Las prostitutas del Maresme y la Selva denuncian acoso policial

Acusan a los mossos de aplicar la ley a su antojo y vulnerar de forma sistemática sus derechos

Las prostitutas del Maresme y la Selva denuncian acoso policial

Las prostitutas del Maresme y la Selva denuncian acoso policial acn

Palafolls. (Redacción).- Las mujeres trabajadoras del sexo que ejercen en las carreteras del Maresme y la Selva han enviado un comunicado en el que denuncian la situación a la que están sometidas por parte de los Mossos d’Esquadra. Aseguran que son víctimas de acoso policial y que, algunos agentes, vulneran sistemáticamente sus derechos.

«Se nos hace muy difícil respetar una ley que ni los mismos agentes son capaces de aplicar correctamente» lamentan en un comunicado. Mantienen que los agentes de tráfico «desconocen la ley que están aplicando y lo hacen a su antojo». Además, apuntan que cuando piden información a los agentes «las respuestas son diversas y por tanto no son fiables». Lo más grave, según las prostitutas es que algunos policías «vulneran de forma automática y continuada nuestros derechos» y describen que los agentes incurren «en faltas de respeto a nuestras personas, agresiones verbales, amenazas y destrozo de nuestras pertenencias».

Las prostitutas de carretera acumulan vivencias con los Mossos d’Esquadra, que no desean silenciar más. Así, Ana, una de las treinta chicas que ejerce en la zona, explica que «me han puesto multas hasta por estar sentada, sin atender a ningún cliente» y asegura que la sancionan incluso «si me coloco a más de cincuenta metros de la carretera». Con este «acoso» ya acumula unas quince sanciones, algunas de las cuales ascienden a cerca de tres mil euros.

Discriminadas, criminalizadas y maltratadas. Así es como dice sentirse el colectivo de mujeres que ejerce la prostitución en la zona del Alt Maresme y la Selva. «Expuestas a más violencia por parte de la Policía, la sociedad, los proxenetas y delincuentes comunes» que están en la carretera y que conocedores de su situación, empiezan a «tomarse libertades». Piden poder transmitir todas sus inquietudes al máximo responsable de la Conselleria d’Interior de la Generalitat, Felip Puig, para negociar «propuestas y alternativas que sean beneficiosas para todos».

Leer más: http://www.lavanguardia.com/local/girona/20121017/54353161824/maresme-selva-prostitutas-denuncian-acoso-policial.html#ixzz29do91j00
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

Share

Decapitan a una mujer en Afganistán por negarse a prostituirse

Una joven de 20 años fue decapitada la semana pasada en la provincia de Herat, en el noroeste de Afganistán donde parte del contingente español está destinado, por negarse a prostituirse. La policía afganadetuvo este miércoles al presunto asesino, un hombre llamado Najibullah, y lo mostró en público en una rueda de prensa en Herat para sensibilizar a la opinión pública, algo totalmente excepcional.

Normalmente, los casos de violencia contra las mujeres en Afganistán pasan desapercibidos debido a que son muy habituales, y sus responsables nunca son exhibidos en público. La policía también detuvo al marido, la suegra y el suegro de la chica que, según parece, incitaron el crimen.

Los hechos ocurrieron concretamente en el distrito de Guzara, situado a escasos kilómetros al sur de la capital provincial. La chica, llamada Mah Gul, hacía tan sólo cuatro meses que se había casado y su suegra intentó en repetidas ocasiones que mantuviera relaciones sexuales con diversos hombres a cambio de dinero, a lo que la joven se negó. El hombre que materializó el crimen justificó que la suegra le animó a hacerlo arguyendo que la chica era una prostituta.

En Afganistán la prostitución está muy mal vista y no se acepta socialmente, aunque muchos hombres recurren a ella. Se han dado diversos casos de mujeres que son atacadas por su vecindario al descubrir que se dedicaban a la prostitución.

«Eran las dos de la madrugada cuando su marido se fue de casa para trabajar en un horno de pan. Entonces, con la ayuda de su suegra, la maté con un cuchillo», confesó el asesino. El responsable de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán en el oeste del país, Qader Rahimi, explicó a ELMUNDO.es que los vecinos dieron la voz de alarma sobre lo ocurrido y por eso la policía pudo detener a los culpables.

«En otros casos matan a una mujer, esconden el cuerpo y nadie se entera», añadió Rahimi. De hecho, en la actualidad la comisión independiente de derechos humanos está realizando una investigación sobre los denominados crímenes de honor que, según Rahimi, «son más habituales de lo que se cree» en Afganistán. Amnistía Internacional también ha condenado el brutal asesinato de la joven.

«El fatídico destino de Mah Gul es un incidente más que demuestra la situación de violencia que las mujeres y niñas sufren en Afganistán y la región», declaró Suzanne Nossel, directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Estados Unidos, que hizo un llamamiento para que en Afganistán se implemente la ley para la eliminación de la violencia contra las mujeres, aprobada en el país en el año 2009 y que sigue sin cumplirse.

