están obligados a comparecer ante el juez, que escuchará a los abogados de ambas partes antes de pronunciarse.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/03/26/internacional/1332782082.html

Share

Se venden chicas a 3.000 euros

Las víctimas de las mafias rumanas, algunas menores, son torturadas o vendidas

Se venden chicas a 3.000 euros

DE SAN BERNARDO
Meretrices en el centro de Madrid

Los investigadores policiales constatan operación tras operación la creciente crueldad y falta de escrúpulos de las mafias de tratas de mujeres del Este, especialmente las rumanas. La reciente liberación de una mujer obligada a ejercer la prostitución, secuestrada en un piso, encadenada a una estufa, con el cuerpo lleno señales de latigazos, las cejas rapadas y un código de barras y los 2.000 euros de su deuda tatuados en la piel es un exponente.

La utilización de estas mujeres («bultos» y «maletas» las llamaban) como pura mercancía se sustancia en la venta que se hacen los propios «chulos» de estas jóvenes. En algunos casos, ha quedado constatado que les ponían un precio de 3.000 euros.

Los hay que surgieron al calor de la transición política del comunismo de Ceaucescu al actual régimen, una endeble democracia. Promesas del deporte, como Ioan Clamaparu, «Cabeza de Cerdo», que acabaron de matones de empresarios metidos luego a políticos. Alguno con escaño en el parlamento europeo de Bruselas.

Marconi, tierra de mafias
Gángsteres hechos a sí mismo, desde abajo, y ahora enfrentados entre sí en nuestra región por sus territorios. Dorel y su lugarteniente, Arturo, en el polígono Marconi; Vaku, en Alcalá de Henares.

El primero, organiza a las chicas por turnos y esquinas de Marconi, que es prácticamente suyo por completo. Las feas, para compensar, prestan servicio sin preservativo. En las calles menos transitadas, los proxenetas intermedios sacan unos 250 euros por mujer; 300 en las glorietas y calles de paso obligado. Y el pago a la cúpula se hace cada semana. Siempre en manos de personas de confianza, que en ocasiones suelen ser otras prostitutas, más veteranas en el entramado y que funcionan de «machacas».

Padrinos de bodas
Para estos capos, no es tan importante el número de mujeres que tienen bajo su bota como el territorio que es suyo. Una de las maneras que tienen de asentarse es organizando bodas y bautizos rumanos en España. Arturo, por ejemplo colocaba a un mafioso como padrino, para que las familias del evento «gozasen» de su protección.

Otro de los aspectos más oscuros es la utilización de menores para que ejerzan la calle. Uno de los casos más llamativos fue el de una adolescente de 16 años. En Rumanía, un compatriota la engatusó para venir a España a prostituirse: «Ganarás mucho dinero», le prometió. Con el permiso paterno, llegó a nuestro país. Pero se topó con la realidad, durísima. Su novio se convirtió en su «chulo», y ella sólo se embolsaba la mitad de los 20 euros que cobraba por servicio. La Policía Nacional la salvó e ingresó en un centro de menores.

En Getafe, una rumana denunció la desaparición de su hija, de sólo 17 años. La madre tenía conocimiento de que estaba haciendo la calle: las menores son las más cotizadas en este sórdido mundo en el que ser mujer es llevar un precio tatuado.

http://www.abc.es/20120326/local-madrid/abci-vende-chicas-euros-201203261629.html

 

Share