En Afganistán es tradición que las familias escojan el marido para sus hijas, que normalmente es un hombre que ellas no conocen de nada y que a menudo ven por primera vez el día de la boda. A su vez, los hombres están obligados a pagar un alta cantidad de dinero a la familia de la mujer con la que se quieren casar.

El precio puede superar los 3.000 euros en un país donde el sueldo medio de un funcionario es de unos 8.000 afganos, unos 130 euros. Eso hace que los hombres se tengan que endeudar o pedir dinero prestado para casarse, y que los matrimonios sean una simple transacción económica. Apenas existen los matrimonios por amor. Eso explicaría que la familia política de Mah Gul no tuviera ningún reparo a forzarla a la prostitución.

El crimen en Herat ocurre pocos días después de que una niña pakistaní, Malala Yousafzai, fuera tiroteada y gravemente herida en la cabeza por los talibán por defender el derecho de las mujeres a la educación. La gran cobertura mediática que se ha dado al caso de Malala ha sido recibida con un cierto fastidio por las asociaciones de mujeres afganas, que se quejan de que su situación es igual o muchísimo peor que la de las mujeres pakistaníes y no reciben tanta atención internacional.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/18/internacional/1350542168.html

Share

La sanción penal de la prostitución callejera divide a la Audiencia de Málaga

Una sentencia condena por incumplir la ordenanza que la prohibe y otra absuelve porque la considera un asunto de orden administrativo

La sanción penal de la prostitución callejera divide a la Audiencia de Málaga

La Policia Local ha denunciado a doce prostitutas en la vía penal por incumplir la ordenanza. Antonio Salas
La sanción penal del ejercicio de la prostitución callejera ha dividido a la Audiencia de Málaga. Dos sentencias dictadas por distintos tribunales de éste órgano territorial han fallado de forma contradictoria ante idénticas denuncias de la Policía Local contra prostitutas que incumplen reiteradamente la ordenanza municipal de convivencia que prohibe el ejercicio de la actividad sexual en la vía pública.

Estas dos sentencias son consecuencia de las doce denuncias presentadas en la vía penal por el Ayuntamiento desde 2011 hasta septiembre de este año. En ese fecha el área de Seguridad suspendió esta práctica para remitir antes a la fiscal delegada de Violencia de Género, Flor de Torres, todos los casos por si las mujeres pudieran ser víctimas de trata y/o malos tratos.
Poco después la Fiscalía de Málaga, en un junta general de fiscales, adoptó la decisión de no ejercer la acusación en la vía penal contra las prostitutas que no cumplan la ordenanza por entender que esta conducta tiene encaje en el ámbito administrativo y no en el penal. Esta decisión deja sin efecto las futuras denuncias que pudiera presentar el Ayuntamiento de Málaga que se verían abocadas al archivo, salvo en el caso de que el Consistorio decidiera ejercer la acusación particular en cada una de ellas, sobre todo, a tenor de la división de opiniones que manifiestan ahora los jueces.
La primera sentencia de la Audiencia de Málaga se produjo el pasado mes de julio y supuso un jarro de agua fría para el Ayuntamiento. La Sección 1ª de la Audiencia de Málaga decidió absolver a una prostituta rumana que ejercía en el polígono Guadalhorce de una falta de desobediencia, al considerar que esta conducta, en todo caso, debía ser sancionada en la vía administrativa y no en la penal, al tratarse de un mero incumplimiento de una ordenanza municipal.
Ahora la Sección 3ª ha sentenciado todo lo contrario en un caso idéntico con una meretriz en el mismo polígono industrial. En su fallo condena a la mujer por una falta de desobediencia al pago de una multa de 180 euros por hacer caso omiso a los agentes de la Policía Local, que le advirtieron hasta en tres ocasiones que su conducta estaba infringiendo la ordenanza de convivencia.
En esta sentencia condenatoria de la Sección 3ª, que confirma la dictada en un juicio rápido por el Juzgado de Instrucción número 10 de la capital el pasado mes de julio, se considera que los hechos denunciados por los agentes locales «constituyen una infracción penal de desobediencia del artículo 634 del Código Penal».
«Improcedente»
La resolución considera probado que la Policía Local requirió a la mujer para que se abstuviera de ejercer la actividad sexual que realizaba ofreciendo sus servicios en ropa interior en la calle Castelao del polígono Guadalhorce, dado que entre las 19.35 horas y las 20.00 los comercios próximos se encontraban abiertos al público, «por lo que ha de entenderse que se afectaba a la convivencia ciudadana». En ese sentido recuerda que la ordenanza municipal prohibe estas prácticas a menos de doscientos metros de centros docentes educativos, parques infantiles, zonas residenciales o de cualquier otro lugar en el que se realicen actividades comerciales o empresariales.
La sentencia considera «improcedente» entrar a dilucidar si el contenido de la ordenanza es o no adecuado, «pues su dictado y aprobación se encuentra incluido en la potestad normativa de la corporación municipal».
Share

La Policía detiene a dos mujeres en una redada contra la prostitución

Además, ha arrestado a otras siete en clubes de alterne de La Carlota y Palma

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Comisaría Provincial de Córdoba han detenido a dos mujeres que hacían la calle en el polígono de La Torrecilla -zona en la que, como avanzó ABC este lunes, se ha registrado un repunte de la prostitución- por infracción de la Ley de Extranjería.

Según un comunicado del cuerpo de seguridad, esta no ha sido la única actuación contra la explotación sexual, ya que también ha intervenido en dos clubes de alterne, situados en las localidades cordobesas de Palma del Río y de La Carlota. En total, los agentes han identificado a más de una treintena de personas y han detenido a nueve mujeres.

La Policía informó de que estas actuaciones forman parte del trabajo diarios de los agentes encargados de la lucha contra la inmigración clandestina, falsedad documental, e incluso tráfico de seres humanos con fines de explotación laboral o sexual.

«Los efectivos saben que, en la mayoría de los casos, los proxenetas suelen valerse de la vulnerabilidad de mujeres extranjeras en situación irregular para emplearlas en locales de alterne o incluso en la propia vía pública, en ocasiones incluso contra su voluntad, gracias al control total que ejercen sobre ellas», señala la nota.

Por esa razón, los agentes realizan de forma periódica inspecciones preventivas en este tipo de locales o en zonas donde con asiduidad se ejerce la prostitución, «con el objetivo de tratar de determinar si se estuviera cometiendo algún tipo de ilícito penal».

Las mujeres proceden de Nigeria, Venezuela, Paraguay y Sierra Leona

De las nueve detenidas, tres son de Nigeria, dos de Venezuela, una de Paraguay y la última de Sierra Leona, con entre los 22 y los 34 años.

Los polígonos industriales y, concretamente, el de La Torrecilla-Amargacena, están en el punto de mira después de que se haya registrado un repunte de la prostitución.

Según el presidente del colectivo que agrupa a los empresario de los citados polígonos, Francisco Pérez, cada vez son más las mujeres que venden sus cuerpos junto a las naves, lo que, desde su punto de vista, aporta una mala imagen a la zona.

Por ello, solicita que el Consistorio apruebe una ordenanza tomando como ejemplo Granada. En esta ciudad andaluza, desde noviembre de 2009, el Consistorio multa con sanciones de entre 750 y 3.000 euros la prostitución callejera, dependiendo de la zona donde se practique.

Esta normativa considera «muy grave» dichas conductas si se realizan «en espacios situados a menos de doscientos metros de distintas zonas residenciales, centros educativos o cualquier otro lugar donde se realice actividad comercial o empresarial alguna». La falta leve -es decir, la que implique ser multada fuera de esa distancia- conlleva sanciones de hasta 750 euros. La muy grave, de 3.000 euros. El mismo texto establece que las multas pagadas por las prostitutas se destinarán a programas sociales.

Y es que la Policía Nacional sólo puede actuar cuando se infringe la Ley y en España, sólo el proxenetismo está castigado, no la prostitución en sí.

Así, fuentes del Cuerpo señalaron que «a nosotros no nos compete sancionar», puesto que eso «debe regularse mediante algún tipo de normativa». Eso sí, «actuamos siempre que haya delito». La Ley contempla todo un rosario de penas contra el entorno que suele acompañar a la prostitución (proxenetismo, maltrato, inmigración ilegal, tráfico ilegal de drogas, blanqueo de dinero, extorsión, etcétera).

http://www.abc.es/20121017/cordoba/sevp-policia-detiene-mujeres-redada-20121017.html

Share

Condenados 4 nigerianos por obligar a 2 compatriotas a prostituirse

Las mujeres relatan que llegaron en patera a Algeciras y que ejercieron en Sevilla

La Audiencia de Sevilla ha impuesto condenas de hasta ocho años de cárcel a cuatro nigerianos acusados de prostituir a dos compatriotas. Las mujeres llegaron a Algeciras en patera, tras un «penoso viaje» por el interior de África, para posteriormente ser prostituidas en barrios de Sevilla.

La Audiencia, según la agencia Efe, condena a tres de los acusados a siete años y medio de cárcel por un delito de inmigración ilegal en concurso con otro de prostitución coactiva, y a uno de ellos y otra cuarta persona a seis meses de prisión por otro delito de falsedad en documento oficial, por poseer pasaportes falsos.

Según la sentencia, los acusados Maureen O., Lucky O. y Joy J. colaboraban para propiciar la entrada en España de nigerianas, a las que prometían trabajo como peluqueras y con estas «falsas promesas» las víctimas se endeudaban. Una vez en España, los acusados les quitaban el pasaporte y las mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución para saldar la deuda contraída.

http://www.europasur.es/article/algeciras/1376785/condenados/nigerianos/por/obligar/compatriotas/prostituirse.html

Share